UBB expuso fortalezas del proyecto de Polo de Salud ante el CORE de Ñuble

“Proyecto Integral en Salud para Ñuble: Formando Profesionales para la Región”, se denomina la iniciativa presentada ante la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología e Infraestructura del CORE de la Región de Ñuble, presidida por el consejero Jezer Sepúlveda Domínguez, e integrada por los consejeros Hernán Álvarez Román, Javier Ávila Parada, Arnoldo Jiménez Venegas y Rodrigo Dinamarca Muñoz.  

La delegación UBB fue recibida en modalidad telemática el martes 19 de mayo, y estuvo conformada por el rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves; el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel; el vicerrector de asuntos económicos, Dr. Reinier Hollander Sanhueza; el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA), Dr. Jorge Moreno Cuevas; la secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona Valencia; y el académico de la Facultad de Ciencias Empresariales (FACE), Dr. Alex Medina Giacomozzi.

El rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves precisó que la Universidad es consciente de la relevancia y sentido estratégico del “Proyecto Integral en Salud para Ñuble”, dado su carácter estatal y público. En este sentido, se busca generar un trabajo colaborativo con el CORE de Ñuble que permita asegurar la concreción de este anhelo en forma gradual, y en un horizonte de 10 años.

En tanto, el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, expresó que la UBB pretende responder a los retos y necesidades de la naciente región de Ñuble, razón por la que ha proyectado el fortalecimiento de la formación disciplinaria de la salud, con objetivos de mediano y largo plazo, que permitan potenciar y responder a los crecientes requerimientos de la población de la región y a las políticas públicas en salud a nivel regional.

“Nuestra Universidad se ha propuesto fortalecer el área disciplinaria de la salud en nuestra sede Chillán, tanto médica como no médica, considerando seis pilares fundamentales, en un plan de desarrollo integral, cuyo cumplimiento será proyectado en etapas”, comentó.

Carrera de Medicina

En la oportunidad, el decano de FACSA, Dr. Jorge Moreno Cuevas, junto con la secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona Valencia, y el académico de FACE, Dr. Álex Medina Giacomozzi, dieron cuenta de los propósitos y pilares sobre los que se levanta la propuesta.

“Probablemente, el pilar que más llama la atención es la creación de la carrera de Medicina en la sede Chillán, con el objetivo de formar médicos para la región (…) Esto contribuirá a contar con mayor capital humano en salud, acorde a los requerimientos de las políticas públicas y al incremento de la infraestructura asociada a salud, lo que quedará a disposición de la comunidad, tributando al desarrollo de la sociedad y a la mejora de los indicadores en el bienestar de las personas en la región”, destacó el decano Dr. Jorge Moreno Cuevas.

“Esta gran propuesta implica una inversión muy significativa que ya hemos detallado. La Universidad, corresponsablemente, está analizando todos los aspectos, y es por ello que busca estrategias colaborativas en términos de una alianza, para así lograr concretar un proyecto tan necesario y con tantos efectos positivos para la Región de Ñuble”, reflexionó el Dr. Álex Medina Giacomozzi.

Centro de Simulación Clínica

La secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona, explicó que el proyecto UBB es de carácter integral y supone la concreción de otros 5 pilares.

“Ligado a la creación de la carrera se considera un Centro de Simulación en Salud, cuyo fin será desarrollar tecnologías educativas en simulación y metodologías activas e innovadoras de evaluación y capacidades clínicas. También contribuirá al desarrollo de la educación en salud regional a través de la implementación de un proceso gradual, progresivo y continuo de capacitación en Simulación Clínica de Alta Fidelidad para los profesionales de la red asistencial-docente, fortaleciendo igualmente las carreras no médicas existentes tales como Enfermería, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología y aquellas que se puedan prospectar y sean necesarias para la región”.

CIACS en las provincias 

La propuesta UBB también contempla la creación de un Centro Integral de Atención Comunitaria en Salud (CIACS), como una forma de responder a la necesidad de desconcentración de la atención primaria de salud, pues se instalaría en la capital regional, y luego en las provincias de Itata, Punilla y Diguillín.

Los centros, según se indicó, tendrán una oferta de servicios similar a un Centro Comunitario de Salud Familiar (CECOSF), es decir, siguiendo el Modelo de Salud Familiar y Comunitario, buscando generar respuestas participativas e inclusivas, de acuerdo a las necesidades que puedan ser sentidas por las personas en su comunidad. En términos generales los CIACS brindarían atención médica general, psicológica, de enfermería, fonoaudiológica, nutricional, social, de urgencia, salas de rehabilitación y estimulación, y tele asistencia en aquellos casos que lo amerite.

También se vislumbra incorporar nuevas carreras en forma gradual, considerando los requerimientos proyectados de la región, a partir de su realidad epidemiológica y de las brechas existentes. Inicialmente, se considera la carrera de Química y Farmacia, y posteriormente Tecnología Médica Mención mención Imagenología y Física Médica.

Especialidades Médicas 

La Dra. Cardona Valencia explicó que a partir de la realidad epidemiológica de la región y al alero de la carrera de Medicina, “se desarrollarán dos especialidades médicas que permitan cubrir el déficit de especialistas en áreas prioritarias para la región (…) Se evalúa una especialidad orientada a la tercera edad y otra hacia medicina interna, que permitan enfrentar las enfermedades crónicas más prevalentes, cómo es el cáncer (responsable del 26% de las muertes anuales de Ñuble) y el Accidente Cerebro Vascular (ACV), toda vez que la región presenta una prevalencia del doble que el nivel nacional”.

Observatorio de Salud Ñuble

Del mismo modo, como una forma de aportar a la toma de decisiones de política pública de salud, se proyecta el Observatorio de Salud Ñuble. Académicos/as y profesionales especializados a nivel institucional, podrán analizar la información suministrada por el Servicio de Salud Ñuble y la Secretaría Regional Ministerial de Salud, de manera de lograr determinar aquellos factores relevantes, que pueden poner en riesgo la salud de la población, y así adoptar medidas y estrategias de manera oportuna.

El Dr. Renato Arriaga Hadi, quien lidera un importante grupo de médicos del Hospital Clínico Herminda Martín que apoyan la iniciativa, precisó que Chile tiene 1.6 médicos por cada 1000 habitantes, en tanto que la OCDE registra un promedio de 3.2 médicos por 1000 habitantes. Asimismo, se da un fenómeno de distribución concentrada en dos o tres centros geográficos a expensas de las regiones, en especial de aquellas más distantes y menos pobladas, coincidentes además, con aquellas que carecen de una facultad de Medicina. Es así como Ñuble posee alrededor de 1 médico por cada 1000 habitantes. Se estima que el déficit en Chile es aproximado a 30.000 médicos.

“Contar en Ñuble con una carrera de Medicina de una Universidad Pública tiene varios componentes favorables. Entre ellos, contar con un alto porcentaje de alumnos de la región significa multiplicar raíces y vínculos, lo que implica permanencia en el territorio potenciando la salud y la experiencia, desarrollando especialidades en beneficio de nuestra población. Del mismo modo, jóvenes que hoy no pueden siquiera postular, tendrán la gran oportunidad de hacerlo independiente de su estatus económico. La comunidad en su conjunto recibiría con mucha alegría una iniciativa de esta envergadura, con el reconocimiento consecuente”, reflexionó.