Previsege UBB proyecta trabajo en Prevención de la Violencia Sexual y de Género

El Colectivo de Prevención de la Violencia Sexual y de Género, Previsege, integrado por estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades capacitados por Amnistía Internacional, desplegó una intervención orientada a sus pares, consistente en talleres de formación, con el propósito de informar, educar y concientizar. Ahora, se proponen ampliar su ámbito de acción en las demás facultades de la Universidad, e incluso en otras instituciones o agrupaciones interesadas.

El Colectivo es integrado por las estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia Francesca San Martín Rivas (presidenta), Katherine González Cartes (vicepresidenta), Zulema Meza Oñate, (tesorera), Tannia Gutiérrez Oyarce (secretaria) y por los estudiantes de Pedagogía en Inglés Sergio Ortega Gutiérrez (relaciones públicas) y Cristopher Soto Medina (difusión).

Previsege se originó a partir del proyecto de Extensión liderado por la académica Dra. Fancy Castro Rubilar, denominado “Fortaleciendo la equidad de género en el territorio desde el ámbito educacional”. En dicho marco se contó con la participación de Amnistía Internacional, organismo que capacitó y certificó a un grupo de estudiantes en materias de prevención de la violencia sexual y de género.

“Tras la capacitación, la idea era que realizáramos una intervención con nuestros compañeros y compañeras de Facultad, para fortalecer competencias y responder a sus necesidades e inquietudes. Abordamos una falencia en la Universidad referida a la formación que se vincula con el derecho humano a acceder a información y educación sexual integral. Lo vemos como una responsabilidad como futuros docentes porque las profesoras y profesores necesitan capacitarse para saber cómo llegar a sus estudiantes, cómo responder a las problemáticas de los alumnos y alumnas en los colegios”, sostuvieron.

La intervención de Previsege se estructura sobre la base de los talleres Conceptualización del vocabulario para el siglo XXI; Diversidad y disidencia sexual. Visibilización, universidad y closet; Identidad y equidad de género; Ordenando la casa. Leyes y protocolos de prevención de la UBB; y Prevenir la discriminación. “Previamente enviamos un formulario a quienes se habían inscrito y así identificamos las necesidades que más evidenciaban. Es muy necesario conocer conceptos básicos como abuso sexual, acoso callejero, micromachismo, heteronorma, disidencia sexual, misoginia, entre otros, para contextualizar. Igualmente, se hicieron talleres didácticos para que se generara diálogo y la experiencia fuera más significativa”, precisaron.

Dado el interés suscitado, el Colectivo propuso articularse con estudiantes de otras carreras de la Universidad e incluso con agrupaciones, profesionales e instituciones de Ñuble que han expresado su interés por conocer los talleres.

Asimismo, están expectantes por incorporar nuevos estudiantes de manera que Previsege sea capaz de perdurar, más allá del egreso de sus actuales integrantes. “Esperamos que el Colectivo sea más grande, que motive a otras compañeras y compañeros y podamos aportar a la educación sexual integral. Si bien estudiar es un derecho, la realidad demuestra que es un privilegio, y por eso asumimos esta tarea como una responsabilidad”, aseveraron.

La realización de los talleres fue posible a través de la adjudicación de un Proyecto FADE de la Dirección de Desarrollo Estudiantil. Asimismo, Previsege contó con aportes y apoyo de la Federación de Estudiantes de la sede Chillán y del Proyecto Dirgegen UBB.




UBB se suma a la Red de Universidades Unidas por la Infancia

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Patricia Arteaga González, representará a la Universidad del Bío-Bío ante la Red de Universidades Unidas por la Infancia, iniciativa liderada por la académica de la Universidad de La Frontera (UFRO) Mahia Saracostti. La red de colaboración tiene como propósito aunar los esfuerzos de universidades, instituciones públicas y privadas, en la promoción y protección de los derechos de la niñez mediante la docencia, investigación y vinculación con el medio.

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Patricia Arteaga González, explicó que ser parte de la Red de Universidades Unidas por la Infancia es fundamental, pues se podrá contribuir desde una perspectiva integral. “Es un tema transversal al que podemos contribuir desde distintos enfoques disciplinarios. El rol de la academia en el ámbito del desarrollo de la niñez es fundamental porque se puede aportar mediante la formación de profesionales cada vez más capacitados para trabajar con un enfoque de promoción y defensa de los derechos de la niñez, incorporando contenidos en la formación de pre y postgrado o generando herramientas e insumos para orientar el trabajo en este ámbito”, ilustró.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, académica Carmen Mena Bastías, comentó que se abren opciones para mostrar y compartir las investigaciones de las académicas de la carrera. Asimismo, se vislumbra la opción de generar vínculos para formular nuevas investigaciones en red.

“En virtud de nuestra experiencia como carrera acreditada por 7 años, tenemos mucho que decir y aportar a las políticas y lineamientos que se dan a nivel país respecto del trabajo con la infancia. Actualmente, estamos trabajando en una investigación de carácter interuniversitaria en Ñuble y Biobío relacionada con el juego en el primer ciclo. La Red nos ofrece una plataforma para compartir ésta y otras experiencias, y saber qué están investigando distintas universidades del país”, aseveró.

La iniciativa corresponde a una propuesta levantada por la Universidad de La Frontera definiendo una alianza que convoca a casas de estudio públicas, privadas y entidades gubernamentales. “La red de universidades está interesadas en promover los derechos de la niñez a través de la investigación científica, la docencia y la vinculación con el medio, poniendo a disposición de la política pública el bagaje cultural que poseen las universidades chilenas en colaboración con las instituciones internacionales de vanguardia en la temática”, describió la académica Arteaga González.

Hasta ahora, la red es conformada por académicas y académicos de la Universidad de la Frontera, Universidad de Tarapacá, Universidad de Valparaíso, Universidad Católica del Maule, Universidad Arturo Prat, Universidad de Los Lagos, Universidad de Aysén, Universidad Católica de Temuco y la Universidad del Bío-Bío.

Igualmente, se convoca a la Defensoría de la Niñez, UNESCO Chile, la Red de Empresas Unidas por la Infancia y universidades de Australia, Colombia y Reino Unido.