Reconocen trayectorias de funcionarias UBB acogidas a retiro

Las ahora exfuncionarias Judith Suárez Vera y Emperatriz Nova Bustos fueron reconocidas en el marco de su reciente acogida a retiro. El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, destacó el sentido de responsabilidad y el compromiso institucional evidenciado en casi 40 años de servicio.

El desayuno de reconocimiento realizado en la Prorrectoría consideró la participación de la directora de Administración y Presupuesto, Karina Villarroel Álvarez; la coordinadora de Personal de la sede, Yenniffer Contreras Canto y la directora de Bibliotecas UBB, Mónica Erazo Alcayala

El prorrector Dr. Fernando Toledo señaló que Judith Suárez Vera y Emperatriz Nova Bustos dejan el mejor recuerdo en la institución, lo que se grafica en las múltiples invitaciones de despedida que distintas unidades les han formulado. “Les expresamos nuestro cariño y reconocimiento porque ustedes desarrollaron su labor con absoluta responsabilidad y entrega. Por nuestra Universidad han pasado excelentes personas y entre ellas sin duda se encuentran ustedes. Mi cariño y un gran abrazo. Queremos que se sientan cerca de la institución y desearles lo mejor junto a sus familias”, acotó.

Judith Suárez Vera ingresó al entonces Instituto Profesional de Chillán (IPROCH) en diciembre de 1981 para desempeñarse como auxiliar de párvulo de la Sala Cuna Tuttito durante 35 años. A contar de febrero de 2016 integra el equipo de la Escuela de Graduados y posteriormente en la Biblioteca del Campus Fernando May, donde culmina su etapa laboral con 37 años de servicios.

“La Universidad me ha dado todo, me ha abierto muchas puertas. Pude salir adelante con mi familia y en lo laboral me siento realizada. Quizás me faltó mucho por aprender pero en este espacio me he sentido muy a gusto. Llegué a la biblioteca y tuve que aprender un trabajo nuevo. Mi hija es egresada de Pedagogía en Inglés de la UBB de manera que los vínculos y sentimientos son grandes con la institución”, precisó.

En tanto, Emperatriz Nova Bustos, arribó al IPROCH en agosto de 1981 alcanzando una trayectoria de 38 años. Se desempeñó en el área de Administración y Finanzas, en la Biblioteca del IPROCH, Biblioteca de La Castilla, y luego como encargada de la Biblioteca Marta Colvin del Campus Fernando May.

“Tengo una eterna gratitud con la Universidad porque me permitió desarrollarme como persona y adquirir nuevos conocimientos. Formé una familia y pude tener una vida digna. Ahora espero descansar y luego visualizar lo que será el futuro. De mis cuatro hijos, 2 son egresadas de Enfermería y de Pedagogía en Inglés de la UBB”, comentó.

Ambas funcionarias enfatizaron en el espíritu de colaboración existente en la sede Chillán, advirtiendo que siempre se sintieron valoradas y consideradas.




Mesa de Salud Cardiovascular de Ñuble certificó como monitoras a funcionarias UBB

Las funcionarias administrativas Ruth Ocares, Pamela Díaz, Berta Parada, Claudia Bahamondez y Maribel Zapata, participaron en el Taller de Formación de Promotores/as de la Salud Cardiovascular, impartido por la Seremi de Salud de la Región de Ñuble a través de la Mesa Regional de Salud Cardiovascular que integra la Universidad del Bío-Bío.

La profesional nutricionista del Departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud de la Región de Ñuble, Denisse Muñoz Hernández, explicó que el taller tuvo como objetivo que las monitoras logren identificar factores de riesgo, factores protectores de la salud y al mismo tiempo, tomen conciencia sobre la necesidad de prevenir este tipo de enfermedades y problemas de salud a través acciones concretas como la práctica del Examen de Medicina Preventiva anual de carácter gratuito.

“Este taller consideró una serie de sesiones en el que participaron diferentes gestores comunitarios tales como funcionarias de la UBB, integrantes de voluntariado, agrupaciones de adulto mayor, entre otros. Se abordaron diferentes temáticas referidas a salud cardiovascular en la infancia, adolescencia, adultez y tercera edad. Cada equipo debió implementar una actividad práctica donde expresaran lo aprendido e hicieran difusión de este tema en sus espacios de trabajo o con quienes se relacionan habitualmente”, precisó Denisse Muñoz.

Durante la entrega de certificados las diversas agrupaciones participantes dieron cuenta de sus proyectos.

Las representantes de la UBB expusieron sobre el trabajo realizado que llevó por título “Salud Cardiovascular, Factores de Riesgo y Hábitos de Control”.

La intervención, realizada en el Campus La Castilla y en el Campus Fernando May, consistió en la entrega de un díptico informativo sobre la salud cardiovascular, factores de riesgo y hábitos de control, junto a una bolsita con alimentos saludables, frutas y frutos secos, las que fueron entregadas a académicos, funcionarios y estudiantes.

“Nuestro propósito fue realizar un pequeño pero significativo aporte, con el fin de que las personas tomen conciencia. La adopción de estilos de vida saludable tales como beber agua regularmente, evitar el consumo de tabaco y alcohol, incorporar el consumo de frutas y verduras en la ingesta diaria, evitar la sal y practicar actividad física, pueden marcar la diferencia. La salud cardiovascular debe cuidarse en las diferentes etapas del ciclo de la vida”, precisaron las funcionarias UBB.

El Examen de Medicina Preventiva del Adulto (EMPA), también asoma como una acción preventiva. Consiste en una evaluación médica gratuita que permite a las personas conocer su estado de salud y detectar precozmente enfermedades o factores de riego. Mide la presión arterial; glicemia; peso; estatura; colesterol total; cuestionario sobre riesgo de uso de tabaco y alcohol.  Si es tosedor se realiza el examen de tuberculosis; examen de funcionalidad en personas de 60 y más años, y PAP y mamografía en mujeres, entre otras.

Para acceder a él, los beneficiarios/as de Fonasa deben solicitarlo en el Centro de Salud Familiar donde están inscritos. En el caso de los afiliado/as a Isapre, deben solicitarlo en la misma aseguradora.