Investigadores en Educación de la UBB presentaron resultados en V Congreso de Formación Inicial Docente

Los académicos de la Facultad de Educación y Humanidades, Ana Carolina Maldonado Fuentes y Pedro Sandoval Rubilar, participaron en el congreso convocado por la Escuela de Pedagogía de la Universidad de Los Lagos, espacio donde presentaron el proyecto de Investigación en Docencia “E-FORM: El impacto de la evaluación formativa en estudiantes de Formación Inicial Docente (FID)”.

El Congreso consideró tres espacios académicos de acuerdo a las áreas temáticas: Innovación curricular y didácticas específicas en el aula; Investigación, creencias y/o reflexión sobre la docencia; y Evaluación y monitoreo de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Según explicaron los investigadores UBB, “la evaluación y monitoreo de los procesos de enseñanza-aprendizaje constituye una de las áreas de interés de la investigación en Formación Inicial Docente (FID). Al mismo tiempo, representa un desafío para la implementación de buenas prácticas en aula y el desarrollo profesional docente”.

“El trabajo del E-FORM, constituye un nuevo hito en la línea investigativa que hemos desarrollado desde 2010, por cuanto nos ha permitido indagar en el tema de la evaluación de aprendizaje bajo la modalidad de investigación en docencia institucional. En particular, estos resultados invitan a reflexionar sobre las imágenes de la evaluación y la retroalimentación que han ido construyendo los estudiantes en Formación Inicial Docente (FID) durante la trayectoria formativa, complementando publicaciones anteriores del Grupo de Investigación GIE, sobre habilidades en comprensión lectora, razonamiento matemático y uso pedagógico de tecnologías”, señalaron los investigadores.

Los académicos Ana Carolina Maldonado y Pedro Sandoval Rubilar enfatizaron que el V Congreso de Formación Inicial Docente, permitió a los especialistas intercambiar opiniones respecto de la importancia de la calidad de la formación de los futuros profesores. “Específicamente, el proyecto E-FORM (2017) da cuenta de cómo ha sido la experiencia de evaluación durante la trayectoria formativa de un grupo de estudiantes FID de una universidad del centro sur, a partir de las percepciones de los propios sujetos”, ilustraron.

La actividad académica consideró la participación de investigadores nacionales y extranjeros, quienes coinciden en que la Formación Inicial Docente constituye un ámbito central del desarrollo profesional docente a nivel país. Igualmente, participaron estudiantes de pedagogía próximos a egresar, estudiantes de postgrado y profesores en ejercicio de diversas instituciones educativas.




XIV Jornada de Historia Religiosa UBB profundizó sobre la presencia Franciscana en Chillán

Un antiguo salón del siglo XIX del Convento Franciscano de Chillán, otorgó un marco especial a la serie de conferencias que dieron vida a la versión 2017 de la Jornada de Historia Religiosa.

“Los franciscanos en Chillán. Misioneros en tierra de fieles y gentiles” llevó por nombre la última versión de la Jornada de Historia Religiosa que cada año organiza el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Cristian Leal Pino, por medio de la Academia de Estudios Religiosos de Chillán, en colaboración con el Magíster en Historia de Occidente, la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía y el proyecto FONDECYT “Vida conventual y formas de financiamiento en una Orden mendicante en Chile: Los franciscanos en el tránsito de la Colonia a la República”, dirigido por el académico Leal Pino.

La actividad se realizó en dependencias del convento franciscano de Chillán, lo que brindó un ambiente especial, pues se trata de una antigua estructura del siglo XIX. Asimismo, se contó con la participación de más de 50 personas, en su mayoría vecinos del sector devotos de San Francisco.

El Dr. Cristian Leal Pino explicó que esta versión se centró en la Orden Franciscana y su presencia en Chillán, la que se remonta hacia el año 1585, poco después de la fundación de la ciudad. “Un elemento adicional muy interesante ha sido la masiva participación de la comunidad, y eso es muy relevante porque estimamos fundamental acercar el conocimiento a las personas que tienen interés en estos temas, quienes sin ser historiadores de oficio, se interesan por conocer sobre la vida de un santo o sobre el desarrollo de una orden religiosa, como ocurre en este caso. Muchas generaciones de vecinos han cultivado una espiritualidad alimentada al alero de este convento”, reseñó el investigador.

La jornada contó con la colaboración de los hermanos franciscanos Manuel Pezo y Víctor Hugo Jara, quienes valoraron la realización de la actividad en las antiguas dependencias. “En nombre de la Provincia Franciscana de Chile, la Santísima Trinidad y nuestra fraternidad San Ildefonso de Chillán, les damos la bienvenida. Estamos felices porque profundizaremos en la historia, en cómo ha dejado hasta hoy algo tan importante como es la espiritualidad franciscana. Esperamos que el espíritu de Francisco, como humilde servidor, también nos llegue y descubramos que la presencia franciscana también forma parte de la historia”, reflexionó el hermano Víctor Hugo Jara.

La primera parte de la jornada contempló la ponencia “Orígenes del franciscanismo. Nota sobre la pobreza evangélica” brindada por el Dr. Luis Rojas Donat, quien abordó un aspecto sobre cómo se forma la Orden en la Edad media y cómo se produjo al poco tiempo de su fundación, una polémica sobre cómo se debía vivir la pobreza que Francisco había estipulado en la regla compuesta para fundar la Orden. Esto implicó una importante divergencia entre los frailes quienes fueron identificados como conventuales o espirituales, según su modo de asumir el concepto de pobreza.

El profesor Marcial Pedrero Leal se refirió a “Los Franciscanos y la independencia de Chile”.  En este caso deja traslucir el comportamiento de los hombres, tras la figura del fraile, pues estos asumen posiciones políticas en favor de la Corona o de la República según el momento histórico.

El sociólogo Ramón Bastías Sandoval abordó “Franciscanos, Mapuches y Estado. Imaginarios sociales y religiosos durante la ocupación de la Araucanía”. En este caso, el expositor da cuenta del rol y de la serie de relaciones que desarrollan los franciscanos durante este periodo, en que trascienden ampliamente sus tareas del plano espiritual. Se reflejan nuevamente las contradicciones propias de los seres humanos, los conflictos al interior de la Orden, pero también los aportes en la resolución de conflictos o en la educación por mencionar algunos ámbitos.

A su vez, el académico Fernando Arriagada Cortés expuso sobre “Franciscanos italianos en Chillán: misioneros, profesionales y artistas”. En la exposición dio cuenta de la presencia italiana en la ciudad, la que se ve incrementada tras la independencia de Chile. Los frailes italianos aportaron nuevas formas y estrategias de evangelización utilizando la música, el arte y las manualidades, de manera que incorporan elementos de la sociedad moderna en beneficio del proceso evangelizador.

El segundo día de desarrollo de la XIV Jornada de Historia Religiosa contempló las ponencias “Los franciscanos de Chillán y la comarca de las termas minerales”, por Marco Aurelio Reyes Coca; “Chillán en tiempos de la independencia ¿ciudad monarquista?” por Camilo Astudillo; y “Aspectos de la vida cotidiana de los frailes del Colegio de Misiones de Chillán. Alimentación y salud”, por el Dr. Cristián Leal Pino.




III Simposio Internacional de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura congregó a especialistas en la UBB


Bajo el lema “Lectura y Escritura: tensiones y desafíos en su enseñanza e investigación”, académicos e investigadores de toda Latinoamérica protagonizaron el tercer simposio internacional, que además fue marco de la inauguración de la Subsede Catedra UNESCO en la Universidad del Bío-Bío.

Según explicó el académico coordinador de la Subsede UBB, Dr. Federico Pastene Labrín, el encuentro buscó generar un espacio de reflexión y discusión en torno a los cambios, tensiones y desafíos en la enseñanza e investigación de la lectura y escritura, junto con comunicar los resultados de investigaciones centrados en los procesos de comprensión y producción del discurso, desde una perspectiva interdisciplinaria. Asimismo, se pretendió socializar los aportes en didáctica de la lectura y de la escritura en los nuevos contextos escolares, académicos y profesionales, y profundizar los vínculos académicos entre los investigadores de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura,  tanto a nivel nacional como internacional.

La jornada inaugural se desarrolló en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la UBB, oportunidad en que se brindó la conferencia magistral “Creencias textuales y alfabetización académica: un esbozo conceptual y metodológico”, a cargo del Dr. Moisés D. Perales de la Universidad de Quintana Roo de México.

En la oportunidad, la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, destacó que para la Universidad constituye un privilegio cobijar el Tercer Simposio Internacional de la Cátedra Unesco para la Lectura y la Escritura, lo que brindaba mayor realce al acto de inauguración de la Subsede Catedra Unesco en la Universidad del Bío-Bío, acontecimiento que enorgullece a toda la comunidad universitaria.

“Probablemente, para profesionales o académicos de otras áreas del conocimiento, distintas a las Humanidades y las Ciencias Sociales, los procesos de aprendizaje y adquisición de lectura y escritura, pueden parecer fenómenos sencillos sin mayor complejidad. Sin embargo, quienes concurrimos a esta ceremonia, sabemos muy bien que estos procesos poseen una trascendencia y connotación esencial. Leer y escribir, adecuadamente, son requisitos fundamentales para cualquier persona, y especialmente, para todo estudiante. Es a través de estas capacidades que se logra acceder al conocimiento, dando paso a procesos cognitivos aún  más complejos (…) Por lo tanto, saber y leer y escribir cabalmente, en propiedad, asoma como un requisito indispensable en cualquier proceso formativo, sea este la educación básica, media o la educación superior”, aseveró.

A su vez, el director de la Sede Chile de la Cátedra UNESCO, académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dr. Giovanni Parodi Sweis, explicó que la Cátedra fue creada bajo la idea de promover la interacción entre instituciones e investigadores, en un afán por conectar y poner en común algunos temas disciplinares.

“Nuestra Cátedra cumplió 21 años. Esta red surge en 1996 bajo el alero de tres universidades que intentan impulsar en Latinoamérica, un estudio profundo de los procesos de lectura y escritura: la Universidad de Buenos Aires en Argentina; la Universidad de El Valle de Colombia, y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en Chile. Luego vamos creciendo, buscando integrar otras sedes en diferentes países de Latinoamérica. Hoy el listado es largo, estamos en casi todos los países de Latinoamérica. Las subsedes se generan con la idea de lograr mayor cohesión entre los investigadores. La idea es que al interior de cada país se genere un tejido, un entramado más fuerte y potente”, ilustró el Dr. Parodi Sweis.

En tanto, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, valoró el que la Universidad del Bío-Bío, haya alcanzado la categoría de Subsede de la Cátedra UNESCO, tarea que concitó el trabajo del Departamento de Artes y Letras y de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación durante largo tiempo.

“Cuando hablamos de la Cátedra UNESCO hablamos de algo superlativo, de importancia internacional, lo que supone un apoyo especial a nuestro país en materias de desarrollo de la lectura y la escritura. Este logro también se debe a las gestiones de nuestro Rector, quien a través del CRUCH ofició para que la UBB alcanzara esta calidad. Valoramos el trabajo en red que se puede generar a partir de esta instancia, porque hoy no se puede trabajar aisladamente, y nuestras universidades regionales, alejadas de los grandes centros de la política y de la cultura, necesitan este trabajo en red; es la única manera de estar intercomunicados con otros centros de desarrollo del saber”, reflexionó el decano.

Finalmente, el coordinador de la Subsede de la Cátedra UNESCO Universidad del Bío-Bío, Dr. Federico Pastene Labrín dio cuenta del desafío y privilegio que supone para la Universidad el convertirse en subsede. Asimismo, valoró la colaboración de diversas instancias, académicos y estudiantes que trabajaron comprometidamente para organizar con éxito el III Simposio Internacional de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura.

El Simposio fue organizado por el Grupo de Investigación en Lectura y Escritura para el Aprendizaje LEA-UBB; el Departamento de Artes y Letras; la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación; la Escuela de Pedagogía en Inglés y la Facultad de Educación y Humanidades. Igualmente, consideró el auspicio de la Sede Chile de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y de la Comisión Nacional de Cooperación con la UNESCO del Ministerio de Educación. El encuentro internacional consideró el patrocinio de la Dirección General de Planificación y Estudios de la Universidad del Bío-Bío y de la Dirección de Investigación de la Universidad del Bío-Bío.

 




Decanas y decanos de las facultades de Educación del CRUCH se congregaron en la UBB


La Universidad del Bío-Bío ofició como anfitriona del Encuentro del Consejo Nacional de Decanos y Decanas de Educación (CONFAUCE) del Consejo de Rectores de Universidad Chilenas (CRUCH). La prorrectora de la Universidad, Gloria Gómez Vera, y el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, brindaron la bienvenida al encuentro, oportunidad en que compartieron reflexiones en torno a la profesión docente.

El Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades fue el marco del Encuentro del Consejo Nacional de Decanos y Decanas de Educación (CONFAUCE), del Consejo de Rectores de Universidad Chilenas (CRUCH).

En la oportunidad, la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, dio cuenta del saludo del Rector Héctor Gaete Feres, quien valoró la presencia de los decanos y decanas en la Universidad.

“Para nosotros, como Universidad del Bío-Bío, constituye un privilegio muy especial el poder desarrollar esta reunión en este espacio que ha marcado hitos históricos importantes en el ámbito de la formación de profesionales de la educación, porque en estos terrenos se levantó la Escuela Normal de Chillán, que entregó destacados profesionales al país. Como Universidad pública les acogemos con el mayor agrado; somos la única universidad pública y estatal tanto en la región del Biobío como en la región de Ñuble, de manera que gravitamos en ambas regiones”, aseveró la prorrectora.

La prorrectora Gloria Gómez Vera, precisó que la Facultad de Educación y Humanidades concentra el mayor número de carreras y de estudiantes a nivel institucional, y con el paso del tiempo y el desarrollo propio, ha consolidado una oferta de calidad tanto a nivel de pregrado como de postgrado, así como en áreas de formación continua.

“La calidad y la excelencia es lo que nos ha permitido afianzarnos en el transcurso del tiempo. Para nosotros es muy relevante el que ustedes se congreguen en nuestra Universidad, sobre todo en este tiempo de reforma de la educación superior. No debemos permanecer inactivos, sino que debemos estar vigilantes ante el desarrollo e implementación de la misma, para alcanzar una mejor educación, aquella que nos identifica y apasiona”, comentó.

El presidente del CONFAUCE, Oscar Nail Kroyer, decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción, precisó que en esta oportunidad, junto a temas de carácter interno, se conocerían los resultados de la segunda prueba de diagnóstico para pedagogías, así como los resultados de estudio de oferta y demanda de pedagogías, tarea a cargo de representantes del CPEIP del Ministerio de Educación. Los resultados se conocerán públicamente este martes 3 de octubre.

“Somos un organismo técnico que pretende entregar cada vez más insumos a las facultades para que mejoren sus procesos de formación inicial y también la formación de postgrado. Asimismo, analizamos la organización de diversos seminarios que respondan a nuestras temáticas comunes pues CONFAUCE considera a universidades públicas, privadas de carácter público, regionales y nacionales, y dentro de esa diversidad y heterogeneidad buscamos aquellas problemáticas que nos son comunes”, explicó.

Por su parte, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, recordó que esta es la tercera oportunidad que CONFAUCE se reúne en la UBB. “Llegan a una tierra muy hospitalaria. A mí me trajo el viento y aquí he entregado parte importante de mi vida a la Educación y a la formación de profesores. El ser herederos de la Escuela Normal de Chillán nos implica una responsabilidad suma, y es por ello que nuestra Facultad se erige sobre bases históricas”, reseñó el decano Reyes Coca.




Seminario UBB profundizó en las relaciones entre Iglesia y sociedad entre los siglos XVII y XIX

Encuentro internacional congregó a investigadores de universidades y centros de estudio de Chile y Argentina. El seminario fue patrocinado por el Proyecto Fondecyt de Iniciación 11160795 “Vida conventual y formas de financiamiento de una orden mendicante en Chile: Los franciscanos en el tránsito de la Colonia a la República”; el Magíster en Historia de Occidente, la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, y la Academia de Estudios Religiosos de Chillán.

El organizador del seminario, Dr. Cristian Leal Pino, destacó que al hacer alusión a la historia de la iglesia y su vinculación con la sociedad, se sobrepasa por mucho los temas netamente teológicos, pues las órdenes religiosas cobijaban a muchos de los hombres y mujeres más ilustrados de esas épocas, por lo que no resulta extraño que esos religiosos, además de su labor evangelizadora y misionera, también realizaran contribuciones relevantes en otras áreas como la educación, las ciencias, la economía, la cultura, entre otras dimensiones.

“Cuando nos referimos a la historia religiosa se suele pensar exclusivamente en el ámbito teológico, pero el mundo exterior de pronto puede verse adentro de los claustros con todas sus virtudes y sus miserias”, comentó el académico Leal Pino.

El seminario consideró la participación de académicos de la Universidad Nacional de la Plata y de la Universidad de Salta, ambas de Argentina. Igualmente, expusieron investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Chile, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad de los Andes, Universidad de Talca, Universidad Católica Silva Henríquez, Universidad Tecnológica de Chile (INACAP), Universidad Santo Tomás, Centro de Estudios Bicentenario y Fundación Altiplano.

Los expositores dieron cuenta de trabajos referidos a distintas órdenes religiosas regulares masculinas y femeninas, reflejando la vida cotidiana, económica y espiritual que se vivía al interior de los conventos durante la Colonia y luego en la República.

La académica del Instituto de Historia de la Universidad de los Andes, Alexandrine de la Taille, presentó la ponencia “Hagiografía en el Monasterio de Santa Rosa de Lima de Santiago. Vidas ejemplares en el siglo XVIII”.

La académica ha logrado acceder a miles de documentos de los archivos de las órdenes de las Clarisas de antigua fundación, Carmelitas Descalzas y de las Dominicas. Esto le ha permitido adentrarse en el mundo de las órdenes femeninas del periodo colonial y republicano del siglo XIX. Para el rescate, digitalización y conservación de dichos documentos, se ha debido conseguir el aporte de instituciones internacionales como la British Library y la Universidad de Harvard, entre otras.

“Los archivos deben ser estudiados con el fin de preservar estas fuentes, que son muy ricas, y que generalmente solo se ubican en monasterios femeninos, porque las mujeres que sabían escribir en ese entonces eran las monjas (…)  A partir de estas fuentes es posible conocer múltiples dimensiones de la sociedad como historia de las mentalidades, historia de la mujer, la vida cotidiana, la economía, la arquitectura, la cultura, entre muchas otras aristas más específicas como rituales mortuorios, devociones, prácticas de piedad, roles masculinos y femeninos en la sociedad, vidas edificantes de posibles santos…”, ilustró la especialista.

Los archivos, según describe de la Taille, también revelan a personajes “ocultos” en la historia, que fueron ampliamente conocidos durante los siglos XVIII o XIX, según develan las biografías registradas por las religiosas, entre ellos, el padre Sebastián Díaz, autor de un tratado sobre la educación y el intelectual jesuita Manuel Álvarez.

En tanto, la expositora Alejandra Fuentes González, también de la Universidad de los Andes, expuso el trabajo “Vida cotidiana de los esclavos negros y afromestizos en el Monasterio Antiguo de Santa Clara. Santiago de Chile, siglo XVIII”. Fuentes González es egresada del Master en Historia y Gestión del Patrimonio Cultural de la Universidad de los Andes y del Doctorado en Historia de la misma casa de estudios superiores.

En su exposición, Alejandra Fuentes se refiere a las dinámicas de la vida conventual en el Monasterio Antiguo de Santa Clara, en Santiago, dando cuenta que algunas de las monjas ahí recluidas conservaban sus esclavos negros y afromestizos incluso dentro de las celdas, de manera que convivían diariamente en los mismos espacios. “Las monjas estaban muy conectadas con el mundo exterior y los esclavos son una manifestación de eso. Hay que pensar en una serie de situaciones complejas, porque si alguna de las esclavas tenía un hijo o hija ésta debía vivir dentro del convento y luego hacía toda su vida ahí dentro”, explicó.

Alejandra Fuentes trabajó previamente en el proyecto de rescate patrimonial de los archivos de las Clarisas de Puente Alto, catalogando y digitalizando documentos entre los años 2013 y 2015. Eso le permitió conocer en detalle los tópicos abordados en dichas fuentes y así fue vinculando dos temas de su interés: esclavitud en la época colonial y vida conventual de religiosas.

“Estos archivos son muy variados. Uno podría pensar que solo tienen información de las mismas órdenes, pero en realidad es mucho más que eso y tienen muchos vínculos con la sociedad, porque tenían libros de cuentas donde registran lo que compraban y vendían. Las monjas, al menos las Clarisas, destacaban por oficiar como entidades crediticias de la época y eso las vincula mucho con el mundo exterior. Son muchos documentos manuscritos que sirven para infinitas investigaciones”, aseveró.

A su vez, el historiador Rodrigo Moreno Jeria de la Universidad Adolfo Ibáñez, presentó la ponencia “Un mapa perdido del padre Nicolás Mascardi S.J. Nuevos antecedentes cartográficos para Chiloé”.  En su exposición dio cuenta de un descubrimiento reciente referido a la existencia de un mapa de Chiloé, elaborado por el religioso Nicolás Mascardi, quien era reconocido como Rector del Colegio de Castro durante 8 años; misionero en Nahuel Huapi, explorador de la Patagonia; buscador de la Ciudad de los Césares, pero no por sus aportes como cartógrafo.

“Este mapa lo obtuve a raíz de una investigación sobre cartografía de derroteros náuticos. En España encontré en uno de esos derroteros, un plano de Chiloé donde se menciona que está basado en un plano del padre Nicolás Mascardi S.J. Para mí fue un hallazgo interesante, pero pensé que debía investigar más. El año pasado, estando en el Archivo Naval de Madrid, me encontré con otro mapa que alude a lo mismo, es decir, que se basa en el mapa del padre Mascardi. Y sobre eso volví a un hallazgo anterior, que es más conocido, de un plano del piloto español Antonio de Vea. Comparando la cartografía de Antonio de Vea, que fue hecha en tiempos del padre Mascardi, me doy cuenta que se están basando en el mismo mapa”, describió Moreno.

El historiador precisó que si bien, no se ha encontrado el mapa del padre Mascardi, dicho reto supone un importante desafío. “Situaciones como esta evidencian que la religión no estaba apartada del “mundo”, sino que los religiosos aportaron más allá del ámbito teológico. El padre Mascardi era un tipo con mirada científica y podemos vincular la historia de las ciencias e historia de la religión. Por eso hablo de fe y ciencia en la vida de Mascardi. Sabíamos que tenía aportes científicos comunicándolos a su profesor en Roma, pero ahora sabemos que hizo un mapa. Si no lo llegamos a encontrar, sabremos al menos que están estas copias que reconocen su autoría”, reflexionó Moreno Jeria.




Comunidad universitaria recordó a víctimas del golpe de Estado

Integrantes de la comunidad universitaria y de agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos de Concepción y Chillán se congregaron en las respectivas sedes con el propósito de recordar y mantener en la memoria a las víctimas del golpe de Estado de 1973, cuando se cumplen 44 años de aquel hecho.

Por Paulina Gatica I. y Cristian Villa R.

En la sede Chillán, junto al memorial levantado en el Campus La Castilla, el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó la necesidad de preservar la memoria histórica. “Fuimos testigos presenciales de esos hechos que se fueron agravando con el tiempo. Jamás se nos pasó por la mente que esto podía pasar en Chile; la violencia, la tortura, la desaparición de personas con las cuales convivíamos. La memoria histórica es una llama que no se puede extinguir. Debemos recordar este momento, porque nunca más en nuestra historia debemos vivir un momento tan triste y tan difícil”, expresó.

El decano compartió con los presentes una reflexión de la académica del Departamento de Artes y Letras, Claudia Anabalón Toledo, quien destacó el ejemplo y recuerdo de su tía, quien perdió a su marido y debió partir al exterior.

“Ella representa una historia de amor, la cual ha quedado en la historia y en nuestras memorias. Su historia de vida y la de mis primas; la vida de una joven y frágil mujer de solo 25 años, que aprendió a ser fuerte, luchadora, de convicciones muy claras, la que continuó luchando por sus hijas en un país extraño y lejano, dejando atrás un proyecto de vida en familia, sueños y proyecciones. La que a pesar de vivir un episodio de gran pena y dolor, nunca flaqueó. Se levantó, siguió luchando hasta el día de hoy a pesar de todas las adversidades. Para esta gran mujer todo mi respeto y admiración”.

El académico y sacerdote José Luis Ysern, también acompañó la jornada conmemorativa, y valoró que la Universidad periódicamente recuerde y reflexione sobre ese periodo histórico.

“Soy un eterno agradecido de las mujeres de los detenidos desaparecidos, porque creo que ellas me convirtieron. Creo que si algo cristiano soy, en gran parte se lo debo a ellas (…) Dese aquel 11 de septiembre, casi sin darse cuenta, por elemental instinto de solidaridad cristiana, en mi caso, tuvimos que empezar a trabajar, ayudar, conversar, compartir y mi pobre psicología la puse al servicio de ellas y empezamos a hacer lo que podíamos (…) Sigamos siendo buenos académicos, y sigamos siendo hombres y mujeres de Universidad muy unidos a nuestro pueblo, especialmente a nuestro pueblo sufriente; eso es lo que justifica una Universidad pública del Estado”, aseveró.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Ñuble, Teresa Retamal valoró el compromiso moral de la Universidad, a la vez que evocó que las zonas contiguas al Campus La Castilla fueron espacios de luchas sociales concretadas en las tomas Che Guevara, Inti Peredo y Elmo Catalán. “Siempre hemos luchado por la verdad y la justicia y por el no a la impunidad. Agradecemos a la Universidad el compromiso que tiene no solo con exalumnos detenidos desaparecidos y ejecutados, sino con los miles de estudiantes de todas las universidades y por la responsabilidad moral que sienten al conmemorarlo”.

El presidente del Comité Verdad y Justicia de Ñuble, Jorge Vera, compartió parte de su experiencia como detenido en la cárcel de Chillán y luego como expulsado del país, logrando retornar en la década de 1990. “Nosotros quedamos vivos para contar la verdad de lo que sucedió en aquellos tiempos. Estoy muy contento de estar en este sector donde hoy está la UBB, porque antiguamente aquí estuvo la Escuela Normal de Chillán y aquí nos formamos con mi esposa, egresando el año 1972.  Exalumnos de esa escuela fueron asesinados como Arturo Prat Martí, Roberto Ávila y Gregorio Retamal, y un profesor Francisco Sánchez”, recordó.

En la sede Concepción, los estudiantes y académicos de la carrera de Trabajo Social, organizaron un acto conmemorativo en la plaza de la Democracia. En la actividad se contó con la presencia de tres trabajadoras sociales, Edelmira Carrillo, Ester Hernández y Marianela Ubilla, quienes explicaron a los presentes cómo fue para ellas el ser forzadas a detener sus estudios tras el golpe, y ser torturadas o exoneradas en algunos casos.

Según explicó la directora del Programa de Derechos Humanos, Vivianne Hasse, también se homenajeó a tres estudiantes ejecutados políticos y un académico de Arquitectura detenido desaparecido de la Universidad Técnica del Estado, actual Universidad del Bío-Bío. Ellos son Fernando Moscoso Molina, Gabriel Riveros Ravelo y Héctor Lepe Moraga, y el docente Alejandro Rodríguez Urzúa. Asimismo, el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Juan Saavedra, habló a los presentes sobre el significado que tiene la memoria.

Lo destacable de estos actos, dice Hasse, y sobre todo del interés que demuestran los alumnos, quienes tienen directa relación con problemáticas sociales, es “volver a poner un tema que ocurrió hace 44 años, donde se interrumpió un gobierno democrático como el de Salvador Allende y se quebrantó la institucionalidad. Es vital recordar cómo fue este hecho tan violento y los efectos que tuvo, donde aún hay detenidos desaparecidos, por ejemplo. O lo desprestigiada que quedó la política, ya que Chile era un país como casi todos en América Latina, inmerso en lo que eran las revoluciones de los años 60, las dictaduras se encargaron de hacer que la política fuera incluso un espacio peligroso”.

“Creo que este tipo de recuerdos ayudan a la justicia social, a que no olvidemos, algo muy importante porque con ello ponemos en valor la vida, la dignidad del ser humano. Que nunca más se repitan hechos como los que ocurrieron el 11 de septiembre de 1973, y que seamos capaces de dialogar en un clima de discusión política, junto con valorar también que la participación política, la que no puede significar perder la vida”, agregó la académica, quien valoró la idea de sus futuros colegas.




Académica UBB expuso en seminario “Oportunidades de la Formación Inicial Docente en la era digital”

La académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez Rivas, participó en el tercer seminario convocado por Enlaces del Ministerio de Educación, junto a las universidades que integran la Mesa de Formación Inicial Docente con TIC (FID-TIC). El encuentro, orientado a estudiantes de pedagogía, académicos e investigadores vinculados con la temática, buscó promover la discusión y reflexión en torno a la integración de las TIC en las carreras de educación.

El tercer seminario “Oportunidades de la Formación Inicial Docente en la era digital”, tuvo como principales expositoras a la académica UBB, Claudia Vásquez Rivas; a la académica de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), Karina Guerra Pinto; y a la conferencista internacional de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, Carina Lion.

En su conferencia, la académica Claudia Vásquez, en su calidad de integrante de la Unidad de Recursos Académicos y Tecnológicos de la Facultad de Educación y Humanidades (URAT), evidenció cómo se trabaja la temática de las Tecnologías de la Información y Comunicación en la Formación Inicial Docente, en la propia Facultad. De este modo dio cuenta del contexto institucional que genera articulaciones a través de convenios marco y de actividades de capacitación y docencia, permitiendo sumar esfuerzos con el propósito de integrar efectivamente las TIC en la Formación Inicial Docente, de acuerdo a los estándares que exige el Ministerio de Educación en la formación de los futuros profesores.

“Desde el nivel institucional me referí al convenio marco que coordina la jefatura del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, denominado “Diagnóstico y Diseño de Planes para fortalecer la Formación Inicial Docente en universidades del Estado”, que se realiza en consorcio junto a 5 universidades. Este convenio marco es una instancia que nos permite generar mejoras y acciones vinculadas en cuatro ejes principales”, acotó la académica Vásquez Rivas.

La académica explicó que la URAT, que dirige el académico Juan Rivas Maldonado, se coordina con el convenio marco a partir del eje de Innovación y Calidad. Es así como también se vinculan con la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, donde se inscribe el Área de Desarrollo Pedagógico Tecnológico (ADPT) y con la Unidad de Formación Integral.

“Junto a las acciones institucionales que se trabajan con otras organizaciones, también se identifican líneas de trabajo interno. Es así como desde el Área de Desarrollo Pedagógico Tecnológico se brindan cursos de perfeccionamiento durante los tres periodos anuales de Formación Docente. A partir de ellos se busca generar formación en las habilidades y destrezas TIC en los académicos, para que éstos puedan integrarlas en sus prácticas docentes”, ilustró.

Claudia Vásquez Rivas describió que la URAT, en su rol asesor de la decanatura de la Facultad, también genera información relevante para implementar iniciativas conducentes a fortalecer la integración de las TIC en FID. Es así como se ha sugerido la creación de asignaturas a través de Formación Integral.

Asimismo, se despliegan acciones de investigación, como es el proyecto FAPE liderado por la académica Nancy Castillo Valenzuela denominado “Evaluación de componentes actitudinales, uso de Tecnologías y Habilidades TIC en académicas y académicos y estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío”.

Desde la URAT también se vislumbra la generación de un protocolo de uso concerniente a la convivencia digital, considerando el factor ético de las TIC, en función de cautelar las autorías de los contenidos, de manera que los estudiantes puedan incorporar este recurso en las asignaturas.

“También se compartió experiencias pedagógicas vivenciadas a partir de la asignatura Tecnologías y Aprendizaje, que es común a todas las carreras de Pedagogía de la UBB. Presenté los resultados de aprendizaje esperados en función de dicha asignatura y algunas experiencias evidenciadas en acciones y productos que los estudiantes logran presentar al finalizar la asignatura. Estas experiencias de los estudiantes fueron facilitadas por la académica Nancy Castillo, académica de la asignatura reseñada. Lo anterior se refiere a diversas líneas tales como acompañamiento a los padres; recursos para los docentes; rescate de experiencias pedagógicas exitosas, entre otras acciones”, comentó la académica Vásquez Rivas.

Claudia Vásquez manifestó que todo este trabajo ha permitido retroalimentar a la institución, aportando iniciativas y propuestas de Formación Integral, proyectos de investigación, entre otros insumos que permiten a la Facultad de Educación y Humanidades desplegar un mejor uso de las TIC. “Creemos que estos aportes, en un segundo momento, también permiten levantar líneas de trabajo a nivel de la Universidad, porque la convivencia digital no está presente solo en la Formación Inicial Docente, sino que en la totalidad de las carreras de nuestra UBB”, aseveró.




MINEDUC y UBB convocaron jornada de enseñanza diversificada sobre Decreto N°83

El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Hugo Lira Ramos, ofició como relator en su calidad de integrante de la Mesa Técnica Regional de Educación Especial de la Seremi de Educación del Biobío.

La jornada, realizada en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB, congregó a alrededor de 250 profesionales entre directores de Departamentos de Educación Municipal, jefes de UTP y directores de establecimientos educacionales de las 21 comunas de Ñuble.

El académico Hugo Lira explicó que el Decreto N°83, en el marco de la Diversificación de la Enseñanza, se refiere a criterios y orientaciones de adecuación curricular para estudiantes con Necesidades Educativas Especiales de educación parvularia y educación básica.

“En el decreto se definen dos grandes estrategias. Una es el Diseño Universal del Aprendizaje (DUA), que ilustra sobre cómo planificar las clases de modo accesible a todas las personas. Por su parte, el Plan de Adecuación Curricular Individual es otra medida de diversificación de enseñanza que está pensado para los estudiantes que presentan necesidades educativas especiales”, aseveró el académico UBB.

El académico Lira Ramos comentó que los fundamentos del Decreto N°83 se basan en la consideración de la diversidad y buscan dar respuesta a las necesidades educativas de todos los estudiantes, considerando la autonomía de los establecimientos educacionales, promoviendo y valorando las diferencias culturales, religiosas, sociales e individuales de las poblaciones que son atendidas en el sistema escolar. A partir de estos criterios y orientaciones se garantiza la flexibilidad de las medidas curriculares para estos estudiantes, con el propósito de asegurar sus aprendizajes y desarrollo, a través de la participación en propuestas educativas pertinentes y de calidad.

La jefa provincial de Educación (s) Marisol Salgado, destacó que el Decreto N°83 se condice plenamente con el espíritu de la Reforma Educacional que cuenta entre sus pilares a la inclusión, la calidad integral y la vocación pública.

“La Reforma Educacional nos ha llevado a trazar nuevas rutas para avanzar desde una educación de derechos a una educación de calidad. Hoy se instalan conceptos que tienen que ver con cómo vamos desarrollando aprendizajes integrales, cómo vamos abriendo puertas a los distintos niños y niñas de nuestras aulas; cómo vamos orientando a nuestras instituciones para que den oportunidades y generen enseñanza diversificada para todos los estudiantes; y cómo vamos generando adecuaciones curriculares con los apoyos necesarios que son importantes para hacer este proceso. Debemos eliminar una serie de barreras”, aseveró la jefa provincial.

 

El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Hugo Lira Ramos, comentó que a raíz de la jornada, la Universidad del Bío-Bío y la Facultad de Educación y Humanidades en especial, asumen algunos desafíos como el organizar un nuevo seminario, esta vez dirigido a estudiantes de las diversas carreras de Pedagogías que se imparten en la Universidad, así como a profesores egresados de la casa de estudios superiores.

“Nuestro afán es ampliar esta información y profundizar sobre ella. Es importante que nuestros estudiantes de pregrado conozcan estas temáticas al igual que los profesionales que ya realizan su trabajo en el aula”, aseveró.

El profesor Lira Ramos señaló además que un equipo de académicos se encuentra desarrollando un texto de apoyo orientado a profesores en el marco de un Proyecto interno de Desarrollo de la Docencia UBB, el que será publicado a través de Ediciones Universidad del Bío-Bío.




Escuela de Trabajo Social UBB titula a nueva generación de profesionales comprometidos con la comunidad

En ceremonia solemne realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, se hizo entrega de diplomas de título a 45 nuevos Trabajadores y Trabajadoras Sociales. El director de la Escuela de Trabajo Social de la sede Chillán, Marcelo Gallegos Fuentes, llamó a los profesionales a actuar con liderazgo frente a los urgentes desafíos que la realidad presenta.

La ceremonia de titulación fue presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, junto con la presencia del director de la Escuela de Trabajo Social, Marcelo Gallegos Fuentes; la directora del Departamento de Ciencias Sociales, Julia Fawaz Yissi; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; académicas y académicos, familiares y compañeros de los nuevos profesionales.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó el carácter público y estatal de la Universidad del Bío-Bío que adscribe a la gratuidad en la educación superior, derecho al que gran parte de los estudiantes de la Universidad logra acceder.

Asimismo, resaltó el rol de liderazgo que ejercen las trabajadoras y trabajadores sociales en los espacios en donde se desempeñan y especialmente entre los sectores más vulnerables de la sociedad.

“Ustedes ejercen un verdadero rol educativo. Ustedes fueron formados para trabajar especialmente en ambientes vulnerables, con las personas que los necesitan realmente como niños y niñas, adultos mayores, segmentos de la sociedad que muchas veces no se pueden desempeñar por sí mismos y requieren de la colaboración de ustedes (…) Lleven con orgullo el nombre de la Universidad y ejerzan su rol a cabalidad porque alcanzarán espacios muy relevantes desde donde contribuirán a disminuir las desigualdades sociales”, expresó el decano.

El director de Escuela, Marcelo Gallegos Fuentes, destacó el hecho de reunir en la ceremonia de titulación a egresados y egresadas, sus familias y representantes universitarios, quienes según expresó, son los tres pilares fundamentales en un proceso de formación profesional.

“El Trabajo Social es una profesión que nos brinda una serie de oportunidades, desafíos y responsabilidades (…) Los trabajadores sociales tenemos la responsabilidad de promover la justicia social, lo que significa reconocer que existen formas de organización social que generan desigualdad y exclusión, que dejan a muchas personas en situaciones de carencia, en el margen de los beneficios que otorga el desarrollo y el progreso. Debemos desnaturalizar este tipo de situaciones, no aceptarlas como algo cierto y definitivo, aunque muchas veces esto signifique ir contra la corriente”, aseveró.

“Tenemos la responsabilidad de fomentar los valores democráticos, como la participación social y política que permite a las personas ser parte de las decisiones sobre su propio futuro, o como el respeto a la diversidad que permite validar, no solo las semejanzas, sino también las diferencias que nos potencian como sociedad y nos hacen un mejor país. Tenemos también la responsabilidad de pensar una sociedad más ética, donde la generación de riqueza tenga como objetivo central, mejorar la calidad de vida de las personas y no solo la acumulación de bienes”, manifestó el director de Escuela, Marcelo Gallegos Fuentes.

La entrega de los diplomas de título fue dirigida por los académicos Marcelo Gallegos Fuentes, Marcela Concha Toro y Nelson García Araneda, quienes entregaron los respectivos diplomas a los padres, madres o familiares significativos de los egresados, siendo éstos quienes finalmente investían a sus hijos o familiares como nuevos y nuevas profesionales.

Durante la ceremonia se hizo entrega de reconocimientos institucionales, los que tienen por objetivo resaltar y reconocer valores que hacen parte de la identidad de la Universidad del Bío-Bío.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado de la Universidad, instituido con el propósito de estimular y distinguir la formación y la excelencia en el saber, así como el esfuerzo y dedicación en el cumplimiento del deber, fue para la Trabajadora Social Daniela Sandoval Muñoz, quien recibió el galardón de manos del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que distingue al titulado o titulada de su promoción que se haya destacado en virtud de su pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica en una contexto de desarrollo integral, recayó en la egresada Blanca Calderón Sepúlveda. El subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, hizo entrega de la distinción.

En representación de la nueva generación de profesionales, la Trabajadora Social Daniela Sandoval Muñoz y el Trabajador Social Christopher Parra Baeza, recordaron con gratitud y afecto los años de formación universitaria. Igualmente, reconocieron la responsabilidad que ahora les cabe como profesionales, más aún en una disciplina que se asume como agente de cambio y transformación social.

El acto de titulación se vio amenizado por las interpretaciones musicales del saxofonista y alumno de la carrera de Ingeniería Comercial, Álvaro Araneda Flores.




UBB aporta modelos de gestión de innovación y negocios a microempresas rurales femeninas


En el marco del 2º Seminario Internacional de Desarrollo Local Sostenible: Experiencias desde el microemprendimiento femenino rural, se realizó el cierre del Proyecto MEFE Rural, “Modelo de gestión participativa de innovación y negocios para microempresas rurales femeninas, región del Biobío”. La actividad fue convocada por el Departamento de Ciencias Sociales de la UBB, el Comité de Desarrollo Productivo de la Región del Biobío, junto con la colaboración de INDAP y Sernameg.

La prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, destacó que los conceptos como el desarrollo local sostenible y el microemprendimiento femenino, son preocupaciones constantes de la Universidad, que a través de académicos y estudiantes, emprenden diversas investigaciones, proyectos académicos, de extensión o de vinculación con el medio, donde se abordan estas realidades con el propósito de comprender mejor las dinámicas que encierran; o bien, buscan generar conocimiento nuevo que puede ser útil para las instituciones públicas o privadas que lo requieran, o aportar herramientas concretas a través de capacitaciones.

La directora del proyecto MEFE Rural “Modelo de gestión participativo de innovación y negocios para microempresas rurales femeninas”, académica María Julia Fawaz Yissi, explicó que a través de la iniciativa se pretendió levantar una propuesta de fortalecimiento del microemprendimiento femenino en sectores rurales de la región del Biobío, centrado particularmente en Ñuble.

Fue así como se diseñó e implementó una serie de modelos de gestión basados en un enfoque participativo de innovación y negocios, considerando microempresas individuales y asociativas de los rubros agropecuario, patrimonio cultural y turístico, y de emprendimientos innovadores en el medio rural.

“A través del proyecto se desarrollaron 12 modelos de negocios de microemprendimientos femeninos; se implementó un programa de capacitación para 22 microempresarias rurales, a las que se acompañó en una gira tecnológica y se apoyó la presentación de sus proyectos de negocios a concursos de Sercotec. Esto, con el propósito de mejorar la competitividad y fortalecer la sostenibilidad del microemprendimiento encabezado por mujeres rurales, que deben resolver los desafíos del sector microempresas en general y del trabajo femenino en particular”, describió la académica Fawaz Yissi.

El seminario internacional consideró la ponencia “Innovación y microemprendimientos femeninos rurales desde el diseño” a cargo de la académica de la Universidad de Misiones, Argentina, Dra. María Sánchez.

Durante su alocución la Dra. Sánchez manifestó que el diseño es una herramienta estratégica para el desarrollo de las personas y de las comunidades. Esta situación no siempre es percibida, posiblemente debido a los modelos positivistas que se encuentran en la base de la formación disciplinar, más orientados a la funcionalidad.

Para la académica trasandina, la dimensión estratégica se relaciona con la visión del diseño previo al proyecto propiamente tal, etapa que identifica como metaproyectual.

“Hay diseñadores inclinados a resolver la forma de los productos tangibles y otros dispuestos a considerar no solo los productos tangibles sino también los intangibles. Cuando el diseñador aborda el concepto de lo intangible en el diseño, se abre a procesos de reflexión sobre la detección de oportunidades en la realidad”, explicó la Dra. Sánchez.

La Dra. María Sánchez aseveró que el diseño es importante en cuanto contribuye al desarrollo de las personas y de las comunidades. “Lo que me ha incentivado a lo largo de la vida es el diseño para la innovación social, es decir, cómo podemos ayudar a las personas a que sus potencialidades florezcan de manera más útil, no solo desde lo económico sino desde la dignidad. Eso es lo que realmente cambia la sociedad, cuando uno descubre la propia dignidad como agricultor familiar, por ejemplo; como diseñador al servicio de la sociedad o como dice el Papa Francisco, desde una perspectiva de ecología integral, porque el ambiente es importante en tanto y en cuanto favorezca a la persona, las personas, las comunidades”, detalló la académica.

Por su parte, la académica de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, Dra. Paula Soto, expuso sobre “Género y emprendimiento rural”, donde dio cuenta del Proyecto Fondecyt 1140579 que desarrolló junto a la académica Julia Fawaz Yissi.

A través de su ponencia analizó las trayectorias vitales, laborales y espaciales que despliegan mujeres rurales organizadas en microempresas, dando cuenta de tensiones y paradojas que se dan en tres procesos que se entrecruzan para configurar la experiencia espacial de mujeres microempresarias en la región de Ñuble en la región del Biobío: habitar, trabajar, moverse.

“Hemos enfatizado en la necesidad de poner énfasis en las tensiones y contradicciones que se dan en los modos de vida ante la decisión de emprender. La opción emprendedora representa una vía para la subsistencia y sostenibilidad personal y familiar para una proporción cada vez más amplia de mujeres, en particular en los sectores rurales. La microempresa permite ese acceso, aún en condiciones desventajosas en relación a la edad, presencia de hijos en el hogar, educación, medios de comunicación, la religión, encuadres institucionales. Por lo tanto hay un desafío pendiente para las políticas públicas o agencias que apoyan los micro emprendimientos y que se refiere a la permanencia de las intervenciones en este aspecto”, reflexionó.

En la ocasión, las microempresarias de la comuna de Pinto, Marta Sepúlveda y Morelia Lavado, compartieron algunas de sus experiencias como mujeres emprendedoras, a la vez que valoraron las capacitaciones a las que accedieron a través del proyecto MEFE Rural, en ámbitos como el marketing, gestión de negocios, uso de redes sociales, entre otros aspectos.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Mario Ramos Maldonado, valoró el trabajo desarrollado por la académica Julia Fawaz Yissi y su equipo, a la vez que relevó la necesidad de que los académicos e investigadores, así como las instituciones públicas deben acompañar y asistir a quienes se motivan por emprender y buscan opciones de capacitación.

“La profesora Fawaz y todo su equipo han trabajado durante años junto al mundo rural, al trabajo, tratando de aportar y aprender, porque nosotros, la Universidad, también aprende al interactuar con los actores sociales, en este caso con las mujeres emprendedoras. Tengan la certeza que seguiremos contribuyendo desde la Universidad en lo que podamos hacer”, precisó Ramos Maldonado.

El profesional de la Unidad de Gestión Estratégica de la Dirección Regional de INDAP, Rodolfo Torres, también destacó la importancia del trabajo y la información levantada por el equipo de investigadores de la Universidad del Bío-Bío, el cual se convierte en un insumo imprescindible que puede ser replicado en otras experiencias de INDAP.