A los 87 años, murió el destacado académico y artista Eduardo Meissner Grebe

Figura emblemática de la cultura penquista y regional, el deceso de Eduardo Meissner Grebe -ocurrido durante las primeras horas del lunes 18 de noviembre- causó profundo pesar en nuestra comunidad universitaria, a la que estuvo estrechamente ligado. Su velatorio se está llevando a cabo en la Iglesia Luterana de Concepción, ubicada en Colo Colo 54, y sus funerales se efectuarán el miércoles 20, después de una ceremonia religiosa que se efectuará a las 10 horas, en el mismo templo, saliendo el cortejo hacia el Cementerio General de esta ciudad.

Eduardo Meissner fue el primer profesor emérito de la Universidad del Bío-Bío, lo que da cuenta de la profunda valoración y reconocimiento de la comunidad UBB a su labor tanto en nuestra institución como en el medio externo, advirtió el rector Mauricio Cataldo Monsalves. La autoridad universitaria resaltó particularmente la preocupación de Meissner por promover el arte y la cultura, una de las tareas que también corresponde a las universidades, dijo. Hasta hace no mucho tiempo, nos acompañó en la inauguración de nuestras actividades culturales, recordó.

El Rector puso de relieve igualmente que Eduardo Meissner fue uno de los fundadores de nuestra Escuela de Arquitectura, formadora de destacados profesionales. Asimismo, expresó sus condolencias a su familia.

Meissner Grebe nació el 9 de julio de 1932 en Concepción y estudió en el Liceo Alemán penquista. En 1950 ingresó a la Universidad de Concepción, donde obtuvo el título de cirujano dentista, con la tesis Reproducción del iris en prótesis ocular. De 1955 a 1959 realizó estudios de posgrado en la Universidad Friedrich Wilhelm, Alemania, alcanzando el grado de Doctor en Medicina Dental con especialidad en Ortodoncia. Paralelamente a su formación en odontología, estudió pintura y grabado en la Academia de Bellas Artes de Concepción, con Tole Peralta y Julio Escámez, en la Escuela Internacional de Verano de Zalsburgo, con Oskar Kokoschka, y, como alumno visitante, en la Akademie der Bildenden Künste, en Viena. Asimismo y en calidad de instrumentista en flauta traversa, en 1953 integró el grupo de músicos fundadores de la Orquesta Sinfónica, en ese tiempo de Cámara, de la Universidad de Concepción.

En 1960 se incorporó como docente a la Escuela Dental de la Universidad de Concepción, alternando su quehacer académico con el ejercicio profesional y su actividad creativa. En 1969, fue parte del equipo de profesionales que creó la Escuela de Arquitectura de la sede local de la Universidad Técnica del Estado -antecesora de la UBB-, realizando estudios y trabajos de investigación sobre percepción y semiótica aplicada a las artes visuales y la arquitectura. Publicó artículos y textos, entre los que destacan La configuración espacial I y II (2000, en colaboración con Víctor Lobos del Fierro y Ernesto Vilches) y Teoría del signo en arquitectura: Charlas de Nottingham (2008). Fue también autor de un volumen de cuentos y una novela.

Ganador en concursos del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (Fondart), realizó numerosas muestras de su obra pictórica en galerías regionales y de Santiago, incluyendo una retrospectiva en el Museo Nacional de Bellas Artes, en 2001. Llevó adelante también el proyecto de construcción Casa Poli en Coliumo, junto a los arquitectos Mauricio Pezo y Sofía von Ellrichshausen.

Fue miembro correspondiente de la Academia de Artes del Instituto de Chile y obtuvo múltiples reconocimientos: Premio Municipal de Arte de la Municipalidad de Concepción (1965), Premio de Honor Aurelio Lamas Ibieta del Primer Salón Sur (1976), Premio de Honor del Colegio de Arquitectos (2000), Premio Regional Marta Colvin en Artes Visuales (2002) y Premio Bicentenario (2010) del Consejo Regional de la Cultura y las Artes. En 2004 y por su destacado desempeño profesional y académico, en docencia, investigación y extensión universitaria en las artes plásticas y literarias se convirtió en el primer profesor emérito de la Universidad del Bío-Bío.

Fue asimismo candidato al Premio Nacional de Arte los años 1993, 1996 y 2001, apoyado por diversas instituciones universitarias y culturales de Concepción.