Académicos, alumnos y administrativos de Ingeniería Civil Mecánica se reúnen por la acreditación

El sentido, alcances y los distintos aspectos que involucra la acreditación de la carrera abordaron directivos universitarios, académicos, estudiantes y administrativos de Ingeniería Civil Mecánica que se reunieron el miércoles 4 de noviembre, en lo que constituyó un nuevo hito en el proceso de autoevaluación de la carrera. La cita fue encabezada por el rector Héctor Gaete Feres, quien señaló: Es determinante que un organismo externo reconozca la excelencia de esta Escuela, de la que todos estamos convencidos y que refleja el respeto y compromiso social de nuestra Universidad.

Autoevaluación Civil Mec. - REctorLa autoridad universitaria llamó asimismo a encarar la autoevaluación en un trabajo conjunto, con honestidad y transparencia, dando cuenta de lo positivo y lo negativo, sin chauvinismos pero valorando lo bueno. Comprometió también el respaldo institucional al plan de mejoramiento que surja del proceso.

Autoevaluación Civil Mec. - J. GaticaPor su parte el director de Escuela Jorge Gatica Sánchez precisó que Ingeniería Civil Mecánica se creó en 2004, registra un ingreso anual promedio de 70 alumnos y sus primeros titulados datan de 2010. A lo largo de los años y a través de un proyecto Mecesup, se han reforzado las capacidades académicas e infraestructura del programa, agregó. Informó igualmente que el proceso de autoevaluación ya se encuentra avanzado, por lo que se espera presentar el correspondiente informe en los próximos meses. En este propósito, instó a docentes, estudiantes y funcionarios a participar en la iniciativa, cuyo resultado -dijo- depende de todos.

Autoevaluación Civil Mec. - G. HernaEl secretario académico de la Facultad de Ingeniería Gastón Hernández Campos, en tanto, explicó que la unidad ha priorizado la acreditación de las carreras de Ingeniería Civil, habiendo acreditado tres de los cinco programas de este tipo que imparte y que tienen la condición de acreditables: Civil, Industrias de la Madera e Industrial. Falta que completen el proceso las especialidades de Mecánica y Automatización, que se estima lo harán en 2016. Las Ingeniería Civil Química y Eléctrica aún no tienen egresados, por lo que no son acreditables.

Hernández insistió en los logros alcanzados por el Departamento de Ingeniería Mecánica y la Escuela de Ingeniería Civil Mecánica en materia de perfeccionamiento académico, malla curricular, talleres, laboratorios e infraestructura docente. En virtud de un mejoramiento continuo, afirmó, nuestra realidad es distinta a la de los inicios de la carrera, lo que nos ha permitido fortalecer los distintos aspectos del proceso formativo, con miras a una ingeniería de clase mundial.

Autoevaluación Civil Mec. - AlumnoEn representación del centro de alumnos, intervino Tomás Laserre Laso, quien compartió el llamado a sumarse al nuevo desafío asumido por la carrera. Sabemos que este esfuerzo no está exento de dificultades, pero su éxito nos beneficia y prestigia a todos, expresó.

La reunión concluyó con la exposición del jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica Sergio Araya Guzmán, quien expuso los detalles del proceso de autoevaluación para la acreditación y sus distintas etapas.




Acreditación de Doctorado en Ingeniería en Alimentos consolida avances en aseguramiento de calidad del posgrado

Da cuenta de la fortaleza del programa en su conjunto, evidenciada en el cuerpo académico que lo conforma, las líneas de investigación en vías de consolidación y el reconocimiento nacional e internacional alcanzado por los investigadores de la UBB en las áreas que son de su pertenencia, expresó la Dra. Gipsy Tabilo Munizaga al referirse a la acreditación del Doctorado en Ingeniería en Alimentos, recientemente anunciada por la Comisión Nacional de Acreditación. La directora del programa agregó: “Estamos muy conformes con este logro, pero también expectantes pues esperamos que la Universidad continúe apoyando al Doctorado, ya que ello ha sido fundamental para su consolidación”.

Gipsy TabiloLa acreditación del Doctorado en Ingeniería en Alimentos se extiende del 28 de octubre de 2015 a igual fecha de 2018 y se suma a la del Doctorado en Matemática Aplicada, conocida en días previos.

Son dos noticias muy buenas, fruto del compromiso, la dedicación y el trabajo riguroso tanto de los académicos como de los funcionarios administrativos involucrados, comentó el director de Postgrado Dr. Sergio Vargas Tejeda. Ambos resultados nos animan a seguir avanzando en los objetivos asumidos por nuestra institución en esta área, añadió el directivo, precisando que la experiencia de estos dos exitosos procesos confirma que “vamos por camino el correcto” y servirá como base para los procesos de acreditación del resto de los programas de este tipo que imparte la UBB. La acreditación de los doctorados permite avanzar hacia la consolidación de nuestra Universidad como una institución compleja y constituye un respaldo a la vinculación entre la actividad de investigación y el posgrado que está impulsando nuestra corporación, aseveró Vargas.

En relación a los desafíos por venir, el académico puntualizó que los doctorados en Ciencias e Industrias de la Madera y en Arquitectura y Urbanismo están trabajando para su fortalecimiento, de modo de iniciar próximamente los procesos de autoevaluación. En el caso del de Educación -que en la UBB comenzó a dictarse este semestre, en consorcio con las universidades católicas de Concepción, del Maule y de Temuco-, se espera que lo haga durante 2016. En el ámbito de los magísteres, Sergio Vargas indicó que se está estableciendo, en conjunto con los directores, un cronograma para la incorporación de los programas a los procesos de autoevaluación y acreditación dentro de los próximos dos años.

Sergio Vargas Nov. 2015 - 3Gipsy Tabilo y Sergio Vargas coincidieron en destacar que la certificación del Doctorado en Ingeniería en Alimentos se prolonga por tres años, máximo posible para un programa ‘en verde’, es decir, que aún no registra graduados, puesto que comenzó a impartirse en 2013 y tiene una duración de cuatro años. Supone un reconocimiento al trabajo realizado y a la calidad y pertinencia de la actividad académica e investigativa desarrollada, afirmó la directora del programa.

Igualmente, la Dra. Tabilo Munizaga subrayó las oportunidades que se visualizan a partir del logro de la acreditación. “Usualmente, las personas que cursan un programa de Doctorado lo hacen a través de becas, pues los estudios se prolongan por cuatro años y son pocas las personas que pueden costear la matrícula directamente, por lo que las becas son fundamentales. Con el programa de Doctorado acreditado, se abre la posibilidad de postular a becas nacionales que otorga la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica. Asimismo, es posible postular a becas o ayudas para asistencia a eventos y cursos internacionales; para realizar pasantías en el extranjero, y para concretar intercambio de académicos e investigadores en función del programa doctoral”, explicó la investigadora de la UBB.

 Por Cristian Villa Rodríguez  y Mariana Gutiérrez Vera




Acreditación de Doctorado en Matemática Aplicada refuerza objetivo institucional en Posgrado

Como un significativo avance en el objetivo institucional de acreditar el posgrado, evidenciando la calidad de la formación, desarrollo académico, productividad y aporte de la UBB en este ámbito, catalogó el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo la reciente acreditación del Doctorado en Matemática Aplicada. El programa se convirtió en el primer doctorado de nuestra Universidad en obtener este logro, lo que, a juicio del Vicerrector, constituye un importante impulso para persistir en el desafío de completar las cinco áreas establecidas por la Comisión Nacional de Acreditación, en el próximo proceso de acreditación institucional.

Aldo Ballerini2 - 22.08.13

La Universidad del Bío-Bío está acreditada, de agosto de 2014 a igual mes de 2019, en cuatro áreas: Docencia de pregrado, Gestión institucional -ambas obligatorias-, Investigación y Vinculación con el medio -voluntarias-. En el interés de sumar el Posgrado, también voluntaria, en la siguiente certificación, la UBB se ha propuesto que la totalidad o la mayor parte de sus programas de magíster y doctorado estén acreditados para 2019. Con este propósito se están definiendo e implementando políticas y mecanismos para fortalecer nuestros niveles de calidad y desempeño, en el marco de una cultura universitaria que promueve el mejoramiento continuo, señaló Ballerini. La acreditación del Doctorado en Matemática Aplicada, agregó, nos ratifica que este esfuerzo va por el camino correcto.

Por su parte el impulsor y primer director del programa, Claudio Vidal Díaz, manifestó su enorme alegría por la noticia que, dijo, recompensa el trabajo realizado y demuestra que el Doctorado está bien estructurado y que su calidad es evaluada positivamente por pares externos. Añadió que implica asimismo una gran responsabilidad para el programa y para la Universidad, en cuanto a consolidar los aspectos positivos y realizar integralmente el plan de mejoramiento comprometido.

El actual director Igor Kondrashuk, en tanto, puso de relieve que la acreditación favorecerá particularmente a los estudiantes, puesto que les abre la posibilidad de optar a becas de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, Conicyt. Esto significa que los postulantes al programa -que actualmente cursan 15 alumnos- podrían aumentar, lo que nos impone el desafío de abrir nuevas líneas de investigación y fortalecer las capacidades académicas del Doctorado, advirtió.

Claudio Vidal recordó que la creación de un doctorado en Matemática con características que lo diferencian de sus similares a nivel regional y nacional, era una idea que personalmente ya tenía al momento de aprobarse el magíster en la especialidad, en 2007. Como director del Departamento de Matemática y en conjunto con el Grupo de Matemática del Departamento de Ciencias Básicas, se abocó a sentar las bases de un Doctorado en Matemática Aplicada, con carácter académico y perfil científico y disciplinar, bien articulado, con una buena estructura y con las condiciones que le permitieran alcanzar altos estándares de calidad. El programa comenzó a dictarse en agosto de 2013, contando siempre con el apoyo de los dos departamentos involucrados.

Vidal enfatizó el respaldo del comité académico del Doctorado, así como el entusiasmo de los docentes participantes, por propiciar el crecimiento y desarrollo del programa. Ello nos ha permitido obtener el creciente reconocimiento de la comunidad nacional e internacional, que esperamos se incremente en el futuro, a medida que el programa adquiera mayor madurez y se implementan nuevas políticas institucionales de desarrollo, puntualizó. En este sentido, precisó que ha compartido con las unidades universitarias correspondientes, la necesidad de continuar avanzando en el propósito que el posgrado ocupe un rol importante y sostenible en el tiempo.

Igor KondrachoukCoincidentemente, Igor Kondrashuk resaltó el compromiso y dedicación del comité académico del Doctorado así como el esfuerzo del equipo administrativo, en particular de la secretaria Ginette Rivas. Valoró también especialmente el arduo trabajo del ex director por cumplir con los requisitos de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA, para el proceso de autoevaluación. Se elaboró un informe extenso y riguroso, expresó Kondrashuk. Entregamos información precisa y responsable como lo exige la CNA, precisó Vidal.

La acreditación del Doctorado en Matemática Aplicada se extiende por dos años. Entre los aspectos del programa destacados en el proceso figuran el cumplimiento de los niveles de calidad exigidos por el Grupo de Matemática de la CNA, la articulación con el Magíster en Matemática, mención Matemática Aplicada o mención Estadística, la productividad científica del claustro -que incluye docentes de los Departamentos de Matemática y Ciencias Básicas- y sus redes de colaboración, infraestructura física, participación de estudiantes extranjeros y el interés institucional por fortalecer el posgrado.

Según lo informado por Igor Kondrashuk el programa tiene una duración de cuatro años, por lo que para 2017 se espera la primera promoción de graduados. Agregó que próximamente se concretaría también la formalización de convenios de cooperación con instituciones de Brasil, España y México, con las que ya se trabaja.




Arquitectura renovó doble acreditación nacional e internacional

A la acreditación por seis años que le otorgó la Agencia AAD SA, la carrera de Arquitectura sumó la ratificación de una nueva certificación por parte del Royal Institute of British Architects, Riba. Son buenas noticias, que evidencian nuestro compromiso con la excelencia académica y consolidan una trayectoria de más de 40 años, a la vez que nos incentivan a continuar desarrollando nuestras potencialidades, aseveró el director de Escuela Hernán Barría Chateau.

Barría señaló que la autoevaluación para ambas acreditaciones se llevó adelante paralelamente, en un proceso que contó con la creciente participación de los distintos actores. Los criterios aplicados a nivel nacional e internacional son rigurosos e involucran no sólo a la Escuela, sino también a la Facultad y sus Departamentos. Asimismo, las evaluaciones de los pares fueron muy exhaustivas y permitieron reafirmar la disposición a colaborar de académicos, estudiantes y funcionarios administrativos.

El director recordó especialmente el aporte de los alumnos a la muestra de talleres montada con ocasión de la visita de los evaluadores externos y que, a través del material presentado y la exposición de docentes y estudiantes, dieron cuenta de la formación que entrega la Escuela. Agradeció igualmente el apoyo de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica.

Hubo un compromiso real de la comunidad interna en su conjunto, que asumió la acreditación como una responsabilidad de todos, aseguró el director de la Escuela de Arquitectura. Añadió que las conclusiones del proceso constituyen insumos para continuar desarrollando y enriqueciendo el quehacer de la unidad. Es una oportunidad de reflexionar en profundidad sobre lo que se ha hecho y cómo potenciar lo que tenemos, dijo.

En este sentido, manifestó que las fortalezas en infraestructura y laboratorios vinculados a la madera, la sustentabilidad y el patrimonio -reconocidas por los pares- deben ser un estímulo para seguir avanzando en la docencia, investigación, internacionalización e intercambio en estas áreas. La consolidación de la renovación curricular, asociada a un modelo que enfatiza la formación por competencias y con una fuerte articulación con el posgrado, es también un desafío importante, indicó Hernán Barría.

Por su parte Claudia King, quien encabezó el comité de autoevaluación, destacó que ésta se llevó a cabo en forma abierta y participativa. A medida que se desarrollaba el proceso, fueron incorporándose de manera cada vez más activa actores como los directores de departamento y los resultados del proceso fueron sometidos a la consideración de un claustro, al que concurrieron académicos, alumnos y funcionarios administrativos, comentó la docente.

Este esfuerzo de coordinación y organización, así como el compromiso del cuerpo académico, fue positivamente valorado por los pares, aseguró King. Agregó que se resaltó también la preocupación por la formación del arquitecto, asociada a su aporte a la comunidad y su vinculación con el territorio. En este marco, subrayó la coherencia entre el trabajo de la Escuela y la misión y objetivos de nuestra institución, en su condición de Universidad estatal y pública.

La carrera de Arquitectura ha sido acreditada a nivel nacional en tres oportunidades, las dos primeras por cinco años y ahora por seis, de 2015 a 2021. Por el Riba, en tanto, está acreditada desde 1991, en sucesivos períodos de cinco años.

Las imágenes corresponden a la visita de los pares nacionales (exterior) y al inicio de la autoevaluación (fotografía interior).




Pedagogía en Educación General Básica anota importante logro en acreditación

El trabajo sistemático, la experiencia, el compromiso de todos los actores involucrados y el respaldo institucional destacó el director de la Escuela de Pedagogía en Educación General Básica, Rogelio Navarrete Gahona, al referirse a la nueva acreditación de la carrera, esta vez por seis años. Profesores, estudiantes y funcionarios administrativos centraron sus esfuerzos en el proceso, lo que sumado al apoyo de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica y la cultura de evaluación permanente generada a partir de las certificaciones anteriores, nos permitió alcanzar este logro rápida y oportunamente, comentó el director.

ROGELIO NAVARRETENavarrete (en la fotografía) aludió así al hecho que el programa obtuvo su cuarta acreditación antes de que venciera la tercera, que se extendió desde julio de 2010 a igual mes de este año. Es una noticia alentadora, que nos anima a continuar avanzando en el otro desafío asumido por la carrera: la renovación curricular, señaló el académico. Además de la autoevaluación, nos hemos enfocado fuertemente en el rediseño del plan de estudios y esperamos partir con el nuevo currículo en 2016, dijo, agregando que la Escuela está impulsando igualmente la capacitación y el fortalecimiento de habilidades docentes.

Ambos desafíos -la renovación curricular y el potenciamiento de las capacidades académicas- surgen de la autoevaluación, para la cual la Escuela contó con registros de datos y la experiencia acumulada en los procesos pasados. Se ha consolidado una cultura al respecto, afirmó Rogelio Navarrete. En este sentido recordó que Pedagogía en Educación General Básica fue una de las carreras que, en forma voluntaria y pionera, se sometió a la acreditación a comienzos de la década pasada. Desde entonces ha sido acreditada por períodos cada vez más prolongados.

El director hizo también hincapié en el compromiso de la Universidad y la Facultad en el proceso, así como en la activa participación de los alumnos y representantes externos. En relación a los primeros destacó especialmente su interés y acertada comprensión de los alcances de la iniciativa. En cuanto a los segundos, mencionó su reconocimiento a la formación que entrega la Escuela y el aporte de los estudiantes en práctica en establecimientos rurales. Los futuros profesionales implementan metodologías de enseñanza activas e incorporan recursos tecnológicos, lo que resulta de particular beneficio en esos sectores, manifestó Navarrete.




Pares evaluadores de Ingeniería Comercial estuvieron en Concepción y Chillán

Una nueva etapa en su tercer proceso de acreditación cumplió Ingeniería Comercial con la visita de los pares externos, del miércoles 24 al viernes 26 de junio. En su informe de salida, los evaluadores se refirieron a aspectos como el perfil de egreso y el compromiso académico y estudiantil, así como a los desafíos que enfrenta el programa en las distintas modalidades en que se imparte.

La delegación integrada por René Reyes, de la Universidad de Los Lagos, Oscar Mercado, de la Universidad Tecnológica Metropolitana, y Maritza Lafferte, consultora independiente, estuvo primero en Concepción. En la sede penquista, se reunió con autoridades universitarias y directivos de unidades vinculadas al proceso de acreditación y de la Facultad de Ciencias Empresariales. Sostuvo también encuentros con profesores, alumnos y titulados de la carrera y con estudiantes del programa especial de continuación de estudios de la especialidad. Recorrió asimismo las instalaciones que sirven al programa. A media mañana del jueves se trasladó al Campus Fernando May, donde llevó a cabo un programa similar.

El jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica, Sergio Araya Guzmán, señaló que los pares valoraron la participación de los alumnos, que se involucraron activamente en el proceso, preparando un video para motivar a sus compañeros. Destacaron igualmente al compromiso demostrado por el cuerpo académico y las características que el programa busca imprimir en sus egresados. En este sentido, Araya recordó que Ingeniería Comercial impulsa el desarrollo de la innovación, el emprendimiento y la responsabilidad social en los futuros profesionales.

La carrera es impartida por la Facultad de Ciencias Empresariales en las sedes Concepción y Chillán, en modalidad regular y como programa especial de continuación de estudios. En su tercer proceso de acreditación trabaja con la Agencia AcreditAcción.

En la imagen exterior, los evaluadores externos y la coordinadora de la AcreditAcción Karla Montero, junto a Sergio Araya; Eduardo Castillo, jefe de la carrera en Concepción, y Guillermo Alarcón, presidente del Centro de Alumnos en la sede penquista.




Con visitas de pares, avanza proceso de acreditación de carreras de pregrado

Según lo previsto, a fines de mayo se concretó la visita de pares de Arquitectura y Pedagogía en Educación General Básica en el marco de su tercer y cuarto proceso de acreditación, respectivamente. Los correspondientes informes se conocerán en las próximas semanas y con sus resultados el porcentaje de acreditación del pregrado se elevaría por sobre el 80 por ciento, si se consideran también Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, visitada recientemente por sus pares, e Ingeniería Comercial, que espera la visita de evaluadores este primer semestre.

El comité de pares de Arquitectura -integrado por los arquitectos Luis Varas Arriaza, quien lo encabeza; Mario Terán Pardo y Juan Luis Moraga Lacoste- estuvo en el Campus Concepción del lunes 25 al miércoles 27 de mayo. En la oportunidad se reunieron con autoridades superiores de nuestra Universidad, directivos de unidades vinculadas al proceso de acreditación, de la Facultad, Escuela y Departamentos, así como con estudiantes, académicos, egresados y empleadores. Asimismo recorrieron las instalaciones que ocupa la carrera.

Un programa similar cumplió, en Chillán, la delegación evaluadora de Pedagogía en Educación General Básica, conformada por los profesores Héctor Concha, de la Universidad Católica Silva Henríquez; Ernesto Toro, del Instituto Profesional IP Chile; y Luis Alfredo Espinoza, de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.

En el caso de Arquitectura, se montó además una exposición de talleres, incluyendo título y práctica, con trabajos con distinta calificación y su correspondiente pauta de evaluación. Se presentaron también portafolios, carpetas y croquis de trabajo, como evidencia del proceso desarrollado por los alumnos, y los docentes a cargo se refirieron brevemente al curso y respondieron las consultas de los pares.

Mostramos una síntesis de lo que hace nuestra Escuela, manifestó el director Hernán Barría Chateau. Agregó que en su informe de salida, los pares externos señalaron las debilidades y fortalezas detectadas, destacando entre estas últimas el equipamiento con que cuentan los laboratorios de la Facultad, la articulación con el posgrado y el perfeccionamiento del cuerpo doecnte.

Por su parte Rogelio Navarrete Gahora, director de la Escuela de Pedagogía en Educación General Básica, señaló que los evaluadores externos de la carrera resaltaron la participación de alumnos y actores externos, la estructura y gestión administrativa del programa -lo que le permite atender los requerimientos bibliográficos o de otros materiales-, la idoneidad de los académicos y la concordancia del perfil de egresado con la misión y objetivos institucionales. Entre los desafíos, en tanto, mencionaron la necesidad de un mayor seguimiento a los titulados.

La carrera de Arquitectura se está acreditando con la Agencia Acreditadora de Arquitectura, Arte y Diseño AADSA, en tanto que Pedagogía en Educación General Básica lo hace con AcreditAcción. La anterior certificación de Arquitectura se prolongó por cinco años, en tanto que la citada Pedagogía se encuentra con acreditación vigente, también por un lustro.

En la imagen exterior, la visita de evaluadores a la Escuela de Arquitectura. En el interior, los pares externos de Pedagogía en Educación General Básica junto a la ejecutiva de la agencia acreditadora que les acompañó.




Carreras de Concepción y Chillán reciben visita de pares para acreditación

A la reciente visita de los evaluadores externos de Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, IECI, se sumarán las de Arquitectura y Pedagogía en Educación General Básica, a fines de mayo, y las de Ingeniería Comercial e Ingeniería Civil Industrial, previstas para antes del término del semestre en curso.

En el marco del segundo proceso de acreditación de IECI, que la Facultad de Ciencias Empresariales dicta en la sede Concepción, la carrera fue visitada por los pares externos, del miércoles 6 al viernes 8 de mayo. En su informe de salida, los evaluadores señalaron las fortalezas y oportunidades de mejora que, a su juicio, evidencia el programa.

Sergio Araya Guzmán, jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica, informó que la delegación conformada por Fernando Lemarie, Cecilia Laborde y Juan Soza -de las universidades de Los Lagos, Andrés Bello y Santa María, sede Talcahuano, respectivamente- destacó el perfil de egreso y la malla curricular de IECI, su coherencia con la misión, visión y valores institucionales y las iniciativas que se llevan adelante para su cabal cumplimiento. Resaltó igualmente la preocupación por mejorar los índices de deserción estudiantil y reprobación de asignaturas, a través de programas como la modularización del curso de Algebra y el apoyo de alumnos tutores.

Otros aspectos positivos observados por los evaluadores, manifestó Araya, son la existencia del consejo asesor externo de la carrera, lo que permite fortalecer su vinculación con titulados, empleadores y el entorno; el uso de intranet como mecanismo de acceso a la información académica y la capacitación docente para el desarrollo del modelo educativo de la UBB. Hicieron también referencia a la alta participación, coordinación y apoyo institucional al proceso de autoevaluación del programa.

En cuanto a los desafíos, los pares mencionaron el fortalecimiento de los mecanismos de evaluación del desempeño de los profesores, su impacto y cobertura. Advirtieron asimismo que el incremento en el número de alumnos de la carrera genera una mayor demanda de equipamiento y laboratorios para la docencia.

El jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, UAC, recordó que en la primera oportunidad Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática fue acreditada por cuatro años, de 2011 a 2015.

Agregó que durante mayo otras dos carreras recibirán la visita de los pares evaluadores: Arquitectura, del 25 al 27, y Pedagogía en Educación General Básica, del 27 al 29. Para la primera, se trata de su tercera acreditación, en tanto que para la segunda es la cuarta, habiendo sido ambas certificadas por cinco años la última vez que se sometieron al proceso.

Respecto de Pedagogía en Educación General Básica -con acreditación vigente- , Araya resaltó que levantó la documentación de autoevaluación en un mes, plazo en que la atención de quienes forman parte del programa se concentró en este esfuerzo, que contó con el apoyo de la UAC.

Finalmente, señaló que para el primer semestre de este año se espera también la visita de pares externos para una nueva acreditación de Ingeniería Comercial e Ingeniería Civil Industrial. De esta forma, el actual 72 por ciento de acreditación del pregrado que registra nuestra Universidad se elevaría a un 81.2 por ciento en los próximos meses.

En la imagen exterior, los pares evaluadores externos de Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, junto a María Eugenia Lasners, de la Agencia Acredita CI.




Ingeniería Civil en Industrias de la Madera cuenta con doble acreditación nacional e internacional

La temprana y permanente vinculación de los alumnos con el sector industrial, el alto nivel de su cuerpo académico, infraestructura y equipamiento y su creciente internacionalización son algunos de los aspectos destacados en el reciente proceso de acreditación de la carrera de Ingeniería Civil en Industrias de la Madera, Icimad. En lo que es su primera acreditación nacional, el programa fue certificado por cuatro años por la Agencia AcreditAcción, reconocimiento que se suma a la acreditación internacional que el 2010 y hasta el 2020 le otorgó la Sociedad de Ciencia y Tecnología de la Madera (SWST, en su sigla en inglés).

Es un sello de calidad que tiene que ver con los objetivos de excelencia asumidos por la carrera y por nuestra institución, señaló el director de Escuela, Gerson Rojas. En el mismo propósito -agregó-, antes de que se registraran las primeras generaciones de egresados que exige la acreditación nacional, Icimad se convirtió en el primer programa de la especialidad fuera de Estados Unidos y Canadá en alcanzar la certificación de la SWST.

Ahondando en las características de la carrera valoradas positivamente, el académico comentó la buena impresión que generó la incorporación de tres prácticas: Una de verano, al término del primer año de estudios, otra en el sexto semestre y una de habilitación profesional, al final de la carrera. El estudiante se relaciona con el mundo laboral a lo largo de toda su formación y en algunos casos es requerido más tarde, como profesional, en la misma empresa donde se desempeñó, subrayó Rojas. En este sentido, indicó que Icimad exhibe una buena empleabilidad, advirtiéndose una permanente demanda desde el sector productivo.

El director de Escuela recordó, asimismo, que gran parte del equipo docente a cargo de la carrera tiene grado de doctor y/o Magíster y lleva adelante labores de investigación, con una alta productividad científica y reconocimiento en Chile y el extranjero. Se refirió igualmente a las posibilidades de movilidad académica y estudiantil con países de América Latina y Europa y al acuerdo de doble titulación con la Escuela Superior de la Madera, en Francia. A través de proyectos apoyados por el Ministerio de Educación y entidades galas, se han abierto programas de intercambio y pasantías para los estudiantes de pregrado, así como la alternativa de acceder a un título otorgado por el plantel de Nancy, precisó.

En cuanto a los próximos desafíos, Rojas manifestó que la mayor parte están incorporados en la renovación curricular en la que la Escuela ya está trabajando. Esperamos partir el año 2016 con un nuevo currículo, que incluye avances como la certificación del manejo del inglés, puntualizó.

El director de la Escuela de Ingeniería Civil en Industrias de la Madera explicó que la carrera es una ingeniería civil con una especialización en procesos de transformación mecánica de la madera. Se trata de un área en que la Universidad del Bío-Bío tiene una trayectoria de más de 50 años y su aporte al desarrollo del sector es ampliamente reconocido, al igual que los profesionales que forma.




Arquitectura recibió visita de pares para una nueva acreditación internacional

En el marco del proceso para obtener una nueva acreditación internacional de la carrera de Arquitectura, el jueves 4 y viernes 5 de diciembre visitó nuestra Universidad el comité de pares del Royal Institute of British Architects, Riba. Según señaló el director de Escuela Hernán Barría Chateau, la delegación ratificó que el programa cumple con los parámetros exigidos por la organización, destacando el compromiso de la unidad con su entorno territorial, entre otros aspectos. Los resultados oficiales del proceso se informarán próximamente.

La comitiva encabezada por Neil Lamb se reunió con directivos, académicos, estudiantes, egresados y empleadores; recorrió talleres, salas de clase y laboratorios de la Facultad y conoció proyectos y trabajos desarrollados por los alumnos. Fue también recibida por el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo y la directora general de Relaciones Institucionales Maureen Trebilcock Kelly.

El objetivo de la visita del comité de pares es constatar que la formación que se entrega se ajusta a los estándares del Riba para el nivel universitario, indicó Hernán Barría. Agregó que la evaluación considera diversos temas asociados a la enseñanza de la arquitectura, tales como historia, medio ambiente, identidad, sistemas constructivos y otros.

En su informe de salida, la delegación reconoció la alta vinculación de la Escuela con la comunidad local y regional, reflejada en su importante aporte a los proyectos de reconstrucción tras el terremoto y maremoto de 2010. Valoró también su contribución al estudio y desarrollo de la arquitectura en madera, así como el compromiso de académicos y estudiantes.

La carrera de Arquitectura de la UBB ha sido acreditada por el Riba desde 1990, en sucesivos períodos de cinco años, siendo una de las primeras del país en contar con este reconocimiento. Actualmente, el programa se encuentra además acreditándose a nivel nacional con la Agencia AADSA, del Colegio de Arquitectos. En dos oportunidades anteriores fue certificada -por la Comisión Nacional de Acreditación y la misma AADSA- también por cinco años.

En la imagen exterior, en su encuentro con el vicerrector académico Aldo Ballerini y la directora general de Relaciones Institucionales Maureen Trebilcock, la delegación del Riba -integrada por dos académicos, dos profesionales y una secretaria- junto al representante de la delegación local del Colegio de Arquitectos Erwin Lindemann, el decano (s) de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño Gerardo Saelzer, el director de la Escuela de Arquitectura Hernán Barría y el jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad Sergio Araya.