Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía tituló a 25 nuevos docentes

La carrera de Pedagogía en Historia y Geografía  cuenta con 6 años de acreditación, evidenciando la alta calidad de la formación impartida. Decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, destacó los 45 años de destacada trayectoria que caracterizan a dicha carrera.

La ceremonia, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, fue presidida por la Prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; la participación del director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, Christian Loyola Gómez; el director (s) del Departamento de Ciencias Sociales, Félix Briones Quiroz; el secretario académico de la Facultad Carlos Ossa Cornejo; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; académicos, estudiantes y familiares de los nuevos profesores.

En la ocasión se recordó que la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía se remonta a 1972, en el contexto de la antigua sede de la Universidad de Chile. Tras sucesivos cambios curriculares y académicos al alero de la Universidad del Bío-Bío, la carrera ha sido capaz de brindar respuesta a los requerimientos de la comunidad.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, felicitó a los nuevos profesionales, al igual que a sus familias pues la obtención del título profesional suele ser un logro que involucra los esfuerzos de toda la familia. Igualmente, el Decano se refirió a los orígenes de la carrera en la entonces sede Ñuble de la Universidad de Chile.

“Es una carrera que se ha ido consolidando en el tiempo y debo expresar con orgullo que fui el fundador de la carrera. En 1972 existía la carrera de Pedagogía en Educación General Básica con mención en Ciencias Sociales. Muchos de esos profesores que egresaron de nuestras aulas continúan en ejercicio en los colegios, liceos y escuelas de nuestra ciudad, región y del país. En ese tiempo el mandato era crear pedagogías de educación media, y fue así como nos correspondió a un grupo de profesores transformar esa carrera con mención, en Pedagogía en Historia y Geografía”, manifestó.

El decano Reyes Coca comentó que actualmente la Universidad del Bío-Bío se encuentra al servicio de la educación pública gratuita como política de Gobierno, lo que llena de satisfacción a la comunidad educativa.

“De acuerdo al perfil de nuestros estudiantes, la mayoría de quienes hoy egresan, deben ser los primeros profesionales universitarios de sus familias. Como vemos, el aporte que realizamos como Universidad, como Facultad de Educación y Humanidades y como Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, es realmente significativo para el país y la sociedad. Esperamos que la labor que emprendan sea realmente importante. Han salido premunidos de conocimientos de la especialidad, pero seguirán estudiando porque la formación profesional es permanente. Pero también egresan como seres humanos integrales, comprometidos con la sociedad, con fuerte formación ética y valórica, porque ese es el sello de una Universidad pública como la nuestra”, enfatizó el decano Marco Aurelio Reyes.

Posteriormente, la entrega de los diplomas de título profesional fue dirigida por el director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, Christian Loyola Gómez, en tanto que el juramento que tradicionalmente realizan los profesionales de la educación, fue guiado por el secretario académico de la Facultad, Carlos Ossa Cornejo.

La ceremonia también fue el momento de entrega de reconocimientos institucionales, con el propósito de destacar las trayectorias de estudiantes sobresalientes durante el proceso de formación de pregrado.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máximo galardón otorgado por la Universidad a quienes culminan su educación de pregrado en términos de excelencia académica, recayó en el egresado Carlos Vera Valdés, quien recibió la distinción de manos de la prorrectora Gloria Gómez Vera.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que destaca al alumno o alumna que se caracteriza por ser un ciudadano creativo, con pensamiento crítico, actitud resiliente, con conciencia social y responsabilidad valórica, fue para Darling Orellana Curamil, quien recibió el galardón de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

En representación de la nueva promoción de profesores de pedagogía en Historia y Geografía, correspondió a Carlos Vera Valdés entregar un mensaje de despedida, así como también tuvo palabras de recuerdo referidas a la importante etapa que acababa de concluir.

El acto fue amenizado musicalmente por el intérprete saxofonista  Álvaro Araneda Flores, alumno de la Facultad de Ciencias Empresariales de la UBB.




Colectivo de estudiantes MOCEN presentó experiencia en jornadas de Historia de la Universidad de Playa Ancha

Los estudiantes de Pedagogía en Historia y Geografía UBB, Darling Orellana Curamil, Cristian Acuña Zapata  y Nicolás Garrido Astorga,  fueron invitados a exponer en las  XII Jornadas de Historia Vicente Pizarro de Nicola, oportunidad en que presentaron la ponencia denominada “MOCEN. Universitarios por la reivindicación: Un acercamiento a nuestra historia y nuestros objetivos”.

El estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía y presidente de MOCEN, Nicolás Garrido Astorga, precisó que tras el Primer Congreso de Historia Indígena de Chile, realizado en la UBB entre el 10 y el 12 de noviembre recién pasado, la experiencia de MOCEN llamó la atención de diversas agrupaciones y casas de estudios superiores, de manera que el Colectivo fue invitado a participar en las jornadas de Historia de la Universidad de Playa Ancha, campus San Felipe.

“A través de la ponencia planteamos una reflexión respecto de las acciones que realiza el agente universitario, en cuanto a la proyección  de su participación en la vinculación con el medio externo a la Universidad. Estimamos que el trabajo realizado en MOCEN durante el presente año, es un eje esencial en la  formación de un espacio de participación al interior de la UBB, y que además logra proyectarse al medio. Así también, mediante la exposición dimos a conocer  nuestros objetivos y proyecciones como colectivo, y realzamos el interés que se ha generado en el campus universitario por la temática de los pueblos originarios”, aseveró Nicolás Garrido.

El estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía destacó que MOCEN se ha propuesto relevar y reivindicar la historia y la cultura de los pueblos originarios, puesto que éstos son depositarios de un saber ancestral que debe ser considerado, preservado y respetado.

“Esta instancia también nos permitió mostrar los trabajos que hemos realizado como colectivo, entre los cuales está el Primer Congreso de Historia Indígena de Chile, basado en el trabajo colaborativo en pro de la formación de la nueva historia. Igualmente, dimos a conocer  nuestro constante trabajo con organizaciones indígenas de Chillan y sus alrededores. También nos referimos al documental “Saltapura. Un suelo sin Cruz”, producido por nuestro colectivo, y que se enfocó en la realidad actual de la comunidad Martín Catrileo de la comuna de Nueva Imperial, en la región de la Araucanía.  La reproducción de este documental en las jornadas, permitió  ahondar de mejor forma en la historia y el presente del mundo mapuche, vislumbrando  la realidad mediante la experiencia y el análisis  de cada factor socio-espacial que envuelve el día a día de la comunidad”, precisó Nicolás Garrido.

El presidente de MOCEN manifestó que el documental “Saltapura. Un suelo sin Cruz”, comenzará a ser exhibido en diversos establecimientos educacionales de Chillán durante el presente mes de diciembre. El audiovisual fue realizado a través del aporte de la Dirección de Desarrollo Estudiantil  de la Universidad del Bío-Bío, tras la adjudicación de un proyecto FADE.

Según expresó Nicolás Garrido, los asistentes a la conferencia de MOCEN, valoraron la estrecha vinculación con el medio externo logrado por el colectivo, así como los espacios propiciados que permiten a las nuevas generaciones aproximarse a la historia de los pueblos indígenas desde una perspectiva más integral y libre de prejuicios.

Las Jornadas de Historia Vicente Pizarro de Nicola son organizadas por la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad de Playa Ancha, Campus San Felipe. La versión 2016 tuvo como eje la Historia y el presente del mundo indígena en Chile.

La instancia se originó como un espacio de autoformación entre estudiantes y académicos, y contempla entre sus propósitos el generar relaciones de cooperación entre las comunidades del  valle del Aconcagua. Las jornadas también pretenden homenajear al profesor Vicente Pizarro de Nicola, académico la Universidad de Playa Ancha.




Estudiantes de Pedagogía en Historia y Geografía compartieron experiencias en Jornada de Didáctica de la especialidad

Las experiencias vividas por los estudiantes de Pedagogía en Historia y Geografía fueron compartidas en el marco de la Jornada de Didáctica denominada “Desde la Historia local, hacia la Historia nacional”, realizada en dependencias del Departamento de Ciencias Sociales.

Reflexionar e intercambiar experiencias sobre diseño y ejecución de clases con incorporación de fuentes escritas en el marco de la Historia local, fue el principal objetivo del proyecto de vinculación con el medio denominado “El trabajo didáctico con fuentes, como aporte para la construcción de una memoria histórica local”, iniciativa dirigida por la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Cecilia Hernández Sandoval, y desarrollado con estudiantes de cuarto año de Pedagogía en Historia y Geografía durante un periodo de práctica pedagógica, en el Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás.

“Por la naturaleza de esta disciplina, los estudiantes de la carrera deben desarrollar competencias para trabajar con fuentes históricas, lo que implica elaborar documentos atractivos y significativos que los estudiantes de educación media deben leer y resolver”, precisó la académica Cecilia Hernández Sandoval.

De este modo, el proyecto brindó una oportunidad a los estudiantes de la asignatura de Didáctica y Evaluación, de vincularse con su futuro medio laboral, pudiendo además enriquecer su labor docente, observando la importancia de la incorporación de fuentes históricas en la didáctica de la disciplina. Igualmente, se pretendió fortalecer los aprendizajes significativos de los alumnos del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, a través del conocimiento de la historia de su propia comuna y realidad, empleando un material de carácter inédito que se apega a la seriedad y contextualidad histórica, como es el libro “Historia de la comuna de San Nicolás, en busca de nuestra identidad comunal”, entre cuyos autores se cuenta la académica Cecilia Hernández Sandoval, el Dr. Félix Briones Quiroz y el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca.

La académica Cecilia Hernández explicó que la investigación realizada para generar el libro permitió al equipo académico trabajar con fuentes primarias como archivos de acta municipales, documentos de los conservadores de bienes raíces de San Carlos, Chillán y Santiago, documentación inédita del Obispado de Chillán, periódicos de época, junto con entrevistas directas a antiguos vecinos san nicolasinos.

“A propósito del libro y este proyecto pretendimos entablar un puente para que los estudiantes de educación media de San Nicolás pudiesen conocer su historia, apegado al currículum nacional. Eso implicó que junto con mis estudiantes, en primer lugar, hicimos un análisis didáctico de los planes y programas de segundo y tercer año medio, que es donde se enseña Historia de Chile. Posteriormente, buscamos los puntos de encuentro entre esta historia local y el currículum nacional; tras ello trabajamos herramientas que nos permitieran fomentar la comprensión lectora. Los estudiantes de educación media se resisten a leer, y se resisten a leer fuentes histórica, eso implica que los profesores de Historia y Geografía tenemos que manejar técnicas que motiven la lectura y que propicien y favorezcan el desarrollo de habilidades y de competencias en los estudiantes de educación media para entender lo que leen y sobre todo, para identificarse con ello”, describió la académica Cecilia Hernández.

La académica Hernández Sandoval expresó que en el contexto descrito, el proyecto pretendió que los estudiantes de San Nicolás comenzaran por conocer aspectos de la realidad histórica y social local a través del libro elaborado por investigadores de la UBB, para luego acceder a la comprensión de los procesos nacionales definidos en el currículum.

“La idea es apegarse al currículum nacional, diseñar clases que incorporen la lectura de estudiantes de educación media con fuentes, y evidenciar los aprendizajes a través de actividades infinitas. La Jornada permitió eso, presenciar una infinidad de maneras que podrían ponerse al servicio de los estudiantes de educación media, para que ellos evidencien que comprenden lo que leen. Lo que queremos es chilenos más empoderados, san nicolasinos más conocedores de su historia, e idealmente no sólo san nicolasinos, porque esta historia (libro) recoge la historia de la provincia de Ñuble”, aseveró la académica.

En la oportunidad, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó el sentido y propósito del proyecto de vinculación con el medio dirigido por la académica Cecilia Hernández, e hizo hincapié en que la tendencia actual es rescatar y poner en valor aquella historia que nace de las personas, de los sujetos corrientes que a fin de cuentas vivencian los procesos.

“Es fundamental abordar la identidad local. Hoy ya no se realizan aquellas grandes historias generales al estilo de Barros Arana, sino que se busca relevar y conocer las identidades locales. Hay muchos ejemplos de historias locales realizadas por nuestros egresados como la de las comunas de San Gregorio, San Carlos, Quirihue, Quillón, Yungay, Cobquecura, y que van surgiendo y se mezclan con algunas leyendas y mitos, que también tienen un sustrato de realidad histórica”, destacó el decano.

“Hace algunos años, con otros profesores, también investigábamos el origen de los pueblos que habían surgido en la provincia de Ñuble, y para ello comenzamos a buscar entre los pueblos de indios así como en el proceso que llevó a la formación de las antiguas estancias. Ustedes ahora saben lo que los estudiante de los colegios van asimilando, se dan cuenta de las cosas y valoran la historia de su ciudad, de su pueblo, y perfectamente, ustedes pueden considerar procesos de historia nacional o mundial y ver cómo repercutieron en la localidad”, expresó el decano Reyes Coca.

Los estudiantes Raúl Ramírez Castro y Nils Cid Fernández dieron cuenta de la experiencia desarrollada en el curso correspondiente, donde luego de una clase expositiva el grupo curso debió escenificar una batalla correspondiente al periodo de la Patria Vieja.

En tanto, Diego Palacios Villamán y Oscar Cardoza Fuentes abordaron el periodo de la Guerra a muerte (1819 – 1832) que tuvo como escenario la zona comprendida entre el Maule y Biobío,  donde los estudiantes también apostaron por una representación.

Cristian Jara Contreras y Kevin Retamal Reyes, a su vez, expusieron la práctica en que recurrieron al formato del concurso “Quién quiere ser millonario”, que puede ser obtenido gratuitamente en la web, para hacer más dinámica y entretenida la entrega de contenidos y evaluación de algunos de los conocimientos tratados en lecturas previas.

Durante la jornada también expusieron los alumnos Mónica Navarrete Muñoz y Manuel Rodríguez Torres, Sebastián Cuadra Lagos y Mario Ramos Paredes, y Camila Yáñez Gallardo y Francisco Castillo Inostroza.




UBB congregó a especialistas en XI Jornadas de Estudios de Historia Clásica y XII Coloquio de Estudios Medievales

El Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Bío-Bío, junto al Centro de Estudios Clásicos y la Sociedad Chilena de Estudios Medievales, organizaron una nueva versión de estos tradicionales encuentros liderados por el destacado medievalista UBB, Dr. Luis Rojas Donat y el miembro de número de la Academia Chilena de la Historia, Dr. Alejandro Bancalari Molina, académico del Programa de Magíster en Historia de Occidente de esta casa de estudios superiores.

El bicongreso se desarrolló en dependencias del Centro de Extensión de la sede Chillán y contempló la presentación de 34 trabajos de investigación sobre Historia Clásica y Medieval de académicos e investigadores de universidades nacionales y de Argentina y Brasil.

El Dr. Luis Rojas Donat destacó que las Jornadas de Estudios de Historia Clásica nacen por iniciativa del Dr. Alejandro Bancalari Molina en 1991, en tanto que los Coloquios de Estudios Medievales surgen en 1992, de acuerdo a su interés en dicho campo investigativo. Desde entonces se han constituido como importantes espacios de reflexión histórica de prestigio nacional e internacional.

“Este año logramos comprometer la participación de cuatro investigadores extranjeros; las académicas Nélida Mampel y Cristina Lucero de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina, casa de estudios con la que tenemos vínculos muy estrechos y es así como confirmamos movilidad estudiantil y académica. También nos visita el académico Gerardo Rodríguez de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina, con quien he entablado vínculos; y la actual presidenta de la Asociación Brasileña de Estudios Medievales, Adriana Vidotte, de la Universidad Federal de Goiás, Brasil”, comentó el Dr. Rojas Donat.

El Dr. Luis Rojas, presidente honorario de la Sociedad Chilena de Estudios Medievales, expresó que las jornadas y el coloquio pueden considerarse un verdadero patrimonio cultural de la ciudad de Chillán, pues el mundo académico vinculado ha convenido que estos encuentros se realicen invariablemente en la ciudad.

“Han pasado 25 años desde la primera versión de las Jornadas de Estudio de Historia Clásica y 24 años de la primera edición del Coloquio de Estudios Medievales, y los propios académicos no han querido que el proyecto migre, de manera que estimo que es un capital que hemos logrado. Chillán muestra su cordialidad y con los académicos invitados se logra vivenciar un compañerismo y una integración especial”, expresó el Dr. Rojas Donat.

En el marco de las XI Jornadas de Estudios de Historia Clásica, el Dr. Alejandro Bancalari Molina, expuso la ponencia “Identificación y control de personas en la antigua Roma”.

Al margen de la ponencia, el Dr. Bancalari Molina comentó el sentido que tiene para los académicos y estudiosos el escudriñar en la Historia Antigua.

“Los ejemplos que encontramos en la Antigüedad o en otro periodo, no se repetirán exactamente hoy. Pero dichos ejemplos podrían, eventualmente, traducirse en situaciones similares en la actualidad. Entonces, si hace 2 mil años se actuó de una manera, con más o menos prudencia, con mayor o menor discriminación o tolerancia, hay que analizar cómo ese ejemplo pudo servir en la Antigüedad, y como nos puede ayudar ahora, en forma ciertamente indirecta, porque no siempre deberá ser igual. Ahí es donde está el diálogo entre la Historia Antigua y la historia actual. Los hechos son únicos e irrepetibles, pero sí hay ciertas situaciones que se pueden cambiar”, expresó.

Igualmente, el Dr. Alejandro Bancalari destacó la utilidad que estos encuentros suponen para los estudiantes de Pedagogía en Historia y Geografía, así como para los investigadores más jóvenes quienes van adquiriendo experiencia sobre cómo abordar trabajos históricos. “Estas Jornadas de Historia Clásica se crearon en la Universidad del Bío-Bío el año 1991, hace ya 25 años, y se han mantenido por bastante tiempo. Asisten historiadores de todo Chile y de Europa, así es que eso ha sido muy bueno pensando sobre todo en los alumnos”, valoró el investigador.

En tanto, el académico del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y profesor titular de la misma, Dr. Nicolás Cruz Barros, expuso el trabajo denominado “Una historia de Roma”.

También en plano reflexivo y fuera de su conferencia, el académico e investigador se refirió al sentido de estudiar Historia Antigua, y sobre porqué dicha materia sigue concitando tanto interés.

“Creo que hay aspectos de la Historia Antigua, tanto griega como romana, que tienen una capacidad de establecer una conversación y despertar una inquietud en el mundo actual. Ciertos aspectos de la historia de Roma nos interpelan hoy en día y nos invitan a una discusión, a una reflexión, y por tanto, cada generación va realizando esa reflexión, no sólo con el caso de Roma sino con la totalidad de la historia. Hay otros momentos que también son muy importantes y muy centrales”, expresó el Dr. Cruz.

El propio concepto de imperialismo, o el de ciudadanía, son ejemplos de estas oportunidades de entablar diálogos que permite la historia de Roma, y que siguen siendo del todo vigentes, según ilustró el Dr. Cruz Barros.

“Si uno habla hoy de temas como el imperialismo, me parece un hecho que el primer gran ejercicio de imperialismo fue el imperialismo romano, entonces ahí se establece un diálogo con este aspecto (…) Uno de los motivos centrales del desarrollo romano fue el tema de la ciudadanía (…) Hoy, una de las grandes discusiones en el mundo es definir a quién se le concede la ciudadanía, a propósito de todos los grupos migratorios. Bueno, el caso romano no es que sirva como un ejemplo, pero sí como una ocasión que se puede estudiar, debatir, y discutir”, aseveró el investigador.

El Dr. Nicolás Cruz Barros también se refirió a los avances de la ciencia que facilitan y permiten nuevos descubrimientos arqueológicos, que a su vez dan cabida a nuevas reinterpretaciones y enriquecen los análisis tradicionales.

“Los descubrimientos arqueológicos permiten completar la visión que teníamos de la Antigüedad, ya no sólo de los grupos que podían dejar sus recuerdos o experiencias por escrito, sino que también de otros sectores de la población a los cuales teníamos menor acceso. Las formas más científicas de arqueología que se han ido desarrollando, nos permiten llegar a esos sectores, conocer a esos grupos y llevarnos sorpresas. Hoy tenemos un acceso más completo y vemos que no eran tan distantes o distintos, sino que también había muchos puntos comunes”, aseveró el Dr. Nicolás Cruz.

Entre los investigadores jóvenes se contó la abogada Rocío Esteban López, de la Universidad de Concepción, quien expuso “Peregrinos en la Urbe. Algunos aspectos de los extranjeros en Roma durante el Alto Imperio”.

Esteban López aseveró que estos espacios brindan la oportunidad de compartir y entablar vínculos con investigadores y académicos de diversas especialidades y áreas, que en el campo de la Historia son complementarias.

“Es interesante compartir temas que son comunes desde la perspectiva del Derecho, la Historia o la Filosofía. Es una oportunidad para establecer contactos para eventuales investigaciones y sobre todo hoy en día, considerando que se tiende a estudiar los temas desde distintas disciplinas. Es una oportunidad para compartir con académicos, compartir puntos de vista y establecer vínculos. En mi ponencia intenté analizar un tema histórico desde una doble perspectiva, tanto histórica como jurídica, que ciertamente se complementan y van de la mano. Es necesario continuar realizando este tipo de investigaciones”, expresó Rocío Esteban.

Las XI Jornadas de Estudios de Historia Clásica y el XII Coloquio de Estudios Medievales contemplaron la participación de académicos e investigadores de la Universidad de Chile, Universidad Adventista de Chile, Universidad de Concepción, Pontificia Universidad Católica de Chile, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de La Frontera, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad de Santiago de Chile, Universidad de Valparaíso, Universidad Nacional de Cuyo, Argentina; Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina; Universidad Federal de Goiás, Brasil; Universidad de Los Andes, Universidad Católica de la Santísima Concepción, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Universidad Gabriela Mistral, Universidad Diego Portales, y de la Universidad del Bío-Bío.




Estudiantes de pedagogías UBB compartieron proyectos en II Jornadas de Experiencias Pedagógicas en TIC

El estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Carlos Vera Valdés, obtuvo el segundo lugar del Concurso de Uso de TIC para Estudiantes de Pedagogía con la ponencia “Facebook histórico”. Los estudiantes de Pedagogía en Inglés, Makarena Acuña Landeros, Valentín Bello Ponce, Cristóbal Uribe Figueroa y Marisol Vargas Sepúlveda, también tuvieron una participación destacada con la ponencia “Método para la enseñanza y aprendizaje del Inglés a través de las artes y las TIC”.

Las II Jornadas de Experiencias Pedagógicas de TIC en la Formación Inicial de Profesores se realizaron en la Universidad de Tarapacá, en Arica, y fueron organizadas por la Mesa TIC en Formación Inicial Docente, espacio en que participan más de 20 casas de estudios públicas y privadas de Chile, y Enlaces. El objetivo de las jornadas apunta a  promover el uso de tecnologías en las prácticas profesionales de los docentes en formación y generar instancias de diálogo sobre la temática.

Es así como los jóvenes de la UBB dieron cuenta acerca de cómo crearon experiencias de aprendizaje utilizando tecnologías, evidenciando una interesante integración de TIC en el quehacer pedagógico. Asimismo, en la discusión y análisis con otros estudiantes y académicos vislumbraron los desafíos que deben asumir las casas de estudios superiores para potenciar la integración de las tecnologías en la educación.

A través de “Facebook histórico”, el estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, Carlos Vera Valdés, durante su etapa de práctica profesional, se valió de Facebook para incentivar en sus alumnos la generación de perfiles de personajes históricos en función de hitos y acciones de relevancia histórica, dando pie a interacciones entretenidas y logrando que sus alumnos asumieran una nueva mirada sobre la información y los antecedentes históricos. De este modo, imprimió mayor pertinencia al proceso de enseñanza aprendizaje al incluir una herramienta de gran familiaridad para los estudiantes.

“La actividad de los Facebook Históricos busca terminar con las biografías que antes se hacían en las escuelas, donde los estudiantes sólo copian datos sin mayor análisis. A diferencia de ello mi actividad busca que la información que los escolares hayan investigado la adecuen con sus propias palabras al formato de Facebook, en otras palabras, es que imaginen lo que postearía Manuel Rodríguez si fuera un adolescente en nuestro tiempo”, aseveró Carlos Vera Valdés.

En tanto, los estudiantes de Pedagogía en Inglés, Makarena Acuña Landeros, Valentín Bello Ponce, Cristóbal Uribe Figueroa y Marisol Vargas Sepúlveda, a través de la ponencia “Método para la enseñanza y aprendizaje del Inglés a través de las artes y las TIC”, compartieron la experiencia vivida junto a escolares de enseñanza básica y un grupo de universitarios estadounidenses que realizaron una pasantía en la UBB con el propósito de aprender el idioma español. Los jóvenes UBB lograron articular las experiencias de ambos grupos, pues casa uno tenía como propósito aprender la lengua contraria. Para ello se valieron de la grabación y elaboración de videos a través de dispositivos tecnológicos como una estrategia para disminuir la vergüenza y plantear una relación de horizontalidad en función del aprendizaje de una lengua extranjera.

La UBB participó además en la reunión de la Mesa TIC en Formación Inicial Docente (FID) del Ministerio de Educación, realizada en forma paralela, a través de la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez Rivas, en su calidad de integrante de la Unidad de Recursos Académicos y Tecnológicos de la Facultad de Educación y Humanidades, URAT.

“La mesa tiene una historia de trabajo de 3 años y se ha logrado articular algunas acciones como el Observatorio de TIC en FID, que ha permitido generar un repositorio de documentos y de información validada para estimular el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación en articulación con la Formación Inicial Docente. Hay experiencias de investigación en que se ha tratado de evaluar cuáles son las actitudes de estudiantes y académicos respecto del uso de las tecnologías en el quehacer pedagógico, utilizando como un elemento importante el T-Pack, que es un enfoque que articula lo disciplinar, lo tecnológico y lo pedagógico. Es decir, hay un contexto teórico que apoya esta evaluación y esta mirada. Ese es el contexto de la Mesa TIC en FID”, ilustró la académica Vásquez Rivas.

Asimismo, la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez, participó en el Encuentro de Coordinadores de Enlace, que también se desarrolló en Arica a propósito de las II Jornadas de Experiencias Pedagógicas en TIC.




Destacado historiador aporta claves de las políticas de alimentación popular en Chile en conferencia UBB

“Inequidad alimentaria y estándar de vida. Las políticas de alimentación popular en el Chile de entre guerra: 1920-1950”, se denominó la conferencia brindada por el investigador y académico de la Universidad de Valparaíso, Dr. Juan Carlos Yáñez Andrade, actividad realizada al alero del Grupo de Estudio de la Realidad Contemporánea de Ñuble y del Magíster en Historia de Occidente que dirige el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Mauricio Rojas Gómez.

El Dr. Mauricio Rojas Gómez destacó que el conferencista invitado es autor de diversos libros tales como “La intervención social en Chile: y el nacimiento de la sociedad salarial 1907-1932”; y “Estado, consenso y crisis social, el espacio público en Chile: 1900-1920”. Es Doctor en Historia y Master en Ciencias Sociales por la Escuela de Altos Estudios y Ciencias Sociales de París, y sus estudios se orientan especialmente hacia temáticas sobre el trabajo, la legislación laboral, y la formación del Estado social en Chile.

La conferencia, realizada en el Salón Auditorio de la Facultad de Educación y Humanidades, dio cuenta de hallazgos obtenidos por el académico en el marco de un proyecto Fondecyt Postdoctoral (2016-2018) denominado tal como la conferencia, “Inequidad alimentaria y estándar de vida. Las políticas de alimentación popular en el Chile de entre guerra: 1920-1950”.

El proyecto de investigación postdoctoral, según explicó el académico Yáñez Andrade, nace a propósito de la ausencia de estudios sobre Chile en el siglo XX en materia de políticas de alimentación popular implementadas por parte del Estado. “El diagnóstico de este proyecto de investigación supone que conocemos muy bien lo que ha hecho el Estado en materia de vivienda, salud y de seguros sociales, pero la alimentación popular parece ser la caja negra de las políticas sociales en Chile, es decir, no se habían hecho estudios sistemáticos para conocer el papel que había jugado el Estado en la implementación de políticas de alimentación popular. Por lo tanto, el objetivo central de mi investigación apunta a establecer una relación en términos de cuál era la condición de los trabajadores en materia nutricional, de alimentación, y a partir de ese diagnóstico, identificar cuáles fueron las políticas, los programas que implementó el Estado para mejorar la condición sanitaria y de alimentación por parte de los trabajadores”, argumentó el expositor.

El estudio considera el análisis de una serie de encuestas de nutrición realizadas en la época referida, llevadas a cabo por médicos, trabajadores sociales y por instituciones internacionales como el Comité de Higiene de la Sociedad de Naciones. Dichas encuestas, hasta ahora, no habían sido estudiadas ni sistematizadas y permiten observar, más allá de las impresiones aportadas por la historiografía, cuál era el verdadero estado nutricional que presentaba la población trabajadora de Chile.

El Dr. Juan Carlos Yáñez precisó que a la luz de los primeros pasos de la investigación, es posible aseverar que las encuestas de nutrición consideradas en el estudio, reposicionan la importancia que tenía la alimentación en la estructura de gastos de la familia, sobre todo en la familia trabajadora. La alimentación era un ítem relevante, y todas las encuestas coinciden que entre un 60% y un 70% de los gastos diarios se destinaba a alimentos.

De igual modo, las encuestas, entre ellas la Dragoni de 1935, que destaca por su carácter nacional y por aplicarse a 500 familias del país, evidencian que alrededor del 60% de la población encuestada no alcanzaba una ingesta calórica considerada como adecuada, dependiendo de si se establecían 2000 o 2500 calorías como piso mínimo. Es así como todas las encuestas establecen que existía un problema serio en la población trabajadora en términos de desnutrición.

La investigación también arroja que el 50% del consumo diario de calorías estaba representando fundamentalmente por el trigo. “Esto lo podemos concluir considerando el alza del costo de la vida, y fundamentalmente frente al alza del costo de los alimentos, y la importancia que tenían estos en la estructura de gasto de las familias. También hay que considerar que los ingresos de los trabajadores eran bajos e irregulares. La gente consumía fundamentalmente harina en sus distintas modalidades como el pan, mote, y otros derivados del trigo.  Se consumía muy poca carne y huevos; la leche no era pasteurizada, y por tanto, eso daba cuenta de una estructura alimentaria bastante poco balanceada, muy centrada en los cereales y muy propia de los países subdesarrollados de aquel periodo”, ilustró el Dr. Yáñez Andrade.

Metodológicamente, la investigación postdoctoral supone un esfuerzo de búsqueda y de sistematización de una serie de encuestas aplicadas en la época, para luego cruzar dichos resultados con los programas y acciones que llevó a cabo el Estado, particularmente en dos ámbitos, según expresó el Dr. Yáñez.

“Primero, en cómo acercar los alimentos a los trabajadores, lo cual supone que los trabajadores tenían serios problemas para acceder a una alimentación sana y balanceada, y en segundo lugar, cómo el Estado, al relevar y poner en valor la importancia que tenían los alimentos en la estructura de gastos que tenían las familias, permitirá que los trabajadores aumenten su capacidad de compra a través de programas de reajuste salarial a partir del costo de vida que tienen los alimentos durante el periodo”, comentó el Dr. Juan Carlos Yáñez.

El Dr. Juan Carlos Yáñez explicó que en este contexto, la crisis económica mundial de 1929, que en Chile se hace sentir con fuerza a partir de 1930 y perdura durante buena parte de la década, pone en evidencia que existía un problema estructural que afectaba al grueso de la población chilena.

“La crisis económica muestra que éramos una sociedad tradicional, con serios problemas estructurales en términos de producción, distribución y acceso a los alimentos por parte de la población. Esta crisis económica moviliza al Estado en términos de generar programas que resuelvan de una forma lo más integral y sistémica posible, el problema de la desnutrición que tenía la población chilena”, expresó el Dr. Yáñez Andrade.




Investigador UBB abordará vida conventual y financiamiento de la Orden Franciscana en el tránsito de la Colonia a la República en proyecto Fondecyt

El académico del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación y Humanidades, Dr. Cristián Leal Pino, logró la adjudicación de un proyecto Fondecyt de Iniciación en Investigación denominado “Vida conventual y formas de financiamiento en una Orden mendicante en Chile: Los franciscanos en el tránsito de la Colonia a la República”.

Según expresó el Dr. Cristián Leal, la investigación tiene como propósito general “analizar y comprender la vida conventual de los frailes seráficos y el funcionamiento económico de los conventos y hospicios de la provincia Santísima Trinidad en el tránsito de la Colonia a la República, con la finalidad de identificar sus problemas, conflictos, tensiones y evaluar el  patrimonio material de la Orden”.

El académico UBB comentó que durante la última década se ha registrado un creciente interés por los estudios referidos a las órdenes religiosas en Chile, debido básicamente a la amplia disponibilidad de fuentes documentales desconocidas para la mayoría de los historiadores, así como a la diversidad de temas inexplorados.

“En este sentido, los temas que paulatinamente se abren paso entre los estudiosos del franciscanismo, son algunos como la vida conventual y las formas de financiamiento, a partir de las cuales se proyecta la acción evangelizadora y pastoral en medio de la población hispano criolla y aborigen. ¿Qué ocurrió con la Orden franciscana hacia fines de la Colonia y en los primeros momentos de la República con la vida conventual y las formas de financiamiento? ¿En qué medida la política de los Borbones y de los gobiernos republicanos afectaron a dicha Orden? ¿En una época de “transformaciones”, experimentaron cambios sus normativas de ingreso y la formación de los religiosos? ¿Transitaron sus tradicionales formas de financiamiento, de origen medieval, a formas más modernas de financiamiento? Son interrogantes que pretendemos dilucidar a partir del trabajo en archivos nacionales y extranjeros”, aseveró el Dr. Leal Pino.

Al ofrecer respuestas a las interrogantes formuladas, el investigador UBB espera lograr resultados relevantes como el contribuir a la discusión acerca de la riqueza de la Iglesia Católica en la Colonia e inicios de la República, así como dimensionar el impacto que significó la administración borbónica y los gobiernos republicanos en materia de vida conventual y recursos económicos, donde es posible identificar continuidades y cambios. “La idea es proporcionar información inédita de una provincia religiosa, sobre la vida conventual y las formas de financiamiento, que servirán para el análisis de problemáticas no sólo de carácter histórico, sino que también sociológico y cultural. A través de la investigación también se pretende proporcionar secuencias estadísticas económicas, como las que brindan los conventos, que insignes historiadores como Marcello Carmagnani y Armando de Ramón no tuvieron a su alcance”, ilustró el Dr. Leal.

El Dr. Cristián Leal se propuso una serie de objetivos específicos que darán cuenta de su trabajo durante los próximos dos años. Es así como se abocará a “contrastar la Regla, preceptos y normativas existentes en Estatutos y Constituciones seráficas con la realidad cotidiana de los frailes, a partir del análisis de las diversas fuentes documentales. Comprender el ideal de pobreza de una Orden mendicante en una época de transición como fue el cambio del siglo XVIII al XIX. Analizar las formas de financiamiento que adoptó la Orden bajo la administración borbónica y los gobiernos republicanos. Determinar los bienes muebles e inmuebles existentes en los conventos y hospicios de la Provincia, como asimismo establecer la valoración económica de su patrimonio. Analizar las relaciones económicas que se generaron entre los conventos de la Provincia y la elite lugareña donde estaba inserto el instituto u hospicio, e identificar religiosos que destacaron en la administración de los bienes materiales y su pensamiento en materia económica”, reseñó el Dr. Leal.

Metodológicamente, según describió el académico UBB, la investigación es de carácter mixta. “En el ámbito cualitativo, el posicionamiento epistemológico será el Hermenéutico interpretativo, con la finalidad de analizar el discurso de las autoridades de la Orden en materia de vida conventual y la realidad misma de los frailes. En materia económica, a partir de categorías de análisis apriorísticas y emergentes de la revisión documental compulsada en los diversos archivos y bibliotecas. Concretamente, se hará un análisis económico del patrimonio material que tenían los conventos, como también de las formas de financiamiento adoptadas durante el tránsito de la Colonia y la República, reparando en las entradas y gastos en plata; los ingresos y pagos en especies; las relaciones económicas con la elite de la época, principalmente autoridades civiles, eclesiásticas, militares”, ilustró el Dr. Leal.

La Orden Franciscana es un tema central en la actividad académica e investigativa del Dr. Cristián Leal Pino. Durante el mes de septiembre recién pasado, a través del sello editorial de la Universidad del Bío-Bío, el investigador realizó la presentación de su libro, denominado “Utopía y realidad: Franciscanos en Chile, 1750-1850”, obra estructurada en cuatro capítulos: Del deber ser a la realidad cotidiana de los frailes; La búsqueda del retorno al ideal de vida en comunidad; El impacto de la revolución en los franciscanos: posiciones políticas y participación en las trincheras; y La administración de los recursos económicos en tiempos de revolución y organización de la República.

El Proyecto Fondecyt de Iniciación en Investigación le permitirá profundizar aún más en esta relevante temática.




Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes distribuirá libro de académico UBB en bibliotecas públicas del país

La publicación del académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Marco Antonio León León, denominada “Construyendo un sujeto criminal. Criminología, Criminalidad y Sociedad en Chile, siglos XIX y XX”, será reimpresa por Editorial Universitaria para ser distribuida en las bibliotecas públicas del país.

El Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes solicitó a la Editorial Universitaria, que coedita el libro junto al Centro Barros Arana de la DIBAM, nuevos ejemplares para ser distribuidos en las bibliotecas públicas del país. El autor de la obra, el Dr. Marco Antonio León se mostró gratificado con la decisión, pues se cumplirá uno de sus propósitos al idear la publicación. “Esto permitirá que la obra se difunda a un público más amplio, pues no busca ser un manual de criminología, ni un texto erudito, sino un texto que dialoga, que presenta un problema y que es leíble y comprensible por un público amplio sin necesidad de ser especialista”, esgrimió el académico UBB.

“Construyendo un sujeto criminal. Criminología, Criminalidad y Sociedad en Chile, siglos XIX y XX”, se publicó originalmente a fines de septiembre de 2015, y deberá ser reimpreso por Editorial Universitaria para responder al requerimiento del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes.

A través de la investigación, el Dr. Marco Antonio León da cuenta de cómo la antropología criminal o teoría de criminología positivista, de la segunda mitad del siglo XIX, termina aportando un soporte “científico” a una serie de prejuicios sociales ya existentes referidos al origen de la criminalidad, que suele asociarse con los sectores sociales más pobres y vulnerables.

La antropología criminal, desarrollada entre otros por Cesare Lombroso, identifica un determinismo de carácter biológico como el origen de la criminalidad. Según este enfoque, las personas nacerían con una carga genética que prácticamente las predispondría a ser delincuentes o criminales. El criminal está condicionado por la genética, y por tanto su descendencia también.

“Esta teoría sirvió de sustento para el funcionamiento de las policías, la administración de justicia, para los establecimientos penales y establecimientos de salud mental de fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Es la justificación de la época para perseguir a sectores populares y en menor medida rurales. El roto, el plebeyo y el pobre, estarían genéticamente destinados a ser criminales y a atentar contra el orden social e institucional establecido, y por eso se justificaría perseguirlo, clasificarlo, encerrarlo, reformarlo, etc.”, ilustró el Dr. León.

“Dichas teorías también están detrás de los retratos fotográficos de los delincuentes, al mostrarlos con características más atávicas o primitivas para hacerles ver más “degenerados”, que es otro término muy usado en la época, apuntando a una degradación física y moral de los sujetos”, expresó el académico.

El investigador de la UBB explicó que resulta interesante constatar que si bien estas teorías imperfectas cayeron en desuso y fueron reemplazadas por otras más complejas, al analizar el tema desde un punto de vista histórico se advierte que las premisas que subyacen a dichas teorías parecieran reflotar periódicamente. “Estas ideas, que pudieran parecer superadas y que son incapaces de explicar crímenes que responden a otra condición social, son teorías que van reflotando cada cierto tiempo, y que siguen insistiendo en volver a construir y reconstruir una imagen del criminal, que es más mediática, pero que también influye en las percepciones colectivas de una época”, aseveró el Dr. Marco Antonio León.

El Dr. León precisó que al hacer alusión al concepto de construcción del sujeto criminal, no se refiere exclusivamente a los medios de comunicación, que aportan a la construcción de una imagen con elementos de ficción así como con otros reales. “Los estereotipos no son algo dado, sino que se van construyendo y redefiniendo según las épocas, sean de un delincuente o de otro tipo de sujeto social”, expresó el académico.

Origen y motivaciones de la obra

El Dr. Marco Antonio León comentó que la publicación del libro obedece a un interés surgido en la época de desarrollo de su tesis doctoral referido al sistema de prisiones en Chile. Al abordar el capítulo de la Penitenciaría de Santiago visitó el Museo Nacional de Medicina, Dr. Enrique Laval, donde conoció un llamativo álbum con fotografías de reos de la Penitenciaría. Junto a las imágenes se incorporaba la identificación, características físicas, delito cometido, entre otros antecedentes. “Eso me llamó la atención porque no encontraba sentido a un libro como ese. Así comencé a descubrir el mundo de la antropología criminal y del bertillonage, donde se propone la precisión de algunas medidas del cuerpo para determinar ciertas características morales en algunas personas. Fueron teorías muy en boga hacia fines del siglo XIX y principios del XX. Incorporé entonces en mi tesis un acápite sobre identificación criminal y quedó dando vueltas esta idea”, comentó el investigador.

Una segunda fuente de motivación constituyen las diferentes publicaciones que comenzó a conocer en sus afanes por ampliar sus conocimientos en esta área, y todas insistían en el tema de la identificación criminal, particularmente revistas publicadas en la década de 1930 como la Revista Detective, Revista de Criminología y Policía Científica, o la Revista Criminología, que además de considerar artículos sobre la disciplina, incorporaban “galerías de delincuentes”. Recordó entonces el álbum de fotografías de reos de la Penitenciaría y así surgió la idea de realizar una investigación sobre la identificación criminal.

“De este modo, la identificación criminal no era construida sólo a nivel discursivo narrativo, sino también a nivel de un discurso visual, vale decir, cómo se presentaban las imágenes de los delincuentes en estas galerías consistentes en retratos que se fueron perfeccionando y que llegaron a lo que hoy conocemos con las fotos de frente y perfil. También se incorporó elementos como las características del bertillonage y las teorías deterministas de Cesare Lombroso, que están detrás de muchas informaciones como las estadísticas oficiales, los discursos de las autoridades de la época, de las escasas publicaciones del siglo XIX, pero en especial, de las más abundantes a partir del siglo XX”, ilustró el Dr. León.

“Estas fotografías comenzaron a construir estereotipos visuales sobre los delincuentes ¿Y por qué digo estereotipos visuales? Porque obviamente, antes de esa época, -y eso lo indican otras fuentes de nuestro período e incluso antes- la gente más o menos ya tenía una idea de cómo lucía o debía lucir un delincuente. Estas fotografías lo que hacen es precisar ese aspecto”, comentó el académico UBB.

Es así como el autor, a través de la identificación criminal, derivó en la historia de la criminología y desde dicho prisma apostó por comprender la sociedad chilena santiaguina de fines del siglo XIX, hasta la década de 1940 del siglo XX.




Seminario “Entre la Colonia y la República” reunió a destacados historiadores en la UBB

El encuentro fue organizado por la Academia de Estudios Religiosos de Chillán (AERCh), que preside el académico UBB, Dr. Cristián Leal Pino, y por la Facultad de Educación y Humanidades, junto con el patrocinio del programa de Magíster en Historia de Occidente; la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía; y el Proyecto Regular DIUBB, N°152344/4R.

Académicos e investigadores representantes de la Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Católica Raúl Silva Henríquez, Universidad Adolfo Ibáñez, de la Fundación Altiplano y de la propia Universidad del Bío-Bío, protagonizaron el Seminario “Entre la Colonia y la República. Continuidades y cambios”.

La actividad se desarrolló en dependencias de la Facultad de Educación y Humanidades, en el Campus La Castilla de la sede Chillán.

La conferencia inaugural denominada “Economía y estrategia misionera de la Compañía de Jesús en la frontera chilena. Siglos XVII y XVIII”, fue brindada por el Dr. Ignacio Chuecas Saldías.

El investigador Ignacio Chuecas es Doctor en Historia por la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Doctor en Exégesis por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Italia. Ha participado en numerosos proyectos de investigación a nivel nacional e internacional. Actualmente es profesor en el Departamento de Historia de la Universidad Alberto Hurtado y en la Universidad Adolfo Ibáñez. Sus líneas de investigación están centradas en la historia social de las fronteras y periferias imperiales americanas durante la edad moderna.

A través de “Economía y estrategia misionera de la Compañía de Jesús en la frontera chilena. Siglos XVII y XVIII”, el Dr. Ignacio Chuecas abordó aspectos de la sociedad terrateniente en Isla de la Laja, en el corregimiento de Rere, más específicamente, el modo en que se ejerció la propiedad terrateniente eclesial en dicha zona de frontera. Para eso concentró su análisis en el Colegio de Buena Esperanza de Rere, fundado por el padre Luis de Valdivia, que perduró hasta la expulsión de la Compañía de Jesús en 1767.

El Dr. Chuecas Saldías auscultó el modo en que la Compañía de Jesús se financió internamente, y cómo financió las misiones dirigidas al mundo indígena, a la vez que indagó sobre cómo la orden jesuítica repartió y afincó a sus miembros en el Chile de aquella época. Mediante la consulta de fuentes historiográficas evidenció que la mayoría de los padres jesuitas se asentó en Santiago o Concepción, en colegios que no poseían la calidad de misioneros, lejos de la frontera. Hacia 1757 el 80% del personal de la orden se encuentra en Santiago, el 13% en Concepción y sólo el 7% en colegios de misiones.

De este modo, la retórica de las misiones de la Compañía de Jesús se relaciona más directamente con el itinerario interno de la orden, y con los afanes de la Viceprovincia chilena por convertirse en Provincia independiente del Perú y de Paraguay. Asimismo, el hecho de contar con misiones implicaba financiamiento directo de la corona española, un aspecto no menor en dicho entramado.

Desafío a nuevos investigadores

Tras su presentación, el Dr. Ignacio Chuecas Saldías, destacó las amplias oportunidades de investigación colonial que suponen los archivos historiográficos de Chillán, tarea que bien podrían emprender los nuevos investigadores.

“En el caso de Chillán, creo que la historia local tiene una riqueza única, particularmente porque Chillán pertenece a las escasas fundaciones del siglo XVI. Por lo tanto, es un espacio urbano, relativamente cercano a la frontera de guerra, que va a perdurar hasta la actualidad, con algunas interrupciones y destrucciones, pero Chillán es un espacio clásico de la sociedad colonial chilena, por ello necesita y precisa de investigación a fondo. Existe un estudio, ya bastante antiguo de Reinaldo Muñoz Olave, que ha sido un clásico sobre la ciudad, ‘Chillán: sus fundaciones y destrucciones’, pero desde ahí hay que hacer trabajos actualizados necesariamente”, aseveró el historiador.

El Dr. Chuecas Saldías ilustró que una veta interesante sería comenzar a conceptualizar Chillán en sus diferentes ámbitos o espacios coloniales. “La zona de Larqui, actual Bulnes, fue un espacio particular, al igual que la zona de Pemuco y Yungay, y conectado con lo que era San Carlos de Perquilauquén. Coihueco también fue un espacio muy interesante. Sería interesante conceptualizar, por ejemplo, la sociedad terrateniente o los grandes hacendados de la zona chillaneja. Es decir, tenemos en esta zona, ya desde el periodo colonial, microrregiones y una vida realmente muy rica”, aseguró.

El Dr. Chuecas también dio luces sobre otro tema relevante como fue la fundación del pueblo de Huambalí, poblado con una parcialidad indígena sacada de la llamada “tierra adentro” o territorio mapuche, ubicado en la zona norte de Villarrica, probablemente correspondiente al actual Vilcún.

“Los traen y asientan aquí y se instaura una comunidad indígena junto a la ciudad de Chillán, con larga pervivencia, con doctrina de los padres jesuitas. Tenemos muchos fenómenos que han sido poco estudiados y que serían aporte a una historia nacional e incluso a la historia global; saber qué está sucediendo en estos espacios del Imperio español, espacios de frontera, y por lo tanto muy interesantes de investigar porque los espacios de frontera son espacios de tránsito, de diálogo, de construcciones políticas, sociales y culturales”, argumentó el Dr. Ignacio Chuecas.

El historiador también se refirió al mayor anhelo actual de entender el pasado desde las categorías propias del pasado, y no con las categorías actuales, pues ello supondría una injusticia.

“Durante el periodo monárquico o del Antiguo Régimen, es decir, antes que entre esta nueva reinterpretación de las instituciones y de la sociedad que hace el siglo XIX, cuando ya no hay rey, nosotros sabemos que están pasando muchas cosas importantes que merecen nuevas perspectivas, ya sean antropológicas, sociológicas, jurídicas, culturales, religiosas… Saber por ejemplo, qué está pasando en un lugar como Chillán con los jesuitas, con los franciscanos, con los dominicos… Todo eso hoy debemos reconceptualizarlo porque la historiografía tradicional no podía ser sensible a esos temas, tenía otros intereses. Para las historias más hegemónicas también había un proceso muy fuerte de conceptualizar todo desde el lugar en el que se estaba”, aseveró el Dr. Chuecas.

Expositores y sus ponencias

El seminario consideró la presentación de los trabajos: “Entre la Colonia y la República: La Consolidación de la relación Iglesia y Estado”, Ulises Cárcamo;  “El Diezmo y las relaciones Estado Iglesia, desde la Colonia al Chile Republicano”, Marcial Sánchez;  “Del derecho indiano al derecho republicano: confirmación, adición y reforma”, Carlos Salinas;  “Entre la fe y la política: curas patriotas en la época de la Independencia de Chile”, Juan Cáceres; “Fray Gil González de San Nicolás y Padre Bartolomé de Las Casas en el imaginario colectivo Colonial: Valle del Itata”, Marco Aurelio Reyes; “El Maestro Cantor: catequesis en el antiguo camino real de Potosí”, Magdalena Pereira; “De la madera policromada al mármol en la escultura devocional de Santiago, siglos XVIII y XIX”, Fernando Guzmán; “Expiación y peste en Chile colonial”, Macarena Cordero; y “Entre lo humano y lo Divino: El Crédito Eclesiástico en Santiago Colonial, 1750-1800”, Leopoldo Tobar C.




Colectivo MOCEN de estudiantes UBB presentó calendario de efemérides mapuches

El Colectivo “Movimiento de Conocimiento Étnico Nacional” (MOCEN), integrado por estudiantes de la Universidad del Bío-Bío, realizó la presentación del calendario mapuche generado por la agrupación “Historia Mapuche” junto a “Kimeltuwe”, instancias que tienen como propósito difundir aspectos de la cultura, así como visibilizar la desconocida historia del pueblo originario.

El estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía de la UBB, Nicolás Garrido expresó que la actividad concuerda plenamente con los objetivos propuestos por MOCEN, que pretende “contribuir al debate y al estudio de la realidad social, política y cultural de los pueblos originarios en nuestro país, y al de las nuevas etnicidades producto de las diversas  dinámicas migratorias espaciales”.

“MOCEN contempla aportar a la reflexión contemporánea sobre la realidad de los pueblos originarios y el surgimiento de nuevas identidades y alteridades en el país; facilitar el desarrollo de actividades de extensión y diálogo intercultural con comunidades indígenas; contribuir a la democratización  y acceso de la sociedad civil a contenidos y materiales para la reflexión y estudio de las etnicidades en Chile; y estimular el diálogo interdisciplinario e intercultural dentro del campus y con otras universidades del país”, según se explica en su portal web.

La presentación del calendario con efemérides mapuches se dio en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena.

En la oportunidad se contó con la participación del autor de la cuenta de twitter “Historia Mapuche” Nelson Lobos, y el dibujante Fiestóforo, creador junto a Víctor Carilaf Millaqueo del Fanpage Kimeltuwe, que actualmente posee más de 100 mil seguidores en la web.

El dibujante Fiestóforo comentó que en cuanto a la estructura, el calendario adopta el modelo occidental Gregoriano, básicamente porque se orienta especialmente a los profesores que enseñan en las aulas escolares, de manera que al visualizarlo puedan conocer y compartir con niños y niñas aspectos desconocidos de la historia y de la cultura del pueblo mapuche. Se pretende por tanto, informar y difundir conocimientos que pueden ser la puerta de entrada para posteriores indagaciones de quienes se sientan atraídos por el tema.

“En la parte superior incorporamos una lámina educativa con dibujos y conceptos de distintos ámbitos de la cultura mapuche. Lo interesante es que las palabras pueden escucharse luego en youtube, para que sepan cómo se pronuncian. En la parte inferior está el calendario propiamente tal con las respectivas efemérides, y también se ilustra alguna efeméride en especial”, ilustró Fiestóforo.

El creador de la cuenta de twitter “Historia de Chile”, Nelson Lobos Camerati, comentó que la agrupación es un colectivo de profesionales entre quienes se cuenta a Alejandro Colihuinca, profesor con mención en contexto mapuche; Tamara Henríquez, profesora de lenguaje y filosofía; Israel Farías, antropólogo. Nelson Lobos, es egresado de derecho e investigador e historiográfico enfocado en cultura mapuche.

La agrupación Historia Mapuche enseña la historia desconocida de Chile y el pueblo mapuche, valiéndose de la masividad que permiten las tecnologías de la información y las redes sociales.

“Hoy estamos trabajando a través de Youtube, Instagram, Facebook. Hace un tiempo, el peñi Víctor Carilaf nos escribió y comentó que junto al peñi Fiestóforo tenían la idea de crear un calendario con efemérides que pudiera dar a conocer y manifestar fechas relevantes de la invisibilizada historia mapuche. Ellos ya tenían las ilustraciones y nosotros debíamos aportar con las efemérides. Así se originó la idea del calendario”, aseguró Nelson Lobos.

Nelson Lobos manifestó que conocer la historia mapuche es una tarea prioritaria porque permite entender lo que fue dicho pueblo en el pasado, así como facilita entender el proceso que hoy vive dicha cultura. El desconocimiento generalizado de esta historia se explicaría, según expresó Lobos Camerati, debido a las inconsistencias y contradicciones protagonizadas por los estados chileno y argentino. “De los mapuches sabemos sobre Caupolicán, Lautaro, Galvarino, y luego parecieran desaparecer de la Historia de Chile. Luego aparecen de nuevo hacia fines del siglo XIX con la denominada “Pacificación de la Araucanía”, pero nada se nos dice en los colegios sobre la vida y la relación entablada entre mapuches y españoles durante los siglos XVII y XVII; la importancia de las Paces de Quilín, y la rica relación y paz que se dio con el intercambio comercial y cultural en la zona de frontera del Biobío. Entonces, ahora aparecen en la televisión como grupos violentistas o terroristas y la gente no entiende el contexto”, advirtió Nelson Lobos

Es precisamente dicho desconocimiento lo que pretenden revertir los colectivos “Historia Mapuche” y “Kimeltuwe”, quienes a través de las redes sociales han logrado traspasar barreras e interesar a las antiguas y nuevas generaciones de chilenos y mapuches, para que conozcan una historia desconocida que les pertenece a ambos pueblos.