Académicos y estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades destacaron en IV Congreso Alfepsi de Psicología en Colombia

La Asociación Latinoamericana para la Formación y la Enseñanza de la Psicología (Alfepsi), junto a la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga y la Universidad Cooperativa de Colombia sede Santa Marta, organizaron el IV Congreso de Psicología Alfepsi, instancia en la que participaron académicos del Departamento de Ciencias Sociales y de Ciencias de la Educación: Damaris Opazo, Carlos Ossa, Mónica Pino, Ingrid Quintana, Nelly Lagos, Claudia Vásquez y Nelson Zicavo. Las estudiantes de la Escuela de Psicología Camila Beseler, Bárbara Durán, Macarena Acuña y María José Baeza, también expusieron investigaciones.

20151009_124600 - copiaUna nutrida delegación de académicos de la Universidad del Bío-Bío, pertenecientes a los departamentos de Ciencias Sociales y Ciencias de la Educación, de la Facultad de Educación y Humanidades, participaron en el IV Congreso de Psicología Alfepsi realizado en Colombia.

El Congreso buscó dar cuenta del principal objetivo de Alfepsi cual es: “Generar un espacio de intercambio de experiencias académicas y profesionales, que propicien el desarrollo de una psicología plural contribuyendo al bienestar y desarrollo integral de la población latinoamericana”.

En ese contexto se pretende promover actividades que contribuyan a fortalecer el dinamismo y la presencia con proyección ética y social de la psicología latinoamericana; identificar herramientas teórico-prácticas que faciliten procesos de diagnóstico, investigación e intervención desde la psicología, acordes con la realidad latinoamericana; e impulsar la producción de conocimientos y metodologías, para una psicología comprometida que responda a las necesidades de Latinoamérica.IMG_4010

La Escuela de Psicología de la UBB es miembro institucional de Alfepsi, en tanto que las académicas Mónica Pino, Ingrid Quintana y el académico Nelson Zicavo, forman parte de la agrupación en calidad de asociados.

En la oportunidad, las alumnas de la Escuela de Psicología Camila Beseler y Bárbara Durán presentaron el trabajo “Vivencias de marentalidad de abuelas cuidadoras de sus nietos/as”, en tanto que las alumnas Macarena Acuña y María José Baeza, presentaron el trabajo “Sintomatología asociada al trastorno dismórfico corporal en estudiantes de universidades estatales”.

Académico UBB reelegido en mesa directiva de Alfepsi

20151104042955 (1)Una destaca participación le cupo al académico Nelson Zicavo, quien en el marco de la asamblea general de Alfepsi fue electo Secretario de la Mesa Directiva por un tercer periodo, cargo que viene desempeñando durante los últimos cuatro años.

Igualmente, Zicavo Martínez coordinó la Mesa Redonda Magistral número 4 signada como ¿Cuál es el rol que cumple la Psicología en Latinoamérica?

Además, el académico Nelson Zicavo participó en los simposios: “Separaciones y disfuncionalidades familiares en América Latina” en calidad de coordinador; y como expositor en los simposios “Modelos y metodología en la supervisión y formación del psicólogo latinoamericano”; “La formación integral del Psicólogo: el amor y otros dilemas. Cuba, México, Costa Rica y Chile”; y “¿De qué familia hablamos cuando hablamos de familia? Nuevos tipos de familia en América Latina. Grupo de familia ULAPSI”.

Asimismo, participó en el lanzamiento del libro de Editorial ALFEPSI “Formación en Psicología: reflexiones y propuestas desde América Latina”, donde se incluye un capítulo cuya autoría comparte con la académica Mónica Pino.

Acoso Escolar: Desafío a una educación a la Asertividad

FOTO INGRID , MONICA Y COLEGA DE LA UNIVERSIDAD SAN MARCOS, PERÚPor su parte, las académicas Ingrid Quintana y Mónica Pino presentaron un trabajo en el Congreso denominado “Acoso Escolar: Desafío a una educación a la Asertividad”. La ponencia, según manifestaron las autoras, “evidencia las fortalezas y debilidades de algunos de los instrumentos validados para visibilizar el acoso escolar. Del mismo modo, se exponen los resultados de un estudio de tipo descriptivo donde se develan características de personalidad de niños y niñas que han vivenciado bullying dentro de sus establecimientos educacionales. Para tal estudio se trabajó con metodología cuantitativa, se utilizó una muestra de 294 niños/niñas y se utilizaron, en primera instancia, análisis de tipo descriptivo”, acotaron.

“El Acoso Escolar se caracteriza por ser una realidad de violencia presente en nuestros contextos socioculturales, que se define como una realidad de agresión permanente, connotada por el desbalance de poder y la intención premeditada de provocar daño… La permanencia en el tiempo de la violencia vivida en el acoso escolar, constituye una de las características centrales de este fenómeno que consiente su perpetuación, cronicidad y escalada. Permanencia nutrida por el silencio de los actores que participan de este fenómeno -víctimas, victimarios y espectadores-, obstaculiza la intervención de terceros y por ende su. La asertividad, surge, por lo tanto, como una variable ausente en la realidad del bullying y que podría constituirse como eje central dentro de una perspectiva educacional preventiva”, describieron.

Dificultades interpersonales y ansiedad escolar

nelly - copiaLa docente Nelly Lagos San Martín presentó el trabajo titulado “¿Predicen las dificultades interpersonales la ansiedad escolar? Estudio con adolescentes chilenos de educación secundaria”. El escrito es fruto del Doctorado en Investigación Educativa que la docente llevó a cabo en Alicante, España. “En él se señaló que las dificultades interpersonales, entendidas como la evaluación de un sujeto sobre el grado de dificultad que se tiene para relacionarse con los demás predicen la alta ansiedad escolar, entendida esta última como las reacciones cognitivas, psicofisiológicas y motoras que un sujeto emite ante situaciones que él evalúa como amenazantes, ambiguas y/o peligrosas. Los análisis de regresión logística, revelaron que todas las variables evaluadas predicen la alta ansiedad escolar, siendo la dificultad para hablar en público la variable que la predice en una mayor proporción. Estos datos permiten anticipar que la mejora de las dificultades interpersonales, aumentaría las probabilidades de disminuir los elevados niveles de ansiedad escolar en los adolescentes chilenos”, esgrimió.

TIC en niños y niñas de sectores rurales de ÑubleClaudia Vásquez

La académica Claudia Vásquez expuso sobre “Las TIC en niñ@s y adolescentes de sectores rurales de la provincia de Ñuble, Chile”,  el que contó con el patrocinio de la DITEC y del Grupo de Investigación en Formación en Genero, Cuidadanía y Equidad. El objetivo general del estudio pretendió caracterizar el uso de las TIC en niños, niñas y preadolescentes pertenecientes a establecimientos educacionales públicos, situados en sectores rurales de la provincia de Ñuble, en Chile, a través de la pesquisa de datos a través de un cuestionario exploratorio. “La muestra corresponde a 238 estudiantes de establecimientos educativos rurales, de los cuales 123 eran mujeres y 115 eran hombres. El promedio de edad fue de 14.04 años, con un máximo de 17 años y un mínimo de 12 años.  Los principales resultados dan cuenta que el dispositivo tecnológico al cual tienen más acceso corresponde al televisor (89,91%), seguido de Computador Portátil (66,44%) y Celulares sin conexión a internet (45.37%). Del total de los y las participantes, un 81,93% refiere tener acceso a internet, siendo la fuente principal de conexión la establecida en los establecimientos educacionales. Las aplicaciones que más reportan emplear es un Facebook (92.44%) y Whatsapp (79.42%), siendo seguido por Twitter con sólo un 26.64%, Line con un 18.07%  y Live con un 7.57% de las preferencias. Las actividades más realizadas corresponden a Chatear con amigos/familiares (89.91), buscar información para hacer tareas (86.97%) o buscar información en algún sitio (81.51%) y observar una película o serie on line (73.52%). Se analizan los resultados y se comparan con los reportados en la literatura en el uso de las TIC en sectores urbanos, estableciéndose un importante incremento en la conectividad que ha permitido superar la primera barrera digital (acceso), requiriéndose aunar esfuerzos en relación al desarrollo de las competencias TIC para el siglo XXI”, explicó la académica.

Significados construidos sobre maternidad, paternidad, hijos/as, crianza

20151009_124600 - copia - copiaLa académica Dámaris Opazo Vega, presentó el trabajo denominado “Maternidad, paternidad, hijos/as, crianza: significados construidos por madres y padres usuarios de un Centro Comunitario”. Según explicó la académica, “la investigación describe significados construidos por madres y padres de niños/as participantes de un Centro Comunitario, referentes a los conceptos de mamá, padre, hijo/a y criar, para detectar núcleos de representaciones sociales asociados a dichos significados. Los núcleos semánticos de todos los conceptos en la muestra de madres y padres se relacionan con el afecto. La representación de maternidad es coherente con modelos tradicionales de maternidad y género femenino en madres y padres. Respecto de la paternidad, la representación incluye significados asociados a un modelo tradicional pero también elementos que asocian al padre con expresión afectiva.  La representación de hijo/a es coherente con el amor materno-paterno y agrupa significados que configuran una imagen idealizada. La representación de criar agrupa significados que constituyen indicadores de competencias parentales en este grupo, pero se visualiza escasamente la disciplina y la facilitación progresiva de autonomía como dimensiones relevantes en el proceso de crianza”, aseveró.

En la oportunidad, las académicas Claudia Vásquez y Dámaris Opazo también presentaron el libro “Enfoques Psicosociales Emergentes, abriendo rutas desde lo local” de Ediciones UBB, 2015.

Pensamiento crítico en estudiantes de Psicología

carlos - copiaPor su parte el académico Carlos Ossa dio cuenta de un estudio en el que analizó la incorporación del pensamiento crítico en la formación de estudiantes de Psicología en universidades del área centro-sur de Chile. Los resultados muestran que existe una sola experiencia de formación institucional para el desarrollo del pensamiento crítico, el que no está necesariamente focalizado en las carreras de Psicología, sino que a todos los estudiantes, aun cuando se señala que es una habilidad relevante para los psicólogos, pues permite analizar la información científica, profundizar en la comprensión del ser humano y de las realidades sociales y tomar mejores decisiones. Como una conclusión importante de este trabajo se indica que sería relevante la inclusión del pensamiento crítico en la formación de futuros psicólogos como parte de su rol profesional, para lo cual sería necesario trabajarlo como asignatura formal y explícita, e implementar mayores y nuevos formatos de trabajo.




Académico de la UBB desarrolló investigación que presentó en prestigiosa universidad de Inglaterra

Desarrollo portuario e identidad de lugar”, se denomina el estudio presentado por el Dr. Cristobal Bravo, académico del departamento de Ciencias Sociales de la UBB, quien llevó su investigación hasta la Universidad de Oxford.

“Este trabajo reflexiona acerca de las nuevas identidades de lugar asociadas a los procesos de modernización portuaria en base a los casos de Valparaíso y de Coronel (en la región del Bío-Bío). Asimismo, propone una revisión teórica de la noción de identidad de lugar en psicología, a la luz de los debates contemporáneos en las ciencias sociales”, reflexiona el académico del departamento de Ciencias Sociales, Psicólogo Cristobal Bravo.DSC_03021

El profesional, llevó a cabo el estudio “Desarrollo portuario e identidad de lugar”, en el que determina que “los puertos constituyen un caso paradigmático de conflictos espaciales contemporáneos. La modernización portuaria al privilegiar intereses económicos y productivos por sobre las necesidades de los residentes han llevado a la pérdida de valores fundamentales de las identidades de entornos costeros como el cierre de accesos tradicionales a la playa y la pérdida de la vista al mar”.

La investigación, causó el interés de la academia internacional y el Dr. Bravo, de la Escuela de Psicología de la UBB, fue invitado a exponer su trabajo en Inter-Disciplinary.Net, un foro para el intercambio y la interacción de las ideas, la investigación y puntos de vista que tienen que ver con una amplia gama de temas de preocupación e interés en el mundo contemporáneo. En dicha instancia, se promueve y patrocinan encuentros inter y multidisciplinarios reuniendo a las personas de diferentes contextos, disciplinas, profesiones y vocaciones, con el objetivo de generar y fomentar compromisos que cruzan los límites de trabajo intelectual.IMG_7726

Durante su presentación que tuvo lugar en Mansfield College de la Universidad de Oxford, Inglaterra, el académico de la Universidad del Bío-Bío, compartió que “las edificaciones (los puertos), obras de infraestructura y tecnologías productivas que caracterizan este tipo de proyectos, favorecen  un conjunto de prácticas de habitar y sentidos de lugar que tienden a reproducir una relación instrumental por parte de los habitantes hacia el entorno sociofísico, a la vez que marginan la apreciación y goce de los valores estéticos y recreativos del paisaje. En este sentido, las agrupaciones ciudadanas que defienden los derechos de los habitantes cumplen un papel fundamental en la defensa del lugar”.

La exposición se desarrolló durante la Sexta Conferencia Global “Lugar y Espacio”, en la que participaron académicos de distintas universidades de todos los continentes.




Académico de Psicología UBB destaca aportes del Movimiento Global de Ecoaldeas en la búsqueda de modelos de desarrollo sostenible

El académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Claudio Pereira Salazar, se abocó al estudio del movimiento social y global Ecoaldeas, cuyo propósito es propender al desarrollo sostenible, en el marco de la tesis doctoral en Comunicación, Cambio Social y Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid, que culminó este 2015.

IMG-20151023-WA0004

Ecoaldeas, Ecopsicología y Permacultura son algunos de los conceptos que permiten comprender el sentido de la investigación científica desarrollada por el Dr. Claudio Pereira Salazar durante los últimos ocho años, y que le valió la obtención del grado de Doctor en Comunicación, Cambio Social y Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid este año 2015.

La profundización en el área le llevó a integrar el Instituto Chileno de Permacultura y a ser invitado como miembro de la Sociedad Europea de Ecopsicología, que debido a su crecimiento ahora aspira a convertirse en asociación mundial.

En dicho contexto, el académico participó recientemente en un Congreso de la Sociedad Europea de Ecopsicología realizado en Grecia, que consideró la participación de investigadores de España, Italia, Brasil, Argentina, Uruguay, México, EE.UU., Canadá y Australia.

En la oportunidad se presentaron los distintos trabajos que se están desarrollando a nivel internacional en materia de Ecopsicología. “En mi caso presenté los resultados de mi tesis doctoral donde grafico lo que está ocurriendo con el movimiento global de Ecoaldeas y la Permacultura. Participé en diversas reuniones, porque la idea es ir pensando y reflexionando sobre cómo darle peso disciplinario, cómo se está integrando esta visión en la formación de psicólogos, tanto a nivel de pregrado como de postgrado a nivel internacional. Esto obedece a dar respuesta a la crisis medio ambiental que estamos viviendo en términos globales. Es un tema muy candente debido a fenómenos como el calentamiento global, la explotación de los recursos, el agotamiento del suelo, la contaminación, entre otros factores”, valoró el investigador.

-¿Qué implica el movimiento Ecoaldeas?

-“El movimiento Ecoaldeas implica el desarrollo de asentamientos humanos sostenibles. Estos formatos de comunidades ecológicas se están dando a nivel planetario y responden en parte, a la crisis de sentido y a la necesidad de generar propuestas de desarrollo sostenible. Desde ahí es que mi tema de tesis me abrió a todo un campo y a un universo de estudio vinculado con lo que hoy en día estoy desarrollando que es la Ecopsicología. La Ecopsicología básicamente es la integración de la ecología con la psicología, apuntando a diversas prácticas y a diversos modelos, tanto educativos como psicoterapéuticos, que apuntan hacia la conciencia ecológica, que hoy es algo fundamental, y que se está trabajando tanto a nivel educativo, a nivel de salud humana, terapéutico, como a nivel de las organizaciones”.

“El movimiento Ecoaldeas tiene bastante desarrollo a nivel planetario, pero se mueve en términos de la sociedad civil. Son agrupaciones que responden a personas que quieren vivir de una manera distinta, salirse del orden social dominante y empezar a construir algunos proyectos que apunten a una vida ecológica, en armonía con el medio ambiente. Además, están desarrollando investigación, no investigación académica que se da en los espacios universitarios, sino en espacios de formación alternativos. Entre otras cosas, ahí trabajan temas de bio construcción, huertas orgánicas, economías sociales alternativas, sistemas de gobernanza de resolución de conflicto, toma de decisiones, desde la perspectiva de una visión biológica y orgánica de cómo podríamos nosotros funcionar, si es que apuntamos a modelos de desarrollo sostenibles; imitando un poco los patrones y las pautas evolutivas que tiene la naturaleza”.

IMG-20151023-WA0005

-¿Qué perspectiva o filosofía se encuentra en la base de las ecoaldeas?

-“La filosofía que está en la base de las propuestas ecoaldeanas se llama Permacultura. La Permacultura es fundamentalmente el diseño de asentamientos humanos sostenibles. Por muchos años el movimiento ha ido sistematizando prácticas y herramientas para el desarrollo ecológico y la implementación de comunidades. En mi tesis doctoral, primero estuve analizando las organizaciones del movimiento en los sitios web, y luego me dediqué a una aproximación más etnográfica y participativa. Entonces recorrí distintos proyectos tanto en España como acá en Chile, y participé de algunos encuentros. Fue un periodo de 8 años en los que estuve investigando, y a partir de esas vinculaciones es que conocí la red de organizaciones que están sosteniendo y promoviendo el movimiento en Chile. Generé vínculos y hoy participo con ellos como parte del Instituto Chileno de Permacultura”.

-¿De qué manera se evidencia su participación en el Instituto?

-“Participo apoyando algunos programas de formación que se desarrollan una vez al año en Chile, en un curso que se denomina Diseño de Ecoaldeas, donde viene gente de distintas partes del planeta y de Iberoamérica fundamentalmente. Esta capacitación se hace en el mes de enero, y yo colaboro desde la óptica de la Psicología Comunitaria y la Ecopsicología, en lo que se llama ‘visión de mundo’ que tiene que ver con herramientas de corte social comunitario y de crecimiento personal en armonía con la naturaleza, lo que se llama procesos de inmersión en la naturaleza”.

-¿Cuáles son los principios fundamentales del movimiento de ecoaldeas?

-“Los principios fundamentales que tiene hoy el movimiento de ecoaldeas y permacultura son 3: Cuidado de la gente, Cuidado de la Tierra, y Distribución equitativa de los recursos. Bajo esos principios empiezan a surgir proyectos que apuntan a la regeneración ecosocial, es decir, cómo instalamos nuevos sistemas productivos de consumo y de producción sostenibles que no contaminen el planetas. Es decir, volver a trabajar con la sabiduría que tenían los ancestros. Lo otro importante es cómo generamos una sociedad para el buen vivir. Centrados en la calidad de vida, la búsqueda de la felicidad, la paz, el bienestar, en lugar de la sociedad centrada en el miedo, la competencia, la enfermedad, que es fundamentalmente lo que hoy sostiene a la gran mayoría de nuestras instituciones sociales. Todos estos marcos de corte ecológico tienen una visión crítica y proponen alternativas. En lugar de luchar contra el sistema, el movimiento global de ecoaldeas está orientando sus energías a la investigación”.

facebook_1445604581928

-¿Hay antecedentes previos en Chile sobre la Ecopsicología?

-“Esto es bastante innovador, lo más cercano que podría haber en Chile es la Psicología Ambiental, pero tiene otro foco, la Psicología Ambiental tiene que ver más con la relación de los ambientes construidos con el ser humano, y la Ecopsicología tiene que ver más con la ecología profunda, con el rescate de ciertas prácticas y herramientas que permiten que los seres humanos nos integremos con el medio natural y que curiosamente está rescatando visiones y herramientas que son ancestrales, que vienen de los pueblos originarios. De ahí se vincula con otra línea de investigación que desarrollo en la UBB que es la Educación Intercultural, pues pertenezco al Grupo de Investigación Nexus. Entonces, qué es lo que se está haciendo, tanto desde el ámbito de la Ecopsicología como desde la Educación Intercultural, es poder rescatar esas sabidurías ancestrales que no necesariamente se han rescatado, porque son pensamientos alternos, que van en una línea distinta al pensamiento racional material que tiene la sociedad occidental. Trabaja con la conciencia chamánica o luminosa, a través de distintas prácticas, poseen diversas ceremonias y maneras de relacionarse con el espíritu de la naturaleza. Acá uno entra a un mundo vinculado con la espiritualidad ancestral”.

¿Existen experiencias en cuanto a implementación de modelos alternativos de desarrollo en Chile?

“Con el Instituto Chileno de Permacultura se está implementando en la Provincia de Arauco un modelo que viene de Suecia, que se llama ecocomunas. Fundamentalmente, se trata de modelos de corte participativo y permiten vincular en mesas de trabajo a los distintos actores a nivel territorial. Entonces, en las mesas se reúnen personas de la sociedad civil, del mundo político, del mundo privado, académico, con la idea de poder pensar concretamente, en un territorio determinado, cómo estamos construyendo nuestros sistemas productivos y nuestras relaciones de producción y de consumo. En Suecia comenzaron hace unos 15 a 20 años con esta experiencia, y ellos fueron cambiando paulatinamente. Paulatinamente, fueron cambiando las grandes fábricas que contaminaban, las fueron transformado hacia tecnologías verdes, sostenibles, y hoy podemos comparar fotografías de ciudades industriales que hoy parecen verdaderos campos, donde hay huertas urbanas, donde participa la comunidad, y donde las mesas son efectivamente participativas. Nosotros en Chile estamos aún muy lejos de eso, porque las decisiones se toman entre políticos y empresarios. Y la comunidad con suerte tiene la posibilidad de votar cada cuatro años por nuestros representantes”.

¿Esta visión implica una noción diferente de lo que se entiende en occidente como desarrollo?

-“La noción del progreso está cambiando; esta idea de crecimiento ilimitado, de desarrollo económico fundamentalmente, en los países del primer mundo ya entró en crisis y está muy cuestionado. Hoy en día, los modelos de desarrollo sostenible apuntan incluso hacia sistemas de decrecimiento de nuestras necesidades de consumo, porque la necesidad de ventas y de generar más capital, construye necesidades en los seres humanos, cuando en realidad nuestra naturaleza y nuestra salud humana es mucho más simple”.

“El desarrollo que se vincula a estos modelos alternativos tiene que ver con el decrecimiento de nuestras necesidades de consumo, con el retorno a una vida más simple. Esto tiene que ver con una mirada crítica, con tomar conciencia con el punto en el que nos encontramos como Humanidad. Nuestra sociedad se ha basado mucho en una cultura egocéntrica, nos hemos preocupado por el bienestar personal, por la competencia, y el punto está en que seamos capaces de tomar conciencia de nuestra naturaleza ecocéntrica, es decir, que estamos vinculados con toda la red de la vida; estamos vinculados con otros seres humanos, somos una red social, pero además estamos vinculados con la red de la vida y con todos los procesos cíclicos, y ahí vienen los aportes de la ecología, pues nuestros sistemas de producción y consumo, y el impacto que ello supone, está haciendo que se pierda el equilibrio orgánico y natural, y eso afecta nuestra salud, nuestras aguas, nuestro suelo, nuestra capa de Ozono”.

“Los pueblos antiguos, en la sabiduría ancestral, cuando se tomaban decisiones en los consejos de ancianos, éstas se pensaban considerando 7 generaciones hacia adelante y consideraban también qué pensaban 7 generaciones atrás. En cambio, nuestra cultura es muy cortoplacista y se toman decisiones en función del beneficio individual o empresarial, pero desde el aquí y ahora, y no estamos pensando en el futuro. Si los grupos que toman las decisiones tuvieran esa conciencia, otro mundo sería posible”.

“Desde el punto de vista más psicológico, en lo que yo me he enfocado tiene que ver con qué metodologías, que herramientas se pueden ir aplicando en los niveles educativos, salud humana, en términos organizacionales, para ir diseñando nuevos emprendimientos, innovaciones y nuevas maneras de relacionarnos y de entender una economía, una economía social, ecológica fundamentalmente. Tiene un sustrato muy filosófico, pero además el desafío es cómo instalamos procesos que nos permitan como Humanidad empezar a funcionar de otra forma, y ahí están las Ecoladeas, que son una suerte de laboratorios que existen a nivel global, donde se están probando nuevas maneras de relacionarnos, de trabajar desde la visión de lo colectivo, desde la red de la vida finalmente”.




Investigadores de la UBB publican nuevo libro “Enfoques Psicosociales Emergentes: Abriendo rutas desde lo local”

“Enfoques Psicosociales Emergentes: Abriendo rutas desde lo local” se denomina el nuevo libro de Ediciones Universidad del Bío-Bío, que recoge experiencias e investigaciones sobre temáticas incipientes, de las académicas y académicos Soledad Martínez Labrín, Dámaris Opazo Vega, Carlos Ossa Cornejo, Claudio Pereira Salazar y Claudia Vásquez Rivas, todos ellos vinculados a la Escuela de Psicología, al Departamento de Ciencias Sociales y al Departamento de Ciencias de la Educación.

IMG_2452Mostrar y compartir el saber incipiente generado por académicos de la Escuela de Psicología a través de experiencias e investigaciones que tienen como contexto la Región del Biobío, aparece como uno de los principales objetivos del libro “Enfoques Psicosociales: Abriendo rutas desde lo local”, cuya autoría corresponde a los académicos e investigadores Soledad Martínez Labrín, Dámaris Opazo Vega, Carlos Ossa Cornejo, Claudio Pereira Salazar y Claudia Vásquez Rivas.

La publicación considera 5 capítulos referidos precisamente, a temáticas no profundizadas por la Psicología en Chile, y abordadas desde la región, lo que supone también una forma de descentralizar el conocimiento, según explicaron los autores.

La obra reúne los capítulos: “Psicología y buen trato infantil: Experiencias locales de crianza vinculadas al ejercicio competente de la parentalidad” de Dámaris Opazo; “Aportes de la ecopsicología para el desarrollo sostenible. Trayectorias posibles de un paradigma integrador del ser humano con el medio ambiente” de Claudio Pereira; “Niños, niñas y jóvenes en la era de la comunicación digital: (re)conociendo las redes sociales” por Claudia Vásquez; “¿Qué es y qué hace el psicólogo educacional? Una mirada crítica para una propuesta compleja” de Carlos Ossa; y “Psicología, género y feminismo” de Soledad Martínez.

El profesor emérito de la UBB, José Luis Ysern de Arce, prologuista del libro, destaca en la presentación el carácter social y comunitario de la Escuela, lo que se ve reflejado en los temas de los capítulos y en sus respectivos enfoques. “El libro que el lector tiene en sus manos, pretende aportar modestamente, pero con toda seriedad, a una ciencia psicológica que tampoco es neutra. Los autores de los distintos capítulos, son hombres y mujeres vinculados a la Escuela de Psicología de la Universidad del Bío-Bío, cuyas disciplinas y trabajos están involucrados por el sentido social comunitario y liberador antes mencionado. Su objetivo es muy claro: contribuir a la liberación y felicidad de todas las personas, especialmente de quienes han sido grupos y personas de periferia, víctimas de la marginación social”, detalló.

Psicología, género y feminismo

IMG_2437 - copiaEl capítulo “Psicología, género y feminismo” de la académica Soledad Martínez Labrín, aborda el desarrollo que ha habido sobre los temas de género y feminismo en piscología, que al menos en Chile, según precisa la autora, es más bien escaso.

“Se consideran algunos aspectos históricos y globales; luego trata de incorporar todo lo que hay en Chile y, finalmente, entra en lo que se ha hecho en la Región del Biobío. Tras ello realizo una propuesta; la propuesta no es sobre estudios de género, la propuesta es sobre estudios feministas en psicología, porque la idea no es simplemente que se hagan, se cuenten niños/niñas, mujeres/hombres, sino que efectivamente se haga una investigación más crítica de las relaciones de género que hay entre las personas. Lo que propongo es que se haga una investigación en psicología más de corte feminista. Y luego de eso trabajo sobre los aspectos regionales, locales, un poco lo que se ha hecho en la UBB, no sólo en la Escuela de Psicología, sino también en otros espacios. Igualmente me refiero a algunos hallazgos y desafíos que estas investigaciones presentan y finalmente, formulo una propuesta muy breve respecto de cuáles serían los aspectos a incorporar en los trabajos psicosociales”, comentó la académica Soledad Martínez.

Al comenzar el capítulo, la investigadora realiza una suerte de considerando, donde advierte que “escribir un capítulo que esboce un panorama de los tres temas reflejados en el título de éste, juntos, resulta muy complejo, por diversas razones. La primera, es la ya compleja tarea de hablar de psicología en singular, cuando en realidad se quiere hablar de una disciplina hecha de muy diferentes campos y teorías, a menudo incompatibles entre sí (Gergen, 2010). En segundo lugar, porque los estudios de género no son una línea definida dentro de la psicología, y mucho de lo que denominamos estudios de género son, en realidad, simplemente estudios que segregan cifras según diferencia sexual. Finalmente, porque la psicología, sobre todo la moderna, es reacia a renunciar a los privilegios de la neutralidad positivista para adoptar en su lugar, posturas abiertamente políticas y comprometidas, como ha sido el feminismo (Cabruja, 2008)”, reflexionó la autora.

Psicología y buen trato infantil

IMG_2435“Psicología y buen trato infantil: Experiencias locales de crianza vinculadas al ejercicio competente de la parentalidad” se denomina el capítulo de la académica del Departamento de Ciencias Sociales Dámaris Opazo.

“El capítulo se centra en delimitar experiencias locales de investigación en relación con la temática de crianza infantil, pero no desde una perspectiva clásica, porque se ha hablado bastante de prácticas de crianza, pautas de crianza, creencias asociadas, de hecho la crianza se puede ver desde distintas perspectivas, pero últimamente ha surgido con fuerza el concepto de competencia parental, en donde se visualiza una responsabilidad social asociada a generar condiciones de buen trato hacia niñas, niños y adolescentes. Por lo tanto, el concepto de competencia parental es el que ha adquirido bastante fuerza en los últimos años, y a partir de ese constructo teórico se generan algunas iniciativas de investigación a nivel regional, que precisamente ahondan en aquellas prácticas asociadas a lo competente, es decir, a lo que asegura un buen trato, un desarrollo sano en el niño o niña o en el adolescente, y también aquellas prácticas que atentan contra sus derechos”, aseveró la investigadora.

De ese modo, el capítulo está orientado a delimitar qué es lo que ocurre con la parentalidad competente, es decir, cuál es el perfil del padre, madre o del cuidador que exhibe estas competencias y asegura buen trato en el niño o niña que está en proceso de desarrollo y que necesita ser satisfecho en sus necesidades, más aún en una etapa de crecimiento donde sus necesidades van cambiando de acuerdo a la etapa evolutiva, y por eso requiere de cuidadores que sean accesibles, disponibles y que otorguen seguridad.

“Fundamentalmente delimito los resultados de cada una de las investigaciones donde nos encontramos con elementos comunes, que tienen que ver con el perfil del cuidador competente. Un segundo hallazgo importante es que este cuidador no es el clásico, no es el que todos nos imaginamos, sino que va en la línea del ser abuelo/a, tío/a y cómo estas nuevas figuras que forman parte de este entramado parental social son las que aportan, a veces, más experiencias de buen trato que las figuras biológicas con las cuales se tiene una relación directa. Siguiendo en la misma línea se delimitan los grupos de competencias delimitadas a estas figuras positivas, figuras afectivas, que se comunican, que ejercen una disciplina educativa, establecen rutinas de intimidad que son no exigentes para los niños, ni son vulneradoras de sus derechos, y finalmente, el capítulo se cierra con una propuesta de trabajo, que considera la variable histórica en términos de la experiencia de crianza de los cuidadores para poder delimitar intervenciones posteriores”, detalló la académica.

Psicología educacional

IMG_2451El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Carlos Ossa aporta el capítulo “¿Qué es y qué hace el psicólogo educacional? Una mirada crítica para una propuesta compleja”.

Según comentó el autor, “el capítulo se centra en el problema que a pesar de que la psicología educacional tiene más de cien años, aun hoy es poco lo que se sabe con certeza respecto a qué estudia y como orienta las líneas de acción de los profesionales que se declaran psicólogos/as educacionales. Esto es a mi juicio, producto de una historia poco reflexiva y propositiva de la disciplina, disminuyendo su potencial de conocimiento. El texto se refiere a una mirada crítica en relación a la necesidad de cuestionar las bases de la psicología educacional, lo que hace, lo que ha investigado y como se da a conocer en la comunidad. Asimismo, se propone rescatar el ejercicio crítico como una competencia fundamental del psicólogo educacional, lo que le otorgaría una esencia dinámica y de complejidad a la disciplina. Esta es finalmente (una disciplina compleja) la propuesta última para generar reflexión y debate, como gran utopía para la psicología educacional, no como sueño imposible, sino como horizonte a buscar de forma permanente”.

“Finalmente, se busca generar una propuesta sobre una psicología educacional crítica y compleja, ya que a través de diferentes perspectivas teóricas centradas en el paradigma de la complejidad (Collom, 2005; Labarrere, 2006; Morin, 2001) se plantea que estas son parte de los ejes centrales que el conocimiento y la acción profesional, deben aportar a las necesidades y exigencias que nos plantea este tiempo, esta sociedad, y las personas que se desenvuelven en ellos”, ilustró el investigador.

Ecopsicología para el desarrollo sostenible

1365594262“Aportes de la Ecopsicología para el desarrollo sostenible. Trayectorias posibles de un paradigma integrador del ser humano con el medio ambiente” se denomina el capítulo del académico Claudio Pereira Salazar.

“En el capítulo propongo una revisión de la historia de la Ecopsicología, así como de las relaciones que distintos investigadores han desarrollado entre la psicología y el desarrollo sostenible, tal es el caso de la Psicología Ambiental Comunitaria y la Ecología Social. A partir de este análisis, se reflexiona sobre las perspectivas de desarrollo de una Ecopsicología que se construye desde el diálogo de saberes y la transdisciplinariedad, que va más allá de los enfoques terapéuticos y disciplinarios, rescatando los aportes de una perspectiva Latinoamericana para entender la transformación social, el desarrollo de la conciencia ecológica y la transición hacia una sociedad sostenible”, aseveró el investigador de la UBB.

“Estamos frente a la emergencia de una nueva cultura de movilización en la que las personas ya no les interesa ir en contra del sistema, ahora es el tiempo de una transición consciente hacia un nuevo paradigma, desde el cual se promueve la generación de prácticas e iniciativas que construyen nuevos modelos de realidades en el ámbito personal, cultural, social, medio ambiental y organizacional. Se comparten sentidos y se construyen identidades en torno a una resignificación del ser humano en relación a la naturaleza y su devenir histórico. Se está gestando una conciencia colectiva que va más allá de los agostados modelos ideológicos, religiosos y políticos basados en el deseo de instalar visiones de mundo impuestas por minorías asentadas en el poder y la ambición”, describe el autor en la parte introductoria del capítulo.

Según explicó el académico Pereira Salazar, el aporte es útil “tanto para psicólogos, estudiantes de psicología y para todos los interesados en la integración de la psicología con la ecología para los desafíos del desarrollo sostenible desde una perspectiva Latinoamericana”.

Niños, niñas y jóvenes en la era de la comunicación digital

IMG_2430“Niños, niñas y jóvenes en la era de la comunicación digital: (re)conociendo las redes sociales” se denomina el capítulo aportado por la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez. En dicho capítulo se abordan algunas de las temáticas más significativas en el ámbito de las llamadas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), “centrado especialmente en la población infantojuvenil y en su interés por las redes sociales en línea, junto con las principales problemáticas que surgen en el intercambio social on line”, según ilustra la propia autora.

“Abordo como las TIC han impregnado el quehacer general pero en particular la etapa infantojuvenil en niños y niñas. Los aportes internacionales, que son los más significativos, en relación a estudios, usos, preferencias, problemáticas, pero también en función de cómo esta realidad local puede tener y tiene algún sello distinto en función de estos temas más generales o globales. El poder destacar qué información contamos con nuestro medio local, para poder visibilizar los requerimientos particulares en función de este contexto. No es lo mismo la información, el uso, la preferencia que tienen los niños y niñas o cualquier persona, en un país europeo, al que podemos tener nosotros, porque hay una serie de barreras que también están descritas en función del acceso, del género, que se delinea muy sucintamente pero puesto como un tema importante en función del ser niño o niña, en función de la relación que se establece con la tecnología y cómo la tecnología genera espacios más o menos amables en función de ser niño o niña. Lo que planteo es que si bien tenemos un uso de las tecnologías, ¿cómo caracterizo y defino un buen uso, en función de un uso responsable, informado?, también van algunos puntos en función de las experiencias de investigación y a la luz de investigaciones europeas en general”, describió al académica Claudia Vásquez.




Jefe Provincial de Educación y académica UBB analizan Reforma Educacional en seminario de Psicología

Aportar información relevante acerca de la Reforma Educacional y la Carrera Docente, con el propósito que la comunidad universitaria adquiera mayores elementos de juicio sobre este importante proceso, fue el principal objetivo del seminario convocado por la Coordinadora de Estudiantes de Psicología, que tuvo como expositores al director provincial de Educación de Ñuble, Hernán Álvarez Román y a la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Fancy Castro Rubilar.

Obedeciendo a la necesidad manifestada por estudiantes de la carrera de Psicología, en cuanto a adquirir mayor información acerca de las implicancias del proceso de Reforma Educacional que se discute actualmente en Chile, la Coordinadora de Estudiantes de Psicología convocó a un seminario tendiente a sumar elementos de juicio con miras a enriquecer el debate y a contribuir en la formación de los propios estudiantes.

Para ello se contó con la participación del director provincial de Educación, Hernán Álvarez Román, y de la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Fancy Castro Rubilar.

La actividad, coordinada por las estudiantes Francisca Pardo, Gema Salgado y Bárbara Durán, junto a Eduardo Muñoz, se desarrolló en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán, y contó con la participación de académicos de la Escuela de Psicología, así como de estudiantes de distintas carreras.

Hernán Álvarez, jefe provincial de Educación, se refirió a los alcances de la Ley de Inclusión cuyos pilares fundamentales son el fin al lucro, fin a la selección y fin al copago. “Nos hemos reunido en este seminario con estudiantes de la Universidad del Bío Bío para darles a conocer los fundamentos y alcances de la Ley de Inclusión. Es relevante que como futuros profesionales de la provincia reflexionen acerca del contexto en que surgió este proyecto, que nació de las demandas de la ciudadanía con los movimientos estudiantiles del 2006 y de 2011, y que el gobierno de la Presidenta Bachelet comprometió en su mandato con esta primera parte de la Reforma Educacional”, indicó.

Sistema educacional chileno y proceso de reforma

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Fancy Castro Rubilar abordó el Sistema educacional chileno y el actual proceso de reforma, buscando situar a los participantes en el contexto histórico que precedió al actual escenario.

“Entregué antecedentes relacionados con las transformaciones estructurales que ejecutó  la dictadura militar en Chile, a través de las reformas de los años 80. Ahí se sientan las bases del modelo educativo privatizador y mercantil que se padece actualmente, expresado en la fragmentación del sistema, el  financiamiento de la educación vía subvención, el cambio de la situación laboral de los profesores, entre otros. Todo ello minó a la educación pública, situación que no cambió en los siguientes gobiernos luego del retorno a la democracia, y en algunos casos se profundizó el modelo neoliberal impuesto, ya que no hubo voluntad política  para recuperar lo que el país había perdido en la dictadura”, advirtió la docente.

En este sentido, la académica Castro Rubilar aseveró que recién con la denominada Revolución Pingüina y el movimiento de los estudiantes el año 2011, se logró instalar en la agenda política la serie de reivindicaciones educacionales de equidad y calidad educativa. “La ley de Inclusión de la Presidenta Bachelet es el primer paso importante para modificar  estructuralmente el sistema, a pesar de  algunas incertidumbres existentes  sobre su aplicación”, ilustró la docente.

La académica Fancy Castro Rubilar, también se refirió al proyecto de ley sobre Nueva Política Docente, conocida comúnmente como Carrera Docente, valorando aspectos como las mayores exigencias para la formación inicial docente y los procesos de inducción. “Se observa con preocupación lo complejo del diseño de carrera, con demasiados tramos en su trayectoria y, lo más crítico, se genera un doble sistema de evaluación docente obligatorio, basado en un mecanismo agotado. No hay garantía de formación en servicio para todos, pues dependerá de los cupos. Las condiciones para el desempeño docente siguen siendo menguadas, puesto que el máximo de alumnos por clase se mantiene en 45  y la proporción de horas lectivas  y no lectivas  65/35, no se asemeja al promedio OCDE de 50/50. Por último, los docentes del sistema de educación particular subvencionada, se seguirán rigiendo por el Código del Trabajo y su incorporación a la carrera es muy atrasada, dejándolos nuevamente en la indefensión”, aseveró.

Por su parte, los estudiantes Francisca Pardo, Gema Salgado, Bárbara Durán y Eduardo Muñoz, valoraron las visiones aportadas por los expositores, pues permitieron precisar algunas dudas y al mismo tiempo se generaron nuevas inquietudes.

“Nos llamó la atención los puntos fundamentales mencionados por el director del Deproe, tales como el término del copago en establecimientos educacionales, la eliminación del lucro en Educación, y el fin de la selección de estudiantes en los colegios. Esos son los pilares de la Reforma. Pero igualmente, lo que se propone tampoco alcanza a abarcar todo lo que se está pidiendo dentro de la Educación. Cada vez que uno va adquiriendo más conocimiento queda con más dudas y quiere seguir aprendiendo. Fue una de las enseñanzas que nos dejó la profesora Fancy Castro, cuando le preguntamos qué podíamos hacer para dejar de ser pasivos, y nos indicó que siempre era bueno ir adquiriendo mayor conocimiento acerca de lo que está pasando”, comentaron.




Estudiantes de Psicología UBB exponen en V Congreso internacional sobre tendencias y avances en Psicología en Perú

Los estudiantes de cuarto año de la carrera de Psicología, Luis Vilches Hermosilla y José Mariángel Alarcón concurrieron a Cajamarca, Perú, para participar en el congreso internacional convocado por la Universidad Privada Antonio Guillermo Urrelo, UPAGU. El académico Nelson Zicavo Martínez, quien posee vínculos académicos con UPAGU facilitó el contacto de los jóvenes con la casa de estudios superiores peruana.

Una experiencia enriquecedora en el plano académico, cultural y personal. Así definen los estudiantes de Psicología, Luis Vilches y José Mariángel, su reciente participación en el V Congreso internacional sobre tendencias y avances en Psicología realizado en Perú, que congregó a investigadores, académicos y estudiantes de Argentina, Brasil, Chile, EE.UU., México, Uruguay, además del país anfitrión.

Luis Vilches y José Mariángel fueron los únicos estudiantes que participaron en calidad de expositores con la ponencia denominada “Una mirada crítica al rol del Psicólogo en la Educación”. Según explicaron, dicho trabajo se basó principalmente en la experiencia de Práctica Intermedia en Psicología Educacional cursada durante 2014, considerando establecimientos educacionales estatales y particulares subvencionados.

“Nosotros formulamos una observación o crítica. Estimamos que los psicólogos que trabajan en el ámbito educacional, no debemos quedarnos satisfechos con lo que la ley marco nos exige porque es insuficiente. Por lo general hay que hacer más; por ejemplo, no solamente debemos quedarnos con evaluar y decir qué tiene un niño o niña, sino que debemos recomendar cómo se puede trabajar con ese niño o niña; incluir a la familia en este proceso, aspectos a los que no se les da mucha prioridad, porque la ley tampoco da mucho espacio. Si tenemos las herramientas para ayudar a mejorar la educación como psicólogos, debemos hacerlo”, manifestaron.

Los estudiantes explicaron que el Psicólogo tiene un desafío relevante en cuanto al apoyo que debe prodigar a los docentes y escolares en el proceso educativo. Esto sobre la base que hay profesores que, debido a la falta de experiencia o de actualización, pueden cometer errores que perjudican al alumno.

En esta misma línea diferenciaron el sentido de los conceptos psicoeducación  y psicología en educación. “La psicoeducación es distinta a la psicología educativa, ya que la psicología educativa refiere netamente a los aspectos que tienen que ver con la identificación de dificultades en el aprendizaje, en tanto que la psicoeducación, refiere a modos de afrontamientos, tipos de estrategias que se pueden utilizar para potenciar las habilidades del estudiante dentro del aula, que van más allá del tema académico, incluyendo los aspectos emocionales, psicosociales del estudiante. En eso se basa gran parte de nuestra presentación al momento de hacer la reflexión y emitir la crítica, porque hicimos referencia a textos como el efecto Pigmalión de Rosenthal de 1964 y las exposiciones de Casassus de 2008, en donde habla del clima emocional en el aula, y que una educación efectiva y un ejercicio efectivo del rol del docente no puede distar del ejercicio de su plano emocional como persona. Generar una segunda familia en el aula es de vital importancia al momento que nosotros entendemos que el colegio es el segundo lugar físico donde el niño pasa más tiempo después de su casa”, ilustraron.

 

Los jóvenes también se mostraron críticos frente a lo estricto del currículo escolar, y al afán prioritario que se otorga al cumplir con lo estipulado en dicho currículo, desatendiendo otros aspectos igual de relevantes en el proceso educativo.

“Hubo un momento en que nosotros expusimos una frase de Humberto Maturana en que él aludía a la importancia de entender que los niños no son tanto el futuro de la Patria como sí los adultos que lo rodean, haciendo una referencia al modelado, a lo que el niño observa en su entorno primario y a lo que va a imitar posteriormente, querámoslo o no, en el colegio. Una estudiante de México comentó que en dicho país, antes de ingresar a la educación formal, a los niños se les aplica una serie de test psicométricos, para verificar si sus condiciones cognitivas, lingüísticas, entre otras, están aptas para entrar derechamente al mundo educativo, cosa que en Chile muchas veces se pasa por alto, en este afán de cumplir con el currículo. Ahí también hicimos una crítica en atención a lo poco flexible del currículo y el afán por cumplir con lo estipulado en el papel. Es cierto, hay que cumplir con lo que se espera, pero muchas veces las cosas no se hacen al nivel que sería ideal en el ámbito de infraestructura, de clima escolar, entre otros aspectos”, reflexionaron.

PANO_20150528_083741

Experiencia social y cultural invaluable

Tanto Luis Vilches Hermosilla como José Mariángel Alarcón, manifestaron que la experiencia vivida en Cajamarca superó con creces el ámbito estrictamente académico, pues significó una oportunidad para conocer más sobre la cultura e idiosincrasia peruana.

“Teníamos algunos prejuicios pero el trato que recibimos fue muy bueno; la gente es amable, cordial y acogedora. Ellos cuidan mucho su identidad y valoran su historia, su cultura, sus monumentos. De eso los chilenos debemos aprender. Incluso, ellos tienen tribus en la selva que se denominan ‘no contactados’ y el Estado los protege preservando su espacio, incluso el aéreo, cosa que nos llamó mucho la atención, realizando el símil con lo que ocurre en la Araucanía con el pueblo mapuche”, compartieron los jóvenes.

IMG_20150525_123918

Los estudiantes de la UBB también advirtieron una suerte de conciencia sobre el ser latinoamericano, aspecto que no ven presente en Chile, e hicieron hincapié en el orgullo que manifiestan al exhibir sus costumbres y tradiciones.

“Cajamarca tiene sus bailes y costumbres propias y es sorprendente ver cómo muchachos de nuestra edad, adultos, ancianos conocen su historia y sus tradiciones. Dejamos grandes amigos así es que la idea es que ellos también puedan visitarnos en la UBB”, manifestaron.

Los estudiantes de Psicología valoraron el apoyo del académico Nelson Zicavo Martínez, así como el otorgado por la Escuela de Psicología de la UBB y de la Subdirección de Desarrollo Estudiantil, lo que permitió su participación en el congreso de la universidad UPAGU.




Académicos UBB exponen en el XXXIII Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos

Los docentes del Departamento de Ciencias Sociales, Soledad Martínez Labrín de la Escuela de Psicología, y Bruno Bivort Urrutia de la Escuela de Trabajo Social, fueron seleccionados para exponer resultados de sus investigaciones en el congreso realizado en Puerto Rico, por la Latin American Studies Association.

Las conferencias denominadas “Representaciones Sociales de Género en la Juventud Chilena” a cargo de la académica Soledad Martínez, y “Democracia y Desciudadanización” del académico Bruno Bivort, representaron al Grupo de Investigación de Género, Ciudadanía y Equidad (GECIEQ) de la Universidad del Bío-Bío en el XXXIII Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, LASA 2015: Precariedades, exclusiones, y emergencias.

La Asociación de Estudios Latinoamericanos, LASA, se propone fomentar en el continente el debate intelectual, la investigación y la enseñanza sobre Latinoamérica, el Caribe y sus habitantes; e incentivar el compromiso cívico a través de la construcción de redes y del debate público.

f1 - copia

Representaciones Sociales de Género en la Juventud Chilena

La académica Soledad Martínez fue además, nominada Chair de su eje temático, y presentó resultados preliminares de un estudio con 300 jóvenes chilenos/as de entre 15 y 20 años, sobre distintos aspectos de su representación social de género. “Estos datos son relevantes, en tanto que se ha reconocido que la sociedad chilena tiene grandes deudas pendientes en materia de equidad de género, sobre todo en materia educativa y laboral. Inicialmente, la representación de género tiene rasgos tradicionales y complementaristas. Las y los jóvenes participantes construyen su representación de género usando estereotipos, pero en el caso de las mujeres la representación se encuentra sobresalientemente marcada por la maternidad, y en los hombres por una mayor diversidad de características. La actitud para ambos géneros, resulta contradictoria, mostrando una comodidad esencialista con su género por parte de las mujeres y hombres, pero una incomodidad con aspectos sociales, especialmente en las mujeres. Eso se traduce en una crítica a las condiciones sociales que afectan la autonomía de las mujeres, pero una cristalización de sus características más tradicionales. Los nuevos discursos sobre la equidad de género están permeando las maneras en que las personas jóvenes en Chile ven estas categorías sociales, pero aún no han afectado la visión de sí mismas como mujeres u hombres. Estos resultados proponen, que las representaciones sociales de género actúan como trasmisoras ideológicas y como efectos de la ideología patriarcal, configurándose en diversos niveles representacionales, algunos hegemónicos en relación a los otros”, describió la académica.

f2

Democracia y Desciudadanización

En tanto, el académico Bruno Bivort, expuso sobre los crecientes procesos de desciudadanización, principalmente evidentes en jóvenes provenientes de sectores excluidos de la sociedad chilena, y que amenazan la legitimidad de la ya cuestionada democracia nacional. El académico presentó los resultados de una investigación en curso, que está siendo realizada por un equipo interdisciplinario perteneciente al Grupo de Investigación en Ciudadanía, Género y Equidad (GECIEQ) de la Universidad del Bío-Bío. “La investigación en la que también participa el Académico y sociólogo, Cristián Orellana, también del Departamento de Ciencias Sociales, se ha realizado mediante encuestas y grupos de discusión con jóvenes universitarios provenientes del quintil más pobre de la región, e indaga sobre las representaciones sociales de los/las jóvenes en torno a la Democracia y la Ciudadanía, con énfasis puesto en una perspectiva de género, tanto en la construcción de los instrumentos de recolección de datos, como en el proceso de análisis. La metodología utilizada se basa predominantemente en el enfoque cualitativo, y da cuenta del creciente proceso de desafección de los jóvenes respecto de las formas tradicionales de participación ciudadana, pero muestran al mismo tiempo la emergencia de nuevas formas de participación política con características propias de este grupo etario, y con algunas distinciones asociadas a su condición de género”, ilustró el docente Bivort Urrutia.

El Congreso contó entre sus principales invitados con Mary Louise Pratt, de la Universidad de Nueva York; Anibal Quijano de la Universidad de Binghamton, EE.UU.; y Pablo Gentili del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO.




Estudiantes de Psicología en práctica profesional valoran proceso de inducción implementado en la carrera

IMG_7548 - copiaPertinente y necesaria. Así califican los estudiantes de Psicología, que por estas semanas desarrollan su práctica profesional, la jornada de inducción a la práctica profesional implementada por dicha escuela, y que tuvo como propósito recordar y reforzar aspectos centrales de la profesión mediante charlas y talleres.

El académico Rodolfo Mendoza, destacó que de esta manera se pretendió entregar mayor confianza y seguridad a las y los jóvenes que asumen esta importante etapa de la formación disciplinar. “El proceso de inducción tuvo como objetivo fortalecer y recordar algunos temas en particular que deberán desarrollar los alumnos durante su práctica profesional. En la etapa previa a la práctica profesional al alumno se le pregunta sus áreas preferentes de práctica, y sobre lo mismo, qué temas les gustaría repasar o reforzar durante la semana de inducción, entendiendo que la práctica es una situación que puede generar ansiedad en los estudiantes. Por eso es que se ven temas de diversas áreas como organizacional, clínica, educacional y comunitaria, lo que ciertamente les sirve de repaso, independiente del área en la que deban desempeñar su práctica”, comentó el académico.

Y al cabo de unas semanas de iniciada la práctica profesional, los estudiantes confirman lo apropiado y necesario de realizar el proceso de inducción. Tal es el caso de Cristóbal Meza Oñate, estudiante de quinto año, quien realiza su práctica en un establecimiento educacional de Chillán.  “Actualmente me encuentro realizando la práctica profesional, orientada desde el área de la Psicología Educacional, en el Colegio Parroquial San José, que se ubica en el sector Los Volcanes de la ciudad de Chillán. Durante estos días en que he ejercido mi rol como estudiante en práctica, me he podido dar cuenta que nuestra Escuela de Psicología nos ha formado con las competencias necesarias para insertarnos y desempeñarnos adecuadamente en el mundo laboral. Personalmente, creo que la mayor ventaja comparativa respecto a otras escuelas, es que la nuestra nos forma bajo un sello psicosocial, que nos permite comprender la realidad desde una perspectiva crítica, la cual nos invita a  trabajar de manera comprometida con nuestra comunidad”, valoró.

La estudiante Cecilia Gallegos también destacó lo positivo de la experiencia. Actualmente, realiza su práctica profesional en el centro educativo Los Altos de Miraflores, escuela rural ubicada a 35 kilómetros de la ciudad de Chillán, en la comuna de Coihueco.niña

“Mi estancia en el centro de práctica se ha caracterizado por re-estructurar  una serie de visiones en cuanto a la disciplina en la cual me desempeño. También he debido generar procesos de adaptación a las nuevas dinámicas que demanda el campo laboral, lo cual ha propiciado una serie de aprendizajes, que van fortaleciendo mi proceso de formación”, destacó.

“En lo que respecta al proceso de inducción realizado en la Escuela, creo que fue de gran utilidad, ya que permitió el refuerzo y contextualización de información acerca de varios contenidos vistos a lo largo de la carrera,  los cuales han sido y serán de gran utilidad durante el periodo de práctica. Asimismo, destaco dicha instancia ya que mediante ésta, observé el apoyo mostrado por la Escuela, lo cual es clave en esta etapa de formación donde se pasa de ser estudiante a estar inserto en el campo laboral. En cuanto a los aspectos a mejorar creo que hizo falta un tipo de espacio terapéutico en el cual explorar colectivamente las expectativas, temores y metas en relación al periodo de práctica”, reflexionó la estudiante Cecilia Gallegos.

La Escuela de Psicología pretende instaurar las jornadas de inducción a la práctica profesional con el propósito de informar y entregar a los jóvenes las herramientas necesarias para un buen desempeño en esta importante etapa. En este contexto, las valoraciones aportadas por los estudiantes resultan imprescindibles para fortalecer y mejorar el proceso de inducción.




Centro Psicosocial UBB José Luis Ysern de Arce cumple nuevo aniversario en estrecho vínculo con la comunidad

Psicología clínica, comunitaria y organizacional, Trabajo Social y Fonoaudiología son las áreas de intervención del centro que se ha constituido como un rico espacio de aprendizaje y reflexión académica, de servicio y vinculación con la comunidad de Chillán y Ñuble.

“Llegar a ser un Centro de vinculación temprana de los y las estudiantes de Psicología de la UBB con la comunidad y de operación de proyectos e iniciativas de extensión e investigación, desde una perspectiva biopsicosocial, cultural e interdisciplinaria, que propenda al desarrollo de la disciplina psicológica y de los sectores más vulnerables de nuestra comunidad”, se describe como la visión del Centro Psicosocial José Luis Ysern de Arce, que por estos días celebra su aniversario número 5.

Entre las actividades conmemorativas se consideró la clase magistral ofrecida por el académico José Luis Ysern de Arce, realizada en dependencias de la Escuela de Psicología, que contó con la participación de académicos y estudiantes de las carreas de Psicología, Trabajo Social y Fonoaudiología, junto a profesionales y administrativos del Centro Psicosocial, ubicado en calle Gamero N°1073, en la ciudad de Chillán.

Asimismo, la coordinadora general del Centro, psicóloga María José Luengo, dio cuenta del quehacer del organismo, tarea en la que también colaboraron la secretaria Alejandra Acevedo y los estudiantes de las tres carreras mencionadas, quienes se desempeñan en dicho espacio: Gastón Caamaño, Lisette Jara, Solange Guzmán, Guillermo Sepúlveda, Daniel Urra, Claudio Troncoso, Silvana Díaz, Miguel Vera, Scarlet San Martín y Carol Núñez.

“El Centro Psicosocial desde sus inicios ha buscado ser un espacio formativo para las y los estudiantes, acogiendo no sólo a estudiantes de Psicología, sino también de Trabajo Social y Fonoaudiología que han permitido nutrir el trabajo interdisciplinario. En segundo nivel lo que nos caracteriza es la vinculación con el medio. Diría que el trabajo interno, formativo, académico, con un muy buen respaldo técnico, tiene que ir dirigido hacia la población que presenta alguna condición de vulnerabilidad, y ese es el eje central. Tenemos que desarrollar un trabajo profesional, interdisciplinario, de calidad, pero que el foco esté muy bien dirigido hacia las personas que tienen problemas de acceso a una atención digna y de calidad. Desde esa perspectiva nacen las ideas del gestor del Centro Psicosocial (académico y sacerdote José Luis Ysern de Arce), y han sido las directrices y las líneas que han permitido consolidar el Centro, y difundiendo como un espacio de servicio a la comunidad”, explicó la coordinadora María José Luengo.

La profesional explicó que si bien el Centro no posee convenios formales con instituciones, sí cuenta con redes estables desde el año 2010, y de ellas proviene buena parte de quienes consultan por atención, aunque reconoce que la consulta espontánea es la vía de ingreso más usual.

“Es muy común que lleguen usuarios que dicen –mi vecina se atendió aquí o tengo un familiar que el año 2012 vino a atenderse acá y me entregaron una atención muy buena-. Vienen con la expectativa que serán acogidos, que la lista de espera no es larga, es decir, que si solicitan atención en el mes de abril, posiblemente la atención se concrete y se materialice a inicios de mayo a más tardar. Nos interesa que no se genere una sobre expectativa y que tengamos una lista de espera inconmensurable. La verdad es que pretendemos que el usuario que nos golpeó la puerta y que vino a una entrevista de recepción, sepa que va a recibir atención en un muy corto plazo. Por eso nos interesa focalizar nuestra difusión hacia grupos que tienen problemas de acceso, que muchas veces tampoco son las personas más desprovistas porque en ocasiones vemos que esa población tiene distintos programas estatales, son visitados por la dupla psicosocial de la municipalidad, y tienen diferentes profesionales que pueden otorgarle algún servicio. Parece ser que hay otro espectro de la población que está mucho más desprovisto, que probablemente es usuario de Fonasa, pero eso no les permite cubrir atenciones psicológicas de un proceso de cuatro meses, porque el costo de la atención, sobre todo privada, es altísimo”, explicó la coordinadora general María José Luengo.

En la oportunidad se recordó que el centro surge producto de profundas reflexiones y convicciones  asociadas a  la fundación de la carrera de Psicología, que abrió sus aulas el año 2006. La necesidad de contar con un Centro Psicosocial, se encuentra plasmado en el Proyecto de Escuela de Psicología (2005) y obedece al espíritu fundacional de la misma.

Compromiso social de los jóvenes

El acto consideró la clase magistral denominada “Compromiso social de los jóvenes”, dictada por el académico e impulsor del Centro Psicosocial, José Luis Ysern de Arce.

En su alocución, el Profesor Emérito de la Universidad del Bío-Bío, se refirió especialmente a los estudiantes de Psicología de la UBB, así como a los jóvenes de las carreras de Trabajo Social y Fonoaudiología que se desempeñan en el Centro.

Durante su ponencia, el académico llamó a los jóvenes a ser auténticos como primer requisito para ser fieles exponentes de la ciencia psicológica que busca que las personas sean felices en el sentido de un desarrollo integral. “Compromiso consigo mismo es la primera condición para el compromiso con los demás, para el compromiso social. Eso porque todos sabemos que lo mejor para una persona es justamente que sea auténtica. Nadie da lo que no tiene; por lo tanto, para colaborar en la construcción de autenticidades personales, los estudiantes de psicología han de empezar por ser ellos mismos auténticos”, valoró.

Y el modo de ser realmente auténtico, explicó, va de la mano con ser fiel a la propia vocación, una suerte de llamado que proviene del interior e invita a los jóvenes a salir del ensimismamiento para desempeñar una determinada misión. “La vocación se descubre cuando estamos atentos a la ‘inteligencia del corazón´ (Wanda Tommasi), esa inteligencia que va más allá de lo que ven los ojos de la cara (Antoine de Saint-Exupéry)”, comentó.

El académico prosiguió asegurando que una vez que la vocación está clara, corresponde acometer la misión, que hará feliz al estudiante porque ha salido de sí y ha iniciado un camino al encuentro del otro. “Ese otro de rostro concreto; el rostro especialmente del desfavorecido, entristecido y empobrecido. La misión de nuestro estudiante va a ser colaborar para que ese rostro vuelva a la vida, se entusiasme con la vida y sonría a la vida”.

El sacerdote José Luis Ysern explicó que vocación y misión van de la mano con la correspondiente visión. “Nuestra psicología es una manera determinada de ver la vida, de ver a las personas. No es una visión cualquiera… Nuestra psicología está marcada por la óptica liberadora. Por eso hemos tomado partido por los hombres y mujeres de la periferia; hombres y mujeres que normalmente no son tomados en cuenta por el sistema neoliberal socioeconómico que nos domina. Nuestra visión, la de nuestra Escuela de Psicología de la UBB, es la de la Psicología de la Liberación. Esta no es una teoría más dentro de los catálogos de las teorías psicológicas; esta es la psicología que centra su mirada en los más pobres y desposeídos para hablarles de su dignidad, para decirles que su valía es infinita, que aunque carezcan de todo eso que nos ofrece la propaganda publicitaria, ellos poseen lo más grande que puede poseer la persona humana: su dignidad irrenunciable”, argumentó.

También se refirió a los cambios que ha experimentado la realidad de Chile, muy distinta a la que le maravilló hace 56 años, cuando arribó al país proveniente de su natal España. Reconoció que hoy se avistan cambios positivos como el desarrollo tecnológico, la conciencia ecológica, el afán por exigir mayor transparencia a autoridades políticas o de otro tipo; la mayor sensibilidad en la defensa de los derechos humanos, la promoción de la dignidad de la mujer, y la mayor atención a temas de discriminaciones sociales, raciales, religiosas o sexuales.

“Pero también lamentamos algunos hechos negativos dolorosos: nuestro sistema dominante aparece excesivamente centrado en lo económico; el afán de lucro y desmedidas ganancias económicas parece no tener límite. Nos parece que todo se ve a partir del dinero, por el dinero y para el dinero. Esto nos repugna”, aseveró.

En este contexto, dijo, la “Escuela de Psicología de la Universidad del Bío-Bío pretende tender puentes para vencer fosos de separación y construir vínculos de acercamiento. La ciencia psicológica es una contribución para acercarnos a los hombres y mujeres de nuestra tierra y de nuestro tiempo ofreciéndoles lo mejor de nosotros mismos: nuestro cariño y nuestro servicio leal. Ciencia y praxis tienen que ir de la mano. La creación de nuestro Centro Psicosocial fue una iniciativa del equipo de académicos y estudiantes de la época para demostrar eso mismo: que la ciencia, la academia, tiene que salir a la calle para servir a los hombres y mujeres de la calle. No tienen que venir ellos a nosotros; somos nosotros quienes tenemos que ir a ellos con lo mejor de nosotros mismos. ¿Para qué? Para servirlos en forma absolutamente gratuita, servirlos a todos, especialmente a los más pobres, de la mejor manera que se puede servir: por amor y con amor”, detalló.

Finalmente, aseguró que desde la Psicología de la Liberación se pretende demostrar  que es posible “desempeñarse en misiones de nuevos quijotes, para vivir la verdad, decir la verdad, construir la verdad. Porque la verdad nos hace libres”, concluyó.




La resiliencia como forma positiva de ver al ser humano fue tema de clase inaugural de Escuela de Psicología

El Dr. Eugenio Saavedra Guajardo, académico e investigador de la Universidad Católica del Maule brindó la conferencia denominada “El concepto de resiliencia: una forma positiva de ver al ser humano”. En la oportunidad, junto con precisar conceptos,  dio cuenta de instrumentos de evaluación de resiliencia de su autoría, que permiten identificar la presencia de dicho estado en niños y jóvenes, adultos y grupos familiares.

El Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán fue marco de la clase inaugural de año académico de la Escuela de Psicología de la UBB. La actividad fue liderada por la directora de Escuela, Ingrid Quintana Avello, y contó con la presencia de académicos, funcionarios administrativos, estudiantes de la carrera e invitados especiales del Programa de Reparación y Ayuda Integral en Salud y Derechos, PRAIS, del Servicio de Salud Ñuble, quienes presenciaron la conferencia brindada por el Dr. Eugenio Saavedra Guajardo, académico de la Universidad Católica del Maule y reconocido especialista en materia de resiliencia.

En la oportunidad, la directora de Escuela, Ingrid Quintana, destacó que la clase inaugural se erige como un rito que permite desear buenos augurios, los que deben construirse entre todos los integrantes de la comunidad educativa. Comentó que actualmente son cerca de 300 los estudiantes que se forman en la Escuela, a quienes se suman 165 psicólogas y psicólogos ya titulados que prestigian a la Universidad, al ser reconocidos como profesionales de excelencia en términos académicos y humanos.

Asimismo, la directora dio cuenta del desafío que supone el proceso de renovación curricular en el cual se encuentra embarcada la Escuela. “Somos una Escuela de Psicología joven y en constante renovación. Han llegado a una escuela en renovación curricular, proceso que va de la mano de una formación actualizada y de calidad. Frente a esto me permito decir que la opción por la renovación curricular y la calidad representan cambios culturales de difícil gestión y conducción, no obstante, asumimos estos desafíos como un imperativo ético, dado que confiamos en que su resultado se traducirá en un aporte a la comunidad destinataria de vuestras acciones profesionales”, ilustró.

Es así como la conferencia del Dr. Eugenio Saavedra se da en el marco del necesario proceso de actualización, reflexión y desarrollo de la disciplina, según expresó la directora Ingrid Quintana.

Una forma positiva de ver al ser humano

El Dr. Saavedra Guajardo comentó que usualmente la Psicología, al igual que otros campos del conocimiento, se ha centrado en identificar y resaltar los aspectos de la persona que se apartan de lo que se considera como normal, entendiendo que el concepto de normalidad da para un análisis más profundo. Por ello, el analizar al ser humano desde un aspecto positivo, como es la resiliencia, resulta ser una tarea interesante y necesaria.

Si bien existen diferentes definiciones del estado de resiliencia, el académico precisó que el aportado por Edith Grotberg (1995) es bastante apropiado, y se describe en los siguientes términos: “La resiliencia es una capacidad universal que permite a la persona, grupo o comunidad, disminuir o superar los efectos nocivos de la adversidad”.

El académico precisó que la resiliencia debe ser entendida no sólo como adaptación, sino también como desarrollo a partir de la adversidad. No es un estado permanente, y el estar en dicha condición no significa una total invulnerabilidad. Igualmente, comentó que el lograr superar una adversidad desde este enfoque, supone respetar a los demás en el proceso de salir adelante.

Durante la conferencia, el Dr. Saavedra Guajardo explicó que a nivel nacional existen diversos estudios sobre la materia, tal como el de María Angélica Kotliarenco de 1997. “En dicho estudio se identifica como factores protectores la autoestima positiva, sentido de esperanza, autonomía, sociabilidad, capacidad para experimentar algún rango de emoción, habilidades de imitación, empatía, humor positivo, sentido de competencia, ambiente familiar cálido, padres apoyadores y estimuladores”, aseveró.

Junto al anterior se encuentran las investigaciones del propio Eugenio Saavedra y del equipo de investigadores de la Universidad Católica del Maule. “Dichos estudios señalan que no existe diferencia estadísticamente significativa entre los niveles de resiliencia observado en jóvenes  y niños de diferente nivel socio económico, de diferente género y distinta conformación familiar. Sí existe diferencia entre sectores rurales y urbanos”, ilustró el especialista.

En su tarea investigativa el Dr. Saavedra comentó que para evaluar resiliencia en Chile, se vio en la necesidad de desarrollar instrumentos propios, pues prácticamente la totalidad de los que existían provenían del extranjero y por lo mismo, no consideraban las particularidades locales. “En principio teníamos que recurrir a instrumentos extranjeros que no reflejaban necesariamente nuestra realidad, entonces era muy importante ver cómo está operando la variable resiliencia, pero en nuestra realidad, por eso es que creamos estos instrumentos, y esos instrumentos nos dan una suerte de perfil de la persona, del grupo o de la familia, y nos dicen cuáles son sus fortalezas y cuáles son sus debilidades, con lo cual podemos intervenir en esas áreas específicas”, explicó.

Como fruto de los estudios realizados el Dr. Saavedra Guajardo identificó una serie de conclusiones que dan pistas que permiten comprender el concepto de resiliencia. En primer término, precisó que el estudio de la resiliencia debe abordarse desde la óptica de las personas y no con la mirada de observador experto. Igualmente, comentó que si bien no existe diferencia significativa en los niveles de resiliencia entre géneros, las mujeres puntúan más alto consistentemente. “No existen diferencias significativas en los niveles de resiliencia por niveles socioeconómicos, y tampoco hemos observado diferencias por grupos de edad. Se han visto buenos resultados en programas de fomento de la resiliencia, dando un paso más allá del sólo diagnóstico. Los modelos familiares pareciera que influyen en la generación de conductas resilientes en los hijos. Las personas de zonas rurales, aparecen con más herramientas resilientes. Del mismo modo, sujetos pertenecientes a familias numerosas con 4 hijos o más, presentan niveles de resiliencia mayores. Debemos abrirnos a estudios cualitativos de la resiliencia, en donde escuchemos los discursos de los sujetos, conozcamos su historia y tengamos acceso a los significados construidos por ellos”, valoró.

¿Por qué es necesario estudiar sobre la resiliencia?

-“Encuentro muy necesario estudiar la resiliencia porque así sabemos cómo fomentarla. Sabemos que es bueno -estar resiliente-, entonces si es bueno, fomentémoslo, y por eso es que hay que intervenir en poblaciones que son más vulnerables, detectar cuáles son los grupos más vulnerables y entonces trabajar con ellos para aumentar su capacidad resiliente”.

¿Por qué la resiliencia opera mejor en comunidades con mayores niveles de confianza?

-“Lo que ocurre es que si uno confía en el otro, le puede pedir ayuda, o el otro puede darle ayuda, pero si se desconfía de los demás, aunque uno le pida ayuda al otro, éste no se la dará, va a tratar de surgir individualmente. Hemos ido creando una sociedad muy individualista, entonces la idea es que trabajemos más en lo colectivo y trabajemos más en la confianza”.

¿Se puede decir que un país es resiliente?

-“Creo que sí. Hay países que en su conjunto, en visión colectiva, aparecen como resilientes, es decir, se recuperan más rápido de una adversidad, como también hay otros países a los que les cuesta mucho recuperarse. Por ejemplo, Chile frente a las catástrofes. Pareciera ser que nosotros trabajamos con esta variable de resiliencia. Sin embargo, con un terremoto menos devastador como el de Haití, ese país aún no sale adelante. Por cierto que hay otras variables sociales, económicas, políticas que están influyendo, pero pareciera ser que hay ciertos países que les cuesta más”.