Nutricionista del Instituto Nacional de Salud Pública de México realiza pasantía académica en FACSA

La Licenciada en Nutrición Christian Estrella Uscanga, egresada de la Universidad Latino de Mérida, Estado de Yucatán, México, cursa el primer año del Magíster en Salud Pública en el Instituto Nacional de Salud Pública de México en la ciudad de Cuernavaca. Actualmente realiza una pasantía académica en la Universidad del Bío-Bío junto a la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores.

La estadía de la profesional se da en el marco del convenio existente entre la UBB y el Instituto mexicano, que permite a estudiantes de pre  y postgrado así como a docentes e investigadores, acceder a programas de intercambio y movilidad académica.

Christian Estrella Uscanga explicó que optó por realizar su pasantía en la Universidad del Bío-Bío y en Chile en particular, en atención a que quería conocer e investigar más directamente sobre políticas públicas implementadas en el país con el objetivo de disminuir los niveles de sobrepeso y obesidad infantil.

Si bien, un informe realizado por la FAO y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sitúa a Chile como el país con la mayor tasa de sobrepeso en Sudamérica (63%), también se reconocen las medidas llevadas a cabo para reducirla, como la ley de etiquetado de alimentos.

“Me interesa estudiar el etiquetado de alimentos que se grafica en los sellos “Alto en”. Estimo que los sellos que se manejan para informar a la comunidad de manera sencilla sobre lo que están consumiendo es una muy buena estrategia”, aseguró Christian Estrella.

Igualmente, se mostró interesada en la investigación liderada por la Dra. Jacqueline Araneda Flores correspondiente al Proyecto FONIS EVS 13I0016, denominado “Evaluación del efecto de un programa educativo orientado a desincentivar el consumo de bebidas azucaradas y su impacto en el estado nutricional de escolares con sobrepeso y obesidad en comunas de la Provincia de Ñuble”, el cual dio paso a la creación del programa educativo basado en el manual “Aprendiendo a hidratarme para crecer fuerte y sano”, generado por académicos del Grupo de Investigación de Epidemiología Alimentaria Nutricional (EPIAN) UBB, como fruto de la investigación.

“Encuentro muy relevante que a partir de una investigación realizada en la Universidad se proyecte un piloto a nivel nacional a través del sistema educativo. Es importante porque no solo tuvo impacto al estimular el consumo de agua, sino porque también se registró una reducción en el sobrepeso y obesidad de los niños de las escuelas con las que se trabajó”, comentó la estudiante Estrella Uscanga.

Christian Estrella reconoció que en México también se constata un grave problema de sobrepeso y obesidad. “El año 2016, el secretario de Salud declaró una alerta sanitaria por los problemas del sobrepeso, la obesidad y la diabetes. El 30% de nuestros niños tiene sobrepeso u obesidad y en nuestra población adulta alrededor del 70% tiene problemas de sobrepeso u obesidad, y bien sabemos que existe una relación directa entre sobrepeso u obesidad con la diabetes”, ilustró.

Durante su estadía en Chile, Christian Estrella desarrollará un acabado programa de trabajo junto a la Dra. Jacqueline Araneda Flores y con académicos del Departamento de Nutrición y Salud Pública, así como del Grupo de Investigación de Epidemiología Alimentaria Nutricional (EPIAN).

La estudiante de postgrado mexicana expresó su interés en conocer en detalle los diversos ámbitos de desarrollo de las investigaciones llevadas adelante por los académicos de la UBB, lo que será de gran utilidad para definir con mayor precisión su investigación conducente al grado de magíster.

“También he tenido la posibilidad de trabajar con la Dra. Araneda Flores en reuniones internacionales a través videoconferencias, en el marco de proyectos de investigación que la Dra. Araneda coordina con investigadores de universidades de Brasil, Argentina y Ecuador”, comentó Christian Estrella.




Estudiantes de Nutrición y Dietética protagonizan IV Jornadas de Iniciación a la Investigación en Microbiología

Las jornadas permitieron a los estudiantes desarrollar investigaciones iniciales a partir de sus propias experiencias, plantearse preguntas de investigación, diseñar el método de cómo enfrentar dicho problema y resolverlo en laboratorio.

Instalar habilidades iniciales en el campo de la investigación científica en estudiantes de segundo año de Nutrición y Dietética, fue uno de los principales objetivos de las  IV Jornadas de Iniciación a la Investigación en Microbiología de Alimentos, según los precisó la académica de la asignatura de Microbiología y Parasitología, Fabiola Cerda Leal.

Según expresaron los estudiantes de la carrera, la asignatura de Microbiología y Parasitología les “invita a conocer de manera más profunda el porqué de muchas cosas, teniendo que desarrollar metodologías más complejas que aquellas con las que nos relacionamos comúnmente. La habilidad de la investigación nos abre puertas hacia nuevos conocimientos, los cuales pueden llegar a ser considerablemente importantes a nivel nacional e incluso mundial”, precisaron.

Las jornadas contaron con la participación de la secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Ximena Sanhueza Riquelme; la directora de Escuela de Nutrición y Dietética, María Trinidad Cifuentes Muñoz, junto con las académicas de la asignatura de Microbiología y Parasitología, Fabiola Cerda Leal y Alejandra Contreras Fernández.

Las exposiciones de los estudiantes versaron sobre el mito del efecto antibacteriano del limón y limoneta sobre diferentes matrices de alimentos, sobre la cual los estudiantes propusieron y resolvieron unidades de investigación como: “Propiedades de la limoneta sobre Escherichia coli y Listeria monocytogenes en salmón preparado como ceviche”; “Incidencia del jugo de limón natural y sucedáneo comercial sobre bacterias gram negativas y gram positivas in vitro y en almejas crudas y cocidas”; “Influencia del jugo de limón natural y sucedáneo comercial, sobre el recuento de microorganismos aerobios mesófilos y enterobacterias en choritos congelados, preparados crudos y cocidos”; “Disminución del recuento de Pseudomonas spp y Escherichia coli en lechuga hidropónica y de cultivo natural mediante la adición de jugo de limón”; “Comparación del recuento de Listeria monocytogenes y Escherichia coli en salmón con y sin piel, cocinado crudo y al vapor con jugo de limón natural”; y “Efecto del jugo de limón natural en el crecimiento de enterobacterias y aerobios mesófilos presentes en el ceviche”.

La directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, María Trinidad Cifuentes, destacó que a partir de esta experiencia inicial, los jóvenes ya pueden ir reflexionando sobre eventuales temas de investigación de cara a su tesis conducente al grado de Licenciado. “La idea es motivarlos para que vayan vislumbrando la línea en la que a futuro desarrollarán su trabajo de investigación a partir del cuarto año, porque la malla curricular renovada considera la posibilidad de realizar su anteproyecto de tesis durante el primer semestre de cuarto y año, y durante el segundo semestre realizar su trabajo de investigación propiamente tal, lo que será una ventaja importante”, comentó.

La estudiante Constanza San Martín Mardones, aseguró que la experiencia de investigación desarrollada aportó un aprendizaje importante. “Pudimos ver el efecto de algunos antimicrobianos y diferentes toxinas presentes en los alimentos. Las personas consumen los alimentos de diferentes formas, tanto en el hogar como en locales comerciales, y nosotros deberemos orientar sobre la manera correcta. A mí me gusta mucho el área de la investigación y leo artículos científicos regularmente para mantenerme informada, así es que esta actividad fue muy interesante”, comentó.

En tanto, Betania Cea Escobar, aseveró que a través de la investigación es posible descartar creencias o mitos que las comunidades asumen como ciertos. “Los mariscos siempre deben consumirse cocidos y no hay que confiar en que el limón pueda tener algún efecto en las bacterias. También hay que tener muy presentes las buenas prácticas de manipulación y conservación de los alimentos. A mí me gusta investigar. Me parece interesante el área de investigación porque permite evidenciar algunos de los conocimientos que hemos adquirido teóricamente”, ilustró la estudiante.

Por su parte, María José Bello aseguró que si bien, por ahora no vislumbra la investigación como un área de desarrollo profesional, sí la encuentra interesante y útil en el quehacer profesional. “Es una dimensión que siempre deberemos considerar. Como nutricionistas nunca dejaremos de estudiar, siempre deberemos estar investigando y actualizando nuestros conocimientos”, concluyó.

 




Escuela de Fonoaudiología UBB entregó diplomas de título a 44 nuevos profesionales de la especialidad

El Premio Universidad del Bío-Bío, máximo reconocimiento académico del nivel de pregrado, fue para Vilma Martínez Hernández, quien recibió la distinción de manos del rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres.

Un total de 44 nuevos fonoaudiólogos aportó la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad del Bío-Bío, mediante la ceremonia de titulación que supuso la culminación exitosa de una etapa marcada por el esfuerzo personal y la entrega de jóvenes, así como de los propios académicos comprometidos con aportar conocimiento actualizado y formación integral.

El acto se desarrolló en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y fue presidido por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz; el director de la Escuela de Fonoaudiología, Carlos Rojas Zepeda; la secretaria académica de FACSA, Ximena Sanhueza Riquelme; la directora del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mónica Cardona Valencia; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el director de Extensión, Igor Concha Maass; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez; la jefa del Departamento de Admisión, Registro y Control Académico, Cecilia Pinto Santuber; académicos y familiares de los nuevos profesionales.

En la oportunidad, el director de la Escuela de Fonoaudiología, Carlos Rojas Zepeda felicitó a los jóvenes por haber culminado exitosamente el periodo formativo del nivel de pregrado.

“Esperamos haber cumplido con todas sus expectativas, esperamos que se sientan realmente preparados y comprometidos para asumir la responsabilidad de trabajar día a día con personas que ven en ustedes una luz de esperanza y cambio. Pero, por sobre todo, esperamos que hayan comprendido el sello de nuestra carrera; la responsabilidad social, y que sean capaces de aplicarla a diario, tanto en su quehacer profesional como en su crecimiento personal. Solo les digo no teman, creen, imaginen y sientan esta linda profesión; está en vuestras manos ser cada día mejores”, aseveró el director Rojas Zepeda.

En el marco de la ceremonia, se hizo entrega de las distinciones institucionales que reconocen a los estudiantes más destacados de la promoción.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado, destinado a reconocer la excelencia académica, fue para Vilma Martínez Hernández, quien recibió la distinción de manos del rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres.

El Premio Escuela de Fonoaudiología recayó en Pablo Ignacio Mora Henríquez, distinción entregada por el director de Escuela, académico Carlos Rojas Zepeda.

El Premio Desarrollo Estudiantil se otorgó a Gastón Alexis Urra Anabalón, quien lo recibió de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

En la ocasión también se reconoció a los integrantes del staff institucional de Promoción de Carreras, Lissette Figueroa Lagos y Gastón Urra Anabalón.

Posterior a ello, se realizó la toma de juramento profesional que fue dirigida por la académica Yuri Vega Rodríguez

En representación de los egresados, Luis Navarrete Muñoz, se refirió a los años de formación vividos en la Universidad del Bío-Bío, evocando una serie de recuerdos y experiencias que fueron marcando la etapa universitaria.

El marco musical fue aportado por la Orquesta de Cámara Estudiantil de la UBB, dirigida por Pablo Barría González.

Tras la ceremonia, académicos, los nuevos profesionales y sus familiares, compartieron un cóctel dispuesto en el Centro de Extensión.




Escuela de Nutrición y Dietética UBB despidió a estudiantes de la Universidad Juárez

Estefanía García Alvarado y Arlén Calzada Ruvalcaba cursan el tercer año de Licenciatura en Nutrición en la Universidad Juárez, Estado de Durango, México. Durante cinco meses realizaron una pasantía estudiantil en la Escuela de Nutrición y Dietética de la UBB.

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Gloria Cárcamo Vargas, quien ofició como tutora de las jóvenes, precisó que la estadía se dio en el marco del Programa de Movilidad Estudiantil de la UBB, opción que valoró positivamente pues permite integrar culturas diferentes, contribuyendo igualmente al sello de calidad en la formación que se pretende entregar.

“Ellas se adaptaron sin problemas al método de enseñanza y al lenguaje. La planificación del trabajo les permitió además conocer diferentes zonas del país, de las cuales quedaron maravilladas. La acogida de sus profesores, compañeros de estudio, tutores y cada uno de los funcionarios con los cuales se relacionaron, les permitió llevarse los mejores recuerdos”, reflexionó la académica.

La directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, académica María Trinidad Cifuentes destacó el que las jóvenes hayan escogido realizar su pasantía estudiantil en la Universidad del Bío-Bío y específicamente en la carrera.

Asimismo, precisó que la movilidad estudiantil es una realidad en Nutrición y Dietética, pues así como arriban estudiantes de otras universidades latinoamericanas, prontamente, dos estudiantes de la UBB realizarán pasantías internacionales en la Universidad de Guadalajara en México, y en la Universidad de Alicante, España.

El balance realizado por las jóvenes es ampliamente positivo y aseguran llevarse la mejor impresión de los académicos y de los estudiantes de la Universidad.

“Haber venido fue grandioso. Estoy muy agradecida de cada una de ustedes. Fue un aprendizaje total, porque ustedes siempre estuvieron junto a nosotras para aconsejarnos y motivarnos. Eso fue lo que más me gustó, que nos motivaban para querer aprender”, comentó Estefanía García.

“Me voy súper contenta y tengo que agradecer a cada uno de los profesores. Las clases eran muy interesantes. Me llevo hábitos nuevos de estudio que además son muy efectivos. Nos llevamos mucho aprendizaje y la experiencia es muy linda, porque tuvimos que dejar la familia, hacer nuevos amigos y aprender hasta el lenguaje, porque si bien hablamos español, en Chile es distinto”, precisó Arlén Calzada.

Las jóvenes también destacaron la actitud de acogida manifestada por los estudiantes de Nutrición y Dietética, quienes hicieron todo lo posible por hacerles sentir agradadas.

“Compartimos clases con compañeros de segundo, tercero y cuarto año. En cada curso nos acogieron muy bien y fueron muy generosos porque nos compartían libros, apuntes y nos explicaban las materias cuando no las comprendíamos de inmediato. Tenemos que destacar a nuestro tutor Matías Saavedra, realmente un 10 mexicano”, aseguraron ambas.

Estefanía y Arlén enfatizaron la calidad de los académicos de la UBB así como las estrategias de enseñanza, pues estimaron que las actividades teóricas, las prácticas clínicas y los talleres, tributaban en conjunto para alcanzar los objetivos de aprendizaje.

“Las clases siempre fueron muy dinámicas y los trabajos que nos encargaban permitían reforzar el aprendizaje. Nos gustó mucho el uso de las tecleras, porque la clase se volvía muy entretenida. Entonces, veíamos la teoría y luego las preguntas nos obligaban a reflexionar sobre lo aprendido y así se logran aprendizajes verdaderos”, aseguraron.

A Estefanía García y Arlén Calzada también les llamó la atención la responsabilidad y disciplina de sus compañeros. “Están muy comprometidos con su carrera. Primero es el estudio y después, si les va bien en los certámenes, celebran. Eso nos llamó mucho la atención, además que fueron muy buenos compañeros”, dijeron.

Las estudiantes mexicanas también aprovecharon de conocer diversos puntos del país. Es así como visitaron San Pedro de Atacama, Viña del Mar, Valparaíso, Santiago, Lota, Cañete, Villarrica, Pucón, Valdivia, Puerto Varas, Puerto Montt y Chiloé.

“A mí me habría gustado terminar aquí mi carrera. Me gustó mucho el empoderamiento del Nutricionista en los equipos de salud”, aseveró Estefanía García.




Centro de Simulación Clínica UBB recibió a profesionales del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán

Actividad se desarrolló en el marco del Convenio Docente Asistencial existente entre el principal centro hospitalario de Ñuble y la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío.

La académica del Departamento de Enfermería UBB, Ángela Astudillo Araya, quien además es coordinadora del Centro de Simulación Clínica, destacó que dicho centro desempeña un rol estelar en la región y por ello los profesionales de la salud del Hospital Clínico Herminda Martín optan por someterse a esta metodología de enseñanza aprendizaje, que les ofrece la posibilidad de realizar prácticas y procedimientos clínicos de manera segura, eficaz y controlada.

Se logra así, recrear situaciones que deben enfrentar en la realidad, pero en un entorno simulado, con el objetivo de practicar, aprender y evaluar, para posteriormente abordar de mejor manera y con mayor seguridad la atención al usuario.

La enfermera de la UCI Adultos del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, Olga Bravo Bravo, comentó que el objetivo de la jornada desarrollada en el Centro de Simulación Clínica de la Universidad del Bío-Bío, apunta a unificar criterios y estandarizar los procedimientos iniciales de atención que deben prodigar los profesionales enfermeros/as a los pacientes en riesgo vital, con el propósito de estabilizarlos mientras son derivados a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“La jefatura de la UCI, así como la jefatura de Enfermería de la UCI y la subdirección de Enfermería del Hospital Clínico pretenden que los profesionales enfermeros/as que se ven enfrentados a estas situaciones de riesgo vital adopten un manejos estándar. Las horas previas a que el paciente sea derivado a la UCI son muy importantes para la sobrevida. Por eso queremos unificar criterios en torno al manejo de este tipo de paciente, establecer protocolos, liderazgos y equipos de trabajo, para que se establezcan en los servicios clínicos y en las unidades de cuidados intensivos (UCI)”, describió la profesional.

Según se indicó, se optó por realizar la Jornada en el Centro de Simulación Clínica de la Universidad del Bío-Bío, dado el alto estándar de dichas dependencias, lo que permite otorgar a las simulaciones un mayor nivel de complejidad.

La enfermera Olga Bravo Bravo comentó que se prepararon tres escenarios distintos. El primero se refiere al manejo inicial del paciente crítico que ingresa al box de reanimación de la Unidad de Emergencia. A este paciente se le realiza la primera atención para estabilizarlo, pues se trata de un paciente en riesgo vital. El segundo escenario consistió en manejar las arritmias que puedan identificarse en este paciente crítico. Por ello se consideró un módulo de arritmias supraventricular y ventricular, con el propósito de saber identificarlas y tratarlas. Por último, el tercer escenario se refirió a Reanimación Cardiopulmonar Avanzada; reconocimiento de los signos de paro en forma precoz; establecimiento de la RCP básica de alta fidelidad, y luego el establecimiento de la RCP avanzada.

 




Fonoaudiología UBB se suma a Red Iberoamericana de Terapeutas del Lenguaje y de Fonoaudiología

La directora del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Dra. Mónica Cardona Valencia, participó en calidad de expositora en el III Congreso Internacional de Terapia del Lenguaje convocado por la Universidad Santa Paula de Costa Rica, oportunidad en que académicos e investigadores de América y España sentaron las bases de la nueva organización.

El III Congreso Internacional de Terapia del Lenguaje realizado en la Universidad Santa Paula, en San José de Costa Rica, también dio paso al Encuentro de Docentes y Estudiantes, y al de Directores de Escuela y de Asociaciones Latinoamericanas de la disciplina.

Dichas instancias se concibieron como una oportunidad para ampliar los conocimientos y proyecciones de ejes temáticos de la disciplina tales como alteraciones de la comunicación, lenguaje, habla, voz y deglución en América y Europa, a través de la presentación de experiencias, actualizaciones e investigaciones.

“Como Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud y Escuela de Fonoaudiología queremos fortalecer nuestros vínculos con instituciones e investigadores y académicos del exterior, con la idea que nuestros estudiantes también aprovechen opciones de intercambio académico. La participación en encuentros internacionales y la conformación de la Red Iberoamericana tributan a este propósito”, aseveró la directora del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Dra. Mónica Cardona.

El Congreso, además de reunir a profesionales, académicos e investigadores de América y Europa, también consideró a representantes de la American Speech-Language-Hearing Association (ASHA), asociación profesional y científica referente de especialistas en la prevención y evaluación de los trastornos de la audición y el equilibrio, así como en el tratamiento audiológico.

“Los participantes también estábamos interesados en visualizar cómo se está comportando el plan de estudios de terapia del lenguaje o fonoaudiología en los diferentes países de América y Europa; cómo se ha ido conformando la carrera, así como las investigaciones en el área y las opciones de desarrollo profesional. Por ello, la constitución de la Red Iberoamericana adquiere un sentido particularmente relevante”, manifestó la Dra. Cardona Valencia.

Por lo pronto, los integrantes de la Red se propusieron generar una propuesta con los principales lineamientos de trabajo. Asimismo, se estableció que el próximo Congreso Internacional de Terapia del Lenguaje se realice dentro de 2 años y que oficie como anfitriona alguna de las instituciones que conforman la Red. “Nos interesa fomentar el desarrollo de la disciplina, porque si bien en algunos países la Fonoaudiología muestra un óptimo desarrollo, en otros es aún incipiente”, reconoció la académica UBB.

En el contexto del Congreso, la Dra. Mónica Cardona presentó un trabajo sobre Coherencia y Cohesión Textual Discursiva, tema sobre el cual versó sus tesis doctoral, donde contó con la orientación del Dr. en Filología Omar Salazar de la Universidad de Concepción.

La académica Cardona Valencia también expuso ante estudiantes de la Universidad Santa Paula, donde se refirió a la Influencia de la Comunicación Social en la adecuada comprensión lectora.

“La ponencia fue muy valorada porque se pudo dar cuenta de cómo Chile ha ido fortaleciendo la investigación en estas materias. No solo se mostró un método que da buenos resultados en la terapia, sino que también se evidenció cómo se pueden formar grupos de estudio sobre ciertos trastornos de la Comunicación y de la Deglución, de qué manera tributan en investigaciones que aportan resultados y que finalmente permiten el desarrollo de nuestra disciplina”, ilustró la académica UBB.




Exalumna UBB complementa Nutrición y Gastronomía para aportar a la dietoterapia

La exalumna de la Escuela de Nutrición y Dietética Luisa Solano Pérez, cursa estudios de Doctorado en la Universidad Complutense de Madrid, y realiza una visita académica en el contexto del proyecto de Extensión “Actualización en Nutrición y Disfagia”, dirigido por la académica Mg. María Angélica González Stäger.

La invitada internacional junto a la directora del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Marcela Ruiz de la Fuente, y las académicas María Angélica González Stäger y Verónica Barrón Pavón, realizaron una visita protocolar a la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, donde se refirieron a los objetivos de su estadía.

Luisa Solano se ha especializado en el área de Disfagia y Deglución, y sus estudios doctorales abordan precisamente los trastornos de la Deglución, pero desde una perspectiva innovadora que complementa los aportes de la Nutrición y la Gastronomía. “La idea es aplicar aspectos de innovación en el tratamiento dietético a través de la Gastronomía como una herramienta de tratamiento en los trastornos de la Deglución”, explicó la profesional UBB.

La académica Solano Pérez precisó que la Nutrición y la Gastronomía pueden contribuir a la dietoterapia, abordando un aspecto que no siempre es considerado pero que resulta fundamental en la calidad de vida y bienestar de las personas: el placer de comer. En este contexto, la adecuada selección de ingredientes y la aplicación de nuevas tendencias de la cocina de vanguardia aparecen como una contribución importante a la dietoterapia.

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. María Angélica González, explicó que la Disfagia es un trastorno de la Deglución que consiste en la dificultad para tragar o deglutir los alimentos. No se trata de una enfermedad sino de un síntoma que por lo general es subdiagnosticado y se puede presentar en cualquier etapa de la vida, aunque suele manifestarse más habitualmente en recién nacidos, adultos mayores o en personas con secuelas producto de trastornos neurodegenerativos.

“Desde un punto de vista médico, las consecuencias son las aspiraciones (de alimentos) que luego provocan neumonías aspirativas con mucha facilidad. Desde una perspectiva nutricional, las consecuencias son la deshidratación y la malnutrición, porque las personas empiezan a comer menos o definitivamente evitan algunos alimentos”, explicó la académica González Stäger.

Durante su visita académica, Luisa Solano Pérez sostendrá reuniones con académicos del Departamento de Nutrición y Salud Pública de la Universidad del Bío-Bío, así como con integrantes del Grupo de Investigación en Trastornos de la Deglución UBB.  También brindará conferencias dirigidas a estudiantes de pregrado de la carrera de Nutrición y Dietética, a profesionales Nutricionistas, y además realizará un taller teórico práctico dirigido especialmente a personas con Disfagia y a sus cuidadores.

La académica se referirá a actualizaciones del tratamiento dietético en trastornos de la alimentación, considerando áreas como la dietoterapia y evaluación del estado nutricional, y vislumbrará igualmente los horizontes de investigación en este campo.

“Me referiré a la utilización de nuevos agentes espesantes, modificadores de textura de los alimentos, diferentes niveles de texturización y por supuesto, la necesidad de elaborar nuestra propia estandarización chilena de descriptores utilizados en las dietas de los pacientes. Estimo que el profesional Nutricionista debe tener un rol fundamental y básico en la atención, tanto a nivel hospitalario como en la atención primaria”, aseveró Solano Pérez.

La académica contempla la realización de un taller para personas con dificultades de la deglución abierto a la comunidad. En la ocasión hará demostraciones sobre cómo mejorar la textura de los alimentos para que puedan deglutirlos con mayor facilidad.

En ese marco presentará una gama de aceites de oliva virgen de la varietal Arbequina, desarrollados por la empresa olivarera Castillo de Canena cuyo origen se remonta a 1780 en Jaén, España. Solano Pérez desarrolla su trabajo de investigación doctoral junto a esta compañía, que en su rama de innovación diseñó un aceite al humo de roble y una línea gourmet de cuatro variedades de arbequina fusionados con aceites esenciales de frutas, plantas y flores.

“En nuestro estudio en la Universidad Complutense hemos visto que no solo se aporta un valor gourmet a las presentaciones tradicionales, sino que a través de la gastronomía contribuimos a mejorar la calidad de vida y el sabor, tanto a los adultos mayores como a los niños. La idea es estimular el consumo de algunos alimentos que por la técnica culinaria o por su aspecto son rechazados por los consumidores”, describió.

Master en Nutrición y Dietética Culinaria Aplicada a la Gastronomía

En el contexto de sus estudios doctorales, donde desarrolla la línea de investigación en Gastronomía y Dietética Culinaria aplicada a la Nutrición, Luisa Solano Pérez junto a otros investigadores, crearon una propuesta educativa consistente en un Master profesional en Nutrición y Dietética Culinaria Aplicada a la Gastronomía, que será impartido a partir de octubre al alero de la Universidad Complutense.

“Nuestro objetivo es generar una alternativa para todas aquellas personas interesadas en emprender y crear un proyecto que combine Nutrición y Gastronomía. El grupo de investigación al que pertenezco hace ya 2 años estima necesario entregar, desde la Universidad, una formación más profesional en aspectos como bromatología, técnicas dietéticas y también en nutrición. Muchas veces se habla de gastronomía saludable, pero sin evidencia científica que avale ese postulado, por eso creemos que es necesario aportar fundamentos”, aseveró.




Estudiantes mexicanos destacan experiencia formativa en la Escuela de Ingeniería en Alimentos UBB

La Escuela de Ingeniería en Alimentos despidió a los estudiantes de intercambio Carla Fernanda Velásquez Jacinto de la Universidad de Guadalajara, a Diana Angélica Ochoa Montes de la Universidad de Guanajuato y a Luis Ángel Zavala García de la misma casa de estudios, quienes cursaron un semestre académico en la Universidad del Bío-Bío.

La actividad reunió a académicos del Departamento de Ingeniería en Alimentos, funcionarios administrativos de la carrera y los propios jóvenes que ahora retornan a México.

La directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Fabiola Cerda Leal, comentó que la experiencia de intercambio académico con los jóvenes mexicanos implicó aprendizajes conjuntos, pues la carrera también logra contrastar sus características en comparación a sus símiles internacionales.

“Pudimos advertir características y fortalezas de nuestra estructura curricular. Nuestra malla considera diversas ramas de especialización en ingeniería y eso llama la atención. El componente ingenieril de nuestra escuela es bastante amplio y nos reporta un sólido posicionamiento en cuanto a las competencias de nuestros estudiantes dichas áreas”, expresó la directora de escuela.

La académica Cerda Leal también manifestó que la presencia, cada vez más regular de estudiantes extranjeros, estimula a los jóvenes de la UBB a vivir una experiencia de intercambio.

“Nuestros estudiantes se han interesado en ver cómo ellos pueden salir y vivir la experiencia del intercambio. De hecho, este segundo semestre uno de nuestros alumnos va de intercambio a una universidad de España y otro a México. Esto es positivo porque nuestros estudiantes se motivan por conocer  nuevas formas de aprender y experiencias de vida en términos culturales y académicos”, aseveró.

Luis Ángel Zavala García, estudiante de Ingeniería en Alimentos de la Universidad de Guanajuato, comentó que las diferencias más notorias las advirtió en cuanto a métodos de estudio, así como de enseñanza y aprendizaje. “Aquí, el profesor te da una pauta y tú tienes que buscar por tus propios medios y conocimientos previos la forma de resolver la problemática. Allá es similar, pero sí hay más trabajo guiado o de tutoría”, indicó.

Asimismo, tuvo palabras de agradecimiento para el cuerpo académico y sus compañeros de asignaturas. “Agradezco todas las atenciones que directa e indirectamente tuvieron con nosotros. A los profesores que nos guiaron durante el semestre les agradecemos los conocimientos que nos impartieron en las aulas. Nos llevamos muchas nuevas experiencias y aprendizajes. Nuevos métodos de estudio, nuevas maneras para trabajar en equipo o en forma individual. Cada quien vive el intercambio de manera diferente, pero creo que los tres lo disfrutamos mucho”, aseguró.

En tanto, Carla Fernanda Velásquez Jacinto, estudiante de Ingeniería en Alimentos y Biotecnología de la Universidad de Guadalajara, aseguró que no es la misma que arribó a Chile hace 5 meses, y si bien el inicio del periplo pudo ser complejo, hoy retorna a México muy conforme.

“En principio pensaba que lo más difícil era comenzar en un país nuevo, pero ahora creo que lo más difícil es dejarlo, dejar a las personas que se convierten en tu familia. El solo hecho de vivir en otro país, adaptarse a su cultura donde todo es diferente es algo muy importante. Creo que fue un reto el demostrarme a mí misma que tenía la capacidad para sobreponerme a todas las dificultades, y que era capaz de adaptarme a un método nuevo de aprendizaje, y a la forma de ser de las personas y de los profesores. Uno aprende en todos los sentidos”, compartió.

Finalmente, Diana Angélica Ochoa Montes, estudiante de Ingeniería en Alimentos de la Universidad de Guanajuato, valoró la actitud de permanente acogida y protección que la UBB y los propios compañeros les manifestaron.

“Desde que llegamos nos ayudaron muchísimo. Nuestros asesores nos guiaron en todo momento. Me voy con muchas enseñanzas y me siento feliz de lo que logré en la Universidad del Bío-Bío y por todas las personas que conocí. Me encantaría tener más tiempo para quedarme aquí. La gente siempre nos brindó la mano y fueron muy amigables. Y si alguien de aquí viaja a México, si tengo la oportunidad, yo los acogeré igual como ustedes lo hicieron”, compartió.




Académica de Enfermería UBB destaca metodología de Aprendizaje y Servicio en Congreso Internacional

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Aurora Henríquez Melgarejo, participó en el VIII Congreso Internacional de Educación en Ciencias de la Salud realizado en la sede Coquimbo de la Universidad Católica del Norte. En la ocasión expuso la investigación denominada “Aprendizaje-Servicio, una herramienta para la  enfermería comunitaria”.

Bajo el lema “Formación Integral para grandes desafíos” se desarrolló el VIII Congreso Internacional de Educación en Ciencias de la Salud en la ciudad de Coquimbo.

En dicho escenario la académica Aurora Henríquez Melgarejo expuso la investigación denominada “Aprendizaje-Servicio, una herramienta para la  enfermería comunitaria”, que recoge la experiencia de la aplicación de la metodología en el contexto de la asignatura Atención Primaria II.

Al respecto, la académica UBB explicó que el Aprendizaje-Servicio corresponde a  “una estrategia que permite al estudiante desarrollar habilidades procedimentales y  actitudinales, ya que esta lo relaciona directamente con el  entorno social en que podría  desarrollase profesionalmente, enfrentándolo  a la toma de decisiones y escucha activa de las necesidades de la comunidad que debe intervenir. Este proceso permite la integración del conocimiento teórico que cobra sentido aplicado en la realidad local”.

Según explicó la académica, “Aprendizaje-Servicio (A-S), una herramienta para la  enfermería comunitaria”, es una investigación en docencia universitaria  cuyos objetivos son: Determinar  la percepción de los estudiantes y socios comunitarios en la implementación de la metodología A-S, además de fortalecer  las competencias actitudinales, procedimentales y cognitivas de los estudiantes de Enfermería UBB en el ámbito de la gestión clínica, administrativa y aprendizaje  social con esta metodología.

Aurora Henríquez Melgarejo precisó que el 100% de los estudiantes de la asignatura asegura que la metodología A-S facilita el desarrollo de la autonomía profesional. Además, reconocen que les permite integrar conocimientos. Igualmente, el 90% de los jóvenes percibe que contribuye a mejorar el trabajo en equipo y les permite el desarrollo de habilidades comunicacionales. El 97% sostiene que esta experiencia ayudó a mejorar sus habilidades de gestión de recursos.

En tanto, el 100% de los socios comunitarios, que en este caso corresponden a directores y profesores jefes de 15 escuelas municipales y particulares subvencionadas vulnerables de Chillán, percibe positivamente la presentación del programa de trabajo y el cronograma de actividades, así como la entrega de información, la relevancia de esta, además del trato y respeto demostrado por los estudiantes de Enfermería UBB, al realizar las actividades.

“La  metodología Aprendizaje-Servicio potencia en los  estudiantes el desarrollo de habilidades actitudinales como el compromiso, la autonomía, el trabajo en equipo, la tolerancia, junto con facilitar la  integración y aplicación de los conocimientos teórico-prácticos ya adquiridos. También incentiva la búsqueda de la información necesaria para el desarrollo de las actividades comprometidas. Lo anterior refuerza  el desarrollo de los valores  declarados en la formación de los estudiantes en el Modelo Educativo de la Universidad del Bío-Bío”, concluyó la académica Aurora Henríquez Melgarejo.




Escuela de Fonoaudiología UBB brinda evaluaciones gratuitas a comunidades de Ninhue y Chillán

Niños y niñas de la Escuela Glorias Navales de Ninhue y del Jardín Infantil del Hogar de Cristo de Chillán, accedieron a evaluación fonoaudiológica integral y gratuita a través de un proyecto de vinculación con el medio dirigido por la académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Yuri Vega Rodríguez. La iniciativa se denomina “Evaluación del estado Psicomotor, Lingüístico y Comunicativo en población infantil del Hogar de Cristo de Chillán, de la comuna de Ninhue y del CAP-UBB”.

El plan de evaluaciones fonoaudiológicas integrales fue desarrollado por estudiantes de cuarto año de la carrera de Fonoaudiología a través de las asignaturas Trastornos del Lenguaje Infantil dirigido por la académica Yuri Vega Rodríguez, y Psicomotricidad Aplicada a cargo de la académica Virginia García.

Según se indicó, dicha actividad se enmarca en el Convenio de Desempeño de Vinculación con el Medio MINEDUC UBB. “A través de estas actividades logramos vincularnos efectivamente con el medio y además de manera bidireccional, pues nuestros estudiantes realizan estas atenciones en el contexto de la asignatura y la comunidad también nos retroalimenta al posibilitar mayores instancias de aprendizaje”, aseveró la académica Vega Rodríguez.

La académica Yuri Vega precisó que las evaluaciones se realizan a través de las asignaturas reseñadas en atención a que estas se vinculan estrechamente. “La idea es que se haga una valoración de Motricidad Orofacial, deglución, audición y lenguaje. Así logramos una evaluación fonoaudiológica completa”, precisó.

Una vez que los estudiantes de Fonoaudiología realizan la evaluación, los informes son referidos a la académica Yuri Vega, quien previo análisis los envía a los centros donde se realizaron las prestaciones. “Los niños que presenten algún tipo de dificultad que no pueda ser abordada por la escuela o el jardín, por no contar con horas profesionales en los establecimientos, son derivados a nuestros centros de práctica, es decir, el Centro de Actividades Prácticas de la Escuela de Fonoaudiología (CAP) y la Clínica de Estudios de la Comunicación Humana (CECH) en dependencias del Campus Fernando May. Es importante destacar que esta atención de especialidad es sin costo para las familias, cautelando que se trate de personas que no pueden acceder a este servicio por otra vía”, expresó la académica UBB.

Como parte del proyecto también se desarrolló una charla educativa denominada “Abordaje comunicativos, social y deglutorio en niños y niñas con Síndrome de Down” orientada especialmente a la agrupación Down Chillán que reúne a padres y madres con hijos e hijas con Síndrome de Down de nuestra ciudad.

Dicha jornada contó con la participación de la Educadora Diferencial, especialista en Aprendizaje y Desarrollo, Claudia Lodi Ibacache. “Invitamos a Claudia, quien lidera una fundación especializada en el tema Down en Concepción. Ella compartió con los padres y madres desde el punto de vista de la educación diferencial, el abordaje social y los temas que ellos desarrollan como fundación”, comentó Yuri Vega.

La jornada contó con la asistencia especial de la directora regional de Fundación Integra, Gabriela Maldonado. Invitamos a la directora de Fundación Integra, puesto que existe un convenio marco de colaboración con la UBB. En su calidad de asistente nos informó sobre los avances presidenciales concretados en la región en materia de cobertura, enfocada especialmente en la inclusión en la primera infancia”, indicó la académica.

En el marco de la charla, también expuso la fonoaudióloga Mg. Marcela Sanhueza, quien se desempeña como docente clínico en el Centro de Actividades Prácticas de la Escuela de Fonoaudiología UBB (CAP). La profesional abordó la temática de la deglución y alimentación en niños con síndrome de Down.

Asimismo, estudiantes de internado profesional del CAP presentaron una charla sobre la estimulación del Lenguaje a lo largo del ciclo vital en personas con síndrome de Down.

Según indicó la académica Yuri Vega Rodríguez, los padres y madres concurrentes valoraron el espacio insipiente generado por la Universidad del Bío-Bío y se mostraron dispuestos a seguir participando en actividades similares.