Estudiantes UBB destacan Diplomados de Emprendimiento y Liderazgo, y Habilidades Sociales e Inserción Laboral

Durante la ceremonia de titulación se hizo entrega de los respectivos diplomas a 77 estudiantes y egresados de diversas carreras de la sede Chillán de la UBB.

El acto, realizado en la Sala Schäfer, fue presidido por la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, junto con el jefe de la Unidad de Formación Integral, Jaime Pacheco Carrillo; la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, Carmen Mena Bastías; la directora (s) de la Escuela de Fonoaudiología, Yuri Vega Rodríguez, familiares y compañeros de los recién diplomados.

En la oportunidad se recordó que la Unidad de Formación Integral se origina el año 2009 bajo la dependencia de la Dirección de Docencia. Su función consiste en coordinar e implementar la formación integral en la Universidad del Bío-Bío, de acuerdo con los lineamientos del Modelo Educativo UBB, donde se declara al estudiante como centro del quehacer docente, y se propicia el desarrollo de competencias genéricas en la formación profesional. En síntesis, su visión es “Formar personas con una sólida preparación humanista y profesional”.

Al iniciar el acto, el jefe de la UFI, académico Jaime Pacheco Carrillo, destacó que la Universidad del Bío-Bío, en su rol de universidad estatal y pública se encuentra presente en las regiones de Biobío y de Ñuble con el propósito de contribuir al desarrollo de esos territorios y del país en general.

En ese contexto se estructuró el Modelo Educativo que definió al estudiante como centro del proceso de enseñanza aprendizaje. “Este modelo definió tres ejes fundamentales que son compromiso, diversidad y excelencia. Junto con ello identificamos cinco competencias o capacidades que nuestros estudiantes deben lograr: Disposición para el aprendizaje, Responsabilidad social, Trabajo colaborativo, Capacidad emprendedora y liderazgo y Capacidad para comunicarse. De esta manera, la Unidad de Formación Integral tiene por misión instalar la oferta de asignaturas con el sello de Formación Integral, así como programas de diplomados bajo la idea de aportar una formación integral, valórica y humanista”, especificó el académico Pacheco Carrilo.

El jefe de la UFI Jaime Pacheco destacó igualmente que los diplomados poseen características especiales como el hecho de ser interdisciplinarios al reunir a estudiantes de diversas carreras de la Universidad, quienes poseen diversos enfoques, visiones y formación disciplinar, lo que supone una fortaleza que enriquece los procesos de formación.

Asimismo, los diplomados implican el desarrollo de metodologías activas de aprendizaje, donde los propios alumnos “aprenden haciendo” según consignó el profesor Jaime Pacheco.

Otro elemento distintivo, según expresó el jefe de la UFI, es la alta demanda, asistencia y puntualidad que manifiestan cada año los estudiantes que cursan los diplomados. Esto demuestra la motivación los jóvenes y lo adecuado de las metodologías de enseñanza seleccionadas.

Durante la ceremonia se hizo entrega de los respectivos diplomas a 77 estudiantes y egresados de diversas carreras de la UBB.

En representación de los egresados del Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, el trabajador social Maximiliano Duque Jiménez, dio cuenta de la experiencia vivida.

“La posibilidad de crear cambios mediante el emprendimiento debe ser guiada por un principio que aspire a ser vicario para todos quienes nos aventuramos en tal labor. Nuestro rol social siempre debe ir de la mano con el ideal de producir un cambio que beneficie a todas y todos, y no solo a un grupo reducido de personas que detenten el poder, porque tenemos la capacidad de llevar el cambio a los grupos menos favorecidos del tejido social, de la misma manera que Prometeo les dio el fuego a los humanos. Emprendemos entonces este camino para cambiar el destino de todos y todas, pues seremos los artífices de las transformaciones de segundo orden que podemos efectuar en el sistema mediante el emprendimiento”, reflexionó.

En tanto, la trabajadora social Blanca Calderón Sepúlveda, representó a los egresados del Diplomado de Habilidades Sociales e Inserción Laboral.

“Hoy se cierra un proceso importante, significativo, donde durante el recorrido de casi un año sostuvimos largas clases junto a los distintos docentes que nos acompañaron cada sábado con su disposición para el aprendizaje de nuestras habilidades sociales e inserción laboral. Pero no solo fue eso, también dentro de las distintas disciplinas formamos un gran grupo humano donde a través del tiempo se crearon y forjaron nuevas amistades (…) Vaya también un gran agradecimiento especial a nuestros familiares en general, quienes siguieron este proceso de cerca y a quienes nos dieron ánimos desde la distancia, donde nos entregaron apoyo con su comprensión, y asumieron algunas de nuestras responsabilidades mientras estuvimos realizando nuestro diplomado”, expresó.

La ceremonia contó con la participación de la Orquesta de Cámara Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío de la sede Chillán.




Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, y Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral inician 7ª versión

La Unidad de Formación Integral dio inicio a la séptima versión de los programas de Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, y Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral, en la sede Chillán. En esta oportunidad se registró un total de 140 postulantes para los 90 cupos dispuestos entre ambos programas que se imparten en forma gratuita, según indicó la profesional de la UFI, Andrea Pradenas Fernández, también coordinadora del Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral. 

“Cada año confirmamos un gran interés por parte de los estudiantes de la UBB por ingresar a los diplomados de la Unidad de Formación Integral. Se trata de jóvenes de prácticamente todas las carreras de la sede, quienes buscan complementar la formación disciplinar propia de cada carrera, con el desarrollo de competencias genéricas. En esta línea, el Diplomado de Habilidades Sociales e Inserción Laboral se asocia a la competencia genérica “Capacidad para comunicarse”, en tanto que el Diplomado de Emprendimiento y Liderazgo, se vincula con la competencia genérica “Capacidad emprendedora y liderazgo” de nuestro Modelo Educativo”, explicó la profesional.

De este modo, entre marzo y noviembre, los estudiantes se congregan cada mañana de sábado, entre las 9.00 y las 14.00 horas, en dependencias del Campus Fernando May, donde acceden a clases con metodologías activas que buscan potenciar las habilidades latentes en cada uno de ellos. “Estamos muy conscientes que los alumnos ya han realizado un esfuerzo importante durante la semana, por eso es que se privilegia el que las clases sean muy dinámicas, y con metodologías diferentes a una clase netamente expositiva. Ciertamente, las exigencias son igualmente rigurosas porque la idea es brindar un programa de diplomado con un alto estándar de calidad”, aseveró Andrea Pradenas.

En el caso del Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, las clases comenzaron con el módulo de Marketing Personal que imparten los docentes Ninón Jegó Araya y Norman Ahumada Gallardo, mientras que el Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral, dio el vamos con el módulo Habilidades Personales, Taller de Autoconocimiento, a cargo del docente Rodrigo Fuentes Castillo.

La profesional de la UFI, Andrea Pradenas, precisó que debido al alto interés de los jóvenes por ingresar a los programas, el proceso de selección resulta fundamental, pues así es posible elegir a quienes evidencien un genuino interés y compromiso.

“Las entrevistas son fundamentales porque se busca generar un sólido compromiso por parte de los postulantes. De hecho, se exige un 85% de asistencia en cada módulo para poder aprobarlo, y también puntualidad en la hora de llegada. Es por eso que en las fases previas entregamos información detallada sobre los módulos y los académicos, para que los estudiantes sepan a ciencia cierta de qué se tratan los diplomados, y qué conocimientos y habilidades se busca potenciar. De este modo queremos evitar deserciones porque cuando un alumno desiste ya no es posible sumar a otro. La Universidad realiza un importante esfuerzo por ofrecer estos diplomados, y la idea es aprovechar al máximo esta oportunidad”, aseveró Andrea Pradenas.

La coordinadora del Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, Marisela Fonseca Fuentes, destacó el gran entusiasmo de los jóvenes al iniciar los módulos. Asimismo, comentó que resulta llamativa la diversidad de carreras de las que proceden los estudiantes.

“Registramos jóvenes de todas las carreras de la sede. Ellos demuestran gran interés, pero además están muy conscientes de lo necesario y útil que resulta el desarrollar habilidades en temas de emprendimiento, liderazgo, autoconocimiento, entre otros aspectos que generalmente se definen como “habilidades blandas”. Saben muy bien que poseen los conocimientos de su disciplina, pero también reconocen la necesidad de trabajar estas otras habilidades que son muy necesarias en el mundo de hoy”, manifestó la profesional Marisela Fonseca.

El estudiante de quinto año de Ingeniería Comercial, Matías Navarro Cortés, ingresó al Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, porque asegura que son temas preponderantes en su carrera, de manera que el diplomado asoma como una oportunidad de especialización.

“En el futuro deberé trabajar con personas, y deberé ser un buen líder para poder dirigirlas, por eso me interesa trabajar aspectos del liderazgo. Mi principal expectativa es poder obtener conocimientos y habilidades para fortalecer mi capacidad de emprendimiento y ciertamente el liderazgo. Tengo muchas ideas sobre lo que me gustaría hacer en el futuro, y también poseo una base de conocimientos sólida en mi disciplina. Tengo nociones sobre emprendimiento porque lo vimos en una asignatura con el académico Juan Carlos Yévenes, y también sobre formulación y evaluación de proyectos con el académico Luis Améstica. Creo que el diplomado reforzará mi formación”, aseveró Matías Navarro.

A su vez, Katherine Bello Guíñez, estudiante de cuarto año de Psicología, fue seleccionada por el Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral. La alumna reconoce que la formación disciplinar de su carrera es la adecuada, pero también es consciente que en general, los jóvenes de su edad requieren de orientación para el desarrollo de otras capacidades y habilidades, sobre todo cuando se aproximan a ingresar al mundo laboral.

“En el ejercicio de mi profesión es fundamental poseer habilidades sociales, así es que espero facilitar mi capacidad de expresión con los demás; ser más asertiva y extrovertida para generar un ambiente adecuado y una óptima comunicación. Optar por este diplomado también es una suerte de especialización”, manifestó.

Katherine Bello se mostró conforme con el estilo de la primera clase, que calificó como dinámica y entretenida, y espera en las próximas sesiones conocer más sobre sus nuevos compañeros, que provienen de distintas carreras, lo que también hace atractivo dicho programa.

En la sede Concepción, la Unidad de Formación Integral aún se encuentra en la fase de postulaciones, y se espera que las clases comiencen en abril próximo.




UBB vivenció titulación de Diplomados de Emprendimiento y Liderazgo, y Habilidades Sociales e Inserción Laboral

Durante la ceremonia, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y presidida por el prorrector (s) Dr. Aldo Ballerini Arroyo, se hizo entrega de los respectivos diplomas a 89 estudiantes y egresados de diversas carreras de la UBB. El jefe de la Unidad de Formación Integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo, valoró el esfuerzo de los jóvenes así como el compromiso de las familias que confiaron a la UBB la formación de sus hijos.

Un nuevo grupo de estudiantes y egresados de distintas carreras de la Universidad del Bío-Bío recibieron sus diplomas en el marco de la ceremonia de titulación de los Diplomados de Emprendimiento y Liderazgo, y Habilidades Sociales e Inserción Laboral brindados por la Universidad a través de la Unidad de Formación Integral.

La ceremonia, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, fue presidida por el prorrector (s) de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Aldo Ballerini Arroyo, junto a la presencia del jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán Dr. Álvaro González Concha; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Dra. Ana Gajardo Rodríguez; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el jefe de la Unidad de Formación Integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo, académicos y familiares de los jóvenes que recibieron su diploma.

El jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Dr. Álvaro González Concha, expresó que la oferta de estos diplomados se enmarca en la propuesta del Modelo Educativo UBB que busca aportar profesionales de excelencia, a la vez que ciudadanos comprometidos con el desarrollo de la sociedad.

“Nos sentimos orgullosos de lo que ustedes han hecho. Como Universidad estatal y pública, tenemos claridad de conciencia respecto de que no solo formamos un profesional especialista; nosotros formamos ciudadanos, personas que serán un aporte a nuestra nación y sociedad. Por eso la Universidad se ha empeñado en su Modelo Educativo en considerar competencias genéricas que todo profesional egresado y titulado en la UBB posee. Pero ninguna de estas competencias se logra sin el compromiso de nuestros estudiantes”, valoró.

El Dr. González Concha destacó que pese a sobrellevar toda una semana de estudio y trabajo, los jóvenes que alcanzaron su diploma, igualmente se daban fuerzas para continuar cada sábado enriqueciendo su formación. “Los días sábado, cuando nuestros estudiantes han tenido toda una semana de actividades académicas, de compromisos y clases, lo destinaron durante varios meses a seguir formándose, porque tenemos estudiantes que tienen claro que el compromiso que tenemos nosotros como personas y profesionales, está por sobre un fin de semana más o menos de descanso”, ilustró el Dr. Álvaro González.

En representación de los egresados del Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, la actual enfermera Nataly Arriagada Garrido, dio cuenta de la experiencia vivida.

“Quiero agradecer a la Universidad del Bío-Bío, que por medio de la Unidad de Formación Integral, nos otorgó la oportunidad de realizar este programa de estudios. El éxito es donde la preparación y la oportunidad se encuentran. Porque dentro de muchos postulantes, fuimos seleccionados a embarcarnos en un desafío, con el objeto de potenciar nuestras competencias y adquirir herramientas para nuestra futura inserción laboral”, aseguró.

Del mismo modo, Nataly Arriagada destacó la posibilidad de conocer a personas con variados intereses, lo que también supone un aporte al proceso formativo. “Me encontré con jóvenes de múltiples carreras, con ideales de pensamientos completamente diferentes, científicos y humanistas bajo un mismo techo. El desafío cada vez fue más interesante por la diversidad de personalidades. Como dijo un poeta, de eso se trata, de coincidir con gente que te haga ver cosas que tú no ves, que te enseñen a mirar con otros ojos”, manifestó.

“Sé que nuestra propuesta de valor posee sólidos argumentos, conocimientos y actitudes que marcan la diferencia en este mundo competitivo, porque podemos crear puentes entre una realidad y otra, con ahínco, perseverancia y nuestro espíritu líder, podemos emprender el sueño que queramos aterrizar. Mi mensaje con cariño es que no se rindan, que la vida es eso, continuar el viaje y perseguir los sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo”, compartió Nataly Arriagada.

En tanto, el actual psicólogo Cristóbal Meza Olate, representó a los egresados del Diplomado de Habilidades Sociales e Inserción Laboral. Primeramente valoró la acogida brindada por los profesionales de la UFI, así como por los académicos que dictaron cada módulo, y recordó que al ingresar al diplomado, cada estudiante portaba distintas motivaciones y expectativas. En algunos latía el interés por conocer más sobre las relaciones humanas para mejorar la capacidad de vincularse con el resto, y en otros, el deseo por conocer sobre inserción laboral.

“Ahora que hemos finalizado nuestro Diplomado, he podido comprender que la mayor importancia en nuestro proceso de aprendizaje fue desarrollar la capacidad para trabajar de manera colaborativa, respetando y valorando nuestra diversidad. Por lo tanto, nuestra misión como jóvenes profesionales, es poder aportar al desarrollo de nuestra sociedad para transformarla, cultivando el amor, el respeto, y la justicia en nuestro quehacer disciplinario y en nuestra vida diaria… Porque de nada sirve tener una sociedad con más de 1 millón de jóvenes en educación superior, si nuestros conocimientos y nuestra ética van a estar al servicio de los intereses del mercado… Casos de corrupción e injusticias sociales aparecen todos los días como si fuera una norma dentro del sistema; desde el Congreso hasta las juntas de vecinos, desde las universidades, hasta las municipalidades… Por eso la importancia de preguntarnos sobre el sentido de nuestra sociedad y de nuestra vida…”, reflexionó Cristóbal Meza.

Al concluir la ceremonia, el jefe de la Unidad de Formación integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo, destacó los compromisos adquiridos por la UBB en el afán de aportar formación de alta calidad, propiciando el desarrollo de saberes que van más allá de la experiencia técnica, pues la tarea también se orienta a entregar una formación humana sólida e integral.

“La expresiones que hemos escuchado de sus compañeros, y que las han hecho en representación de todos ustedes, tienen el más alto valor, ya que nos entregan la opinión de las personas idóneas, quienes reciben el resultado de un esfuerzo institucional y donde se reafirma que nuestra universidad está sintonizando perfectamente con las inquietudes de nuestros estudiantes y las necesidades de la formación profesional”, comentó.

“Nuestros diplomados se caracterizan por el uso predominante de metodologías activas con alta participación de nuestros estudiantes. Tienen además las características de ser interdisciplinarios, donde ustedes han tenido la valiosa oportunidad de conocer, compartir y valorar los aportes de compañeros de otras carreras (…) Junto con el valor formativo, egresar de una carrera de pregrado con un diplomado en las manos, tienen también un valor curricular, esto quiere decir que ingresarán al mundo del trabajo con una certificación, en este caso un diplomado ya sea de emprendimiento y liderazgo o de habilidades sociales e inserción laboral, hecho que puede abrir puertas al momento de enfrentar una entrevista de trabajo”, manifestó el Dr. Pacheco Carrillo.

“Nuestros diplomados son evaluados en todas sus versiones como lo son también los docentes, es decir, nos esforzamos para que esta propuesta académica sea de calidad y sirva a los fines que nos hemos propuesto, es decir, contribuir con la formación integral de los profesionales que egresan de la UBB”, concluyó el jefe de la Unidad de Formación Integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo.

La ceremonia contó con la participación de la Orquesta de Cámara Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío dirigida por Pablo Barría González, y el Coro UBB dirigido por Raúl Rodríguez Escobar.




Estudiantes UBB cursaron talleres de Comunicación efectiva e Innovar para emprender de la Unidad de Formación Integral

Alrededor de 185 estudiantes de las sedes de Chillán y Concepción accedieron a los talleres brindados por la Unidad de Formación Integral (UFI), durante el primer semestre 2016. Durante el segundo semestre se pretende desarrollar dos nuevas líneas de talleres: “Trabajo en Equipo y Liderazgo” relacionada con la competencia genérica Trabajo Colaborativo y otra denominada “Responsabilidad Social con el Medio Ambiente”, relacionada con la competencia Responsabilidad Social.

Por Valentina Álvarez A. y Cristian Villa R.

Junto con la realización de los valorados diplomados “Emprendimiento y Liderazgo”, y “Habilidades Sociales e Inserción Laboral”, la UFI también ofrece a los estudiantes la Línea de Talleres asociados a una de las cinco competencias genéricas declaradas en el Modelo Educativo UBB. Cada semestre se desarrollan dos línea de talleres en cada sede, correspondiendo este primer semestre 2016 las líneas Innovar para emprender y Comunicación Efectiva.

De este modo, los talleres se implementan con el propósito de contribuir al fortalecimiento del Modelo Educativo UBB, que tiene como centro al estudiante, según expresó el jefe de la UFI, Dr. Jaime Pacheco Carrillo. “Sabemos que un profesional necesita tener un sólido dominio de su disciplina, pero al mismo tiempo, debe ser una persona versátil, creativa, adaptada para trabajar con diversos grupos humanos y organizaciones, resolver problemas, comunicarse asertivamente y asumir con responsabilidad social los desafíos que la vida y el ejercicio que la profesión demanda. Por estas razones, la formación integral es fundamental en un profesional del siglo XXI, ya que facilita el desarrollo armónico de nuestras potencialidades y permite mayor adaptación a los cambios, así como también a utilizar los conocimientos en forma pertinente a las características de los contextos profesionales”, describió.

La línea de talleres Innovar para emprender, se vincula con la competencia genérica del Modelo Educativo signada como Capacidad emprendedora y liderazgo. Es así como se realizaron los talleres Ser emprendedor: Sus desafíos y oportunidades; Herramientas para la creación y gestión del nuevo valor; Herramientas para conocer a nuestros clientes; y Claves para obtener financiamiento, todos impartidos por el docente Víctor Díaz López.

Asimismo, se implementó la línea de talleres Comunicación efectiva, que tributa en la competencia genérica denominada Capacidad para comunicarse. En ella se dictó los talleres de Técnicas de expresión oral; Técnicas de expresión escrita; Impostación de la voz; y Destrezas para hablar en público, dictados por los docentes María Medina Alvear, Mauricio Alfaro Calfullán y Alex Díaz Pierce.

En ambos casos, los alumnos que aprueben todos los talleres que componen una misma competencia genérica (Capacidad emprendedora y liderazgo, y Capacidad para comunicarse), tienen la oportunidad de inscribir dichos talleres como una asignatura de Formación Integral, reconociéndose la carga académica en su malla. Igualmente, los estudiantes reciben un diploma de participación en los talleres, que pueden adjuntar a su curriculum vitae.

El segundo semestre 2016, la Unidad de Formación Integral pretende desarrollar dos nuevas líneas de talleres, una de “Trabajo en Equipo y Liderazgo” relacionada con la Competencia Genérica Trabajo Colaborativo y otra denominada “Responsabilidad Social con el Medio Ambiente” relacionada con la competencia Responsabilidad Social.

La voz de los estudiantes

La alumna de la carrera de Nutrición y Dietética, Natalia Abello León, cursó la línea de talleres de Comunicación Efectiva, y destacó la utilidad de las herramientas adquiridas.

“Entre mis recuerdos están las clases de Ortografía y Técnicas de expresión oral con la profesora  María Joanna Medina, quien de una manera muy particular realizó cada una de sus clases, incorporando a ellas elementos visuales, materiales didácticos y guías de estudio aportándonos una lección de vocabulario y ortografía que en la actualidad algunos jóvenes desconocen. Luego vino el taller de Impostación de la voz con el profesor Mauricio Alfaro, con quien realizamos una dinámica muy particular, la cual consideraba una actividad recreativa que buscaba llevarnos a practicar el tono, timbre e intensidad de la voz. Y por último, la clase con el profesor Alex Díaz, el taller de Oratoria-Hablar en público, quien nos hizo atrevernos a hablar en público utilizando la comunicación verbal y la no verbal”, destacó Natalia Abello.

La estudiante de Nutrición y Dietética, junto con resaltar la utilidad de los talleres, estimó que estos se dictan en un periodo demasiado breve, lo que lleva a sintetizar algunos contenidos. “Quizás en el futuro sea posible extender el tiempo de duración de cada taller, pues así podríamos lograr mayores conocimientos, y además se podrían hacer más actividades prácticas. En lo personal y pensando en mi futura profesión, estimo que estos talleres me han dejado muchos conocimientos que no poseía. No basta con ser especialista en el área de Nutrición y Dietética, sino que debo ser una profesional integral con aptitudes y conocimiento del lenguaje, el que los jóvenes no utilizamos de buena manera”, valoró Natalia Abello.

Por su parte, el estudiante de quinto año de Ingeniería Civil Industrial, César Cid, cursó el taller Innovar para emprender en la sede Concepción. Al finalizar el curso, destacó el aporte en la formación integral de los profesionales. Sin embargo, manifestó su interés en extender la duración del taller, con el fin de profundizar en los conocimientos entregados. “Fue demasiado breve, pero un buen aporte, pues aprendí cómo ser un emprendedor, lo que se complementa con los conocimientos que entrega mi carrera, principalmente, en el  desarrollo de emprendimiento”, afirmó.

Igualmente, el alumno tesista de Ingeniería Estadística, Rodrigo Aguilera, quien participó en el taller Comunicación efectiva, en la sede Concepción, indicó que en carreras como la suya se requiere aumentar las horas del taller para reforzar las competencias en esta área. “Me hubiese gustado contar con el doble de clases en el taller, pues siento que se privilegió el aprendizaje teórico y faltó llevar esos conocimientos a la práctica. Fue un buen taller, pero la comunicación, la expresión oral y los debates o discusión de temas deberían estar más presentes en las mallas curriculares y cursos electivos de nuestra Universidad”, expresó.

Si bien los talleres se alejaban bastante de mis intereses académicos, me llamo la atención el poder pensar en otras alternativas en las que me puedo desarrollas como persona, de esta manera

A su vez, la estudiante de la carrera de Psicología, Anai Vallejos, destacó que los talleres no solo entregan herramientas para la realización de proyectos de innovación y emprendimiento, sino que además abre opciones al desempeño profesional independiente.

“Aprender sobre los mecanismos de postulación, cómo presentar un proyecto de innovación, y cuáles son los entes que financian proyectos, permite que como estudiantes no solo aprendamos sino que imaginemos y creemos nuevos artefactos, servicios, y un sin fin de cosas que pueden beneficiar a la sociedad, y lograr un trabajo independiente. En relación a las sugerencias, si bien el curso fue bastante bueno, la duración y la metodología del profesor, así como el tipo de problemas que debíamos solucionar con nuevas ideas, se alejaban un poco de los intereses personales, lo que en un principio complicaba la motivación”, describió la estudiante.




Estudiantes UBB valoran oportunidades que brindan Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo y Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral

Transcurrido un mes del inicio de clases del Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, y del Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral en la sede Chillán, impartidos a través de la Unidad de Formación Integral, los estudiantes que accedieron a dichos programas no dudan en reconocer que se trató de un acierto el haber tomado dichas opciones.

Y aunque las clases de los diplomados se realizan los días sábado, de 9.00 a 15.00 horas, con el fin de no interferir con las actividades académicas regulares, los jóvenes que concurren lo hacen con la certeza de que los beneficios serán muy superiores al sacrificio que pueda representar prolongar medio día sábado a sus jornadas de estudio.

La estudiante de 5° año de Trabajo Social, Daniela Correa Vera, cursa el programa de Habilidades Sociales e Inserción Laboral y reconoce que se enteró de esta posibilidad a través de compañeros de carrera que lo vivenciaron el año 2015, y que siempre le hablaron muy bien del diplomado y de lo pertinente y necesario que resultó ser para complementar su formación disciplinar.

“Escogí el diplomado, en primer lugar porque vi la malla o temáticas que abordaba, y la verdad siento que existen diversas áreas en las cuales debo mejorar o reforzarlas, tanto para mi vida personal, como profesional, pues por mi carrera debo estar en constante interacción con las personas, ya que debo intervenir en sus vidas y sus familias, y debo saber llegar a ellas para realizar cambios significativos y mejoras dentro del núcleo familiar. En segundo lugar, las referencias que tuve de personas que cursaron el diplomado fueron las mejores, las cuales me motivaron más aun para cursar el diplomado. Y en tercer lugar porque el hecho de haber cursado un diplomado sobre habilidades sociales e inserción laboral, me da un plus como profesional, en este mercado laboral que se encuentra tan peleado y reducido”, compartió la joven.

Pese a llevar un solo módulo, pues las clases comenzaron hace un mes, la experiencia ya es gratificante para Daniela Correa. “Hasta ahora llevamos un solo módulo, el cual realizó Marcos Cortés Luengo, quien abordó temáticas relacionadas con nosotros mismos; nos enseñó a tener un auto concepto sobre nosotros, a reconocer, sentir y controlar nuestras emociones. Las abordó de la manera más dinámica posible, le puso corazón y ganas a lo que estaba realizando, y eso se valora como estudiante, puesto que no todos los profesores y profesionales entregan conocimientos con la calidad de este profesor. Ojalá que los profesores que continúen, entreguen una educación de calidad. Hasta ahora estoy conforme con el diplomado”, expresó.

A su vez, el estudiante del último semestre de Ingeniería Civil en Informática, Cristóbal Dreau Peña, quien cursa el Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, comentó que al igual que en el caso de Daniela, supo de la oportunidad por referencias de compañeros que durante el año 2015 habían accedido a este programa. “Elegí el diplomado principalmente por la necesidad de ‘liderar’. En mi área de trabajo muchas veces trabajaré con gente, o quizás deberé liderar grupos de trabajo, así que esta experiencia es ideal para ello. Además, desde siempre he querido empezar alguna pequeña empresa, y en este diplomado sé que aprenderé sobre las oportunidades que se ofrecen en el país para surgir”, manifestó con convicción.

Hasta ahora, Cristóbal Dreau asevera que ha practicado sus habilidades blandas, así como ha tomado conciencia sobre diversas formas de aproximarse al primer trabajo y cómo enfrentarlo. “Sé que las actividades seguirán mejorando por lo que he visto”, aseguró el futuro profesional.

Por su parte, la estudiante de 5° año de Nutrición y Dietética, Soledad Navarrete Hernández, se enteró de la factibilidad de acceder al Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral a través de las publicaciones en redes sociales de la Unidad de Formación Integral, y de la propia Escuela de Nutrición y Dietética.

Ella reconoce que las habilidades sociales permiten entablar mejores relaciones entre las personas, y como futura nutricionista, el poder vincularse efectivamente con los usuarios, así como con los demás integrantes del equipo de salud, es un requisito imprescindible.

“Desde el inicio ha sido una experiencia enriquecedora, como estudiante de una carrera del área salud, en la cual no se profundizan temas que se han abordado en el diplomado. El autoconocimiento en las primeras clases permitió una mayor valoración personal, a través de la identificación de las fortalezas, y cómo enfrentarse a distintas dificultades con una mirada siempre optimista, entre otras cosas. En el módulo de habilidades sociales se logró una mejor relación con los demás miembros del curso, identificándose con algunos de ellos y sus historias de vida. Con todo, cada día sábado se logra aprender algo nuevo, que durante la semana en el internado en el Hospital Clínico Herminda Martín, es practicado y reforzado”, aseveró.

Son precisamente historias y testimonios como los expresados por los alumnos, los que reflejan lo pertinentes y necesarios que han resultado ser los diplomados dictados a través de la Unidad de Formación Integral.

La apuesta es clara: fortalecer el desarrollo de habilidades personales e interpersonales que favorezcan la inserción en el mundo laboral, así como el propiciar capacidades, actitudes y valores que fomenten el emprendimiento y liderazgo.




Bisnieto de samurái visitó la Universidad del Bío-Bío y compartió experiencia con alumnos

El maestro Yasushi Kuno, líder internacional de la organización Uechi Ryu Shubukai, entidad dedicada a la conservación del karate original y la cultura japonesa, completó su tercera visita al taller de Karate tradicional existente en la Universidad del Bío-Bío desde el año 2008.

La estadía se enmarcó en el proyecto del Ministerio de Educación de Fondo de Desarrollo Institucional denominado “Las artes marciales como herramienta para el desarrollo profesional de estudiantes universitarios”. La iniciativa tiene como objetivo difundir la práctica de las artes marciales como un aporte al desarrollo cultural, social y profesional de estudiantes universitarios.

Las actividades desarrolladas por el especialista en artes marciales dicen relación con clases prácticas diarias del conocimiento del kárate clásico, centrado en la defensa personal, auto superación y el manejo de la energía interna.

Realizó igualmente reuniones para analizar videos de la cultura japonesa y propiciar el debate entre los estudiantes universitarios.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Formación Integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo, asesor metodológico del proyecto y discípulo del maestro Kuno, señaló la importancia de contar con un maestro legítimo y de tan alto grado en la UBB, destacando que los estudiantes obtienen una experiencia significativa, al compartir y aprender con una autoridad de las artes marciales en su propia casa de estudios, situación que no es común. Junto con ello, destaca la importancia que el maestro habla perfecto el español en atención a que reside en Barcelona, lo que ha permitido a los estudiantes conversar fluidamente para despejar todas las dudas, sean de carácter técnico, histórico o filosófico.

La trascendencia de la práctica de un arte marcial tradicional otorga a los estudiantes universitarios enormes beneficios para su vida personal y profesional, ya que junto con el dominio psicomotor, fortalecen la autoestima y la capacidad de autosuperación, por medio de las técnicas corporales, de respiración y energización, señaló el académico Pacheco Carrillo.

El maestro Kuno comenzó su aprendizaje a los 7 años de edad con influencia de su padre, también maestro de Karate Uechi Ryu. Muy pronto bate todos los records en cuanto a la edad mínima requerida para la obtención de grados y titulaciones.

Actualmente posee el 8º dan y es shihan oficial (gran maestro) de la organización Uechi Ryu Shubukai de Japón. Su bisabuelo fue maestro de Ju-Jutsu y samurái; incluso un pueblo en Japón lleva su nombre.

Yasushi Kuno también es terapeuta energético, actividad que ejerce en su clínica de Barcelona. Es experto en informática y traductor de inglés, japonés y español. Dentro de la organización Internacional Shubukai, destaca por ser el Presidente y Director internacional de la asociación.

2016-01-08 19.14.57El taller de Karate tradicional existe en la Universidad del Bío-Bío desde el año 2008 y es el único grupo que el maestro Kuno asesora en América, donde se enseña este sistema para contribuir a la formación integral de sus alumnos.

En el mes de agosto el maestro Kuno visitará Japón con sus alumnos, para realizar un recorrido cultural y participar en congresos y actividades marciales y tradicionales.

El programa de actividades ha contado con el respaldo de la Subdirección de Desarrollo Estudiantil y el Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Bío-Bío.




Diplomados de Unidad de Formación Integral aportan al desarrollo de los estudiantes de la UBB

172 alumnos de nuestra casa de estudios finalizaron los diplomados en Habilidades Sociales e Inserción Laboral, y en Emprendimiento y Liderazgo que dicta la Unidad de Formación Integral en las sedes de Concepción y Chillán. Alternativa gratuita es altamente valorada por estudiantes de la Universidad.

Por André Alvial y Cristian Villa

“Fue una instancia de mucho aprendizaje, trabajo colaborativo, creación de lazos de amistad y sobre todo desarrollo de habilidades blandas, a través de un método de enseñanza muy dinámico”, señaló la alumna de Ingeniería Civil Industrial, Marión Riquelme, quien cursó el Diplomado de Emprendimiento y Liderazgo.

Y agregó: “aprendí además el cómo enfrentarme a una entrevista laboral, a trabajar en equipo, a emprender, entre otros conocimientos que apuntaban a cosas específicas y aplicables en la vida laboral, por consiguiente las herramientas entregadas fueron de mucha ayuda. Creo, sin lugar a dudas, que podría emprender y liderar equipos de trabajo sin problemas. Así que invito a todos los que puedan a tomarlo”.

Similar experiencia tuvo el estudiante de último semestre de Ingeniería en Automatización, Jordan Alveal, quien cursó el mismo diplomado, “resultó ser una experiencia muy gratificante, ya que pudimos trabajar con un equipo multidisciplinario, al compartir con otras carreras. Nosotros por formación somos más técnicos, por lo que tenemos una carencia en habilidades blandas que fue lo que pudimos aprender, además el exponer y pararse en un escenario frente a un público desconocido, entre otros conocimientos”.

Asimismo, la estudiante de quinto año de Trabajo Social de la sede Chillán, Daniela Escamilla Rojas, quien cursó el Diplomado en Habilidades Sociales e Inserción Laboral, manifestó que el diplomado aparecía como ideal de acuerdo a sus pretensiones, toda vez que en su condición de futura Trabajadora Social debe desarrollar y fortalecer sus habilidades sociales, así como la capacidad de trabajar en grupo. “Hay una motivación personal muy importante, pues creo ser algo tímida y el Diplomado me permitió afrontar situaciones y descubrir algunas habilidades. Los módulos eran muy adecuados y asertivos, así es que puedo decir que se cumplieron todas mis expectativas. Recomiendo 100% esta experiencia porque se aprenden cosas muy interesantes y útiles como el saber enfrentar entrevistas, trabajar en grupo, elaboración adecuada de un currículo, entre otras materias”, describió.

A su vez, la alumna de quinto año de la carrera de Contador Público y Auditor de la sede Chillán, Makarenna Molina Fuentes, quien igualmente cursó el Diplomado de Habilidades Sociales e Inserción Laboral, valoró la oportunidad brindada por la UBB a través de la Unidad de Formación Integral.

“Ingresé al diplomado porque quería mejorar mis habilidades sociales y potenciar las que ya tenía. Además quería adquirir nuevos conocimientos y experiencias para lograr una mejor inserción en el campo laboral. Creo que logré fortalecer mi capacidad de liderazgo, un aspecto muy importante para conseguir que los equipos de trabajo sean eficientes e integrales”, aseveró Makarenna Molina.

“Fue muy útil el aprender a auto conocerme, pues así me di cuenta que poseía ciertas habilidades y no estaba consciente de ello. El trabajar con los demás compañeros también me permitió aprender de ellos al ver cómo resolvían algunas actividades, y cómo debíamos adoptar decisiones en forma conjunta, considerando la perspectiva de los diferentes estudiantes. Recomiendo el diplomado porque es una gran herramienta que ayuda a potenciarnos como profesionales y personas”, reseñó la estudiante de Contador Público y Auditor.

El jefe de la Unidad de Formación Integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo, enfatizó que los diplomados complementan la formación que reciben los jóvenes en sus carreras o disciplinas considerando el Modelo Educativo UBB, que define un perfil genérico que tiene como referentes axiológicos la Misión, Visión y los Valores compartidos por la institución. Dicho perfil se construye desde la disciplina y especialidad propia de cada carrera y desde la oferta de asignaturas de Formación Integral, las líneas de talleres y los Diplomados en Habilidades Sociales e Inserción Laboral, y en Emprendimiento y Liderazgo.

“Se busca que el estudiante adquiera las competencias genéricas propiciadas por el Modelo Educativo UBB: Disposición para el aprendizaje y Responsabilidad social que se vinculan con el eje temático del Compromiso; Trabajo colaborativo asociado al eje temático de Diversidad; y Capacidad emprendedora y liderazgo, y Capacidad para comunicarse ligados al eje de Excelencia. Junto con propiciar las competencias genéricas, el desafío es lograr que la oferta de Formación Integral sea variada, que aporte al estudiante una serie de experiencias de carácter social, cultural, deportivo, ético, entre otras, con el propósito de contribuir con el desarrollo integral del estudiante considerando los distintos ámbitos del desarrollo humano”, aseveró.

Un buen indicador del interés por cursar los diplomados, es la alta asistencia que se registró durante cada sábado, día en que se dictaron los módulos. Los estudiantes de diversas carreras compartieron, entablaron nuevas amistades y comenzaron a generar nuevas redes y contactos que pueden ser útiles en sus propios estudios, o bien en proyectos que deban realizar.

La Universidad del Bío-Bío contribuye así a propiciar el desarrollo de habilidades y capacidades latentes, y el proceso de formación integral de los jóvenes, que en el futuro deberán convertirse en excelentes profesionales y además, en ciudadanos responsables y comprometidos con las comunidades en donde deban desempeñarse.

La Unidad de Formación Integral iniciará el proceso de postulaciones para el año académico 2016 tras el receso de verano. Más información en www.ubiobio.cl/formacionintegral.




Museo Internacional de la Gráfica de Chillán acogió grabados de estudiantes de la UBB

“Huella de taller, grabados de los estudiantes de la UBB”, se denominó la exposición de obras elaboradas en el marco del Taller de Grabado y Técnicas de Impresión de la Unidad de Formación Integral, que dicta el profesor Marco Rosales Orellana, y que la comunidad pudo apreciar durante buena parte del mes de noviembre y diciembre. Escolares de Chillán y de las comunas de Ñuble visitaron la muestra que reunió el trabajo de alrededor de 30 estudiantes de la Universidad del Bío-Bío.

La exposición “Huella de taller, grabados de los estudiantes de la UBB”, permitió compartir con la comunidad las creaciones de los estudiantes de la Universidad del Bío-Bío, tras cursar la asignatura Taller de Grabado y Técnicas de Impresión, brindada por el profesor Marco Rosales Orellana.

“La asignatura entrega los conocimientos y técnicas básicos de dibujo, estampa y grabado, necesarios para concebir imágenes y reproducirlas a través de técnicas de impresión orientadas al grabado ecológico. Se enfatiza el compromiso social y aporte a la cultura local a través de actividades propias del desarrollo del taller en el Museo Internacional de la Gráfica de Chillán. El alumno despliega su creatividad para la transmisión de un mensaje gráfico, comprendiendo y aplicando los conceptos, instrumentos y técnicas fundamentales para desarrollar, imprimir e intervenir artísticamente sus imágenes. Ocupa además materiales de desecho y medios digitales, fomentando especialmente la creatividad a través de la experimentación artística, y el respeto por los demás, a través de un proceso de apreciación y sensibilidad artística, crítica y valoración del trabajo propio y ajeno”, comentó el profesor Marco Rosales.

El quehacer propio del taller se complementa con bibliografía relevante que permite comprender la disciplina y el lenguaje que implican el grabado y las técnicas de impresión, precedentes de la actual tecnología de reproducción de imágenes, según explicó el docente Rosales Orellana.

“El taller se ha impartido en cuatro ocasiones consecutivas y registra una alta inscripción y preferencia por parte de los estudiantes. Incluso hubo estudiantes que asistieron en calidad de oyentes debido a su interés en la técnica y en su aprendizaje; eso denota interés por parte de ellos en la técnica del Grabado, que es novedosa para ellos, pese a que igual hay un acercamiento desde la serigrafía que es bastante popular en ciertos ámbitos”, explicó el profesor.

Sin embargo, para llegar al punto de crear los grabados es necesario un proceso previo de preparación y contextualización, tareas que el profesor Rosales estima indispensables, de manera que el proceso creativo también obedezca a un propósito.

“Pasa algún tiempo en que los estudiantes tardan en hacer sus matrices, que es la placa de madera en que tallan las imágenes para posteriormente imprimirlas. Si bien los contenidos del taller se van desarrollando a lo largo de todas las sesiones, para mí es importante que ellos puedan generar conocimiento, opinión, una postura respecto de la elección y desarrollo de las imágenes, pues concretamente yo les entrego técnicas, pero lo otro también es importante, y por eso también les aporto referentes de la historia del Arte y contextualizo este taller en Chillán. No es en cualquier lugar en donde se está desarrollando el taller, es en Chillán, una ciudad que es un territorio muy fértil para la gráfica, ya que hay varias instancias y talleres en donde se genera grabado, como por ejemplo el taller Hora Negra, la casa taller Azul y también hay distintas colecciones como la de Tanagra, entre otras. Esto también dice relación con el interés de la UBB en generar un patrimonio pictórico y gráfico que es el que podemos ver en el Centro de Extensión”, reflexionó Marco Rosales.

Respecto de las temáticas escogidas por los estudiantes, algunas se vinculan con temas sociales y con la naturaleza principalmente. “Son temáticas variadas. Hay personas a las que les gusta mucho dibujar y hacen sus propias creaciones, y otras personas no lo hacen tan habitualmente… Lo bueno es que muchos estudiantes que ingresaron al taller para relajarse, descubrieron que tenían aptitudes para esto y les ha quedado gustando”, valoró el profesor.

Marco Rosales hizo hincapié en el hecho que los jóvenes expusieran sus creaciones en el Museo Internacional de la Gráfica de Chillán, institución dependiente de la Municipalidad de Chillán, fundada en 1998 por iniciativa del artista visual y docente Hernando León, quien durante su estancia en Dresden, Alemania, gestó la idea de un museo de la gráfica para Chillán, reuniendo fondos y donaciones en obra para la iniciativa. “Este museo es el único en Chile especializado en grabado y obra gráfica, y uno de tres en Latinoamérica. Su importante colección abarca obras de grabadores chilenos, latinoamericanos y europeos”, ilustró el académico.

“El taller, dependiente de la Unidad de Formación Integral, ha desarrollado una lógica de trabajo que –además de permitir que los alumnos desarrollen sus habilidades y mejoren sus actitudes- involucra la vinculación de esta casa de estudios con el medio, complementando el desarrollo propio del taller, con diversas actividades de inclusión en el circuito gráfico de Chillán, tales como visitas a exposiciones, conversatorios con autores regionales y nacionales, así como el uso del espacio del Museo Internacional de la Gráfica y el conocimiento de su vasto e importante patrimonio gráfico”, concluyó Marco Rosales.




Jefe de Formación Integral representó a la Universidad del Bío-Bío en la Cumbre Internacional por la Paz

Al encuentro asistieron representantes de Estados Unidos, México, Canadá, Venezuela Argentina, Perú, Costa Rica, Puerto Rico, Nicaragua, Guatemala, Brasil, Chile.CUMBIPAZ

El Dr. Jaime Pacheco Carrillo, jefe de la Unidad de Formación Integral, UFI, de la Universidad del Bío-Bío, participó representando a nuestra universidad en la cumbre de integración por la paz “Cumbipaz”, realizada en Santiago en la ex sede del Congreso Nacional. La jornada fue organizada por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, EMAP.

Al encuentro asistieron representantes de Estados Unidos, México, Canadá, Venezuela Argentina, Perú, Costa Rica, Puerto Rico, Nicaragua, Guatemala, Brasil, Chile.

La instancia tuvo como objetivo conocer propuestas, análisis, diálogo y discusión de problemáticas, para orientar posibles soluciones y aportes para la integración por la paz y felicidad integral de la familia y de las naciones.

Entre otras iniciativas, se propone la Instalación en los planes de estudio de las carreras universitarias de una cátedra transversal para el desarrollo de competencias por la paz, reconociendo la naturaleza integral de los estudiantes.

Las discusiones en torno a educación, destacaron la importancia en el desarrollo de los valores, promover los derechos humanos, la dignidad humana, los principios éticos, morales y espirituales, el liderazgo transformacional, la formación humana integral, el principio de alteridad, el desarrollo sostenible en todos los niveles (por medio de la educación formal e informal) y el reconocimiento de la tierra como ser vivo y la tolerancia entre los seres humanos.

“Se destacó que la educación superior es un derecho humano y por ello es un bien público social, ya que contribuye a la profundización de la democracia, la ciudadanía y valora la diversidad. En las universidades, se deben ofrecer oportunidades de reflexión y experiencia para la promoción de valores humanos, contribuyendo a la formación de ciudadanos éticos”, precisó el académico, Jaime Pacheco.

El profesional, agregó que “como resumen de lo tratado en las mesas de trabajo, se puede indicar que la propuesta es la instalación de una asignatura trasformadora para promover la cultura de paz, basada en los derechos humanos para que las personas aprendan a valorar y vivir en armonía con los demás seres humanos y el medio ambiente”.

La metodología utilizada en el encuentro fue por medio de clases magistrales con la participación de expertos internacionales y se constituyeron cuatro mesas de trabajo.




Estudiantes de la UBB culminaron con éxito diplomados en Emprendimiento y Liderazgo y en Habilidades Sociales e Inserción Laboral

La Unidad de Formación Integral, quien gestiona y coordina la dictación de estos programas, hizo entrega de certificados a alrededor de 51 estudiantes y egresados, de un total de 87 que cursaron la versión 2014 en la sede Chillán. La Sala Schäfer del Centro de Extensión cobijó la ceremonia donde los nuevos diplomados y sus familias fueron los protagonistas.

En un ambiente de emoción, júbilo y reconocimiento se desarrolló la ceremonia de entrega de certificados a alumnos y egresados que culminaron con éxito los diplomados en Emprendimiento y Liderazgo y en Habilidades Sociales e Inserción Laboral, impartidos por la Unidad de Formación Integral de la UBB.

El acto se desarrolló en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y congregó a alrededor de 51 estudiantes de los 87 que cursaron los diplomados, junto a autoridades universitarias, académicos y familiares de los nuevos diplomados.

En la ocasión, el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Dr. Álvaro González Concha, felicitó a los estudiantes por el compromiso demostrado durante el desarrollo del programa, e igualmente destacó la pertinencia de los diplomados. “Nuestro Modelo Educativo tiene como centro al estudiante y, como tal, también considera la formación integral de nuestros futuros profesionales; eso quiere decir que estamos preocupados de enseñar no sólo lo que corresponde a las disciplinas y profesiones, sino que también todos los elementos y aquellas competencias que nuestros estudiantes requieren para, en un futuro cercano, cuando sean profesionales, tengan el mejor desenvolvimiento y se transformen en un aporte para nuestra región del Biobío y para el país”, aseveró.

En representación de los egresados del Diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, el estudiante Bastián Gutiérrez Jara hizo alusión a la importancia de dichos conceptos, imprescindibles no sólo para el desempeño laboral sino como actitud de vida.  “El liderazgo como habilidad profesional y humana, sirve no sólo para tomar decisiones, sino también para comprender que sin las demás personas es imposible lograr metas, donde carecen de relevancia los números frente a la satisfacción de desarrollar una función en beneficio de sí mismos y de los demás. De esta forma, el liderazgo como una competencia no protagonistas, sino que inclusiva, estaría directamente relacionada al trabajo colaborativo. Un verdadero líder o lideresa aconseja y guía, no les ordena a las personas. Inspira entusiasmo, no miedo. Dice nosotros, no yo. Se preocupa por la gente, no por las cosas. Comparte sus éxitos, no los presume. Forma parte de un equipo de trabajo y no de personas que trabajan para él o ella”, describió.

A su vez, la egresada del Diplomado de Habilidades Sociales e Inserción Laboral, estudiante Natalia Villa Arellano, destacó el clima de fraternidad generado en las clases programadas cada sábado. Del mismo modo, reconoció el trabajo de los profesores que impartieron los módulos, así como el compromiso de las y los funcionarios administrativos que a través de sus tareas también contribuyeron al éxito de la experiencia.  “Aprendimos a trabajar en equipo, a resolver conflictos, a mejorar nuestra oratoria. También aprendimos sobre nuestros derechos y deberes como trabajadores, y a su vez, se nos entregaron valiosas herramientas que nos dan un plus al momento de buscar trabajo y enfrentarnos a nuestra entrevista laboral. Además, se nos invitó a ver y analizar de forma crítica nuestra propia ética, y el entorno que nos rodea, entre otras cosas. Desde el primer instante las enseñanzas y ejercicios impartidos nos permitieron develar nuestro potencial y desenmascarar nuestros prejuicios y temores. Fuimos adquiriendo herramientas y desarrollando habilidades blandas, que se encontraban latentes en nosotros pero que nos costaba poner en práctica”, aseveró.

Hacia el final del acto, el jefe de la Unidad de Formación Integral, Dr. Jaime Pacheco Carrillo, destacó que la UBB es consciente que el sueño de los jóvenes por obtener un título profesional, y además acceder a postítulos y postgrados, es una empresa familiar, de manera que resulta del todo satisfactorio para la Universidad y sus académicos el acompañar y guiar a los estudiantes en este tránsito.  “Para la UBB es importante formar profesionales integrales, competentes en las áreas disciplinares pero también como ciudadanos comprometidos, con responsabilidad social, innovadores, líderes que humanicen los espacios donde deban desenvolverse”, comentó.

Asimismo, el Jefe de la Unidad de Formación Integral, recalcó la apuesta innovadora que supone aportar a los estudiantes de pregrado, la oportunidad de complementar su formación mediante estos diplomados.

“Nuestros diplomados implican algunas ventajas y particularidades que es necesario destacar. Usualmente las personas obtienen un título profesional y luego acceden al proceso de formación continua a través de cursos de especialización, postítulos, diplomados, o bien optan por grados académicos como magíster y doctorado. Como vemos, en este caso es diferente. Otro aspecto a destacar son las metodologías empleadas que a todas luces son novedosas y obedecen a visiones renovadas de hacer docencia. Nos gratifica saber que ustedes así lo experimentaron. Finalmente, creemos que nuestros diplomados de la Unidad de Formación Integral son una oportunidad para fortalecer los currículos de las diferentes carreras. Conocemos casos de egresados que al postular a un trabajo, ante igualdad de antecedentes con otros profesionales, estos diplomados han marcado la diferencia”, ilustró el Dr. Pacheco Carrillo.

El acto solemne fue matizado a través de la participación del estudiante de quinto año de la Escuela de Enfermería de la UBB, Felipe Asfura Ripoll, intérprete en piano, quien compartió con los asistentes dos obras del repertorio popular.

Al cierre de la ceremonia se exhibió un diaporama que, a modo de resumen, graficó las diversas vivencias que tuvieron los jóvenes en los módulos considerados en ambos programas de diplomado.