Conmemoran 50 años de la fundación de la sede Ñuble de la Universidad de Chile antecesora de la UBB

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB, Marco Aurelio Reyes Coca, presidió acto que contó con la participación de autoridades locales, antiguos académicos, exalumnos y funcionarios. En la oportunidad también se rindió tributo al dramaturgo y extensionista cultural Enrique Gajardo Velásquez.

Una amplia participación concitó el acto conmemorativo de los 50 años de la fundación de la sede Ñuble de la Universidad de Chile, antecesora de la UBB, hito logrado gracias al esfuerzo y tesón de la comunidad ñublensina y de las autoridades de la época, según expresó el decano de la UBB, Marco Aurelio Reyes.

El acto se desarrolló en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la UBB y contó con la participación del diputado Carlos Abel Jarpa; el alcalde de Chillán Sergio Zarzar; el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Dr. Benito Umaña; el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Mauricio Cataldo; Fernando May Colvin; la secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Ximena Sanhueza; el secretario académico (s) de la Facultad de Educación y Humanidades Carlos Ossa Cornejo; Gabriel Figueroa Saavedra, ex vicerrector de la sede Ñuble de la Universidad de Chile, antiguos funcionarios, exalumnos y académicos del centro universitario de la época.

Reseña histórica

En la oportunidad, el académico Marco Aurelio Reyes presentó una reseña histórica de la Universidad de Chile sede Ñuble, donde dio cuenta de la serie de hechos protagonizados por la comunidad ñublensina de la década de 1960, que clamaba por contar con un centro universitario que permitiera el desarrollo de la juventud que anhelaba proseguir su formación en la educación superior, y que debido a las escazas opciones existentes en Chillán debían abandonar a sus familias y dirigirse hacia otras ciudades con el costo económico que ello implicaba.

Al comenzar su reseña, el decano Marco Aurelio Reyes comentó que la actividad conmemorativa permitía “revivir afectos”, sobre todo al volver a encontrarse con quienes fueron protagonistas de aquella etapa. “La emoción, el nerviosismo, los recuerdos, se vienen a la mente al participar con tantos rostros amigos, con los cuales ya hemos trazado una trayectoria importante de nuestras vidas. Encontrarme con Gabriel Figueroa, que fue vicerrector de la Universidad de Chile de aquel entonces; con don Fernando May Colvin, hijo de doña Marta Colvin y Fernando May Didier, familia importante en la historia de nuestra institución de educación superior en Chillán, y tantos otros”, aseveró el decano.

El historiador Reyes Coca, explicó que el Centro Universitario de Ñuble es el antecedente de la sede Ñuble de la Universidad de Chile, luego transformada en el Instituto Profesional de Chillán (IPROCH), actual Universidad del Bío-Bío.

Desde su origen el objetivo estaba claro: “Contribuir al desarrollo económico, social y cultural de la provincia de Ñuble, de la región y de Chile”.

El decano Marco Aurelio Reyes explicó que la movilización de la comunidad de Ñuble en torno a dicho objetivo fue notable, y se contó con el liderazgo indiscutido del Intendente Provincial Roberto Casanueva y del alcalde Abel Jarpa, junto con otras personalidades y representantes de todas las instituciones públicas y privadas de la provincia.

El académico Marco Aurelio Reyes precisó que el movimiento comenzó a concretar acciones a partir del 10 de agosto de 1965. “En esa fecha se entrevistaron con el entonces Rector de la Universidad de Chile, Eugenio González Rojas, el alcalde, parlamentarios y destacados personeros de Chillán. La máxima autoridad de la universidad hizo suyos los anhelos de los representantes de Ñuble. El 29 de enero de 1966 se dictó la Ley N° 16.419 que señalaba los impuestos que la Provincia de Ñuble pagaría en bien de tal iniciativa, y el aporte que el Congreso Nacional efectuaría para la acción preuniversitaria. La Sociedad Musical Santa Cecilia facilitó las dependencias del edificio Casa del Arte, ubicado frente a la Plaza de Armas para la instalación del Centro Universitario, en recuerdo de su fundador Otto Schäfer Hofmann”, evocó el historiador local.

“El Centro abrió sus puertas el 11 de abril de 1966 siendo su primer director Alfredo Valenzuela Cancino y acogiendo a una matrícula de 439 alumnos, quienes optaron por carreras tales como Técnico Artístico, Técnico Administrativo, Técnico Agrícola, Orientación para el Hogar, Pedagogía en Enseñanza Básica, Pedagogía en Matemática, Pedagogía en Inglés y Pedagogía en Educación Musical”, aseveró el historiador Marco Aurelio Reyes.

Recuerdos de Fernando May

En la ocasión, Fernando May Colvin, hijo de Fernando May Didier, quien donara los terrenos del actual campus homónimo, compartió con los presentes el discurso leído durante el acto de donación del denominado fundo El Mono durante la década de 1970.

“En nombre de Fernando May Didier, de sus 3 hijos, 12 nietos, y de su primer bisnieto, (trasladen esto a 5 décadas atrás), hago entrega oficial de estas tierras y de todo lo en ellas contenido, como la donación que esta familia hace a la Universidad de Chile en Chillán… La larga historia que encierra sólo el señalar que miembros de la familia han nacido, vivido y muerto en un mismo terruño, nos indica tradición convertida en impulso vital que la apega a la tierra, a tal punto de no saber ya si estas plantas y estos árboles han crecido y florecido en esa tierra o en nosotros mismos. Es por ello que para engrandecer esta tradición y este amor, nuestro padre Fernando May, ha concebido un sueño, tiene una esperanza y razones, que se forme aquí, en este lugar, la más seria y grande fuente de estudios universitarios del país, teniendo como punto de partida esta donación”, expresó Fernando May Colvin.

“Por otra parte, aunque nos excedamos en nuestro parco decir cotidiano, pero por encargo expreso de Fernando May, debo establecer que, como testimonio vivo de gratitud hacia la Patria de sus descendientes, sus amigos, vecinos y colaboradores, él hace esta donación para realizar las aspiraciones de la juventud y de Chile. Señoras y señores, llegó el momento, se va el patrón viejo, se va una tradición familiar, que entre el joven vicerrector, que nazca ahora una nueva tradición zonal. Tierra, se buena otra vez”, concluyó May Colvin.

Alcalde Sergio Zarzar, exalumno de la sede

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar Andonie, en su calidad de ex alumno de Pedagogía en Enseñanza Básica mención Educación Física de la antigua sede, destacó el rol social e histórico que cumplió la Universidad en aquel tiempo, y reconoció el rol jugado por actores de la época para concretar el anhelo de la comunidad local por contar con un centro universitarios. Asimismo, recordó anécdotas y experiencias que marcaron su paso por la universidad. También destacó el legado a la educación superior que supuso la donación de la familia May Colvin. Igualmente tuvo palabras de reconocimiento para el dramaturgo y extensionista cultural Enrique Gajardo Velásquez.

“Quiero saludar a Martita, hermana de don Enrique, quien fue un verdadero maestro. Aunque era Jorge, mi hermano, quien integraba el Instituto de Extensión Cultural de Chillán (INECUCH), en algún momento también grabé con ellos. Hasta hoy guardo con mucho cariño un curso de Locución y Animación, y en ese tiempo nunca pensé que me correspondería hablar tanto en la vida. Hoy no quiero sentirme como alcalde sino como alumno de la Universidad de Chile, y de esta gran prolongación que fue el IPROCH, y la Universidad del Bío-Bío que tanto respeto merece”, aseveró el alcalde.

Discípulos de Enrique Gajardo

Ya en el homenaje al dramaturgo Enrique Gajardo, el poeta Juan Carlos Olmedo, quien viene desarrollando una serie de trabajos de investigación para recopilar y rescatar el legado de Enrique Gajardo, destacó la huella dejada por el maestro Gajardo en el desarrollo cultural de la ciudad de Chillán, desde la creación de Radiodifusión Cultural, programa que se extendió por 50 años, en donde se emitieron más de dos mil programas, principalmente en Radio La Discusión, donde contó siempre con el apoyo del director propietario de la época, Alfonso Lagos Villar.

Su trabajo dejó huellas entre grandes actores egresados del teatro de la Universidad de Chile y de otras, tales como Mario Lorca, Gabriela Medina, Nelson Villagra, Franklin Caicedo, Pedro Villagra, Jorge Gajardo, César Arredondo, entre otros.

“No quedaron registros de las obras de teatro, fuera de esos libretos. En los años ’70 no existía la tecnología de hoy, que todo lo graba, lo registra y lo divulga. Mi labor en el teatro universitario, fue el de un humilde tramoya, cooperando en lo que fuera necesario para darle vida, sonido y luz al escenario. Sonido y música que salía de una vieja grabadora de cintas. Así, aparece en escena INECUCH, el Instituto de Extensión Cultural de la Universidad de Chile. El trabajo de investigación logró recuperar 14 cintas del ciclo sobre la vida de Bernardo O´Higgins Riquelme, siete capítulos, siete horas que nos narran desde el nacimiento de Bernardo hasta su muerte y exilio en el Perú, grabadas en los estudios de Radio La Discusión, con el auspicio del diario, de la Municipalidad de Chillán y de la propia Universidad de Chile”, expresó Juan Carlos Olmedo.

Juan Carlos Olmedo también compartió con los presentes los primeros minutos de las cintas rescatadas emitidas en 1978 en Radio La Discusión. Dichas grabaciones forman parte de un proyecto formulado ante el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Se espera entregar dicha creación a la Biblioteca Municipal de Chillán, para su preservación y formación del Museo para la Memoria Cultural e Histórica de la ciudad, aseguró el poeta.

Tras las palabras de Juan Carlos Olmedo, antiguos discípulos de Enrique Gajardo recrearon escenas de las múltiples obras representadas bajo su dirección, así como declamaron algunos poemas. Entre ellos se contó a Flory Zúñiga, comunicadora social en Radio La Discusión y actriz del teatro de la Universidad de Chile, sede Ñuble; Víctor Fuentealba, profesor de Inglés, actor del Teatro Experimental y director del grupo Litre; Bernardo Neira, director del Teatro Experimental de Chillán; y Virginia Traub, actriz del Teatro Universitario.

Los actores mencionados escenificaron y declamaron extractos de las siguientes obras: “Un secreto bien guardado”, “Anacleto avaro”, “Vida y milagros de Pedro Urdemales”, “Dulce patria”, “Oda al aire”, “Bernardo O’Higgins Riquelme (1810)”, “Señoras Chilenas”, “Viña”, “La Remolienda”, y “El Secreto”.

Tras dicho homenaje, la académica del Departamento de Artes y Letras de la UBB, Tilma Cornejo Fontecilla, hizo entrega de un reconocimiento a la hermana del dramaturgo, Marta Gajardo Velásquez.

El acto culminó con la presentación del Taller de Música Latinoamericana del Departamento de Artes, Cultura y Comunicación de la sede Chillán.




UBB acogió Segunda Jornada de la Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica

La sede Chillán de la Universidad del Bío-Bío albergó la Segunda Jornada nacional de la Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica, conformada por las 15 universidades estatales chilenas que imparten pedagogías y que ejecutan proyectos en el marco del Convenio Piloto “Diseño de planes para fortalecer la Formación Inicial Docente (FID) en Universidades del Estado”, del Ministerio de Educación.

El encuentro se realizó en el Salón Auditorio Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades y en la Sala Schäfer del Centro de Extensión. El programa consideró la presentación de Nudos Críticos y Experiencias Exitosas compartidas por académicos de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación; Universidad de La Serena; Universidad de Antofagasta; Universidad de Playa Ancha; Universidad de la Frontera y de la Universidad del Bío-Bío.

En la ocasión la UBB presentó la experiencia denominada “Desafío de la práctica rural como instancia de compromiso y vocación docente”, ponencia expuesta por las académicas del Departamento de Ciencias de la Educación Ana Carolina Maldonado junto al profesor Víctor Navarrete.

Durante la jornada de cierre se realizó la conferencia “Estudio comparado de enfoques educativos en la formación inicial docente de países de América y Europa”, dictada por el catedrático Carlos Marcelo García de la Universidad de Sevilla; y la ponencia “Análisis comparativo del modelo de formación inicial docente en universidades de Chile” a cargo del Dr. Ilich Silva-Peña.

En la oportunidad, la jefa del Departamento de Financiamiento Institucional (DFI) del Mineduc, Fernanda Kri Amar, destacó que la jornada es parte de una serie de encuentros de carácter nacional acordados con el propósito de fortalecer la Formación Inicial Docente (FID).

“Este segundo encuentro reúne a todas las instituciones de educación superior estatales que imparten carreras de pedagogía con el objetivo que puedan compartir sus experiencias y hacer una agenda conjunta que nos permita mejorar la formación de profesores en el país. Las instituciones han presentado algunos desafíos que implica el estudiar pedagogía y también buenas prácticas que han logrado durante estos años, de manera de compartir esta información en una lógica de colaboración. Nosotros estamos convencidos de que este tipo de redes, si se fortalecen, si se logran hacer funcionar adecuadamente, permiten hacer avances mucho más sustantivos y en menores tiempos que si cada institución lo hiciera de manera independiente”, aseveró Kri Amar.

La jefa del Departamento de Financiamiento Institucional (DFI) del Mineduc manifestó que además de las experiencias exitosas también se ha puesto en común los problemas que cada institución ha debido afrontar, con la idea de encontrar soluciones en conjunto.

“Esto tiene que ver con el desafío actual de mejorar la formación de profesores, pero también tenemos una alta expectativa de que la Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica se potencie y avance en temas de postgrados de calidad en Educación así como en investigación en el área de Educación vinculada a las escuelas. Se trata de un tremendo desafío para el país, y entendemos que es mucho más potente hacerlo en red y en forma colaborativa”, aseguró Fernanda Kri.

Universidades del Estado y red de colaboración

El prorrector (s) de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Aldo Ballerini Arroyo, expresó que a las 15 universidades estatales abocadas al análisis de temas pedagógicos les compete una responsabilidad especial, y por ello destacó el sentido de la Red generada a instancias del Ministerio de Educación.

“Esta red permite asociarnos, fortalecernos y dar saltos sustantivos de manera coordinada. Sabemos que hay investigadores talentosos en cada una de nuestras instituciones, así como hay profesores talentosos en cada uno de los establecimientos educacionales con los que nos vinculamos, y no siempre sacamos provecho de esa situación. El sistema está hecho para que compitamos, y la estructura de esta Red, por el contrario, nos permite asociarnos y tener la capacidad de generar ideas en conjunto, publicar estudios en conjunto, coordinarnos y generar redes que nos permitan tener un impacto mayor cuando nos relacionamos con los establecimientos educacionales. Así también podemos lograr una mayor movilidad de nuestros estudiantes de manera que ellos sean actores relevantes en su proceso formativo, no solamente desde el punto de vista de lo que las universidades pretendemos, sino también del aporte que ellos pueden hacer en establecimientos con los que se relacionan. Nuestros estudiantes pueden ser catalizadores para sumar estos esfuerzos, por ejemplo, en el desarrollo de investigación, de metodologías en el aula que son tan necesarias, y además con los profesores que actualmente se desarrollan en los establecimientos”, valoró el prorrector (s) Ballerini.

En tanto, el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán de la UBB, Dr. Álvaro González Concha, destacó igualmente que las universidades públicas de Chile tienen la primera responsabilidad de trabajar en pos del desarrollo de la educación de niños y jóvenes así como de los futuros profesores. “Tenemos desafíos importantes como el acercarnos a los establecimientos escolares. Tenemos que realizar investigación conjunta, y proyectar un trabajo que nos permita formar profesores de excelencia. Pero sobre todo, tenemos el desafío de crear un modelo de formación pedagógica que esté a la altura de lo que nuestro país hoy necesita, y a la altura de la responsabilidad que tenemos como instituciones públicas del Estado de Chile”, expresó.

Nuevas formas de aprender

El académico Carlos Marcelo García de la Universidad de Sevilla, brindó la conferencia denominada “Estudio comparado de enfoques educativos en la formación inicial docente de países de América y Europa”.

En ella dio cuenta del enorme desafío que debe asumir la actual sociedad frente a dinámicas de cambio vertiginoso que hacen replantear las tradicionales propuestas de procesos de enseñanza aprendizaje.

“Nuestra sociedad está cambiando, y el mismo sistema productivo está cambiando. Los países del Foro Económico Mundial reunidos en enero de este año han dicho que el 65% de los chicos que hoy ingresan a la escuela saldrán a un mundo completamente diferente con profesiones que aún no existen, en donde la robotización progresiva de los procesos industriales está haciendo que la mano de obra no cualificada se pierda y por tanto necesitamos personas con capacidad de aprender, de innovar, de reinventarse. No es solamente una cuestión de modernidad sino una cuestión de la propia supervivencia del país. El país ofrece a sus ciudadanos el bienestar que se merecen en la medida que prevé el futuro y tiene capacidad de generar riqueza. A partir de ahí miramos a la escuela y miramos a la institución que forma a los profesores que trabajan en las escuelas, que es la formación inicial. No podemos seguir haciendo la misma formación inicial que venimos haciendo y por tanto se requiere una mirada nueva a la formación, que vincule mucho más la teoría con la práctica, el saber disciplinar con el saber pedagógico, que cambie el rol del propio profesor en la Universidad, que no solamente es expendedor de conocimiento, porque gran parte de ese conocimiento está en la red y por tanto, debe orientar a los alumnos creando oportunidades de aprendizaje. Para que todo esto se dé, se requiere un cambio estructural en las propias universidades respecto a cómo está organizada la formación del profesorado”, expresó el especialista español.

La Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica está conformada por las siguientes universidades: Universidad de Tarapacá, Universidad Arturo Prat, Universidad de Antofagasta, Universidad de Atacama, Universidad de La Serena, Universidad de Playa Ancha, Universidad de Valparaíso, Universidad de Santiago de Chile, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Universidad de Chile, Universidad de Talca, Universidad del Bío-Bío, Universidad de la Frontera, Universidad de los Lagos y la Universidad de Magallanes.




Ex director jurídico de la Vicaría de la Solidaridad y del Instituto Nacional de Derechos Humanos participó en conversatorio con Comunidad UBB

“Evolución de los Derechos Humanos en Chile y el Mundo desde la Declaración Universal” se denominó el conversatorio que tuvo como principal orador al reconocido abogado, Roberto Garretón Merino, figura señera en el ámbito de los Derechos Humanos, y quien se desempeñara como director jurídico de la Vicaría de la Solidaridad; además de integrante del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Derechos Humanos; miembro de la Mesa de Diálogo y del grupo de trabajo de la ONU sobre la detención arbitraria.

La actividad, convocada por la Facultad de Educación y Humanidades, junto con la Corporación Educacional Bernardo Leighton representada por Patricio Huepe García, se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla, y contó con la participación de académicos, estudiantes y representantes de las asociaciones de Académicos y de Funcionarios no Académicos de la sede Chillán de la UBB.

Durante el conversatorio, el decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó lo necesario que resulta recordar acontecimientos de la historia nacional y universal, con el propósito de aprender del pasado y evitar errores y calamidades que han significado innumerables dolores a la humanidad.

Al mismo tiempo, valoró la trayectoria de Roberto Garretón quien ha sido galardonado con importantes premios como el Premio Ruth Pearce, que el Servicio Internacional de Derechos Humanos de Ginebra entrega al diplomático más comprometido con los Derechos Humanos en el mundo. Asimismo, fue relator de la ex Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en Zaire y en la República Democrática del Congo.

El decano Marco Aurelio Reyes también recordó que Garretón fue abogado del Comité de Cooperación para la Paz creado el 4 de octubre de 1973, a menos de un mes del golpe de Estado, y luego de la Vicaría de la Solidaridad del Arzobispado de Santiago, institución defensora de los Derechos Humanos durante la dictadura militar chilena.

Durante su conferencia, Roberto Garretón precisó que el concepto de los Derechos Humanos es un concepto progresivo, y que si bien se encuentran consagrados desde 1948, a través de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Chile recién comienzan a tener mayor presencia tras los aciagos hechos ocurridos tras el golpe de Estado de 1973.

“El concepto de los Derechos Humanos es un concepto progresivo. Si bien la dignidad humana es eterna y perpetua, se va descubriendo paulatinamente, después de haberse violado por milenios. Durante la segunda mitad del siglo XX, se estatuye la dignidad humana como un bien que nos pertenece a todos por igual, y que tenemos que respetarla todos por igual. Eso tenemos que hacerlo mediante declaraciones, mediante la enseñanza, mediante tratados internacionales, realizando modificaciones a todas las ramas del Derecho (Internacional, Constitucional, Administrativo, Penal, Civil, Ambiental). Se trata de regular la relación entre los seres humanos, en que partamos de la base que somos todos iguales, donde no puede haber discriminación”, enfatizó.

Roberto Garretón precisó que la historia enseña que tras todos los sucesos de violaciones a los Derechos Humanos subyace algún tipo de discriminación como la sufrida por judíos, musulmanes, u otros grupos culturales o étnicos, por mencionar algunos ejemplos.

Igualmente, advirtió que el cambio cultural y social es preponderante, pues según transcurren los años, las personas se vuelven más sensibles sobre situaciones que en otro tiempo pudieron parecer normales e incluso deseables. “Hace 10 o 15 años en Chile debíamos distinguir entre hijos legítimos e ilegítimos y naturales. Una cosa extraña que estaba vigente desde inicios de la humanidad, porque antes se decía que había hijos bastardos y otros que no lo eran. Esas cosas se van superando sobre la base de fenómenos culturales, siendo el Derecho un instrumento. Y así nos vamos dando cuenta que somos todos iguales, que hombres y mujeres somos iguales, que los niños también tienen derechos, así como las personas en situación de discapacidad, los migrantes, los refugiados, los pobres… Hay que reconocer que hay personas a quienes no les gusta hablar de Derechos Humanos, y por lo general esas personas tienen como factor común el ser partidarios de dictaduras, ese elemento los unifica”, expresó el abogado.

La académica del Departamento de Artes y Letras, Elizabeth Quintrileo Llancao, ofició como comentarista de la conferencia, y en dicha condición hizo ver que así como la sociedad chilena lamenta la vulneración de los Derechos Humanos tras el golpe de Estado de 1973, también se debe ser consciente sobre la situación de los pueblos originarios de América, entre ellos el Mapuche, que ha visto vulnerados sus Derechos Humanos desde hace más de 500 años, logrando escasa reparación.

Según expresó la académica, los medios de comunicación chilenos dan cuenta de indolencia al limitar la discusión de las demandas del pueblo mapuche a informaciones referidas a quemas de camiones y predios, desconociendo situaciones de tortura y maltrato como la ocurrida al lonko Víctor Queipul, así como otros hecho violentos que aquejan a las comunidades de la Araucanía.

Tras la intervención de la académica Elizabeth Quintrileo Llancao se dio espacio a la conversación, oportunidad en que los asistentes pudieron expresar sus opiniones y valoraciones.

Roberto Garretón Merino integró el Consejo Asesor del Secretario General de la ONU sobre Prevención de Genocidios, junto a Desmond Tutu, Juan Méndez, la diplomática sueca Mónica Anderson y el General Romeo Dallaire. Durante su extensa trayectoria se ha desempeñado como Vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (1993); Vicepresidente de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos (Viena, 1993); Abogado en Chile del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) (1996-2000); Representante para América Latina y el Caribe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (2001-2005); Integrante del Consejo Asesor del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Prevención del Genocidio (2006), junto al Obispo Desmond Tutu; Sadako Ogata, Juan Méndez, Romeo Dallare, entre otros; Comisionado de la Comisión Internacional de Juristas, con sede en Ginebra, desde 2008, entre otras múltiples funciones.




Seminario Internacional UBB analizó rol de la Familia, la Escuela e Interculturalidad en contextos emergentes



Generar un espacio de reflexión y análisis, así como revitalizar la relación entre la familia y la escuela, más aún en contextos crecientes de interculturalidad, fue uno de los principales objetivos del Seminario Internacional “Familia, Escuela e Interculturalidad” organizado por el Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Bío-Bío, junto a la Dirección de Extensión, el Grup de Recerca Analisis Social i Educativa de la Universidad de Lleida, España, y el equipo del futuro Centro de Investigación para el Desarrollo Local y Rural, CIDEL-UBB.

El seminario consideró las conferencias “Familias y Escuelas. Factores influyentes en la participación”, del Dr. en Sociología y académico Universidad de Lleida, Jordi Garreta Bochaca; “La Educación Intercultural: el caso español”, del Dr. en Pedagogía y académico de la Universidad de Girona, Josep Palaudarias i Martí; y “Rol Parental Educativo: aproximaciones desde la formación inicial docente” del Dr. en Antropología Social y académico Universidad del Bío-Bío Héctor Cárcamo Vásquez, junto con el Dr. en Informática Educativa, Carlos Rodríguez Garcés, también de la UBB.

La actividad, desarrollada en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, contempló la participación de académicos, profesores de diversos establecimientos educacionales de Ñuble, y estudiantes de pre y postgrado de la UBB.

Al iniciar el seminario, la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Julia Fawaz Yissi, agradeció la colaboración de los académicos españoles visitantes, en temas de gran interés para la UBB como son la Educación y la Familia, líneas que se han ido incorporado en los procesos de investigación y de vinculación con el medio.

“Los vínculos que se han ido estableciendo con los profesores invitados y sus universidades, seguramente serán muy fructíferos, e irán en beneficio no solamente de nuestras unidades académicas, sino, y más importante quizás, irán en beneficio de las familias, que cada día esperan más de la educación, aspirando a que sus hijos tengan las oportunidades que tal vez los padres no han tenido. Consideramos que la educación, la familia, junto con el trabajo y los temas de género, son temáticas fundamentales en el desarrollo local sostenible”, manifestó la académica Fawaz Yissi.

El director del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Héctor Cárcamo Vásquez, quien además coordinó el seminario, destacó que entre los propósitos del encuentro se consideró el poner sobre la mesa la relevancia que tiene el revitalizar la relación familia-escuela, puesto que se trata de un eje fundamental para establecer líneas de desarrollo local.

“Estamos convencidos que considerar la relación familia-escuela es vital. Esto porque desde el momento en que se establece una relación estrecha, fluida y comprometida entre estos dos grandes agentes socializadores, generamos instancias de formación ciudadana. Entonces, la orientación y el sentido de este seminario es destacar aspectos de la relación familia-escuela que son cruciales. Por ejemplo, problematizar el concepto de interculturalidad; problematizar los ejes que motivan o reprimen la participación de la familia, y analizar qué entendemos por participación y relación de la familia con la escuela. Asimismo, nos interesa conocer cómo los futuros profesores proyectan el rol de las familias en las escuelas, porque creemos que es muy importante comenzar interviniendo los procesos de formación inicial del profesorado”, manifestó el Dr. Héctor Cárcamo.

El Dr. Héctor Cárcamo Vásquez expuso la ponencia denominada “Rol Parental Educativo: aproximaciones desde la formación inicial docente”, tarea conjunta con el Dr. en Informática Educativa, Carlos Rodríguez Garcés, también de la UBB.

“Cada vez vamos obteniendo más luces respecto de la realidad. Hay un conjunto de nociones, preconceptos, que operan como representaciones sociales en el futuro profesor, que le llevan a tomar, querámoslo o no, cierta distancia respecto de la familia, y pareciera ser que estos futuros profesores valoran mucho más el nivel informativo de participación de la familia, que es el nivel más básico y simple. Lo que uno podría esperar, es que estos profesores del mañana, sean quienes más valoren un nivel más activo de participación por parte de la familia, como nivel consultivo o propositivo. Cuestionarnos y revisar lo que estos futuros profesores ven respecto de la familia, su relación con la escuela y con el profesorado, es crucial para nosotros y por eso lo tenemos como una línea de trabajo investigativo”, explicó el Dr. Cárcamo.

Entre las principales conclusiones expuestas en la conferencia, el Dr. Cárcamo explicitó que si bien se valora y destaca la importancia del rol de los padres en el quehacer educativo, se estima que su aporte debe manifestarse fuera del espacio escolar, entre otros alcances. “Los profesores en formación reconocen la importancia que revisten los padres en la tarea de acompañamiento y reforzamiento del quehacer educativo. Este rol parental educativo es concebido siempre como complementario a la labor docente desde fuera del espacio escolar. Prevalece la imagen de que un rol parental consultivo o propositivo transgrede las fronteras normativas de la escuela y se constituye en una injerencia no deseable que genera ruidos, incertidumbre y molestia. Bajo dicho nivel de participación, se concibe a los padres como agentes disruptivos y de accionar amenazante”.

“Las percepciones atribuidas al rol parental educativo se vislumbran ligadas al éxito escolar. Se otorga a la familia un rol preponderante en la instalación de hábitos de estudio y desarrollo de habilidades cognitivas. Sin desconocer estos atributos, la excesiva relevancia asignada se tiende a constituir también en una suerte de externalización de responsabilidades, frente al fracaso académico. Las familias son percibidas como agentes claves no obstante, evidenciarse una imagen desmejorada respecto del cumplimiento del rol parental educativo en la actualidad”, describió el investigador de la UBB.

Por lo anterior, el Dr. Cárcamo Vásquez señaló la necesidad que la problemática familia-escuela, “sus bondades, dificultades y atributos permee los procesos de formación inicial docente e irrumpa expresamente en el currículum, de manera tal que los futuros profesores se apropien de ello, tanto en lo teórico discursivo, como en la praxis pedagógica propiamente tal”, manifestó.

“Familias y Escuelas. Factores influyentes en la participación”

El Dr. en Sociología y académico Universidad de Lleida, Jordi Garreta Bochaca expuso la conferencia “Familias y Escuelas. Factores influyentes en la participación”, que dio cuenta de una investigación que consideró a cuatro comunidades autónomas de ámbitos territoriales distintos de España.

Así, se pretendió destacar la necesidad de que la familia se implique cada vez más en el sistema educativo y en las escuelas, no solo desde las funciones que puedan realizar en los hogares sino también en los propios centros escolares.

“Los aspectos más importantes que hemos considerado para observar si esto se está dando, es ver si la sociedad es realmente democrática y participativa, considerando todas las acciones que se están llevando a cabo desde los ayuntamientos o desde entidades municipales para favorecer esta implicación de las familias. Y luego, ya dentro del centro, consideramos muy importante las actitudes, las formas de trabajar de los equipos directivos, así como también los canales de comunicación. Esos serían los dos aspectos que hemos considerado básicos, ya que generan o implementan una dinámica en el centro que favorece o entorpece la participación de las familias”, manifestó el Dr. Garreta Bochaca.

En cuanto a los canales de comunicación, se indicó que cada escuela necesita los suyos considerando su realidad. Estos pueden ir desde los más tradicionales como la tutoría, la entrevista personal o la reunión de familias, a otras vías más tecnológicas como el empleo de correos electrónicos, web, el blog, entre otros.

Asimismo, la implicación de la familia en la escuela no se limita al hecho de asistir a los centros educativos, conocer su dinámica e informarse, sino también incursionando en el nivel de las decisiones, de manera que la voz de la familia se escuche al momento de adoptar algunas decisiones.

“Hay otros muchos factores que favorecen o entorpecen esta relación para que la participación exista. Por ejemplo, las mismas actitudes de los profesionales, que no siempre los hemos preparado bien para que acepten la implicación de personas extraescolares en la escuela, o por ejemplo, la actitud de las mismas familias, pues no todas se quieren implicar o entrar en una forma más activa”, explicó el Dr. Jordi Garreta.

“La Educación Intercultural: el caso español”

“La Educación Intercultural: el caso español” se denominó la conferencia del Dr. en Pedagogía y académico de la Universidad de Girona, Josep Palaudarias i Martí, quien aporta una perspectiva crítica del fenómeno.

-¿Por qué es relevante hablar de Educación Intercultural?

-“Pienso que el motivo de hablar de educación intercultural, la razón más importante, no solamente está en lo que vivimos hoy como realidad de diversidad cultural de flujos migratorios, sino que por ejemplo, me puedo sustentar en unos datos que da la UNESCO en el 2015, que hace una previsión demográfica que en el 2100, de cada 10 personas que nazcan en el planeta, 4 van a ser de Asia, 4 de África y 2 del resto del planeta. Esto quiere decir que nuestro planeta va a ser cada vez más diverso culturalmente, va a haber más movimientos de población, entonces, el reto es educar para esta sociedad, que no es del futuro, que ya es del presente, pero que en el futuro va a consolidarse mucho más. Esta es una razón importante para trabajar con educación intercultural desde la perspectiva del reconocimiento del otro, y de construir que la educación no es un proceso de asimilación sino que es un proceso de reconstrucción y creación de lo que es cultura, y por lo tanto de lo que son valores, de lo que es convivencia e inclusión en nuestra sociedad”.

-Cuando se habla de Educación Intercultural, se suele pensar en “el otro” como extranjero…

-“Creo que se tiene una concepción limitada. En el caso español lo he expuesto, tenemos mucha facilidad para hablar del “otro” como el extranjero, pero no del “otro” que está conviviendo con nosotros. Yo pienso que en Chile les pasa lo mismo; son ustedes también un país multilingüe y multiétnico; hay que mirar hacia afuera, pero también hay que mirar hacia adentro. Creo que también es importante saber mirar la historia de nuestros pueblos, de nuestras sociedades. La sociedad chilena también ha habido procesos de migración y de exilio, y la sociedad española también ha vivido estos procesos de migración y de exilio. Hay que reconocerse también en esta diversidad, nosotros también hemos formado parte de estos procesos de movimiento de población, reconozcamos qué es lo que nos empujó en su día a iniciar esos procesos de exilio y de migración para reconocer con todos sus derechos a estos flujos migratorios que hoy día recibimos”.

-La Educación Intercultural plantea nuevos desafíos a las sociedades.

-“Yo pienso que la Educación Intercultural realmente nos plantea un nuevo paradigma educativo y un cambio en el sistema educativo. Por ejemplo, una cuestión muy importante en relación a los aspectos comunitarios. Los maestros están preparados para ser unos buenos profesionales en el aula, con sensibilidad social, pero en definitiva son profesionales del aula y del centro educativo. Con una perspectiva comunitaria, la participación de profesionales del mundo de la educación social o del trabajo social, complementando el trabajo del aula, se convierte en un eje importante para crear comunidad, porque es crear sensibilidad profesional hacia las necesidades de las familias y de los alumnos a los cuales educamos”.

Durante su estadía en la Universidad del Bío-Bío, los investigadores Dr. Jordi Garreta Bochaca de la Universidad de Lleida, y el Dr. Josep Palaudarias i Martí de la Universidad Girona, cumplieron un intenso programa de actividades que consideró reuniones de trabajo, visita a la Escuela Municipal Juan Madrid de Chillán, y un encuentro con integrantes del Observatorio Prospectivo Educación y Desarrollo Regional de la Universidad del Bío-Bío.




Ziley Mora presentó “Diccionario Mapuche Zungun, Palabras que brotan de la tierra” en la UBB


La obra examina alrededor de 5 mil palabras-conceptos y los perfila en sus 400 páginas, que dan cuenta de 35 años de investigación en las regiones de la Araucanía y Biobío. Según expresó el autor, significó la consulta directa a más de un centenar de informantes nativos. La académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao, destacó la apuesta de Ziley Mora por ir más allá de las palabras y de su significado, intentando rescatar la profundidad de una cultura eminentemente espiritual.

El “Diccionario Mapuche Zungun, Palabras que brotan de la tierra” puede considerarse, según palabras de su autor, como el primero de sus características que se publica en Chile, en cuanto diccionario etnográfico-semántico: “es decir, que vincula y asocia los vocablos y las distinciones nativas de acuerdo al significado ancestral –hoy seriamente amenazado de desvirtuación asimilacionista- para así perfilar mejor la originalidad de una cosmovisión y hacer justicia con ella”, precisó Ziley Mora.

El acto de lanzamiento, patrocinado por la Facultad de Educación y Humanidades, fue realizado en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán, y contó con la presencia de numerosos estudiantes, académicos, así como seguidores del autor, quien también se ha desempeñado como docente de la Universidad del Bío-Bío.

La académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Elizabeth Quintrileo Llancao expresó que probablemente, lo que hace diferente el aporte de Ziley Mora es que va más allá de las palabras e inclusive más allá de los significados. “Lo depositado dentro de una lengua, como la riqueza cultural o el conocimiento espiritual, no se puede explicar con palabras, por eso la obra de Ziley Mora es importante, porque intenta rescatar la profundidad de la cultura. Eso lo hace distinto a lo que ha habido, porque la mayoría de las obras se refiere a las palabras, significados, estructuras, pero no hacen hincapié en estos elementos que no son tangibles”, precisó la académica.

“La reflexión de las lenguas indígenas nos sitúa en un escenario que va más allá de lo físico, pues nos lleva a un plano completamente espiritual: Los abuelos Guaraní decían, por ejemplo: “Palabra y Alma” se dice de la misma manera. Ñe’e ë significa palabra y también alma. Si te doy mi palabra, te doy mi alma. Esta es mi palabra, esta, este soy yo. La cultura mapuche, por su parte, también otorga el mismo valor y compromiso que adquirimos cuando damos nuestra palabra. Creo, por lo tanto, que el trabajo de Ziley constituye una evidencia más acerca de un Estado pluricultural. Concuerdo por lo tanto, con Pedro Cayuqueo: -Somos uno de los pueblos indígenas más numerosos del continente, compartimos patrones culturales, una determinada forma de ver el mundo, un territorio al que sentimos como nuestro hogar, y por si fuera poco, una lengua que si bien amenazada, lejos está por lo pronto de desaparecer-. Por lo tanto, agradezco a Ziley esta importante contribución cultural, esperando que este no sea el término, sino el comienzo de muchos trabajos”, detalló la Dra. Quintrileo Llancao.

Reencuentro con el sentido perdido del mundo…

Ziley Mora, etnógrafo, educador, mediador cultural y experto en lengua y cosmovisión mapuche, explicó que se escribió la obra para ir al “reencuentro con el sentido perdido del mundo manifiesto detrás de cada término”.

“Para construir este Diccionario, nuestra opción de enfoque fue hacerlo desde el plano léxico-semántico, que en lo general, estudia los significados de los elementos léxicos y los significados complejos de las construcciones mayores, hasta el nivel del discurso. Por tanto, postergamos y dejamos en la sombra otros planos legítimos para elaborar un diccionario, a saber, el plano fonológico (que se preocupa de describir articulatoriamente los sonidos de una lengua e identificar fonemas) y el plano morfosintáctico, que se preocupa de estudiar elementos básicos constituyentes de las palabras, es decir, morfemas”, aseveró.

“El propósito de este Diccionario es revitalizar el fondo de sabiduría de la lengua; esto es revitalizar los significados profundos, los matices finos, los arcaísmos y términos en desuso, muchos de ellos de tal misteriosa relevancia, que hoy podría realumbrar el extraviado camino del hombre de Occidente [… ] Por tanto, aprender mapuzungun, como lo propone este Diccionario implica re-aprender a pensar, porque exige generar pensamiento colateral, convergente, relativo, circular y circunvolucionador (en espiral) de la realidad; pensamiento no categorial ni taxonómico. El zungun o lenguaje de la mapu, al inspirarse en sus procesos recursivos naturales, estimula el desarrollo de -una menta deslocalizada-, como decía el neurocientífico Francisco Varela, una psiquis holística, análoga, intuitiva, capacitada para la inferencia de lo atemporal y a-espacial”, describió Ziley Mora.

-La palabra, fue lo primero, y en este libro diccionario se explica la palabra.

-“Zungun significa palabra, pero también significa mensaje, discurso, también significa cosa, realidad… Entonces, cuando uno habla, invoca, cuando uno conversa hechiza, cuando uno entrevista hechiza. Entonces, la palabra tiene esa dimensión de concretar lo invocado. Zungun también significa son, vibración, tono, de algún modo música, entonces, el Zungun mapuche es exactamente el equivalente al Davar hebreo o al Logos griego, por eso mi entusiasmo enorme de registrar las voces con más poder en este diccionario. El Zungun mapuche es exactamente ese equivalente de la fuerza antigua de la palabra. No es en absoluto casual que autores chilenos hayan desarrollado el tema de la ontología del lenguaje, porque ya estaba en el Zungún mapuche esa dimensión. Hablar es invocar, hablar es concretar, hablar es hechizar…”

-Resumes que son 35 años de trabajo en este libro.

-“Es una especie de enciclopedia conceptual, semántica, de los conceptos fundamentales de la cultura mapuche. La metodología fue una larga paciencia; investigar en terreno, escuchar mucho, hacer observaciones de campo, preguntar, cotejar, contrastar… En esto me ayudaron mucho alumnos de un liceo semi indígena que estaba en Pucón en la década de 1980, donde yo hacía clases de Filosofía, el Liceo Paulo VI, y también alumnos de la Universidad del Bío-Bío cuando realicé clases en la sede Concepción durante la década de 1990. Ellos se convertían en mis ayudantes de campo, sobre todo en la Provincia de Arauco y en Alto Biobío”.

-“La metodología fue etnográfica, pero con constante recurso a la etimología de las palabras, al fundamento, porque las palabras, también en los idiomas occidentales, tienen una raigambre oculta que son sus partículas esenciales, pero que las olvidamos. En cambio, en el caso mapuche todavía están registrables las raíces de cada palabra. Generalmente son dos o tres radicales, o una palabra pospuesta o un prefijo, van conformando el entramado de cada concepto. En cada palabra mapuche se cruzan muchos mundos, lo visible, lo invisible, se cruzan realidades diversas y eso es lo apasionante de la lengua mapuche”.

-Son 5 mil términos en 400 páginas…

-“Es un trabajo largo y paciente porque había que resumir y sintetizar. Uno de los méritos de este trabajo es que, lo que está repartido en múltiples tesis de grado, o en múltiples libros de investigadores que han hecho su trabajo en la Araucanía, lo sintetizo, los incluyo en este libro de un modo sapiencial, es decir, recoger el dato etnográfico pero desde la perspectiva de la sabiduría, pero desde la sabiduría de hoy, de manera que le sirva a la persona, al chileno de hoy, que reencuentre en este libro las bases de su esperanza, de su futuro, porque postulo que si no regresamos a la estructura de los ecosistemas visibles o invisibles, nuestro país y Latinoamérica, no serán viables, porque nos hemos comprado un paradigma occidental donde ya conocemos el resultado, que ha abusado y destruido el mundo natural”.

Reivindicación histórica y cultural

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, manifestó que la obra presentada llega en un momento muy especial de la causa mapuche, y da cuenta de la riqueza y belleza cultural de un pueblo y de una lengua atávica.

“Para comprender la situación actual es necesario remontarse a la historia, y analizar lo que significó la asimilación cultural y la chilenización del pueblo mapuche. Eso fue un gran perjuicio y hoy hemos llegado al convencimiento de que el Estado y la nación chilena no entiende al pueblo mapuche, porque tenemos cosmovisiones distintas. El aparataje estatal actúa represivamente sobre ellos, y eso es lo que les ha puesto en un estado de movilización, situación que se desarrolla desde comienzos del siglo XX en adelante. En la historia se hace alusión a la mal llamada ‘Pacificación de la Araucanía’, pero en realidad hubo una ocupación, porque se les quitó las tierras y las leyes posteriores incentivaban la enajenación, es decir, a los mapuches que quedaron con tierras se les impulsaba a venderlas. El pueblo mapuche protagoniza una historia de reivindicación, pero no solo de territorio, sino una reivindicación histórica y cultural”, aseveró el decano.




UBB consolida capacitación de profesores de Ñuble en Desarrollo y Dificultades del Aprendizaje con docente de la Universidad de Alicante

La Facultad de Educación y Humanidades, a través de Formación Continua, brindó por tercer año consecutivo el curso de perfeccionamiento en “Desarrollo del Aprendizaje y Dificultades del Aprendizaje”, orientado a profesores de las comunas de El Carmen, San Nicolás y Chillán. La actividad de perfeccionamiento, coordinada por la docente del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Juana Castro Rubilar, fue impartida por el Dr. Leandro Navas Martínez, del Departamento Psicología Evolutiva y Didáctica de la Universidad de Alicante, España.

“Adquirir los fundamentos psicológicos necesarios para comprender el concepto de dificultades de aprendizaje y sus tipos; conocer las tendencias actuales en el ámbito psicoeducativo para el tratamiento de la diversidad, en general, y para las dificultades de aprendizaje y trastornos del desarrollo, en particular, junto con conocer y comprender los factores y variables que determinan e influyen en las dificultades de aprendizaje y en los trastornos del desarrollo”, figuran como algunos de los objetivos principales de la capacitación brindada por el Dr. Leandro Navas Martínez, de la Universidad de Alicante, a profesores de establecimientos municipales de las comunas de El Carmen y de San Nicolás, y del Colegio Técnico Padre Alberto Hurtado de Chillán.

Según explicó la coordinadora de la actividad, Dra. Juana Castro Rubilar, la Facultad de Educación y Humanidades ha entablado estrechos vínculos con establecimientos educacionales de la provincia, y en ese marco, se busca capacitar a los profesores y educadoras en materias tales como problemas del aprendizaje y desarrollo del aprendizaje, que si bien son propios de la Formación Inicial de los docentes, requieren actualización periódica.

“Es muy necesario perfeccionar a los profesores que imparten clases entre primero y cuarto año de enseñanza básica en estas materias, sobre todo cuando tenemos proyectos de Integración que están operando en los establecimientos educacionales. Además, contamos con nuevas normativas de Política de Educación Especial, y también tenemos un aula muy diversa, donde los profesores requieren desarrollar competencias nuevas, que les permitan lograr aprendizajes con todos los alumnos”, destacó la Dra. Castro Rubilar.

La académica de la UBB, comentó que en dicho marco, el Dr. Leandro Navas aportó un conjunto de conocimientos, y al mismo tiempo herramientas e instrumentos que los profesores pueden aplicar y emplear en su práctica pedagógica para lograr aprendizajes en aulas diversas y heterogéneas. “Este proceso lo comenzamos el año 2014 con el Colegio Técnico Profesional Padre Alberto Hurtado de Chillán, proseguimos el 2015 con profesores de El Carmen y Chillán Viejo, y a contar de 2016 integramos al Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente de San Nicolás”, expresó la Dra. Juana Castro.

El Dr. Leandro Navas explicó que entre los contenidos se analizó el concepto de Dificultades del Aprendizaje, así como las dificultades de aprendizajes instrumentales básicos como de la lectura, de la escritura, y de las matemáticas.

También se analizó las dificultades de aprendizaje y las necesidades educativas específicas asociadas a determinadas discapacidades.

“Hemos visto las necesidades educativas especiales asociadas a la discapacidad sensorial (visual y auditiva), las discapacidades motoras (espina bífida y parálisis cerebral), trastornos del comportamiento (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad), y la discapacidad intelectual. Esto bajo el prisma de aumentar el conocimiento de los profesores y profesoras, acerca de cómo estos trastornos inciden en el proceso de desarrollo, y en el proceso de aprendizaje, y dar algunas pistas y claves sobre cómo intervenir ante tales casos desde el punto de vista educativo o escolar”, manifestó el Dr. Navas.

El Dr. Leandro Navas precisó que si bien los profesores no deben realizar un diagnóstico porque escapa a su ámbito, sí deben conocer pistas que les pueden ayudar a derivar al niño o niña al especialista, según corresponda. “Eso, junto con adquirir claves para poder intervenir, porque el especialista hace el diagnóstico, pero luego, el que tiene que estar en clases con el niño o niña es el profesor”, ilustró el académico.

Asimismo, el académico de la Universidad de Alicante resaltó el interés demostrado por los profesores y educadoras quienes asumen que en su profesión, la formación profesional nunca está acabada y debe realizarse en forma continua.

La coordinadora comunal del Programa de Integración Escolar de El Carmen, Valeria Villagrán, reconoció que en dicha comuna era prioritario empoderar a los profesores del área de Educación Especial, más aún cuando el Programa de Integración Escolar de El Carmen contempla la realización de capacitaciones.

“Iniciamos el trabajo el año 2014 con una capacitación relacionada con la problemática de problemas de aprendizaje. El año pasado también trabajamos con el Dr. Navas, y esta sería la segunda parte de esa capacitación. En El Carmen existen 9 establecimientos que atienden a unos 450 estudiantes a través del Programa de Integración Escolar, y de esos nueve, tres se encuentran en el sector urbano y los siete restantes se emplazan en sectores rurales. Entonces hay que considerar una comunidad escolar bastante vulnerable y amplia. El profesor Navas fue muy bien evaluado en la ocasión anterior y por eso buscamos esta segunda experiencia”, destacó la coordinadora Valeria Villagrán.




Investigador UBB aporta luces sobre proceso modernizador y control social en Ñuble durante el siglo XIX

A través de Ediciones Universidad del Bío-Bío, el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Marco Antonio León León, publicó el libro “Cultivando un ser moral. Orden, progreso y control social en la Provincia de Ñuble (1848-1900)”. La obra, estructurada en cuatro capítulos, describe, analiza y explica la relación que se configura entre los afanes de modernización y progreso asumidos por la elite local, durante de la segunda mitad del siglo XIX, y el control social.

Marco León“Cultivando un ser moral. Orden, progreso y control social en la Provincia de Ñuble (1848-1900)”, según palabras de su autor, el Dr. Marco Antonio León León, da cuenta del anhelo estatal y provincial por forjar un ciudadano trabajador, obediente y sometido a la autoridad, que fuese funcional al paradigma asumido y propiciado por la elite chilena y ñublensina durante el periodo enunciado en su título.

Dicho propósito se explicita claramente en los dos primeros capítulos del libro: “Infundiendo un saludable temor en el ánimo de los habitantes: Modernización y control social” y “Los imaginarios urbanos”. Según explica el Dr. León, en dichos capítulos “nos concentramos en el discurso progresista/modernizador sostenido por las elites locales (autoridades y vecinos representados a través de la diversa prensa local), que buscaba incentivar una nueva moral basada en la educación para el trabajo, entendido este último como una virtud necesaria para promover avances y logros urbanos y económicos”, asevera en la introducción de la obra.

Luego, en el capítulo “Un constante y diestro ejercicio de teatro y concesión: La construcción de las hegemonías de la ley y del trabajo y las respuestas de la población popular”, el autor asegura que “se reafirma la relación existente entre modernización y control social, estudiándose temas como la construcción de las hegemonías de la ley, la moral del trabajo industrial y la obediencia a la autoridad; donde se comprueba que las autoridades estatales y locales, y las elites de propietarios, requirieron de la implementación de determinados consensos (igualdad ante la ley, impersonalidad de las instituciones, virtudes del trabajo permanente y sistemático) para respaldar su discurso progresista, el que buscaba, como se dijo, una población subordinada, disciplinada y obediente; mismo discurso que debía contar con la aceptación y reproducción por parte de la sociedad civil. Sólo en tales condiciones de ‘paz social’, era viable proyectar el crecimiento y desarrollo provincial”, precisa.

“Por último, en ‘Los hijos del trabajo y el taller. La progresiva redefinición del ser moral en la Provincia de Ñuble a través de la educación y el movimiento obrero’, se explica cómo al incorporarse las nociones de progreso, instrucción y trabajo al discurso obrero que respalda tal movimiento en Chile, con más fuerza desde la década de 1870, tal proceso encuentra igualmente su reflejo provincial en una serie de asociaciones populares y en una prensa que le entrega opinión y presencia en los espacios públicos a los trabajadores de Chillán, y a otras localidades como San Carlos y Yungay”, ilustra el académico.IMG_4377

¿Qué se debe entender como proceso modernizador en el contexto del libro?

-“El proceso modernizador, que es el nombre que se le da a todo este cúmulo de progresos durante el siglo XIX, tanto desde el ámbito material hasta el ámbito moral, cultural y religioso, se refiere a esa idea u obsesión por el avance, por el progreso que uno podría vincular a la filosofía positivista, pero que también se plasmó a nivel práctico en las ciudades, en el modo de ser de las elites, y en la idea de civilizar las costumbres, especialmente del grueso de la población. El concepto de modernización es más propio de las Ciencias Sociales del siglo XX, pero en el siglo XIX es el concepto de progreso lo que encontramos en las fuentes, en las memorias, en los diarios de la época”.

¿Por qué se da esta vinculación entre proceso modernizador o de progreso y el control social?

-“Esta idea de progreso, avance o civilización de las costumbres, para las elites del siglo XIX, (tanto para las de carácter civil como para las eclesiásticas), implicaba un avance espiritual, moral, y educativo en el grueso de la población. Se supone que dentro de este progreso estaba incluido el progreso técnico, industrial y eso requería una mano de obra que se ubicada en los sectores populares de las ciudades y sectores rurales, en la medida que estos últimos migraban a las ciudades. Por ende, esta población era la potencial fuerza de trabajo que había, de alguna manera, que disciplinar. Y para eso, se emplea o utiliza el término control social, que también es un término del siglo XX, pero que también responde a las características de lo que en el siglo XIX se hizo al momento de modelar conductas”.

¿En qué sentido se modelan conductas?

-“Se modelan conductas en función del trabajo industrial, del trabajo moderno, pauteado por horarios, rutinas, que implicaba la aceptación de una autoridad, en este caso la autoridad de una industria o fábrica, y no solamente la autoridad patronal como ocurría en el ámbito rural. Modelar estas conductas era necesario primero, para tener esta población domesticada, para no tener levantamientos o insurrecciones, y también para influir progresivamente en esta población y sus descendientes, la idea de instrucción en estas rutinas y en las características de este trabajo industrial. Había que preparar a esa población, hacer una población obediente, disciplinada y que acatara a las autoridades tanto en el ámbito político, religioso, como también en el ámbito económico”.

¿Qué se debe entender como ‘ser moral’ en la obra?

-“El ser moral es la categoría que engloba a esta población que es modelada en sus conductas, modelada de acuerdo a esta lógica más productiva, utilitarista, y que, insisto, sigue esta obsesión por el progreso. Entonces, el progreso requiere una fuerza de trabajo, una población que sea dócil a las autoridades que promueven esta idea de progreso. De ahí la relación entre ambos procesos, entre modernización y control social”.

En la obra se indica que se da cierta disociación entre el discurso modernizador o de progreso asumido por las elites, y lo que realmente se observaba en la práctica…

-“Ocurre que por una parte está la obsesión por el progreso, que se traduce en una retórica permanente en todas las fuentes consultadas, donde se destaca que es necesario progresar en todos los ámbitos. Las mismas elites de la época asumen que eso tiene un carácter positivo, pero esto es más bien una imposición antes que un consenso. ¿Por qué digo que en el fondo es un discurso? Porque como toda idea que trata de ser impuesta, y que trata de armarse muy racionalmente, lo que no hace, es buscar una base de apoyo real para estas ideas del progreso”.

“La población popular, urbana y rural, estaba marcada por pautas de vida que eran muy distintas de las que promovía este discurso de progreso obsesivo. Pautas de vida que no eran en sí, necesariamente malas, pero que no respondían a esta lógica de progreso que propicia pautas de vida, rutinas, donde se incentiva una idea de trabajo muy distinta de la que mantenían estos sectores populares. El discurso modernizador incentiva una idea de trabajo donde las festividades y el ocio no eran vistos como algo necesario y como parte de la vida, sino como vicios que contravenían esta moral del trabajo, por ende, el vicio, el ocio, comienza a ser criminalizado”.

¿Pero por qué sostiene que hay una disociación entre el discurso y las prácticas sociales?

-“Porque el discurso, por muy hegemónico que pueda ser en una época, o por reiterado que aparezca en las fuentes, no significa que sea asimilado completamente por quienes están recibiendo el mensaje. Vale decir, hay asimilación, hay grupos que efectivamente lo toman, pero también hay grupos que resisten ese discurso porque no les es tan fácil cambiar prácticas o costumbres que llevan en ellos generaciones. Transformarse y asimilar inmediatamente una rutina de trabajo industrial, con pautas de horario, con relaciones laborales muy distintas a las del campo es complejo”.

“Para trabajar en fábricas o determinadas industrias hay que estar dispuesto a aceptar los ritmos, horarios y reglamentos de esas fábricas; a veces hay que estar dispuesto a asimilar ideas políticas para formar parte de los sindicatos, entonces, cuando no se tiene la disposición para hacer eso, vienen también los desencuentros con esta pretensión modernizadora, más aún cuando en esa pretensión, el trabajo también comienza a ser resignificado, porque el trabajo en el discurso modernizador no es un castigo, como había sido concebido durante una parte del periodo colonial y también durante una parte del siglo XIX, sino que el trabajo es visto como un deber, como una obligación que enaltece a alguien de un sector popular. Pero siempre es visto como algo digno, como un deber, pero no como un derecho”.

Pero los sectores populares también resignifican el discurso modernizador, sus conceptos…

-“En un determinado momento estas ideas resistidas comienzan a ser recicladas, adaptadas, asimiladas, porque el proceso es bastante más complejo. En algunos momentos (el discurso modernizador) también termina convenciendo a los sectores populares y lo resignifican, vale decir, dejan de entenderlo lisa y llanamente como una imposición, sólo como un deber, y lo empiezan a interiorizar como un derecho, lo que implica que ellos (los sectores populares), también puedan hacer demandas a sus patrones, a los líderes o empresarios, a las autoridades, demandas en el sentido que ellos también pueden hacer exigencias y no son solamente sujetos pasivos”.

El discurso modernizador termina teniendo consecuencias inesperadas, como plantea en el libro…

-“Comienza a trastocarse un poco este discurso modernizador con su idea del ser moral, porque el ser moral tiene que ser alguien que en el fondo acate la moral del trabajo, y el problema es que el proceso se va de las manos, y por eso planteo que hay una consecuencia inesperada, que es el hecho que los mismos sectores populares, especialmente urbanos, resignifiquen esta idea del trabajo y resignifiquen la educación y todos los elementos modernizadores que les dicen que son positivos para ellos”.

“Los sectores populares asumen que si esos conceptos son tan positivos, ellos también tienen derecho a hacer peticiones, a que mejoren las condiciones de vida, las condiciones laborales y eso es lo que se escapa un poco de las manos, vale decir, que este ser moral comienza a transformarse en un ser con opinión, un ser contingente que demanda y hace peticiones, en el fondo, un ser que hace política, a su manera, porque puede que no sea la política de pasillos, la política institucionalizada en los partidos o en el parlamento, pero ya están manifestando un cambio en ese sentido”.

La situación descrita ¿derivará en alguna característica particular del ser moral en Ñuble?

-“No sé si en una característica particular. Lo que me atrevería a decir de este ser moral en Ñuble es que es un ser moral que apuesta por su condición obediente, acatadora de la autoridad, pero que, quizás, de manera bastante temprana, empieza a matizar esa característica de obediencia o acatamiento. De hecho, desde la década de 1870, antes de la guerra del Pacífico, ya se ve cómo, y eso lo refleja muy bien la variada prensa que existe en Ñuble, se dan algunos líderes obreros que tímidamente van apareciendo con cierta recurrencia en los diarios. Si bien no todos ellos vienen de una extracción estrictamente popular, hay algunos que sí logran bastante protagonismo durante las décadas de 1870, 1880 y que logran convertirse en líderes obreros con un carácter más político institucional de manera bastante temprana. Eso me llama la atención”.

¿Por qué llama la atención?

-“Porque Ñuble no es una zona que haya sido muy estudiada por la historiografía (ni la del siglo XIX ni la del XX). Segundo, no es una zona que haya sido estudiada por la historiografía centrada en los sujetos populares, y tercero, no es una zona que haya sido estudiada por la historiografía centrada en los movimientos sociales, dentro del sujeto popular. Entonces, hay grandes vacíos que te impiden hacer una comparación respecto de lo que pasa en otros lados. Por ejemplo, cuando escribía el último capítulo, referido al movimiento popular y al tema asociativo y educativo, me llamaba la atención que muchas situaciones que yo asociaba estrictamente con Santiago, también se veían en Ñuble tempranamente”.

“Desconozco si el tema tiene la misma particularidad en Concepción, pero en Ñuble me llamaba la atención, quizás por este prejuicio de generalizar que es una provincia tan rural y agrícola, que estos procesos que son propios de un gran centro urbano, no deberían tener lugar acá, pero como te explico, veo que están tomando significado bastante temprano, entre las décadas de 1870 y 1880. No sé si es una particularidad de este ser moral en transición a un ser político acá en Ñuble, pero llama la atención, por lo menos, el fenómeno en sí mismo en la zona”.




Centro de Tituladas de Pedagogía en Educación Parvularia UBB analizó desafíos de la Inclusión en seminario

El seminario taller denominado “Fomentando la Inclusión en Educación Parvularia”, es la primera actividad convocada por el Centro de Tituladas de dicha carrera, conformado recientemente. El encuentro, que reunió a alrededor de 40 profesionales egresadas de la UBB, consideró la conferencia “Políticas de Estado en Inclusión” por el Dr. Jaime Pacheco Carrillo; “Inclusión educativa desde las políticas de JUNJI” a cargo de Rosario Vallejos González; e “Inclusión educativa desde las políticas de INTEGRA” por Mónica Sanhueza Hetzler. Además, se desarrolló taller de adecuaciones curriculares guiado por la académica Patricia Arteaga González.

Un nuevo espacio y oportunidad para fortalecer el trabajo académico y de investigación liderado por académicas de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, es considerado el Centro de Tituladas de dicha carrera que acaba de realizar con éxito el seminario taller denominado “Fomentando la Inclusión en Educación Parvularia”.

La actividad, desarrollada en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión fue presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes.

La directora de Escuela, académica Carmen Mena Bastías, precisó que la rearticulación del Centro de Tituladas ha permitido una vinculación más directa y expedita con las profesionales egresadas de la UBB, pudiendo conocer las necesidades de perfeccionamiento que refieren las egresadas. “El tema de este seminario obedece a la necesidad e interés manifestado por las propias tituladas. Creemos que se trata de una gran oportunidad que puede reportar beneficios a todas en los ámbitos de investigación, capacitación y actualización profesional, así como contribuye a nuestra vinculación con el medio”, precisó la académica.

Del mismo modo, Carmen Mena Bastías explicó que el Centro de Tituladas se posiciona como una fortaleza importante de cara al próximo proceso de acreditación de la carrera. “El Centro puede convertirse en un espacio adecuado para relevar el trabajo de nuestras tituladas, de manera que visiten la Universidad en forma más periódica para que participen en nuestras clases, muestren sus habilidades y conozcan de nuestros progresos. Por ejemplo, estamos en pleno proceso de creación de una sala laboratorio o sala espejo, donde tendremos la posibilidad de invitar a profesionales para que nos muestren nuevas experiencias, y nos gustaría hacer partícipes a nuestras tituladas de todo lo que hacemos y que puede ser de utilidad para ellas”, recalcó la directora de Escuela.

La directiva del Centro de Tituladas, es presidida por Elodia Martínez Penela, Educadora de Párvulos de la sala cuna y jardín infantil del Hogar de Cristo en Chillán, quien es secundada por Paola Rodríguez del Colegio Concepción de Chillán; Ana María Castro Medel profesional de la dirección regional de JUNJI-Maule; Alejandra Núñez González de Fundación Integra; y Francisca Calderón Solís de JUNJI.

“El Centro de Tituladas es una posibilidad para actualizar nuestros conocimientos, extenderlos a egresadas de otras universidades y colegas, con el objetivo de ir mejorando nuestras prácticas en los centros educativos donde trabajamos. En lo específico, el tema del seminario nace por la necesidad y contingencia de la Educación Inclusiva. Se avizoran cambios importantes y en Educación Parvularia debemos tener las herramientas adecuadas para ello. Los cambios en materia de inclusión comienzan el año 2017 en materia de adecuaciones curriculares, pedagógicas y evaluativas, así como en aspectos de infraestructura”, expresó la presidenta.

La Educadora de Párvulos Elodia Martínez, en su calidad de integrante del Hogar de Cristo, explicó que dicha institución puede aportar mucho de su experiencia en materia de Inclusión, puesto que lo asumen como un desafío diario.

“El Hogar de Cristo vive la inclusión a diario, comenzando con nuestro programa de formación inicial en todas nuestras salas cuna del país. En Chillán tenemos una sala cuna, en la región seis y en total son 52 salas cuna y jardines infantiles en todo el país. Trabajamos precisamente con una metodología inclusiva, el método Montessori, donde el trabajo individual con cada niño es la tónica”, expresó Elodia Martínez.

En su conferencia, el Dr. Jaime Pacheco Carrillo, jefe de la Unidad de Formación Integral y académico del Departamento de Ciencias de la Educación, analizó las políticas públicas en materia de inclusión emprendidas durante el último tiempo, con especial énfasis en el Decreto N°83/2015 que aprueba criterios y orientaciones de adecuación curricular para estudiantes con necesidades educativas especiales de educación parvularia y educación básica.

IMG_4315“Esto nos plantea un desafío en todos los niveles del sistema educativo. En la educación superior estamos obligados a transformar nuestra formación de profesores, sobre todo en lo curricular, en lo metodológico y evaluativo. Se produce un cambio importante a nivel de la cultura escolar y la Educación Parvularia tiene que recoger esta situación porque los efectos del Decreto N°83/2015 comienzan a operar precisamente en ese nivel el año 2017”, explicó el académico

“En la etapa de formación inicial de la Educación Parvularia, los niños comienzan a construir sus ideas del mundo y dentro de esa idea construyen la idea de persona, de persona ‘normal’ y persona ‘anormal’; de persona ‘igual’ o persona ‘diferente’. Todos estos conceptos encuentran un espacio privilegiado en el nivel de educación parvularia donde es posible educar a los niños y niñas de una manera integral, de manera que ellos puedan convivir con la diferencia. Ciertamente, es una declaración política que se puede hacer carne a partir de ese nivel, convivir y valorar la diferencia”, ilustró el Dr. Jaime Pacheco.

Según explicó el Dr. Pacheco Carrillo, la inclusión implica que los sistemas aceptan, valoran y se adaptan a las necesidades de las personas en diversos ámbitos, como pudiera ser la condición de discapacidad o de quien presenta necesidades educativas especiales. Lo anterior a diferencia de lo que ocurre en los procesos de integración, donde una persona es aceptada dentro de un sistema, pero éste no se adapta a sus singularidades. “Al hablar de inclusión ya no sirve que le digamos a una familia que su niño puede ingresar a un colegio si ese colegio no resuelve los problemas de acceso a los aprendizajes, a los entornos físicos, si no se consideran las adecuaciones arquitectónicas, ergonómicas… La inclusión es un concepto mucho más integral”, aseveró.




Premio Nacional de Educación 2013 Beatrice Ávalos destaca beneficios de sistema de inducción a profesores en la UBB

El aniversario número 49° de la Escuela de Pedagogía en Inglés, fue el marco en que la académica del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile, Ph.D. Beatrice Ávalos Dávidson, se refirió a la conveniencia de contar con un sistema formal de inducción y mentoría para acompañar a los nuevos profesores que se integran al sistema educativo. Dicha materia es parte del proyecto de Ley de Desarrollo Profesional Docente que se discute en Chile.

La Premio Nacional de Ciencias de la Educación 2013, académica Beatrice Ávalos Davidson, Ph.D. en Educación, mención Filosofía e Historia de la Universidad de Saint Louis, Estados Unidos, e investigadora del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile, brindó la conferencia “Inducción y mentoría: Desafíos y oportunidades”.

Dicha actividad se dio en el marco del aniversario número 49 de la Escuela de Pedagogía en Inglés de la UBB, ceremonia presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades Marco Aurelio Reyes, junto con la asistencia del Director del Departamento de Artes y Letras Dr. Federico Pastene; el director del Departamento de Ciencias de la Educación Dr. Miguel Friz, el subdirector de Desarrollo Estudiantil Jorge Sánchez, la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo Dra. Ana Gajardo, académicos y estudiantes.

A través de la ponencia, Beatrice Ávalos dio cuenta de la necesidad de que los nuevos profesores que comienzan a enseñar, durante su primer año de trabajo, vivencien un proceso de inducción que bien podría contemplar la figura de profesores mentores, lo que se podría combinar o complementar con seminarios, talleres, experiencias de intercambio o sistemas de portafolio.

Al respecto, Ávalos Davidson comentó que el proyecto de Ley de Desarrollo Profesional Docente que hoy se discute, contempla en uno de sus acápites la instalación de un sistema de inducción y mentorías para profesores principiantes, pero habrá que ver cómo se configura finalmente.

“Los profesores que comienzan a enseñar, durante su primer año de trabajo, debieran tener profesores mentores, que es algo distinto a lo ocurre en las prácticas que se realizan en la Formación Inicial. Son muchos los beneficios que se obtienen con un sistema de inducción y mentorías, y así lo evidencian distintos estudios, pues puede ser una ayuda para el joven profesor cuando enfrenta situaciones complejas, evitando el abandono de la profesión, e igualmente permite reducir la movilidad del profesor entre un liceo y otro sin anclarse a un centro escolar. En síntesis, estos sistemas mejoran la práctica docente de los profesores, los apoyos elevan el sentido de autoeficacia del profesor, y favorecen la construcción y reconstrucción de la identidad profesional”, explicó la investigadora.

Beatrice Ávalos precisó que la figura del mentor no cumple la tarea de enseñar, sino de acompañar, conversar, mostrar alternativas, escuchar los comentarios y preguntas del novel profesor. “Es una relación de pares, donde uno tiene más experiencia y otro tiene menos”, aclaró.

El proceso de inducción que se discute en Chile, en el marco de la Ley de Desarrollo Profesional Docente, deberá velar por apoyar a los profesores principiantes en su proceso de inserción profesional, constituyéndose en un derecho de todos los profesores y profesoras. Su implementación será gradual en la medida que existan mentores disponibles y que se aseguren los recursos necesarios. “Lo que puede ser insuficiente es que no alcancen los recursos, porque es complicado armar sistemas de inducción para todos los jóvenes profesores que empiezan en una diversidad de colegios, así es que va a tomar un tiempo hasta que se instale bien como un sistema, al que todo profesor nuevo tiene derecho. Por eso digo, en el corto tiempo los recursos pueden ser insuficientes, pero esperamos que no lo sean en el mediano plazo”, precisó la docente.

49 años liderando la enseñanza del Inglés

IMG_3601En la oportunidad, la directora de la Escuela de Pedagogía en Inglés, Dra. Roxana Balbontín Alvarado, destacó el carácter señero de la Escuela en la enseñanza y difusión del idioma Inglés. “Durante estos 49 años de historia hemos sido protagonistas activos y participativos de la formación profesional de numerosas generaciones de profesores de inglés, que mayormente se desempeñan en aulas de nuestra región y que contribuyen día a día a la formación de miles de niños, jóvenes y también adultos, ya que nuestra disciplina constituye una necesidad de formación para personas de distintas edades, que se desempeñan en distintos campos disciplinares”, expresó.

Asimismo, recalcó los recientes logros obtenidos por la Escuela y los desafíos que se vienen en el corto plazo. “El año 2011 obtuvimos excelentes resultados en el proceso de Acreditación, logrando 6 años. Actualmente, estamos introduciendo procesos de mejora, a través de una Renovación Curricular que espera ser implementada el año 2017. Por otro lado, estamos trabajando para consolidar mejoras en nuestro Laboratorio de Idiomas e incrementar las posibilidades de movilidad internacional para nuestros estudiantes. Nos encontramos ad postras de un nuevo proceso de acreditación, el cual esperamos cumplir muy exitosamente”.

“En un mundo globalizado, el Inglés se ha convertido en una herramienta esencial de comunicación y quienes dominan esta lengua aumentan sus posibilidades de empleabilidad significativamente. Por otro lado, el Inglés constituye una puerta de entrada para la comprensión y tolerancia de otras expresiones culturales distintas a las nuestras, ya que a nivel mundial es hablado por miles de nativos hablantes de otras lenguas”, comentó la Dra. Roxana Balbontín.




Académicos y estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades destacaron en IV Congreso Alfepsi de Psicología en Colombia

La Asociación Latinoamericana para la Formación y la Enseñanza de la Psicología (Alfepsi), junto a la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga y la Universidad Cooperativa de Colombia sede Santa Marta, organizaron el IV Congreso de Psicología Alfepsi, instancia en la que participaron académicos del Departamento de Ciencias Sociales y de Ciencias de la Educación: Damaris Opazo, Carlos Ossa, Mónica Pino, Ingrid Quintana, Nelly Lagos, Claudia Vásquez y Nelson Zicavo. Las estudiantes de la Escuela de Psicología Camila Beseler, Bárbara Durán, Macarena Acuña y María José Baeza, también expusieron investigaciones.

20151009_124600 - copiaUna nutrida delegación de académicos de la Universidad del Bío-Bío, pertenecientes a los departamentos de Ciencias Sociales y Ciencias de la Educación, de la Facultad de Educación y Humanidades, participaron en el IV Congreso de Psicología Alfepsi realizado en Colombia.

El Congreso buscó dar cuenta del principal objetivo de Alfepsi cual es: “Generar un espacio de intercambio de experiencias académicas y profesionales, que propicien el desarrollo de una psicología plural contribuyendo al bienestar y desarrollo integral de la población latinoamericana”.

En ese contexto se pretende promover actividades que contribuyan a fortalecer el dinamismo y la presencia con proyección ética y social de la psicología latinoamericana; identificar herramientas teórico-prácticas que faciliten procesos de diagnóstico, investigación e intervención desde la psicología, acordes con la realidad latinoamericana; e impulsar la producción de conocimientos y metodologías, para una psicología comprometida que responda a las necesidades de Latinoamérica.IMG_4010

La Escuela de Psicología de la UBB es miembro institucional de Alfepsi, en tanto que las académicas Mónica Pino, Ingrid Quintana y el académico Nelson Zicavo, forman parte de la agrupación en calidad de asociados.

En la oportunidad, las alumnas de la Escuela de Psicología Camila Beseler y Bárbara Durán presentaron el trabajo “Vivencias de marentalidad de abuelas cuidadoras de sus nietos/as”, en tanto que las alumnas Macarena Acuña y María José Baeza, presentaron el trabajo “Sintomatología asociada al trastorno dismórfico corporal en estudiantes de universidades estatales”.

Académico UBB reelegido en mesa directiva de Alfepsi

20151104042955 (1)Una destaca participación le cupo al académico Nelson Zicavo, quien en el marco de la asamblea general de Alfepsi fue electo Secretario de la Mesa Directiva por un tercer periodo, cargo que viene desempeñando durante los últimos cuatro años.

Igualmente, Zicavo Martínez coordinó la Mesa Redonda Magistral número 4 signada como ¿Cuál es el rol que cumple la Psicología en Latinoamérica?

Además, el académico Nelson Zicavo participó en los simposios: “Separaciones y disfuncionalidades familiares en América Latina” en calidad de coordinador; y como expositor en los simposios “Modelos y metodología en la supervisión y formación del psicólogo latinoamericano”; “La formación integral del Psicólogo: el amor y otros dilemas. Cuba, México, Costa Rica y Chile”; y “¿De qué familia hablamos cuando hablamos de familia? Nuevos tipos de familia en América Latina. Grupo de familia ULAPSI”.

Asimismo, participó en el lanzamiento del libro de Editorial ALFEPSI “Formación en Psicología: reflexiones y propuestas desde América Latina”, donde se incluye un capítulo cuya autoría comparte con la académica Mónica Pino.

Acoso Escolar: Desafío a una educación a la Asertividad

FOTO INGRID , MONICA Y COLEGA DE LA UNIVERSIDAD SAN MARCOS, PERÚPor su parte, las académicas Ingrid Quintana y Mónica Pino presentaron un trabajo en el Congreso denominado “Acoso Escolar: Desafío a una educación a la Asertividad”. La ponencia, según manifestaron las autoras, “evidencia las fortalezas y debilidades de algunos de los instrumentos validados para visibilizar el acoso escolar. Del mismo modo, se exponen los resultados de un estudio de tipo descriptivo donde se develan características de personalidad de niños y niñas que han vivenciado bullying dentro de sus establecimientos educacionales. Para tal estudio se trabajó con metodología cuantitativa, se utilizó una muestra de 294 niños/niñas y se utilizaron, en primera instancia, análisis de tipo descriptivo”, acotaron.

“El Acoso Escolar se caracteriza por ser una realidad de violencia presente en nuestros contextos socioculturales, que se define como una realidad de agresión permanente, connotada por el desbalance de poder y la intención premeditada de provocar daño… La permanencia en el tiempo de la violencia vivida en el acoso escolar, constituye una de las características centrales de este fenómeno que consiente su perpetuación, cronicidad y escalada. Permanencia nutrida por el silencio de los actores que participan de este fenómeno -víctimas, victimarios y espectadores-, obstaculiza la intervención de terceros y por ende su. La asertividad, surge, por lo tanto, como una variable ausente en la realidad del bullying y que podría constituirse como eje central dentro de una perspectiva educacional preventiva”, describieron.

Dificultades interpersonales y ansiedad escolar

nelly - copiaLa docente Nelly Lagos San Martín presentó el trabajo titulado “¿Predicen las dificultades interpersonales la ansiedad escolar? Estudio con adolescentes chilenos de educación secundaria”. El escrito es fruto del Doctorado en Investigación Educativa que la docente llevó a cabo en Alicante, España. “En él se señaló que las dificultades interpersonales, entendidas como la evaluación de un sujeto sobre el grado de dificultad que se tiene para relacionarse con los demás predicen la alta ansiedad escolar, entendida esta última como las reacciones cognitivas, psicofisiológicas y motoras que un sujeto emite ante situaciones que él evalúa como amenazantes, ambiguas y/o peligrosas. Los análisis de regresión logística, revelaron que todas las variables evaluadas predicen la alta ansiedad escolar, siendo la dificultad para hablar en público la variable que la predice en una mayor proporción. Estos datos permiten anticipar que la mejora de las dificultades interpersonales, aumentaría las probabilidades de disminuir los elevados niveles de ansiedad escolar en los adolescentes chilenos”, esgrimió.

TIC en niños y niñas de sectores rurales de ÑubleClaudia Vásquez

La académica Claudia Vásquez expuso sobre “Las TIC en niñ@s y adolescentes de sectores rurales de la provincia de Ñuble, Chile”,  el que contó con el patrocinio de la DITEC y del Grupo de Investigación en Formación en Genero, Cuidadanía y Equidad. El objetivo general del estudio pretendió caracterizar el uso de las TIC en niños, niñas y preadolescentes pertenecientes a establecimientos educacionales públicos, situados en sectores rurales de la provincia de Ñuble, en Chile, a través de la pesquisa de datos a través de un cuestionario exploratorio. “La muestra corresponde a 238 estudiantes de establecimientos educativos rurales, de los cuales 123 eran mujeres y 115 eran hombres. El promedio de edad fue de 14.04 años, con un máximo de 17 años y un mínimo de 12 años.  Los principales resultados dan cuenta que el dispositivo tecnológico al cual tienen más acceso corresponde al televisor (89,91%), seguido de Computador Portátil (66,44%) y Celulares sin conexión a internet (45.37%). Del total de los y las participantes, un 81,93% refiere tener acceso a internet, siendo la fuente principal de conexión la establecida en los establecimientos educacionales. Las aplicaciones que más reportan emplear es un Facebook (92.44%) y Whatsapp (79.42%), siendo seguido por Twitter con sólo un 26.64%, Line con un 18.07%  y Live con un 7.57% de las preferencias. Las actividades más realizadas corresponden a Chatear con amigos/familiares (89.91), buscar información para hacer tareas (86.97%) o buscar información en algún sitio (81.51%) y observar una película o serie on line (73.52%). Se analizan los resultados y se comparan con los reportados en la literatura en el uso de las TIC en sectores urbanos, estableciéndose un importante incremento en la conectividad que ha permitido superar la primera barrera digital (acceso), requiriéndose aunar esfuerzos en relación al desarrollo de las competencias TIC para el siglo XXI”, explicó la académica.

Significados construidos sobre maternidad, paternidad, hijos/as, crianza

20151009_124600 - copia - copiaLa académica Dámaris Opazo Vega, presentó el trabajo denominado “Maternidad, paternidad, hijos/as, crianza: significados construidos por madres y padres usuarios de un Centro Comunitario”. Según explicó la académica, “la investigación describe significados construidos por madres y padres de niños/as participantes de un Centro Comunitario, referentes a los conceptos de mamá, padre, hijo/a y criar, para detectar núcleos de representaciones sociales asociados a dichos significados. Los núcleos semánticos de todos los conceptos en la muestra de madres y padres se relacionan con el afecto. La representación de maternidad es coherente con modelos tradicionales de maternidad y género femenino en madres y padres. Respecto de la paternidad, la representación incluye significados asociados a un modelo tradicional pero también elementos que asocian al padre con expresión afectiva.  La representación de hijo/a es coherente con el amor materno-paterno y agrupa significados que configuran una imagen idealizada. La representación de criar agrupa significados que constituyen indicadores de competencias parentales en este grupo, pero se visualiza escasamente la disciplina y la facilitación progresiva de autonomía como dimensiones relevantes en el proceso de crianza”, aseveró.

En la oportunidad, las académicas Claudia Vásquez y Dámaris Opazo también presentaron el libro “Enfoques Psicosociales Emergentes, abriendo rutas desde lo local” de Ediciones UBB, 2015.

Pensamiento crítico en estudiantes de Psicología

carlos - copiaPor su parte el académico Carlos Ossa dio cuenta de un estudio en el que analizó la incorporación del pensamiento crítico en la formación de estudiantes de Psicología en universidades del área centro-sur de Chile. Los resultados muestran que existe una sola experiencia de formación institucional para el desarrollo del pensamiento crítico, el que no está necesariamente focalizado en las carreras de Psicología, sino que a todos los estudiantes, aun cuando se señala que es una habilidad relevante para los psicólogos, pues permite analizar la información científica, profundizar en la comprensión del ser humano y de las realidades sociales y tomar mejores decisiones. Como una conclusión importante de este trabajo se indica que sería relevante la inclusión del pensamiento crítico en la formación de futuros psicólogos como parte de su rol profesional, para lo cual sería necesario trabajarlo como asignatura formal y explícita, e implementar mayores y nuevos formatos de trabajo.