Académica UBB expone sobre desarrollo del lenguaje de niños pehuenches en Congreso Internacional de CIESPAL

La académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mg. Yuri Vega Rodríguez, presentó la ponencia denominada “Aproximación al desarrollo lingüístico en preescolares de la comunidad mapuche (pehuenche) desde el contexto escolar”, en el marco del I Congreso Internacional Los territorios discursivos en América Latina: interculturalidad, comunicación e identidad, convocado por el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), la Sociedad Latinoamericana de Estudios Interculturales (SoLEI), y la Universidad de La Frontera (UFRO), realizado en Quito, Ecuador.

“Ofrecer un amplio espacio de reflexión y diálogo a los diversos estudiosos e investigadores que, desde Latinoamérica y otros continentes, abordan el ámbito de las prácticas comunicativas, del discurso y de las producciones textuales que se han generado y se generan a través del extenso territorio de América Latina e Indoamérica, definiendo sus problemáticas y su identidad”, fue uno de los principales objetivos del I Congreso Internacional Los territorios discursivos en América Latina: interculturalidad, comunicación e identidad.

En dicho encuentro continental, la académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mg. Yuri Vega Rodríguez, quien además integra el Programa de Salud Intercultural del Programa de Interculturalidad Territorial de la Vicerrectoría Académica, dio cuenta de los principales resultados de la investigación denominada “Aproximación al desarrollo lingüístico en preescolares de la comunidad mapuche (pehuenche) desde el contexto escolar”.

El estudio se presentó en el marco del eje temático sobre “Saberes indígenas y afrocaribeños: de las pedagogías estatales a las pedagogías decoloniales”.

Dicha investigación se desarrolló en una escuela de Ralco, y fue autorizado por el Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de la Ilustre Municipalidad de Alto Biobío, unidad administrativa a la cual pertenece la zona. El curso preescolar en cuestión consideró la presencia de 13 niños mapuche-pehuenches. El estudio adoptó un enfoque cualitativo y un alcance descriptivo de tipo etnográfico. Se empleó la triangulación hermenéutica como proceso de validación de la información obtenida, considerando entrevistas a profesores, educadores tradicionales validados por las propias comunidades pehuenches, y las madres de los niños y niñas.

“A través de la investigación pretendíamos develar cómo se daba el desarrollo del lenguaje en población escolar mapuche, esto porque sabemos que ellos tienen una cosmovisión diferente, una manera de ver el mundo distinta a la occidental predominante. Nuestra hipótesis apuntaba a que los niños básicamente poseían otra cultura, y por tanto, no se les puede evaluar con pruebas que poseen un código lingüístico y una forma de pensar el desarrollo diferente. Por tanto, cuando se realiza una prueba con ellos, no bastaría con una traducción simple pues el vocabulario es muy diferente”, explicó la académica UBB.

“Inicialmente pensamos que al haber niños pehuenches podía darse el bilingüismo, pues asumíamos que la lengua materna era el chedungun y que al ir a la escuela recibían contenidos en castellano. Durante las entrevistas planteamos preguntas respecto del desarrollo del lenguaje, sobre la adquisición de la primera lengua, sobre cómo ven el bilingüismo, y la inmersión dentro de la lengua castellana. Sin embargo, nos encontramos con que ningún niño hablaba chedungun y sólo conocen algunas palabras; su lengua materna no era el chedungun sino la lengua castellana”, explicó la académica Vega Rodríguez.

Al indagar sobre las causas que explicaran el desconocimiento de la lengua por parte de las niñas y niños declarados como pehuenches, tanto los profesores como las madres adujeron durante las entrevistas que el hablar chedungun se asociaba a experiencias de vergüenza y de discriminación.

“Los padres tampoco practicaban la lengua, y no presentaban interés en enseñarla a sus hijos para evitar que ellos se avergonzaran, según explicaban. Incluso, el Estado, a través de los programas de Educación Intercultural Bilingüe, pretende que haya educadoras tradicionales en las escuelas donde se confirma cierta matrícula de alumnos de ascendencia indígena, para que entregue y refuerce elementos propios de la cultura de niños y niñas, sin embargo, esos elementos debían entregarse primeramente en el hogar y vemos que eso no está ocurriendo con la lengua”, describió la Mg. Yuri Vega.