Contadores públicos y auditores abordaron internacionalización de la profesión

Un diálogo sobre temas de interés para los profesionales y estudiantes de la disciplina se vivió en el tercer seminario “Armonización internacional para contadores públicos y auditores” que organizó la Escuela de Contador Público y Auditor de nuestra casa de estudios, el viernes 24 de julio, vía zoom.

La actividad contó con las conferencias “Las empresas de triple impacto. Análisis de las principales formas de instrumentación”, de la académica de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina, Dra. Carmen Verón; “IFAC: Una mirada internacional en la formación de contadores”, de la académica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dra. Digna Azúa; y “El complejo entramado de la Normas Internacionales de Información Financiera”, del académico de la Universidad de Chile y presidente de la Conferencia Académica Permanente de Investigación Contable (Capic), Luis Jara.

La bienvenida estuvo a cargo del decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, quien destacó la consolidación de este espacio de conversación y análisis en diversas áreas de la disciplina y su aporte a la formación y al desarrollo de las regiones y el país.

El director de la Escuela de Contador Público y Auditor, Fernando Morales, señaló que el seminario fue un punto de encuentro para abordar temas que están en pleno desarrollo y discusión y, por lo tanto, fortalecen la formación que están recibiendo los estudiantes en las asignaturas de su carrera. En ese contexto, indicó, “desde el año pasado estamos incorporando relatores latinos para incrementar nuestra vinculación internacional, las redes de contactos y la visibilización de nuestra carrera”.

El académico de la Facultad de Ciencias Empresariales relevó la reflexión que se dio en el seminario, sobre todo, en materia de internacionalización de la profesión y de la carrera. “La contaduría pública adolece de problemas comunes y tiene desafíos compartidos. En la medida que aparecen tendencias y estándares internacionales, es de suma importancia que nuestros colegas, exalumnos y los actuales estudiantes lo reconozcan y sean ellos partícipes de la discusión y, a veces, construcción de nuevos modelos, es decir, vivamos el cambio en diferentes aspectos que impactan a nuestra profesión”, sostuvo.

Asimismo, expresó que dada la crisis sanitaria, este año ha estado marcado por la alta sensibilidad por los fallecidos a causa de Covid-19 y los enormes perjuicios económicos en muchas familias y empresas que afectan a sus trabajadores naturalmente y acelera procesos transformadores para la educación, las profesiones y las organizaciones.

El diálogo consideró desafíos de los cambios permanentes, que siempre han estado presente, viven ahora en ciclos más cortos, y la capacidad de adaptación de las personas en general, en diferentes ámbitos como la educación estandariza en contaduría desde la mirada del IFAC, en el reporte social y medioambiental, especialmente en esta nueva ola de Empresas B y las IFRS reguladas por IASB siempre complejas y complejizadas, ha priorizado un enfoque de contabilidad basado en mercados, que cada ciertos años se afectan por crisis que ponen en tela de juicio la relevancia de la información financiera a nivel mundial.

Por su parte, el presidente de Capic, Luis Jara, señaló que bajo el futuro escenario de incertidumbre económica que nos deja la actual crisis sanitaria producto del Covid-19, el profesional vinculado al campo de la contabilidad y auditoría debe asumir un rol activo en la generación de asesorías innovadoras que permitan, sobre todo, a los pequeños y medianos empresarios, disponer de soluciones sostenibles a los problemas operativos, de financiamiento y gestión de los alicaídos negocios que aún se mantienen en pie, así como recuperar los que ya comenzaron a cerrar. “Estas asesorías, deben centrar su foco en optimizar los recursos existentes y buscar ayudas, tanto en instituciones estatales como privadas, dirigidas a apoyar los negocios de los pequeños y medianos empresarios de Chile. Sin duda, las competencias de los contadores y auditores deben estar focalizadas en una visión social de su servicio, dando énfasis al apoyo en la reactivación económica de los empresarios afectados”, aseveró.

La Dra. Carmen Verón subrayó que ante esta nueva realidad el desafío estará en repensar el ejercicio profesional en dos aspectos fundamentales: de acuerdo al nuevo modelo de negocios que pueden tener las empresas con un incremento en el comercio online y trabajo vía electrónica; y repensar si se continuará el trabajo de forma presencial, como se realizaba antes, “o podemos hacer un mix generando, tal vez, otra forma de ejercer la profesión y elegir aquellas cosas que sí o sí deberán mantenerse en la presencialidad y cuáles lo harán a través de plataformas informáticas”, afirmó.