FACSA estrecha vinculación con el Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás

Académicos y estudiantes de Nutrición y Dietética, Enfermería, Ingeniería en Alimentos y Fonoaudiología, desarrollaron jornada de trabajo con alumnos y profesores del área Técnico Profesional del emblemático liceo ñublensino.

La secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Ximena Sanhueza Riquelme, destacó que durante este segundo semestre se realizarán diversas actividades conjuntas que involucrarán a académicos y estudiantes de la UBB y del Liceo Bicentenario San Nicolás, muestra de ello fue la primera jornada de trabajo.

“Es importante que los estudiantes del área Técnico Profesional del Liceo Bicentenario de Excelencia avizoren continuar estudios en la Universidad. Por ello nos interesa informarles adecuadamente sobre las alternativas de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos a través de sus carreras de Enfermería, Nutrición y Dietética, Ingeniería en Alimentos y Fonoaudiología. Por lo pronto, los jóvenes visitarán nuestras dependencias y vivenciarán algunos procesos en la Planta Piloto de la carrera de Ingeniería en Alimentos, así como participarán en una exposición referida a productos marinos en el marco de una asignatura de dicha carrera. Asimismo, conocerán el funcionamiento del Centro de Simulación Clínica de Enfermería y lo que implica dicha estrategia de enseñanza-aprendizaje, así como el Laboratorio de Anatomía, que incorporó un sistema computacional muy atractivo y motivador para los jóvenes. Junto a la carrera de Nutrición y Dietética se vislumbra la asistencia a laboratorios de Técnicas Dietéticas junto con los estudiantes de primer año de la carrera, y también se abordará la revisión de la malla curricular de la especialidad de Gastronomía del liceo. A través de Fonoaudiología se abre un interesante campo de colaboración, pues se potenciarán las habilidades de los integrantes del coro del Liceo, y también se asesorará a los profesores del establecimiento en el correcto uso de la voz, entre otras alternativas”, comentó la académica Ximena Sanhueza Riquelme.

El director del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, Víctor Reyes, comentó que debido al nuevo contexto de la educación superior y al importante beneficio que supone la gratuidad, muchos de los estudiantes del área Técnico Profesional del establecimiento aspiran a proseguir estudios universitarios.

“En esta alianza con la UBB buscamos iniciar un camino que asegure a los alumnos del área Técnico Profesional el vincularse a temprana edad con la Universidad y eventualmente acceder a alguna de sus carreras. Por ejemplo, ¿Por qué no pensar que los alumnos que nosotros formamos en la especialidad de Gastronomía no podrían ingresar a Nutrición y Dietética o a Ingeniería en Alimentos? La idea es generar un plan de trabajo con FACSA y así vincular nuestras especialidades con las carreras de la Facultad”, aseveró el director del Liceo Bicentenario.

Según expresó el director Víctor Reyes, los alumnos del área Técnico Profesional valoran el interés de la Universidad por acercarse a ellos y conocer sus expectativas, pues habitualmente las casas de estudios superiores centran su atención en los jóvenes del área Científico-Humanista. “Los estudiantes de Técnico Profesional habitualmente piensan que su trayectoria es continuar en los Centros de Formación Técnica o en Institutos Profesionales, pero lo cierto es que perfectamente pueden continuar su formación en la Universidad. Ellos están muy entusiasmados con esta posibilidad”, describió el director.

La coordinadora del área Técnico Profesional del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, Ximena Sanhueza Benavides, comentó que desde este año 2016 rigen nuevas mallas curriculares en las especialidades que brinda el Liceo, donde se incorporan nuevos módulos y se contemplan 6 horas que pueden adaptarse de acuerdo a los requerimientos de cada carrera.

“Pretendemos disponer de esas 6 horas con el propósito de cubrir las necesidades de los alumnos. Por ejemplo, si queremos vincular la especialidad de Gastronomía con la carrera de Nutrición y Dietética, la idea es generar alguna asignatura que luego sea reconocida por la UBB en caso que alguno de nuestros jóvenes opte a dicha carrera mediante la PSU; esto con todas las exigencias que ello implica. Ese es un atractivo muy valorado por nuestros estudiantes. Para ellos significaría una carga horaria menor durante el primer y segundo semestre universitario, lo que no deja de ser significativo”, argumentó la coordinadora Ximena Sanhueza.

Durante la jornada de trabajo desarrollada en el Liceo Bicentenario de Excelencia, las académicas de la carrera de Nutrición y Dietética, Mg. Pamela Chavarría Sepúlveda y Mg. María Paula Alarcón, junto a las estudiantes de segundo año Elizabeth Barrera San Martín y Camila Muñoz Saldías, orientaron a los jóvenes sobre el sentido de la carrera, sus principales áreas de desarrollo y temáticas específicas de la profesión. Las estudiantes Elizabeth Barrera y Camila Muñoz compartieron además su experiencia en la Universidad durante sus dos años de estudio.

Por su parte, la directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Dra. Fabiola Cerda Leal junto al académico Dr. Guillermo Petzold Maldonado, realizaron una presentación de la carrera, además de un trabajo práctico que concitó la atención de los estudiantes de la especialidad de Gastronomía.

El académico de la carrera de Enfermería, Dr. José Leiva Caro realizó una presentación sobre electrocardiograma, en tanto que la académica Mg. Sonia Contreras Contreras se refirió a técnicas de extracción de sangre. A su vez, las estudiantes de cuarto año Carolina Fuentes Neira y Elizabeth Fierro Palma explicaron el rol de enfermería y compartieron imágenes de la UBB y del Centro de Simulación Clínica. Las estudiantes también compartieron sus experiencias durante sus años de formación.

En tanto, el académico de la carrera de Fonoaudiología Mg. Mauricio Alfaro Calfullán, compartió con profesores y estudiantes del coro del Liceo. En este sentido, la carrera de Fonoaudiología impartirá talleres que permitan desarrollar habilidades vocales en los profesores, así como se vislumbra un trabajo que permita potenciar las habilidades de canto coral de los estudiantes.

Expectativas y anhelos

La estudiante de Gastronomía, Javiera Bonilla, valoró la visita de la UBB pues pretende proseguir estudios universitarios. “Me llama mucho la atención Nutrición y Dietética, y mucho más con la charla que tuvimos hoy. Me motiva a seguir estudiando y por eso me inscribí en algunas clases que tendremos con la UBB, para ver si es lo que yo quiero. Me llamó la atención la cercanía que tuvimos con las profesoras de Nutrición, quienes fueron muy amables y dinámicas”, expresó.

Por su parte, la estudiante de Química Industrial, Lizbeth San Martín, también manifestó su interés por continuar estudiando una vez que egrese del Liceo. “Quiero seguir perfeccionándome en carreras del área salud. Yo estudio Química Industrial porque sabía que realizan capacitaciones en primeros auxilios y porque nos dan nociones de anatomía y fisiología humana. Me gustaría estudiar Enfermería o Nutrición y Dietética. Me llamó la atención el examen de electrocardiograma que explicó el profesor, porque escuchamos hablar de eso frecuentemente pero no sabemos en qué consiste”, precisó.

Las jóvenes Paulette Clemente y Bárbara Aldea cursan la especialidad de Gastronomía y barajan distintas alternativas. Ambas reconocen que pretenden postular a las fuerzas armadas pero también desean continuar estudiando. Paulette aseguró que le gustaría ingresar a Ingeniería en Alimentos, mientras que Bárbara evalúa otras alternativas. “Estamos en un curso intensivo para rendir la PSU. La idea es seguir estudiando”, aseveraron.




Investigador UBB publica libro en editorial líder mundial sobre Tecnologías Emergentes en Alimentos y Compuestos Bioactivos

El académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Dr. Jorge Moreno Cuevas, fue invitado por CRC Press, a publicar un libro en calidad de editor, reconociendo su amplia experiencia investigativa. La obra, denominada “Tecnologías Innovadoras de Procesamiento de Alimentos con Compuestos Bioactivos”, reúne investigaciones de científicos de todo el mundo, donde también se consideran aportes de académicos y estudiantes de postgrado de la UBB.

La publicación de 303 páginas considera 12 capítulos que abordan aspectos fundamentales referidos a innovaciones y al empleo de tecnologías emergentes que se utilizan en el desarrollo de alimentos con compuestos bioactivos. “Los alimentos naturales, como frutas y verduras, representan la forma más simple de los alimentos funcionales y proporcionan una excelente fuente de compuestos bioactivos. Maximizar las oportunidades para hacer uso e incorporar estos compuestos, requiere un procesamiento especial pues los compuestos bioactivos son muy sensibles a los tratamientos. Afortunadamente, las tecnologías disponibles para producir alimentos con compuestos bioactivos tales como polifenoles, vitaminas, minerales, entre otros, han avanzado significativamente en los últimos años”, expresó el Dr. Moreno Cuevas.

A través de sus 12 capítulos, “Tecnologías Innovadoras de Procesamiento de Alimentos con Compuestos Bioactivos”, profundiza en los fundamentos de diversas tecnologías de procesamiento de alimentos y su impacto en compuestos bioactivos, con el propósito de contribuir al mejoramiento de la calidad de los alimentos, afectando en forma mínima las características estructurales, nutricionales y organolépticas de dichos productos. Es así como en cada apartado se explican las ventajas y limitaciones que implica el uso de los distintos tipos de tecnologías.

“Los capítulos ilustran sobre el desarrollo de tecnologías emergentes que se utilizan para enriquecer los alimentos y preservar compuestos bioactivos. Se aborda el calentamiento por infrarrojo; aplicaciones de campo eléctrico, solos o en combinación con deshidratación osmótica e impregnación a vacío; encapsulación y nano encapsulación como vehículo para enriquecer los alimentos con compuestos bioactivos, tales como antioxidantes, polifenoles y vitaminas; el efecto del tratamiento de altas presiones en la estabilidad de compuestos bioactivos; y tecnologías emergentes tales como sonicación y  concentración por congelación”, describió el Dr. Jorge Moreno.

El Capítulo 2, que lleva por título “Calentamiento Óhmico y Compuestos Bioactivos” fue desarrollado por los Doctores Jorge Moreno, María Pía Gianelli, Julio Junod y Guillermo Petzold, todos de la UBB, junto con los estudiantes Pamela Zúñiga del Doctorado en Ingeniería de Alimentos, Erick Jara del Magister en Ciencias e Ingeniería en Alimentos, y la Biotecnóloga y asistente de investigación Karla Mella.

Igualmente, el Capítulo 8 denominado “Concentración por congelación como una Técnica para proteger del calor los componentes lábiles de los alimentos”, fue realizado considerando los aportes de los Doctores Guillermo Petzold, Jorge Moreno, Julio Junod y Graciela Bugueño, junto con el estudiante del Doctorado en Ingeniería de Alimentos, Patricio Orellana.

El Dr. Jorge Moreno comentó que la edición del libro fue un trabajo exigente que demandó buena parte de su tiempo durante los últimos 2 años, así como de los investigadores y estudiantes de los programas de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos y del Doctorado en Ingeniería de Alimentos, y la asistente de investigación, quienes integran el Grupo de Investigación de Tecnologías Emergentes y Componentes Bioactivos en Alimentos (TECBAL), del Departamento de Ingeniería en Alimentos UBB.

En su calidad de editor, el Dr. Moreno Cuevas debió en una primera instancia proponer el tema aglutinador de la obra a CRC Press, y luego gestionar y coordinar los aportes de investigadores de EE.UU., Sudamérica, Europa, Asia y Medio Oriente.

El Dr. Jorge Moreno se mostró satisfecho con el resultado del trabajo editorial que se alza como un material de apoyo imprescindible para investigadores y estudiantes de postgrado. Ciertamente, la obra se incorpora como fuente de consulta para los estudiantes de Ingeniería en Alimentos, así como de los programas de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos y del Doctorado en Ingeniería de Alimentos.

“Es un muy buen material y entre las investigaciones reseñadas hay aportes interesantes en función de investigaciones que se pueden abordar en el futuro, junto con dar ideas sobre nuevas líneas de investigación, fortalecer algunas que ya se desarrollan, y encausar otras que en el futuro puedan tener éxito dentro del desarrollo de la investigación en el Departamento de Ingeniería en Alimentos y en el Grupo TECBAL de la UBB”, aseveró el Dr. Jorge Moreno.

El Dr. Moreno Cuevas hizo hincapié en el gran apoyo recibido por los integrantes del Grupo de Investigación TECBAL, así como de la asistente de investigación, Karla Mella, quienes se convirtieron en un importante sostén durante el tiempo que demandó la preparación de la obra.

El libro “Tecnologías Innovadoras de Procesamiento de Alimentos con Compuestos Bioactivos” puede adquirirse a través del sitio web de CRC Press Taylor & Francis Group (crcpress.com) y también habrá volúmenes disponibles en el Sistema de Bibliotecas de la UBB.

“Dicen que en la vida se deben hacer tres cosas para sentirse realizado; escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo. Tengo descendencia,  he escrito un libro, así es que ahora a plantar un árbol para alcanzar esta satisfacción”, concluyó el Dr. Jorge Moreno Cuevas.




Investigador UBB expuso en XIX Seminario Latinoamericano y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos, ALACCTA

“Por un futuro más saludable” fue el lema que inspiró el XIX Seminario Latinoamericano y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos, ALACCTA, presidida, hasta la cita, por el académico UBB, Dr. José Miguel Bastías. La realización del seminario continental coincidió con las XI Jornadas Uruguayas de Ciencia y Tecnología de Alimentos, realizadas en Montevideo, Uruguay. Actividades fueron organizadas por la Sociedad Uruguaya de Ciencia y Tecnología de Alimentos, SUCTAL.

Producción Sustentable, Innovación y Tecnología de Alimentos en América Latina y el Caribe fueron los ejes centrales que orientaron las ponencias y discusiones que congregaron a especialistas de asociaciones de ciencia y tecnología de alimentos de 10 países de América Latina y del Caribe. El encuentro continental buscó generar el intercambio de conocimientos y experiencias entre universidades, industrias y gobiernos, con la finalidad de contribuir al avance de la ciencia y la tecnología de los alimentos.

El académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la UBB, Dr. José Miguel Bastías, expuso en el acto inaugural en su calidad de Presidente saliente de ALACCTA, y destacó la pertinencia del eslogan escogido en este XIX Seminario. “El eslogan elegido es muy oportuno porque hoy la alimentación es una de las problemáticas de salud pública más importantes. Los organismos internacionales están preocupados por los alimentos que consume la población. Como Asociación Latinoamericana y del Caribe, también nos preocupamos por este tema y estamos orientando nuestros esfuerzos en esa dirección a través de nuestras asociaciones nacionales”, aseveró.

Asimismo, el Dr. Bastías Montes llamó la atención sobre el desconocimiento existente por la comunidad en general, respecto de los beneficios y modos adecuados de consumir los alimentos, pues éstos en sí no provocan daños a la salud, si se consumen moderadamente, pues todos los excesos ciertamente pueden provocar desequilibrios; de ahí la importancia de la tarea informativa y educativa. “Queremos producir alimentos, es decir, alimentos procesados de calidad e inocuos que le lleguen a toda la población. Hoy advertimos una serie de afirmaciones complejas contra los alimentos procesados. En nuestras escuelas de Ingeniería y de Ciencias de Alimentos, enseñamos la ética a los estudiantes para que orienten su trabajo hacia una alimentación adecuada. Ningún alimento es malo; hay que saber qué cantidad comer cada uno, por eso es tan importante educar a la población”, precisó.

Igualmente el Dr. José Miguel Bastías brindó dos conferencias: “Determinación de polifenoles totales, capacidad antioxidante y sólidos solubles en extractos crioconcentrados obtenidos a partir de frutos de Maqui (Aristotelia Chilensis (Mol.) Stunz)”; y “Estudio del efecto de las Altas Temperaturas sobre componentes nutricionales, minerales y perfil de ácidos grasos en Jurel (Trachurus Murphyi) y Salmón (Salmo Salar).

En forma paralela al XIX Seminario, se desarrolló la Asamblea de ALACCTA que consideró la participación de representantes de las asociaciones de Argentina (AATA), Brasil (SBCTA), Chile (SOCHITAL), Colombia (ACTA), Costa Rica (ASCOTA), México (ATAM), Panamá (COPCYTA), Paraguay (ASPATAL) y las asociaciones de Uruguay (SUCTAL y AIALU).

En dicha oportunidad dejó la presidencia el académico de la Universidad del Bío-Bío, Dr. José Miguel Bastías, y asumió el nuevo Presidente, Jairo Romero. Además se eligió a Sara Valdez como Presidenta Electa.

El Dr. José Miguel Bastías Montes, explicó que la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Ciencia y Tecnología de Alimentos, ALACCTA, está integrada por 10 países asociados de la región, y se vincula activamente con otras organizaciones de carácter internacional tales como la IUFoST (International Union of Science and Tecnology), IFT (Institute de Food Technologist) y FAO (Food and Agriculture Organization), con el propósito de intercambiar experiencias y conocimientos y realizar acciones conjuntas. ALACCTA también participa en carácter de observador en las reuniones del Codex Alimentarius.

“En ALACCTA, con el único objetivo de generar la promoción y la difusión del conocimiento científico y tecnológico, trabajamos dedicando tiempo y esfuerzos al desarrollo de los avances de la Ciencia y Tecnología a través de seminarios, simposios sobre la Calidad e Inocuidad de Alimentos, desarrollo de publicaciones científicas, entre otras actividades orientadas a toda la comunidad académica. Nos motiva generar y compartir conocimientos fundamentales para el desenvolvimiento de las ingenierías e industria de alimentos, para de esta manera fomentar la competitividad de la industria en cada país”, describió el Dr. Bastías Montes.




Estudiantes de Ingeniería en Alimentos UBB gestionaron capacitación en HACCP y ayuda social a Hogar de Ancianos

“Requisitos para la aplicación del sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP) en establecimientos de alimentos (Norma Técnica N° 174)”, se denominó la conferencia brindada por el asesor en sistemas de gestión de calidad, consultor en HACCP-ISO, Laboratorista Químico Industrial e Ingeniero en Ejecución Industrial, Fabián González López, a estudiantes de la carrera de Ingeniería en Alimentos.

La actividad, desarrollada en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión, fue organizada por el Centro de Estudiantes de la carrera que preside José Carrasco Lagos, con un doble propósito. Por una parte profundizar conocimientos referidos a la identificación de puntos críticos del proceso de producción y elaboración de alimentos, y al mismo tiempo contribuir con el Hogar de Ancianos de Santa Clara, Bulnes.

La jornada de capacitación consideró la participación de la directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Fabiola Cerda Leal; la directora del Departamento de Ingeniería en Alimentos, María Pía Gianelli Barra, estudiantes y egresados de la carrera.

“Esta capacitación nos permite acceder a nuevos conocimientos. Si bien en la carrera vemos estos contenidos, aquí los podemos profundizar. Además, el centro de estudiantes anterior visitó el Molino Yanine, y ahí se nos planteó la posibilidad de acceder a esta capacitación con el consultor Fabián González, con el compromiso que aportáramos algunas donaciones al Hogar de Ancianos de Santa Clara. Así nos vemos beneficiados todos pues nosotros logramos un conocimiento valioso y a la vez apoyamos a personas que lo necesitan”, describió José Carrasco.

El asesor en sistemas de gestión de calidad, Fabián González López explicó que el sistema de HACCP permite identificar peligros específicos y medidas para su control con el fin de garantizar la seguridad e inocuidad de los alimentos. Dicho instrumento permite evaluar los peligros y establecer sistemas de control con el propósito de prevenir, en lugar de centrarse en el ensayo del producto final.

“La Autoridad Sanitaria, a través de esta normativa, exige a la pequeña, mediana y gran empresa implementar estos sistemas, con el objetivo de determinar los problemas o posibles contaminaciones que pueda tener el alimento y proteger al consumidor. Los peligros pueden ser de tipo físico, químico o microbiológico. Nosotros debemos hacer un análisis de peligro a lo largo de todo el proceso para determinar en qué etapa están presentes los riesgos y puntos críticos, y determinar cómo los vamos a controlar. La idea es asegurar alimentos con calidad e inocuidad, de manera que sean aptos para el consumo humano”, explicó González López.

Fabián González, junto con aportar conocimiento específico, también dio cuenta de experiencias prácticas, un elemento fundamental para los futuros profesionales. “Se puede conocer la norma técnica, pero nadie le dice a uno como enfrentar algunas situaciones en terreno y eso es también muy complejo. En mis capacitaciones, sobre todo cuando me vinculo con jóvenes de pregrado, intento traspasarles la experiencia, para que lo consideren en el ejercicio profesional”, comentó.

El asesor en sistemas de gestión de calidad destacó que las empresas que implementan HACCP pueden lograr múltiples beneficios como el acceder a nuevos mercados o lograr diferenciarse de otros competidores.

La directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Fabiola Cerda Leal, destacó el espíritu colaborativo del Centro de Estudiantes de la carrera, que a través de la capacitación alcanzó múltiples objetivos como el vincularse efectivamente con instituciones del medio, y profundizar sus conocimientos en una materia específica de relevancia.

“Como dirección de Escuela hemos apoyado al Centro de Estudiantes en la gestión de algunos recursos que requerían, pero la organización del curso propiamente tal, la difusión, la búsqueda de expositor y todo el trabajo que esto implica surgió a partir de la necesidad que ellos tenían. Ellos manifestaron el interés de vincularse con otras entidades, en este caso con el Hogar de Ancianos de Santa Clara. Esto releva otro valor de nuestros estudiantes, quienes son capaces de vislumbrar otras alternativas de colaboración, porque ellos realizaron donaciones al Hogar como forma de pago por la capacitación. La Escuela ha valorado muchísimo esta acción porque está dando cuenta de estudiantes que se vinculan con el medio y que tienen responsabilidad social. En poco tiempo este Centro de Estudiantes ha levantado distintos proyectos en beneficio de sus compañeros y de la comunidad”, expresó la directora Fabiola Cerda Leal.

 

 

 

 

 

 

 




Seminario Internacional del Doctorado en Ingeniería de Alimentos UBB abordó aplicación de la proteína de lenteja en productos alimenticios

La destacada ex alumna de la carrera de Ingeniería en Alimentos, Marcela Jarpa Parra, PhD in Food Science and Technology de la Universidad de Alberta, Canadá, dio cuenta de su investigación denominada “Extracción, función y estructura de la proteína de lenteja y sus aplicaciones en productos alimenticios”.

Lograr un mayor conocimiento de la proteína de lenteja y utilizar dicho conocimiento para el potencial desarrollo de productos alimenticios con valor añadido, fue el principal objetivo de la investigación desarrollada por la académica y ex alumna de Ingeniería en Alimentos de la UBB, Marcela Jarpa Parra. Dicha investigación, denominada “Extracción, función y estructura de la proteína de lenteja y sus aplicaciones en productos alimenticios”, correspondió a la tesis que le permitió alcanzar el grado de PhD in Food Science and Technology de la Universidad de Alberta, Canadá.

La experiencia fue compartida en el Seminario Internacional del Doctorado en Ingeniería de Alimentos de la UBB, actividad presidida por la directora del programa de postgrado Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, que contó con la participación de académicos y estudiantes de los programas de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos y del Doctorado en Ingeniería de Alimentos de la UBB.

La Dra. Marcela Jarpa Parra, actual directora de Postgrado de la Universidad Adventista de Chile, explicó que para lograr el objetivo propuesto tendiente a obtener un mayor conocimiento de la proteína de lenteja, debió desarrollar cuatro estudios: Optimización de la extracción de la proteína de lenteja y el estudio del impacto del Ph del medio ambiente en la estructura y funcionalidad; Impacto del Ph sobre la estructura molecular y las propiedades superficiales de la legumina proveniente de la proteína de lenteja y sus aplicaciones como estabilizador de espumas; Mecanismos de estabilidad de las espumas provenientes de polisacáridos con leguminas de proteínas de lenteja; y Efecto de la proteína de lenteja como reemplazante de la proteína de huevo en la reología, microestructura y calidad del queque ángel y muffins.

“La lenteja es una leguminosa, y existen estudios previos de otras proteínas provenientes de leguminosas como la soya, la arveja o el garbanzo, y en ellos se ha comprobado que poseen buenas propiedades funcionales. Por ello, la idea era determinar cuáles eran las propiedades funcionales que podemos aprovechar para utilizar la proteína de lenteja en la industria de alimentos. En general, las lentejas se consumen cocidas, de manera que buscar una aplicación diferente añade valor al producto, tanto desde el punto de vista del productor como del consumidor”, explicó la académica Marcela Jarpa Parra.

Según explicó la PhD in Food Science and Technology, el estudio arrojó que la proteína de lenteja es un buen espumante, que puede ser utilizado en la industria de alimentos, específicamente, aplicada en productos de panadería y pastelería, según se constató en la investigación. También se logró determinar los mecanismos por los cuales esta proteína estabiliza las espumas que se forman al utilizarla.

“Como científico de alimentos, cuando descubres cuáles son los mecanismos subyacentes a todos los procesos, o los fenómenos que observas cuando preparas un alimento, te permite no sólo mejorar el proceso, sino que también visualizar cómo expandir las aplicaciones que puedes utilizar”, describió la académica Marcela Jarpa Parra.

La académica y ex alumna también se refirió a la formación recibida en la Escuela de Ingeniería en Alimentos de la UBB. “Al llegar a la Universidad de Alberta me di cuenta que la formación que se recibe en la carrera de Ingeniería en Alimentos de la UBB es sino la mejor de Chile, una de las mejores. Es tan buena, que te permite desempeñarte en un medio que es bastante duro. Me encontré con gente de muchos países que tienen acceso a más tecnología, más equipamiento y recursos, como es el caso de los canadienses, pero me di cuenta que lo que yo sabía era muy bueno y me permitió estar a la par con ellos e incluso más aventajada. Los jóvenes que estudian en el nivel de pregrado y en el magíster o en el doctorado deben sacar provecho de los profesores que tienen porque son excelentes”, valoró la Dra. Marcela Jarpa.

La directora del programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos, Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, precisó que el seminario internacional es parte de las actividades programadas con el propósito que los estudiantes interactúen con profesionales y académicos del más alto nivel.

“Nosotros invitamos a investigadores destacados para que puedan contar su experiencia en el área de investigación y desarrollo. Esta conferencia estuvo orientada al área de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. De esta manera, los estudiantes de postgrado puedan visualizar cómo se debe enfocar una tesis doctoral, cómo se debe presentar, cómo se debe estructurar un estudio a nivel doctoral, o a nivel de postgrado en general. Es importante para ellos tener la experiencia y visualizar cómo podrían orientar el tema que van a desarrollar en su tesis”, describió la Dra. Gipsy Tabilo.

El programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos se encuentra acreditado entre octubre de 2015 e igual fecha de 2018. Se prolonga por tres años, el máximo posible para un programa ‘en verde’, es decir, que aún no registra graduados, puesto que comenzó a impartirse en 2013 y tiene una duración de cuatro años.

 




UBB y Colegio de Ingenieros Alimentos de Chile organizaron Seminario sobre Etiquetado Nutricional

Alrededor de 140 concurrentes participaron en el seminario convocado por la Escuela de Ingeniería en Alimentos UBB y el Colegio de Ingenieros Alimentos de Chile A.G. Instancia permitió analizar en profundidad la aplicación de la Ley 20.606, sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad, que comenzará a regir a partir de junio próximo, según explicó el Presidente del CIACH, Gonzalo Letelier Salazar.

Profesionales de la industria agroalimentaria, de municipalidades, institutos de investigación y académicos e investigadores de universidades chilenas se dieron cita en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, con el propósito de analizar en profundidad la legislación referente al etiquetado de los productos alimenticios de acuerdo a la Ley 20.606, sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad.

Según se explicó, todos aquellos alimentos altos en calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas, deberán tener una advertencia en la cara principal de su envase donde se informe sobre el alto contenido de dichos nutrientes. Eso se hará a través de un logotipo impreso: un octágono, de fondo negro y letras blancas, con la leyenda “Alto en…” similar a un signo “Pare”, con una dimensión dada por el tamaño del envoltorio especificado en la ley.

La secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Ximena Sanhueza Riquelme, brindó la bienvenida a los participantes en representación de la decana Patricia Letelier Sanz, y destacó la pertinencia de abordar el tema considerando las perspectivas de la academia, colegios profesionales y de la propia industria, puesto que dicha materia se vincula directamente con la salud de las personas.

“Es un tema trascendente y transdisciplinario, ya que esta ley establece nuevos límites de azúcar, grasas, sodio y calorías en los productos alimenticios, regula la publicidad, busca simplificar la información nutricional contenida en los envases de los alimentos, entre otros aspectos, que apuntan a reducir los altos índices de obesidad que existen en nuestra población. La génesis de la Ley 20.606 apunta principalmente a mejorar y revertir indicadores de malnutrición por exceso en personas jóvenes y adolescentes principalmente”, aseveró la secretaria académica.

La directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, académica Fabiola Cerda Leal, comentó que el seminario, realizado en coordinación con el Colegio de Ingenieros Alimentos de Chile A.G. (CIACH), consideró la participación de 71 estudiantes de la UBB, tanto de la carrera de Ingeniería en Alimentos como de Nutrición y Dietética. A ellos se sumaron profesionales externos de empresas tales como IANSA, ATECSA, Lácteos del Sur S.A., Hipermercados Tottus, Cecinas Villablanca, Carnes La Pradera, ARCOR, Productos Fernández (PF), e instituciones de educación superior como la Universidad de Chile, Universidad de Concepción, Universidad Técnica Federico Santa María, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Instituto Profesional Virginio Gómez, Instituto Profesional Diego Portales, profesionales de diversos municipios de Ñuble, investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y representantes de JUNAEB.

“Este seminario constituye la primera experiencia del Colegio de Ingenieros Alimentos de Chile realizada fuera de la ciudad de Santiago, de manera que se trató de un importante hito de colaboración, lo que fue reconocido por el propio Colegio. Esperamos afianzar los vínculos como Escuela y Facultad, participando nuevamente junto al Colegio en otras actividades planteadas durante el desarrollo del seminario, en un futuro cercano”, aseveró la directora de Escuela, Fabiola Cerda Leal.

En el marco del seminario se otorgó un reconocimiento a la académica y ex directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos de la UBB, Dra. Graciela Bugueño Bugueño por su contribución al fortalecimiento y desarrollo de la disciplina y de la profesión.

En el desarrollo de las temáticas, el presidente del Colegio de Ingenieros Alimentos de Chile A.G. (CIACH), Gonzalo Letelier Salazar, realizó una presentación donde se refirió a las características del proceso de consolidación del CIACH, sus principales hitos, así como evidenció los beneficios de colegiarse.

Gonzalo Letelier comentó que se escogió la ciudad de Chillán para realizar el seminario debido a su importancia en la zona centro-sur del país, y también como una forma de entregar información y conocimiento en las regiones, toda vez que hasta ahora siempre habían convocado actividades en Santiago. “La UBB es una de las universidades más importantes del país, así como también la Escuela de Ingeniería en Alimentos. Juntamos todos estos factores y escogimos la UBB. Además, hemos desarrollado lazos muy fuertes con los docentes de la carrera”, manifestó.

El presidente del CIACH destacó que entre dicho organismo y la Universidad se puede entablar una relación beneficiosa en términos se sumar el conocimiento generado por la academia y la experiencia de la industria a través de los profesionales que integran el CIACH, pues asume como necesario desarrollar una mayor cercanía entre la academia y la industria.

Gonzalo Letelier Salazar precisó que el tema del Etiquetado Nutricional asoma como muy pertinente, puesto que desde el 26 de junio “comienza a regir la nueva Ley de Etiquetado (20.606), donde los alimentos que presentes exceso de nutrientes críticos como sodio, grasas saturadas y azúcar, además de exceso de calorías, deben ser rotulados con un símbolo negro octogonal. Como gremio estamos bajando la información a los estudiantes y profesionales a través de seminarios”, concluyó.

El consultor internacional en Organismos Genéticamente Modificados (OGM), Seguridad Alimentaria y Nutricional, Bioquímico (UdeC) Rodolfo Rivers, expuso sobre “Etiquetado y Transgénicos: Una visión del mundo y la Actitud del Consumidor Alimentos”. En la oportunidad, el profesional aportó variada información sobre etiquetado de alimentos transgénicos y su aplicación en diferentes países.

A su vez, el Ingeniero en Alimentos (UFRO), Alberto Valdenegro Andrade, especialista en reglamentación y normativa, con experiencia en sistemas de gestión de calidad y producción alimentaria, como también en el área de docencia y relatorías, expuso la presentación denominada “Ley 20.606: Etiquetado y Aplicación Práctica”.

Posteriormente, el Ingeniero de Ejecución en Industria Alimentaria (UIBERO), Giovanni Muñoz Novoa, especialista en diseño y creación de envases para la Industria Alimentaria, compartió la presentación llamada “Ley 20.606: Aplicación Práctica de Íconos en Modelos de Envase”.

Igualmente, el Ingeniero de Alimentos, Roberto Coppelli Ortiz, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Doctor en Gestión Económica, Emprendimiento e Innovación por la Universidad de Lleida, se refirió a un programa internacional de Diplomados originado en España.

 

 

 

 

 

 

 




Investigador UBB desarrollará barra de frutas fortificadas con componentes bioactivos con aportes de Fondef

El Segundo Concurso IDeA en Dos Etapas, CONICYT, a través de su Programa Fondef, aportará 149 millones de pesos al proyecto denominado “Desarrollo y evaluación de una barra de frutas fortificadas con componentes bioactivos utilizando tecnología combinada de impregnación a vacío y secado a temperaturas moderadas”. La iniciativa es liderada por el Dr. Jorge Moreno Cuevas, junto a los académicos Dr. Guillermo Petzold Maldonado y la Dra. María Pía Gianelli Barra, integrantes del Grupo de Investigación de Tecnologías Emergentes y Componentes Bioactivos en Alimentos (TECBAL), del Departamento de Ingeniería en Alimentos UBB.

El desarrollo y evaluación de una barra de frutas fortificadas con componentes bioactivos, utilizando tecnologías emergentes combinadas de impregnación a vacío y secado a temperaturas moderadas, es el principal propósito del proyecto liderado por el Dr. Jorge Moreno Cuevas, coordinador del Grupo de Investigación de Tecnologías Emergentes y Componentes Bioactivos en Alimentos (TECBAL), del Departamento de Ingeniería en Alimentos UBB.

Dicha iniciativa fue seleccionada por el Segundo Concurso IDeA en Dos Etapas, CONICYT, a través de su Programa Fondef, que aportará 149 millones 980 mil pesos para su concreción. El concurso IDeA en Dos etapas tiene por objetivo apoyar proyectos de investigación científica y tecnológica que planteen una hipótesis científica que sustente la obtención de resultados que alcancen un nivel de prueba de concepto, modelo o prototipo, evaluados en condiciones de laboratorio o pequeña escala.

El Dr. Jorge Moreno destacó que el proyecto sintoniza con la necesidad de elaborar productos alimenticios saludables, altamente valorados por los consumidores, más aún cuando los problemas de salud asociados al sobrepeso y la obesidad afectan a buena parte de la población mundial, tendencia a la que Chile no escapa.

Se recomienda consumir frutas diariamente por su bajo aporte energético, su importante contenido en micronutrientes (vitaminas, minerales, entre otros) y contribución a la saciedad. Sin embargo, el consumo de frutas en gran parte del mundo se encuentra por debajo de las recomendaciones internacionales, y el flagelo del sobrepeso y la obesidad generan enormes presiones a los sistemas de salud y economía. Una de las razones del bajo consumo de frutas es la falta de tiempo para preparar los alimentos en casa, por lo cual se presenta una oportunidad a la industria del sector que debe ofertar productos que contengan  estos importantes alimentos en presentaciones  de mayor facilidad de uso, portabilidad y que además contengan atributos relacionados a la salud a través de la incorporación, por ejemplo, de componentes bioactivos favorablemente apreciados por los consumidores”, ilustró el Dr. Moreno.

El investigador de la UBB comentó que el desarrollo de un alimento en forma de barra de frutas fortificadas con componentes bioactivos, permitirá generar transferencia tecnológica a la industria del rubro, para darle valor agregado a las materias primas (frutas), y además aportará con una alternativa de solución a algunos de los problemas de salud de la población.

“Se utilizará fruta fresca que será fortificada a través de la tecnología de impregnación a vacío, usando jugo de fruta como vehículo de transporte de los compuestos bioactivos hacia la matriz de manzana, para posteriormente ser sometida a un secado a temperaturas moderadas para su estabilización y formación de la barra. Finalmente, se evaluará la barra de frutas fortificadas en relación a la aceptabilidad y concentración final de los componentes bioactivos”, destalló el Dr. Moreno.

El investigador de la UBB explicó que también se considera la utilización de verduras que poseen un alto contenido de polifenoles, lo que también adiciona características singulares al proyecto. “Elaboraremos un producto más natural pues no emplearemos elementos artificiales, sino que incorporaremos los jugos de otras frutas y verduras a la matriz de manzana, y luego generaremos la barra”, precisó el Dr. Moreno.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la empresa ñublensina Comercial El Naranjal Ltda., que ya ha desarrollado proyectos anteriores junto con el grupo de investigación de la UBB.

Evaluación destaca ventajas del proyecto

El equipo evaluador destacó la pertinencia y carácter innovador del proyecto que identifica una oportunidad a partir de una realidad concreta: el bajo consumo de frutas y verduras, así como los niveles crecientes de sobrepeso y obesidad infantil.

“La propuesta podrá contribuir a una investigación y desarrollo de un proceso tecnológico innovador para el país y que no es utilizado significativamente por la industria. La elección de la manzana como base de la barra está en la dirección correcta, ya que se debe lograr generar prototipos apetecibles por los consumidores, puesto que los alimentos siguen consumiéndose por agrado, y el nivel racional en su consumo sigue siendo muy bajo. El desarrollo de una barra de fruta fortificada con bioactivos se centra en aspectos tecnológicos y de proceso que pueden convertirse en un producto potencial para el mercado”, precisa la evaluación.

Del mismo modo se reconoce como fortaleza y garantía la sólida experiencia del director del proyecto y del equipo de trabajo para obtener los resultados comprometidos.

 




Estudiantes del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Chillán conocen alcances de Proyecto Fondecyt liderado por académico UBB

“Efecto de la morfología del hielo en concentración por congelación asistida por vacío, aplicado a jugos de fruta” se denomina el proyecto Fondecyt que desarrolla el Dr. Guillermo Petzold Maldonado, del Departamento de Ingeniería en Alimentos, y cuyos antecedentes y resultados preliminares fueron compartidos por el académico con estudiantes de tercer año de enseñanza media del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Chillán.

“En dicha instancia se explicitaron las actividades realizadas en el proyecto de investigación y las implicancias cotidianas y prácticas, en aspectos tan simples como el consumir un helado de paleta y cómo se distribuyen los solutos y el hielo en estas muestras, a diferencia de lo que sucede en un helado de cono que es una emulsión aireada. Por otra parte, se mostraron algunos resultados ya publicados que utilizan técnicas de vacío y centrifugación para obtener concentrados a partir de soluciones diluidas como sacarosa. De igual forma, se respondieron diversas consultas de los estudiantes, quienes demostraron gran curiosidad e interés por el tema”, valoró el Dr. Guillermo Petzold.

El académico agradeció igualmente la colaboración de las autoridades del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Chillán y en especial a la profesora de Ciencias María Luisa Molina, así como el apoyo de la asistente de Investigación Karla Mella, y del estudiante de Doctorado en Ingeniería en Alimentos, Patricio Orellana.

Según ilustró el Dr. Petzold Maldonado, el proyecto se propone estudiar los efectos de la morfología del hielo en los parámetros de proceso en concentración por congelación asistida por vacío, aplicado a jugos de fruta, y la retención de algunos micronutrientes valiosos en los concentrados finales.

“Creemos que es necesario difundir en la sociedad las actividades de investigación desarrolladas en las universidades y que son financiadas por fuentes de financiamiento públicas, con el objetivo de que aumente la valoración del rol de la investigación científica en el desarrollo del país por parte de las nuevas generaciones. A los jóvenes les llamó la atención fundamentalmente que algunos aspectos cotidianos pueden, con la sistematización necesaria, ser parte de una investigación científica”, expresó el investigador.

 




Escuela de Ingeniería en Alimentos UBB aporta 20 nuevos profesionales al país

La Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, otorgó el marco a la ceremonia en que una nueva generación de egresados de la carrera de Ingeniería en Alimentos, recibió el diploma de título que los acredita como profesionales de la Universidad del Bío-Bío.

Emoción y júbilo marcaron la ceremonia de titulación en que la Escuela de Ingeniería en Alimentos hizo entrega de diplomas de título a 20 nuevos profesionales.

El acto solemne, realizado en la Sala Schäfer del Centro de Extensión, fue presidido por la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, junto con la presencia de la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz; el director de Docencia Flavio Valassina Simonetta; la directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Dra. Graciela Bugueño Bugueño; la directora del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Dra. María Pía Gianelli Barra, el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Álvaro González Concha, el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, académicos y familiares de los nuevos titulados.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, destacó que las ceremonias de titulación, evidencian el momento culmine del proceso de formación de pregrado, por lo que supone una verdadera satisfacción el presenciar el logro de esta meta por parte de los jóvenes profesionales.

Del mismo modo, la Decana reconoció el trabajo liderado por la directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Dra. Graciela Bugueño Bugueño, y tuvo palabras de reconocimiento para los académicos e investigadores del Departamento de Ingeniería en Alimentos, quienes conforman el claustro académico del Programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos, dirigido por la Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, que acaba de obtener 3 años de acreditación.

La directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Dra. Graciela Bugueño Bugueño, reconoció a los estudiantes y a sus familias, y destacó la calidad y pertinencia de la educación y del conocimiento al que accedieron, lo que se ve respaldado por las acreditaciones logradas por la carrera y por los programas de postgrado sustentados por los académicos del Departamento de Ingeniería en Alimentos.

“En nombre de la Universidad y de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, les felicito a ustedes queridos graduados y a sus familias, porque graduarse es un trabajo de equipo. Porque nada puede hacerse si el estudiante no se esfuerza, pero tampoco él puede llegar hasta el final de una carrera, si no está apoyado moral, afectiva y financieramente por la familia, Hoy es el día para que todos los graduados aquí presentes agradezcan la comprensión brindada por todos los que hoy les rodean”, precisó la Dra. Bugueño.

“Este momento inolvidable es la culminación de a lo menos cinco años de educación. Es un día que transforma la relación de cada uno de ustedes, graduados con la sociedad. A partir de ahora ya no es la Universidad quien los va a evaluar, sino la sociedad que los va a juzgar como profesionales y como individuos, a través de sus conocimientos, actitudes, de su conducta y de saber ser”.

“Hoy también llevan el sello de calidad de la carrera de Ingeniería en Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, que ha logrado 5 años de acreditación ante la CNA. Nuestro Departamento de Ingeniería en Alimentos también es reconocido por sus académicos y por su productividad. Asimismo, el Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos ha sido acreditado por tercera vez y el programa de Doctorado en Ingeniería de Alimentos obtuvo su primera acreditación por 3 años. Pueden estar tranquilos; el conocimiento que llevan con ustedes es sólido y los diferenciará como profesionales”, detalló la directora de escuela, Dra. Graciela Bugueño Bugueño.

En la oportunidad se hizo entrega de reconocimientos especiales a los estudiantes que destacaron durante su paso por las aulas universitarias.

El Premio Mejor Alumno de la Promoción 2015 fue para Valeria Soto Pardo, quien recibió la distinción de manos de la prorrectora Gloria Gómez Vera. El Premio Escuela de Ingeniería en Alimentos, que reconoce el desempeño de los estudiantes en actividades extra programáticas tales como el desarrollo de ayudantías, tareas de difusión de la carrera, proyectos con la comunidad, entre otros aspectos, recayó en Karina Zamorano Parrao y en Matías Acuña Cárcamo. En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que reconoce el desarrollo integral de los estudiantes, fue para Rocío Aliaga Reddersen, quien recibió el premio de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel. La Dirección General de Comunicación Estratégica, en tanto, galardonó a Rocío Aliaga Reddersen por su constante apoyo y contribución a través del Staff de Promoción de Carreras.

En representación de los nuevos profesionales, correspondió a Fabiola Romero Vásquez compartir palabras de agradecimiento y recuerdo, que graficaron parte de las vivencias durante la época universitaria, el sacrifico personal y familiar que conllevó esta etapa, y las ilusiones y expectativas que se abren en esta nueva fase de desarrollo personal y profesional.

El dúo de piano y saxofón, integrado por Andrea Silva y Sergio Peralta, brindaron el aporte musical a la ceremonia de titulación.

 




Innovaciones y tendencias en la aplicación de biopolímeros en la industria de alimentos en seminario internacional UBB

El Grupo de Investigación de Biopolímeros en Alimentos (GIBA) del Departamento de Ingeniería en Alimentos, coordinado por el Dr. Ricardo Villalobos Carvajal, organizó el seminario internacional sobre Innovaciones y tendencias en la aplicación de biopolímeros en la industria de alimentos. El encuentro reunió a investigadores de la Universidad Estatal de Campinas de Brasil, Universidad de Buenos Aires, Argentina; Universidad Federal de Santa Catarina de Brasil; Universidad de Quindío de Colombia; Universidad de Santiago de Chile y la propia UBB.

Crear una instancia de intercambio de experiencias y discusión de nuevas técnicas y métodos de investigación en torno al uso y aplicaciones de materiales biopoliméricos en las industrias de alimentos, fue el principal objetivo del seminario internacional sobre Innovaciones y tendencias en la aplicación de biopolímeros en la industria de alimentos.

La actividad fue encabezada por la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos Patricia Letelier Sanz, y contó con la participación de académicos e investigadores del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la UBB, así como de universidades invitadas de Brasil, Colombia, Argentina y Chile. Igualmente asistieron estudiantes de pre y postgrado.

Así lo precisó el académico Dr. Ricardo Villalobos Carvajal del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la Universidad del Bío-Bío, y coordinador del Grupo de Investigación de Biopolímeros en Alimentos (GIBA).

“Hemos reunido a distinguidos investigadores nacionales e internacionales, representantes del sector industrial, académicos, profesionales del área de alimentos y estudiantes de pre y postgrado. Con esta actividad se pretende difundir a las empresas de alimentos, al sector académico y científico, las diferentes experiencias, metodologías o técnicas utilizadas en sus investigaciones en el área de la microencapsulación de compuestos activos, desarrollo de recubrimientos y películas activas y funcionales, con la finalidad de vislumbrar las potenciales aplicaciones en la industria de alimentos. A su vez, con esta actividad se busca el establecimiento de vínculos y formación de redes con grupos de investigadores nacionales e internacionales, que desarrollan investigación en el área de biopolímeros, permitiendo contribuir a la resolución de problemas que enfrenta la industria de alimentos, tanto nacional como internacional”, aseveró el investigador.

-¿Qué son los biopolímeros?

-“Los biopolímeros son polímeros que pueden ser producidos por diferentes sistemas biológicos, tales como microorganismos, vegetales, animales, animales marinos, o sintetizados químicamente a partir de desechos biológicos o subproductos de actividades industriales agrícolas (azúcar, almidón, grasas, aceites, proteínas, etc.)”.

-¿En qué áreas de la industria alimentaria se proyecta mayormente su desarrollo y aplicación?

-“Ellos pueden ser utilizados como aditivos para alimentos, como emulsionantes, estabilizantes. En la industria de envases, estos materiales pueden ser utilizados para desarrollar bioplásticos que permitan diseñar envases biodegradables, con un bajo impacto medioambiental. Otras aplicaciones incluyen el desarrollo de recubrimientos y películas comestibles, como también la fabricación de micro y nanocápsulas y nanofibras que puedan contener compuestos activos para su uso en alimentos funcionales”.

-¿Qué aporte pueden realizar a los productos alimentarios nacionales en términos de competitividad?

-“Cuando los biopolímeros son obtenidos de subproductos generados por actividades industriales agrícolas (como azúcar, almidón, grasas, aceites, proteínas, etc.), estos materiales pueden ser revalorizados haciendo más competitiva la producción de algunos alimentos. A su vez, el uso de biopolímeros para el desarrollo de bioplásticos para su uso como material de envasado para alimento, actualmente representa una alternativa muy promisoria, ya que pueden reemplazar a los materiales derivados del petróleo que son utilizados para la fabricación de envases, ya que estos materiales no son biodegradables y producen un impacto medioambiental muy importante”.

Investigadores participantes

El Dr. Ricardo Villalobos expuso el trabajo denominado “Estudio preliminar: Evaluación de proteína para la obtención de bioplásticos”. “Este estudio fue realizado durante mi última estadía postdoctoral en la Escuela de Envases de la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos. Actualmente, se está investigando el uso de biopolímeros obtenidos de diferentes fuentes naturales y renovables para la producción de bioplásticos que sean biodegradables. Esto, con el objetivo de reemplazar a los plásticos fabricados a partir de derivados del petróleo, que pueden considerarse no biodegradables. En este estudio se evalúa el efecto de altas presiones hidrostáticas sobre las propiedades térmicas y estructurales de proteína de clara de huevo, para ser utilizadas en desarrollo de bioplástico”, detalló el investigador.

En tanto, el Dr. Guillermo Petzold Maldonado, del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la UBB, expuso sobre “Alginato de calcio como encapsulante: fundamentos y algunas aplicaciones”.

“El alginato de calcio es un derivado de algas pardas que posteriormente se solubiliza. Estas algas están en todo el mundo, y Chile podría ser productor mundial de alginato de calcio, lo que supone una oportunidad. Tiene múltiples usos en la industria de alimentos como emulsificante, estabilizante, puede formar geles, y puede tener usos interesantes como encapsulante de algunos compuestos de interés. En particular hemos encapsulado humo líquido y algunos extractos de berries”, describió el investigador.

IMG_0226Igualmente, el seminario consideró la participación del Dr. Carlos Ferreira Grosso con la ponencia “Alginate and whey protein based-multilayer particles: production, characterization and evaluation of resistance against pH, ionic strength and gastrointestinal in vitro conditions” de la Universidad Estadual de Campinas, Brasil; “Biopolímeros de fuentes no convencionales para la preparación de sistemas de encapsulación” por la Dra. María del Pilar Buera de la Universidad de Buenos Aires, Argentina; “Propiedades de transporte de recubrimientos en base a hidrocoloides” del Dr. Fernando Osorio Lira de la Universidad de Santiago de Chile; “Scale up of starch-fibers films by tape-casting” por el Dr. João Borges Laurindo de la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil; “Aplicación de recubrimientos activos en alimentos” de la Dra. Begoña Giménez Castillo de la Universidad de Santiago de Chile; y “Uso de almidones de productos andinos como matriz polimérica de recubrimientos comestibles” de la Dra. Magda Ivonne Pinzon Fandiño de la Universidad del Quindío, Colombia.

El seminario internacional contó con el auspicio de la Dirección de Extensión de la UBB a través del proyecto de Extensión Académica Universitaria PREAUS-05-2015 ; la Dirección de Investigación; Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos; Departamento de Ingeniería en Alimentos, Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos, y del propio Grupo de Investigación de Biopolímeros en Alimentos (GIBA).

El seminario ha sido una instancia para la discusión de nuevas técnicas y métodos de investigación, y lo más importante, para el intercambio de experiencias en torno al uso y aplicaciones de materiales biopoliméricos en las industrias de alimentos. Discutir sobre el desarrollo de recubrimientos, películas activas y funcionales, y sus potenciales aplicaciones en la industria de alimentos, nos ha permitido reunir a distinguidos investigadores internacionales y nacionales, académicos, profesionales del área de alimentos y estudiantes de pre y postgrado, lo que contribuye a enriquecer la formación de nuestros alumnos principalmente, y el intercambio de información tan común en estos días, pero donde la relación personal se ve enriquecida con estas actividades.