Académico UBB lidera capítulo iberoamericano de consorcio de Colaboración Global en el Embarazo, CoLab

El investigador del Departamento de Ciencias Básica, Dr. Carlos Escudero Orozco, lidera el capítulo iberoamericano del proyecto de colaboración internacional, CoLab, que propicia la interacción y comunicación entre científicos y centros especializados abocados a la investigación de patologías del embarazo. El proyecto CoLab es dirigido por el Dr. James Roberts de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, y es financiado por la Bill & Melinda Gates Foundation.

El Dr. Carlos Escudero Orozco lidera el Laboratorio de Fisiología Vascular de la UBB; forma parte y coordina el Grupo de Investigación e Innovación en Salud Vascular GRIVAS Health, e integra el Grupo de Investigación en Angiogénesis Tumoral (LFV-GIANT www.grivashealth.cl).

Una de sus líneas de investigación se vincula con pre-eclampsia (hipertensión del embarazo), enfermedad que es de interés para los investigadores del Proyecto de Colaboración Global, CoLab. (www.pregnancycolab.tghn.org).

El proyecto CoLab es dirigido por el Dr. James Roberts de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, y es financiado por la Bill & Melinda Gates Foundation. El comité directivo de CoLab es integrado por el Dr. Leslie Myatt de la Universidad de Oregon; el Dr. Christopher Redman de la Universidad de Oxford; la Dra. Lucilla Poston del King College London; la Dra. Roberta Ness de la Universidad de Texas; la Dra. Annentine Staff de la Universidad de Oslo, entre 8 científicos reconocidos mundialmente en el área obstétrica.

“El propósito es que los investigadores líderes de distintos problemas de salud del embarazo, como la pre-eclampsia por ejemplo, puedan dialogar y establecer vínculos colaborativos. Asimismo, se busca que los integrantes de la red puedan compartir la información obtenida como fruto de sus investigaciones. Esta estrategia permitirá abordar nuevas cuestiones sobre las complicaciones del embarazo, proporcionando un número enorme de muestras y conjuntos de datos que no pueden ser logrados en un solo estudio o en forma individual. Es así como los miembros de CoLab poseen datos sobre más de 300 mil embarazos a nivel global, y cuentan con más de 20 mil muestras de plasma, suero y ADN disponibles para compartir”, expresó el Dr. Escudero.

En el marco de la red CoLab, el Dr. Carlos Escudero Orozco oficiará como coordinador de los científicos y centros de investigación de Iberoamérica, y es así como ya ha reclutado a 55 investigadores de 9 países de la región, incluyendo Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México y España.

En el plano operativo, los científicos podrán aportar información a través de un software común, de manera que la base de datos obtenida en un país determinado, pueda combinarse y relacionarse con los datos logrados en otras latitudes. “Se cuenta con un software que permite recoger información de las pacientes y de los recién nacidos, como los datos de su ficha clínica, muestras de sangre o de placenta. Dicho software ha ido mejorando y gracias a ello podemos contar con una base de datos estandarizada, en línea, disponible para el uso de investigadores interesados de todo el mundo. Este software proporciona acceso en línea y entrada de datos, y permite realizar diagnósticos epidemiológicos, por ejemplo”, comentó el especialista.

El Dr. Escudero Orozco precisó que CoLab posee un núcleo directivo encargado de definir las líneas de trabajo investigativo, así como los proyectos que se priorizarán al alero de la red, de manera que a través de esta estrategia también se pretende alinear las orientación de las investigaciones que se desarrollen a nivel global.

“Por mencionar un ejemplo, en el seno del núcleo directivo se analiza e identifica aquellas ideas que podrían ser interesantes para modificar las conductas, ya sean clínicas o de investigación, en el campo de la pre-eclampsia. Es así como se discute sobre eventuales marcadores de riesgo para pre-eclampsia y se decide realizar un estudio a nivel mundial; de este modo los distintos centros de la red comienzan a recuperar muestras y cuantificar esos marcadores. Ese es el sentido de la red en términos muy generales”, explicó el Dr. Escudero.

El Dr. Carlos Escudero destacó el impacto que significará para la Universidad del Bío-Bío el formar parte de esta red global, pues los académicos de la Universidad podrán participar en discusiones, así como formar parte de investigaciones de impacto mundial.

“Podremos interactuar con investigadores de renombre, quienes eventualmente podrán aportar sus conocimientos a nuestros estudiantes. También se abre la posibilidad de participar en estudios multicéntricos, lo que nos permitirá incrementar el impacto de nuestras investigaciones”, expresó Escudero Orozco.

El investigador de la UBB también es consciente del rol que deberá desempeñar como coordinador.

“Parte de mi misión consistirá en alinear los intereses de los investigadores para que participen activamente en la discusión. Asimismo, deberé propiciar que se levanten proyectos científicos de interés para generar nuevo conocimiento. En este afán será fundamental definir y dar cuenta de aquellos indicadores y marcadores más relevantes y significativos para la comunidad científica latinoamericana, para luego poder contrastar eso con otras poblaciones a nivel mundial”, ilustró el Dr. Carlos Escudero.




Importantes logros en inclusión educativa cristaliza la UBB en Programa de Bachillerato en Ciencias de la sede Chillán

Un verdadero hito en materia de inclusión educativa vivenció la Universidad del Bío-Bío. La estudiante del Programa de Bachillerato en Ciencias de la sede Chillán, Gabriela Pedreros Gutiérrez, persona en situación de discapacidad visual, realizó la presentación de su trabajo monográfico para optar al grado de Bachiller en Ciencias, logrando evidenciar importantes resultados.

La apuesta institucional de la Universidad del Bío-Bío por contribuir a generar una sociedad más inclusiva, que brinde oportunidades a todas las personas considerando sus características y potencialidades, junto con las orientaciones de la Ley 20.422, que establece normas sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad, generaron el contexto que permite plasmar el importante paso dado por la comunidad universitaria en su conjunto, según expresó el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

El trabajo investigativo se denominó “Efecto de un exceso alimentario de fructosa en ratas adultas y recién nacidas”, investigación que fue dirigida por la Dra. Claudia Caro Díaz.

La estudiante Gabriela Pedreros explicó que mediante la investigación y de acuerdo a estudios recientes, se buscaba corroborar el efecto nocivo de la fructosa en ratas preñadas, empleando el producto Syrup (fructosa), que se encuentra disponible en el mercado nacional.

“Los resultados indican valores de glicemia normal, tanto para las ratas control como para las ratas tratadas con Syrup. La exposición al producto comercial generó cambios significativos en el número de descendencia (crías) de las ratas tratadas con fructosa, pues tuvieron menos crías que las ratas del grupo control (32 vs. 14). El peso de los hígados de las crías de madres tratadas con Syrup es mayor, en proporción a su cuerpo, que los hígados de las crías de madres control. Los corazones de las crías de madres tratadas con fructosa resultaron ser significativamente más pequeños. Por tanto, es posible comprobar los efectos nocivos en la natalidad y en los hígados y corazones de crías de ratas que consumieron Syrup (fructosa)”, describió Gabriela Pedreros.

La Dra. Claudia Caro precisó que, si bien, el menor tamaño de los hígados de las crías de ratas alimentadas con Syrup no es significativo, la investigación deja planteada la interrogante para realizar nuevos estudios con un número mayor de ratas y así dilucidar este punto, entre otros.

“Las personas no conocen el efecto que produce Syrup (fructosa) en la natalidad de las ratas. Por lo mismo, yo no recomendaría que una mujer que desee tener hijos consuma este producto”, comentó Gabriela Pedreros.

Un aprendizaje colectivo

El director del Programa de Bachillerato en Ciencias, Dr. Ivo Basso Basso, destacó los resultados obtenidos en la investigación, más aún cuando se trata de una estudiante que registra sólo dos años de formación universitaria. Asimismo, puso especial énfasis en el hito que implica para la Universidad y para los académicos del Programa, el adecuar las condiciones y materiales educativos para que Gabriela Pedreros accediera a la información y materias necesarias.

“Este fue un desafío porque los profesores de Ciencias no estábamos preparados para enseñar a una persona en situación de discapacidad visual. Entonces, hubo que adecuar los discursos, los métodos. El personal de laboratorio de Química, Física y Biología desplegó un trabajo notable para poder adaptarse a los requerimientos de la estudiante, para que pudiera realizar sus estudios, y con el mismo nivel de exigencia. En todo esto fue fundamental el apoyo y orientación del Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI)”, explicó el académico Ivo Basso.

El director del Programa de Bachillerato comentó que se trató de un proceso evolutivo interesante en el cual todos debieron aprender en forma colaborativa. “No conozco otro caso de persona en situación de discapacidad visual que se incorpore a estudiar Ciencias a nivel universitario. Es notable el trabajo que se ha realizado. Gabriela ha contribuido a abrir camino a otros jóvenes. Aquí está presente el aporte de muchas personas, comenzando por Gabriela, y también de profesores por el entusiasmo y disposición, al igual que el apoyo y solidaridad de los compañeros”, aseguró Ivo Basso.

Sí es posible la formación en Ciencias

El académico Francisco Valenzuela Melgarejo, quien guio el trabajo de laboratorio de la estudiante, precisó que es perfectamente posible que una persona en situación de discapacidad visual pueda formarse en el área de Ciencias. La clave es saber reconocer aquellas actividades que usualmente se realizan y adaptarlas a las condiciones que el estudiante requiera, que en este caso eran percepción de tacto y sonidos para la recopilación y análisis de datos, además de realizar los experimentos.

“Esto también requiere de voluntad porque debemos generar las condiciones para que el trabajo sea factible considerando las características de la alumna. Por ejemplo, en este caso se trabajó con ratas Wistar y se marcó la superficie del lomo de los animales para que Gabriela pudiera identificarlos. Son cambios de la forma en que se realiza el trabajo, pero en el fondo es exactamente lo mismo. Gabriela demostró las mismas virtudes y defectos que cualquier otro alumno. A veces tuvo que repetir algún experimento o corregir un procedimiento, al igual que lo hacen los demás estudiantes”, aseguró Valenzuela Melgarejo.

Vital apoyo del PIESDI

El subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel explicó que llegado el momento de analizar datos e interpretar gráficos estadísticos, Gabriela Pedreros contó con la posibilidad de imprimir dicho material en una superficie especial de relieve a través de la máquina de termoformado y la impresora Braille, elementos adquiridos el año 2015 a través de un trabajo articulado entre el Departamento de Pregrado de la sede Chillán y el Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI) dependiente de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

“El apoyo a la estudiante se canalizó a través de las profesionales del PIESDI, Jacqueline Angulo Cuevas y Jéssica Vera Ortega. Este apoyo incluyó la asesoría a los profesores del Programa de Bachillerato, la capacitación en el uso de equipos técnicos y la coordinación del trabajo de las estudiantes tutoras, María José Valdebenito y Marjorie Figueroa González, especialmente capacitadas para el acompañamiento de Gabriela Pedreros”, ilustró Sánchez Villarroel.

Expectante por el nuevo desafío

La estudiante Gabriela Pedreros se mostró conforme por haber culminado un ciclo, y a la vez expectante por lo que ha de venir. “Creo que lo fundamental fue la disposición de los académicos, aunque no todos tuvieron la misma actitud.  El año que pasó cursé algunas asignaturas de Nutrición y Dietética, que es la carrera que deseo continuar. Es diferente al Programa de Bachillerato en Ciencias; me entusiasma y espero cumplir mi objetivo”, expresó.

“Cuando postulé a la UBB pensé que no me aceptarían pero sí lo hicieron y fue una sorpresa. Creo que al ingresar también se pudieron dar cuenta que necesitaban mejorar varios aspectos para ser una institución realmente inclusiva”, reflexionó.

En la oportunidad, la estudiante del Programa de Bachillerato en Ciencias, Catalina Escárate, también presentó su monografía para optar al grado de Bachiller. La investigación denominada “Papel modulatorio de melatonina sobre la acción de fructosa en recién nacidos de rata” fue dirigida por el académico Dr. Francisco Valenzuela Melgarejo.

El trabajo monográfico de Catalina Escárate puede considerarse complementario al realizado por Gabriela Pedreros.

A través de su trabajo investigativo, Catalina Escárate pudo confirmar el efecto de la hormona de melatonina sobre la acción de fructosa en crías de rata. “La melatonina revertía los efectos de la fructosa. Lo más evidente fue en el número de crías de las ratas, pues las ratas expuestas a fructosa disminuyeron significativamente la cantidad de crías respecto del grupo control; sin embargo, las ratas a las que además se suministró melatonina revirtieron este efecto. Ese es uno de los puntos más interesantes de la investigación. También se observó que se revertía el efecto de tamaño del hígado, pero creo que esta investigación da pie para profundizar en estos aspectos”, explicó Catalina Escárate.

La experiencia de la estudiante Gabriela Pedreros, así como la de otros estudiantes de la Universidad del Bío-Bío que presentan alguna situación de discapacidad, representan un importante testimonio y aliciente en la tarea de construir sociedades más inclusivas, con menor desigualdad, y dispuestas a aceptar la diversidad social y cultural.




Grupo de Investigación en Angiogénesis Tumoral (GIANT) UBB integra modelamiento matemático y biológico para estudiar la progresión del cáncer

El Dr. Carlos Escudero Orozco lidera el Laboratorio de Fisiología Vascular UBB e integra el Grupo de Investigación en Angiogénesis Tumoral (LFV-GIANT) que desarrolla un innovador enfoque, integrando modelamiento matemático y biológico con el fin de estudiar la progresión del cáncer. Asimismo, oficia como coordinador del Group of Research and Innovation in Vascular Health (GRIVAS) y de una Red Iberoamericana de científicos orientados al análisis del comportamiento de los vasos sanguíneos en enfermedades del embarazo.

El Grupo de Investigación en Angiogénesis Tumoral, GIANT, compuesto por investigadores de la UBB, tiene por finalidad comprender cómo la formación de vasos sanguíneos, proceso conocido como angiogénesis, influye en el crecimiento de un tumor. El grupo es conformado por los académicos del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Carlos Escudero Orozco y Dr. Andrés Rodríguez Morales del área de Fisiología Vascular, y por los académicos Dr. Patricio Cumsille Atala y Dr. Aníbal Coronel Pérez del área de Matemática Aplicada.

“Este grupo está enfocado en tratar de comprender la progresión del cáncer, lo cual incluye estudiar varios procesos tales como el crecimiento de un tumor, así como la formación de vasos sanguíneos dentro de este tumor y en su área cercana. Más recientemente, nos hemos planteado la problemática de la eficacia de las drogas anticáncer, y la resistencia a la drogas. Luego, se busca comprender cómo interactúan todos estos aspectos en la progresión de un determinado tipo de cáncer. La novedad del GIANT consiste precisamente en implementar un enfoque holístico que abarca desde la evidencia biológica hasta el modelamiento matemático, con el fin de avanzar en una mejor comprensión de los aspectos mencionados”, explicó el Dr. Escudero Orozco.

El Dr. Carlos Escudero Orozco hizo hincapié en las perspectivas y alcances que supone el potenciar este tipo de investigaciones, más aún cuando se trata de un área sensible.

“Esta investigación resulta de interés porque uno de los tratamientos para curar el cáncer ha pretendido intervenir en los vasos sanguíneos, básicamente, apuntando a reducir la formación de ellos. Al reducir la formación de vasos sanguíneos el tejido cancerígeno se queda sin nutrientes y oxígeno, de manera que es posible literalmente asfixiar el tumor para con ello mejorar la sobrevida de pacientes con cáncer. Esto calza bien en la teoría, pero lo que se ha visto en los estudios en pacientes con cáncer es distinto, porque cuando se aplica el tratamiento para evitar la formación de vasos sanguíneos, en muchas ocasiones el tumor desarrolla resistencia a tal tratamiento, y busca vías alternativas que le permiten sobrevivir. Por ello hace falta mayor investigación para tratar de comprender qué es lo que ocurre a ese nivel”, ilustró el investigador UBB.

Esta problemática ha permitido la confluencia de dos disciplinas en principio alejadas pero que justamente constituyen la riqueza del grupo, como es la matemática y la biología. Si bien, la problemática es biológica, inicialmente el grupo de investigación utilizó modelamiento matemático con el fin de simular el crecimiento de un tumor, incluyendo la formación de los vasos sanguíneos. El grupo ha expandido sus técnicas con el uso de células humanas y animales, así como también de técnicas de biología celular y molecular avanzada.  Más recientemente, se ha agregado modelos in vivo de cáncer de piel utilizando animales transgénicos.

“Parte de esa información es utilizada para establecer el diálogo, no siempre fácil por las disciplinas, entre matemáticas y biología. Tarea en la que desempeñan un aporte sustancial los investigadores Dr. Andrés Rodríguez y Dr. Patricio Cumsille”, precisó el Dr. Carlos Escudero.

“Por ejemplo, el Dr. Cumsille busca aquellos modelos matemáticos que mejor se ajusten a la realidad. Dichos modelos también reflejan el comportamiento del tumor según se aplica el tratamiento respectivo; mientras que el Dr. Andrés Rodríguez ha logrado desarrollar un modelo in vivo de cáncer de piel en donde está buscando comprender cómo el flujo de sangre al interior del tumor podría incrementar la formación de vasos sanguíneos en el mismo tumor”, aseveró el Dr. Escudero.

Al respecto, se destacó que este tipo de investigación es pionera en Chile, pues no se registran experiencias similares en que se combine la visión del modelamiento matemático con pruebas biológicas in vivo en el campo del crecimiento tumoral y de los vasos sanguíneos.

La técnica que indagan y proponen los investigadores de la UBB permite acortar los tiempos de investigación, contribuyendo al ahorro de recursos, así como también posibilita la prueba de hipótesis que serían muy difíciles de realizar en modelos experimentales. “Ciertamente, la complementación de ambas técnicas permite  contrastar lo observado en el modelo in vivo con aquello que se simula en  los modelos matemáticos”, explicó finalmente el Dr. Escudero Orozco.




Grupo de Investigación en Química y Biotecnología de Productos Naturales Bioactivos UBB extrapola su quehacer e influencia en Latinoamérica

El destacado académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Carlos L. Céspedes Acuña, realizó una serie de visitas académicas a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos en Cuernavaca, México; a la Universidad del Valle, en Cali; y a la Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia, donde dictó diversas conferencias dando cuenta del nutrido trabajo del Grupo de Química y Biotecnología de Productos Naturales Bioactivos.

El Dr. Carlos L. Céspedes Acuña, es coordinador nacional e internacional del Grupo de Química y Biotecnología de Productos Naturales Bioactivos, cuyo investigador principal es el Dr. Julio Alarcón Enos.

“Participé en calidad de invitado especial en un ciclo de conferencias científicas en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, en la ciudad de Cuernavaca-México. Desde hace un tiempo vengo colaborando activamente con investigadores de dicha universidad. Además de presentar los avances y resultados de nuestras investigaciones auspiciados por proyectos Fondecyt, dicté un curso práctico referido a las relaciones que se dan entre planta-insecto, planta-planta, insecto-insecto, en el área de química ecológica y las actividades antioxidantes e inhibitorias de enzimas. También analizamos opciones para que jóvenes de postgrado de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos realicen estancias de investigación en la UBB, junto a nuestro grupo de investigación”, explicó el Dr. Céspedes Acuña.

Tras su paso por México, el investigador de la UBB se dirigió a la Universidad del Valle, ubicada en Cali, Colombia, donde se entrevistó con académicos del Programa de Posgrado de Doctorado en Ciencias-Química. En dicho contexto también integró el tribunal evaluador de tesis doctoral del Doctorado en Ciencias-Química. Asimismo, el Dr. Céspedes tuvo reuniones de trabajo con los investigadores Dr. José Hipólito Isaza, Dra. Ana Julia Colmenares y Dra. Diana Marcela Ocampo, con quienes espera seguir colaborando.

Además, el Dr. Carlos L. Céspedes Acuña también participó en calidad de invitado especial (observador internacional), y conferencista en la clausura del macro-proyecto interdisciplinario sobre el aprovechamiento sustentable de los recursos vegetales en plantas aromáticas de Colombia, auspiciado y patrocinado por Colciencias, Ministerio de Agricultura, Programa para la Paz del Gobierno Colombiano, Programa PNUD-Naciones Unidas, y por la Universidad Industrial de Santander (UIS), Bucaramanga, Colombia, cuyo investigador y coordinador principal es la destacada científica internacional Dra. Elena Stashenko, investigadora titular de la UIS. Así también, en la ocasión se dio inicio a la continuación por cinco años más, al mismo proyecto, ahora ampliado a más zonas agrícolas de Colombia.

“La Universidad Industrial de Santander posee equipamiento muy sofisticado para el desarrollo de la investigación, y vinculado con ello, una de sus principales fortalezas es justamente la analítica instrumental. En tanto, la Universidad del Bío-Bío, a través de nuestro grupo, es más fuerte en el área de identificación de moléculas y la determinación de sus actividades biológicas, de manera que podemos establecer una fuerte colaboración aprovechando la sinergia de ambas potencialidades y dándole así una mayor y más fuerte proyección a nuestras investigaciones. Es así como estudiantes de magíster y de doctorado de esa casa de estudios próximamente nos visitarán para realizar sus ensayos biológicos en nuestros laboratorios”, aseguró el Dr. Céspedes Acuña.

En su paso por Colombia, el Dr. Carlos L. Céspedes también participó en reuniones de Colciencias, Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación que lidera el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de Colombia. El Dr. Céspedes Acuña oficia como evaluador de proyectos de Colciencias, en atención a su reconocido prestigio en el ámbito internacional.

“El trabajo que realizo en la Universidad es un complemento entre la actividad docente y la investigación. A través de la investigación se fortalece igualmente la calidad de la docencia, e implica diversas líneas de acción tales como la elaboración de artículos científicos que dan cuenta de nuestros avances en investigaciones del área de Química de Productos Naturales. La actividad científica y la publicación de artículos, así como la participación en seminarios y congresos internacionales, nos han permitido generar una amplia red de colaboraciones con científicos de todo el mundo, de manera que las invitaciones a México, Colombia, Brasil, Argentina, sólo en Latinoamérica, obedecen a esta intensa dinámica de trabajo generada a través de los años”, aseveró el Dr. Carlos L. Céspedes.

El connotado investigador de la UBB recordó que el Grupo de Investigación en Química y Biotecnología de Productos Naturales Bioactivos tiene como propósito aislar, caracterizar y evaluar la actividad biológica de metabolitos secundarios o moléculas químicas provenientes de la rica y muy específica (única) biodiversidad chilena, en atención a su ubicación geográfica privilegiada. La actividad biológica de metabolitos secundarios o moléculas químicas provenientes de la biodiversidad chilena, eventualmente pudieran tener actividad insecticida o repelente, o bien anticancerígena, cicatrizante, antiinflamatoria, analgésica, entre otras cualidades, por mencionar algunos ejemplos.




UBB acogió congreso de clase mundial en Química de Productos Naturales y sus Aplicaciones

En el marco del IX Simposio Internacional de Química de Productos Naturales y sus Aplicaciones, realizado en el Gran Hotel Termas de Chillán, organizado conjuntamente por la División de Productos Naturales de la Sociedad Chilena de Química, la Universidad del Bío-Bío, la Universidad de Talca y la Universidad Técnica Federico Santa María, especialistas de clase mundial de Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos, España, Holanda, Suiza, Japón, China, Colombia, Chile y México, compartieron experiencias y avances, en un marco de amplia camaradería con investigadores y estudiantes de postgrado chilenos y latinoamericanos.

Así lo expresaron los académicos del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Julio Alarcón Enos y Dr. Carlos L. Céspedes Acuña, presidente del comité organizador y Chairman del IX Simposio Internacional de Productos Naturales, respectivamente.

El Dr. Roberto Verpoorte, ex -editor en jefe del Journal of Ethnopharmacology y ahora jefe de editores de Elsevier (la editorial más grande de revistas científicas de alto impacto), hizo notar el altísimo nivel alcanzado por los investigadores del Departamento de Ciencias Básicas en el área de Química de Productos Naturales y valoró la asistencia de destacados y connotados especialistas extranjeros en el área de los Productos Naturales. “Natural Products Research: Quo- Vadis?”, y el minicurso: “How to write a world class scientific paper”, fueron las conferencias del Dr. Verpoorte.

“Ha sido muy grato constatar que investigadores de la UBB en productos naturales tengan un alto nivel de relaciones internacionales. Me produjo una gran satisfacción ver a destacados científicos compartir y hacer amistad con investigadores latinoamericanos. Pues es muy importante el trabajo conjunto entre distintas instituciones, y poder colaborar a través de áreas comunes. El trabajo de investigación que se realiza en colaboración es de gran trascendencia y relevancia, y eso produce los mejores y más altos resultados, tanto para la ciencia en general como para los países donde cada uno trabaja”, expresó la mundialmente destacada Química de origen ruso, Dra. Elena Stashenko, investigadora titular de la Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia, una de las 50 mujeres más destacadas en el desarrollo de las ciencias químicas 2010-2016, IUPAC y ACS.

La conferencia inicial estuvo a cargo de la Dra. Elena Stashenko, quien expuso cómo la herramienta de la HPLC-Masa puede ayudar en la investigación de aceites esenciales y en la metabolómica de flores. “Metabolómica de flores: La química y propiedades biológicas de sus moléculas”, se tituló su conferencia.

El Dr. Julio Alarcón Enos, en su calidad de presidente de la División de Productos Naturales de la Sociedad Chilena de Química, destacó el importante aporte de la UBB para la realización del Simposio, así como las facilidades otorgadas para la realización de los cursos previos desarrollados en la Universidad.

“La UBB siempre nos ha apoyado en términos de infraestructura y soporte económico de manera sustantiva. Nos sentimos comprometidos con la institución porque su contribución nos permite traer algunos investigadores y financiar sus estadías. Asistieron investigadores de gran nivel y esperamos poder construir y consolidar espacios para colaborar, ampliar las actividades de los grupos y de los estudiantes de postgrado de la UBB y de las demás universidades”, expresó el Dr. Julio Alarcón.

En dicho marco, el Dr. Armando Ariza Castolo, Investigador titular del Departamento de Química, CINVESTAV – Instituto Politécnico Nacional, México y experto internacional en Resonancia Magnética Nuclear, dictó un curso a investigadores y estudiantes de postgrado de diferentes universidades nacionales y extranjeras. Además, el Dr. Ariza dicto la conferencia “La Vainilla más mexicana que el Tequila”, donde abordó las problemáticas de la trazabilidad a través de las herramientas analíticas de HPLC acoplada a espectroscopía de masas y resonancia magnética nuclear. El Dr. Ariza Castolo colabora permanentemente con el Dr. Carlos L. Céspedes Acuña con quien ya registran varias publicaciones científicas conjuntas.

“He colaborado con el Dr. Céspedes en un área específica de Espectroscopía, específicamente en Resonancia Magnética Nuclear y en Espectrometría de Masas, que puede definirse como una forma de analizar las moléculas. Lo que se puede ver a través de esto son diferentes aspectos. Por ejemplo, con la Resonancia Magnética Nuclear uno puede saber cuál es la constitución de las moléculas, es decir, específicamente si tiene carbonos e hidrógenos, que son los que más interesan para la gente que hace química de productos naturales. Con los equipos que tengo puedo obtener prácticamente cualquier núcleo de la tabla periódica”, explicó el investigador.

“Por una muy cordial invitación del Dr. Céspedes y del Dr. Isao Kubo (UC-Berkeley) tuve el gran honor de presentar parte de mis investigaciones en un evento de altísimo nivel, por tanto, agradezco profundamente al Dr. Céspedes por la oportunidad otorgada, pues es la primera vez que vengo a Latinoamérica y pude disfrutar de tan esplendido lugar, todo ha sido magnífico”, acotó el Dr. Noriyoshi Masuoka, investigador titular y emérito de la Okayama University of Science, Okayama, Japón, quien dictó la conferencia: “Property of alkyl phenol inhibitors for xanthine oxidase”.

En tanto, la Dra. Azucena González y el Dr. Jaume Bastida, del  Instituto de Productos Naturales y Agrobiología y de la Universidad de Barcelona, España; respectivamente aportaron con las conferencias tituladas: “Fungal endophyte-based biopesticides” y “Los alcaloides de las Amaryllidaceae: pasado presente y futuro”.

El Dr. Reinhard Lieberei, profesor titular de la Universidad de Hamburgo, Alemania; y el Dr. David Stanley Seigler del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Illinois, Urbana-Champaign, Illinois, USA, dictaron las conferencias: “Structural and physiological implications of fermentation to produce quality components in raw cocoa” y “Chemistry of Cacao: The supreme superfruit”, respectivamente. El Dr. Seigler indico la relevancia mundial del evento y apuntó a la realización periódica para beneficio de los estudiantes de postgrado latinoamericanos.

Dentro de la misma atmósfera y con expresiones de amplia satisfacción, se mostraron conferencistas, académicos, investigadores y estudiantes de postgrado de Argentina, Alemania, Brasil, Colombia, Chile, China, España, Egipto, Francia, México, Suiza y Japón.

En relación al considerable número de conferencistas de alto nivel, el Dr. Céspedes Acuña señaló: “Con casi todos los conferencistas nosotros registramos varios años de colaboración, lo que se traduce, entre otras cosas, en numerosas publicaciones científicas. El quehacer nuestro es muy internacional y polifacético. La Química de Productos Naturales es un área muy amplia que permite trabajar desde diferentes aristas en la áreas de los alimentos, agroquímica, medicinal-farmacológica y bioquímica. A nosotros nos ha dado muy buenos créditos el tema de las actividades antioxidantes, biopesticidas y los inhibidores enzimáticos. Esta ha sido una oportunidad espectacular para los estudiantes de postgrado, pues tuvimos una asistencia superior a las 120 personas entre investigadores y estudiantes, lo que nos deja muy satisfechos”, aseveró el Dr. Céspedes.

El Dr. Carlos L. Céspedes Acuña destacó que las colaboraciones y publicaciones científicas con muchos de los investigadores que participaron en el evento internacional corresponden al resultado  de una amplia trayectoria internacional, lo que va muy en línea con las dinámicas de trabajo actual.  “Es muy importante formar equipos en el mundo científico, porque ningún investigador puede hacerlo todo en forma aislada. Es necesario reunir distintos especialistas, combinar las perspectivas y conocimientos, dentro de un ámbito de reciprocidad y amistad”, aseveró.

Finalmente, el Dr. Carlos L. Céspedes identificó como del todo relevante, el hecho que tanto la editorial Elsevier como Springer, dispusieron de sendos números especiales de las revistas “Food and Chemical Toxicology, Phytochemistry Letters” y “Phytochemistry Reviews”, respectivamente, donde se publicarán las ponencias presentadas durante el simposio internacional, concluyó el investigador de la UBB.




Revista científica publicará investigación de estudiantes UBB que reporta presencia de medusa invasora en Laguna Santa Elena en la Provincia de Ñuble

La revista científica BioInvasions Records confirmó la publicación de una investigación desarrollada por estudiantes de pre y postgrado de la Universidad del Bío-Bío y de la Universidad Juárez del Estado de Durango, México, junto a la académica del Departamento de Ciencias Básicas, Dra. Patricia Arancibia Ávila, desarrollada en el marco de la asignatura de Limnología en la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales.

La investigación, se denomina “Un nuevo reporte de Craspedacusta sowerbii (Lankester, 1880) en el sur de Chile”, y da cuenta del avistamiento de esta medusa invasora registrado por estudiantes de la UBB en el marco de una excursión realizada a la Laguna Santa Elena de la localidad de Santa Clara, en la comuna de Bulnes, provincia de Ñuble.

El equipo de estudiantes responsable de la publicación, está conformado por Karen Fraire-Pacheco, Jorge Concha, Francisca Echeverría, María Luisa Salazar, Carolina Figueroa, Matías Espinoza, Jonathan Sepúlveda, Pamela Jara-Zapata del Magíster en Enseñanza de las Ciencias; Javiera Jeldres-Urra del Magíster en Ciencias Biológicas, y Emmanuel Vega-Román estudiante del Magíster en Enseñanza de las Ciencias.

“La medusa Craspedacusta sowerbii fue avistada el 8 de abril de 2014 en la Laguna Santa Elena, por los estudiantes  del curso de Limnología.  Craspedacusta sowerbii es un cnidario o medusa de agua dulce, que se pensaba era originaria de China, pero hoy se sabe que es originaria de Londres, Inglaterra. El primer registro de Craspedacusta en Chile data de 1942 en el Lago Peñuelas. Luego, se habría avistado en el país en seis ocasiones más, siendo el reservorio Marga Marga, en Valparaíso, el avistamiento de más al norte,  en tanto que el registro más al sur se da en el lago Illahuapi  el año 2013. Nuestro registro es el número 7 en Chile desde 1942.  Probablemente la ocurrencia de la medusa sea más frecuente en estos últimos años, producto de la variación climática que hemos estado experimentando, tendiendo a meses más calurosos que lo habitual”, ilustró la Dra. Patricia Arancibia.

De este modo, el avistamiento en la Laguna Santa Elena se suma a los reportados con anterioridad en el Lago Peñuelas, reservorio Marga Marga, Illahuapi, Carilafquén, Lago Lanalhue, y Laguna Grande de San Pedro.

Según explicó la investigadora UBB Craspedacusta sowerbii suele surgir en aguas con temperaturas superiores a 20°C y con alta presencia de zooplancton (organismos microscópicos) como elementos de su dieta. Parte de su ciclo de vida se desarrolla como un pólipo de medio milímetro de longitud que generalmente se encuentra en el barro del fondo de los cuerpos de agua dulce y surge cuando se dan las condiciones de temperatura y de disponibilidad de alimento. La Dra. Arancibia Ávila estima que, dados los antecedentes recopilados en la investigación, dicha medusa podría encontrarse presente en prácticamente la totalidad de las lagunas que se registran entre la Quinta y la Décima región.

“Craspedacusta sowerbii es una medusa invasora y no debería estar en Chile. Lo más probable es que haya sido transportada por aves migratorias. De hecho, en la Laguna Santa Elena habitan 45 especies de aves, y 7 de ellas son migratorias. Pero ellas migran entre Coquimbo y Cabo de Hornos, y no hay ninguna que migre desde Europa, por lo tanto, es un misterio cómo llegó a América Latina. Es posible que haya sido transportada por el hombre, por acuaristas por ejemplo, que compran plantas exóticas y que el pólipo haya estado ahí. Sin querer, el acuarista puede haber desechado el agua en algún reservorio sembrando así el pólipo, y luego las condiciones ambientales hacen el resto”, manifestó la Dra. Arancibia.

Respecto de las consecuencias que la presencia de la medusa invasora pueda ocasionar, éstas no están documentadas. Por lo pronto, se sabe que Craspedacusta sowerbii preda sobre zooplancton y pequeñas larvas de peces, por lo que es posible que altere la trama trófica de algunos cuerpos de agua. “Las medusas poseen células urticantes llamadas cnidocitos que tienen en su interior toxinas paralizantes. El tamaño de la medusa es aproximadamente el de una moneda de 100 pesos, de manera que no es dañino para un ser humano, pero sí es un veneno paralizante de pequeñas especies”, describió la investigadora UBB.

La profesora de Pedagogía en Ciencias Naturales de la UBB, entonces estudiante del Magíster en Ciencias Biológicas, Javiera Jeldres-Urra, valoró la posibilidad de participar en la excursión que permitió el reporte de la medusa, así como el poder contribuir en la elaboración del paper científico.

“Fue muy interesante para mí observar desde otro punto de vista, así como conocer otros fenómenos que había leído en libros. Participé en el curso de Limnología en el marco de mi beca docente, y me correspondió acompañar a los estudiantes en la expedición. A través de la excursión aprendimos a usar los instrumentos propios del área de Limnología, a realizar los análisis de campo así como las mediciones posteriores de nutrientes y el procesamiento de datos. Uno va adquiriendo muchas destrezas. Asimismo, se adquiere conciencia sobre lo importante que es  saber procesar los datos obtenidos y darles significancia. Es muy importante comprobar que una expedición puede dar frutos, y estimo que es vital en la formación de un estudiante. Destaco especialmente el aporte de la estudiante de la Universidad Juárez, Karen Fraire-Pacheco, porque compartió conocimientos muy interesantes con todos nosotros”, aseveró Javiera Jeldres-Urra.

Javiera Jeldres-Urra también llamó la atención sobre la necesidad de adquirir mayor conciencia sobre el importante patrimonio que supone el recurso hídrico de Chile, aspecto no considerado o visibilizado por nuestra sociedad.

“La Región del Biobío es una de las regiones con mayor cantidad de lagunas; muchas de ellas  que son desconocidas, y es importante valorarlas y cuidarlas porque no se está tomando en cuenta. Por ello, me gustaría especializarme más en el área de Limnología”, manifestó.

La Dra. Patricia Arancibia Ávila destacó especialmente el interés de los jóvenes y el empeño que supuso elaborar un paper científico.

“Estamos muy orgullosos del trabajo realizado por los estudiantes de pregrado y de postgrado de la UBB que resultó de la asignatura de Limnología. Pretendemos continuar estudiando la Laguna Santa Elena con la esperanza de encontrar nuevos antecedentes”, expresó la investigadora.




Expertos mundiales en Química de Productos Naturales brindan cursos de precongreso en la UBB

En el marco del IX Simposio Internacional de Química de Productos Naturales y Aplicaciones, que se llevará a cabo en el Gran Hotel Termas de Chillán, entre el 22 y el 25 de noviembre próximos, y que organizan conjuntamente la División de Productos Naturales de la Sociedad Chilena de Química, la Universidad del Bío-Bío, la Universidad de Talca y la Universidad Técnica Federico Santa María, especialistas de México, Alemania, Estados Unidos y Chile, realizaron estadías de investigación en la UBB, donde junto con colaborar con investigadores del Departamento de Ciencias Básicas, dictaron cursos de especialidad a estudiantes de postgrado.

Así lo expresaron los académicos del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Julio Alarcón Enos y Dr. Carlos L. Céspedes Acuña, integrantes del comité organizador del Simposio, en visita a la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, junto al Dr. Armando Ariza Castolo, investigador titular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), de México.

La prorrectora Gloria Gómez Vera destacó el nivel alcanzado por los investigadores del Departamento de Ciencias Básicas en el área de Química de Productos Naturales y valoró la visita de los especialistas extranjeros.

“Es un agrado que esté con nuestros investigadores en la UBB. Nos alegramos que pueda estar acá porque es muy importante el trabajo conjunto entre distintas instituciones, y poner al servicio común el conocimiento que cada uno posee. El trabajo investigativo que realizan es de gran vigencia y relevancia, y marca un hito importante en nuestra institución”, expresó la Prorrectora.

El Dr. Julio Alarcón Enos, en su calidad de presidente de la División de Productos Naturales de la Sociedad Chilena de Química, destacó el importante aporte de la UBB para la realización del Simposio, así como las facilidades otorgadas para la realización de los cursos previos desarrollados en la Universidad.

“La UBB siempre nos ha apoyado en términos de infraestructura y soporte económico de manera sustantiva. Nos sentimos comprometidos con la institución porque su contribución nos permite traer algunos investigadores y financiar sus estadías Vienen investigadores de gran nivel y esperamos tener junto al encuentro científico espacios para colaborar, ampliar las actividades de los grupos y de los estudiantes de postgrado de la UBB y de las demás universidades”, expresó el Dr. Julio Alarcón.

En dicho marco, el Dr. Armando Ariza Castolo, experto internacional en Resonancia Magnética Nuclear, dictó un curso a investigadores y estudiantes de postgrado de diferentes universidades nacionales y extranjeras.

El Dr. Ariza Castolo colabora permanentemente con el Dr. Carlos L. Céspedes Acuña y registran algunas publicaciones científicas conjuntas. “He colaborado con el Dr. Céspedes en un área específica  de Espectroscopía, específicamente en Resonancia Magnética Nuclear y en Espectrometría de Masas, que puede definirse como una forma de analizar las moléculas. Lo que se puede ver a través de esto son diferentes aspectos. Por ejemplo, con la Resonancia Magnética Nuclear uno puede saber cuál es la constitución de las moléculas, es decir, específicamente si tiene carbonos e hidrógenos, que son los que más interesan para la gente que hace química de productos naturales. Con los equipos que tengo puedo obtener prácticamente cualquier núcleo de la tabla periódica”, explicó el investigador.

El curso dictado por el Dr. Armando Ariza versó precisamente sobre Espectroscopía de Resonancia Magnética Nuclear.

“Actualmente yo puedo aportar al investigador lo que se conoce como archivos FID, de manera que el investigador puede procesar los espectros y modificarlos como quiera. Esa es una parte interesante porque si ellos aprenden a procesarlos, podrían interpretarlos y sacarles mayor información que la que les brindaría si les entrego el espectro en papel. Mi intención es que sepan cómo funcionan los aparatos, en términos de que si ven que un espectro no fue obtenido adecuadamente, puedan pedir que lo corrijan. Lo otro es que los puedan procesar en su computador, y puedan dilucidar la estructura molecular a partir de los espectros”, expresó el Dr. Ariza-Castolo.

En tanto, en el próximo simposio el Dr. Armando Ariza brindará la conferencia denominada “La vainilla, más mexicana que el tequila”. En ella se referirá a este producto originario de México, y específicamente al proceso de beneficiado.

“En la actualidad existe un gran interés en la vainilla porque mucha gente está recuperando la posibilidad de tener sabores naturales. Uno de los compuestos importantes de la vainilla es la vainillina, un compuesto que puede ser obtenido incluso desde la madera (lignina). La vainillina tiene el sabor y el olor de la vainilla, que es muy espacial para aromatizar (…) La parte que me interesa, es que durante el proceso de beneficiado, proceso para exacerbar el aroma de la vainilla, se hidrolizan algunos compuestos y hacen que se libere la vainilla. Durante ese proceso se ha visto que se llega a perder algo así como el 50% de la vainillina en la planta. Entonces, lo que me interesa es saber cómo se transforma. Hay quienes piensan que es una biotransformación que está mediada por enzimas o por microorganismos. Lo que he estado analizando es que químicamente se puede demostrar cómo se transforma y que no es exactamente una biotransformación”, aseveró el investigador mexicano.

Visitas de colaboración investigativa

El Dr. Carlos L. Céspedes Acuña también recibió la visita académica del Dr. Juan Rodrigo Salazar de la Universidad La Salle de México; del Dr. Reinhard Lieberei, profesor titular de la Universidad de Hamburgo, Alemania; y del Dr. David Stanley Seigler del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Illinois, Urbana.

“Nosotros registramos varios años de colaboración lo que se traduce, entre otras cosas, en numerosas publicaciones científicas. El quehacer nuestro es muy internacional y polifacético. La Química de Productos Naturales es un área muy amplia que permite trabajar desde diferentes aristas como la medicinal o la farmacológica. A nosotros nos ha dado muy buenos créditos el tema de los biopesticidas”, aseveró el Dr. Carlos L. Céspedes Acuña.

El Dr. Juan Rodrigo Salazar, profesor investigador de tiempo completo de la Universidad La Salle de Ciudad de México, realiza una visita de colaboración científica al Grupo de Investigación sobre Química y Biotecnología de Productos Naturales Bioactivos de la UBB, que dirige el académico e investigador Dr. Julio Alarcón Enos.

“Además de participar en el Simposio he realizado una estadía de investigación junto al Dr. Julio Alarcón Enos y el Dr. Carlos L. Céspedes. Estamos trabajando en la síntesis de derivados de productos naturales que tengan actividad insecticida y antimicrobiana. Estamos utilizando una ruta de síntesis para diseñar y preparar derivados que pueden ser novedosos. La intención es utilizar algunas plantas chilenas para a partir de ahí, aislar los principios activos con la misma finalidad”, expresó el investigador mexicano.

En tanto, el Dr. Reinhard Lieberei, profesor titular de la Universidad de Hamburgo, Alemania, es especialista en Química del Cacao, fruto con el cual se elabora el chocolate, y también colabora con el Dr. Céspedes Acuña.

“Mi ponencia en el Simposio versará sobre Química del Cacao. Desarrollo nuevos procesos biotecnológicos para aumentar cualidades del chocolate. Existen diversos procesos biotecnológicos para poder hacer que los chocolates tengan aromas y sabores diferentes. La idea es aprovechar estos proceso para incluir en el chocolate, compuestos que tengan actividad nutracéutica tales como antioxidantes”, expresó.

A su vez, el Dr. David Stanley Seigler, botánico y profesor estadounidense, desarrolla actividades académicas en el Departamento de Biología Vegetal, de la Universidad de Illinois, Urbana.

“Estoy ahora trabajando con el Dr. Lieberei, también con chocolate. El Dr. Lieberei estudia la morfología de las plantas, cuáles son los cambios que ocurren para cambiar el sabor, el gusto, o la textura del chocolate. Realizaré una conferencia plenaria concatenada con la ponencia del Dr. Lieberei para tratar un área específica de la química del chocolate”, ilustró el especialista.

El Dr. Carlos L. Céspedes Acuña destacó que junto a los académicos visitantes registra una estrecha trayectoria de colaboraciones y publicaciones científicas, lo que va muy en línea con las dinámicas de trabajo actual. “Es muy importante formar equipos en el mundo científico, porque ningún investigador puede hacerlo todo en forma aislada. Es necesario reunir distintos especialistas, y combinar las perspectivas y conocimientos”, concluyó el investigador de la UBB.




Investigadores UBB desarrollan procedimiento pionero para el tratamiento de riles de la industria celulosa

El académico del Departamento de Ciencias Básicas y del Laboratorio de Bioquímica y Microbiología Ambiental, Dr. Enrique Werner Navarrete, junto a la estudiante tesista de Ingeniería en Recursos Naturales, Lady Barros Arenas, lograron optimizar el proceso de tratamiento de efluentes de la industria de celulosa, utilizando microorganismos nativos chilenos. Se trata de una importante innovación que mejora el actual tratamiento de lodos activados, disminuyendo los niveles de contaminación en al menos un 50%.

Según explicó el Dr. Werner Navarrete, los riles o efluentes de la industria de celulosa son derivados del proceso de blanqueamiento de la pulpa de celulosa. Estos corresponden básicamente a desechos de lignina, compuesto que otorga el color café a la madera y al papel de envolver. La lignina es sacada de la pulpa con óxido de cloro, y dichos efluentes son tratados posteriormente en grandes piscinas donde son sometidos a un proceso de decantación, y luego a un tratamiento biológico secundario de lodos activados. Tras ello, las aguas son devueltas al río o al mar, según corresponda. En algunas plantas de celulosa se realiza un tratamiento terciario que incluye el uso de resinas (químicos) que atrapan los compuestos coloreados, formando finalmente un lodo químico que también se debe desechar.

Los investigadores de la UBB lograron adicionar un elemento especial a la fase de tratamiento biológico secundario de lodos activados, introduciendo microorganismos nuevos (hongos y levaduras)  que se complementan con el lodo. “Hemos sido capaces de seleccionar los microorganismos más idóneos. Eso se logró en el Laboratorio de Bioquímica y Microbiología Ambiental de la UBB”, aseveró el Dr. Werner.

El Dr. Werner describió que mediante este tratamiento, los efluentes que se descargan en el mar, previo tratamiento con lodos activados más la innovación UBB, serían un 50%  menos contaminantes. Asimismo, se lograría ahorrar una cifra considerable por concepto de tratamiento químico, a lo menos entre un 50% a 80%, pues cada día de aplicación de tratamiento químico terciario demanda un costo de 1 millón de dólares aproximado.

“El procedimiento logra hasta un 50% de remoción de compuestos contaminantes, considerando un tiempo de duración de 6 horas. En otros países, en procesos de experimentación similares a lo que nosotros realizamos, es decir, seleccionando microorganismos para optimizar el sistema, se prolonga por unos 7 a 14 días. Eso es lo que se puede constatar en las publicaciones científicas de hoy, y obtienen resultados de un 30% a un35% de eficiencia. Nosotros logramos un 50% de eficiencia en 6 horas”, asegura el investigador.

Otra ventaja es el bajo costo del procedimiento UBB, pues los microorganismos prácticamente crecen solos, son extremadamente resistentes a condiciones de temperaturas, acidez, estrés mecánico, y además son nativos, de manera que no existe riesgo de generar problemas de tipo ambiental.

Vínculo virtuoso con la industria

El Dr. Enrique Werner junto a la tesista Lady Barros trabajan actualmente junto a la Mesa Técnica de Tratamientos de Aguas y Efluentes de Empresa Celulosa Arauco S.A. quienes se han interesado en la propuesta.

En la Planta de Nueva Aldea, dicha empresa realiza el proceso primario de decantación de sólidos en grandes piscinas. Según estimaciones, producen unos 80 mil metros cúbicos de efluentes diarios tras el proceso de blanqueamiento de la celulosa, lo que equivale, para tener una idea, a una gran piscina de 8 hectáreas por 1 metro de profundidad. Tras la decantación prosigue el tratamiento biológico de lodos activados.

“Se trata de una población heterogénea de microorganismos, generalmente bacterias y protozoos, que empiezan a crecer naturalmente en la piscina de decantación y que resisten las condiciones de los riles, formando una especie de barro. Dicho lodo es aireado por medio de grandes bombas con el propósito de aportarle oxígeno. De este modo, los microorganismos absorben el contenido del efluente. En cuanto a su constitución, el lodo es completamente desconocido, crece en forma espontánea a través de lo que aportan los riles, el agua y el aire”, expresó el Dr. Enrique Werner.

Por ahora esta investigación está a nivel de laboratorio y se está en proceso de habilitar una mini planta en la Universidad, con el propósito de replicar el proceso de tratamiento industrial a nivel piloto, incorporando la innovación UBB.

La futura Ingeniera en Recursos Naturales, Lady Barros Arenas, trabaja por estos días en la selección de microorganismos en dependencias de la Planta Nueva Aldea de Celulosa Arauco, empresa en la que realizó su práctica profesional y que luego le ofreció la posibilidad de trabajar para desarrollar su investigación.

Dichos trabajos también forman parte de su tesis de grado denominada “Evaluación de la efectividad de un conglomerado de microorganismos para optimizar el tratamiento secundario de los efluentes de la industria de la celulosa”, cuyos objetivos, según expresó, apuntan a formular un conglomerado microbiológico capaz de disminuir el color, Demanda Química de Oxígeno (DQO), y compuestos orgánicos persistentes en los efluentes que serán descargados al mar, así como evaluar su efectividad en el tratamiento secundario de efluentes descargados a ríos y al mar.

“Esta investigación es un ejemplo del importante aporte de los Ingenieros en Recursos Naturales. Lo más destacable de nuestra propuesta es que se trata de un proceso que no daña el medio ambiente y que beneficia directamente a la comunidad. También valoramos el que la Empresa Celulosa Arauco S.A. se haya interesado por la tarea investigativa que se realiza en la UBB, pues ellos propusieron trabajar con nosotros”, describió Lady Barros.




Académicos UBB analizarán influencia de bacterias en la tolerancia a estrés salino de Colobanthus quitensis o Clavel antártico

El verano recién pasado, el Dr. Jorge Gallardo Cerda recolectó muestras de Colobanthus quitensis en isla Livingston y en otros territorios antárticos, con el propósito de analizar la expresión de genes de dicha planta, y comparar la información obtenida considerando dos situaciones: cuando la planta se encuentra sola, y cuando está acompañada de Deschampsia antarticta o Pasto antártico, lo que permitiría evaluar la influencia de bacterias del ambiente risosférico (próximo a la raíz) y su capacidad para establecerse en sitios con estrés salino.

Dr. Jorge Gallardo

Dr. Jorge Gallardo

El académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Cristian Torres Díaz y el investigador asociado Dr. Jorge Gallardo Cerda, desarrollan el proyecto de investigación Fondecyt 3160333 denominado “Evaluación del papel de las bacterias rizosféricas sobre el desempeño fisiológico de Colobanthus quitensis bajo estrés salino”.

Pese a las extremas condiciones de los ambientes terrestres del continente Antártico, caracterizados por ciclos de congelamiento y descongelamiento, precipitaciones bajas y rápido drenaje, dos especies de plantas: Colobanthus quitensis y Deschampsia antárctica, se han establecido y han colonizado de manera natural en dichos territorios. Aunque muchos estudios han descrito sus adaptaciones morfológicas y fisiológicas para resistir en ambientes estresantes, pocos trabajos han analizado factores externos, como los microorganismos asociados a las raíces, que puedan explicar su capacidad de tolerar condiciones estresantes.

Según se indicó, se trata de un proyecto que pretende evaluar cuál es el papel que juegan las bacterias que se asocian a la rizósfera (la zona del suelo que circunda a la raíz) de Colobanthus quitensis, en la capacidad de esta planta de tolerar el estrés salino. La rizósfera alberga un incontable número de microorganismos que constituyen uno de los microbiomas más dinámicos del planeta.

Los investigadores explicaron que Colobanthus quitensis, también conocido como Clavel antártico, es una planta vascular que no es capaz de establecerse aisladamente en zonas costeras de islas subantárticas a diferencia de Deschampsia antarctica, otra planta vascular de ese continente, también conocida como Pasto antártico.

22“En la práctica, ambas plantas vasculares pueden ser encontradas habitando zonas costeras de las islas subantárticas, estando expuestas a niveles de salinidad elevados. Los estudios han descrito adaptaciones fisiológicas para ambas especies, las cuales les permitirían sobrevivir en ambientes estresantes, principalmente bajo estrés por baja temperatura y el exceso de luz durante la temporada de crecimiento. No obstante, no hay antecedentes en literatura que describan la capacidad de tolerar estrés salino para C. quitensis, a pesar de establecerse en sistemas cercanos a la costa en la Antártica. Además, hemos visto que las bacterias asociadas a las raíces de Colobanthus quitensis no crecen en presencia de sal, lo que podría explicar la asociación con plantas halotolerantes, es decir, plantas que se adaptan a condiciones de alta salinidad, para establecerse en sitios cerca de la costa”, describieron los investigadores.

En términos científicos, los Doctores Cristian Torres y Jorge Gallardo se proponen estudiar “cómo la estructura de las comunidades bacterianas asociadas a Colobanthus quitensis varía cuando crece asociada a Deschampsia antárctica. Para esto los investigadores utilizarán técnicas de secuenciación masiva como la técnica de next generation sequencing (NGC) para identificar las comunidades y evaluarán cómo esta estructura afecta el desempeño fisiológico de la planta midiendo parámetros fisiológicos, ecológicos y la expresión de genes relacionados a la resistencia a estrés mediante RNAseq. De este modo los investigadores esperan poder determinar la importancia de las bacterias rizosféricas en situación de estrés salino, y qué papel podrían jugar en un escenario de calentamiento producto del cambio climático”, precisaron.

En dicho marco analizarán cuáles son las bacterias que se asocian a Colobanthus quitensis en la zona de Magallanes, y luego realizarán una comparación con otras que crecen en la Antártica para determinar si dichas bacterias le confieren tolerancia al estrés por sal, evaluando el efecto sobre la expresión de genes relacionados a estrés en Colobanthus quitensis.

55-¿Cómo surge el interés por estudiar la relación entre bacterias y las raíces de una planta?

-“En las últimas décadas una serie de estudios ha demostrado que las interacciones planta-microbios no solo son fundamentales para comprender mejor el crecimiento y salud de las plantas, sino que también para entender cómo se estructuran las comunidades vegetales de ambientes estresantes y como estos microorganismos podrían ayudar a mantener la producción de especies cultivadas ante un escenario de cambio climático global”.

-“La rizósfera, es el hogar de un incontable número de microorganismos e invertebrados y es considerada una de las interfaces más dinámicas en el planeta. Los organismos presentes en la microbiota que compone la rizósfera, pueden tener profundos efectos sobre el crecimiento, nutrición y salud de plantas, tanto en ecosistemas naturales como en sistemas agrícolas”.

-¿Qué implicancias tiene el confirmar la hipótesis que plantean?

-“Tiene implicancias ecológicas. Lo que pensamos es que estos microorganismos le permiten a Colobanthus quitensis extender su rango de distribución. Nosotros tenemos la hipótesis de que estos microorganismos, es decir, las bacterias que se encuentran en la rizósfera le permitirían a la planta extender su nicho, y poder llegar a lugares donde no podría hacerlo sin la presencia de estos microorganismos. Esta planta se encuentra a lo largo de la cordillera de los Andes y en las montañas de México donde no presenta el estrés por sal. Pero, cuando la encontramos en la Antártica, generalmente se asocia a otra planta, Deschampsia antárctica, que sí es tolerante a la sal, pues tiene adaptaciones anatómicas y fisiológicas que le permiten lidiar con este estrés. Rara vez se encuentra a Colobanthus quitensis sola en la Antártica. Probablemente, aprovecha las condiciones que le entrega Deschampsia antárctica y sus microorganismos”.

-“Además, el estrés por sal produce efectos similares al estrés por sequía en las plantas. Entonces, los mecanismos que estas bacterias poseen para tolerar condiciones de alto contenido de sal, podrían ser utilizados también para permitir a la planta soportar condiciones de mayor sequía”.

-¿Qué aplicaciones puede tener dicho conocimiento, en caso que se confirme la hipótesis?33

– “Es una pregunta común al intentar explicar un patrón que vemos en la naturaleza. Claro, uno dice hay microorganismos que tienen ciertas características y que favorecen el crecimiento de la planta y la salud en general. Entonces, una vez que uno identifica este ensamble o comunidad de bacterias que puede ayudar a las plantas a tolerar ese tipo de estrés, la pregunta es, bueno, qué hacemos con estas comunidades bacterianas ya que son tan beneficiosas para la planta. Es posible sostener que estos microorganismos podrían ser utilizados en la agricultura, y probablemente en un futuro no muy lejano, podrían ser utilizados para cultivar en suelos que estén bajo influencia salina. Esto es bastante relevante, pues una de las predicciones respecto del calentamiento global es el aumento del nivel del mar, por tanto, muchas de las áreas que hoy son cultivables se verán en el futuro bajo mayor influencia salina. Entonces, se podría pensar que dicho conocimiento se podría aplicar en agricultura”.

-“Pero también se podría sugerir que, probablemente, se necesite una planta que sea tolerante a la sal para poder establecer otra que no sea tolerante, y eso es aún más interesante. Entonces, quizás en el futuro alguien proponga co-cultivar una planta halófita (capaz de vivir en medios con alta presencia salina) en un lugar que posteriormente se quiera ocupar con plantas de interés comercial. Es una de las alternativas, y es el patrón que observamos en la Antártica con Colobanthus quitensis y Deschampsia antarctica. No se trata de poner estas plantas para que “saquen la sal del suelo”, sino para que modificar un sustrato y así obtener un ambiente tolerable para una planta que no sea tolerante a la sal”.

¿Podría explicar en términos generales qué mecanismos se producen entre las bacterias y la raíz de Colobanthus quitensis?

44-“En términos muy sencillos y generales, podemos decir que la bacteria se asocia a la planta porque las raíces exudan compuestos carbonados que son necesarios para el crecimiento de la bacteria, y a su vez, la bacteria va produciendo algunos compuestos que sirven a la planta para tolerar la condición de salinidad y de baja disponibilidad hídrica”.

“El mecanismo más estudiado es el de la inhibición de una hormona que impide el crecimiento de las raíces cuando hay estrés por sequía. Ese estrés por sequía es muy similar al que produce el estrés por sal y por frío. Tienen un nodo común que es la deshidratación celular. Cuando la planta se encuentra en condición de estrés por sequía produce etileno y eso impide que sus raíces

crezcan. Sin embargo, primero produce un precursor de etileno, 1aminocyclopropane-1-carboxylate (ACC). ¿Y qué ocurre? Las bacterias son capaces de captar ese precursor de etileno y utilizarlo en otras rutas metabólicas para producir productos carbonados y prácticamente lo secuestran a la planta. Entonces, aunque la planta produce este precursor de etileno, finalmente no produce etileno. De alguna manera, la planta es “engañada” por la bacteria, y al no producir etileno la planta asume que no se encuentra en condición de estrés y sus raíces siguen creciendo normalmente”.




Ex rector de la U. de Chile Dr. Luis Riveros Cornejo criticó falta de visión estratégica del desarrollo nacional

“Investigación y Desarrollo en Chile: Síntoma de una crisis”, se denominó la conferencia en la Inauguración del año Académico del Departamento de Ciencias Básicas, brindada por el ex rector de la Universidad de Chile, Dr. Luis Riveros Cornejo. Actividad que se realizó en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán.

El acto de la clase inaugural fue presidido por el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, y contó con la participación del Director del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Luis Lillo Arroyo; el Secretario Académico de la Facultad de Ciencias, Sr. Humberto Valenzuela Moliné; el Jefe del Departamento de Investigación Dr. Rodrigo Romo Muñoz; académicos, investigadores, estudiantes e integrantes de la comunidad universitaria.

Durante su conferencia, el ex rector expresó que Chile carece de una visión estratégica de desarrollo de largo plazo, lo que se evidencia, entre otros aspectos, en la falta de certidumbre respecto de las fuentes energéticas a desarrollar o en la excesiva dependencia económica como el caso del cobre, por mencionar solo algunas situaciones que respaldan dicha premisa.

En el plano de la educación, dicha realidad se manifiesta en la inexistencia de una política definida de Educación Superior y por consiguiente, para la formación de recurso humano de alta especialización. Es así como estudiantes que logran cursar exitosamente estudios de Doctorado en el exterior, regresan al país y no encuentran espacios laborales idóneos, según manifestó el académico Luis Riveros Cornejo.

A través de distintos indicadores, el ex rector de la Universidad de Chile, evidenció la escaza inversión del Estado y del mundo privado en generación de conocimiento y la paulatina baja de la productividad económica, situación completamente inversa en los países que han logrado alcanzar mayores niveles de desarrollo y bienestar.

Asimismo, dio cuenta del insuficiente rol que se asigna a las universidades, las que son concebidas mayoritariamente como “fábricas de profesionales”, y no como espacios donde se investigue o genere nuevo conocimiento.

-Usted advierte que Chile carece de una visión estratégica de desarrollo.

-“No tenemos una visión estratégica de desarrollo. Si nos preguntamos qué será de Chile en 10 años más, la verdad es que no lo sabemos. No sabemos si continuaremos siendo un país productor de cobre, si incentivaremos otros sectores, o si tendremos una educación distinta a la de hoy; no sabemos nada”.

-“Funcionamos un tanto a ciegas y eso es malo para Chile. Nuestro país merece tener una visión y lineamientos claros. No digo que eso se deba publicar en un libro sino que existan lineamientos. Creo que nunca hubo un plan estratégico en la época del Presidente Pedro Aguirre Cerda, pero probablemente, si en 1940 alguien se preguntaba hacia dónde iba el país, estaba claro que se quería apostar por el desarrollo industrial, se buscaba proteger la producción nacional, se quería desarrollar fuertemente el aparato educacional. Es decir, había una línea de largo plazo y estimo que siempre lo hubo en el pasado. Hoy hemos perdido esa noción, y por lo tanto es como si el mundo volviera a aparecer para nosotros cada cuatro años. No hay líneas estables, y eso yo lo considero muy malo, porque justamente actúa en detrimento de aspectos como la Educación o la Investigación, que son actividades que requieren lineamientos de largo plazo”.

-Chile destina un gasto insatisfactorio a Investigación y Desarrollo. Entre 2004 y 2007 el país destinó en promedio alrededor del 0,4% del PIB a este fin.

-“Así es. A los menos debemos triplicar el gasto respecto del porcentaje del PIB, y digo triplicar porque fue lo que alguna vez se comprometió. Alguna vez se dijo que debíamos alcanzar el 1,2% del PIB. Creo que eso debe ser un compromiso de país, darnos un plazo y alcanzar esa meta, porque el país necesita generar conocimiento. Hay fenómenos como la marea roja, por ejemplo, en lo cual, increíblemente, estamos desprovistos de conocimiento aplicado, ya sea para controlarla, aminorarla, en fin”.

-“Hoy sabemos que el Litio es la gran industria del futuro pero ¿qué vamos a hacer? ¿sacar el litio, ponerlo en camiones y enviarlo en barcos? Creo que necesitamos tener un programa más sólido y sustantivo, y que requiere además un sistema integrado de investigación, porque actualmente la investigación, que está dispersa en muchas universidades, no colabora a este propósito. Creo que al menos deberíamos favorecer mayor interacción entre las universidades estatales en materia de investigación, de manera que puedan coordinarse. Hoy eso es muy fácil, antes había que viajar, hoy están los medios para poder comunicarse, para poder hacer experimentos en línea, para poder colaborar activamente, y siento que tampoco tenemos una política adecuada para incentivar eso”.

La idea de “competencia” entre las universidades estatales no les ha beneficiado.

-“La idea de competencia ha hecho mucho mal, porque no todo es competencia. Estoy de acuerdo con la competencia, naturalmente, pero también debe haber espacio para la colaboración, y siento que esa perspectiva la hemos perdido en materia educacional en general”.

-Usted propone Centros Nacionales de Excelencia en Investigación.

-“Creo que esa es una materia a definir. Hay que definir cuál es el espacio regional en el concepto nacional, entendiendo lo nacional como la preocupación por los problemas del país. Muchos de esos problemas radican en regiones, no son problemas naturalmente radicados en una región, ni menos en la Región Metropolitana. Creo que que estos centros de excelencia debieran concentrar el financiamiento, a lo mejor en la modalidad de proyectos Fondecyt de mayor extensión, con la misma metodología, los mismos instrumentos, con una asignación distinta, pero sobre todo con una extensión mayor en el tiempo”.

-Usted propone la generación de una Política Científica.

-“Considero que falta una ley sobre Ciencia y Tecnología que ponga lineamientos de largo plazo y le dé estabilidad al sistema. No creo que esto se pueda hacer necesariamente a través de un ministerio. Estimo que se puede hacer a través de una suerte de Conicyt de mayor rango, presidencial posiblemente. En mi opinión, lo más importante es que haya lineamientos y financiamiento de largo plazo. Y ciertamente, que haya normas que permitan control de resultados porque eso es muy importante como forma de renovar recursos y programas”.

-Usted advierte que la figura de un ministerio podría verse entrampada por otras lógicas…

-“El ministerio podría caer en lógicas más propias del mundo político y eso es un riesgo. En lugar de un ministro preferiría que fuese un presidente de Conicyt, empoderado, más imbuido en la materia, en lugar de un ministro que puede pertenecer al partido A o al partido B, pero que no necesariamente esté compenetrado con la materia, y es natural que sea así, porque así se designan los ministros. Uno entiende que hay prioridades políticas y reparto de cuotas, y me dolería mucho que en Investigación pase lo que ha ocurrido con Educación, donde llega un ministro porque la correspondía al partido A o al partido B, y cuando se debe reemplazar al ministro, debe llegar otro que necesariamente debe ser del mismo partido. Así, no estamos buscando las mejores competencias, en mi opinión”.

¿Qué rol asigna a las universidades regionales en materia de investigación?

-“El rol de las universidades regionales es esencial en advertir lo que los economistas llamamos ‘externalidades’, es decir, mirar aquellas cosas que tienen un efecto social en materia propiamente científica, en materia de humanidades y ciencias sociales. Por lo tanto, es muy importante definirles claramente ese rol así como los incentivos apropiados para las universidades del Estado que están en las regiones. Claramente, las universidades del Estado deben coordinarse. Por mencionar un ejemplo, me parecería completamente fuera de lugar que la Universidad del Bío-Bío sienta o estime que está compitiendo con la Universidad de Chile, solo por mencionar un ejemplo”.

 

Liderazgo del Departamento de Ciencias Básicas

Durante el acto, y previo a la conferencia del ex Rector Luis Riveros Cornejo, el Director del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Luis Lillo Arroyo, dio cuenta del actual pie de fortalecimiento en que se encuentra el departamento, así como de su compromiso con el devenir institucional.

“Nuestro departamento se encuentra inserto en un contexto de profundas transformaciones que son propias de la Universidad del Bío-Bío, como lo son el Sistema de Evaluación Académica, el Modelo Educativo, la nueva institucionalidad universitaria, y de otras iniciativas que obedecen a políticas del desarrollo nacional. Responder a cada uno de estos desafíos, nos lleva a preguntarnos sobre los estados de desarrollo que hemos alcanzando, de modo que a partir de ellos seamos un aporte al desarrollo institucional”, manifestó el académico.

El Dr. Luis Lillo destacó que durante los últimos años el Departamento de Ciencias Básicas ha liderado los indicadores de productividad científica de la Universidad del Bío-Bío, lo que ha permitido un estado de desarrollo favorable y expectante, vivenciando significativas transformaciones en concordancia con el Plan General de Desarrollo Universitario (PGDU).

“Sin duda que mantener y consolidar los resultados de productividad y concretar las iniciativas, constituye en sí un gran desafío. Lo que hemos construido, lo que estamos construyendo y lo que deseamos construir, es consecuencia del compromiso y de compartir una misión entre todos los integrantes del Departamento de Ciencias Básicas”, valoró el Dr. Luis Lillo Arroyo.