Estudiantes UBB proyectan Huerta Comunitaria Universitaria

Crear un espacio social para el aprendizaje práctico del trabajo agrícola, junto con generar un lugar para el abastecimiento de alimentos y bosque nativo, asegurando las buenas prácticas agrícolas y forestales, además de propiciar un punto de encuentro para la comunidad universitaria y aledaña a los campus de Chillán, son los principales objetivos de la Huerta Comunitaria Universitaria. El proyecto es impulsado por la Federación de Estudiantes UBB, la Vocalía de Medio Ambiente, el Centro de Estudiantes de Ingeniería en Recursos Naturales y el Centro de Estudiantes de Nutrición y Dietética.

“Cultivamos la esperanza y cosechamos el futuro” es el lema que inspira el proyecto de Huerta Comunitaria Universitaria, iniciativa presentada a la Prorrectoría por la presidenta de la FEUBB Catalina Crisóstomo Henríquez; y el equipo gestor que considera a la Vocalía de Medio ambiente FEUBB, representada por Bastián Díaz; el Centro de Estudiantes de Nutrición y Dietética a través de Daniel Espinoza; el Centro de Estudiantes de Ingeniería en Recursos Naturales por medio de Marco Torres, y Roberto Morales de Pedagogía en Educación General Básica.

La reunión de presentación del proyecto fue presidida por el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, junto con la participación de la directora de Administración y Presupuesto, Karina Villarroel Álvarez, la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez y el profesional del Departamento de Bienes y Servicios, José Antonio Velozo Varela.

El equipo gestor explicó que la huerta considera la construcción de una estructura liviana desmontable tipo domo o cúpula, con materiales ligeros tales como PVC y Nylon, considerando dimensiones de 3,5 x 7 metros. Se trata de materiales asequibles y de bajo costo.

“Construiremos el domo entre todas y todos. Daniel Espinoza, uno de nuestros integrantes, realizó un curso de construcción de este tipo de estructuras, de manera que orientará buena parte del trabajo. Nuestro propósito es generar una dinámica que le otorgue continuidad en el tiempo y perviva más allá de nuestro paso por la Universidad”, aseveraron.

El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel valoró la visión y sentido del proyecto impulsado por los estudiantes, junto con afirmar que el emplazamiento de las estructuras es plenamente factible. “Es una oportunidad de formación y aprendizaje para todas y todos nuestros estudiantes. Asimismo, nos permite como Universidad, extender nuestro quehacer a la comunidad que circunda nuestros campus. Creemos que el proyecto también facilitará generar mayor conciencia sobre la necesidad de adoptar estilos de vida más saludables y también hará reflexionar sobre la relevancia del medio ambiente como sustento de la vida”, manifestó.

El equipo gestor explicó que se optó por una huerta dado que “el estilo de vida de las personas en las ciudades se ve afectado por la falta de acceso a puntos de expendio de alimentos sanos y seguros, lo que se evidencia en los índices de obesidad en Chile, ya que cerca del 60% de los habitantes tiene algún grado de sobrepeso”, precisaron.

La huerta, además, permitirá generar espacios de interacción, diálogo y aprendizaje en torno a la naturaleza, implicando con ello educación medio ambiental. “Esperamos contribuir a enriquecer la vida universitaria, en torno al cuidado y la conexión con la naturaleza; fomentar lazos con las comunidades y organización locales; y mejorar la calidad de vida de toda la comunidad universitaria, mediante la práctica de la agricultura responsable”, reflexionaron.