Destacan aporte de Beca de Nivelación Académica en encuentro de estudiantes UBB

Un total de 248 estudiantes de la UBB percibe este beneficio que tiene como fin último contribuir al éxito académico de estudiantes de primer año.

Un sólido apoyo al proceso de transición entre la educación media y la universitaria es considerada la Beca de Nivelación Académica otorgada por el Ministerio de Educación, y que en la Universidad del Bío-Bío es gestionada por el Programa de Tutores de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

La Beca de Nivelación Académica tiene como propósito contribuir al éxito académico de los estudiantes de primer año, mediante el acompañamiento en su proceso de inducción y adaptación a la vida universitaria.

En este contexto se realizó en la sede Chillán la jornada de encuentro de estudiantes beneficiados con dicha beca, con el propósito de sociabilizar antecedentes del beneficio y compartir igualmente algunas técnicas y estrategias para gestionar el tiempo en forma eficiente y afrontar la vida universitaria de manera adecuada.

Durante el encuentro, el subdirector de Desarrollo Estudiantil, académico Jorge Sánchez Villarroel precisó que la Universidad del Bío-Bío, a través de su modelo educativo, tiene como propósito la formación integral de los estudiantes, considerando su desarrollo como persona y en la disciplina, aunando para ello en el modelo enseñanza y aprendizaje, conocimientos, habilidades y actitudes. En esta perspectiva, se dispone de programas y beneficios tendientes a facilitar la permanencia de los y las jóvenes en la Universidad, para convertirse en un mañana en profesionales competentes y autónomos que den respuesta a los requerimientos de la sociedad.

“En nuestra Universidad son 248 los estudiantes con esta beca, y de ellos 104 corresponden a carreras de la sede Chillán. Nos referimos a estudiantes de Contador Público y Auditor, Enfermería, Fonoaudiología, Ingeniería Civil en Informática, Ingeniería Comercial, Ingeniería en Recursos Naturales, Nutrición y Dietética, Pedagogía en Castellano y Comunicación, Pedagogía en Ciencias Naturales, Pedagogía en Educación Física, Pedagogía en Educación Matemática, Pedagogía en Educación Parvularia, Pedagogía en Educación General Básica, Pedagogía en Ingles, Psicología y Trabajo Social”, explicó Paola Saldías Ramos, encargada de carreras del Programa Tutores de la sede Chillán.

La jornada, según comentó Paola Saldías, permitió conocer directamente las experiencias, expectativas y aprensiones de los estudiantes de primer año, quienes ya han participado en diversas tutorías que han pretendido contribuir al proceso de adaptación a la vida universitaria. “Las diversas acciones que se desarrollan en esta línea, buscan constituirse en un refuerzo académico, contribuir a la formación de hábitos de estudio, así como facilitar el desarrollo de las competencias genéricas explicitadas en el Modelo Educativo de la UBB, como son la disposición para el aprendizaje, la responsabilidad social, el trabajo colaborativo, la capacidad emprendedora y el liderazgo, y la capacidad para comunicarse. Hay que recordar que la UBB considera necesario formar personas que se posicionen en el mundo laboral y social como sujetos competentes con fuerte sello ciudadano de compromiso con la región y el país”, describió.

En el marco de la jornada se realizó un taller motivacional y se aportaron técnicas de gestión del tiempo. Igualmente, los estudiantes participantes asumieron un compromiso personal orientado a asumir exitosamente su paso por la universidad y alcanzar el objetivo de convertirse en profesionales.

La jornada fue dirigida por las profesionales del Programa de Tutores de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, Martha Venegas Villanueva, Paola Saldías Ramos y Lesly Bastías Velásquez.




Comité por la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad de la UBB avanza en implementación de estrategias y definición de política institucional

El Comité por la Inclusión UBB (CIUBB) y el Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI), deberán articular estrategias de educación, capacitación y difusión permanente en la comunidad universitaria, con el propósito de generar una cultura inclusiva, que permita responder al derecho de educación superior de estudiantes en situación de discapacidad, favoreciendo el ingreso, admisión, permanencia y egreso de dichos estudiantes.

Fomentar acciones universitarias permanentes que permitan responder al derecho de educación superior de los estudiantes en situación de discapacidad, mediante respuestas ajustadas a las necesidades educativas especiales que presenten, contribuyendo al admisión, éxito académico y egreso de los mismos, es el principal objetivo del Comité por la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad de la Universidad del Bío-Bío, coordinado por la Dirección de Desarrollo Estudiantil, que dirige el académico Eduardo Solís Álvarez.

Durante la última reunión del CIUBB, que es integrado por diversos departamentos y unidades de la UBB, y que suma igualmente al Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI), se abordó los avances de la Política para la Inclusión UBB, que pretende dar el contexto institucional a las acciones que se implementen en este ámbito.

Preliminarmente, la Política considera las áreas de ingreso inclusivo, infraestructura, apoyo biopsicosocial, diseño y desarrollo curricular, tecnologías inclusivas, formación y seguimiento laboral, y gestión del conocimiento.  Dicho documento, se ha analizado durante los tres últimos años bajo la coordinación de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

El director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís Álvarez, comentó que el principal desafío de la UBB en materia de inclusión, es avanzar en la tarea del cambio cultural que supone el asumirse como una universidad inclusiva. Para ello es necesario que todos los integrantes de la comunidad universitaria internalicen una serie de conceptos, desechando prejuicios y abriéndose a nuevas alternativas de colaboración y aceptación del otro como sujeto de derechos. En este sentido, la UBB aspira a ser ejemplo de sociedad que invita a reconocer el valor del otro, ajeno a la situación en que se encuentre, entendiendo que sólo se genera discapacidad cuando teniendo un diagnóstico médico, la persona se encuentra con barreras de tipo arquitectónica, social, actitudinal, de información, comunicacional, o urbanística, barreras que la UBB pretende eliminar.

El Comité se ha propuesto materializar las tareas establecidas en un plan de trabajo que considera tres ámbitos prioritarios: admisión especial, éxito académico, e inserción laboral, según explicó la encargada del PIESDI de la sede Chillán, trabajadora social, Jacqueline Angulo Cuevas.

“En el área de admisión especial, el plan de trabajo considera la creación de un equipo técnico de inclusión, instalar procedimientos específicos de admisión, e implementar en la semana de inducción un proceso inclusivo para estudiantes en situación de discapacidad. En el ámbito de éxito académico se abordará capacitación docente, la creación de un manual de adecuaciones metodológicas para docentes, y el apoyo del programa de tutores. En el área de inserción laboral el plan de trabajo promoverá una mayor inserción, vinculación y coordinación con empresas; apoyo a emprendimientos personales de estudiantes en situación de discapacidad, seguimiento de egresados y construcción de base de datos”, ilustró la profesional.

Según explicó Jacqueline Angulo, en la UBB existen alrededor de 50 estudiantes en situación de discapacidad, que presentan en su mayoría discapacidad física y sensorial, de los cuales 7 tienen baja visión y uno se encuentra en condición visual de ciego. En el caso de este último, la UBB en su  compromiso permanente por favorecer  la inclusión social en la educación superior, es que ha gestionado internamente, a través del Departamento de Pregrado y el PIESDI, apoyos tecnológicos imprescindibles para que este estudiante y quienes se encuentren en esa situación, puedan acceder al contenido de la clase, además de la asesoría profesional  de un experto, para guiar metodológicamente a los docentes. Actualmente se cuenta con la colaboración del ARTIUC (Programa especialista en discapacidad visual de la UdeC), que facilita la transformación del material académico a braille y asesora a la UBB en temas de discapacidad visual.

La Universidad del Bío-Bío en la misión por construir una cultura inclusiva en la comunidad universitaria, ha desarrollado diferentes  iniciativas que contribuyan a una sociedad más empática ante la diversidad, por medio del fortalecimiento de la inclusión social a nivel institucional, sumándose a las entidades pioneras en la región.

Integrantes del Comité para Inclusión

IMG_1810Con el fin de que las estrategias adoptadas por la UBB sean transversales, el Comité convocó a distintas direcciones, departamentos, y unidades. Es así como se encuentra integrado por el Director de Desarrollo Estudiantil en calidad de coordinador; la Unidad de Formación Integral, la Dirección de Admisión, Registro y Control Académico; el Departamento de Estudios Generales; la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo; el Departamento de Teoría de la Arquitectura; la Oficina de  Integración e Inserción Laboral; el Departamento de Ciencias de la Educación; el Programa de Tutores, el Departamento de Ciencias Sociales; el Programa PIESDI de ambas sedes, la Subdirección de Desarrollo Estudiantil, y Bienestar Estudiantil, junto a los estudiantes Viviana Acuña de Contador Público y Auditor, y Daniel Medina Bravo de Arquitectura.

Sin embargo, el Comité no se encuentra acotado y se espera la incorporación de nuevos departamentos o unidades, según lo demande la contingencia.




Senador Alejandro Guillier analizó temas de contingencia con la comunidad estudiantil y académica de la UBB

Reforma educacional y carrera docente, crisis política e institucional, la generación de una nueva Constitución Política y la crisis de la democracia representativa que se experimenta en Chile, fueron algunos de los principales temas abordados en el Conversatario entablado entre el actual senador de la República, Alejandro Guillier Álvarez, y estudiantes y académicos de la Universidad del Bío-Bío.

La actividad fue realizada en la Sala A-23 del Campus La Castilla y fue posible a través de la coordinación de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, la Federación de Estudiantes de la sede Chillán de la UBB, el Departamento de Arte, Cultura y Comunicación, y el Centro Social y Cultural Pedro Lagos Marchant.

La secretaria de Finanzas de la FEUBB de la sede Chillán, Constanza García Pérez, destacó el propósito del conversatorio. “La FEUBB tenía previsto invitar a algún ente político y la idea de traer al senador Alejandro Guillier surgió en conjunto con la Dirección de Desarrollo Estudiantil. Básicamente, queríamos tratar y analizar temas contingentes de educación, y se dio la instancia y que el senador quiso concurrir hasta el Campus La Castilla, y elegimos este campus porque aquí se encuentran las carreras de pedagogía que están afectadas directamente con el tema de la carrera docente. Creemos que es bueno que venga un político a hablar de temáticas políticas con los estudiantes, y más él que tiene un pasado periodístico. Los compañeros han valorado y participado activamente con preguntas y reflexiones”, comentó la dirigente estudiantil.

El encuentro no se estructuró sobre la base de una charla, sino que fueron los propios estudiantes quienes directamente formularon preguntas y definiciones del senador respecto de los temas de contingencia nacional.

En dicho marco el senador Guillier manifestó que actualmente se confirma una clara politización de la sociedad chilena, que quiere ser parte del debate y de las definiciones de lo público, y que por tanto rechaza los ‘proyectos de ley cocinados’ que no obedecen necesariamente a los intereses ciudadanos, sino que han sido discutidos y concebidos exclusivamente en el Congreso.

Igualmente, manifestó que la confirmación de la relación espuria entre políticos y negocios no es completamente nueva en el país, sino que aquello que lo hace novedoso y al mismo tiempo riesgoso, es el afán de algunos por llegar a la política con el exclusivo afán de generar dinero y acumular riqueza.

El senador manifestó que hoy hace falta discutir más sobre el fondo y sentido de las reformas que  en las formas en cómo se logre aquello. Esa es una tarea que no se ha realizado, pues tampoco se han generado los espacios para que eso ocurra, manifestó. En consonancia, el congresista aseveró que se han experimentado cambios sociales relevantes, pues la sociedad chilena comenzó a considerar la Educación como un derecho y no como un privilegio.

Sobre la posibilidad de realizar un plebiscito para convocar a una Asamblea Constituyente que elabore una nueva Constitución, el senador Guillier manifestó que es un tema delicado, pues considerando el actual estado de las cosas, perfectamente podría participar el 20% de los votantes, lo que restaría finalmente validez al proceso. Igualmente, la conformación de dicha Asamblea Constituyente hoy supone una complejidad mayor, pues al estar en entredicho la clase política y la institucionalidad en general, no es posible avizorar quiénes podrían integrar dicha asamblea sin ser cuestionados o refutados por los distintos actores sociales.

La Reforma a la Educación genera críticas desde distintos sectores, considerando a profesores y estudiantes que dicen no sentirse representados ¿Cómo es posible realizar la reforma desde esa perspectiva?

-“Creo que el error que tenemos es creer que las reformas sociales se hacen mediante leyes, y eso no es así. Lo importante es generar un proceso social donde los grandes protagonistas son los actores de la educación, los profesores, estudiantes, apoderados, proveedores, entre otros, quienes van generando los cambios institucionales y la ley solamente va confirmando, reforzando o facilitando esos procesos. Pero en Chile, tendemos a creer que porque se hizo una ley se acabó el problema, y eso está ocurriendo hoy porque los profesores, que deberían ser los grandes protagonistas, no lo son, y es porque sienten que la reforma se les escapa de sus manos, que la están haciendo unos técnicos y se está cocinando en el Congreso, y por lo tanto, ellos terminan siendo observadores pasivos, más o menos críticos, y no se sienten identificados.

Tenemos que lograr que los profesores, estudiantes, apoderados y proveedores, se sienten a pensar la educación y a hacer las reformas desde la experiencia, y entender que este es un proceso social, y no solamente una ley que puede quedar sólo en el papel”.

Usted indicó que las marchas, los paros, son instrumentos de los movimientos sociales, pero que también es necesario generar contenidos y articular discursos contra hegemónicos…

-“La marcha, la toma y el paro son instrumentos que permiten decir ‘téngase presente’, es poner el tema en la agenda y decir ‘somos muchos los que estamos detrás de esto’, pero no nos resuelve el problema del contenido, porque necesitas un discurso anti hegemónico para confrontarlo con las ideas vigentes ¿cuál es la nueva educación? ¿cómo entendemos el trabajo en el aula? ¿cómo entendemos la carrera del profesor? Y sobre eso se debe tener propuestas, y por lo tanto hay que ser capaces de manejar los dos tiempos, hacer demostración de fuerza, pero también presentar las ideas y el discurso nuevo. Pienso que se avanzó mucho, porque el movimiento estudiantil nació como una protesta por el endeudamiento de las familias, porque los bancos prestaban con intereses muy caros, las universidades comenzaron a sumarse y a subir y subir el precio de los aranceles; cada día la familia se vio más estrangulada, pero después los mismos estudiantes demostraron que había aquí un problema mucho más de fondo, y era la calidad de la educación. Y por eso ahora podemos hablar de la pertinencia de la educación, que no forma las competencias que los jóvenes necesitan para desenvolverse en un mundo globalizado, transnacionalizado, el mundo de las ciencias, de la tecnología y de la innovación. Poco tiene que decirnos la educación chilena de hoy frente a ese mundo que viene, y por lo tanto los jóvenes intuyen que esa educación no los prepara para el futuro, en consecuencia, necesitamos trabajar ahora los contenidos y crear los espacios. El espacio no puede ser sólo las comisiones del Congreso, tiene que haber más trabajo prelegislativo, con más participación y compromiso de los actores, pero también hay que crear los espacios y los incentivos para que (los actores) se sientan escuchados, para que la reforma no solamente esté aprobada, sino que sea expresión de los anhelos que los chilenos tienen de la educación que quieren”.

¿Cuáles son los desafíos de la democracia actual, considerando la crisis de confianza entre ciudadanía y clase política?

-“En Chile lo que está haciendo crisis es la democracia representativa, que consiste en delegar la propia soberanía como ciudadano a través de un voto para que alguien te represente, y ocurre que esas instituciones están muy debilitadas porque los tiempos cambiaron, porque la globalización, las transnacionales tienen más poder que los estados nacionales, porque los partidos políticos son menos consistentes que antes, porque tienen menos capacidad de respuesta frente a un mundo nuevo. Eso hace que no haya concordancia entre lo que anhela el ciudadano aunque sí intuitivamente con lo que le propone el sistema, y por lo tanto lo que estamos viviendo en Chile es una crisis de las instituciones, no es sólo una crisis de las personas como se dice, y tenemos que repensar la escuela, cualitativamente nueva, pero también las formas políticas. La política no sólo la hacen los políticos ni los partidos, también la hacen los movimientos sociales, las organizaciones de base, los gobiernos locales y regionales, la hacen las instituciones, las fuerzas armadas, las iglesias, los gremios, los empresarios, los sindicatos, y todos son actores políticos que influyen en la toma de decisiones y si no, no sería la huelga, que es influir en un toma de decisión colectiva, por lo tanto tenemos que sincerar y abrir el debate de manera que las reformas no se entiendan que son sólo en función del Gobierno y del Congreso, sino que son esencialmente ciudadanas, porque el gran cambio que hay, es que la gente ya no quiere delegar su ciudadanía, quiere participar directamente. El profesor no confía en una reforma hecha por otros, quiere una reforma de la cual es parte y que lo expresa, y ese puente no lo estamos consiguiendo”.




UBB reconoce a mejores puntajes de ingreso PSU a carreras de la sede Chillán

Se distinguió a los 20 estudiantes representantes de las carreras de la sede, quienes recibieron un estímulo entregado por el respectivo director de Escuela o académico responsable.

Con el propósito de reconocer el mérito académico y estimular un óptimo desempeño en la vida universitaria, la Universidad del Bío-Bío, a través de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, realizó la ceremonia de reconocimiento a alumnas y alumnos de primer año de la sede Chillán, quienes obtuvieron el mejor puntaje PSU de ingreso en sus respectivas carreras.

La actividad, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión, fue presidida por la Prorrectora Gloria Gómez Vera, y contó con la participación del alcalde de Chillán, Sergio Zarzar Andonie, junto al decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña Hermosilla, representantes de las facultades de Educación y Humanidades, Ciencias de la Salud y de los Alimentos, y Ciencias, además de directores de escuela y jefes de departamento, familiares de los homenajeados y directivos de municipios y liceos de la región.

En la oportunidad, la prorrectora Gloria Gómez Vera agradeció a los padres de los estudiantes destacados, el haber depositado la confianza familiar en la Universidad del Bío-Bío, única institución  pública y estatal de enseñanza superior de la  Región del Biobío, acreditada por 5 años, en el periodo que va entre agosto de 2014 y agosto de 2019, lo cual es garantía de su calidad y excelencia académica.

IMG_0288 IMG_0261

“Concluida su  formación escolar, ustedes inician ahora una nueva etapa en las aulas universitarias que, de ser exitosa, los conducirá, no sólo a la obtención de un título profesional, sino que también, y sin duda es lo más importante, les marcará con un sello indeleble que los acompañará por el resto su vida y que el paso del tiempo no podrá borrar. Llegan a una institución que basa su accionar en valores como la responsabilidad, el compromiso social y la solidaridad; con el más amplio pluralismo y una profunda convicción democrática; en una permanente búsqueda de la excelencia académica”, aseveró la Prorrectora.

IMG_0223 IMG_0286

Con posterioridad se distinguió a los 20 estudiantes representantes de sendas carreras de la sede, quienes recibieron un estímulo entregado por el respectivo director de Escuela o académico responsable. Igualmente, en cada caso se dio lectura a una breve descripción de las expectativas y anhelos de los jóvenes.

IMG_0255 IMG_0212

El subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, destacó que la ceremonia es un momento de gran solemnidad y significado, pues se busca reconocer el mérito de las y los jóvenes que comienzan una etapa trascendente en su formación personal y profesional.

IMG_0298 IMG_0285

“Nuestra casa de estudios superiores, busca promover y generar la integración social de sus alumnos, propiciando un ambiente para que encuentren los medios económicos, de salud, deportes, de orientación y actividades de arte y cultura, que contribuyan a su formación, colaborando para que sean ciudadanos creativos, con pensamiento crítico, actitud resiliente, con compromiso social y responsabilidad valórica, bajo un contexto de desarrollo armónico e integral”, precisó.

IMG_0283 IMG_0296

La jornada fue amenizada por el Taller de Jazz del Departamento de Arte, Cultura y Comunicación, integrado por Jhonatan Burgos, Alexis Rivera y Esteban Palavecino.

IMG_0231 IMG_0249 IMG_0294 IMG_0280 IMG_0244 IMG_0292 IMG_0270 IMG_0239 IMG_0290 IMG_0266 IMG_0235




Educación Superior Inclusiva fue eje de seminario convocado por la Dirección de Desarrollo Estudiantil

IMG_4748La Dra. María Alejandra Grzona de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina, fue la principal conferencista del encuentro. La invitada es profesora terapeuta en Deficiencias Visuales de la casa de estudios trasandina; Doctora del Departamento de Pedagogía de la Universidad de Jaén, España, y miembro del Comité Ejecutivo de la Comisión Discapacidad y Derechos Humanos.

Una escena de la obra “Sueño de una noche de verano” de William Shakespeare, representada por estudiantes del Taller de Teatro Inclusivo de la Escuela Los Héroes, dirigido por la profesora Valeska Williams, dio inicio al Seminario Internacional de Educación Superior Inclusiva en Contexto de Diversidad Funcional Asociada a Discapacidad de la UBB, convocado por el Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI) , dependiente de Bienestar Estudiantil de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

El seminario se realizó en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y contó con la participación de académicos, profesionales y estudiantes de la UBB, así como de otras casas de estudios superiores.IMG_4712

La actividad pretendió contextualizar y entregar estrategias metodológicas inclusivas a docentes de educación superior, que les permitan realizar una clase de acceso universal, y tuvo como principal expositora a la Dra. María Alejandra Grzona de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina, quien expuso sobre “Formación a Docentes de Educación Superior respecto de Adecuaciones Curriculares No Significativas para Estudiantes con Diversidad Funcional: Sensorial y Física”.

En la ocasión, el director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís Álvarez, reconoció que para la Universidad del Bío-Bío, el concepto de inclusión es central en su condición de única universidad estatal y pública de la región. Por ello, el PIESDI es una instancia cuyo objetivo es favorecer el ingreso, la permanencia y egreso de los estudiantes con diversidad funcional, entendiendo que eso sólo es posible, mediante la construcción de una comunidad universitaria basada en el enfoque de inclusión social.

IMG_4710A través de diversas estrategias, la Universidad busca responder a los requerimientos de la Ley 20.422 que en su artículo 39 conmina a las instituciones de educación superior a contar con mecanismos que faciliten el acceso de las personas con discapacidad, así como adaptar los materiales de estudio y medios de enseñanza para que dichas personas puedan cursar las diferentes carreras, exigencia a la cual responde el Modelo Educativo de la UBB al hacer suyo el eje de la Diversidad.

Durante la conferencia, la Dra. María Alejandra Grzona precisó que para cumplir el propósito de una educación superior inclusiva, se hace necesario repensar los procesos didácticos.

“El primer punto es asumir que somos docentes en cualquier carrera del ámbito universitario y estamos formando profesionales, pero no existe un modo único de enseñar ni un modo único de aprender. En general, la universidad tiene un recorrido muy estricto con docentes que generalmente utilizan mayormente la clase magistral y eso no da la posibilidad de participación y de respeto por la participación. Entonces, repensar el proceso didáctico implica no mirar el obstáculo de las características del alumno, sino poner el eje en el docente y este eje en el docente tiene dos aspectos fundamentales para la diversidad en general, y para la discapacidad en particular. Primero, que no puede improvisar la clase, porque tiene que haber entregado con anticipación a sus alumnos el material para que lo pueda leer o para que lo pueda tener en la clase o tener en un formato accesible, y durante la clase, si tiene un power point leerlo, hacerlo participativo, por las características de sus estudiantes. Y lo otro es volverse a formar en estrategias didácticas para enseñar de diversas maneras porque no hay un modo único de enseñar”, acotó.IMG_4816

La Dra. Grzona comentó que la universidad de hoy tiene distintos desafíos considerando las actuales características de los estudiantes, quienes se plantean de un modo muy diferente y ello exige al académico respetar la diversidad cultural.

“El tema no es ni de una carrera, ni de un grupo de carreras, ni de un grupo de profesionales. La Universidad tiene hoy demandas sociales, la demanda social es aceptar la diversidad. Hay diseño universal, existen formatos accesibles, hay concepciones que además están avaladas por leyes que tenemos en nuestros países, pero este no es un tema de determinadas carreras, lo que tenemos que cambiar es la formación de pregrado para pensar en una sociedad distinta. Hoy la sociedad es expulsora, individualista, y no estamos aceptando al que es diferente, porque es pobre, por cultura, por discapacidad, por pueblo originario… Entonces la universidad es la que tiene que cambiar y no las carreras, sino el claustro universitario en su conjunto”, aseveró.IMG_4790

El seminario también fue el espacio en que el académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Carlos Ossa Cornejo, dio cuenta del quehacer de la Red de Educación Superior Inclusiva, RESI, de la cual forma parte la UBB. Según se indicó, la RESI busca fortalecer a las instituciones de educación superior en su gestión y prácticas inclusivas con el objetivo de responder al derecho de Educación de las personas con discapacidad, mediante respuestas ajustadas a las Necesidades Educativas Especiales, NEE, que presentan. Asimismo, la red pretende aportar al desarrollo e investigación que contribuya a la comprensión de las NEE de los estudiantes con discapacidad en este nivel educativo de cara a mejorar la continuidad de estudios desde el nivel de Educación Media.IMG_4762

Igualmente, compartió un mensaje la directora regional del SENADIS, Sandra Narváez Palacios. El Servicio Nacional de la Discapacidad, SENADIS, ha favorecido y apoyado el desarrollo de cuatro estrategias abordadas por la UBB en materia de inclusión graficadas en las áreas de acceso, apoyos en salud, desarrollo social y adecuaciones curriculares no significativas.

El director del Centro de Educación y Rehabilitación Integral, COALIVI, Patricio Parada, hizo lo propio en representación de la institución, con la que la UBB se ha vinculado activamente durante 2014, justamente a través de un proyecto financiado por SENADIS en la línea de Educación Inclusiva.

IMG_4753La estudiante de segundo año de Contador Público y Auditor Viviana Acuña, y el egresado de Diseño Gráfico, Zhiro Donoso, compartieron sus experiencias como alumnos de la UBB, y aportaron sus visiones acerca de lo que las universidades deben realizar para hacer realidad el concepto inclusivo.

“En mi caso el apoyo resultó fundamental porque gracias a las distintas ayudas para el traslado pude terminar mi carrera. En principio era realmente complicado porque yo vivía en Quillón y debía trasladarme desde allá”, valoró Zhiro, en tanto que Viviana igualmente destacó la visión de la Universidad, aunque dio claves de algunas tareas pendientes. “Creo que lo más importante es que los académicos se pongan en el lugar de las personas con alguna discapacidad, reflexionen sobre ello, y de acuerdo a eso realicen sus clases. Por mi condición, me demoro más en escribir, entonces, en cada certamen, el que me otorguen 10 minutos más puede ser la diferencia entre un 5 y un 6”, explicó.IMG_4775 - copia

A su vez, la encargada del Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad, PIESDI, trabajadora social Jacqueline Angulo Cuevas, precisó que la UBB se aboca desde el año 2006 a convertirse en una universidad inclusiva, y en ese contexto se explica la implementación del PIESDI. “A contar de este año 2014 nuestra Universidad cuenta con un proceso de admisión especial para jóvenes con discapacidad, por lo tanto debemos estar preparados para atender a los estudiantes en todas sus dimensiones. Es así como el seminario se orientó preferentemente a docentes de educación superior, buscando colaborar mediante el aporte de estrategias para abordar una clase donde asistan estudiantes con discapacidad, porque sólo incorporando estrategias inclusivas en el aula, tendrá sentido el compromiso que nuestra Universidad ha asumido en esta materia”, aseveró.

De este modo se busca colaborar en la construcción de una sociedad inclusiva, que concentra su atención en las capacidades e identifica la diversidad como un recurso social activo.




UBB acogió Primer Encuentro de Deportes Adaptados junto a Municipalidad de Chillán y ADAES

IMG_9024El Primer Encuentro de Deportes Adaptados Chillán 2014 “Juntos Avanzamos Mejor”, congregó a cerca de 150 participantes de agrupaciones provenientes de Santiago, Concepción, Rancagua y Chillán. La UBB fue protagonista al disponer de su amplia infraestructura deportiva, y aportando contenido a través de la clínica de educación adaptada brindada por el académico, Dr. en Educación Física, Jaime Pacheco Carrillo.

Bochas, tenis de mesa y fútbol fueron las disciplinas deportivas que dieron vida al  Primer Encuentro de Deportes Adaptados Chillán 2014 “Juntos Avanzamos Mejor” convocado por la Municipalidad de Chillán, la Agrupación Deportiva de Atletas Especiales, ADAES, y la Universidad del Bío-Bío, logrando reunir a cerca de 150 deportistas de de Santiago, Concepción, Rancagua y Chillán.IMG_9031

El encuentro comenzó con la Clínica de Educación Adapatada brindada por el académico de la UBB, Dr. en Educación Física, Jaime Pacheco Carrillo, en el salón Miguel Jiménez del Campus La Castilla, que contó con la participación de estudiantes de pregrado, profesionales y profesores del sistema educacional. El propósito de la clase fue entregar estrategias metodológicas a los distintos profesionales involucrados en el área del deporte adaptado.

Durante su presentación, el profesor Pacheco abogó por avanzar en un cambio de paradigma que permita a todas las personas realizar actividad física, sin importar su condición. “Propongo cambiar un paradigma que se ha instalado en el mundo escolar, que tiene que ver con prácticas segregadoras, y eso nos obliga a tener un cambio metodológico y evaluativo al momento de trabajar con una comunidad que es diversa, porque estamos hablando de niños con o sin discapacidad, pero que sin embargo, por la forma como planteamos nuestras prácticas, impedimos que accedan al currículo. Entonces, en ese caso, la responsabilidad la debe asumir más el docente que el propio alumno. Si yo no doy oportunidades de desarrollo, no hago adaptaciones que permitan que todo ese grupo diverso consiga los objetivos, entonces tengo que cambiar la mirada, y en eso consiste la inclusión, que el sistema se adapte para satisfacer las necesidades de las personas y no que las personas deban adaptarse al sistema”, explicó.

IMG_9022IMG_9025

En concordancia con lo anterior, el profesor Jaime Pacheco comentó que si se mira la educación física desde una perspectiva inclusiva, los profesores deberían considerar diferentes velocidades de aprendizaje y las características individuales de los estudiantes. “En la escuela encontramos una gran diversidad y por lo tanto no deberían aplicarse formas estandarizadas para medir los desempeños motrices; debería haber evaluaciones diferenciadas que sí estarían en consonancia con esta nueva mirada”, aclaró.

IMG_9033 IMG_9034

El académico precisó que así como la sociedad se encuentra en una etapa de transición, dando algunos pasos en materia de inclusión, el deporte y la educación física no son la excepción, aún cuando se encuentren en etapas muy iniciales. “Hoy, más que la educación física, las expresiones de inclusión más potentes se dan en el deporte adaptado; el deporte adaptado sí que lo ha hecho muy visible porque tiene también otros elementos que están alrededor del concepto, tales como temas comunicacionales, políticos, el interés mundial y eso hace que el deporte vaya incluso más adelantado que la educación física en esta materia”, aseveró.

IMG_9035 IMG_9038 IMG_9036

En el plano formativo, el profesor Pacheco Carrillo comentó que la carrera de Pedagogía en Educación Física de la UBB, a través del proceso de diseño curricular, incorpora significativamente la actividad física adaptada, de manera de dar cuenta y respuesta a una necesidad social relevante.

En tanto, el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación de la sede Chillán, Pedro Pablo Campo, comentó que la Universidad del Bío-Bío no podía restarse de esta actividad, toda vez que como institución pública y estatal, el concepto de inclusión se alza como una responsabilidad y deber.deporte adaptado

“La instrucción que tenemos desde la Rectoría, desde la Dirección de Desarrollo Estudiantil, es que participemos activamente en actividades que propicien y fomenten la inclusión. No nos podemos restar de estos temas tan fundamentales en el proceso de formación de nuestros estudiantes y también es una señal para quienes quieran integrarse a nuestra casa de estudios superiores”, aseguró.

En tanto, el alcalde Sergio Zarzar, al despedir a los deportistas visitantes, agradeció el esfuerzo de los locales y la organización que contribuyó al éxito de este primer torneo.  “Estamos orgullosos de haberlos tenido en nuestra ciudad este fin de semana, esperamos seguir potenciando este tipo de actividades tan beneficiosas, y están invitados para regresar y competir nuevamente, porque dejan mucho amigos en Chillán”, finalizó el alcalde.




Estudiantes valoran cursos de electricidad impulsados por la Dirección de Desarrollo Estudiantil

Entregar una herramienta complementaria a la formación académica, como una forma de contribuir a optimizar los recursos económicos en la vida diaria, a través de la generación de nuevos ingresos o del ahorro de los mismos, es uno de los principales objetivos de la iniciativa impulsada por el Departamento de Bienestar Estudiantil de la sede Chillán. El curso de electricidad básica se desarrolló en dependencias del Liceo Industrial de Chillán.DSCF4119

Así lo manifestó la trabajadora social de dicho departamento, Mila Toledo, quien destacó la positiva recepción de los estudiantes. “El Departamento de Bienestar Estudiantil ha visualizado la necesidad de  entregar a los estudiantes, una herramienta complementaria a su formación académica, consistente en conocimientos básicos de electricidad, como una forma de contribuir a optimizar sus recursos económicos en la vida diaria, ya sea a través de la generación de nuevos ingresos, o del ahorro  de los mismos, al ser autosuficientes ante requerimientos de servicios eléctricos básicos. En esta misma línea, al tener conocimientos técnicos acerca de instalaciones eléctricas que cumplan los estándares necesarios, se pretende también prevenir la ocurrencia de situaciones lamentables de siniestralidad de inmuebles o accidentes caseros que tengan como origen instalaciones eléctricas deficientes”, aseveró la profesional.

El estudiante de Pedagogía en Educación General Básica, Guillermo Vera asegura que desde que aprendió a trabajar en construcción se interesó por la electricidad, y que incluso, desde niño sentía curiosidad por el tema de los conductores, y es así como se animaba a armar y desarmar artefactos eléctricos. “En general el propósito de mi interés fue aprender de electricidad doméstica ya que por diferentes situaciones de la vida nos vemos obligados a pagar por estos servicios y no está demás obtener un conocimiento sobre electricidad, aunque considero que lo aprendido fue más enriquecedor”, aseguró.

Guillermo Vera también valora la preocupación de la Universidad por brindar oportunidades como el curso, lo que considera un aporte significativo y valioso. “Se reconoce la preocupación de la señora Mila Toledo y del profesor que impartió el curso por su dedicación hacia nosotros. En agradecimiento me dediqué a buscar una frase, la cual me hizo reflejar la nueva oportunidad que tuve, y dice: ‘Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios’ por Benjamin Franklin (1706-1790). Tal vez invertimos nuestro tiempo y descanso de los fines de semana, pero valió cada minuto”, manifestó el estudiante.

Claudia Arriagada, en tanto, alumna de Ingeniería en Alimentos, precisó que no dudó un instante en tomar el curso básico con el propósito de poner en práctica dichos conocimientos en su hogar, pensando siempre en optimizar los recursos económicos de su familia, además de prevenir accidentes y situaciones de siniestralidad por instalaciones eléctricas deficientes. “Si bien mi carrera no se relaciona en absoluto con este taller, pienso que es muy valorable que la Universidad dé la oportunidad de adquirir conocimientos diferentes a la carrera, así se va formando un profesional integral. Por lo tanto, creo que este taller fue de mucha ayuda para el presupuesto familiar. Cabe mencionar que el profesor que dictó el taller siempre estuvo dispuesto a responder nuestras inquietudes y demostró su sabiduría en el tema, ofreciendo su orientación incluso después de concluido el taller”, reseñó Claudia.

El estudiante de Pedagogía en Educación Matemática, Rubén Quezada comentó, por su parte, que su interés por acceder al curso obedeció al afán de adquirir un nuevo conocimiento y de paso lograr una mejor calidad de vida. Si además eso implicaba un beneficio económico, mejor aún, aunque eso no era lo principal, al menos en su caso. “Fue una experiencia muy enriquecedora y absolutamente digna de ser replicada. Por lo mismo, agradezco a quienes desarrollaron este proyecto, que según entiendo, es pionero en su tipo. Creo que la Universidad debería comprometerse en desarrollar estas instancias que permitan a sus estudiantes adquirir otros conocimientos y destrezas que vayan más allá de los contenidos en las mallas curriculares. El aprendizaje de otras habilidades, como la mecánica, armado de computadores, gasfitería, o el mismo curso de electricidad dictado, enriquecen y dan un valor agregado al paso por la Universidad. Junto con ello, creo que se hace verdad eso de que ‘un oficio, por muy pequeño que sea, puede ser un verdadero tesoro en el devenir de los tiempos’. Ojalá en el futuro se multipliquen estos cursos”, valoró.