Preuniversitario de la UBB finalizó sus actividades con reconocimiento a sus estudiantes

Con participación de representantes de la comunidad universitaria y sus estudiantes, el Preuniversitario de la Universidad del Bío-Bío realizó la ceremonia de clausura de las actividades, el miércoles 27 de noviembre.

Este año, el preuniversitario recibió a 250 estudiantes en las modalidades anual e intensiva, los que además participaron en talleres de formación integral. Como cada año, también tuvieron un rol fundamental los padres y apoderados, quienes asistieron a talleres sobre temas como emprendimiento, manejo del estrés en el proceso de aprendizaje y cómo manejar la frustración ante el fracaso de los hijos.

En la ocasión, el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Concepción, Jorge Gatica, destacó la labor que cumple el Preubb tras conmemorarse su trigésimo segundo aniversario. “Estamos muy bien posicionados, con una administración efectiva y eficiente, dedicados a entregar una formación integral, acompañamiento cercano, además de talleres y actividades que le dan valor a la formación que reciben los estudiantes”.

Por su parte, el coordinador del Preuniversitario de la Universidad del Bío-Bío, Ángelo Fierro, felicitó a los estudiantes por la constancia en su formación. “Me alegra verles con nosotros, desde ya como ganadores, como personas soñadoras que, con actitud, acción y trabajo, en la adversidad están construyendo sus proyectos de vida”.

Igualmente, precisó que debido a la contingencia nacional y los cambios en las fechas de rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), durante diciembre se continuarán realizando actividades sistemáticas como parte del “compromiso de acompañarlos hasta el final, con un programa especial que implica la entrega de material de apoyo, ensayos, miniensayos, clases de repaso y ejercitación en todas las asignaturas y talleres de resiliencia emocional, relajación y manejo del estrés”.

En representación de los estudiantes, Daniela Sáez, aseveró que el Preubb le sirvió para “crecer como persona en distintas áreas, una de ellas fue lo social, dado que se dieron diversas oportunidades para interactuar entre compañeros tanto de las horas de ‘coffee break´ como en los distintos talleres impartidos durante el año, que aportaron valiosa información para mantener un buen equilibrio entre los estudios y la vida social. Además, puedo destacar el buen ambiente que se dio entre compañeros y profesores, que con sus diversas nemotecnias no sólo me ayudaron a entender mejor las materias, sino que en más de una ocasión alegraron mi día”.

Durante la ceremonia se entregó un reconocimiento a los estudiantes que participaron en los talleres de formación integral y a aquellos que destacaron en su preparación, según los profesores.