En un nuevo aniversario, Escuela de Arquitectura rindió homenaje a cuatro de sus académicos

Con un reconocimiento a los cuatro profesores más antiguos de la Escuela de Arquitectura, se iniciaron el viernes 23 de mayo las actividades de celebración del cuadragésimo quinto aniversario de la unidad. Roberto Goycoolea Infante, Jorge Harris Jorquera, Ricardo Hempel Holzapfel y Gerardo Valverde Vildósola recibieron el homenaje de directivos universitarios, docentes y alumnos, que valoraron su aporte a la formación de profesionales y al desarrollo de la Escuela y la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la UBB.

Un hall del pilar colmado de asistentes fue el escenario del acto, que comenzó con las palabras de la decana Cecilia Poblete Arredondo. La académica relató diversos aspectos de la trayectoria de los homenajeados, que han marcado también la historia de la Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad, así como la de sus profesores, egresados y estudiantes.

En seguida, hizo uso de la palabra el rector Héctor Gaete Feres, quien comentó que él fue alumno de los cuatro académicos y destacó las cualidades profesionales y humanas que les distinguen: La humildad y sencillez de Goycoolea; la rigurosidad y auto exigencia de Hempel; su entrega y dedicación a la docencia de Harris y la preocupación por los valores personales y profesionales del arquitecto, de Valverde.

Posteriormente, el director de la Escuela de Arquitectura, Hernán Barría Chateau, expuso una semblanza de los docentes distinguidos, subrayando sus méritos y contribución en el ámbito académico y la investigación. Recordó que sus relevantes condiciones le han hecho merecedores de premios y galardones otorgados por organismos de la especialidad y la comunidad en general, contribuyendo con ello al prestigio de la Escuela.

Tras la presentación, se hizo entrega de un grabado a cada uno de los homenajeados. En representación de Gerardo Valverde -quien excusó su asistencia- recibió el obsequio la decana Poblete.

Al finalizar la ceremonia, se dirigieron a los presentes Ricardo Hempel, Jorge Harris y Roberto Goycoolea para agradecer el reconocimiento. Nuestra labor y crecimiento son fruto del trabajo en equipo y del estímulo de nuestros alumnos, enfatizó Goycoolea.

Centro de ex alumnos

El mismo viernes 23 de mayo, en el Paraninfo y en el marco de un encuentro de egresados, se constituyó el Centro de Ex alumnos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Bío-Bío. Su directorio quedó constituido, de manera provisional, por Margarita Naranjo Concha, Francisca Jiménez Pérez, Patricio Chávez Pizarro, Francisco Pacheco Guzmán, Jaime Peñailillo Muñoz, Daniel Leiva Silva y Álvaro Hueche Fuentes, que próximamente definirán los correspondientes cargos y funciones.

En la oportunidad, el presidente de la delegación local del Colegio Arquitectos Claudio Arce hizo entrega de un galvano a la Escuela, con ocasión de su cuadragésimo quinto aniversario. Intervinieron también el rector Héctor Gaete Feres, el director Hernán Barría y el egresado Francisco Pacheco, coincidiendo en su llamado a integrarse al Centro de Ex Alumnos, como una forma de contribuir a la mejor formación de los futuros arquitectos y enriquecer su propio desarrollo profesional, en una relación de mutuo beneficio.

En la imagen exterior, el homenaje a los profesores Roberto Goycoolea Infante, Jorge Harris Jorquera, Ricardo Hempel Holzapfel y Gerardo Valverde Vildósola. En el interior, la constitución del Centro de Ex alumnos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Bío-Bío. Más fotos de ambas actividades en https://www.flickr.com/photos/ubiobio/sets/72157644880053814/ y https://www.flickr.com/photos/ubiobio/sets/72157644867128111/.




Arquitectura inició proceso de autoevaluación para una tercera acreditación

Es hora de volver a mirarnos y ver cómo lo estamos haciendo, señaló la académica Claudia King, al dirigirse a directivos, docentes, alumnos y funcionarios de la Escuela de Arquitectura que el miércoles 12 de marzo repletaron el  Paraninfo, para dar inicio oficial al proceso de autoevaluación para una nueva acreditación de la carrera. El acto fue encabezado por el rector Héctor Gaete Feres, quien instó a los asistentes a participar en la iniciativa que – dijo – constituye una oportunidad de reafirmar el reconocimiento alcanzado por la Escuela a lo largo de sus 45 años de historia.

Certificada por la Agencia ADDSA por un período de cinco años, hasta agosto de 2014, Arquitectura busca ahora renovar su acreditación, siendo éste el tercer proceso a  nivel nacional que enfrenta.  El programa está también acreditado internacionalmente por el Royal Institute of British Architects, RIBA, por los mismos por cinco años.

La autoevaluación para la nueva certificación nacional es liderada por Claudia King, la que explicó que ésta debe dar cuenta del modo de enseñar y las facilidades para aprender que ofrece la Escuela, su vinculación con el entorno y su capacidad de renovación y de desarrollar proyectos.

Por su parte, el Rector indicó que se trata de una tarea que requiere del trabajo participativo, honesto y transparente de la unidad en  su conjunto, sin caer en la autocomplacencia ni en la autocrítica flagelante. Estamos entre las tres mejores carreras de Arquitectura del país, según diversas mediciones, puntualizó la autoridad universitaria. Y agregó: Como arquitecto UBB y como rector de esta casa de estudios,  tengo plena certeza de nuestro compromiso con una educación de calidad, que busca formar profesionales con un fuerte sentido ciudadano, respetuosos de los valores republicanos, capaces de trabajar en equipo, de articularse en torno a lo que les une y tolerar las diferencias.

La decana de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Cecilia Poblete, en tanto, animó a los integrantes de la Escuela a enfrentar la autoevaluación sin temores y a apostar por la acreditación máxima, de siete años.

El acto del miércoles 12 consideró también la intervención de Alvaro Arcos, en representación de la coordinadora de alumnos de la carrera, quien convocó a sus compañeros a comprometerse y  hacerse parte activa del proceso.

El encuentro contempló, además, una exposición del jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, UAC, Sergio Araya Guzmán  (en la imagen interior), en torno a los objetivos y alcances de la acreditación de carreras, concluyendo con la firma del compromiso de certificación de Arquitectura por parte de la Decana, el jefe de la UAC y el director de la Escuela, Hernán Barría.




Colegio de Arquitectos y Cámara de la Construcción homenajearon a académico UBB Premio Nacional de Urbanismo

Las delegaciones locales del Colegio de Arquitectos y de la Cámara Chilena de la Construcción convocaron a una cena de homenaje a Sergio Baereswyl Rada, director del Departamento de Planificación y Diseño Urbano de la UBB, galardonado con el Premio Nacional de Urbanismo 2013. La cita tuvo lugar el jueves 6 de marzo, en Concepción, y contó con la presencia de la jefa de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, Pilar Giménez, quien resaltó el aporte de Baereswyl a la reconstrucción del borde costero tras el terremoto y tsunami de 2010, así como su condición de profesional de regiones y su contribución a la nueva política de desarrollo urbano de nuestro país.

Giménez -integrante del jurado que dirimió el reconocimiento otorgado por el Ministerio – comentó que el académico de nuestra Universidad debió enfrentar una ardua competencia, ya que entre los postulantes a la distinción figuraban urbanistas de gran trayectoria y prestigio a nivel nacional. En la oportunidad, la ejecutiva presentó también el libro de los Premio Nacional de Urbanismo, que recoge la obra de los galardonados a la fecha: Juan Honold y Pastor Correa (2010), Germán Bannen (2003), Ignacio Santa María (1998), Juan Parrochia (1996) y Miguel Eyquem (1971), además de Sergio Baereswyl.

En el homenaje intervinieron igualmente Claudio Arce y Mario Seguel, representantes de las organizaciones anfitrionas, que también valoraron las cualidades profesionales del director del Departamento de Planificación y Desarrollo Urbano de la UBB. Asimismo manifestaron su satisfacción que el premio nacional de la especialidad fuera por primera vez para un urbanista regional.  

En el encuentro participaron profesionales y académicos de las universidades del Bío-Bío, de Concepción y del Desarrollo. En la fotografía exterior, de izquierda a derecha, Francisco Núñez, Sergio Baeriswyl, Karin Rudiger
y Gerardo Valverde. En la imagen interior, en el mismo orden, Iván Cartes, Hernán Barría, Patricia Rivero, Roberto Burdiles y Cecilia Poblete, decana de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la UBB.




Comunidad universitaria recordó al arquitecto Roberto Lira Olmo

Un emotivo homenaje al académico Roberto Lira Olmo -fallecido el 21 de noviembre recién pasado- rindieron la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño y el Departamento de Planificación y Diseño Urbano. Colegas, amigos, familiares y alumnos recordaron distintas facetas del desaparecido arquitecto, que se desempeñó en nuestra Universidad por 22 años.

Su contribución a la UBB, la ciudad y la Región, expresada, entre otras cosas, en la fundación de la revista Urbano y el Laboratorio de Estudios Urbanos (LEU), la elaboración de planes reguladores comunales y del campus universitario y la dirección del estudio de riesgos en la zona costera encargado a nuestra institución tras el terremoto de 2010, fueron recordados por quienes intervinieron en el acto.

Los oradores evocaron, igualmente, su trato amable, su irrestricta defensa del paisaje, su permanente asombro frente a las nuevas tecnologías -que prontamente incorporaba a su quehacer- y su amor a la música. Rememoraron también sus dotes de gran anfitrión, buen conversador, dispuesto a cocinar y degustar, así como su obstinación y pasión por la navegación  y el clarinete.

En la ceremonia, que tuvo lugar el viernes 13 de diciembre, estuvieron presentes sus hermanos Pedro y Pablo y sus hijos Diego, Juan y Antonia. El encuentro se inició en el frontis del edificio de la Facultad, con la plantación de una palma chilena que pertenecía a Roberto Lira y que constituye un reconocimiento material a su legado y condiciones humanas. En seguida, los asistentes escribieron en pequeños botes de papel palabras en su recuerdo, las que luego fueron entregadas a los familiares.  

El homenaje continuó en el hall del pilar de la Escuela de Arquitectura, donde se dirigieron a los presentes los arquitectos Patricio Morgado y  Leonardo Seguel, mientras que Luis Méndez y Sergio Bravo interpretaron algunas de las canciones que gustaban al fallecido académico y el profesor Ignacio Bisbal presentó un diaporama. En la oportunidad, se hizo además entrega al LEU de una fotografía de Lira, mientras que la familia recibió la placa que identificaba las oficinas de su padre y hermano.

La ceremonia – conducida por Sergio Baereswyl, director del Departamento de Planificación y Diseño Urbano, y Magaly Mella, del Centro de Estudios Urbano Regionales- culminó con un cerrado aplauso.

Nacido en 1950, Roberto Lira Olmo se tituló de arquitecto en 1979, en la Universidad de Chile; obtuvo el master en Urbanismo y Planificación Regional y en Arquitectura y Diseño Urbano de la Universidad de California, Estados Unidos. En su trayectoria profesional se destacó en las áreas de urbanismo, ordenamiento y paisajismo. Participó en proyectos a nivel nacional, en empresas públicas y privadas. Fue consultor para las Naciones Unidas en el proyecto Concepción Sustentable y director del Departamento de Planificación y Diseño Urbano de la UBB.




Académico presentó metodología que incorpora la atmósfera cotidiana como patrimonio arquitectónico intangible

La ponencia Atmósfera cotidiana como patrimonio intangible en la ciudad minera de Lota, Chile, presentó el académico Leonardo Seguel en el III Congreso Iberoamericano y XI Jornada Técnicas de Restauración y Conservación del Patrimonio, COIBRECOPA 2013, realizada en La Plata, Argentina. El encuentro convocado por la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, el Laboratorio de Entrenamiento Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, congregó a más de 80 especialistas de  América y Europa.

La COBREICOPA 2013 tuvo como objetivo promover la interacción de las capacidades científico tecnológicas disponibles en Iberoamérica y visualizar posibles líneas de acción, proyectos de investigación conjunta y la conformación de equipos multidisciplinarios, para abordar integralmente la problemática de la restauración y conservación del patrimonio.

En la oportunidad, los participantes expusieron los conocimientos desarrollados y/o aplicados sobre distintas técnicas de recuperación y preservación patrimonial, presentando  diversos enfoques teóricos y prácticos sobre la materia. En la versión 2013 de la COBREICOPA participaron por primera vez países como Chile, Colombia, Perú e Italia, que se sumaron a otros que ya habían participado en ediciones anteriores, como España, Cuba, México, Brasil, Uruguay y Portugal.

En su ponencia, Leonardo Seguel se refirió al diseño y aplicación de una metodología proyectual que permite interpretar arquitectónicamente la condición cultural de la atmósfera cotidiana, reconociéndola  como  patrimonio intangible.  El estudio de campo se realizó en Lota, con alumnos del taller de segundo año de la Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad. A través de la aplicación pedagógica de una estrategia de aproximación fenomenológica al objeto de estudio que consideró la emoción y la subjetividad, se visualizaron aspectos intangibles del habitar cotidiano que configuran la atmósfera identitaria.

La recreación arquitectónica de esta sutil pero significativa dimensión del habitar permite incorporar patrones identitarios más finos al rescate patrimonial, así como otorgar continuidad histórica, sentido de pertenencia y sustentabilidad a proyectos urbanos, comentó el académico del Departamento de Teoría y Diseño de la Arquitectura de la UBB.

En la imagen, Leonardo Seguel en la Casa Curutchet, emblema de la arquitectura habitacional moderna, diseñada por Le Corbusier el año 1949, ubicada en la ciudad de La Plata.




Proyectos de estudiantes UBB obtienen primeros lugares en concurso de Arquitectura

Alumnos y profesores durante la ceremonia de premiación realizada en Penco.

Alumnos y profesores durante la ceremonia de premiación realizada en Penco.

 

Los estudiantes de quinto año de la carrera de Arquitectura, guiados por los académicos Iván Cartes y Sergio Baeriswyl obtuvieron los tres primeros lugares y la mención honrosa en el primer Concurso de Ideas Urbanas: Parque Costanera de Penco, organizado por la Coordinadora Nacional de Estudiantes de Arquitectura de Chile, la Fundación para la Superación de la Pobreza, la Municipalidad de Penco, y la Cámara de Comercio de Penco. 

El concurso tuvo como objetivo seleccionar anteproyectos que fueran un aporte a la planificación urbana y a la implementación de equipamiento de calidad para el desarrollo de la ciudad, que sufriera la destrucción, deterioro y menoscabo con el terremoto del 27 de febrero de 2010.

En esta primera versión, se evaluó la identidad, funcionalidad, coherencia y sustentabilidad de los anteproyectos. La iniciativa Portal al mar, presentada por los alumnos Ana Hinojosa, Sebastián Fritz y Bladimir Salazar, obtuvo el primer lugar.  En ella se propone conectar y proyectar la relación del sector urbano y la costa dividido por la línea férrea,  haciendo un reforzamiento urbano, reconociendo la continuidad de los elementos naturales y los elementos de continuidad urbana,  creando portales que conecten a los habitantes con las presencia del mar.

En representación de los alumnos ganadores, Ana Hinojosa, manifestó que el premio es muy significativo pues es capaz de entregar una respuesta adecuada y cercana, considerando la visión de los pobladores, a lo que ellos esperaban tener en su borde costero.

El valor, dijo, está en reconocer la necesidades que existen dentro de comunas, desarrollando proyectos desde los centros urbanos, tomando la identidad  arraigada de la zona, haciéndola cercana a sus habitantes, entendiendo que todo emplazamiento tiene una identidad, que es necesario detectar y hacer viva. “Así fue como pudimos retomar elementos propios de Penco, que hasta el momento no cumplían una función determinada ni reconocida, dotando a la comuna de un carácter histórico. Eso es lo que más nos motivaba en proyectar cada línea de este diseño”.

Destacó también el trabajo en equipo, parte de la enseñanza del taller, que les permitió afiatar y priorizar las ideas. “Eso nos distingue como arquitectos UBB. La cercanía entre alumnos y en cómo nos adentramos en el lazo con los habitantes o receptores del proyecto. Esto se vio reflejado en la premiación, en donde, desde el tercer al primer lugar y la mención honrosa recayeron en la Universidad del Bio-Bio.

Las iniciativas Corredor Eco Histórico, de Francisca Jiménez, Josefina Palacios y Rocío Vásquez; y Re-habitar la línea, de Paulina Escares, Constanza Castillo y Diego Tribiño, consiguieron el segundo y tercer lugar, respectivamente. La mención honrosa fue para Camila Luza, José Cuevas y Mario Aravena.

El anteproyecto denominado Portal al mar  obtuvo el primer lugar del concurso.

El anteproyecto denominado Portal al mar obtuvo el primer lugar del concurso.

 

Segundo lugar.

Segundo lugar.

 

tercer

Tercer lugar.

Mención honrosa.

Mención honrosa.