Comunidad universitaria recordó a víctimas del golpe de Estado

Integrantes de la comunidad universitaria y de agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos de Concepción y Chillán se congregaron en las respectivas sedes con el propósito de recordar y mantener en la memoria a las víctimas del golpe de Estado de 1973, cuando se cumplen 44 años de aquel hecho.

Por Paulina Gatica I. y Cristian Villa R.

En la sede Chillán, junto al memorial levantado en el Campus La Castilla, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó la necesidad de preservar la memoria histórica. “Fuimos testigos presenciales de esos hechos que se fueron agravando con el tiempo. Jamás se nos pasó por la mente que esto podía pasar en Chile; la violencia, la tortura, la desaparición de personas con las cuales convivíamos. La memoria histórica es una llama que no se puede extinguir. Debemos recordar este momento, porque nunca más en nuestra historia debemos vivir un momento tan triste y tan difícil”, expresó.

El decano compartió con los presentes una reflexión de la académica del Departamento de Artes y Letras, Claudia Anabalón Toledo, quien destacó el ejemplo y recuerdo de su tía, quien perdió a su marido y debió partir al exterior.

“Ella representa una historia de amor, la cual ha quedado en la historia y en nuestras memorias. Su historia de vida y la de mis primas; la vida de una joven y frágil mujer de solo 25 años, que aprendió a ser fuerte, luchadora, de convicciones muy claras, la que continuó luchando por sus hijas en un país extraño y lejano, dejando atrás un proyecto de vida en familia, sueños y proyecciones. La que a pesar de vivir un episodio de gran pena y dolor, nunca flaqueó. Se levantó, siguió luchando hasta el día de hoy a pesar de todas las adversidades. Para esta gran mujer todo mi respeto y admiración”.

El académico y sacerdote José Luis Ysern, también acompañó la jornada conmemorativa, y valoró que la Universidad periódicamente recuerde y reflexione sobre ese periodo histórico.

“Soy un eterno agradecido de las mujeres de los detenidos desaparecidos, porque creo que ellas me convirtieron. Creo que si algo cristiano soy, en gran parte se lo debo a ellas (…) Dese aquel 11 de septiembre, casi sin darse cuenta, por elemental instinto de solidaridad cristiana, en mi caso, tuvimos que empezar a trabajar, ayudar, conversar, compartir y mi pobre psicología la puse al servicio de ellas y empezamos a hacer lo que podíamos (…) Sigamos siendo buenos académicos, y sigamos siendo hombres y mujeres de Universidad muy unidos a nuestro pueblo, especialmente a nuestro pueblo sufriente; eso es lo que justifica una Universidad pública del Estado”, aseveró.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Ñuble, Teresa Retamal valoró el compromiso moral de la Universidad, a la vez que evocó que las zonas contiguas al Campus La Castilla fueron espacios de luchas sociales concretadas en las tomas Che Guevara, Inti Peredo y Elmo Catalán. “Siempre hemos luchado por la verdad y la justicia y por el no a la impunidad. Agradecemos a la Universidad el compromiso que tiene no solo con exalumnos detenidos desaparecidos y ejecutados, sino con los miles de estudiantes de todas las universidades y por la responsabilidad moral que sienten al conmemorarlo”.

El presidente del Comité Verdad y Justicia de Ñuble, Jorge Vera, compartió parte de su experiencia como detenido en la cárcel de Chillán y luego como expulsado del país, logrando retornar en la década de 1990. “Nosotros quedamos vivos para contar la verdad de lo que sucedió en aquellos tiempos. Estoy muy contento de estar en este sector donde hoy está la UBB, porque antiguamente aquí estuvo la Escuela Normal de Chillán y aquí nos formamos con mi esposa, egresando el año 1972.  Exalumnos de esa escuela fueron asesinados como Arturo Prat Martí, Roberto Ávila y Gregorio Retamal, y un profesor Francisco Sánchez”, recordó.

En la sede Concepción, los estudiantes y académicos de la carrera de Trabajo Social, organizaron un acto conmemorativo en la plaza de la Democracia. En la actividad se contó con la presencia de tres trabajadoras sociales, Edelmira Carrillo, Ester Hernández y Marianela Ubilla, quienes explicaron a los presentes cómo fue para ellas el ser forzadas a detener sus estudios tras el golpe, y ser torturadas o exoneradas en algunos casos.

Según explicó la directora del Programa de Derechos Humanos, Vivianne Hasse, también se homenajeó a tres estudiantes ejecutados políticos y un académico de Arquitectura detenido desaparecido de la Universidad Técnica del Estado, actual Universidad del Bío-Bío. Ellos son Fernando Moscoso Molina, Gabriel Riveros Ravelo y Héctor Lepe Moraga, y el docente Alejandro Rodríguez Urzúa. Asimismo, el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Juan Saavedra, habló a los presentes sobre el significado que tiene la memoria.

Lo destacable de estos actos, dice Hasse, y sobre todo del interés que demuestran los alumnos, quienes tienen directa relación con problemáticas sociales, es “volver a poner un tema que ocurrió hace 44 años, donde se interrumpió un gobierno democrático como el de Salvador Allende y se quebrantó la institucionalidad. Es vital recordar cómo fue este hecho tan violento y los efectos que tuvo, donde aún hay detenidos desaparecidos, por ejemplo. O lo desprestigiada que quedó la política, ya que Chile era un país como casi todos en América Latina, inmerso en lo que eran las revoluciones de los años 60, las dictaduras se encargaron de hacer que la política fuera incluso un espacio peligroso”.

“Creo que este tipo de recuerdos ayudan a la justicia social, a que no olvidemos, algo muy importante porque con ello ponemos en valor la vida, la dignidad del ser humano. Que nunca más se repitan hechos como los que ocurrieron el 11 de septiembre de 1973, y que seamos capaces de dialogar en un clima de discusión política, junto con valorar también que la participación política, la que no puede significar perder la vida”, agregó la académica, quien valoró la idea de sus futuros colegas.




MINEDUC y UBB convocaron jornada de enseñanza diversificada sobre Decreto N°83

El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Hugo Lira Ramos, ofició como relator en su calidad de integrante de la Mesa Técnica Regional de Educación Especial de la Seremi de Educación del Biobío.

La jornada, realizada en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB, congregó a alrededor de 250 profesionales entre directores de Departamentos de Educación Municipal, jefes de UTP y directores de establecimientos educacionales de las 21 comunas de Ñuble.

El académico Hugo Lira explicó que el Decreto N°83, en el marco de la Diversificación de la Enseñanza, se refiere a criterios y orientaciones de adecuación curricular para estudiantes con Necesidades Educativas Especiales de educación parvularia y educación básica.

“En el decreto se definen dos grandes estrategias. Una es el Diseño Universal del Aprendizaje (DUA), que ilustra sobre cómo planificar las clases de modo accesible a todas las personas. Por su parte, el Plan de Adecuación Curricular Individual es otra medida de diversificación de enseñanza que está pensado para los estudiantes que presentan necesidades educativas especiales”, aseveró el académico UBB.

El académico Lira Ramos comentó que los fundamentos del Decreto N°83 se basan en la consideración de la diversidad y buscan dar respuesta a las necesidades educativas de todos los estudiantes, considerando la autonomía de los establecimientos educacionales, promoviendo y valorando las diferencias culturales, religiosas, sociales e individuales de las poblaciones que son atendidas en el sistema escolar. A partir de estos criterios y orientaciones se garantiza la flexibilidad de las medidas curriculares para estos estudiantes, con el propósito de asegurar sus aprendizajes y desarrollo, a través de la participación en propuestas educativas pertinentes y de calidad.

La jefa provincial de Educación (s) Marisol Salgado, destacó que el Decreto N°83 se condice plenamente con el espíritu de la Reforma Educacional que cuenta entre sus pilares a la inclusión, la calidad integral y la vocación pública.

“La Reforma Educacional nos ha llevado a trazar nuevas rutas para avanzar desde una educación de derechos a una educación de calidad. Hoy se instalan conceptos que tienen que ver con cómo vamos desarrollando aprendizajes integrales, cómo vamos abriendo puertas a los distintos niños y niñas de nuestras aulas; cómo vamos orientando a nuestras instituciones para que den oportunidades y generen enseñanza diversificada para todos los estudiantes; y cómo vamos generando adecuaciones curriculares con los apoyos necesarios que son importantes para hacer este proceso. Debemos eliminar una serie de barreras”, aseveró la jefa provincial.

 

El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Hugo Lira Ramos, comentó que a raíz de la jornada, la Universidad del Bío-Bío y la Facultad de Educación y Humanidades en especial, asumen algunos desafíos como el organizar un nuevo seminario, esta vez dirigido a estudiantes de las diversas carreras de Pedagogías que se imparten en la Universidad, así como a profesores egresados de la casa de estudios superiores.

“Nuestro afán es ampliar esta información y profundizar sobre ella. Es importante que nuestros estudiantes de pregrado conozcan estas temáticas al igual que los profesionales que ya realizan su trabajo en el aula”, aseveró.

El profesor Lira Ramos señaló además que un equipo de académicos se encuentra desarrollando un texto de apoyo orientado a profesores en el marco de un Proyecto interno de Desarrollo de la Docencia UBB, el que será publicado a través de Ediciones Universidad del Bío-Bío.




Escuela de Trabajo Social UBB titula a nueva generación de profesionales comprometidos con la comunidad

En ceremonia solemne realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, se hizo entrega de diplomas de título a 45 nuevos Trabajadores y Trabajadoras Sociales. El director de la Escuela de Trabajo Social de la sede Chillán, Marcelo Gallegos Fuentes, llamó a los profesionales a actuar con liderazgo frente a los urgentes desafíos que la realidad presenta.

La ceremonia de titulación fue presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, junto con la presencia del director de la Escuela de Trabajo Social, Marcelo Gallegos Fuentes; la directora del Departamento de Ciencias Sociales, Julia Fawaz Yissi; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; académicas y académicos, familiares y compañeros de los nuevos profesionales.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó el carácter público y estatal de la Universidad del Bío-Bío que adscribe a la gratuidad en la educación superior, derecho al que gran parte de los estudiantes de la Universidad logra acceder.

Asimismo, resaltó el rol de liderazgo que ejercen las trabajadoras y trabajadores sociales en los espacios en donde se desempeñan y especialmente entre los sectores más vulnerables de la sociedad.

“Ustedes ejercen un verdadero rol educativo. Ustedes fueron formados para trabajar especialmente en ambientes vulnerables, con las personas que los necesitan realmente como niños y niñas, adultos mayores, segmentos de la sociedad que muchas veces no se pueden desempeñar por sí mismos y requieren de la colaboración de ustedes (…) Lleven con orgullo el nombre de la Universidad y ejerzan su rol a cabalidad porque alcanzarán espacios muy relevantes desde donde contribuirán a disminuir las desigualdades sociales”, expresó el decano.

El director de Escuela, Marcelo Gallegos Fuentes, destacó el hecho de reunir en la ceremonia de titulación a egresados y egresadas, sus familias y representantes universitarios, quienes según expresó, son los tres pilares fundamentales en un proceso de formación profesional.

“El Trabajo Social es una profesión que nos brinda una serie de oportunidades, desafíos y responsabilidades (…) Los trabajadores sociales tenemos la responsabilidad de promover la justicia social, lo que significa reconocer que existen formas de organización social que generan desigualdad y exclusión, que dejan a muchas personas en situaciones de carencia, en el margen de los beneficios que otorga el desarrollo y el progreso. Debemos desnaturalizar este tipo de situaciones, no aceptarlas como algo cierto y definitivo, aunque muchas veces esto signifique ir contra la corriente”, aseveró.

“Tenemos la responsabilidad de fomentar los valores democráticos, como la participación social y política que permite a las personas ser parte de las decisiones sobre su propio futuro, o como el respeto a la diversidad que permite validar, no solo las semejanzas, sino también las diferencias que nos potencian como sociedad y nos hacen un mejor país. Tenemos también la responsabilidad de pensar una sociedad más ética, donde la generación de riqueza tenga como objetivo central, mejorar la calidad de vida de las personas y no solo la acumulación de bienes”, manifestó el director de Escuela, Marcelo Gallegos Fuentes.

La entrega de los diplomas de título fue dirigida por los académicos Marcelo Gallegos Fuentes, Marcela Concha Toro y Nelson García Araneda, quienes entregaron los respectivos diplomas a los padres, madres o familiares significativos de los egresados, siendo éstos quienes finalmente investían a sus hijos o familiares como nuevos y nuevas profesionales.

Durante la ceremonia se hizo entrega de reconocimientos institucionales, los que tienen por objetivo resaltar y reconocer valores que hacen parte de la identidad de la Universidad del Bío-Bío.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado de la Universidad, instituido con el propósito de estimular y distinguir la formación y la excelencia en el saber, así como el esfuerzo y dedicación en el cumplimiento del deber, fue para la Trabajadora Social Daniela Sandoval Muñoz, quien recibió el galardón de manos del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que distingue al titulado o titulada de su promoción que se haya destacado en virtud de su pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica en una contexto de desarrollo integral, recayó en la egresada Blanca Calderón Sepúlveda. El subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, hizo entrega de la distinción.

En representación de la nueva generación de profesionales, la Trabajadora Social Daniela Sandoval Muñoz y el Trabajador Social Christopher Parra Baeza, recordaron con gratitud y afecto los años de formación universitaria. Igualmente, reconocieron la responsabilidad que ahora les cabe como profesionales, más aún en una disciplina que se asume como agente de cambio y transformación social.

El acto de titulación se vio amenizado por las interpretaciones musicales del saxofonista y alumno de la carrera de Ingeniería Comercial, Álvaro Araneda Flores.




UBB aporta modelos de gestión de innovación y negocios a microempresas rurales femeninas


En el marco del 2º Seminario Internacional de Desarrollo Local Sostenible: Experiencias desde el microemprendimiento femenino rural, se realizó el cierre del Proyecto MEFE Rural, “Modelo de gestión participativa de innovación y negocios para microempresas rurales femeninas, región del Biobío”. La actividad fue convocada por el Departamento de Ciencias Sociales de la UBB, el Comité de Desarrollo Productivo de la Región del Biobío, junto con la colaboración de INDAP y Sernameg.

La prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, destacó que los conceptos como el desarrollo local sostenible y el microemprendimiento femenino, son preocupaciones constantes de la Universidad, que a través de académicos y estudiantes, emprenden diversas investigaciones, proyectos académicos, de extensión o de vinculación con el medio, donde se abordan estas realidades con el propósito de comprender mejor las dinámicas que encierran; o bien, buscan generar conocimiento nuevo que puede ser útil para las instituciones públicas o privadas que lo requieran, o aportar herramientas concretas a través de capacitaciones.

La directora del proyecto MEFE Rural “Modelo de gestión participativo de innovación y negocios para microempresas rurales femeninas”, académica María Julia Fawaz Yissi, explicó que a través de la iniciativa se pretendió levantar una propuesta de fortalecimiento del microemprendimiento femenino en sectores rurales de la región del Biobío, centrado particularmente en Ñuble.

Fue así como se diseñó e implementó una serie de modelos de gestión basados en un enfoque participativo de innovación y negocios, considerando microempresas individuales y asociativas de los rubros agropecuario, patrimonio cultural y turístico, y de emprendimientos innovadores en el medio rural.

“A través del proyecto se desarrollaron 12 modelos de negocios de microemprendimientos femeninos; se implementó un programa de capacitación para 22 microempresarias rurales, a las que se acompañó en una gira tecnológica y se apoyó la presentación de sus proyectos de negocios a concursos de Sercotec. Esto, con el propósito de mejorar la competitividad y fortalecer la sostenibilidad del microemprendimiento encabezado por mujeres rurales, que deben resolver los desafíos del sector microempresas en general y del trabajo femenino en particular”, describió la académica Fawaz Yissi.

El seminario internacional consideró la ponencia “Innovación y microemprendimientos femeninos rurales desde el diseño” a cargo de la académica de la Universidad de Misiones, Argentina, Dra. María Sánchez.

Durante su alocución la Dra. Sánchez manifestó que el diseño es una herramienta estratégica para el desarrollo de las personas y de las comunidades. Esta situación no siempre es percibida, posiblemente debido a los modelos positivistas que se encuentran en la base de la formación disciplinar, más orientados a la funcionalidad.

Para la académica trasandina, la dimensión estratégica se relaciona con la visión del diseño previo al proyecto propiamente tal, etapa que identifica como metaproyectual.

“Hay diseñadores inclinados a resolver la forma de los productos tangibles y otros dispuestos a considerar no solo los productos tangibles sino también los intangibles. Cuando el diseñador aborda el concepto de lo intangible en el diseño, se abre a procesos de reflexión sobre la detección de oportunidades en la realidad”, explicó la Dra. Sánchez.

La Dra. María Sánchez aseveró que el diseño es importante en cuanto contribuye al desarrollo de las personas y de las comunidades. “Lo que me ha incentivado a lo largo de la vida es el diseño para la innovación social, es decir, cómo podemos ayudar a las personas a que sus potencialidades florezcan de manera más útil, no solo desde lo económico sino desde la dignidad. Eso es lo que realmente cambia la sociedad, cuando uno descubre la propia dignidad como agricultor familiar, por ejemplo; como diseñador al servicio de la sociedad o como dice el Papa Francisco, desde una perspectiva de ecología integral, porque el ambiente es importante en tanto y en cuanto favorezca a la persona, las personas, las comunidades”, detalló la académica.

Por su parte, la académica de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, Dra. Paula Soto, expuso sobre “Género y emprendimiento rural”, donde dio cuenta del Proyecto Fondecyt 1140579 que desarrolló junto a la académica Julia Fawaz Yissi.

A través de su ponencia analizó las trayectorias vitales, laborales y espaciales que despliegan mujeres rurales organizadas en microempresas, dando cuenta de tensiones y paradojas que se dan en tres procesos que se entrecruzan para configurar la experiencia espacial de mujeres microempresarias en la región de Ñuble en la región del Biobío: habitar, trabajar, moverse.

“Hemos enfatizado en la necesidad de poner énfasis en las tensiones y contradicciones que se dan en los modos de vida ante la decisión de emprender. La opción emprendedora representa una vía para la subsistencia y sostenibilidad personal y familiar para una proporción cada vez más amplia de mujeres, en particular en los sectores rurales. La microempresa permite ese acceso, aún en condiciones desventajosas en relación a la edad, presencia de hijos en el hogar, educación, medios de comunicación, la religión, encuadres institucionales. Por lo tanto hay un desafío pendiente para las políticas públicas o agencias que apoyan los micro emprendimientos y que se refiere a la permanencia de las intervenciones en este aspecto”, reflexionó.

En la ocasión, las microempresarias de la comuna de Pinto, Marta Sepúlveda y Morelia Lavado, compartieron algunas de sus experiencias como mujeres emprendedoras, a la vez que valoraron las capacitaciones a las que accedieron a través del proyecto MEFE Rural, en ámbitos como el marketing, gestión de negocios, uso de redes sociales, entre otros aspectos.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Mario Ramos Maldonado, valoró el trabajo desarrollado por la académica Julia Fawaz Yissi y su equipo, a la vez que relevó la necesidad de que los académicos e investigadores, así como las instituciones públicas deben acompañar y asistir a quienes se motivan por emprender y buscan opciones de capacitación.

“La profesora Fawaz y todo su equipo han trabajado durante años junto al mundo rural, al trabajo, tratando de aportar y aprender, porque nosotros, la Universidad, también aprende al interactuar con los actores sociales, en este caso con las mujeres emprendedoras. Tengan la certeza que seguiremos contribuyendo desde la Universidad en lo que podamos hacer”, precisó Ramos Maldonado.

El profesional de la Unidad de Gestión Estratégica de la Dirección Regional de INDAP, Rodolfo Torres, también destacó la importancia del trabajo y la información levantada por el equipo de investigadores de la Universidad del Bío-Bío, el cual se convierte en un insumo imprescindible que puede ser replicado en otras experiencias de INDAP.




Investigadora UBB y académicas de la Universidad de Alicante proyectan programa de fortaleza psicológica

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, junto a sus pares del Departamento Psicología Evolutiva y Didáctica de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante, Dra. María Vicent Juan y Dra. Carolina Gonzálvez Maciá, avanzan en la creación del programa en el contexto del Proyecto Fondecyt denominado “Ansiedad escolar y variables psicoeducativas. Eficacia de un programa de fortaleza psicológica”.

Según explicó la Dra. Nelly Lagos, la investigación se propone evaluar la ansiedad escolar que presentan los estudiantes de Educación Básica; establecer relaciones entre la ansiedad escolar y algunas variables cognitivo-motivacionales, socio-afectivas y académicas; elaborar y evaluar la eficacia de un nuevo programa preventivo-educativo basado en los requerimientos de los estudiantes chilenos de educación básica. Todo ello, debido a la necesidad de contar con una evaluación fiable que aporte información sobre una problemática compleja, que de acuerdo con la literatura, es cada vez más prevalente en esta etapa escolar.

Las investigadoras María Vicent Juan, Carolina Gonzálvez Maciá y Nelly Lagos San Martín, vienen desarrollando diversos trabajos científicos conjuntos desde hace al menos 5 años, cuando cursaban estudios doctorales en la Universidad de Alicante, España. Además, tuvieron como director y codirector de tesis doctorales a los académicos José Manuel García Fernández de la Universidad de Alicante, y Cándido José Inglés de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

La Dra. Lagos San Martín explicó que sus pares españolas ya realizaron la evaluación inicial diagnóstica de algunas variables psicoeducativas que influyen en el aprendizaje y ahora corresponde la elaboración del programa de fortaleza psicológica propiamente tal.

La Dra. María Vicent Juan precisó que las tres académicas comparten el haber abordado en sus tesis doctorales algunas variables vinculadas con la ansiedad. La Dra. Lagos indagó sobre ansiedad escolar, la Dra. Gonzálvez Maciá inquirió sobre rechazo escolar, y en su caso específico profundizó sobre perfeccionismo.

“Nuestra aportación va como especialistas de cada una de esas variables y así intentar nutrir el programa que lidera la Dra. Nelly Lagos, con nuestros conocimientos derivados de la evaluación de variables que hemos hecho en España”, aseguró.

La Dra. Carolina Gonzálvez comentó que el trabajo considera dos fases. La primera, ya realizada, consistió en evaluar las variables psicológicas y psicoeducativas en los niños y adolescentes para conocer qué niveles de ansiedad, rechazo escolar y perfeccionismo manifestaban. También consideraron las variables de afecto, optimismo y pesimismo.

“Ahora que conocemos eso, vamos a diseñar un programa que ayude a prevenir esos problemas internos en niños. Cada una de nosotras, con sus conocimientos, pretendemos generar un programa que sea amplio, que no sea un programa únicamente en ansiedad, sino que vamos a prevenir esa ansiedad y otras variables que están alrededor y que llevan a esa ansiedad”, describió.

La Dra. María Vicent señaló que si bien estos conceptos se han estudiado ampliamente a nivel internacional, en lengua castellana no existen instrumentos apropiados para realizar estas mediciones. Por ello, la primera fase contempló la elaboración del diagnóstico, y también el desarrollo de instrumentos válidos y fiables en cuanto a sus propiedades psicométricas.

La Dra. Gonzálvez agregó que en España existe el programa Fortius de fortaleza psicológica orientado a adolescentes, pero en este caso se busca generar un programa adecuado al contexto chileno y pensando en niños menores.

Según recordó la Dra. Nelly Lagos, sus estudios doctorales dieron cuenta que los niños de la muestra chilenos considerada, presentaban altos niveles de ansiedad, así como bajos niveles de autoestima, y precario desarrollo de inteligencia emocional.

“Entre las proyecciones de mi tesis planteé como necesario trabajar esas variables con jóvenes de nivel secundario y también con niños para que sean capaces de gestionar apropiadamente esos problemas emocionales que como decíamos, han aumentado mucho. En Chile existe un programa sobre Aprendizaje Socioemocional de Neva Milicic, y ese en un referente que consideraremos en nuestra propuesta, pero en el área de Fortaleza Psicológica no existe algo como tal”, aseguró la investigadora.

Las académicas María Vicent Juan y Carolina Gonzálvez Maciá también compartieron sus experiencias con académicos y estudiantes del Programa de Magíster en Educación y del Programa de Doctorado en Educación en Consorcio, en el marco de la asignatura Seminario Editorial 1 que imparte la Dra. Nelly Lagos.

Las investigadoras españolas brindaron un seminario sobre Realización de Estudios Bibliométricos y otro sobre cómo diseñar un trabajo académico para presentar en congresos, y cómo realizar artículos de investigación con sus apartados y estructuras correspondientes.

“Nos sentimos muy acogidas por la Universidad y agradecemos que nos hayan invitado. Esperamos volver a Chile y que de aquí también nos visiten en Alicante”, aseveraron.

Las doctoras María Vicent Juan y Carolina Gonzálvez Maciá también integran el Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) de la UBB, de manera que en su visita académica también analizaron opciones para futuros trabajos de investigación conjunto.




Escuela de Pedagogía en Educación Matemática vivenció emotiva ceremonia de titulación

La promoción compuesta por 13 nuevos docentes de la especialidad, destaca por una sólida formación en metodologías de la enseñanza y en aprendizaje, nutrida de las ciencias didácticas y pedagógicas, aseveró el director de Escuela, Dr. Marco Antonio Rosales Riady.

La ceremonia se realizó en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y fue presidida por la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, junto con la participación del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática, Marco Rosales Riady; el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo; la directora del Departamento de Artes y Letras, Rosa Díaz Chavarría; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el secretario académico de la Facultad, Carlos Ossa Cornejo, además de familiares de los nuevos profesionales.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, reconoció a los nuevos profesionales y a sus familias, por el esfuerzo realizado para alcanzar este objetivo, lo que supuso importantes cuotas de dedicación y esfuerzo.

“Estos jóvenes se convierten en profesores de una disciplina escolar que para muchas personas implica serias dificultades. Quiero destacar que nuestros egresados son profesores de Educación Matemática, y eso es muy importante porque ello implica que se abocarán a la enseñanza de la matemática, antes que al estudio de la alta matemática. Nosotros creemos que cumplimos con nuestra misión si han adquirido las herramientas didácticas y metodológicas para enseñar la comprensión de la matemática a los jóvenes estudiantes a quienes deberán enseñar, con el propósito de mejorar la calidad de la educación en nuestro país”, aseveró el decano Reyes Coca.

Por su parte, el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática, Marco Rosales Riady, resaltó la responsabilidad que asumen los nuevos profesionales, puesto que deberán guiar la formación de nuevas generaciones escolares.

“La carrera de Pedagogía en Educación Matemática tiene la misión de formar profesionales competentes, integrales y reflexivos en la educación y en la disciplina de la matemática y la didáctica. Se procuró darles una sólida formación en metodologías de la enseñanza y en aprendizaje, nutrida de las ciencias didácticas y pedagógicas (…) De este modo estamos respondiendo a los desafíos impuestos por la sociedad en el mejoramiento de la excelencia y la calidad de la educación, en particular en el área de la matemática, contribuyendo así al desarrollo regional y nacional”, manifestó.

Como es tradicional, la toma del juramento profesional fue dirigida por el secretario académico de la Facultad de Educación y Humanidades, docente Carlos Ossa Cornejo.

Durante la ceremonia se hizo entrega de reconocimientos institucionales, tendientes a distinguir a los estudiantes más sobresalientes de la promoción.

El Premio Mejor Egresado de la Promoción, que distingue al o la estudiante que obtuvo el mejor promedio ponderado de su generación, recayó en Anixa Llanos Mora. La novel profesional recibió la distinción de manos de la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera.

El Premio Desarrollo Estudiantil,  galardón que reconoce al o la estudiante que durante su paso por la Universidad diera cuenta de un proceder integral y manifestara un evidente compromiso con su formación disciplinar y personal, con pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica, también fue para Anixa Llanos Mora. El galardón fue entregado por el subdirector Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

La ceremonia de titulación fue amenizada por el músico saxofonista Álvaro Araneda Flores, estudiante de Ingeniería Comercial de la UBB.




UBB congregó a 6 universidades integrantes del primer grupo de la Red de Pedagogías

Conforme a las pautas establecidas en encuentros anteriores, las casas de estudio se reunieron para seguir trabajando en tareas conjuntas, como asimismo, establecer alianzas en algunos aspectos.

Con la presentación del análisis comparativo de los diferentes Planes de Implementación de cada universidad, se dio inicio a la reunión de coordinación del grupo de los 6 planteles que busca mantener el nexo de trabajo para el fortalecimiento de la formación de profesores en las universidades estatales de Chile. En la oportunidad, la casa de estudio anfitriona, la Universidad del Bío Bío (UBB), fue la encargada de realizar las comparaciones de objetivos generales, específicos e hitos.

Durante la exposición, que estuvo a cargo del jefe de Pregrado y director del proyecto FID UBB, Dr. Álvaro González Concha, se constató una serie de coincidencias que van en la misma línea de acción, por lo que se generó una discusión positiva con respecto a los trabajos futuros que se deben entablar, en áreas tan importantes como acceso y diagnóstico, aseguramiento de la calidad, vinculación con el sistema escolar, fortalecimiento del cuerpo académico, infraestructura, investigación, entre otros.

En ciertos temas las universidades ya llegaron a acuerdos y trabajarán sobre la base de ciertas especificaciones, por ejemplo, en cuanto a investigación, la universidad encargada será la UMCE; en postgrado interinstitucional convocará la ULS; en temas de innovación curricular, la encargada será la UFRO; en fortalecimiento del cuerpo académico, la Universidad de Antofagasta, y finalmente, en movilidad estudiantil de pregrado, será la Universidad del Bío-Bío.

En las reuniones estuvo presente el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, quien además de dejar en evidencia su gratitud por el bloque que se ha formado en cuanto al mejoramiento de la educación continua en Chile, también expresó que estas reuniones son desafíos para cada casa de estudio.

“La realidad nos dice que es necesario trabajar en forma conjunta porque hasta ahora se dan lógicas de competencia entre las universidades. Por ello es que el mérito de esta red, que hasta ahora reúne a 6 universidades, es precisamente que hemos logrado unirnos para fortalecernos a partir de cada una de nuestras potencialidades. Tenemos incluso distintas identidades pero podríamos perfectamente realizar algunas pruebas en común”, aseveró el decano Reyes Coca.

La reunión estuvo dividida en dos fases, la primera en la presentación de los planes de implementación, y la segunda, en la exposición de la estructura del informe y resultados preliminares del instrumento “Escalas de Representaciones y creencias sobre la profesión”, administrado por la UBB, en el marco de la prueba inicial pedagógica.

En la ocasión, la Universidad de la Frontera, Universidad de La Serena y la Universidad de Antofagasta,  socializaron sus programas de acceso a pedagogías y se planteó la posibilidad de que los estudiantes que participan de los programas de acceso, pudieran postular a pedagogías de las distintas universidades de la Red, situación que será abordada desde la perspectiva del bloque de las 6 casas de estudios a contar del mes de agosto, que es cuando se pretende acordar trabajos conjuntos y coordinar la posibilidad en los programas de acceso.

En la reunión también se abordó los posibles temas que van a ser atendidos en la próxima jornada, que se realizará en la Universidad de Antofagasta los días 6 y 7 de julio, como por ejemplo, desafíos comunes de las 15 instituciones de la Red derivados de los Planes de Implementación.

Fuente: Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica.




CIISETS UBB conmemora cuarto aniversario relevando la intervención comunitaria crítica con enfoque de género

“Intervención comunitaria crítica con enfoque de género” se denominó la conferencia brindada por la académica de la Universidad de Atacama, Dra. Cory Duarte Hidalgo, en el marco del acto de celebración del cuarto aniversario del Centro de Intervención e Investigación de la Escuela de Trabajo Social (CIISETS), de la sede Chillán.

Al iniciar la ceremonia, realizada en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla, el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Héctor Vargas Muñoz, comentó que el aniversario permite dar cuenta de un camino con múltiples instancias de acción y reflexión, así como de continuo aprendizaje sobre la intervención social.

“La conformación inicial de lo que pretendía ser un observatorio biestamental, era expresión de la motivación inicial de un grupo de estudiantes y académicos el año 2011, año de grandes reflexiones y movilizaciones en nuestro país. Desde el trabajo social crítico y comprometido con las transformaciones estructurales, no queríamos estar ausentes de ese proceso. Desde aquel año se fue estructurando lo que actualmente conocemos como CIISETS, allegando recursos y voluntades, logrando constituir  una plataforma estable no sólo para la intervención e investigación en trabajo social, sino también para nuestra propia y permanente formación y transformación”, expresó el académico.

Previo a la conferencia, el actual coordinador disciplinario del CIISETS, Trabajador Social UBB, Sady Leaman Hasbún, realizó una presentación donde dio cuenta de las áreas de trabajo del Centro, así como de su propósito y sentido.

Igualmente, Leaman Hasbún compartió su particular experiencia, primero como estudiante en práctica del CIISETS y luego como profesional. “Es muy interesante este crecimiento a nivel personal y profesional, porque uno también se va empoderando y creciendo por medio del estudio, con el afán de hacer un mejor trabajo social. Se ha desarrollado un trabajo que se ha ido consolidando en términos de metodología.  En los primeros dos años se trabajó con vecinos y vecinas de la Población Santa Rosa, así como con dirigentes vecinales, no obstante, ahora tenemos una amplitud mayor en términos del número de personas con quienes estamos trabajando”, comentó.

Sady Leaman destacó que el desarrollo del Centro se advierte en aspectos cualitativos y cuantitativos. En este sentido dio cuenta de innovaciones como la realización de publicaciones que permiten mostrar el trabajo desplegado, así como incorporar el arte como un vehículo por medio del cual las personas manifiesten su sentir.

“En Villa Las Almendras recurrimos a elementos como murales, trabajo de artesanía en alambre, diferentes técnicas artísticas, que hacen que la gente pueda expresar sus emociones, sus vivencias y experiencias de lo que significa para ellos pertenecer a la población Vicente Pérez, a la Población Santa Rosa o a Villa Las Almendras. Es un trabajo social situado que busca visualizar los conceptos propios que están en la comunidad. Esto fue un trabajo de investigación metodológica y técnica, y estimamos que el arte engancha mucho más a una comunidad”, comentó el profesional.

Intervención comunitaria crítica con enfoque de género

En su conferencia, la académica del Departamento de Trabajo Social de la Universidad de Atacama, Dra. Cory Duarte Hidalgo, precisó que la Intervención Comunitaria corresponde a uno de los niveles de intervención tradicionales del Trabajo Social como disciplina. En esta línea, aseveró que es necesario que dicha intervención sea crítica porque durante mucho tiempo se realizó obedeciendo a parámetros más bien tecnocráticos y asépticos respecto de cómo se gestan las relaciones con las comunidades.

“Proponemos que esta sea una intervención crítica, que vaya orientada a la emancipación de estas comunidades, a que estas comunidades tengan el protagonismo sobre sus propias vidas, sobre sus propios procesos y que vayan avanzando hacia el derecho a tener derechos, a una participación activa, a gestar elementos que permitan que tengan protagonismo sobre sus propios procesos comunitarios”, explicó.

Igualmente, adicionó que dichas intervenciones deben asumir el enfoque de género puesto que es necesario considerar las diferencias genéricas, pero también siendo muy respetuosos de todas las diversidades, sean estas de etnia, raza o culturas. El enfoque de género, según la académica, permite de este modo intervenciones más abiertas, respetuosas e integrales.

El enfoque de género, según expuso la Dra. Cory Duarte, va de la mano con las políticas afectivas, en cuanto permiten “afectar y afectarnos”. La política afectiva, entonces, se vincula con las relaciones que promueve el enfoque de género, más cercanas al cuidado de la vida, a los saberes populares, las tradiciones y lo comunitario.

“Esta política afectiva también hace referencia  al reconocernos en relación con “los otros”, con este otro u otra que tiene diferencias, tiene diversidades, pero que también es diferentemente igual, y que en este sentido, trabajar con esa otredad a mí también me permite reconocerme como un sujeto importante y reconocer al otro como un sujeto digno de toda consideración”, manifestó.

 

La Dra. Cory Duarte Hidalgo expresó que las intervenciones comunitarias críticas con enfoque de género, deben asumir además una perspectiva antipatriarcal, anticapitalista, decolonial y antirracista en el entendido que las sociedades actuales y más aún las comunidades, requieren de miradas amplias respetuosas con las diversidades. “Creo que efectivamente, hacer una intervención antirracista, antipatriarcal, decolonial y anticapitalista, da una riqueza política a las acciones que se hacen desde el Trabajo Social, buscando la emancipación”, argumentó.

Cuatro años de consolidación

La Coordinadora Académica del CIISETS, Carmen Gloria Jarpa Arriagada, destacó a su vez, que en estos cuatro años se ha conseguido una consolidación en términos del trabajo comunitario que se orienta desde el Centro hacia los sectores aledaños al Campus La Castilla, logrando armar y rearmar el tejido social del cual forman parte los vecinos y vecinas.

“Hemos contribuido a rescatar saberes populares, aspectos de la memoria, memoria que está en las personas y no en las cosas necesariamente. Hemos consolidado un equipo de trabajo con un proyecto de trabajo social que adhiere a lo ético, político, crítico. No podemos olvidar que cada vez que el trabajo social interviene en las comunidades, lo hace desde una perspectiva de transformación social y no de mantener el statu quo”, expresó.

La académica del Departamento de Ciencias Sociales, Carmen Gloria Jarpa, recalcó que es muy importante tener en cuenta que dichas transformaciones deben seguir las velocidades y ritmos de las propias comunidades. Esa toma de conciencia y aprendizaje por parte de los profesionales y académicos, implica muchas veces flexibilizar metodologías y tiempos.

“En términos de desafío quisiéramos seguir contando con un profesional, que este año trabaja en el Centro durante media jornada. La perspectiva que tal vez haya otra estructura institucional que nos pueda albergar, también nos da algunas señales respecto de contar con recursos que nos permitan tener un centro inmerso en la comunidad o en las comunidades. Hoy en Trabajo Social se está revalorizando mucho el que los equipos se muevan a las comunidades, y eso significa sumergirse en la comunidad, estar ahí con ellos, vivir los colores, los sabores, los olores y a partir de ahí recomponer el tejido social que se ha ido perdiendo”, concluyó la académica Carmen Gloria Jarpa.




Académica UBB hermana a la Quintrala y el Calibán en Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos

“La Quintrala y el Calibán: la reivindicación de lo indígena, lo mestizo y la mujer en Hispanoamérica” se denominó la conferencia brindada por la académica del Departamento de Artes y Letras, Dra. Maritza Aburto Durán, en el marco del Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), realizado en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en Lima.

La Dra. Maritza Aburto Durán realiza un análisis de las transformaciones narrativas que sufre la figura de doña Catalina de los Ríos y Lisperguer, la Quintrala, en la novela histórica chilena y en la nueva novela histórica chilena.

“Pude vislumbrar que en el último tiempo se han visto innovaciones, y me di cuenta que hay una nueva novela histórica que rompe con el canon tradicional porque incorpora la figura de la mujer, ya no como personaje secundario sino como protagonista. En la nueva novela histórica se incorporan miradas como el feminismo, algunas ideas provenientes desde las Ciencias Sociales como la “otredad”, entre otros conceptos.  También surgen otros personajes que no estaban presentes en la novela histórica como el indígena o el mestizo y ya no cargan las connotaciones negativas, sino que son personajes que tienen algo que decir”, describió la académica UBB.

La Dra. Aburto Durán explicó que al analizar diversas novelas del canon tradicional chileno, la Quintrala es signada con el símbolo de la barbarie. Esta situación tendría su origen en la obra de Benjamín Vicuña Mackenna, quien en su publicación “Los Lisperguer y La Quintrala (Doña Catalina de los Ríos) Episodio Histórico Social” realizada a fines del siglo XIX, brinda una mirada de la Quintrala como la representación simbólica del oscurantismo colonial español en América, y específicamente en Chile. Ella representaría la barbarie, lo salvaje y la corrupción derivada del mestizaje de la sangre europea e indígena.

La académica explicó que Vicuña Mackenna toma como modelo la figura del intelectual argentino Domingo Faustino Sarmiento quien expone su tesis en “Civilización y Barabarie”. El trasandino identifica la figura de Facundo Quiroga como sinónimo de la barbarie y de la población alejada de los conceptos de civilización y pensamiento racional.

Vicuña Mackenna, entonces, encuentra en la Quintrala al personaje a través del cual puede representar el periodo colonial español en Chile, que en ese entonces era mirado como una época oscura y decadente. Es una imagen negativa que permeará a varias generaciones de investigadores y escritores, según logra constatar la Dra. Aburto.

En obras posteriores como “La belleza del demonio, la Quintrala” (1914) de Antonio Bórquez Solar, Catalina de los Ríos es retratada como una mujer endemoniada, poseída por dos formas demoníacas, la lujuria y la ferocidad. En tanto, en la novela “La Quintrala” (1932) de Magdalena Petit, a la idea de barbárica, se adiciona la configuración de la Quintrala como bruja.

Recién en la novela “Maldita yo entre las mujeres” de Mercedes Valdivieso, se advierte un cambio en la mirada. “En esta última obra aparece Catalina de los Ríos, ya no la Quintrala, que viene a reivindicarse como mujer y junto con hacerlo con ella misma, lo hace con la historia de todas las mujeres, frente a la infamia que el mito y el documento de Vicuña Mackenna, teñido de un discurso patriarcal, han construido en su contra: una fábula de sangre, fanatismo, monstruosidad y lascivia”, aseveró la Dra. Aburto Durán.

Mercedes Valdivieso rompe con el canon tradicional y aporta una perspectiva diferente donde se reivindica el mestizaje y la identidad de lo latinoamericano. “Catalina de los Ríos también se reivindica como mestiza y, al hacerlo, habla de cuestiones que nos hermanan a todos los latinoamericanos: coloniaje, mestizaje y bastardaje, condiciones signadas negativamente por el poder, ahora asumidas como rasgos identitarios en su historia, hermanándose de paso con el Calibán. Así, esta versión de Catalina de los Ríos, que nos ofrece Mercedes Valdivieso, reivindica también a los indígenas, a los hijos mestizos de esta tierra, a los criollos autóctonos, en palabras de Martí y al Calibán, en palabras de Fernández Retamar, constituyendo el texto, un convincente alegato de reconocimiento al otro: mujer, indígena, mestizo y bastardo de este continente”, ilustró la Dra. Maritza Aburto.

El texto de Mercedes Valdivieso permite una resemantización de la imagen de la Quintrala como una mujer más humana, con sus virtudes y debilidades. “Es un texto que se construye en primera persona, y en esta novela la Quintrala saca la voz para defenderse de este mito y hace una suerte de contrapunto con el discurso del “dicen”, del “mito”, con su voz. Ella cuenta su vida y habla de cuestiones que son comunes para todos los latinoamericanos. Ella habla del bastardaje, de lo que somos los chilenos como hijos nacidos de relaciones entre españoles e indígenas, que eran relaciones no formales, hijos sin padre donde la madre cumple un rol fundamental”, aseveró.

En la novela “Maldita yo entre las mujeres”, la Quintrala no logra identificarse con el modelo de la virgen María, que es el propuesto como ideal en la sociedad chilena colonial e incluso durante todo el siglo XIX y XX, y se identifica más bien con las mujeres indígenas de su familia, pues Catalina de los Ríos y Lisperguer es bisnieta de la Cacica Elvira de Talagante, nieta del Inca Tala Canta Ilabe, amante del alemán Bartolomé Blumenthal.

“La Quintrala, en la novela, se identifica con su madre, porque la visualiza vestida a la usanza mapuche, y en ese sentido ella valora lo mestizo. En su reflexión, ella hace un proceso de reconocer quién es y así reconoce su condición. Las mujeres de la familia de Catalina de los Ríos escapaban a los moldes tradicionales”, describió la investigadora.

La Dra. Aburto Durán asimila y hermana a la Quintrala con la figura del Calibán, que en el pensamiento latinoamericano “es aquél príncipe que vivía tranquilamente en sus tierras hasta que llega el europeo, se las quita y lo esclaviza. El escritor cubano Fernández Retamar realiza un análisis de la figura del Calibán y plantea que representa al hombre de estas tierras, porque un día llegó el europeo, le quitó las tierras y lo esclavizó. Otros miran la figura del Calibán desde una perspectiva marxista como el pueblo oprimido y explotado”, describió la académica.

“Establezco una semejanza entre la Quintrala y el Calibán, los hermano como símbolos representativos de lo latinoamericano”, aseveró la Dra. Aburto Durán.




Experto internacional en Educación Emocional brindó serie de conferencias en la UBB

El académico Dr. Rafael Bisquerra Alzina, es director del Postgrado en Educación Emocional y Bienestar (PEEB), del Postgrado en Inteligencia Emocional en las Organizaciones (PIE) entre otros postgrados y masters en la Universidad de Barcelona, España. Actividad fue convocada por el Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) integrado por académicos de la UBB.

La directora del Programa de Magíster en Educación UBB, Dra. Maritza Palma Luengo, comentó que la visita del Dr. Bisquerra fue posible a través del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP), el Programa de Doctorado en Educación en consorcio, y el Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío.

La conferencia inicial se realizó en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla y consideró la participación del decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca, directores de escuela y jefes de departamento, académicos y estudiantes de pre y postgrado.

Además, se contó con la amplia presencia de directivos y profesores de los establecimientos educacionales de la provincia de Ñuble que previamente colaboraron con las investigaciones llevadas a cabo por el grupo de investigación GIDECAP y el proyecto FONDECYT 11160040.

“El académico Dr. Rafael Bisquerra Alzina desarrollará diversas charlas y talleres relacionados con el campo de la educación emocional e investigación educativa. En este caso abordaremos la educación emocional, como un tema inherente al ser humano, con el objetivo de descubrir, discutir y reflexionar acerca del desarrollo de competencias emocionales como conciencia emocional, regulación emocional, autogestión, inteligencia interpersonal, habilidades de la vida y bienestar. Llevar a la práctica la educación emocional implica diseñar programas fundamentados en un marco teórico que requiere contar con un profesorado debidamente preparado, una tarea que por cierto, se encuentra pendiente en nuestro sistema educativo actual chileno”, acotó la Dra. Palma.

En su conferencia el Dr. Rafael Bisquerra explicó que el concepto de educación emocional implica un proceso educativo que tiene como objetivo el desarrollo de competencias emocionales.

“La educación emocional es necesaria porque es una prevención a muchos problemas sociales que no están suficientemente atendidos en las asignaturas ordinarias de matemáticas, sociales, lenguaje, naturales, entre otras. ¿Cuáles son estas necesidades? Como ejemplo, podemos citar la prevalencia que hay en nuestra sociedad de ansiedad, estrés, depresión, violencia, consumo de drogas, conflictos, entre otros. Todo esto tiene una carga emocional muy potente, y las competencias emocionales son un factor de gran ayuda para prevenir y afrontar estas situaciones. La falta de educación emocional, y por lo tanto, de competencias emocionales, refleja el analfabetismo emocional que está presente en muchos comportamientos y problemas sociales actuales”, ilustró el experto.

El desconocer la relevancia de este concepto o el no ser consciente de su importancia tiene implicancias serias, sobre todo en el ámbito educativo. “Para el rendimiento académico se necesita como mínimo ser capaz de prestar atención escuchando en silencio. Estas son competencias emocionales que tienen que ver con el control de la impulsividad, de la atención, la atención plena, que es una práctica que tiene como objetivo poder estar escuchando con atención y en silencio, es una competencia emocional que afecta directamente al aprendizaje y al rendimiento académico”, describió Bisquerra.

El Dr. Bisquerra Alzina reconoció que por tratarse de un concepto emergente es necesario sensibilizar al profesorado, a la sociedad y a la política en general, para que a partir de ello se exprese la necesidad de formación del profesorado y de las familias, lo que redundará en una formación pertinente de los estudiantes, quienes podrán alcanzar el desarrollo de competencias emocionales que repercutirán efectivamente en sus estudios y en su desarrollo personal. La evidencia científica confirmaría, expresó Bisquerra, que el desarrollo de competencias emocionales incide en la disminución de problemas como el comportamiento disruptivo en el aula, conflictos, violencia, problemas de rendimiento académico, entre otros.

El Dr. Bisquerra dio cuenta del modelo de competencias emocionales que propone en el libro “Psicopedagogía de las emociones”, donde se consideran cinco grandes bloques de competencias emocionales. “Aquí nos referimos a la conciencia emocional, es decir, la conciencia de lo que me pasa por dentro. La regulación emocional, que significa la capacidad de cambiar nuestras emociones, alargando unas y acortando otras (…) Otro bloque tiene que ver con la autoestima, la autonomía, la toma de conciencia de la propia responsabilidad. También identificamos la capacidad de relacionarnos con otras personas y mantener vínculos emocionales positivos, que es importante para la convivencia y el bienestar. Y ya que hablamos de bienestar, hay todo un bloque de competencias cuyo objetivo es el desarrollo del bienestar emocional, de climas emocionales positivos, de la capacidad de poder gozar de la vida y compartir momentos gozosos con otras personas, ampliando y difundiendo climas emocionales positivos”, describió.

Además de la conferencia sobre Educación Emocional, el Dr. Bisquerra también consideró en su programa la realización de talleres sobre Desarrollo Emocional, Investigación Educativa y Educación Emocional en la Formación Inicial, orientados especialmente a académicos de la Universidad del Bío-Bío, estudiantes de pregrado, jefes de Unidades Técnico Pedagógicas, orientadores y directores de establecimientos educacionales de Ñuble, así como charlas específicas para estudiantes del Doctorado en Educación en consorcio UBB, del Magíster en Educación UBB y académicos del Departamento de Ciencias de la Educación.

El decano Marco Aurelio Reyes Coca felicitó la presencia del Dr. Rafael Bisquerra y reconoció el empeño del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) de cara a mejorar la calidad de la educación chilena.

“La calidad de la educación no se mejora exclusivamente con la transmisión de conocimientos. Hay multitud de factores que inciden en la mejor calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula. Todos sabemos que la calidad de la educación, el éxito en el mejoramiento de la educación, no se mejora en las oficinas, ni en las universidades, sino en el aula de las universidades y de los establecimientos educacionales, en la escuela, como le llamamos genéricamente”, aseveró el decano.

Por su parte, la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, precisó que GIDECAP nace por la necesidad de dar cabida a variables como las mencionadas en la conferencia, las que habitualmente están relegadas en el sistema educativo, pese a la importancia que tienen en el bienestar personal y social de todo ser humano.

“Nuestro grupo se encuentra iniciando sus actividades pero ya se enmarca en él un proyecto FONDECYT que sigue los lineamientos de trabajo y que tiene entre sus proyecciones la creación de un programa de Fortaleza Psicológica, que esperamos poder mostrar en un futuro no muy lejano, con el propósito de ayudar y ser apoyo para la formación de Fortaleza Psicológica en el nivel de educación básica o primaria”, ilustró.

La Dra. Lagos San Martín precisó que el grupo de investigación también tiene como meta generar lazos y redes que permitan estar en sintonía con las necesidades de las escuelas y liceos de Ñuble. “Sé que a todos nos asiste la convicción de la importancia de una educación emocional que desarrolle las habilidades básicas para la vida, y por ello, hemos hecho este esfuerzo de contar con el Dr. Bisquerra, quien ha centrado su investigación en esta área desde mediados de los años ’90, por lo tanto es y representa un ícono en esta área de la formación”, recalcó la académica UBB.