Estudiantes UBB proyectan Huerta Comunitaria Universitaria

Crear un espacio social para el aprendizaje práctico del trabajo agrícola, junto con generar un lugar para el abastecimiento de alimentos y bosque nativo, asegurando las buenas prácticas agrícolas y forestales, además de propiciar un punto de encuentro para la comunidad universitaria y aledaña a los campus de Chillán, son los principales objetivos de la Huerta Comunitaria Universitaria. El proyecto es impulsado por la Federación de Estudiantes UBB, la Vocalía de Medio Ambiente, el Centro de Estudiantes de Ingeniería en Recursos Naturales y el Centro de Estudiantes de Nutrición y Dietética.

“Cultivamos la esperanza y cosechamos el futuro” es el lema que inspira el proyecto de Huerta Comunitaria Universitaria, iniciativa presentada a la Prorrectoría por la presidenta de la FEUBB Catalina Crisóstomo Henríquez; y el equipo gestor que considera a la Vocalía de Medio ambiente FEUBB, representada por Bastián Díaz; el Centro de Estudiantes de Nutrición y Dietética a través de Daniel Espinoza; el Centro de Estudiantes de Ingeniería en Recursos Naturales por medio de Marco Torres, y Roberto Morales de Pedagogía en Educación General Básica.

La reunión de presentación del proyecto fue presidida por el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, junto con la participación de la directora de Administración y Presupuesto, Karina Villarroel Álvarez, la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez y el profesional del Departamento de Bienes y Servicios, José Antonio Velozo Varela.

El equipo gestor explicó que la huerta considera la construcción de una estructura liviana desmontable tipo domo o cúpula, con materiales ligeros tales como PVC y Nylon, considerando dimensiones de 3,5 x 7 metros. Se trata de materiales asequibles y de bajo costo.

“Construiremos el domo entre todas y todos. Daniel Espinoza, uno de nuestros integrantes, realizó un curso de construcción de este tipo de estructuras, de manera que orientará buena parte del trabajo. Nuestro propósito es generar una dinámica que le otorgue continuidad en el tiempo y perviva más allá de nuestro paso por la Universidad”, aseveraron.

El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel valoró la visión y sentido del proyecto impulsado por los estudiantes, junto con afirmar que el emplazamiento de las estructuras es plenamente factible. “Es una oportunidad de formación y aprendizaje para todas y todos nuestros estudiantes. Asimismo, nos permite como Universidad, extender nuestro quehacer a la comunidad que circunda nuestros campus. Creemos que el proyecto también facilitará generar mayor conciencia sobre la necesidad de adoptar estilos de vida más saludables y también hará reflexionar sobre la relevancia del medio ambiente como sustento de la vida”, manifestó.

El equipo gestor explicó que se optó por una huerta dado que “el estilo de vida de las personas en las ciudades se ve afectado por la falta de acceso a puntos de expendio de alimentos sanos y seguros, lo que se evidencia en los índices de obesidad en Chile, ya que cerca del 60% de los habitantes tiene algún grado de sobrepeso”, precisaron.

La huerta, además, permitirá generar espacios de interacción, diálogo y aprendizaje en torno a la naturaleza, implicando con ello educación medio ambiental. “Esperamos contribuir a enriquecer la vida universitaria, en torno al cuidado y la conexión con la naturaleza; fomentar lazos con las comunidades y organización locales; y mejorar la calidad de vida de toda la comunidad universitaria, mediante la práctica de la agricultura responsable”, reflexionaron.




Ciclo de diálogos comenzó con la charla “Actualidad y futuro del movimiento 18-O”

 

Con el objetivo de ser un aporte en el debate país sobre el denominado “estallido social”, se realizó en el campus La Castilla la charla “Actualidad y futuro del movimiento 18-O” en el marco del ciclo Diálogos de País, organizado por la académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Maritza Aburto Durán, con el apoyo de la Facultad de Educación y Humanidades, estudiantes de la misma, y la Federación de Estudiantes de la Universidad del Bío-Bío sede Chillán.

La actividad estuvo a cargo de los sociólogos UdeC-UDP e investigadores independientes, Carlos González y Fernando Garrido. Estas iniciativas, aseguró la académica, tienen que ver con algunas conversaciones que “tuve con estudiantes sobre el estallido social y lo que viene, así como nuestra preocupación por informarnos”.

“En temas complejos como estos, la falta de información, la distorsión de la misma, los sesgos de variada índole, entre otros factores, confunden nuestra lectura y proyección. De esto se trató este encuentro y los futuros, que tienen por objetivo entonces entregar elementos para la discusión y construir ideas colectivamente como ciudadanos que buscan mejores caminos para el país y cada uno de nosotros”, afirmó la Dra. Maritza Aburto.

El profesional, Carlos González, enfocó su presentación sobre “cuál es la fisonomía del movimiento, o su carácter, su temperamento y también dar un par de observaciones o críticas a la forma en que se ha dado. Por su puesto, sin ir en desmedro del enorme aporte que ha hecho, de cómo ha abierto las posibilidades políticas, de cómo ha vuelto a introducir el tiempo político en Chile”, explicó.  Por ejemplo, el sociólogo planteó que pareciera ser “que el movimiento se ha aunado en el rechazo a ciertas condiciones, más que como antaño cuando había ciertas metas que estaban más claras y definidas”. Por su parte, Fernando Garrido se refirió a que “el estallido y el despertar, son dos dimensiones sumamente etéreas que no nos explican las características que tienen las fuerzas en conflicto”.




Estudiantes UBB crearon aplicación “Despertar Sabiendo” y superaron el millón de descargas

Fotografía gentileza de diario El Sur.

Con más de un millón de descargas en Play Store y más de 250 mil seguidores en redes sociales, la aplicación “Despertar Sabiendo” creada por estudiantes de la Universidad del Bío-Bío es todo un éxito y abarca interés en varios países como España, México, Colombia, Estados Unidos y Chile. Andrés Rivera Ceballos, estudiante de Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, su hermano Rodrigo Rivera, más el apoyo en redes sociales de Diego Merino Rubilar, estudiante de Ingeniería Civil en Informática, son los propulsores de esta herramienta que entrega datos curiosos e interesante día a día.

“Despertar Sabiendo” necesitó entre cinco a seis meses de preparación, apareciendo finalmente en Play Store el 17 de enero del 2018, periodo en el que contó con el apoyo y trabajo de amigos y familiares de Andrés. “Mi hermano me ayudó con el testeo y la creación de artículos. Más adelante diversos amigos y familiares me ayudaron a fomentar la aplicación y muchas cosas más. Entre ellos Diego Merino, a quien le confié todas las redes sociales. Actualmente sigue siendo así, aunque ahora con SocialB asesorándonos”, explica Rivera, el creador de la App.

Con diversas categorías como Arte; Ciencia; Historia: Terror; y Cultura general, entre otros, la aplicación cuenta con distintas redes sociales y una página web. Tal como recuerda Diego Merino, “en un principio no creíamos que iba a llegar a una cantidad tan elevada, pero en cuanto comenzó a generar descargas y comentarios positivos, vimos que realmente a la gente le gustaba y comenzamos a desarrollar más la idea ya que vimos que tenía futuro, y aún tiene mucho”. En tanto, Andrés Rivera tuvo un buen presentimiento, “siempre he intentado ser cercano a las personas, y lo más amable posible, por lo que esperaba una respuesta positiva por parte de ellos, pero no imaginé llegar a la cantidad de personas a las que estamos llegando”.

Sobre planes futuros, los jóvenes mencionaron el mejorar la aplicación como, por ejemplo, sacando una versión para iOS, o una versión en inglés. Además, hacer podcasts, crear videos para YouTube, y crear otras aplicaciones diferentes a la que ya tienen, entre otros.

En la actualidad hay muchas personas, como estos estudiantes UBB, que tienen ideas para concretar proyectos, pero algo los detiene. Andrés menciona que “el slogan de la aplicación “es que nadie nace sabiendo, pero todos podemos Despertar Sabiendo, y hace referencia a esto. Todos somos capaces de aprender y crear lo que nos propongamos, sólo hay que dedicarle tiempo. Hay que recordar que una idea no ejecutada es una idea muerta, y aunque el proceso es algo largo y a veces tedioso, también es muy entretenido”.

Por su parte, Diego cree que “lo importante es que uno crea en su idea, ya que muchas veces ideas revolucionaras son rechazadas por mucha gente, pero luego son cotizadas por el mercado. No hay ideas tontas, teniendo una se puede ir desarrollando hasta conformar un gran proyecto”.




Proyecto FONIS sobre ambientes alimentarios capacita a estudiantes UBB

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, quien lidera el proyecto denominado “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble”, precisó que la capacitación se orientó a estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética, quienes deberán aplicar la Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios, Encuestas Alimentarias y Mediciones Antropométricas.

La investigación, según consignó la Dra. Jacqueline Araneda, pretende “evaluar la exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta, en escolares obesos y eutróficos de la Región de Ñuble”. Para ello, se considera una muestra de alrededor de 250 escolares de tercero a quinto básico de 9 establecimientos educacionales de Chillán: escuelas Reyes de España, Marta Colvin, Palestina, La Castilla, Rosita O´Higgins, Quilamapu, Las Canoas, Juan Madrid Azolas, y del Liceo República de Italia.

“En el marco del proyecto resulta fundamental capacitar a estudiantes, quienes serán las personas que deberán aplicar una serie de encuestas e instrumentos de medición. Por ejemplo, es necesario estandarizar el procedimiento de mediciones antropométricas. Igualmente, se dispone de una Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios para lo que se han definido 5 tipos: doméstico, institucionalizado, vía pública, abastecimiento y restauración. En Chile no existía una pauta validada que permitiera realizar este tipo de medición. Asimismo, nuestros estudiantes serán capacitados en aplicación de encuestas alimentarias, evaluaciones nutricionales, medición de actividad física y de sueño”, describió la investigadora.

En la oportunidad expuso el subdirector de Postgrado Dr. Patricio Oliva Moresco; la Dra. Jacqueline Araneda Flores, quien se refirió a Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios; la académica Mg Luz Lobos Fernández expuso sobre Encuestas Alimentarias; en tanto que la directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, Mg Gladys Quezada Figueroa, abordó Encuesta de Actividad Física y Mediciones Antropométricas.

La Dra. Araneda Flores destacó que los estudiantes, quienes se aprontan a iniciar sus trabajos de tesis de grado, adquirirán una valiosa experiencia, más aún cuando deben emprender sus propios proyectos conducentes al grado y título profesional.

El proyecto también contempla el aporte de trabajadores/as sociales de los 9 establecimientos educacionales seleccionados para el estudio, en virtud del conocimiento que éstos poseen del territorio y de la población adscrita a dichas escuelas y liceos.

La investigadora UBB recalcó que la Obesidades es considerada una epidemia mundial. En Chile, la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, evidenció que el 74% de la población mayor de 15 años presenta malnutrición por exceso. Del mismo modo, estudios de la JUNAEB, muestran que la prevalencia de obesidad se ha mantenido en proporciones que alcanzan el 25%.

El Dr. Patricio Oliva expresó que la investigación en conducta alimentaria es una tarea compleja, ya que se involucran diversas variables que determinan e influyen en las direcciones de los individuos en diversos contextos. “Por muchos años las acciones sociosanitarias -dirigidas a intervenciones alimentarias- se han orientado a modificar la práctica individual, pero lo cierto es que se debe considerar un abordaje colectivo”, reflexionó.