Pedagogía en Educación Parvularia UBB relevó marco para la Buena Enseñanza en su día profesional y 47° aniversario

El acto se desarrolló en dependencias del Campus La Castilla y fue presidido por la decana (s) Rosa Díaz Chavarría junto con la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías; y la participación de académicas y académicos de la carrera, estudiantes y los profesionales de la Seremi de Educación del Biobío, Héctor Aguilera Urrutia y Ricardo González Araneda, quienes brindaron un charla sobre el Sistema de Desarrollo Profesional Docente implementado por la Ley 20.903.

El jefe del Departamento de Educación de la Seremi de Educación del Biobío, Héctor Aguilera Urrutia se refirió al Sistema de Desarrollo Profesional Docente, creado mediante la Ley 20.903.

Según se indicó, la implementación de la Ley 20.903 permitirá mejorar paulatinamente las condiciones para el ejercicio docente, contemplando una nueva escala de remuneraciones acorde a distintos niveles de desarrollo profesional y del aumento de horas no lectivas. Se trata de una política integral que aborda desde el ingreso a las carreras de pedagogías hasta el desarrollo de la carrera profesional. La idea es garantizar el derecho a una educación de calidad para todos los niños y jóvenes del país.

A la actividad, también concurrió la coordinadora del Sistema de Desarrollo Profesional Docente y secretaria técnica de Comités Locales de Desarrollo Profesional Docente, Elsa Becerra.

En tanto, el coordinador regional de Educación Parvularia de la Seremi de Educación del Biobío, Ricardo González Araneda, explicó que el Marco para la Buena Enseñanza de Educación Parvularia es una pieza clave en la Reforma del sector. “No contábamos con un marco específico porque el existente se orientaba a evaluar el desempeño de profesores de enseñanza básica y media, y lo cierto es que la Educación Parvularia posee una identidad propia, características particulares, un currículum distinto y objetivos de aprendizaje establecidos en la Ley General de Educación”, comentó.

Ricardo González Araneda expresó que el Marco para la Buena Enseñanza de Educación Parvularia es una herramienta específica para dicho sector, con criterios y descriptores propios en los cuatro dominios: la preparación de la enseñanza; la creación de ambientes propicios para el aprendizaje; la enseñanza de una Educación Parvularia diversificada y la responsabilidad y compromiso con el desarrollo profesional.

“El mejoramiento de la calidad de la Educación Parvularia pasa por tener buenos profesionales; educadoras de párvulo que desplieguen un buen desempeño profesional frente a los niños. ¿Cómo medimos esa calidad profesional? Con un instrumento científico, riguroso, objetivo y ese es el marco para la buena enseñanza. Las nuevas profesionales se incorporarán a un escenario muy distinto, porque las educadoras de párvulo de colegios municipalizados, quienes fueron las primeras que se encasillaron, tuvieron que someterse a una evaluación docente que no era específica para este nivel”, ilustró el coordinador regional.

La Dra. Carolina Flores Lueg, en representación de la directora de Escuela, Carmen Mena Bastías y de las académica de la carrera, valoró las charlas brindadas por los profesionales de la Seremi de Educación del Biobío y destacó el contexto en que se dieron, a propósito del 47° aniversario de la carrera y de la semana conmemorativa de la Educación Parvularia.

“Sin duda, durante casi medio siglo de historia, la carrera ha contribuido a la formación de educadoras de párvulo altamente comprometidas con su labor profesional, capaces de promover procesos educativos de calidad, focalizados hacia el desarrollo integral de los párvulos, teniendo en consideración el aporte fundamental de la familia y las necesidades de los contextos escolares, donde les ha tocado desarrollar su labor docente. También es necesario enfatizar que la formación que hemos procurado entregar a nuestras tituladas, no solo ha tenido como propósito proveer construcción de conocimiento y saberes pedagógicos propios de la labor docente para la educación infantil, sino que al mismo tiempo, la preocupación ha estado centrada en promover el desarrollo de aquellas cualidades humanas indispensables para el ejercicio de una labor docente de calidad”, aseguró la académica Flores Lueg.

En este sentido, la Dra. Carolina Flores hizo hincapié en la importancia de la “pasión por enseñar”, una de las cualidades fundamentales para desarrollar con excelencia el trabajo educativo. Asimismo, felicitó a las estudiantes de la carrera quienes participaron activamente en la serie de actividades previstas durante la semana aniversario.




Red Colaborativa de Formación de Educación Parvularia consolida trabajo en III Seminario de Investigación de Pregrado

La Red impulsada por la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la Universidad del Bío-Bío, vivenció su tercer seminario de investigación organizado en esta oportunidad por la Universidad Adventista de Chile. Las egresadas Carla Caballero López y Paulina Santana Muñoz dieron cuenta de la investigación sobre “Nivel de competencias que poseen las Educadoras de Párvulos de Primer y Segundo Nivel de Transición, frente al uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en el desarrollo de experiencias de aprendizaje en el aula”, trabajo en fue fueron dirigidas por la académica, Dra. Carolina Flores Lueg.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías, destacó que el seminario fue la ocasión propicia para “difundir las investigaciones de pregrado que se gestan al interior de las carreras que conforman la Red, al tiempo que se permite socializar las experiencias investigativas junto con motivar a las estudiantes y docentes en el desarrollo de esta área”.

Las egresadas UBB Carla Caballero López y Paulina Santana Muñoz, compartieron los alcances de su investigación junto a sus pares y académicas de la Universidad Adventista de Chile, Universidad Católica de la Santísima Concepción, Universidad Andrés Bello y Universidad San Sebastián.

Según expresó la académica Carmen Mena Bastías, la Red Colaborativa de Centros de Formación de Educación Parvularia, nació al alero de la UBB en respuesta a la necesidad de fortalecer y profundizar la investigación en la disciplina. “El Seminario de Investigación de Pregrado sintoniza con uno de los objetivos fundamentales de nuestra Red. Por ahora, nos encontramos en el primer año de investigación de un proyecto que hemos denominado -Sentido y significado del juego en el primer ciclo de la Educación Parvularia. Una mirada desde el rol de la Educadora de Párvulos-“, explicó la directora de Escuela.

Investigación del Juego

Carmen Mena Bastías señaló que la investigación en curso tiene como propósito investigar el rol que cumple la Educadora de Párvulos en el juego, un recurso que precursores de la Educación como Federico Froebel, María Montessori o las hermanas Rosa y Carolina Agazzi, siempre consideraron como una estrategia metodológica por excelencia.

“Queremos desentrañar cómo se está llevando a cabo el juego, cuáles son los espacios, cuál es el rol que cumple la Educadora de Párvulos dentro del juego, entre otros aspectos. Esto obedece a un compromiso que asumimos con JUNJI e Integra. Es así como en este trabajo investigaremos el primer ciclo que abarca hasta los 3 años de edad, y posteriormente abordaremos el segundo ciclo entre los 3 y 6 años”, ilustró Mena Bastías.

El equipo de investigadoras compuesto por educadoras de las 5 universidades que conforman la Red, se encuentra visitando distintos jardines infantiles de Chillán y Concepción donde proyectan trabajos de focus group, entrevistas, observación participante, entre otras metodologías de recolección de información.

“Lo interesante es que investigamos en los contextos reales y por eso es que estamos muy agradecidas de nuestras colegas, quienes han sido muy generosas con el equipo de investigadoras, pues nos abren las puertas de los jardines y comparten sus dinámicas y trabajos. Nuestro compromiso es hacer capacitación en torno al juego, porque ocurre que en ocasiones las educadoras de párvulo se encuentran sin referentes en esta materia; muchas actividades se realizan espontáneamente porque no existe gran variedad de capacitaciones en torno al juego”, advirtió Carmen Mena.

La directora de la Escuela de Educación Parvularia valoró el que JUNJI e Integra reincorporen activamente el juego como estrategia metodológica. “Estimamos que algunos jardines infantiles se habían estructurado demasiado y eso es en cierto modo limitante para los niños. Los nuevos jardines consideran espacios diferentes, con nueva distribución; hay un espacio anexo con mesa y silla, pero la sala de actividades es más amplia. No podemos centrarnos exclusivamente en espacios con mesa y silla promoviendo solo el desarrollo de habilidades matemáticas y de lenguaje”, comentó la académica UBB.

La académica Carmen Mena Bastías destacó además que la carrera se encuentra habilitando una sala espejo con fines de experimentación, donde las estudiantes UBB puedan aplicar y demostrar sus competencias, y al mismo tiempo se invitará a actores del sistema educativo para que concurran con niños y niñas de jardines infantiles para que empleen la sala y de este modo poder observar cómo se trabaja el juego, e identificar las estrategias más relevantes que han logrado levantar en sus lugares de trabajo, lo que está condicionado por el contexto, los propios niños y una serie de elementos adicionales.

Fotografías: Universidad Adventista de Chile




Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia UBB aporta 26 nuevas profesionales de la educación

La directora de Escuela, académica Carmen Mena Bastías, destacó la relevancia de la Educación Parvularia, que asume el desarrollo de niños y niñas entre cero y 6 años, etapa clave en la estimulación, formación y desarrollo de habilidades y capacidades cognitivas.

El acto de titulación, realizado en la Sala Schäfer, fue presidido por la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías; el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo; el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Álvaro González Concha; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez, académicas de la carrera y familiares de las egresadas.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías, destacó que para el equipo de académicas de la carrera constituía un honor titular a un nuevo grupo de educadoras, las que sabrán llevar con orgullo el título profesional.

“La Universidad del Bío-Bío ha generado una formación inicial docente de calidad, entregando al sistema educadoras de excelencia, algo que es muy valorado por nuestros empleadores (…) Se sabe que durante los primeros años de vida se produce el mayor número de conexiones neuronales, y es aquí cuando los niños y niñas comienzas a asimilar conceptos básicos de democracia, cómo expresar deseos o tomar decisiones, entre tantos otros (…) Una buena educación parvularia permite reducir en un 5% la deserción escolar futura, especialmente en contextos vulnerables. Por eso es tan importante el otorgar una educación parvularia de calidad”, aseveró la directora de Escuela.

La académica Carmen Mena destacó que en mayo de 2016 se cumplió el primer aniversario de la aprobación de la ley que permitió crear la Subsecretaría de Educación Parvularia en Chile, al alero del Ministerio de Educación, un hito que grafica la relevancia y el valor de la Educación Parvularia.

“La Subsecretaría de Educación Parvularia  es la encargada de diseñar, coordinar  y gestionar las políticas públicas para el ciclo que va de cero a 6 años. Su puesta en marcha fue una de las medidas adoptadas bajo el contexto de reforma educacional y entre sus objetivos está entregar mayor relevancia a esta etapa que ha sido definida como crucial en el aprendizaje”, manifestó.

“La Universidad del Bío-Bío y esta carrera se han propuesto lograr que las profesionales que egresan sepan entregar educación de calidad, tanto para niños y niñas como para sus familias, avanzando en considerar las salas cuna y jardines infantiles como centros de aprendizaje y desarrollo de habilidades para la vida, como lo decía tan bien, María Montessori, otra de nuestras precursoras”, ilustró la académica Carmen Mena Bastías.

Tras la entrega de los diplomas de título, se procedió a la toma de juramento profesional, actividad dirigida por el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo.

En la oportunidad, también se hizo entrega de reconocimientos institucionales a las alumnas que destacaron durante su paso por la Universidad.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción académica del nivel de pregrado, recayó en Carla Caballero López, quien recibió el galardón de manos de la prorrectora Gloria Gómez Vera.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que reconoce el desarrollo integral del estudiante, fue para Mónica Muñoz Rojas. El subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel hizo entrega de la distinción.

El discurso de despedida en representación de la promoción fue brindado por Carla Caballero López, quien reconoció la importancia de los años formativos en la UBB.

La ceremonia solemne fue amenizada musicalmente por el Ballet Municipal de Chillán.




Destacan beneficios de una alimentación consciente y terapéutica

La nutricionista Ana María Vidaurre Latorre brindó la conferencia denominada “Alimentación Consciente y Terapéutica”, enmarcada en la línea de la nutrición integrativa, actividad que congregó a estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia y académicas de la carrera.

La conferencia fue organizada por alumnas de tercer año de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia junto con la académica Dra. Ana Gajardo Rodríguez. La iniciativa respondió al interés de las propias estudiantes por conocer y profundizar sobre un aspecto fundamental en el desarrollo y formación de niños y niñas.

Los alimentos naturales otorgan al organismo los nutrientes que realmente requiere y por tanto poseen facultades terapéuticas. Sobre esta premisa base, la nutricionista clínica Ana María Vidaurre, expuso su conferencia dando cuenta de diversos enfoques como la medicina occidental, la homeopatía, la medicina tradicional china, el ayurveda, el naturismo y la medicina biológica.

La conferencia se realizó en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la Universidad del Bío-Bío y fue presidida por la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías, académicas de la carrera y estudiantes.

Abordó igualmente del concepto de medicina integrativa, que en términos muy generales, integra a la medicina tradicional y los conocimientos de la medicina natural. Según explicó, la medicina integrativa considera al individuo en su integralidad, abarcando las dimensiones fisiológicas, psicológicas, nutricionales y sociales. En este contexto explicó que la enfermedad, en muchas ocasiones, surge como consecuencia de malos hábitos alimenticios y estilos de vida poco saludables.

La expositora consideró muy pertinente que estos temas sean conocidos por las futuras Educadoras de Párvulos, puesto que ellas desarrollan un vínculo muy estrecho con niños y niñas así como con los padres y familiares. De este modo, pueden oficiar como agentes socializadores y promotores de una alimentación más natural combinada con estilos de vida saludable.

“Los niños y niñas, sobre todo hasta los 7 años, aprenden observando a los adultos. Entonces, si se come cualquier cosa, los niños observan eso como lo adecuado y luego copian. Permanecer a diario 6 o 7 horas con los niños es una gran oportunidad para transmitir estos mensajes, en lo teórico, pero también en lo práctico. En algo tan sencillo como invitar a los niños y niñas, a sus padres, a que lleven una fruta y así compartimos una colación natural. O llevar manzanilla y hacer un agua de hierba, la idea es que las Educadoras de Párvulos tengan este conocimiento y lo puedan transmitir y compartir con los niños y sus padres”, ilustró.

Ana Vidaurre Latorre explicó que la alimentación natural no supone una postura rígida o inflexible que excluya de plano a algunos alimentos, pues reconoce que en torno a éstos giran muchas de las actividades sociales de las personas. “Esto no se trata de pensar que sólo debo consumir ciertos alimentos y otros no. La alimentación tiene una connotación social gigantesca, y así como se comparten cumpleaños, matrimonios, fiestas, durante la semana perfectamente podemos seguir cierta pauta, y también se puede concurrir a un cumpleaños o a un evento distinto y disfrutar de lo que se apetezca. La alimentación sana sí incluye un 20% de comidas que no son tan sanas o naturales. Eso hay que tenerlo en cuenta porque de otro modo las personas se resisten y piensan que debe ser algo demasiado estricto”, aseveró.

En términos muy simples, desde esta perspectiva se alienta a consumir alimentos menos procesados, con menores niveles de azúcar y sal. “Esta también es una invitación a cocinar más en el hogar. Es factible comprar harina integral, avena, semillas, miel y hacer nuestras propias galletas, nuestra propia granola, el propio pan o tortillitas que reemplacen el pan. Comprar las materias primas y cocinar en la casa lo más que se pueda”, aconsejó.

Ana María Vidaurre también precisó que no es del todo efectivo que esta apuesta implique un costo mayor de la alimentación. La clave está en saber buscar los productos en mercados, ferias o tostadurías, pues efectivamente algunos productos alcanzan un mayor precio en los supermercados. “Por ejemplo, un kilo de semilla de chía en un supermercado puede costar el triple de lo que cuesta en el mercado. Por eso es importante saber buscar. Lo otro es que hay que pensar que si opto por alimentos más naturales o menos procesados también dejo de comprar cereales procesados, bebidas, jugos, jamones o carnes que son caros. Entonces, la idea es dejar de comprar cosas que sí son caras y buscar opciones y lugares más económicos”, explicó.




Estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia lideran proyecto de Articulación de Niveles Educativos en escuelas de Chillán

Las estudiantes de la UBB implementaron una serie de proyectos que contemplaron el diseño, aplicación y evaluación de estrategias focalizadas en abordar la Articulación de Niveles entre Educación Parvularia y Educación Básica, en el marco de una iniciativa del Programa de Vinculación con el medio para docentes, dirigido por la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Carolina Flores Lueg.

Las experiencias alcanzadas por las estudiantes fueron compartidas en el marco de una jornada que congregó a académicas de la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia, presididas por la directora de escuela Carmen Mena Bastías; directivos del DAEM de Chillán representados por el jefe de la Unidad Técnica, Juan Sáez Schnake, y educadoras de párvulos de distintas escuelas y jardines infantiles de dependencia municipal.

La Dra. Carolina Flores Lueg explicó que los proyectos desarrollados por las estudiantes de tercer año, en forma grupal, y en el marco del Taller de Articulación de Niveles Educativos, implicaron la formulación de un diagnóstico, planificación, implementación y evaluación de una propuesta de intervención en un centro educativo focalizada en promover la articulación entre los niveles de  Educación Parvularia y  Educación Básica. “Durante la ejecución, las estudiantes debieron asistir en forma autónoma al establecimiento, ejecutaron las acciones programadas, interactuaron directamente con los actores externos, junto con evaluar y registrar evidencias de cada actividad desarrollada”, ilustró la académica.

“El Proyecto de Intervención se transformó en una instancia altamente significativa para el logro de aprendizajes en las estudiantes, pues nos solo buscó que ellas fuesen capaces de asociar e  integrar todos los contenidos vistos en clases sino que, al mismo tiempo, esta actividad promovió el desarrollo de una serie de capacidades,  habilidades y actitudes, entre ellas: gestionar, liderar, planificar, organizar, ejecutar, evaluar,  crear, comunicar ideas en forma oral y escrita, trabajar colaborativamente, valorar y respetar. Asimismo, se buscó favorecer la autonomía en el aprendizaje y la reflexión crítica.  En consecuencia este  proyecto tiene un alto impacto en el proceso formativo de las estudiantes”, explicó la Dra. Flores Lueg.

La Dra. Carolina Flores recordó que el año 2004 se aprobó la Resolución Exenta 11.636, donde se explicita que los establecimientos educacionales que cuenten con el nivel de educación parvularia deberán desarrollar actividades técnico-pedagógicas destinadas a mejorar la articulación entre el currículo de este nivel educativo con el de enseñanza básica, por lo que el desafío es continuar avanzando en la implementación de estrategias que faciliten la transición de los niños y niñas desde un nivel a otro, sobre todo desde los jardines infantiles a las escuelas, e igualmente al interior de las mismas escuelas entre los distintos niveles, entendiendo que el proceso de aprendizaje es progresivo.

Las estudiantes Natalia Soto y María Ignacia Guajardo realizaron su intervención en la Escuela Juan Madrid Azolas, y advirtieron que la Articulación de Niveles Educativos era un tema muy presente en la comunidad académica del centro educativo.

“Implementamos talleres para reflexionar acerca de la articulación. Pudimos confirmar que las educadoras tomaban muy en serio y estaban muy comprometidas con el tema porque veían la articulación de niveles educativos como una necesidad. Hay un compromiso con los niños y niñas para que este proceso sea lo menos complejo. Lo grato es ver que la teoría finalmente se lleva a la práctica. Comprobamos que las materias y documentos que leemos y analizamos en la Universidad, sí se pueden llevar a la práctica porque tenemos el caso de esta Escuela. Las educadoras también nos daban ideas sobre cómo nosotras podíamos realizar actividades de articulación una vez que seamos profesionales”, explicaron las jóvenes.

Por su parte, las estudiantes María José Lastra y Alejandra Carreño a partir del diagnóstico elaborado, se propusieron informar y sensibilizar sobre la articulación de niveles educativos, profundizando los contenidos de la Resolución Exenta 11.636 con las educadoras del establecimiento escolar en que realizaron su proyecto.

“Comprendimos que para llevar a cabo un proceso de articulación es muy necesario tener comunicación con todos los agentes que se vinculan con la educación de los niños. Por ejemplo, si vamos a hacer articulación con otro establecimiento, debemos ponernos de acuerdo con las educadoras de ese establecimiento, o si es dentro de nuestros establecimientos, ponernos de acuerdo con la profesora de primero básico, pues en algunas escuelas esa relación no se da. Eso nos pone en alerta sobre lo que será nuestro desempeño posterior como profesionales, porque tenemos que ser capaces de lograr experiencias significativas en las que los niños puedan potenciarse y alcanzar una coherencia de aprendizaje en ellos”, describieron.

De igual modo, María José Lastra y Alejandra Carreño destacaron que resulta fundamental complementar las experiencias de articulación con un trabajo con las familias, puesto que niños y niñas llevan este proceso a sus casas, y los padres pueden aportar importantes antecedentes a modo de retroalimentación.

Durante la jornada, el director de la Escuela La Castilla, contigua al Campus La Castilla de la UBB, profesor Marcos Contreras Ortiz, valoró el trabajo realizado por las estudiantes de la Universidad, pues supone un insumo importante para la gestión educativa.

“La articulación entre los jardines infantiles y las escuelas es muy necesaria, así como la articulación entre kínder y primero básico, o entre los ciclos básicos y de enseñanza media, de manera que la relación de debe concebir en forma continua. El trabajo que hicieron las jóvenes fue muy asertivo porque nos permitió aclarar aspectos de la Resolución Exenta 11.636”, expresó el directivo.

Por su parte, el jefe de la Unidad Técnica del DAEM de Chillán, Juan Sáez Schnake, manifestó su reconocimiento a la académica Dra. Carolina Flores Lueg y a las estudiantes de la UBB, en atención a que se logró coronar con éxito una experiencia significativa en el ámbito de la educación inicial.

“Creo que ahí está la clave; es sabido que mientras antes avancemos en materia educativa, los resultados serán mejores. Es necesario implementar mecanismos de articulación entre sala cuna y jardín, jardín-escuela, o al interior de la misma escuela porque eso nos augura, eventualmente, que los aprendizajes iniciales sean más provechosos”, explicó Sáez Schnake.

“El aporte de las alumnas de la UBB resulta muy valioso para el diagnóstico que nosotros tenemos que hacer como sistema educativo, para el seguimiento de los mismos y para el conocimiento de nuestra realidad. Es una mirada externa que nos permite precisar lo que estamos haciendo bien o aquello que se debe mejorar. Me da la impresión que estamos en una etapa inicial muy trascendente desde el punto de vista del compromiso de la Universidad con la educación municipal de Chillán. Creo que la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia ha hecho carne el convenio de colaboración existente entre la UBB y la Municipalidad de Chillán”, aseguró el jefe de la Unidad Técnica del DAEM de Chillán, Juan Sáez Schnake.




Red de Educadoras Guías de Práctica Profesional y Pedagógicas UBB proyecta desafíos de 2017

La recientemente conformada Red de Educadoras Guías de Práctica Profesional y Pedagógicas de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia UBB, desarrolló una jornada de trabajo con el propósito de recabar información relevante de parte de las educadoras guías, junto con aportar los principales lineamientos del quehacer académico e investigativo.

La actividad se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades y reunió a académicas de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Mg. Carmen Mena Bastías, Mg. Patricia Arteaga González, Dra. Carolina Flores Lueg, Mg. Lucía Navarrete Calderón, y a educadoras guías de práctica profesional y pedagógicas de distintos centros educativos de Ñuble.

En la oportunidad, la académica Mg. Patricia Arteaga González orientó un trabajo sobre Reflexión y Evaluación de Práctica de las Estudiantes UBB. En tanto, la Dra. Carolina Flores Lueg dirigió un taller de identificación de problemáticas de cara a coordinar futuras investigaciones.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Mg. Carmen Mena Bastías, recordó que la Red tiene como principal objetivo promover la relación bilateral entre las Educadoras Guías y la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, por medio de una alianza estratégica y un trabajo colaborativo de carácter sistemático que contribuya al fortalecimiento de ambas partes.

“La Red busca generar una dinámica de trabajo colaborativo entre nuestra Escuela y los centros educativos donde nuestras estudiantes realizan sus prácticas pedagógicas y profesionales. Nos interesa brindar capacitaciones a las educadoras guías, de acuerdo a las necesidades que ellas expresen, aportando conocimiento teórico y académico de vanguardia. De este modo también logramos que los centros educativos sintonicen con las nuevas didácticas educativas que entregamos a las alumnas en la Universidad. Así las educadoras guías conocen de nuestro trabajo y enfoques y logran mayor claridad y pertinencia a la hora de orientar y guiar a nuestras estudiantes en práctica”, precisó la académica Mena Bastías.

Durante la jornada se aplicaron distintos cuestionarios a las participantes tendientes a levantar información acerca de las necesidades de capacitación, así como sus percepciones e inquietudes respecto del actual desarrollo y características del proceso de práctica. Además, se indagó respecto de las actividades de investigación que podrían emprenderse en forma conjunta a partir del próximo año. “Queremos investigar en función del quehacer práctico de cada profesional. Es decir, una educadora puede investigar sobre su propia práctica; sobre las innovaciones que estamos iniciando en la carrera, y poder publicar esas experiencias. Queremos tener un diálogo muy cercano con las colegas para que este proceso fluya y se logren avances importantes”, expresó la directora de Escuela, Mg. Carmen Mena.

La académica Carmen Mena hizo hincapié en la importancia del rol de las educadoras guías, pues serán ellas quienes aportarán sus percepciones respecto de las fortalezas y debilidades que aprecian en el tipo de educación aportada por la UBB a las alumnas futuras profesionales.

Las Educadoras de Párvulo, Daniela Cárcamo y Patricia Toledo, del Jardín Eduardo Frei de Chillán Viejo destacaron el espacio de reflexión que se genera a partir de la Red, pues permite a las profesionales analizar sus propias prácticas pedagógicas, proponer eventuales mejoras al enfoque de la formación universitaria, y recibir insumos teóricos que les permiten actualizarse profesionalmente.

“Este espacio es muy beneficioso, tanto para la Universidad como para nosotras como educadoras guías, porque podemos lograr criterios comunes para guiar a las estudiantes que realizan sus prácticas pedagógicas y profesionales. Entonces, cuando las profesoras de la Universidad nos soliciten que evaluemos un área, nosotras tendremos mayor claridad sobre ello. De ese modo, el aprendizaje de las alumnas se facilita y se vuelve más fluido”, expresaron las profesionales.

“Las estudiantes de la UBB tienen un sello y su formación se representa en el día a día. Asimismo, quieren aplicar lo que ellas han adquirido en la Universidad pero también están muy dispuestas a aprender, porque la Universidad entrega muy bien la parte teórica, pero el estar en el aula es diferente”, aseveraron las educadoras de párvulos.

Daniela Cárcamo y Patricia Toledo también destacaron las opciones de capacitación que abre la Red, logrando así un interesante ejercicio de retroalimentación mutua.

En tanto, las educadoras Carmen Gloria Rivera y Davidia Santana del Colegio The Wessex School, valoraron la conformación de la Red en el sentido que les permitirá contar con criterios más precisos a la hora de realizar evaluaciones.

“Normalmente, recibíamos alumnas en práctica y sabíamos que debíamos evaluar de acuerdo a una pauta, pero esto nos parece excelente porque permitirá un consenso para guiar a las jóvenes, porque las profesoras de la Universidad también podrán acoger las visiones de nuestro quehacer diario en el aula; pues las académicas no están expuestas a esa realidad y nosotras sí, entonces se dará un muy buen complemento”, expresaron.

Las profesionales recalcaron que la Red también permitirá comprender de mejor modo los énfasis de los respectivos procesos de práctica, que en la carrera comienzan tempranamente en primer año. “Así, nosotras podemos guiar y ayudar más efectivamente a las jóvenes, y comprender mejor las pautas de evaluación, el estilo de planificación, entre otros aspectos. Un aspecto muy importante es la teoría que las estudiantes adquieren en la Universidad, pero luego se encuentran con otra realidad en los jardines, y estimamos que esa combinación es la que se debe trabajar desde aquí”, manifestaron las educadoras de párvulos.

A su vez, la educadora de párvulos Valeria Cerda, quien se desempeña en el jardín infantil El Osito de Fundación Integra, coincidió en que la Red será un espacio de enriquecimiento y colaboración mutua.

“Fui invitada a ser parte de la red, y creo que es muy importante porque nos aporta lineamientos comunes a las instituciones que recibimos alumnas en práctica. Las alumnas aportan mucho y nosotros como instituciones también contribuimos. Como educadoras guías debemos orientar a las jóvenes y darles más posibilidades para que ellas se puedan desempeñar, demostrar y aplicar lo que han aprendido en la Universidad. Cada institución educativa trabaja de distintas formas, de manera que la Red es importante pues permitirá a las alumnas ingresar a los centros de práctica con una orientación más específica respecto del trabajo que ahí se desarrolla”, expresó la profesional.




Seminario de educación valórica reunió a profesionales y estudiantes en la UBB

Más allá de lo académico, la formación educativa apunta al desarrollo de las personas. La Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la Universidad del Bío-Bío incentivó a resaltar esos ejes.

Bajo el título “Ejes Transversales y Calidad de la Educación en el Desarrollo Humano”, se desarrolló el segundo seminario para profesionales, estudiantes de educación media y universitaria. La actividad, corresponde a un proyecto de Extensión y estuvo coordinada por la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la Universidad del Bío-Bío, en conjunto con Servicios Educacionales Paz Vida.img_20161104_133527

La versión de esta reunión en 2015 tuvo resultados muy promisorios en torno a la formación de los estudiantes para el análisis de temas ajenos a la enseñanza académica formal. Por lo mismo, la instancia de conversar acerca del desarrollo personal, los valores, la convivencia, el liderazgo efectivo, el respeto por la diversidad y la felicidad del ser humano.dscn1069

Las alianzas alcanzadas con diferentes agentes educativos de la comunidad, el apoyo brindado por Servicios Educacionales Paz Vida y la participación entusiasta de la Red de Estudiantes por la Paz, permitieron un evento significativo que dejó huellas en los asistentes.

Participaron centros educacionales de distintas ciudades del país colmo Valdivia, Temuco y algunas comunas de la Región Metropolitana.

Patricia Arteaga, jefa del proyecto que integran además las académicas Lucia Navarrete y Carmen Mena, directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, relató que impulsar esta necesidad ha demandado muchos esfuerzos por salir de lo netamente academicista. “La formación del ser humano no es solamente llenarnos de contenidos, sino también desarrollar otras habilidades blandas y desarrollarlos también a ellos íntegramente en el tema valórico”, expresó.img_20161103_105200

Alejandra Jiménez, profesora de Filosofía y Magister en Educación, visitó la actividad desde Temuco junto a un grupo de profesionales de las Ciencias Sociales. Presentó sus avances de investigación.

“Llevo muchos años trabajando en el área de desarrollo humano y éstos son temas centrales, mucho más que centrarse en lo cognitivo o en el éxito, en la escuela se debe aprender a convivir y eso también permea mucho mi trabajo, que es preferentemente en la ética profesional”, confesó.img-20161107-wa0000

 

img_20161103_103437 img_20161103_101505 img_20161103_095824 dscn1060 dscn1068 dscn1065 dscn1062




Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia UBB constituye red pionera de Educadoras Guías de Práctica Profesional y Pedagógicas

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Mg. Carmen Mena Bastías, lideró acto de firma del Protocolo de Conformación de la Red de Educadoras Guías de Práctica Profesional y Pedagógicas de dicha carrera. Iniciativa es parte de un  proyecto FAPE que también integran las académicas del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Carolina Flores Lueg, Mg. Patricia Arteaga González y Mg. Lucía Navarrete Calderón, y la Dra. Ana Gajardo Rodríguez, docentes del área de especialidad de la carrera.

“Promover la relación bilateral entre las Educadoras Guías y la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, por medio de una alianza estratégica y un trabajo colaborativo de carácter sistemático que contribuya al fortalecimiento de ambas partes”, es el principal objetivo de la recientemente constituida Red de Educadoras Guías de Práctica Profesional y Pedagógicas de la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia de la UBB, según expresó la directora de Escuela, Mg. Carmen Mena Bastías.

“Esta Red debe estar conformada por Educadoras Guías de excelencia, pues como Universidad del Bío-Bío tenemos el desafío de velar por la calidad de la formación que reciben nuestras estudiantes en todos los ámbitos, donde las prácticas pedagógicas y la práctica profesional se transforman en un escenario formativo fundamental para cumplir con dicho propósito. En consecuencia, el aporte que realizan las Educadoras Guías y la oportunidad que brindan a las alumnas para formarse durante su paso por los centros educativos adquiere una relevancia crucial”, describió la directora de Escuela, Carmen Mena Bastías.

La académica Mena Bastías expresó que para cumplir con este propósito se contempla la implementación de estrategias focalizadas principalmente en la generación de espacios que inciten a la reflexión crítica en torno a los procesos formativos, valoración del desempeño de las estudiantes en los centros de práctica, monitoreo de las competencias declaradas en el Perfil de Egreso, reconocimiento formal a la labor de las Educadoras Guías, entre otros aspectos relevantes para la carrera.

“Igualmente, buscamos detectar intereses de capacitación y/o apoyo académico que las educadoras requieran, y sobre la base de esos resultados, diseñar e implementar estrategias que contribuyan a dar respuesta a sus necesidades, para de este modo, fortalecer el acompañamiento directo que estas profesionales emprenden cuando tienen a una estudiante de la carrera bajo su responsabilidad”, explicó la directora de Escuela.

Durante estos días se proyecta la elaboración de un plan de trabajo que se presentará a la Red este mes de noviembre, donde también se pretende rescatar las necesidades de capacitación y formación que expresen las integrantes de la Red, que se encuentra formada en gran parte por exalumnas de la carrera, de manera que se abren múltiples opciones de colaboración con el Centro de Tituladas de Pedagogía en Educación Parvularia de la UBB.

“La conformación de la Red es una iniciativa que beneficia a todos los actores, pues mediante ella realizamos un reconocimiento formal a nuestras Guías de Práctica Profesional que realizan una tarea fundamental, por lo que nos interesa que ellas participen y asistan a las actividades académicas que se programen en el marco de la Red. Asimismo, tributamos al concepto de vinculación bidireccional con el medio, pues aportamos en la búsqueda de soluciones a las necesidades de capacitación y formación expresadas por las Guías de Práctica Profesional, y al mismo tiempo nos beneficiamos como Escuela, pues ello contribuirá a mejorar el proceso de formación de nuestras estudiantes”, destacó Carmen Mena Bastías.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena, hizo hincapié en la relevancia del rol de las Educadoras Guías, pues ellas colaboran activamente en el proceso formativo de las estudiantes que tienen bajo su responsabilidad, al constituirse en referentes de buenas prácticas docentes. Asimismo, comparten las experiencias exitosas y contribuyen desde sus conocimientos y experiencias al mejoramiento de la formación disciplinar.

En esta línea, se espera contribuir en forma sistemática con actividades de perfeccionamiento, capacitación, charlas, seminarios, de acuerdo a las necesidades planteadas por las educadoras participantes.

Amplia valoración profesional

Las profesionales concurrentes valoraron el propósito y sentido que se pretende imprimir a la Red y se mostraron dispuestas a colaborar en todo aquello que permita fortalecer la disciplina. Ello se evidencia en las expresiones formuladas en forma anónima, en el instrumento de evaluación de este primer encuentro.

“Mi expectativa es colaborar con la Red; compartir prácticas, nutrirme de otras colegas y alinearnos con el rol de la educadora. Me afana ser un real aporte y contribuir a todos los cambios y funciones que debemos ejercer como Educadoras de Párvulos”, comentó una de las participantes.

“Las expectativas son amplias y variadas para lograr mejorar nuestro rol y apoyar a las futuras Educadoras de Párvulos en beneficios de niñas y niños. En ocasiones vivimos en una burbuja y no nos damos cuenta de nuestros errores o cómo se trabaja en otros centros”, aseveró otra de las concurrentes.

“La Red de Educadoras Guías de Práctica es una red necesaria para fortalecer el trabajo docente. Debemos contribuir a la profesionalización del rol de la Educadora de Párvulos como agente transversal en el proceso educativo. Esta tarea nos demanda un mayor compromiso de todas quienes formamos parte de este grupo imprescindible en la formación inicial en Chile”, valoró una de las Educadoras de Párvulo asistentes al acto de conformación de la Red.

“La Red de Educadoras Guías de Práctica es fundamental para apoyar la formación de futuras educadoras, además de ser un apoyo y permitir el aprendizaje constante, en donde tanto la alumna en práctica como las Educadoras Guías pueden ir enriqueciendo su quehacer diario en beneficio de los alumnos que tienen a su cargo”, concluyó otra de las profesionales de la educación parvularia.




Académica UBB conoce experiencias de universidades de Barcelona y de Valladolid sobre enseñanza del Arte a nivel parvulario

Conocer nuevas estrategias referidas a la enseñanza del arte y las expresiones plásticas en el nivel parvulario, e incorporar algunas de ellas en el marco de la asignatura de Taller de expresión plástica en el párvulo, fue uno de los principales objetivos de la visita académica realizada por la docente del Departamento de Ciencias de la Educación y de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Lucía Navarrete Troncoso, a la Universidad de Barcelona y a la Universidad de Valladolid, España.

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Lucía Navarrete Troncoso, visitó en calidad de invitada la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona, específicamente el Programa de estudios de Doble Grado en Maestro en Educación Infantil y Maestro en Educación Primaria.

Igualmente pudo conocer las fundaciones del arte Catalán del Siglo XX, Antoni Miró, Antonio Tapies, Fundación Suñol, y el Centre d’Arts Santa Mónica y sus programas de talleres de Educación y actividades familiares. Igualmente, visitó el Museo de Arte Contemporáneo y Museo Nacional de Cataluña. En dicho periplo contó con la asesoría y guía de la coordinadora d’Arts del Ayuntamiento de Santa Mónica, Centre de la Creativitat, Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Lorena Louit Venegas.

En su paso por la Universidad de Barcelona, la académica Lucía Navarrete se entrevistó con la alumna de la Carrera de Pedagogía en Educación Parvularia UBB, Camila Seguel González, quien realiza una pasantía en dicha casa de estudios, que también considera el aprendizaje del idioma Catalán.

La académica Lucía Navarrete destacó que la enseñanza y vinculación de niños y niñas con el Arte desde la primera infancia, debe reforzarse y estimarse como una tarea prioritaria, pues favorece y estimula la libre expresión de las ideas, emociones y percepciones, impactando directamente su motivación por el aprendizaje. En este sentido, el desafío de las educadoras de párvulo, según expresó la académica Navarrete Troncoso, pasa por seleccionar conocimientos pertinentes al contexto socio cultural de los niños y niñas, que les permitan construir una identidad común e individual.

“Generalmente se ha privilegiado la preparación de nuestros jóvenes en asignaturas tradicionales como Lenguaje y Matemáticas. Sin embargo, no se visualiza que la inclusión del Arte constituye una formación verdaderamente integral. Nuestras estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia deben ser capaces de estimular estas habilidades en niñas y niños, y por ello es que estimamos tan relevante fortalecer la expresión plástica a nivel de párvulos”, expresó la académica.

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, hizo hincapié en las notables contribuciones de la enseñanza artística en niños y niñas favoreciendo el desarrollo de su personalidad, en lo emocional y cognitivo.

Es así como se potencia en las estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia la sensibilidad estética, y se les invita a redescubrir sus barrios, comunas y territorios de origen, donde es posible rescatar y poner en valor el trabajo de artesanos, alfareros, talabarteros, tejedoras, entre otros cultores.

Asimismo, en su paso por Barcelona, la académica Lucía Navarrete pudo vincularse con el artista chillanvejano Víctor Ramírez, quien reside en la ciudad Condal desde 1975. El artista plástico impresionista, de dilatada trayectoria, ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en salones de España, Holanda, Dinamarca, Alemania, México y Francia, entre otros países. En Chile ha exhibido sus obras en la Casa del Arte de la Universidad de Concepción, donde realizó parte de sus estudios. Víctor Ramírez mantuvo un estrecho contacto con el poeta Gonzalo Rojas, logrando ilustrar diversos libros del escritor.

Como parte de sus más recientes exposiciones, Víctor Ramírez dio vida a “Una visión de Pablo Neruda”, en conjunto con el fotógrafo catalán Antonio Gálvez, quien fotografió a Neruda en blanco y negro, cuanto el vate era embajador de Chile en Francia. La muestra se presentó en la Sala “Provincia” de la Diputación de Huelva (España), y por estos días hace lo propio en la Caja de Exposiciones de la Caja Rural, en la Plaza de la Magdalena en Sevilla, con el auspicio de la Diputación de Sevilla y del Cónsul de México en dicha ciudad.

La académica Lucía Navarrete expresó que el artista Víctor Ramírez visitaría la ciudad durante el próximo año, ocasión en que espera invitarle a la UBB para desarrollar alguna actividad artística junto a la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia.




Académicas UBB apoyan a educadoras de Ñuble en la creación de textos para facilitar aprendizaje lector de niños y niñas

Profesoras y educadoras de párvulo de las 21 comunas de Ñuble participaron en el seminario taller convocado por el proyecto de Extensión relevante denominado “UBB: Aportando a la creación colectiva de textos infantiles para favorecer el aprendizaje de la lectura inicial en la Provincia de Ñuble”.

El proyecto es liderado por la académica del Departamento de Ciencias Sociales y Directora de la Escuela de Psicología, Dra. © Ingrid Quintana Avello, en estrecha colaboración con la académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Dra. Mónica Cardona Valencia; las académicas del Departamento de Ciencias de la Educación Mg. Patricia Arteaga González y Mg. Carmen Mena Bastías; y la profesional del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico Mg. Raquel Aburto Godoy.

El objetivo principal del proyecto apunta a favorecer el aprendizaje de la lectura. Para ello, el equipo coordinador, ha hecho extensiva la invitación a profesores/as de las distintas comunas de Ñuble para que, previa capacitación, sean autores de textos que releven aspectos identitarios y culturales de las comunidades escolares donde están insertos y, a la vez, promover que estos textos estén diseñados con un nivel de dificultad acorde al desarrollo evolutivo de los estudiantes que están en el proceso de aprender a leer. El producto esperado es un libro digital de distribución gratuita y que se espera sea útil como parte del Plan Lector en los centros educativos de la Provincia y la Región.

Durante el seminario taller, el equipo de la Universidad del Bío-Bío aportó elementos teórico-prácticos destinados a facilitar por una parte, la reflexión crítica sobre las formas tradicionales de trabajo en aula para, posteriormente, iniciar el trabajo práctico de elaboración de textos, actividad que se desarrolló en los laboratorios de computación de la UBB en  la plataforma virtual, a cargo de la profesora e Ingeniero en Informática Mg.Raquel Aburto Godoy.

En el contexto de la Jornada Seminario, el director del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Héctor Cárcamo Vásquez, expuso la ponencia denominada “Cultura e identidad. Problematizando conceptos totales y sus partes como insumo para la elaboración de textos infantiles”.

“Desde mi punto de vista, lo central para que estos profesores puedan elaborar textos en la orientación de lo identitario y lo cultural a nivel local, es que se centren en la práctica social de los agentes. Que no piensen tanto en las tradiciones y las costumbres como algo instalado, porque de lo contrario reproducimos lo mismo que se viene dando. Es clave, desde mi punto de vista, destacar cómo los sujetos ocupan el espacio, cómo construyen su vida en el mundo y hacen el mundo; la práctica social concreta. Si somos capaces de relevar esos aspectos podemos llegar a los elementos culturales identitarios”, aseveró el académico.

El Dr. Cárcamo Vásquez expresó que dichos textos pueden constituir una herramienta política importante de transformación social en los espacios locales, y permitirían visibilizar las prácticas de los niños, sus padres y abuelos, soslayando la cultura hegemónica que precisamente invisibiliza los espacios locales.

“Es posible aprovechar la elaboración de estos textos para la formación de ciudadanía, para la producción cultural, para el rescate de valores que son considerados esenciales en esa localidad y no en otra. La formación ciudadana no puede ser una asignatura que se transversalice, la ciudadanía se vive, y una forma de vivirla es destacando aquellos elementos patrimoniales propios de mi propia práctica social, en mi espacio, con mi localidad; ahí hay una cuestión de utilidad muy práctica. Cuando yo digo que estos textos pueden ser una herramienta política de transformación del espacio local, es porque pueden ayudar a fomentar valores y la formación ciudadana desde lo local”, manifestó el investigador de la UBB.

El Dr. Héctor Cárcamo Vásquez  también consideró fundamental el que las creadoras de los textos agudicen la mirada en las prácticas sociales, pues las festividades que dan cuenta de una tradición o costumbre implican una sumatoria de situaciones. “Hay que sumergirse  en la densidad cultural que supone eso. En un espacio como podría ser, por ejemplo, una trilla a yegua, acontecen diversas situaciones. Las grandes tradiciones o costumbres son consecuencia de un conjunto de engranajes que se articulan a partir de la práctica social, ¿por qué? porque la tradición es un acuerdo, una convención, pero siempre está antecedida por la práctica. Las personas actuamos el mundo y damos sentido a una tradición, nos ponemos de acuerdo en que algo es de una forma. Hay que agudizar la mirada, sumergirse para poder destacar y relevar aquellos elementos subyacentes”, argumentó el Dr. Cárcamo.

Por su parte, la Psicóloga Ingrid Quintana Avello, presentó la ponencia denominada “Textos que favorecen el aprendizaje de la lectura inicial; algunas claves desde la Psicología”. Su presentación se orientó a visibilizar datos estadísticos referidos a las dificultades lectoras a nivel nacional e internacional, proporcionando evidencia sobre las alteraciones emocionales que vivencian los niños y niñas cuando son sometidos a leer textos cuya complejidad es mayor a la posibilidad real que tienen para enfrentar ese desafío. “El aprendizaje lector implica considerar que a leer se aprende leyendo y, en ese proceso, es fundamental considerar el desarrollo evolutivo del niño o niña, los factores ambientales (familia, escuela, otros), factores genéticos, pero también y de manera muy importante, las características del texto que se selecciona o se crea para favorecer el aprendizaje lector, el cual debe ser adecuado a la persona que lee y legible.

Según expresó la Dra. © Quintana Avello, “habría fundamentos teóricos que sustentan el hecho que la lectura favorece el desarrollo cognitivo y genera además, la posibilidad de modificación estructural cerebral, de manera que, mientras más adecuadas y pertinentes sean las lecturas que se ofrecen a niños y niñas, mayor será la oportunidad de aprendizaje lector y su desarrollo cognitivo- emocional, especialmente si esto se hace en el período sensible, es decir en el momento de mayor oportunidad para el aprendizaje caracterizado por mayor flexibilidad cognitiva”.

Agrega además que, la Universidad del Bío-Bío, consiente de las problemáticas que existen en el aprendizaje de la lectura, ha pretendido  apoyar a profesores/as de Ñuble, promoviendo y facilitando que ellos/as sean autores de sus obras,  incorporando aspectos identitarios y cautelando índices de dificultad.

“De este modo el Plan Lector de cada escuela podrá incluir obras creadas por profesores de Ñuble con niveles de dificultad identificables y, plasmando las identidades de lugar que se gestan en contexto educativo, recurso valioso que aportará cada profesor/a desde sus vivencias y experiencias y, que creemos son muy valiosas por lo que deben ser compartidas”, indicó la Dra © Quintana Avello.

Según explicó la académica Ingrid Quintana, los textos son de inspiración libre y bien pueden ser cuentos, poemas o adivinanzas.

Las académicas Ingrid Quintana, Carmen Mena, Patricia Arteaga y Mónica Cardona estuvieron a cargo del taller de escritura aplicada, ocasión en que los asistentes dieron sus primeros pasos en la tarea de generación de textos para niños y niñas que se inician en el proceso de aprendizaje lector.

 “Se creó un espacio virtual a través de la plataforma ADECCA, donde las profesoras y educadoras pueden, durante la interfase, avanzar en sus creaciones, acceder a material bibliográfico, entre otros. Desde esta plataforma, podemos interactuar con los asistentes y asesorar este proceso creativo. Luego pretendemos realizar una edición digital con todas las creaciones para compartirla de manera pública y gratuita y,  no descartamos una edición impresa, aunque eso está sujeto a factibilidad y recursos”, manifestaron.

Cabe destacar que este proyecto ha contado con el trabajo colaborativo de las estudiantes de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia: Solange Cea Gutiérrez, Johana Fernández Saavedra, Javiera Cortés Facuse, Melanie Gallardo Rebolledo, Kimberly Astorga San Martín y Nataly Alarcón Riquelme.

La jornada seminario fue la segunda de un total de tres, oportunidad en  que se contó con la masiva asistencia de profesores/as de diversas comunas de Ñuble, todos ellos apoyados por sus respectivos Jefes de DAEM, quienes han expresado una alta valoración a la iniciativa impulsada por la Universidad del Bío-Bío.