UBB participó en ceremonia de premiación de la Red de Universidades por la Infancia (RUPI)

La Red de Universidades por la Infancia (RUPI) realizó su Ceremonia Anual de Premiación, instancia en la que se reconoce a aquellas personas y/o instituciones que se han destacado por la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

En dicho marco, el prorrector UBB Dr. Fernando Toledo Montiel, hizo entrega de uno de los Premios RUPI 2020, que buscan reconocer la labor de personas, activistas y organizaciones destacadas por su labor en pro de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en nuestro país.

El prorrector Toledo Montiel hizo entrega del galardón a la agrupación TGD San Carlos de la Región de Ñuble, ocasión en que destacó que desde el año 2014, dicha agrupación apoya a niños, niñas y adolescentes que han sido diagnosticados con algún trastorno del desarrollo y a sus familias, siendo liderada por Carolina Arias Masferrer. “Actualmente reúne a 35 familias que cotidianamente luchan por la felicidad e inclusión de sus hijos e hijas. El año 2017 inauguraron el primer Centro Terapéutico de la Región de Ñuble, que opera mediante la postulación a diversos fondos”, reseñó.

La académica de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia UBB, Patricia Arteaga González, quien representa a la Universidad del Bío-Bío ante la Red de Universidades por la Infancia (RUPI), expresó que la red tiene como propósito aunar los esfuerzos de universidades, instituciones públicas y privadas, en la promoción y protección de los derechos de la niñez mediante la docencia, investigación y vinculación con el medio. En dicho contexto se pone a disposición, para la construcción y revisión de la política pública nacional, y para difundir el bagaje cultural y desarrollo del conocimiento que construyen las universidades chilenas en colaboración con la sociedad.

“El rol de la academia en el ámbito del desarrollo de la niñez es fundamental porque se puede aportar mediante la formación de profesionales cada vez más capacitados para trabajar con un enfoque de promoción y defensa de los derechos de la niñez, incorporando contenidos en la formación de pre y postgrado o generando herramientas e insumos para orientar el trabajo en este ámbito”, ilustró.

La ceremonia fue inaugurada por la Dra. Mahia Saracostti, coordinadora general de la RUPI, quien manifestó su preocupación y desaprobación por los hechos de violencia que involucran a niños y niñas día a día en nuestro país.

El representante de UNICEF en Chile, Paolo Mefalopulos, felicitó a la RUPI por su consolidación y por ir sumando más instituciones, subrayando que la unión de todas estas universidades en pro de trabajar en los temas de infancia y adolescencia es un buen precedente para Chile.

El rector de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Claudio Elórtegui, casa de estudios anfitriona de la ceremonia de premiación, señaló que “los derechos de niños, niñas y adolescentes requiere de universidades comprometidas en la construcción de políticas públicas que, por cierto, deben trascender a los gobiernos de turno (..) Se debe abordar esta tarea con el más irrestricto respeto al pluralismo y a las distintas miradas que existen en relación a las políticas públicas, a los niños, niñas y adolescentes, a partir de un objetivo en común, que es su bienestar”, enfatizó.

La ceremonia concluyó con las palabras de Dafne Haro, la Agrupación TGD San Carlos y el video musical de la canción “Nuestras Voces”, de autoría colectiva de la Orquesta Latinoamericana Estudiantil de Valparaíso.