Académico UBB participó en Festival ciudadano COP25 en la Región de Ñuble

El director de la Escuela de Ingeniería en Recursos Naturales, Dr. Boris Rebolledo Gajardo, fue invitado a integrar el panel “El cambio climático en mi región”, donde se abordaron temáticas relacionadas con la educación ambiental, economía circular y el papel de las energías renovables en la región de Ñuble.

La Serena y Chillán vivenciaron el último fin de semana el Festival Ciudadano COP25, espacio que busca concientizar y preparar a la ciudadanía respecto de los desafíos que Chile y Ñuble deberán asumir a partir de los acuerdos que se adopten en la XXV Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU, a realizarse entre el 2 y 13 de diciembre próximos en la comuna de Cerrillos, Región Metropolitana.

El académico del Departamento de Ciencias Básicas de la Facultad de Ciencias, Dr. Boris Rebolledo, explicó que “las Energías Renovables han venido para quedarse, ya que actualmente representan el 20% de nuestra matriz energética a nivel nacional. En el caso de Ñuble, el futuro potencial económico del sector agroindustrial permitirá la valorización de residuos a partir de biogás y aprovechamiento de enmiendas agrícolas”, precisó el investigador.

El Dr. Rebolledo Gajardo expresó que en este marco las egresadas y egresados de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales de la UBB deberán insertarse en un mundo laboral cada vez más consciente de la necesidad de implementar modelos de desarrollo sustentable. “Esto no solo implica una protección sobre el medio ambiente, sino que nos centramos en la utilización de recursos naturales para la producción de bienes y servicios que necesitamos como sociedad, pero siempre con el norte en el uso racional de ellos y minimizando el daño a nuestros ecosistemas.  En este sentido, las asignaturas Economía de los recursos naturales, Legislación ambiental, Análisis de Ciclo de Vida (ACV), Energías Alternativas, entre otras, proporcionan los conocimientos para que puedan ser un aporte a nuestro país en la gestión sustentable de nuestros recursos”, aseveró.

El programa del festival en Chillán consideró talleres de compostaje, paneles de charlas de educación ambiental, ciencia, stand de emprendedores, actividades preparadas para niñas y niños y música a cargo del Grupo Gepe y Los Jaivas, además de bandas locales. Todo ello organizado a través de COP25, la Intendencia Regional de Ñuble y la Seremi de Medio Ambiente.

La actividad fue encabezada por el gerente general de COP25 Cristian Varela, quien explicó que uno de los grandes objetivos, que medirá el éxito de lo que viene, apunta a concientizar a la comunidad sobre la necesidad de cambiar algunos hábitos. “La forma de lograr eso es acercarnos con un mensaje claro y concreto. Todos tenemos el poder de influir y aportar en la lucha contra el cambio climático”, indicó.

Los Festivales COP25 son una serie de eventos experienciales gratuitos que se desarrollan en las ciudades más importantes del país, con el objetivo de invitar a la ciudadanía a sentirse parte de este gran hito medio ambiental que tendrá a Chile como sede. El objetivo es sensibilizar, aprender y compartir vivencias para sumarse a estilos de vida más sostenibles, comprometidos con la Carbono Neutralidad 2050.




Seremi del Medio Ambiente certificó a estudiantes y egresados UBB como Monitores Ambientales Ciudadanos

La iniciativa piloto en universidades fue liderada por la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales que también sumó a estudiantes de Pedagogía en Ciencias Naturales y de Enfermería. La capacitación forma parte de las acciones contempladas en el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para las comunas de Chillán y Chillán Viejo.

El acto de entrega de certificados de Monitores Ambientales Ciudadanos se desarrolló en el Aula Magna del Campus Fernando May, y fue presidido por el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Fernando Toledo Montiel, junto con la participación del delegado del Ministerio del Medio Ambiente para la Región de Ñuble, Patricio Caamaño Viveros; la secretaria académica de la Facultad, Nelly Gómez Fuentealba; el jefe de carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, Dr. Boris Rebolledo Gajardo, académicas y académicos de la Facultad y estudiantes.

El decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Fernando Toledo Montiel, tuvo palabras de reconocimiento para los estudiantes de la UBB, así como para la delegación del Ministerio del Medio Ambiente y la jefatura de carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, quienes concertadamente lograron culminar con éxito el proceso de certificación.

En tanto, el jefe de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, Dr. Boris Rebolledo Gajardo, comentó que el curso se gestó a partir del acercamiento entre la carrera y la Seremi de Medio Ambiente de la Región del Biobío, lo que ha llevado a trabajar en la eventual suscripción de un convenio específico de colaboración.

“Requerimos que nuestros estudiantes tengan ciertos conocimientos específicos y actualizados sobre normas ambientales, sobre los planes de descontaminación atmosférica como el de Chillán y Chillán Viejo, y también debido a la inquietud y necesidad que tiene la Seremi de Medio Ambiente de materializar acciones en el marco de los planes de prevención y descontaminación atmosférica, donde se considera la vinculación con el medio y la formación de monitores ambientales ciudadanos”, ilustró el jefe de carrera.

El Dr. Rebolledo Gajardo recordó que el año 2012 Chillán y Chillán Viejo fueron declaradas zonas saturadas de material particulado PM 10 y PM 2,5 en su fracción más fina, considerando sus concentraciones medias diarias, y debido a ello se origina el plan de prevención el año 2016. “Es por esta situación que surge la obligación de establecer planes de prevención y descontaminación atmosférica. En particular, en el caso de Chillán, los episodios más críticos se presentan en invierno y en otoño básicamente por el mayoritario uso de la leña como fuente de energía para calefacción”, aseveró.

El Dr. Boris Rebolledo detalló que el plan de prevención y descontaminación atmosférica de ambas comunas se estructura sobre dos ejes fundamentales: el reacondicionamiento térmico de las viviendas para un menor consumo energético, y el reemplazo de calefactores contaminantes, como las estufas a leña, por sistemas más eficientes y menos contaminantes, según precisó.

Durante el acto de entrega de certificados de Monitores Ambientales Ciudadanos, el delegado del Ministerio del Medio Ambiente para la Región de Ñuble, Patricio Caamaño Viveros, valoró el compromiso y la disposición de la Universidad del Bío-Bío a través de la Facultad de Ciencias y de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, por sumarse a la tarea de sensibilizar y concientizar a la comunidad en estas materias que finalmente tributan a una mejor calidad de vida.

“En pocos días más, la Región de Ñuble más que un proyecto se convertirá en una realidad. Eso implica que los desafíos que vienen en adelante son más grandes y desafiantes (…) La formación de monitores ambientales en nuestra propia comunidad es fundamental, ya que el programa de prevención y descontaminación atmosférica no sólo implica el recambio de calefactores por parte del Ministerio de Medio Ambiente; promover el uso de leña seca por parte del Ministerio de Energía; o propiciar la construcción de viviendas más eficientes desde el punto de vista del consumo energético desde la perspectiva del MINVU. La idea es contribuir a generar una nueva conciencia de respeto desde el punto de vista ambiental”, aseveró.

El delegado Patricio Caamaño enfatizó en la importancia de contar con el compromiso de los nuevos Monitores Ambientales Ciudadanos de la UBB, así como con el afán y disposición de la Universidad por entablar lazos duraderos con la Seremi de Medio Ambiente. “La nueva región tendrá la posibilidad de modificar aquello que se puede cambiar, actualizar los planes y programas y estimo realmente que sumar la variable de educar a la comunidad, hará que sea un programa mucho más integral y exitoso, porque no sólo trabajaremos para contar con una  mejor calidad del aire, sino también para lograr una mejor calidad de vida”, reflexionó.

A su vez, la estudiante María Javiera Figueroa Fuentes, destacó que a través del curso pudo conocer más sobre la institucionalidad medioambiental. “Los profesionales de la Seremi de Medio Ambiente nos instruyeron sobre material particulado y el daño que produce a las personas. También visitamos y pudimos conocer cómo funciona una estación de monitoreo, e incluso concurrimos a las obras de construcción de una nueva villa, donde se nos mostró en la práctica algunas de las nuevas formas de construcción para aislar térmicamente a las viviendas”, aseveró.

“Fue una valiosa experiencia. Comprendimos que se trata de un tema interdisciplinario porque si bien la contaminación se vincula primeramente con el área de salud, también hay aspectos medioambientales de por medio y no se puede concebir políticas públicas sin considerar todos los puntos de vista necesarios. Agradezco la oportunidad de participar, creo que hacen falta más cursos como este, porque nos hemos dado cuenta que gran parte del problema medioambiental pasa por la falta de información”, reflexionó María Javiera Figueroa.




Pedagogía en Ciencias Naturales celebró la semana del medio ambiente con actividades en Colegio Concepción de Chillán

Despertar la curiosidad y el interés por la ciencia desde la niñez, es uno de los objetivos propuestos por ambos establecimientos educativos.

Con el propósito de incentivar desde temprana edad el interés por la ciencia, en el marco de la semana mundial del medio ambiente, la carrera de Pedagogía en Ciencias Naturales de la UBB visitó a los jóvenes de primero hasta cuarto medio del Colegio Concepción de Chillán.IMG_5483

La participación de docentes y Universitarios de nuestra casa de estudios superiores, consistió en realizar intervenciones científicas en una actividad denominada “La ciencia en tu aula” en la que profesores de ciencias de la UBB motivaron a los escolares con el fin de fomentar en ellos la indagación científica.

Paulina González, profesora de Biología y Ciencias Naturales y jefa de la Unidad Técnico Pedagógica de Enseñanza Media del Colegio Concepción de Chillán, precisó que “preparamos distintas actividades desde pre básica hasta cuarto medio, con el fin de promover la divulgación y la curiosidad científica en los niños, sobre todo en los más pequeños. Entre otras iniciativas, nos visitó la muestra itinerante el Museo de Ciencias Naturales de la Biblioteca Municipal, Volodia Teitelboim. En ese marco, también pedimos la colaboración a la Escuela de Pedagogía en Ciencias Naturales y a profesores de distintas áreas de las ciencias de la Universidad del Bío-Bío, para que compartieran durante quince minutos sus experimentos en los cursos de enseñanza media principalmente”.IMG_5489

La colección del Museo, cuenta con distintas variedades de insectos, moluscos, entre otras especies del reino animal, además de minerales, lo que resultó ser atractivo para los escolares que comienzan a despertar su curiosidad por la naturaleza y las actividades científicas. Por ello, la Dra. Palma, directora de la Escuela de Pedagogía en Ciencias Naturales de la Facultad de Educación y Humanidades, no dudó en acudir al llamado de la entidad educativa.

“Tenemos un convenio con el Colegio Concepción, en el que están involucradas todas las pedagogías. Específicamente, nosotros como Ciencias Naturales, trabajamos con el área de ciencias del establecimiento. La idea es mantener la vinculación con el medio y que, por un lado, podamos apoyar a los colegios en actividades de extensión y por otro, nuestros estudiantes puedan hacer sus prácticas profesionales. Esa es la reciprocidad entre ambas instituciones”, compartió la profesional de la UBB.IMG_5497

De este modo, se pretende continuar con el desarrollo de actividades, tanto teóricas como prácticas, que apunten a despertar en los menores el interés por el mundo científico.

 

 

 

 

 

IMG_5507 IMG_5506 IMG_5505 IMG_5504 IMG_5499