Académica UBB aporta reveladores antecedentes sobre competencia digital de estudiantes de Pedagogías

Académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Carolina Flores Lueg, desarrolló investigación denominada “Factores que inciden en la valoración de estudiantes de Pedagogía sobre sus competencias digitales: El caso de la Universidad del Bío-Bío (Chile)”.

IMG_4446“Determinar la autovaloración que realizan los estudiantes de los distintos niveles de formación inicial docente de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío, sobre el nivel alcanzado en el desarrollo de su competencia digital, así como también los factores que tienen mayor incidencia en esa valoración, y el significado que estos factores tienen para los estudiantes en su proceso de formación inicial”, fue el principal objetivo de la investigación denominada “Factores que inciden en la valoración de estudiantes de Pedagogía sobre sus competencias digitales: El caso de la Universidad del Bío-Bío (Chile)”, realizada por la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Carolina Flores Lueg.

La investigación corresponde a la tesis doctoral realizada por la investigadora para optar al grado de Doctora en la Universidad de Alicante, España, en el marco del proyecto MECESUP UBB074-D2011. En dicha investigación, la Dra. Flores Lueg fue dirigida por la Dra. Rosabel Roig- Vila, académica del Departamento de Didáctica General y Didácticas Específicas de la Universidad de Alicante.

“Este estudio presenta información relevante respecto a cómo los estudiantes de Pedagogía se están acercando a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) desde el punto de vista personal y académico durante su proceso formativo. Al mismo tiempo, ofrece información en torno a cómo ellos perciben su desempeño respecto a la utilización de estas herramientas en su futuro laboral, y a la forma en cómo valoran el entorno donde se están formando respecto a este ámbito. Los resultados obtenidos  puede servir  de antecedente al cuerpo docente de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB para la generación de propuestas de intervención e innovación con TIC en la formación de futuros maestros,  inclusive a docentes de otras universidades como referente para futuras investigaciones y/o implementación de propuestas de innovación”, explicó la Dra. Carolina Flores.

La investigadora optó por un complemento entre metodologías cualitativa y cuantitativa, en atención a que, según expresó “era necesario definir variables susceptibles de ser medidas a través de instrumentos válidos y fiables, al mismo tiempo que se precisaba tener información sobre los significados que los propios estudiantes le atribuyen a las TIC dentro de su proceso de formación. Esta complementariedad metodológica ha permitido una mirada más holística y comprensiva de aquellos factores que inciden en los niveles de competencia digital autopercibido por los estudiantes de Pedagogía”, ilustró.

De este modo, la muestra estuvo conformada por 175 estudiantes de las carreras de Pedagogía de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB, quienes el año 2014 asistieron a práctica profesional. De éstos, un 79.4% correspondió a mujeres y un 20.6% a hombres, con una edad media prácticamente de 24 años.

“Desde la perspectiva cualitativa, el diseño considerado para llevar a cabo la investigación correspondió a un estudio de caso, mientras que desde la perspectiva cuantitativa correspondió a un diseño no experimental, específicamente el correlacional”, aseveró la Dra. Flores.

Según precisó la investigadora, al tratarse de un estudio de caso, los resultados obtenidos no pueden generalizarse o transferirse a otras realidades.

¿Por qué es necesario abordar el tema de la competencia digital de estudiantes de Pedagogía?

“Porque la conjugación de los fenómenos que estamos vivenciando, caracterizados principalmente por la marcada presencia de las TIC en los distintos ámbitos sociales, ha ido planteando nuevas cuestiones, nuevos desafíos y nuevas formas de enfocar los procesos bajo los cuales se forma al profesorado, y las condiciones bajo las cuales desempeña su labor docente”.

“Si bien, el desarrollo de la competencia digital traspasa a todas las áreas de especialización profesional, adopta una relevancia crucial en el ámbito de la Pedagogía, pues, por una parte, los procesos educativos y formativos de todos los niveles y áreas educativas, requieren de la labor que ejerce el profesorado y, por otro lado, no se puede negar que el desarrollo de la competencia digital es clave para la formación integral y para el aprendizaje permanente de una persona, y precisamente dicha responsabilidad recae en la labor que desempeñan los docentes”.

“En relación con lo anterior, es importante subrayar que las TIC, como medios que son, ofrecen múltiples alternativas para ser aprovechadas didácticamente por el profesorado, pues no solo pueden contribuir a renovar o innovar en las metodologías de enseñanza, sino que también su incorporación en el aula contribuye a acercarse a la realidad que viven hoy en día los niños y los jóvenes”.

¿Cuáles fueron los principales resultados observados desde la dimensión cualitativa?

“Desde el punto de vista de la dimensión cualitativa se puede aseverar que para los estudiantes las TIC han adquirido gran relevancia en su vida personal y académica, pues reconocen la necesidad de hacer uso de ellas para estar comunicados, acceder a la información que requieren y cumplir con las exigencias demandadas por los docentes. Asimismo, demuestran una disposición muy favorable para que estas herramientas sean incorporadas a la educación, ya que para ellos facilitan la labor docente en todas sus dimensiones, pero sienten que su nivel de competencia digital es bajo, principalmente en el uso de estas herramientas como recurso didáctico”.

“El significado atribuido a las TIC en su vida personal está asociado a la facilidad que ofrecen estas herramientas para estar comunicados con amigos, familiares y enterarse de las noticias específicas de la carrera universitaria a la que pertenecen”.

“Desde el punto de vista del significado que tienen para su labor académica, éste se asocia fundamentalmente al cumplimiento de las exigencias planteadas por los docentes, fundamentalmente asociadas al uso de softwares de productividad (Power Point, Word y en algunos casos Excel), mientras que en su vida profesional el significado dado a estas herramientas se vincula fundamentalmente a las posibilidades que ofrecen para optimizar los tiempos y motivar a los sus estudiantes en las clases”.

“No obstante, se observa que el sentido atribuido a las TIC en la labor educativa está más vinculado a una perspectiva tradicional de enseñanza que a una visión innovadora respecto al uso de estas herramientas, lo que en alguna medida puede responder a los modelos educativos bajo los cuales han sido formados, específicamente en este ámbito. Esta situación ha favorecido en ellos la adquisición de conocimientos básicos e instrumentales sobre su utilización, y un escaso conocimiento sobre cómo aplicar las herramientas tecnológicas y digitales desde una perspectiva pedagógica”.

“Otro aspecto que está vinculado al bajo nivel de conocimientos en el uso de TIC como recurso didáctico autopercibido por los estudiantes, corresponde a su Plan de Estudios, ya que éste sólo comprende una asignatura específica vinculada al uso de estas herramientas que está instalada en el primer año de formación, cuya duración es de un semestre y se descontinúa a lo largo de resto del proceso. Esta característica curricular genera ciertas limitaciones para ofrecer a los estudiantes otras instancias donde puedan, en forma más intencionada,  aprender a utilizar  estos recursos con un sentido educativo”.

“Sumando a lo anterior, se puede sostener que a los estudiantes no sólo les ha repercutido la no continuidad de una asignatura en particular, sino que, a la vez, también ha sido determinante el hecho de que las TIC no sean incorporadas de manera transversal y longitudinal en el resto de las asignaturas, pues coincidentemente, destacan que lo aprendido al inicio de su proceso formativo en la asignatura de Tecnologías y Aprendizaje, sólo respondió a una práctica llevada a cabo para cumplir con las exigencias de aprobación de la misma, pues, por su parte no continuaron actualizando, practicando o transfiriendo esos aprendizajes al resto de las asignaturas”.

¿Y cuáles fueron los principales resultados desde la dimensión cuantitativa?

“En cuanto los resultados descriptivos de la variable conectividad, se observa que el 100% de los estudiantes tienen teléfono celular, pero sólo el 74.3% tiene acceso a Internet desde el mismo. En lo que respecta al lugar de conexión, se videncia que el 84.5% lo hace desde su casa, y el 77.6% en la Universidad. Por otra parte, un 77.7% de los estudiantes se conecta a Internet varias veces al día, y mayoritariamente lo hacen para participar en redes sociales (89.5%), y revisar el correo electrónico (89%). Las redes sociales más utilizadas son Facebook (95.4%), WhatsApp (77.5%) y YouTube (77.5%)”.

“Un dato importante a destacar respecto de la variable ‘enseñanza’, considerada en este estudio, se vincula con la consulta sobre si habían tenido algún tipo de capacitación en TIC, a parte de la asignatura de Tecnología y Aprendizaje. Sólo un 31.2% de los estudiantes habían recibido algún tipo de formación en lo que respecta al uso de estas herramientas, y dentro de este porcentaje, un 59.3% ha asistido a cursos de capacitación presenciales ofrecidos por la propia Universidad del Bío-Bío.  No se observaron diferencias estadísticamente significativas por género”.

¿Cuáles serían a su juicio las conclusiones más relevantes de la investigación?

“La calidad y cantidad de experiencias que vivan los futuros profesores en TIC y con TIC en su etapa de formación inicial, no sólo se constituyen en variables  que inciden de manera importante en la competencia digital de los estudiantes, como se ha demostrado empíricamente en este estudio a partir de la percepción de los propios alumnos, sino que se cree que al mismo tiempo pueden llegar a determinar el sentido, significado y la forma en cómo ellos harán uso de estas herramientas en sus prácticas docentes posteriores, de ahí la necesidad de que los académicos encargados de la formación inicial docente no solo tengamos una actitud positiva frente a la incorporación de estas herramientas en el proceso formativo y conocimientos sobre cómo aprovechar estas herramientas para favorecer el logro de aprendizajes en nuestros estudiantes, sino que también debemos hacer el ejercicio de  reflexionar críticamente sobre lo que estamos  haciendo con las TIC en nuestras clases, cómo las estamos incorporando, cuándo lo estamos haciendo y, sobre todo,  para qué lo estamos haciendo”.

“Por otra parte, se concluye que la formación del profesorado hoy en día, no sólo debe contemplar el desarrollo de la competencia didáctica digital bajo una perspectiva integradora y centrada en la acción, sino que a la vez se cree importante enfatizar en la necesidad de que los programas formativos también centren su atención en el desarrollo de aquellas variables de carácter personal que son determinantes para la implementación de prácticas docente con TIC, como lo es la actitud y los aspectos axiológicos vinculados  al uso de las herramientas tecnológicas y digitales, pues, como sugieren los resultados de este estudio y de otros, la actitud es un factor determinante en la competencia digital de los estudiantes. Asimismo, la dimensión Aspectos Sociales, Éticos y Legales es una de las variables que ha tenido resultados más bajos, si se comparan con las otras dimensiones la competencia digital. A la vez, se sostiene que la presencia de estas herramientas desde el punto de vista curricular, debe contemplarse de manera transversal y longitudinal, y no en forma parcelada como como comúnmente ha sucedido en los programas formativos ofrecidos por distintas instituciones de Educación Superior encargadas de la formación inicial del profesorado”.

“Si bien, a lo largo del proceso formativo de los futuros maestros existen diversas  variables y factores que interactúan entre sí, y que determinan la calidad y efectividad de la formación, en este estudio se concluye que para favorecer el desarrollo de la competencia digital docente e innovar en las metodologías de enseñanza  soportadas por TIC, el foco claramente debe estar puesto en la formación inicial docente, aunque no solamente en los estudiantes sino que en nosotros, los formadores, pues,  nuestras prácticas inciden significativamente en la competencia digital de los estudiantes, en lo que respecta al uso de estas herramientas en el aula”.

“Por otra parte, se concluye que la variable vinculada al género también debe ser tomada en cuenta con bastante énfasis en la formación inicial docente, no sólo porque los resultados de este estudio, y de otros, evidencian que los profesores se sienten más capaces al usar las tecnologías que las profesoras en la mayoría de las dimensiones de la competencia digital, sino porque se requiere que la educación ofrezca igualdad de oportunidades para que ambos grupos tengan la misma oportunidad de acceder al desarrollo de aquellas competencias que son necesarias para la vida”.

“Además de lo anterior, es importante tener en cuenta que si la variable ‘género’ se relaciona significativamente con los niveles de competencia digital autopercibido por ‘los’ estudiantes de Pedagogía, y es el género femenino el que prevalece en la formación inicial docente de la Universidad del Bío-Bío, pues el 79% son mujeres y sólo el 21% son varones, entonces se requiere implementar acciones concretas con las estudiantes y las docentes de la Facultad respecto a las TIC, centradas  en el fortalecimiento de la seguridad en el uso de estas herramientas, para revertir los resultados de este estudio, y de otros cuyos resultados son similares”.

“En cuanto al nivel de competencia digital que autoperciben los estudiantes, se concluye que los estudiantes autoevalúan su competencia digital de manera satisfactoria en algunas dimensiones evaluadas, encontrándose resultados más altos en las dimensiones Aspectos Técnicos y Gestión Escolar; medianamente en la dimensión Aspectos Pedagógicos y Desarrollo Profesional; y resultados bajos en la dimensión Aspectos Sociales, Éticos y Legales. Asimismo, se aprecia que los estudiantes varones se autoevalúan mejor que sus compañeras mujeres, y que las estudiantes del nivel de Educación Parvularia perciben que poseen resultados más bajos que sus compañeros y compañeras de los niveles de Educación Básica y Educación Media, lo que puede ser explicado en gran medida por la variable género, comentada anteriormente”.

“Por último, se concluye que los factores que tienen incidencia en el nivel de competencia digital autopercibido por los estudiantes son: edad, sexo, nivel educativo de formación inicial, capacitación en TIC, actitud, la dimensión física y la dimensión curricular que presenta el contexto formativo, y dentro de estos factores los que tienen mayor significación estadística, en orden de importancia son: 1º nivel de formación inicial, 2º actitud de los estudiantes y 3º las prácticas docentes con TIC”.




Académica UBB expuso en V Jornadas Interamericanas sobre Dirección y Liderazgo Escolar de Summit Internacional de Educación

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Fancy Castro Rubilar, expuso la investigación denominada “La presencia del Liderazgo Pedagógico en el Convenio de Desempeño que adscriben los directores y directoras elegidos (as) por la Alta Dirección Pública (ADP)”. La ponencia abordó temática propia del Grupo de Investigación Gestión y Liderazgo Escolar de la UBB. Encuentro fue convocado por Summit Internacional de Educación en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

IMG-20160112-WA0004 - copiaGenerar una instancia de encuentro entre investigadores, tomadores de decisión, directivos y líderes escolares pertenecientes a distintos niveles del sistema educativo, fue el principal objetivo de las V Jornadas Interamericanas de Dirección y Liderazgo Escolar, organizadas por Summit Internacional en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

De este modo, se busca que los participantes actualicen sus conocimientos sobre Dirección y Liderazgo Escolar; identifiquen prácticas exitosas que puedan ser replicadas; y generen redes con el fin de compartir experiencias.

La Dra. Fancy Castro fue seleccionada y becada por el equipo organizador, correspondiéndole participar en el panel de investigación sobre Evidencia Local del Liderazgo Escolar para la Calidad y Equidad Educativa, junto a investigadores de la Universidad de Chile, Universidad Diego Portales y de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“Como Grupo de Investigación Gestión y Liderazgo Escolar UBB, estamos desarrollando distintas investigaciones, y una de ellas es la emprendida con Directores seleccionados a través del sistema de Alta Dirección Pública. Particularmente, aplicamos un cuestionario vía online a 180 Directores de la Región del Biobío, y también realizamos dos grupos focales a Directores seleccionados por Alta Dirección Pública de la Provincia de Ñuble, y a profesores observadores privilegiados de la práctica directiva de estos profesionales seleccionados. Eso nos permitió generar información y hacer una investigación actualizada, novedosa y necesaria, visualizando políticas públicas”, describió la Dra. Castro Rubilar.

A través de la ponencia se dio cuenta de algunos resultados preliminares sobre la presencia del Liderazgo Pedagógico en los Convenios de Desempeño que firman los Directores de escuela al momento de asumir en los establecimientos municipales.

“Los resultados muestran que los Convenios de Desempeño reflejan levemente el aspecto del Liderazgo Pedagógico que hoy se espera de los Directores, sobre todo a partir del nuevo Marco para la Buena Dirección y Liderazgo Escolar, recientemente promulgado por el Ministerio de Educación, donde se plantea fuertemente el tema del liderazgo, que debe tener un fuerte énfasis en lo pedagógico”, explicó la académica UBB.

“Actualmente, en el Convenio de Desempeño propiamente tal y en la práctica de los Directores, se demuestra que hay una mayor preponderancia administrativa, antes que pedagógica. El Director o Directora está más concentrado en temas administrativos que pedagógicos, y lo necesario es que el Director se vincule mayormente con el apoyo, monitoreo, acompañamiento, y con la gestión curricular. Lo cierto es que eso se diluye mucho por los requerimientos administrativos que les exigen los DAEM y el Ministerio. Ahí se da una contradicción fundamental”, esgrimió la Dra. Fancy Castro.

Según comentó la investigadora UBB, se evidencia que la Política Pública posee una intención, pero al momento de implementarla, y debido a la estructura del sistema, ocurren situaciones paradójicas y contradictorias.IMG-20160112-WA0005 - copia

La información preliminar obtenida por la académica de la UBB fue ampliamente valorada, y de hecho, especialistas de la Universidad de Chile solicitaron conocer en mayor profundidad dichos hallazgos para incorporarlos en reportes relacionados con la nueva política pública.

Las V Jornadas Interamericanas sobre Dirección y Liderazgo Escolar también consideraron paneles internacionales, lo que permitió visualizar que las problemáticas observadas en Chile, tienen su correlato en otros contextos, en el sentido de graficar los distintos tipos de apoyo que se requieren para que el Director de una escuela pueda ser un líder pedagógico.

“Hubo una exposición muy interesante de experiencias en Suiza y en países nórdicos, donde se da cuenta de lo necesario de un apoyo y acompañamiento al Director en términos de salud mental y emocional, considerando los desafíos que implica esta tarea. Igualmente una académica de Stanford University se refirió a lo complejo que resulta la rotación de los profesores en las escuelas, situación que uno no se imagina que ocurra en países donde el sistema está más diseñado”, destacó la Dra. Fancy Castro.




Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia UBB constituyó Consejo Asesor Externo (CAE)

Durante el acto de constitución del Consejo, la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, académica Carmen Mena Bastías, se refirió a las múltiples oportunidades que se abren al conformar el CAE, así como el compromiso y voluntad de participación de las personas e instituciones convocadas para el efecto.

“Mantener, desarrollar y fortalecer el vínculo permanente del mundo académico con el laboral, colaborando con el desarrollo de la Carrera en aspectos curriculares, en sus proyecciones estratégicas y en su relación con el medio laboral y entorno en general”, es el principal objetivo del Consejo Asesor Externo (CAE) de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la UBB, instancia constituida durante un acto especial desarrollado en dependencias de la Facultad de Educación y Humanidades.

La actividad fue presidida por la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías, junto con la participación de las académicas de la carrera Patricia Arteaga González, Carolina Flores Lueg, Ana Gajardo Rodríguez y Lucía Navarrete Troncoso; el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Dr. Miguel Friz Carrillo; el coordinador regional de Pedagogía en Educación Parvularia del Mineduc, Ricardo González Araneda; la presidenta del Centro de Tituladas de Pedagogía en Educación Parvularia, Elodia Martínez Penela; la coordinadora técnica de JUNJI, Mafalda Díaz Toro; la representante de Fundación INTEGRA, Denisse Cifuentes Parra; y el jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, Sergio Araya Guzmán.

Durante el acto de constitución del Consejo, la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, académica Carmen Mena Bastías, se refirió a las múltiples oportunidades que se abren al conformar el CAE, así como el compromiso y voluntad de participación de las personas e instituciones convocadas para el efecto.

“Los integrantes del Consejo Asesor Externo nos propondrán recomendaciones en materias tales como la construcción y adecuación de nuestro perfil de egreso, que precisamente estamos visualizando en el proceso de Renovación Curricular. El comité nos brindará una mirada externa para definir si lo que estamos proponiendo en esta Renovación Curricular es lo que se necesita. El Centro de Tituladas de nuestra carrera, constituido durante 2015, también aportó su visión al respecto. Hay varios insumos que hemos considerado con el propósito de mejorar la formación a propósito de la oportunidad que nos brinda la Renovación Curricular tales como las opiniones de egresadas, profesionales, instituciones, empleadores, entre otros. Pretendemos dar un plus en cuanto a la formación en el primer ciclo (desde 0 a 3 años), equiparándolo con el segundo ciclo. Fortaleceremos la didáctica, que es una herramienta necesaria para que se dé una mejor formación”, describió Carmen Mena.

La presidenta del Centro de Tituladas de Pedagogía en Educación Parvularia, Elodia Martínez Penela, manifestó que dicho organismo se encuentra expectante pues les interesa participar activamente para expresar las visiones sobre la carrera y los requerimientos en materia de actualización por parte de las exalumnas, así como el perfil de egreso profesional que se requiere en la actualidad.

“El CAE es una instancia que nosotras habíamos propuesto cuando recién nos constituimos como Centro de Tituladas, pues veíamos muy necesario entablar un fuerte vínculo con nuestra Escuela para poder mostrar y visualizar junto a la Universidad, cuáles son las necesidades que tenemos como exalumnas, pero también aquellos aspectos que estimamos deben tener las jóvenes que estamos recibiendo en los centros educativos, qué perfil de egreso está requiriendo el medio”, aseveró.

“Se abren nuevos desafíos desde el nivel ministerial y ello obliga a generar cambios en la formación y en el trabajo en el aula de acuerdo a las nuevas metodologías. Eso lo vemos claramente en las salas cuna y jardines de INTEGRA y JUNJI, con muchos más juegos, menos estructura y más didáctica, y eso debe visualizarse desde la formación inicial”, valoró la presidenta.

El coordinador regional de Pedagogía en Educación Parvularia del Mineduc, Ricardo González Araneda, destacó la iniciativa de la carrera, toda vez que la Educación Parvularia ha adquirido una mayor relevancia a partir de la creación de la Subsecretaría del área que garantizará la calidad de la educación que reciben los niños y niñas entre los 0 y 6 años.

“La instalación del Consejo Asesor Externo de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia es una muy buena iniciativa porque los desafíos que tenemos como país requieren de una mayor y constante articulación. El Ministerio de Educación ha instaurado la Subsecretaría de Educación Parvularia, constituyéndose en el organismo rector de la materia en Chile, y de ahí emanarán todas las directrices y orientaciones del área. Eso también dará pie para que los centros de educación superior puedan ir formando a las futuras profesionales de acuerdo a la línea que plantee la institucionalidad. Felicito a la UBB y a la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia por instalar este Consejo Asesor con representación de diversas instituciones, así como con el Centro de Tituladas”, manifestó el coordinador regional.

El jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la UBB, Sergio Araya Guzmán, explicó las funciones específicas que el Consejo Asesor Externo debe desempeñar. En este sentido comentó que el CAE debe apoyar la definición, revisión, ajuste y/o modificación de aspectos o temas curriculares de la carrera tales como el perfil de egreso, el plan de estudio, la malla curricular, los programas de asignaturas, entre otros, considerando las características y requerimientos del medio laboral, los avances de la disciplina, los lineamientos y orientaciones de la unidad académica de la que depende la carrera, y de la institución.

Araya Guzmán describió igualmente que el Consejo deberá trabajar en la definición de orientaciones de desarrollo de la carrera y de las unidades académicas involucradas, relacionadas con la misión, visión y objetivos que guiarán su accionar.

Asimismo, el CAE deberá colaborar en la definición de temas y/o áreas de interés para el desarrollo de proyectos de estudiantes, especialmente en el ámbito del proceso de titulación. La definición, creación y desarrollo de redes de colaboración que faciliten o promuevan la instauración de fuentes de prácticas y de trabajo para estudiantes, egresados y titulados, según corresponda. La definición de actividades que colaboren en la vinculación de la carrera y de las unidades académicas involucradas con el medio laboral y el entorno en general, bajo una perspectiva de mutuo interés y beneficios, como por ejemplo, desarrollo de asistencia técnica, investigación aplicada, entre otras actividades.




Académica UBB devela importantes hallazgos en Ansiedad Escolar tras señera investigación en el área

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, dio cuenta de los principales resultados de su investigación denominada “Adaptación y validación psicométrica del Inventario de Ansiedad Escolar (IAES) en una muestra de estudiantes chilenos de educación secundaria”, donde explicita las múltiples implicancias derivadas de la Ansiedad durante la infancia y adolescencia. Estudio consideró muestra compuesta por 4.156 estudiantes de entre Séptimo Básico y Cuarto Medio, donde 1.950 eran hombres (46,9%), y 2.206 eran mujeres (53.1), de 25 centros educativos de las comunas de Chillán, Chillán Viejo, Bulnes, Cobquecura, Yungay, Coihueco y San Nicolás.

1Dicha investigación corresponde a la tesis doctoral de la académica Nelly Lagos San Martín, en el marco del proyecto MECESUP UBB0704-D2011, que le permitió cursar estudios de Doctorado en la Universidad de Alicante, España, donde fue dirigida por el Dr. José Manuel García-Fernández, y por el Dr. Cándido Inglés Saura.

La investigadora dio cuenta de los principales resultados durante una clase magistral, realizada en la Sala A-23, y presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes.

¿Por qué resulta necesario estudiar la ansiedad y su vinculación con los procesos de aprendizaje?

“Actualmente los trastornos de ansiedad se sitúan entre los problemas más prevalentes en la infancia y adolescencia. Las cifras señaladas al respecto igualan o superan el 10% de prevalencia en estas edades. Del mismo modo se plantea que la ansiedad como trastorno ha aumentado exponencialmente durante las últimas décadas. Los estudios en Chile, señalan que un 8.3% de niños y adolescentes presentan trastornos ansiosos asociados además a una limitación funcional. Estos datos, aunque levemente inferiores a las cifras informadas por la literatura internacional, no dejan de ser preocupantes”.

“En Chile, los resultados han sido obtenidos considerando una perspectiva clínica de la ansiedad, ya que a nivel nacional no se encuentran estudios que evalúen la ansiedad escolar de forma específica. Este antecedente no es menor considerando que la evaluación en este ámbito brindaría la posibilidad de establecer algunos planes remediales o preventivos en estas edades o en edades más tempranas. Así como también representa la posibilidad única de contrastar empíricamente la realidad de los adolescentes chilenos con otras realidades”.

“Por otra parte, es preciso señalar que la detección y tratamiento precoz de los trastornos ansiosos tiene una importancia radical en estas edades ya no sólo por el malestar subjetivo que producen, sino también por dos razones fundamentales, la primera de ellas referida a la prolongación de sintomatología ansiosa suscitada en la infancia o adolescencia a la edad adulta, en los casos de no mediar un diagnóstico y un tratamiento oportuno. La segunda estaría dada por las dificultades psicosociales y escolares asociadas a este constructo, que la ubican en la génesis de problemas depresivos, problemas escolares y familiares, y en problemas de abuso de sustancias durante la adolescencia y en la primera edad adulta”.

“Estos antecedentes resultan suficientes para entender la necesidad de evaluar las emociones y entre ellas la ansiedad escolar, puesto que es una variable que incide en los procesos escolares y sociales. Al respecto señalar que la evidencia científica ha demostrado que la emoción y la motivación dirigen el sistema de atención que decide qué información se archiva en los circuitos neuronales, y por tanto qué se aprende”.

¿Qué propiedades y características presenta el instrumento de medición en versión chilena (IAES-CL)?

8“Los análisis estadísticos realizados para determinar las propiedades psicométricas del instrumento de medición sometido a validación, indican una consistencia interna y validez de constructo adecuadas y similares a las obtenidas por la versión original del instrumento. Así el Inventario de Ansiedad Escolar, versión chilena (IAES-CL), al igual que en su versión original, quedó constituido por cuatro factores relativos a situaciones escolares que pueden generar ansiedad en el ámbito escolar, y por tres escalas referidas a los sistemas de respuesta a través de los cuales se podría manifestar la ansiedad escolar. Estos antecedentes permiten afirmar que cada una de las dimensiones de este instrumento, mide fehacientemente la ansiedad escolar en los adolescentes chilenos y ofrece un perfil de ansiedad escolar que da cuenta de la complejidad de la respuesta de ansiedad”.

“Junto con la validación del Inventario de Ansiedad Escolar, indicar que en este estudio fueron administrados 9 instrumentos más para el análisis de los datos, 6 de los cuales no contaban con una validación chilena anterior, por lo que fue necesario someterlos a un proceso de validación interna. Como resultado de ello, se puede destacar que cada uno de los instrumentos aplicados en la investigación, posee unas propiedades psicométricas valoradas entre aceptables y excelentes”.

¿Cuáles fueron las principales conclusiones obtenidas?

“Respecto de la evaluación realizada con el IAES-CL, se puede indicar que tanto las situaciones como las respuestas que generan mayor ansiedad escolar en los estudiantes chilenos se corresponden con los resultados obtenidos en España. Así, las situaciones de fracaso escolar y las respuestas cognitivas son las dimensiones que obtienen puntuaciones más elevadas en ambos grupos de estudiantes, con diferencias estadísticamente significativas respecto de las demás variables evaluadas. La discrepancia en ambos estudios se presenta al observar los resultados al interior de la respuesta cognitiva. En la muestra española se obtiene que el ítem “me da miedo” es el indicador que obtiene una mayor puntuación media y en la población chilena corresponde al ítem “pienso que debería haber trabajado más”. Al respecto se puede agregar que esta frase, junto con todas las frases con “debería”, expresa un pensamiento muy particular de las personas con ansiedad y depresión. Este pensamiento se encuentra relacionado con las expectativas o demandas internas sobre las capacidades, habilidades o conductas de sí mismo, sin analizar lo razonables que sean dentro de un determinado contexto, por lo que podrían causar dificultades en la medida en que sea una frase reiterativa”.

“Respecto de la diferenciación de los resultados en función del sexo, éstos también concuerdan con los estudios anteriores, obteniéndose que las adolescentes mujeres presentan mayores niveles de ansiedad escolar en todos los factores evaluados que sus compañeros varones, presentándose diferencias estadísticamente significativas de moderada magnitud. Ante estos resultados, la literatura ha señalado que ello se debería a los patrones culturales de crianza y socialización entre hombres y mujeres”.

“Desde el análisis por edad, este trabajo no concuerda con estudios previos, puesto que no se encontraron diferencias estadísticamente significativas que remarquen la presencia de niveles más elevados de ansiedad escolar en la etapa de cambio de la educación básica a la educación media, aunque sí se observaron diferencias estadísticamente significativas respecto de la disminución de la ansiedad escolar en el último curso de la educación media. De todas formas, es preciso subrayar que dichas diferencias no se producen en todos los ítems evaluados y corresponden a diferencias de pequeña magnitud. Se estima que estos resultados se deberían a que el cambio de nivel educativo -de básica a media- usualmente se hace dentro de un mismo colegio, por lo que el cambio resultaría más fácil de asimilar para los estudiantes con ansiedad. En lo que respecta a la disminución de la ansiedad escolar en estudiantes de 4° año medio, se cree que este podría estar asociado a las bajas tasas de repitencia de este curso en particular, sobre todo considerando que la ansiedad ante el fracaso escolar y dentro de ella “repetir curso”, es lo que genera más ansiedad en los adolescentes chilenos, y por otra, que este curso corresponde al término de un ciclo educativo obligatorio”.

“Una conclusión general respecto de la evaluación en función del sexo y del curso académico, sería que la variable sexo es más determinante para la presencia de ansiedad escolar durante la adolescencia que el curso académico, por lo menos en lo que respecta a esta muestra.

Del estudio de las regresiones logísticas realizadas para verificar los predictores de la ansiedad, se puede indicar que la ansiedad escolar es una problemática compleja, susceptible de presentarse como efecto de otras variables personales de gran envergadura para el mundo científico y educativo que influyen en su aparición y permanencia. Así se pudo constatar la capacidad predictiva de constructos del ámbito cognitivo-motivacional, del ámbito emocional y del ámbito social”.

“En este sentido, destacar que entre las principales variables predictoras de la ansiedad escolar se encuentran las atribuciones causales de fracaso escolar, en cuyo caso se obtuvo que el mayor predictor de la ansiedad escolar corresponde a las atribuciones de fracaso a la falta de capacidad, antecedente considerado muy desfavorable para el aprendizaje, puesto que “la creencia sobre la incapacidad es más fuerte que la incapacidad misma”. En la línea de las variables emocionales, recalcar que la ansiedad escolar puede ser predicha positivamente por la expresión interna de la ira, considerada además un alto predictor de la ansiedad generalizada. En el grupo de las variables de interacción social destaca la alta capacidad predictiva de la dificultad para hablar en público, considerada una de las situaciones más temidas durante la adolescencia y un factor preponderante de la ansiedad social. Finalmente, resulta relevante destacar los datos sobre la predicción del rendimiento escolar sobre la ansiedad escolar. Estos datos indican que el rendimiento académico en lenguaje e idioma (inglés) predicen positivamente la ansiedad escolar. Resultados que podrían interpretarse señalando que los “buenos estudiantes” se preocupan o angustian más para obtener mejores resultados”.

4“Respecto de esta parte del estudio, resulta necesario subrayar que los datos concuerdan con lo planteado en la literatura, reflejando con ello la complejidad de la problemática en estudio y acentuando la necesidad de promover una investigación que circunscriba todos los elementos involucrados, tanto en su evaluación como en su tratamiento”.

“Finalmente, es preciso destacar el aporte que este estudio hace al ámbito investigativo nacional, ya que hasta ahora la ansiedad ha sido evaluada sólo desde una perspectiva clínica. Por lo que se cuenta con resultados de ansiedad general en población adolescente, pero nada se ha señalado sobre la ansiedad escolar en particular. Ante esto, se puede indicar que el IAES-CL ofrece un perfil de ansiedad escolar que da indicios suficientes para la planeación de un tratamiento acorde a una determinada necesidad”.

¿Qué implicaciones suponen estas conclusiones en los ámbitos psicológico, académico e investigativo?

“Este estudio pone a disposición de la comunidad educativa -profesores y psicólogos educacionales- un instrumento válido y fiable para medir la ansiedad escolar en estudiantes chilenos, el cual posee unas características relevantes para la evaluación y seguimiento de la ansiedad escolar. En el ámbito académico universitario ofrece la posibilidad de transferir el conocimiento a los futuros docentes, así como de una interesante área de investigación derivada de los resultados que aquí se presentan, en las cuales se profundice o proyecten líneas de acción tendientes a lograr un mejor ajuste psicológico y social de nuestros adolescentes chilenos”.

¿Qué futuras investigaciones pueden desprenderse de estos resultados?

“Respecto de las investigaciones que podrían desprenderse de este estudio, se pueden mencionar:

Generar estudios regionales y nacionales que evalúen las variables emocionales y cognitivas que podrían interferir en el aprendizaje escolar en la etapa adolescente, considerando los instrumentos ya validados en este estudio”.

“La evaluación de la ansiedad escolar en edades más tempranas que permitan detectar las situaciones que aquejan a los niños y niñas, y que pudieran atender esta problemática en sus inicios. De manera transversal, se puede indicar que se estima necesario destacar aquí, que esta medición debe considerar una etapa de validación de los instrumentos en la idea de informar resultados más ajustados a la población que se está sometiendo a evaluación”.

“Implementación de programas de intervención que consideren las variables predictoras de la ansiedad escolar, con lo cual se estaría abordando la variable de forma directa y como consecuencia de ello disminuyendo los niveles de ansiedad escolar. En este sentido, se pueden mencionar la elaboración de programas que fomenten las habilidades sociales, que ayuden a la regulación emocional de los adolescentes, así como también programas que aborden una buena canalización de la ira, que fortalezcan las estrategias de aprendizaje favorecedoras de un aprendizaje eficaz o que fomenten un mejor autoconocimiento, entre otros”.

A partir de estos resultados ¿qué acciones se pueden implementar a nivel de aula?

“Considerar los resultados de mediciones de variables cognitivas, emocionales y sociales debiera significar en el aula una relación de mayor empatía y de apoyo al estudiante, en la que el profesor potencie los recursos personales y sociales de sus estudiantes, favoreciendo con ello logro del bienestar personal y un mejor ajuste psicosocial”.

“Para ello resulta necesario el conocimiento y la puesta en práctica de las variadas técnicas cognitivo-conductuales existentes y que ayudan en este proceso. Así, las técnicas de reestructuración cognitiva, de inoculación al estrés, de autoinstrucción, de solución de problemas, de desensibilización sistemática, de exposición e inundación y de entrenamiento en habilidades sociales, constituyen un conjunto de técnicas posibles de aplicar de forma individual o grupal.

Por otra parte, también existe una gran variedad de programas educativos que fortalecen psicológicamente al estudiante, a través del desarrollo de competencias que le ayudan a sentir, actuar y pensar de forma más beneficiosa para él, contribuyendo a desarrollar una personalidad saludable, a fomentar el bienestar, y a mejorar su capacidad de relacionarse con los demás. En suma, un buen diagnóstico debiera permitir mejorar los diseños de estrategias metodológicas más ajustadas a los perfiles de los estudiantes”.




Seminario UBB aportó mirada interdisciplinaria sobre las TIC desde la Psicología y la Educación

“Las TIC desde un mirada interdisciplinaria: Aportes desde la Psicología y la Educación” se denominó el seminario organizado por la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez Rivas. El encuentro pretendió generar un espacio de intercambio, discusión académica y difusión a la comunidad en general, acerca de temáticas vinculadas al quehacer especializado en el tema de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), Psicología y Educación.

El seminario UBB, desarrollado en la sala A-23 de la Facultad de Educación y Humanidades, consideró en su programa el lanzamiento de la página web de la Unidad de Recursos Académicos y Tecnológicos (URAT), la presentación del jefe del Área Agenda Digital de Educación ENLACES, José Gorrini Pollman;   la conferencia inaugural sobre “Uso seguro de Internet: Políticas Educacionales e implicancias para su implementación en el aula escolar” por Elizabeth Flores Soto , además de la conferencia “Enseñar a los Nativos Digitales” a cargo de Magdalena Claro Tagle, investigadora asociada del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas Educativas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, CEPPE.

Igualmente, se consideró la conferencia “Educar en el uso seguro de Internet” brindada por las académicas Nancy Castillo Valenzuela y Rossana Ponce de León, ambas del Departamento de Ciencias de la Educación.

En tanto, la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez Rivas, expuso sobre “Mediación parental en el uso de las TIC: aporte de la familia a las competencias del siglo XXI”.

“Nos interesa reflexionar respecto de la investigación con niños, niñas y adolescentes en el tema de las TIC. Igualmente, creemos que es necesario analizar cómo se ha desarrollado la integración de TIC en el sistema escolar y en la formación inicial docente. Esta instancia también nos permite formar redes de colaboración en el ámbito de la investigación y difusión del conocimiento vinculado a las TIC, al quehacer escolar y en la formación de adultos/as significativos/as. De esta manera, nos hacemos cargo de los requerimientos de una comunidad que quiere insertarse como ‘ciudadanos/as del siglo XXI’, incorporando las competencias digitales necesarias para ese efecto, apoyada por una educación innovadora a su vez que crítica, reflexiva y ética”, aseveró la académica coordinadora del seminario, Claudia Vásquez Rivas.

Uso seguro de Internet

En su presentación, Elizabeth Flores Soto precisó que al Ministerio de Educación le interesa particularmente el tema de la prevención y el autocuidado en niños, niñas y adolescentes, debido a la irrupción masiva de dispositivos móviles como tablets, celulares y smartphones, los que no solo son adquiridos por los niños y sus familias, sino que también son facilitados por el propio Ministerio en atención a su potencialidad como herramienta que facilita el proceso de enseñanza aprendizaje.

“El Ministerio también está entregando tablets en los establecimientos educacionales, por lo tanto las familias, los padres, los docentes, pierden un poco el control respecto de las condiciones en que los niños y niñas navegan. Antes había sugerencias referidas a dónde ubicar el computador, cuántas horas usarlo, y era más fácil revisar el historial de páginas visitadas pero eso ha cambiado. Con el ingreso de los dispositivos móviles esa situación es más compleja, y no hay que olvidar que en los espacios digitales se dan situaciones negativas o indeseadas como bullying, grooming, suplantación de identidad, acoso escolar cibernético, entre otras, y por eso es que debemos estar alertas”, explicó.

Elizabeth Soto dio cuenta de las estrategias digitales que el Ministerio promueve de cara a generar conciencia entre niños, niñas y adolescentes para que adopten actitudes de autocuidado y prevención. “El Ministerio de Educación ha desarrollado una línea de trabajo a través de ENLACES que se llama Internet Segura, (www.internetsegura.cl) En dicho sitio se pueden encontrar recomendaciones para profesores, estudiantes y apoderados e incluso manuales que se pueden trabajar con los niños y niñas en la sala de clases. También hay material de difusión donde se entregan recomendaciones para que niños, niñas y adolescentes tomen conciencia sobre lo que significa la exposición en Internet como el compartir fotografías o videos. El autocuidado y prevención también es parte de la Escuela Segura, una política que ha instalado el Ministerio de Educación, que también se preocupa de la seguridad en ambientes digitales”, aseveró la especialista.

Docentes involucrados en el ámbito digital

La investigadora asociada del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas Educativas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, CEPPE, Magdalena Claro Tagle, dio cuenta del rol central que los profesores y profesoras deben desempeñar en materias de orientación en el ámbito digital.

“En el ámbito digital, si los profesores dan como tarea el desarrollo de un trabajo de investigación o una tarea determinada, no pueden esperar sólo el resultado. Nos hemos dado cuenta que una clave en el ámbito digital es que el docente se involucre en el proceso de desarrollo de una investigación o de un producto, o de cualquier tipo de tarea que requiera una elaboración por parte del estudiante. El profesor debe entrar en ese proceso estructurando un trabajo por etapas; es necesario ir guiando cada fase, como la búsqueda de información, el análisis de distintos tipos de fuentes, el aplicar y definir ciertos criterios que permitan discriminar cuál es la fuente más adecuada según la tarea, o el contexto en que se está trabajando”, aseveró.

“Luego se debe considerar todo lo vinculado con la elaboración y el procesar la información. Aquí también es necesario que el profesor dé un método al estudiante sobre cómo hacerlo, y qué es lo que se espera de ese procesamiento, qué tipo de reflexión, qué tipo de análisis, y también estar presente en la etapa del desarrollo del producto, en términos formales, como también en el tipo de conclusiones que se quiere que obtengan y cómo se usa la información que se investigó para obtener dicha conclusión. Básicamente se trata de competencias que tienen que ver con el acompañamiento en el proceso, entregando criterios, estructura, método, entregando también conocimientos y conceptos desde los cuales orientarse. Es un trabajo paso a paso, y que implica involucrarse en el desarrollo cognitivo del estudiante y no solamente en el producto final”, ilustró la investigadora.

El seminario UBB también contempló la realización de tres talleres: “MAXQDA – Una herramienta para el análisis de datos cualitativos” a cargo del docente Juan Rivas Maldonado; “Herramientas tecnológicas de seguridad en Internet” por el docente Anthony Uyarte Acuña; y “El uso de las redes sociales como herramientas pedagógicas” a cargo de Paula Riffo Fraga y Marlene Muñoz Sepúlveda.

El seminario fue organizado por la Dirección de Extensión, la Unidad de Recursos Académicos y Tecnológicos de la Facultad de Educación y Humanidades, el Grupo de Investigación en Género, Ciudadanía y Equidad, la Escuela de Psicología, el Departamento de Ciencias Sociales, y consideró el patrocinio del MINEDUC. Igualmente, se contó con el apoyo y colaboración de académicos de los departamentos de Ciencias de la Educación, Ciencias Sociales y de Artes y Letras.




Académicos UBB exponen investigaciones en XIX Jornadas Nacionales de Educación Matemática

Brindar  un  espacio  de  discusión,  análisis  y  reflexión  en  torno  a  perspectivas  actuales  de la Educación Matemática  frente  a  una  sociedad de cambio, fue el objetivo de las XIX Jornadas Nacionales de Educación Matemática desarrolladas en el campus Villarrica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, actividad organizada por la Sociedad Chilena de Educación Matemática (SOCHIEM). Los académicos Dr. Miguel Friz Carrillo y Mg. Rodrigo Panes Chavarría participaron en el encuentro.

22La instancia reúne a los principales investigadores de Chile en el área de la Educación Matemática y la Didáctica de la Matemática, quienes junto a estudiantes de pregrado, postgrado y profesores del sistema escolar, comparten resultados de investigación, experiencias exitosas llevadas a cabo en el aula y permite el intercambio de saberes entre estamentos.

El Grupo de Investigación en Educación y Educación Matemática (GIE2MAT) en la ocasión presentó dos investigaciones en la modalidad de comunicación breve, producto del trabajo que desarrollan sus miembros y colaboradores. Así, la comunicación “Matemática y cultura: concepciones y relatos de profesores de educación básica”, presentada por el académico Rodrigo Panes Chavarría, muestra los resultados de un instrumento aplicado a 162 profesores de educación básica en ejercicio de la provincia del Ñuble, cuando se les interroga sobre perspectivas socioculturales en la enseñanza y aprendizaje de la matemática. Esto fue complementado con entrevistas semiestructuradas para verificar y contrastar información. Según el profesor Panes, estos resultados permiten dar cuenta de la alta valoración que tienen los profesores respecto de un aprendizaje con directrices socioculturales y considerando la utilización de elementos propios de la cultura y el medio para la contextualización de la enseñanza.44

11Por su parte, el profesor Víctor Parra González junto a la estudiante Pabla Villacura y el profesor Panes, dieron cuenta de la comunicación “Modelos Docentes en las Prácticas Pedagógicas y su relación con la Educación Matemática Crítica”. La investigación llevada a cabo con profesores de la comuna de Paine permitió verificar la existencia y predominancia de modelos clásicos descritos por Gascón (2001), como también leves indicios de situaciones de contextualización del aprendizaje que podrían ir en la línea de una educación matemática crítica.

Las XIX Jornadas Nacionales de Educación Matemática también brindaron la oportunidad de conformar redes de colaboración y trabajo entre los asistentes, y proyectar el fortalecimiento de la Sociedad Chilena de Educación Matemática.

33El director del Departamento de Ciencias de la Educación de la UBB, Dr. Miguel Friz, miembro del Comité  Científico de las Jornadas y director de GIE2MAT, sostuvo importantes reuniones con integrantes de la directiva y con el presidente de la SOCHIEM Dr. Carlos Silva, así también con destacados investigadores como la Dra. María Aravena de la Universidad Católica del Maule.

Según el Dr. Friz esta instancia permite mostrar los trabajos desarrollados durante el año por el equipo GIE2MAT, por ello resulta importante dar las facilidades y los apoyos a los miembros y estudiantes de pre y postgrado para que desarrollen investigación al alero del grupo. Así también es relevante el desarrollo de reuniones y la conformación de redes de trabajo entre investigadores con líneas de trabajo similares tales como la formación inicial docente. Ello permite orientar las decisiones que se adoptan al interior de las unidades académicas bajo los enfoques que actualmente proponen las instituciones y el propio Ministerio de Educación.




Académica UBB expuso en Primer Congreso de la Sociedad Chilena de Educación Científica SChEC

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Maritza Palma Luengo, participó en el Primer Congreso de la Sociedad Chilena de Educación Científica (SChEC), que reunió a especialistas nacionales y extranjeros. El encuentro fue convocado por la Universidad Católica Silva Henríquez y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

mp1Constituir una instancia formativa relacionada con la investigación, innovación y prácticas pedagógicas en educación científica, para la vinculación entre académicos, investigadores y profesores de ciencias del sistema escolar, propiciando su participación en el Congreso e incorporación a la Sociedad Chilena de Educación Científica (SChEC), fue el principal objetivo del Primer Congreso de la Sociedad Chilena de Educación Científica SChEC.

La Dra. Maritza Palma Luengo, socia titular de AChEC, presentó el trabajo titulado “Litigación oral para el desarrollo del conocimiento disciplinar, habilidades y actitudes en la formación de profesores de Física”.

“Para el desarrollo de estas competencias resulta clave intencionar el diseño de estrategias de enseñanza, la utilización y movilización del conocimiento adquirido, y la consideración de contextos de adquisición y aplicación,  preferentemente auténticos o reales. Por lo tanto, la tarea actual es avanzar en estrategias metodológicas que permitan desarrollar y evaluar dichas competencias en la implementación de los diferentes currículos”, explicó la investigadora.

El Congreso tuvo como principales hitos la conferencia “Indagación Científica” brindada por la Dra. Judith Lederman, Associate Professor y Director of Teacher Education en el Departamento de Educación en Matemáticas y Ciencias, en el Instituto Tecnológico de Illinois; la conferencia “Desarrollo profesional de profesores de Ciencias” por el Dr. Agustín Adúriz Bravo; docente investigador en el Centro de Formación e Investigación en Enseñanza de las Ciencias (CeFIEC), de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, y Director Académico de la Especialización en Didáctica de las Ciencias Experimentales de la Universidad Nacional de Catamarca; y la conferencia “El aporte de la investigación para la Educación Científica” por el Dr. Norman Lederman, profesor distinguido en el Departamento de Educación en Matemáticas y Ciencias, en el Instituto Tecnológico de Illinois, Chicago.mp2

El Congreso también buscó dar cumplimiento a una serie de objetivos específicos tales como el generar un espacio para compartir y conocer las experiencias de investigación e innovación en el área de la educación en ciencias naturales en Chile; avanzar en la discusión sobre la constitución de la SChEC como un actor político relevante en el ámbito de la educación científica en Chile; visibilizar a la SChEC a nivel de la opinión pública; y dar a conocer la SChEC en el ámbito escolar y universitario para incorporar nuevos socios.

La Dra. Palma Luengo, precisó que la Sociedad Chilena de Educación Científica (SChEC), corporación de Derecho Privado sin fines de lucro, se originó el 7 de noviembre de 2013 en Santiago de Chile, con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de la Educación Científica en Chile, tarea que alienta a un grupo diverso de profesores y académicos relacionados con la enseñanza de la ciencia.

mp3“Este congreso es el primer evento organizado por la SCHEC. Nuestra visión consiste en ser una comunidad referente en temas de educación científica, frente a la sociedad y las políticas públicas. En tanto, nuestra misión es contribuir a mejorar la calidad de la Educación Científica en Chile e influir en la toma de decisiones en este ámbito, por medio de la investigación y las prácticas educativas, en todos los niveles, en contextos formales e informales”, ilustró la académica UBB.

El Primer Congreso de la Sociedad Chilena de Educación Científica reunió a estudiantes, profesores, académicos e investigadores interesados en la educación científica escolar y universitaria, quienes pudieron reflexionar y debatir sobre temas referidos a Currículo, didáctica y evaluación en ciencias; Historia de la ciencia y filosofía de la ciencia en la educación científica; Educación científica no formal; Educación científica por medio del uso de tecnología; Formación inicial y continua de profesores; Enseñanza y aprendizaje de las ciencias en el sistema escolar y en el sistema universitario; La investigación en el aula y el profesor de ciencias como investigador; El desafío y las posibilidades de la educación ambiental como práctica de educación científica; La naturaleza de la ciencia y las características de la indagación científica; La alfabetización científica como horizonte político del currículo de ciencias naturales; y La educación inclusiva como desafío para la educación científica.




Académicos y estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades destacaron en IV Congreso Alfepsi de Psicología en Colombia

La Asociación Latinoamericana para la Formación y la Enseñanza de la Psicología (Alfepsi), junto a la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga y la Universidad Cooperativa de Colombia sede Santa Marta, organizaron el IV Congreso de Psicología Alfepsi, instancia en la que participaron académicos del Departamento de Ciencias Sociales y de Ciencias de la Educación: Damaris Opazo, Carlos Ossa, Mónica Pino, Ingrid Quintana, Nelly Lagos, Claudia Vásquez y Nelson Zicavo. Las estudiantes de la Escuela de Psicología Camila Beseler, Bárbara Durán, Macarena Acuña y María José Baeza, también expusieron investigaciones.

20151009_124600 - copiaUna nutrida delegación de académicos de la Universidad del Bío-Bío, pertenecientes a los departamentos de Ciencias Sociales y Ciencias de la Educación, de la Facultad de Educación y Humanidades, participaron en el IV Congreso de Psicología Alfepsi realizado en Colombia.

El Congreso buscó dar cuenta del principal objetivo de Alfepsi cual es: “Generar un espacio de intercambio de experiencias académicas y profesionales, que propicien el desarrollo de una psicología plural contribuyendo al bienestar y desarrollo integral de la población latinoamericana”.

En ese contexto se pretende promover actividades que contribuyan a fortalecer el dinamismo y la presencia con proyección ética y social de la psicología latinoamericana; identificar herramientas teórico-prácticas que faciliten procesos de diagnóstico, investigación e intervención desde la psicología, acordes con la realidad latinoamericana; e impulsar la producción de conocimientos y metodologías, para una psicología comprometida que responda a las necesidades de Latinoamérica.IMG_4010

La Escuela de Psicología de la UBB es miembro institucional de Alfepsi, en tanto que las académicas Mónica Pino, Ingrid Quintana y el académico Nelson Zicavo, forman parte de la agrupación en calidad de asociados.

En la oportunidad, las alumnas de la Escuela de Psicología Camila Beseler y Bárbara Durán presentaron el trabajo “Vivencias de marentalidad de abuelas cuidadoras de sus nietos/as”, en tanto que las alumnas Macarena Acuña y María José Baeza, presentaron el trabajo “Sintomatología asociada al trastorno dismórfico corporal en estudiantes de universidades estatales”.

Académico UBB reelegido en mesa directiva de Alfepsi

20151104042955 (1)Una destaca participación le cupo al académico Nelson Zicavo, quien en el marco de la asamblea general de Alfepsi fue electo Secretario de la Mesa Directiva por un tercer periodo, cargo que viene desempeñando durante los últimos cuatro años.

Igualmente, Zicavo Martínez coordinó la Mesa Redonda Magistral número 4 signada como ¿Cuál es el rol que cumple la Psicología en Latinoamérica?

Además, el académico Nelson Zicavo participó en los simposios: “Separaciones y disfuncionalidades familiares en América Latina” en calidad de coordinador; y como expositor en los simposios “Modelos y metodología en la supervisión y formación del psicólogo latinoamericano”; “La formación integral del Psicólogo: el amor y otros dilemas. Cuba, México, Costa Rica y Chile”; y “¿De qué familia hablamos cuando hablamos de familia? Nuevos tipos de familia en América Latina. Grupo de familia ULAPSI”.

Asimismo, participó en el lanzamiento del libro de Editorial ALFEPSI “Formación en Psicología: reflexiones y propuestas desde América Latina”, donde se incluye un capítulo cuya autoría comparte con la académica Mónica Pino.

Acoso Escolar: Desafío a una educación a la Asertividad

FOTO INGRID , MONICA Y COLEGA DE LA UNIVERSIDAD SAN MARCOS, PERÚPor su parte, las académicas Ingrid Quintana y Mónica Pino presentaron un trabajo en el Congreso denominado “Acoso Escolar: Desafío a una educación a la Asertividad”. La ponencia, según manifestaron las autoras, “evidencia las fortalezas y debilidades de algunos de los instrumentos validados para visibilizar el acoso escolar. Del mismo modo, se exponen los resultados de un estudio de tipo descriptivo donde se develan características de personalidad de niños y niñas que han vivenciado bullying dentro de sus establecimientos educacionales. Para tal estudio se trabajó con metodología cuantitativa, se utilizó una muestra de 294 niños/niñas y se utilizaron, en primera instancia, análisis de tipo descriptivo”, acotaron.

“El Acoso Escolar se caracteriza por ser una realidad de violencia presente en nuestros contextos socioculturales, que se define como una realidad de agresión permanente, connotada por el desbalance de poder y la intención premeditada de provocar daño… La permanencia en el tiempo de la violencia vivida en el acoso escolar, constituye una de las características centrales de este fenómeno que consiente su perpetuación, cronicidad y escalada. Permanencia nutrida por el silencio de los actores que participan de este fenómeno -víctimas, victimarios y espectadores-, obstaculiza la intervención de terceros y por ende su. La asertividad, surge, por lo tanto, como una variable ausente en la realidad del bullying y que podría constituirse como eje central dentro de una perspectiva educacional preventiva”, describieron.

Dificultades interpersonales y ansiedad escolar

nelly - copiaLa docente Nelly Lagos San Martín presentó el trabajo titulado “¿Predicen las dificultades interpersonales la ansiedad escolar? Estudio con adolescentes chilenos de educación secundaria”. El escrito es fruto del Doctorado en Investigación Educativa que la docente llevó a cabo en Alicante, España. “En él se señaló que las dificultades interpersonales, entendidas como la evaluación de un sujeto sobre el grado de dificultad que se tiene para relacionarse con los demás predicen la alta ansiedad escolar, entendida esta última como las reacciones cognitivas, psicofisiológicas y motoras que un sujeto emite ante situaciones que él evalúa como amenazantes, ambiguas y/o peligrosas. Los análisis de regresión logística, revelaron que todas las variables evaluadas predicen la alta ansiedad escolar, siendo la dificultad para hablar en público la variable que la predice en una mayor proporción. Estos datos permiten anticipar que la mejora de las dificultades interpersonales, aumentaría las probabilidades de disminuir los elevados niveles de ansiedad escolar en los adolescentes chilenos”, esgrimió.

TIC en niños y niñas de sectores rurales de ÑubleClaudia Vásquez

La académica Claudia Vásquez expuso sobre “Las TIC en niñ@s y adolescentes de sectores rurales de la provincia de Ñuble, Chile”,  el que contó con el patrocinio de la DITEC y del Grupo de Investigación en Formación en Genero, Cuidadanía y Equidad. El objetivo general del estudio pretendió caracterizar el uso de las TIC en niños, niñas y preadolescentes pertenecientes a establecimientos educacionales públicos, situados en sectores rurales de la provincia de Ñuble, en Chile, a través de la pesquisa de datos a través de un cuestionario exploratorio. “La muestra corresponde a 238 estudiantes de establecimientos educativos rurales, de los cuales 123 eran mujeres y 115 eran hombres. El promedio de edad fue de 14.04 años, con un máximo de 17 años y un mínimo de 12 años.  Los principales resultados dan cuenta que el dispositivo tecnológico al cual tienen más acceso corresponde al televisor (89,91%), seguido de Computador Portátil (66,44%) y Celulares sin conexión a internet (45.37%). Del total de los y las participantes, un 81,93% refiere tener acceso a internet, siendo la fuente principal de conexión la establecida en los establecimientos educacionales. Las aplicaciones que más reportan emplear es un Facebook (92.44%) y Whatsapp (79.42%), siendo seguido por Twitter con sólo un 26.64%, Line con un 18.07%  y Live con un 7.57% de las preferencias. Las actividades más realizadas corresponden a Chatear con amigos/familiares (89.91), buscar información para hacer tareas (86.97%) o buscar información en algún sitio (81.51%) y observar una película o serie on line (73.52%). Se analizan los resultados y se comparan con los reportados en la literatura en el uso de las TIC en sectores urbanos, estableciéndose un importante incremento en la conectividad que ha permitido superar la primera barrera digital (acceso), requiriéndose aunar esfuerzos en relación al desarrollo de las competencias TIC para el siglo XXI”, explicó la académica.

Significados construidos sobre maternidad, paternidad, hijos/as, crianza

20151009_124600 - copia - copiaLa académica Dámaris Opazo Vega, presentó el trabajo denominado “Maternidad, paternidad, hijos/as, crianza: significados construidos por madres y padres usuarios de un Centro Comunitario”. Según explicó la académica, “la investigación describe significados construidos por madres y padres de niños/as participantes de un Centro Comunitario, referentes a los conceptos de mamá, padre, hijo/a y criar, para detectar núcleos de representaciones sociales asociados a dichos significados. Los núcleos semánticos de todos los conceptos en la muestra de madres y padres se relacionan con el afecto. La representación de maternidad es coherente con modelos tradicionales de maternidad y género femenino en madres y padres. Respecto de la paternidad, la representación incluye significados asociados a un modelo tradicional pero también elementos que asocian al padre con expresión afectiva.  La representación de hijo/a es coherente con el amor materno-paterno y agrupa significados que configuran una imagen idealizada. La representación de criar agrupa significados que constituyen indicadores de competencias parentales en este grupo, pero se visualiza escasamente la disciplina y la facilitación progresiva de autonomía como dimensiones relevantes en el proceso de crianza”, aseveró.

En la oportunidad, las académicas Claudia Vásquez y Dámaris Opazo también presentaron el libro “Enfoques Psicosociales Emergentes, abriendo rutas desde lo local” de Ediciones UBB, 2015.

Pensamiento crítico en estudiantes de Psicología

carlos - copiaPor su parte el académico Carlos Ossa dio cuenta de un estudio en el que analizó la incorporación del pensamiento crítico en la formación de estudiantes de Psicología en universidades del área centro-sur de Chile. Los resultados muestran que existe una sola experiencia de formación institucional para el desarrollo del pensamiento crítico, el que no está necesariamente focalizado en las carreras de Psicología, sino que a todos los estudiantes, aun cuando se señala que es una habilidad relevante para los psicólogos, pues permite analizar la información científica, profundizar en la comprensión del ser humano y de las realidades sociales y tomar mejores decisiones. Como una conclusión importante de este trabajo se indica que sería relevante la inclusión del pensamiento crítico en la formación de futuros psicólogos como parte de su rol profesional, para lo cual sería necesario trabajarlo como asignatura formal y explícita, e implementar mayores y nuevos formatos de trabajo.




Pedagogía en Educación Parvularia UBB promueve investigación entre estudiantes de pregrado para fortalecer la disciplina

La Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia mediante la Red Colaborativa de Centros de Formación en Educación Parvularia de la Región del Biobío, realizó el Primer Seminario Regional en Investigación de Pregrado, que contempló la participación de estudiantes y académicas de la Universidad Adventista de Chile, Universidad Andrés Bello, Universidad Católica Santísima Concepción, Universidad de Concepción, Universidad Pedro de Valdivia, Universidad San Sebastián, y la propia casa anfitriona.

La actividad realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión, consideró la participación de más de 200 estudiantes y académicas.

La prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, valoró que el seminario buscara materializar uno de los objetivos más preciados para la red, como es el favorecer el desarrollo de investigaciones con el fin de evaluar y mejorar la práctica profesional, implementar modificaciones curriculares, y finalmente impactar con mayor efectividad en la formación de niños y niñas, con énfasis en el primer ciclo.

“La red permitirá cubrir diversas necesidades de cara a fortalecer el trabajo colaborativo en torno a la Educación Parvularia entre empleadores e instituciones formadoras. Igualmente, contribuirá a generar espacios de reflexión y co-construcción de conocimiento entre diversas instituciones y actores involucrados en la Educación Parvularia, junto con promover la creación de instancias para la difusión y circulación del conocimiento sobre la disciplina, generando equipos de investigación para optar a proyectos y fondos externos”, precisó la prorrectora Gloria Gómez.

“Es aún más loable que en esta oportunidad, las protagonistas de dichas investigaciones, sean nuestras alumnas en proceso de formación, pues debemos ser capaces de generar y promover en nuestras universidades, un ambiente que facilite el desarrollo de la investigación para aportar conocimiento validado científicamente que permita a la autoridad gubernamental implementar políticas públicas pertinentes y de calidad”, acotó la autoridad universitaria.

Un desafío en red

En tanto, la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la UBB y coordinadora de la Red Colaborativa de Centros Formadores de la Región del Biobío, Carmen Mena Bastías, manifestó palabras de reconocimiento para la destacada Educadora de Párvulos y referente del área, académica Ofelia Reveco Vergara, quien se abocó al estudio de importantes temas tales como el Currículum de Educación Infantil , la Relación Jardín Infantil- Familia desde lo cotidiano, los Diálogos del Sipi: Sistema de Información sobre la Primera Infancia en América Latina, entre otros. Igualmente, obtuvo el Premio Linda Volowsky entregado por el Colegio de Educadoras de Párvulos de Chile, por su aporte a la Educación.

Carmen Mena Bastías destacó que la Red se origina a partir del interés de un grupo de académicas de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la UBB, quienes aportaron por fortalecer la investigación disciplinar. Sin embargo, se estimó que dicho desafío debía emprenderse en forma conjunta con investigadoras de otras casas de estudio de la región.

“Invitando a conformar la Red a todas las instituciones de la región, con el fin de generar una instancia participativa. Cada institución eligió un seleccionado grupo de académicas para realizar la tarea, de tal manera de aportar a la investigación desde su especialidad. También invitamos a las instituciones chilenas que se preocupan y son cercanas al trabajo con niños y niñas, tales como JUNJI, INTEGRA y MINEDUC. Cada una de ellas se ha hecho parte de este desafío aportando las necesidades que cada institución vislumbra, en función de su gestión académica y administrativa, de tal manera que nuestro trabajo sea un verdadero aporte a dichas instituciones”, explicó la docente.

La académica Mena Bastías, precisó que la Red ya ha identificado temas prioritarios como objetos de investigación. “En Educación Parvularia el Primer Ciclo ha quedado en desventaja en relación al Segundo Ciclo. Queremos ser un aporte, un referente nacional en este sentido. Por ello, la Red ha establecido como primer gran tópico investigativo, el juego, algo que ha estado tan olvidado por las y los educadores, pero que,  para el equipo  de esta Red, será el primero de muchos temas que se investigarán. Esta tarea la realizaremos con nuestras estudiantes, quienes serán las futuras investigadoras en Educación Parvularia; ellas son nuestro más preciado recurso humano, en ellas estamos pensando cuando decidimos emprender esta nueva aventura académica. Confiamos en que se nos unirán para formar un equipo con objetivos comunes en pro de la Educación Parvularia”, aseguró la investigadora.

En representación de la Universidad del Bío-Bío expusieron las egresadas Stephany Gallardo Bahamondes y Karina Hinojosa Sánchez, sobre el tema “Estrategias de la Educadora de Párvulos frente a la diversidad de niños y niñas en el aula, pertenecientes a los niveles de Transición en Centros Educativos Municipales y particular subvencionados de la ciudad de Chillán”.

Fransheska Pedreros Sancho y Camila Pérez Placencia de la Universidad Andrés Bello, se refirieron a “Percepciones de las Educadoras de Párvulos sobre la convivencia escolar en los jardines infantiles de las comunas de Concepción y Talcahuano”.IMG_2992

A su vez, Marcela Espinoza Sandoval de la Universidad Pedro de Valdivia abordó “Participación de estudiantes que vivenciaron clases articuladas comparadas con estudiantes que no la vivieron”.

Claudia Provoste y Viviana Menares de la Universidad de Concepción, expusieron sobre “Agresión injustificada en el segundo nivel de transición de Educación Parvularia: mirada de los niños y niñas de la comuna de Chiguayante.

Manuela Anfruns y Pía Provoste disertaron sobre el tema “Aportes de la dramatización en la metodología integral para el desarrollo del autoconcepto en la Educación de nivel transición 2”, representando a la Universidad de San Sebastián.

En representación de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Leslly Soto Segura abordó “Estrategias didácticas para la enseñanza de las nociones lógico matemáticas y cuantificación utilizadas por educadoras de párvulos de primer y segundo nivel de transición de un establecimiento municipal de la comuna de Talcahuano”.




Facultad de Educación y Humanidades conmemoró Día del Profesor con clase magistral de la Dra. Juana Castro Rubilar

En el marco del día del Profesor, conmemorado en la Facultad de Educación y Humanidades, la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Juana Castro Rubilar, presentó la clase magistral referida a la Incidencia de los Talleres de Práctica en la Formación Inicial Docente de la Carrera de Pedagogía en Educación General Básica.

IMG_2871

Dicha clase magistral dio cuenta de los principales hallazgos y resultados obtenidos tras el desarrollo de su tesis doctoral, defendida en marzo de 2015 en la Universidad de Alicante. La investigación refrendó algunos hallazgos referidos a las Prácticas Tempranas o Talleres de Práctica que considera la malla curricular de la carrera de Pedagogía en Educación General Básica de la UBB.

El acto, presidido por el decano Marco Aurelio Reyes, contó con la participación de académicos, estudiantes e integrantes de la comunidad universitaria.

En el estudio participaron 219 personas de las cuales 164 eran estudiantes de la carrera de  pedagogía en Educación General Básica y 55 corresponden a profesores de 9 establecimientos educacionales, donde los estudiantes realizan sus prácticas de lenguaje y matemáticas.

-¿Por qué decidió abordar las Prácticas Tempranas o Talleres de Práctica?

-“Me di cuenta que estas prácticas tempranas o talleres de práctica, como se denominan en el currículo de formación de Pedagogía en Educación General Básica, dan un plus especial, otorgan una singularidad a las carreras de Pedagogía en Educación General Básica y Pedagogía en Educación Parvularia de nuestra UBB, porque son las únicas que tienen prácticas tempranas o talleres desde el segundo semestre en adelante, donde se producen los primeros acercamientos a las comunidades escolares. Eso es algo que ahora está ocurriendo en muchas universidades en el tema de la formación de profesores. Los profesores, a la par de recibir su formación teórica, deben tener este acercamiento y esta práctica en los establecimientos educacionales; conocer cómo se implementa el currículum, implementar currículum en los establecimientos educacionales, conocer la gestión, manejar algunos aspectos centrales de lo que es la gestión para la implementación del currículo, y eso se logra a través de las prácticas tempranas”.

-¿Qué resultados generales pudo constatar?

-“El estudio lo hice pensando en conocer cómo ha resultado esta experiencia de prácticas tempranas de la UBB, y particularmente, las prácticas tempranas en Lenguaje y Matemáticas. El resultado, en general, fue que los alumnos tienen un dominio de la disciplina de Lenguaje y Matemática, sin embargo, tienen algunas carencias en términos pedagógicos, como es el tema de la planificación curricular, la evaluación curricular y el establecimiento de metas y objetivos de aprendizaje en los cursos donde ellos realizan su práctica temprana o taller de práctica en calidad de alumnos practicantes.

Otro aspecto muy interesante fue descubrir cómo en lo referido a las metas de aprendizaje y los objetivos de aprendizaje, los alumnos en práctica temprana replican los mismos que tienen los profesores de los establecimientos educacionales donde les reciben. Los estudiantes no construyen metas de aprendizaje propios para su etapa de práctica. Lo que deriva en que el alumno tenga cierta dependencia del profesor tutor”.

-¿Existe alguna vinculación entre la Universidad y los profesores tutores de estas prácticas tempranas o talleres de práctica?

-“Ese es otro de los hallazgos de este estudio. El profesor tutor, quien está en el establecimiento educacional, no tiene ninguna vinculación con la universidad durante este periodo de prácticas tempranas. Los profesores tutores no conocen el perfil de egreso, y no conocen cuáles son las competencias que los alumnos deben desarrollar, por lo tanto se evidencia una desvinculación de la universidad con el profesor tutor. Hay que distinguir que en el caso de las prácticas profesionales, la Universidad contrata a los profesores guías de las prácticas, pero en las prácticas tempranas, los profesores tutores son quienes trabajan en el mismo establecimiento y se da un vacío que no está cubierto. Eso es complejo porque los profesores tutores evalúan a los estudiantes que realizan las prácticas tempranas, pero no saben cuáles son los perfiles de egreso o las competencias que los alumnos deben desarrollar en ese periodo puntualmente”.

-¿Y qué debería hacerse al respecto?

-“Vislumbramos que falta entablar convenios de colaboración mutua entre la universidad y los establecimientos educacionales. No es suficiente el convenio que permite que los alumnos realicen su práctica temprana en el establecimiento, porque ¿cuál es la colaboración que la universidad le entrega a los profesores que están en servicio y que serán profesores tutores? Por eso es que se da la complejidad que los profesores del curso establecen sus metas y son esas las que permanecen; el alumno no tiene la posibilidad de establecer las propias metas de aprendizaje para esos niños que atenderá, y tiene que seguir las del profesor tutor”.

¿Qué incidencia tiene eso para la formación del futuro profesor?

-“El perfil de egreso y las competencias del perfil de egreso señalan que el alumno debe ser capaz de planificar su trabajo pedagógico de manera ‘pertinente y contextualizada’. Eso que dice el perfil de egreso sobre los estudiantes de Pedagogía en Educación General Básica, también lo precisa el Marco para la Buena Enseñanza en el Dominio 1. Pero ¿qué ocurre si no se da esta colaboración y relación horizontal entre el profesor tutor y el alumno de práctica temprana? Bueno, el alumno simplemente copia, replica y no contextualiza. No realiza el trabajo de acuerdo a las necesidades y requerimientos que tiene el establecimiento y entonces el alumno en práctica temprana corre el riesgo de estar copiando lo mismo que se realiza en los establecimientos educacionales, que generalmente copian los planes y programas del Ministerio de Educación, pero en realidad esos planes son indicativos y no tienen por qué ser copiados”.

Esa situación usted la constata en estudiantes de Pedagogía en Educación General Básica que realizaron su práctica temprana. ¿Es extrapolable esta situación a otras pedagogías?

-“De acuerdo al rigor científico del estudio, dicha información no sería extrapolable, porque es un estudio de un momento, y no lo podría traspasar a otros. Pero yo tengo la percepción y la sospecha de que sí es un problema que afecta incluso al sistema educativo, el que se copien los planes y programas del Ministerio de Educación, y lo digo también por la experiencia de trabajo que tengo al interior del Ministerio”.

¿Qué trasuntan los hallazgos de su investigación, en lo referido al rol del profesor?

-“En Chile, la mayoría de los profesores son ejecutores, y eso es un problema porque ¿estamos formando ejecutores o intelectuales transformadores? Esa es la pregunta. El intelectual transformador no es el que ejecuta lo que otros piensan, sino que es capaz de construir desde su propio contexto. Lógicamente, tiene una política que le indica qué debe llevar a cabo, pero tiene que ser capaz de construir desde su propio contexto, y creo que una de las falencias del sistema educacional en Chile, y de por qué tenemos malos resultados desde el punto de vista cualitativo, es que los establecimientos están preocupados fundamentalmente de cumplir con un currículum que está establecido en los planes y programas del Ministerio, pero no contextualizan de acuerdo a las realidades del sistema educacional o de sus propios contextos escolares”.

¿Por qué se da esa situación?

-“Porque los profesores terminan trabajando para producir buenos resultados en el Simce, que es estandarizado, y ya tenemos cerca de 10 Simce en el sistema escolar. Entonces, no cabe ninguna duda que los establecimientos educacionales, entre marzo y septiembre, están haciendo ensayos Simce regularmente, y el currículum se deja de lado, porque estamos preocupados de producir buenos resultados para el Simce, porque se ha entendido que eso es indicador de calidad, y no de mejoramiento cualitativo de la educación, pero el Simce no evalúa, sino que mide”.

¿A qué lleva el continuar replicando este modelo?

“Advierto que si no se da esta conexión, esta vinculación entre la universidad y el establecimiento donde nuestros alumnos realizan sus prácticas tempranas, vamos a seguir copiando el modelo instalado, y eso no ayuda a mejorar cualitativamente la educación, por el contrario, creo que la va debilitando, porque seguimos preparando exclusivamente para el tema Simce. Advierto que obviamente, en las prácticas tempranas, los profesores tutores ponen las metas de aprendizaje, porque las metas están compelidas por el Simce, y por eso no le dan la libertad a los alumnos de las prácticas para que ellos planifiquen, ellos pongan las metas y los objetivos de aprendizaje”.

La estrecha vinculación entre Universidad y establecimiento educacional ¿se dio anteriormente en la historia del país?

“Para mí era muy importante estudiar la conexión de la universidad con los establecimientos educacionales en el contexto de las prácticas, porque ello ocurrió en la formación de profesores en Chile, a través de las Escuelas Normales y a través del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, que en algún momento tuvo el monopolio de la formación de profesores de enseñanza media en el país. Entonces, los estudiantes iban tempranamente a los establecimientos, al igual que los profesores normalistas, y es innegable que en Chile la educación fue en algún momento la mejor de Latinoamérica, porque se daba la conexión entre la Universidad y los estudiantes en su periodo de formación, una ligazón muy intensa entre la escuela y la Universidad, o la Escuela Normal y los establecimientos educacionales”.

¿Qué hecho desdibuja esta relación?

-“Esto se desdibujó completamente con la incorporación de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE), en que se terminó con las Escuelas Normales, se traspasó toda la educación superior a universidades y a institutos que se crearon ex profeso, de manera que la formación inicial del profesor fue perdiendo bastante bagaje, y ha derivado a situaciones como la actual. Lo deseable es que esta vinculación entre Universidad y establecimientos educacionales se dé de manera permanente, sea sistematizada, con intercambio mutuo, donde la escuela sepa cuáles son los perfiles de egreso que se piden para un profesor de Educación General Básica; se conozcan las competencias que ese profesor debe adquirir y hagan sintonía con lo que está ocurriendo efectivamente en el aula, para desarrollar y formar profesores cualitativamente mejores”.