Seminario de educación valórica reunió a profesionales y estudiantes en la UBB

Más allá de lo académico, la formación educativa apunta al desarrollo de las personas. La Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la Universidad del Bío-Bío incentivó a resaltar esos ejes.

Bajo el título “Ejes Transversales y Calidad de la Educación en el Desarrollo Humano”, se desarrolló el segundo seminario para profesionales, estudiantes de educación media y universitaria. La actividad, corresponde a un proyecto de Extensión y estuvo coordinada por la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia de la Universidad del Bío-Bío, en conjunto con Servicios Educacionales Paz Vida.img_20161104_133527

La versión de esta reunión en 2015 tuvo resultados muy promisorios en torno a la formación de los estudiantes para el análisis de temas ajenos a la enseñanza académica formal. Por lo mismo, la instancia de conversar acerca del desarrollo personal, los valores, la convivencia, el liderazgo efectivo, el respeto por la diversidad y la felicidad del ser humano.dscn1069

Las alianzas alcanzadas con diferentes agentes educativos de la comunidad, el apoyo brindado por Servicios Educacionales Paz Vida y la participación entusiasta de la Red de Estudiantes por la Paz, permitieron un evento significativo que dejó huellas en los asistentes.

Participaron centros educacionales de distintas ciudades del país colmo Valdivia, Temuco y algunas comunas de la Región Metropolitana.

Patricia Arteaga, jefa del proyecto que integran además las académicas Lucia Navarrete y Carmen Mena, directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia, relató que impulsar esta necesidad ha demandado muchos esfuerzos por salir de lo netamente academicista. “La formación del ser humano no es solamente llenarnos de contenidos, sino también desarrollar otras habilidades blandas y desarrollarlos también a ellos íntegramente en el tema valórico”, expresó.img_20161103_105200

Alejandra Jiménez, profesora de Filosofía y Magister en Educación, visitó la actividad desde Temuco junto a un grupo de profesionales de las Ciencias Sociales. Presentó sus avances de investigación.

“Llevo muchos años trabajando en el área de desarrollo humano y éstos son temas centrales, mucho más que centrarse en lo cognitivo o en el éxito, en la escuela se debe aprender a convivir y eso también permea mucho mi trabajo, que es preferentemente en la ética profesional”, confesó.img-20161107-wa0000

 

img_20161103_103437 img_20161103_101505 img_20161103_095824 dscn1060 dscn1068 dscn1065 dscn1062




Seminario UBB sobre reforma tributaria reunió a tres exponentes del área

dsc_6880En ambas sedes de la Universidad del Bío-Bío se realizó el seminario “Impuestos y desarrollo: Formando profesionales del futuro en el ámbito de la tributación”, de la carrera de Contador Público y Auditor de la Facultad de Ciencias Empresariales. 

El seminario congregó a tres exponentes del área, el abogado de la Universidad de Concepción, Magister en Planificación y Gestión Tributaria, Samuel Vergara; la fiscalizador tributario del Servicio de Impuestos Internos de la Dirección Regional de Concepción, Claudia Sierra; y el socio del Departamento de Asesoría Legal y Tributaria de PwC Chile, Didier Lara. Quienes expusieron diversas las áreas de la Reforma Tributaria.

En la oportunidad el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, manifestó que “nuestra misión principal es la formación de profesionales, de ahí el por qué de la realización de este seminario. Cabe señalar además que la Escuela está en proceso final de aprobación del Diplomado de Tributación, el cual se impartirá tanto en Concepción como Chillán. Además quiero destacar todo el compromiso que ha tenido el Servicio de Impuestos Internos regional con nosotros, a través de su Director Regional, con lo cual hemos podido concretar una serie de actividades; además al Colegio de Contadores que siempre nos está apoyando, entre otros, por tanto destaco la alianza estratégica que hemos formado, creemos que esa es la forma de trabajo que debemos tener”.

Por su parte, el Director Regional del SII, Jorge Lara, agradeció “principalmente la invitación que se nos ha hecho de abrirnos nuevamente las puertas de la Universidad para ser gestores del conocimiento de las futuras generaciones, las que van a administrar el conocimiento tributario para que todos los contribuyentes de Chile cumplan lo que la ley indica. Cabe señalar que este seminario es de suma importancia y es un aporte demasiado grande para el crecimiento de la Región y el país”.

El seminario tiene relación con los contenidos y la asignatura de índole tributaria de la carrera de Contador Público y Auditor. Éste abordó las principales modificaciones de la Reforma Tributaria.

La fiscalizador tributario del Servicio de Impuestos Internos, Claudia Sierra, comentó, “esta instancia es de suma relevancia, los futuros profesionales que salgan de la carrera del área deben capacitarse en relación a la Reforma Tributaria, por lo demás el SII está dispuesto a colaborar en las instancias pertinentes para aquello”.

La Fiscalizador Tributaria del SII expuso sobre la tributación de las pequeñas y medianas empresas en las cuales hay un nuevo sistema de tributación simplificado y la idea del Servicio es que ese segmento se acojan a este sistema, el cual ha tenido una modificación debido a una simplificación que salió en febrero de este año que modificó la reforma original.




Empresario Jorge Awad incentivó la especialización en emprendimiento en charla organizada por la Facultad de Ciencias Empresariales

En el Centro de Extensión de la UBB, el destacado académico, consultor y empresario, compartió su visión global acerca de la situación que vive la gestión de empresas en el país y su impacto en el escenario mundial.  

Por iniciativa del Magíster en Gestión de Empresas de la Facultad de Ciencias Empresariales, FACE de la Universidad del Bío-Bío, En presencia del Decano, Benito Umaña, el director del Magíster en Gestión de Empresas de la sede Chillán, Luis Améstica y de la directora en la sede Concepción, Ana María Barra, el destacado empresario Jorge Awad ofreció una significativa charla para los alumnos del programa, además de otros profesionales que asistieron a la actividad en el Centro de Extensión.dscn1088

“El ADN del empresario en Chile y su impacto en la sociedad” fue el título de la exposición que ofreció el ex presidente de la Asociación de Bancos, de gran renombre en el rubro nacional. Por lo mismo, su mensaje fue muy valorado por la comunidad.

La necesidad de crear una mención en emprendimiento en las mallas curriculares de Ingeniería Comercial, fue uno de los temas que trató el especialista para incentivar el desarrollo de nuevos negocios en un campo fértil y con enorme incidencia que el país tiene en PIB mundial.dscn1097

“En la medida que tengamos buenas prácticas, vamos a ser capaces de efectivamente impactar a lo que ya tenemos y a lo que ya hemos logrado. Chile va a ser capaz de transformar muchas microempresas en macroempresas globales. Creo que con esa visión vamos a ser capaces de llegar mucho más lejos de lo que hoy día nos llegamos a imaginar”, señaló Awad.

La organización de este evento respondió a los intereses que promueve la formación de profesionales cada vez más especializados en la UBB. El académico Luis Améstica, director del Magíster en Gestión de Empresas, fundamentó esta iniciativa en la proyección de las nuevas generaciones de emprendedores.

“El Magíster, dentro de sus líneas, también desarrolla el tema de negocios y Jorge Awad es uno de los representantes más importantes hoy a nivel país. Vino a entregar algunas nociones de lo que está pasando, en términos de lo que está viviendo a sociedad chilena y cuáles son los desafíos para los próximos años”, manifestó.

dscn1086 dscn1083 dscn1080 dscn1096 dscn1091




UBB acogió el IV Encuentro Nacional de Estudiantes de Pedagogía en Lenguaje y Comunicación

La Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación UBB ofició como anfitriona del IV Encuentro Nacional, que convocó a estudiantes de todo el país y a destacados expositores como el académico y escritor Naín Nómez.

Por Mauricio Sánchez G. y Cristian Villa R.

El encuentro, según explicó la coordinadora de la actividad, la estudiante de cuarto año de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Eina Román, consideró exposiciones de estudiantes, académicos y escritores, referidas a temáticas de literatura, lingüística, educación y comunicación.

El propósito del encuentro, según se indicó, es generar un espacio de reflexión y diálogo entre estudiantes y académicos, respecto de los conocimientos y realidades que se generan en las universidades del país, y así contribuir al establecimiento de redes de apoyo y vínculos que permitan emprender trabajos o proyectos específicos en beneficio del desarrollo de la especialidad pedagógica.

“Han venido compañeros de Iquique, La Serena, Antofagasta, Talca, Santiago, Osorno, realmente de todo el país. Como Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, este año se incluyó el eje de la Comunicación debido a que nuestra carrera impulsa el desarrollo de esa área. Además de las numerosas exposiciones, también hemos contemplado talleres prácticos con los docentes María Loreto Mora, Patricio Espinoza, y Patricia Troncoso”, expresó la estudiante coordinadora.

Entre las ponencias destacadas de los alumnos UBB se consideró “La Educación y la Formación Ciudadana en el Currículum Educacional Chileno”, del estudiante de segundo año de la carrera, Carlos Candia Berrocal, y la ponencia “Caperucita y los cambios de estereotipos: La deconstrucción de los roles de género” de la alumna de quinto año, Alexandra Novoa Romero.

Eina Román también destacó la participación del académico y escritor nacional Naín Nómez, gestión realizada por la estudiante Valeria Hevia.

Naín Nómez es profesor de Filosofía de la Universidad de Chile, Master of Arts de Carleton University y Ph. D. en la Universidad de Toronto, Canadá. Ha publicado numerosos libros, entre obras poéticas, antologías y estudios críticos sobre poetas chilenos y latinoamericanos. Entre sus obras destacan Pablo de Rokha. Epopeya del Fuego (1995); Antología crítica de la poesía chilena, en cuatro tomos (LOM ediciones, 1996, 2000, 2002, 2007); entre otros. Como académico ha desarrollado una extensa carrera en universidades chilenas como en la Universidad Técnica del Estado, la Universidad de Chile y la Universidad de Santiago de Chile, así como en extranjeras: Queen’s University en Canadá; Universidad del Estado de California y en la Universidad de California en Irvine, Estados Unidos;  y en la Universidad de Poitiers, Francia.

“Lo que a mí me interesa es la poesía, que probablemente es el lenguaje más difícil que hay. Articular la relación entre los jóvenes y la poesía no es fácil, pero mi misión, o lo que me interesa, es justamente tratar de que los jóvenes aprendan a leer poesía y aprendan a ver que a través de la poesía, ellos también pueden relacionarse con su propia vida, su propia identidad, con lo que ellos hacen cotidianamente. Es una lucha difícil frente al computador y el celular, pero no imposible, porque de algún modo, la poesía está en el origen del lenguaje, y no somos seres humanos si no hablamos. Desde esa perspectiva, mi interés permanente es tratar de inculcarles el deseo por leer poesía y por tratar de escribir poesía”, expresó Naín Nómez.

El académico comentó que este desafío es más complejo en la actualidad debido a la competencia que suponen los medios de comunicación y especialmente los audiovisuales, pero precisó que igualmente existe poesía sonora y poesía visual, aunque ciertamente la base es la lectura y la escritura.

“Como en todas las cosas hay que empezar de lo menor a lo mayor. Empezar a leer a poetas que parezcan más fáciles, por ejemplo, Nicanor Parra, o los haikú que son poemas breves. La mejor manera de comenzar a leer poesía es leer pensamientos poéticos, y tratar de hacer pensamientos poéticos y  a partir de ahí tratar de decir algo, decirle algo a alguien, puede ser a la polola, a los padres, a los amigos, pero todo eso ya implica meterse en un lenguaje poético que es un lenguaje complejo porque está hecho de imágenes. Pero a la vez, como es un lenguaje complejo, dice muchas más cosas que el lenguaje directo y simple”, aseveró el académico.

Ya en su conferencia, Naín Nómez explicó que si bien reconoce la importancia y trascendencia de los formatos tecnológicos, visuales y virtuales de la web para incrementar las formas de lectura, él prefiere evitarlos.

“Para quien habla, la lectura tradicional todavía tiene mucho que decir, de la misma manera que la tienen hoy, las otras formas de alfabetización o de habilidades para leer vinculadas a las TIC. Aquí sólo hablo de las posibilidades que tiene para la lectura y por ende para la escritura, la metáfora, la imagen, el símbolo y las figuras literarias de la poesía, que muchas veces forman parte del aprendizaje de nuestra propia vida cotidiana. Retrotraernos al aprendizaje de aprender de nuevo a escuchar la lectura de un poema, su ritmo, su musicalidad, su melodía, su cadencia, sus sonidos anafóricos y onomatopéyicos, la relación entre significante y significado, entre leer y escuchar, lo sintáctico, lo semántico y lo fónico”, expresó.

“La obra literaria sigue siendo un lugar de encuentro con las emociones personales y colectivas, con la reflexión sobre el mundo, la familia y la subjetividad, con nuestras fantasías, placeres, dolores, y angustias. Todo lector es siempre un posible creador, y eso es lo que esperamos de nuestros lectores, aunque eso no se transforme en un oficio, sino en un deseo de decir por escrito, o también oralmente, aquello que no se puede expresar de otra manera”.

“Como decía la escritora  Mary Shelley -si tienes un monstruo, escríbelo- ella escribió Frankenstein, un monstruo que se ha convertido en el símbolo de los límites de nuestra modernidad, y cómo psicoanalistas de nosotros mismos, todos podemos sacar los monstruos que llevamos adentro, escribiéndolos o verbalizándolos, para darle un sentido a nuestra relación con el mundo y para que ese mundo también adquiera un sentido para nosotros”.

“La necesidad puede ser la de relatar o poetizar cualquier experiencia, amorosa, religiosa, erótica, política, angustiosa, dolorosa, filial, odiosa, amigable, fantasiosa o pesadillesca. Todo ello está en la lectura y en la escritura, y en parte de nuestras experiencias individuales o colectivas, y son esos mundos los que necesitamos traspasar a nuestros lectores”, aseveró el escritor Naín Nómez.

La clase inaugural del encuentro fue impartida por el académico del Departamento de Artes y Letras, profesor titular, Juan Gabriel Araya, quien expuso la ponencia “Hacia una poética de la conciencia ecológica en autores latinoamericanos”.

La académica del Departamento de Artes y Letras, Mg. Rosa Díaz Chavarría, brindó igualmente la conferencia plenaria “Censura y literatura infantil juvenil en Chile: Los libros silenciados en dictadura”.

Por su parte, el académico del Departamento de Artes y Letras, Mg. Jorge Sánchez Villarroel, dictó la conferencia plenaria “Aspectos de la funcionalización pedagógica de productos mediáticos y culturales, en la formación de profesores de Lenguaje y Comunicación”.




Con nutrida agenda de visita de pares, UBB completa ciclo de acreditación del pregrado

Con Diseño Gráfico y Pedagogía en Castellano y Comunicación, además del Magíster en Ciencias Biológicas, se completó la seguidilla de visitas de pares registradas durante el mes de octubre, en el marco de los correspondientes procesos de acreditación. Por su parte, en las próximas semanas recibirán a sus evaluadores externos los programas especiales de continuación de estudios que imparte la Facultad de Ciencias Empresariales, que aún resta por acreditar.

sergio-araya-2013-2

Dr. Sergio Araya G., jefe de la UAC.

De esta forma, informó el jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad de la Vicerrectoría Académica, UAC, Dr. Sergio Araya Guzmán, concluirá la acreditación de programas según los criterios vigentes hasta agosto de 2016. Las siguientes carreras a las que les corresponderá cumplir con este proceso, deberán hacerlo de acuerdo a las nuevas exigencias de la Comisión Nacional de Acreditación, CNA, precisó el directivo. Se trata de las Pedagogía en Ciencias Naturales y en Inglés -acreditadas hasta el 23 de noviembre y el 2 de diciembre de 2017, respectivamente- e Ingeniería en Construcción, cuya acreditación vence el 21 de diciembre del mismo año.

La normativa implementada por la CNA supone la incorporación de nuevos criterios en materias como investigación en docencia, participación estudiantil, dotación docente con alta permanencia y dedicación a la carrera, profundización de temas asociados al currículo y el perfil de egreso, autorregulación y mejoramiento continuo. Nuestra Universidad ya ha trabajado y tiene avances en todas estas áreas, lo que nos permite enfrentar en buenas condiciones los futuros procesos de acreditación, aseveró Araya.

Visitas de pares

La visita de pares de Diseño Gráfico, que tuvo lugar entre el 17 y el 19 de octubre, se enmarcó en la que sería la tercera acreditación de la carrera, esta vez ante la Agencia AEspigar. Como es habitual, los evaluadores se reunieron con autoridades universitarias, directivos de unidades involucradas en el proceso, de la Facultad, el Departamento y la Escuela, académicos, estudiantes, egresados y empleadores. Conocieron también las instalaciones con que cuenta el programa.

En su informe de salida, destacaron el compromiso y participación de los alumnos en la carrera y el Consejo de Escuela, reconociendo la coherencia entre su capacidad crítica y el modelo educativo que impulsa nuestra institución. Se refirieron también a la valoración de actores externos respecto de la calidad y solidez de la formación de los titulados, así como la disponibilidad de espacios físicos adecuados y amplias áreas verdes para el desarrollo de la carrera. Aludieron además a los desafíos relacionados con la formalización de la vinculación con el medio y la sistematización de procesos y registros cualitativos.

visita-pares-pedagogia-en-castellano-y-comunicacion-10-16

Visita de pares de Pedagogía en Castellano y Comunicación.

Pedagogía en Castellano y Comunicación, en tanto, recibió a los evaluadores externos por cuatro días, a partir del martes 25 de octubre, conforme a los nuevos requisitos de acreditación de las carreras de Pedagogía. Según la nueva reglamentación, el proceso está a cargo directamente de pares  de la CNA, los que al concluir su visita sólo informan si el programa presenta mejoras en las debilidades detectadas en la anterior acreditación. En el caso de Castellano, señalaron que los dos aspectos indicados como tales en el proceso correspondiente fueron ampliamente superados, aseguró el jefe de la UAC.

La visita de evaluadores del Magíster en Ciencias Biológicas, en tanto, fue el miércoles 19 de octubre, como parte de la primera acreditación del programa, con la Agencia Acredita CI. De acuerdo con las normas de certificación de calidad de los posgrados, los evaluadores no emiten un informe al término de su visita.

Las tres visitas recién mencionadas se suman a las de Ingeniería de Ejecución Mecánica, Civil en Automatización, Ejecución en Electricidad y Ejecución en Electrónica, que se desarrollaron la primera semana de octubre. Todas estas carreras se presentaron a su primera acreditación nacional.

 




Nuevos ingenieros civiles de la UBB aportarán al desarrollo del país

dsc_1848En una ceremonia realizada en el Aula Magna de la sede Concepción, el viernes 4 de noviembre, la Escuela de Ingeniería Civil entregó sus diplomas de título a 78 egresados de la carrera.dsc_1606

La ceremonia fue encabezada por el rector de nuestra casa de estudios, Héctor Gaete, y contó con la presencia del vicerrector Académico, Aldo Ballerini; autoridades universitarias, académicos, administrativos y familiares de los egresados.ubb

dsc_1618En la ocasión, la directora de la Escuela de Ingeniería Civil, Ángela Salinas, felicitó a los egresados por el logro conseguido y enfatizó que este es el comienzo de  un camino como ingenieros civiles en el que deberán aportar al desarrollo de la Región y del país, aceptando los desafíos que se les presenten y encontrando las mejores soluciones para que el desarrollo social y económico llegue a todas las personas.   dsc_1801

Luego de la entrega de diplomas de título, se distinguió a los egresados de la promoción que destacaron por sus méritos académicos y personales.

dsc_1790El Premio Universidad del Bío-Bío lo obtuvo Diego Neira, quien recibió la distinción de manos del vicerrector Académico de nuestra casa de estudios, Aldo Ballerini. Asimismo fueron galardonados: Jorge Lizama, con los premios Facultad de Ingeniería al mejor alumno de la promoción y al Desarrollo Estudiantil; Felipe Jara, con el  Premio al Deportista Destacado; David Arratia, con el Premio Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental  y Felipe Rubio, con el Premio al Mejor Compañero. dsc_1800dsc_1791

 

dsc_1798También se destacó la participación de los egresados en los proyectos de investigación que dirigen los académicos del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental. En esta oportunidad fueron distinguidos María José San Martín, Camila Sanhueza, José Careaga, Esteban Silva, Diego Neira, Constanza D’appollonio, Gisela Silva, Camila Montenegro, José Luis López, Gabriel Burgos, Daniela Ojeda y Bárbara Proboste.felipe

En representación de los titulados, Felipe Guíñez afirmó que “atrás quedaron los tiempos del ingeniero duro, cuadrado y netamente de números. En la actualidad, la Ingeniería Civil es una carrera inherentemente humanista, no sólo debemos manejar y dominar las ciencias y técnicas que se nos entregaron dentro del aula, hoy tenemos la misión de salir al mundo, de pasar de la pasividad, a la proactividad, actuando como profesionales íntegros, velando por el bienestar y el desarrollo del ser humano en su conjunto, cuidando la vida, prosperidad  y patrimonio de las personas, educando a nuestro entorno y causando un impacto social positivo”.

 




Académica UBB expuso en España investigación sobre censura y literatura infantil y juvenil en Chile

La académica del Departamento de Artes y Letras, Mg. Rosa Díaz Chavarría, presentó la ponencia denominada “Censura y literatura infantil y juvenil en Chile: Los libros silenciados en dictadura”, en el marco del Congreso Internacional “Censuras y Literatura Infantil  y Juvenil”, realizado en la Universidad de Castilla La Mancha, Cuenca, organizado por el  Centro de Estudio de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil (CEPLI), que dirige  el Dr. Pedro Cerrillo.

La académica Rosa Díaz Chavarría explicó que el congreso internacional se dio en el marco del Proyecto de Investigación I+D+I de excelencia de la Universidad de Castilla La Mancha, España, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad español, denominado “Censuras y literatura infantil y juvenil (LIJ) en el siglo XX en España y siete países latinoamericanos”, liderado por el académico de la universidad española, Dr. Pedro Cerrillo Torremocha.

El Dr. Cerrillo Torremocha convocó a un amplio equipo de investigadores ibéricos de la Universidad de Alicante, Universidad de Valencia, Universidad Autónoma de Madrid y Universidad de Almería, junto a  investigadores de universidades latinoamericanas de Argentina, Cuba, Colombia, Guatemala, Venezuela, México y Chile.

La académica Rosa Díaz Chavarría fue la única investigadora chilena invitada por la Universidad de Castilla La Mancha a través del director del proyecto Dr. Pedro Cerrillos Torremocha. Igualmente, el académico Dr. Ramón  Llorens García, de la Universidad de Alicante, la invitó a formar un equipo de trabajo para investigar la censura en la literatura infantil y juvenil en Chile.

La académica del Departamento de Artes y Letras, Rosa Díaz Chavarría, comentó que su investigación “Censura y literatura infantil y juvenil en Chile: Los libros silenciados en dictadura”, da cuenta de la forma en que operó en Chile la censura en materia de LIJ durante la dictadura militar; los mecanismos de represión utilizados en contra del libro y los cambios de paradigmas que se impusieron en la sociedad chilena.

En el caso chileno, la colección más importante de LIJ durante el gobierno de la Unidad Popular se denominó Cuncuna, dedicada a niños en etapa preescolar, con edición mensual de 30 mil ejemplares. “Sus temáticas estuvieron relacionadas con el conocimiento del mundo, el entretenimiento y los valores clásicos universales en la formación del niño”, expresó la académica Díaz Chavarría.

Dicha colección fue publicada por la Editora Nacional Quimantú, editorial emblemática creada por el gobierno del Presidente Salvador Allende, bajo la premisa de ampliar el acceso a la cultura y a la literatura de calidad. “La Editora Nacional Quimantú había sustituido a la editorial Zig-Zag, comprada en 1971 por el gobierno de Salvador Allende, que siendo aún senador, había propuesto la creación de una editorial nacional que publicara libros de calidad y acercara la lectura y la cultura a la comunidad”, expresó la académica UBB.

“La Colección Cuncuna fue creada y dirigida por el periodista y sociólogo Arturo Navarro, y se convirtió en objetivo de la estrategia de eliminación e intimidación. La colección infantil representaba a la Unidad Popular y sus logros, es decir, el proyecto de hacer llegar la cultura a todos los lugares del país, la recuperación de las tradiciones; venía a llenar un espacio que había estado vacío. Similar suerte corrió la colección de revistas Cabrochico, también de Editora Nacional Quimantú”, describió Rosa Díaz.

Según expresó la investigadora de la UBB, la Colección Cuncuna ingresó a la lista de libros peligrosos por dos razones fundamentales. “Primeramente, desde la mirada de la ignorancia y del desconocimiento absoluto de las obras censuradas, de su valor y visión del mundo; y la segunda, y definitoria en el ámbito de las consecuencias, fue el estigma claro de poseer en su portada el sello editorial Quimantú, objeto de persecución como símbolo del principal enemigo de la patria nueva, que instalaba una ideología que no podía transar con valores “foráneos” e ideológicamente “izquierdizantes”. El objetivo evidente fue silenciar y aniquilar la editorial”, ilustró.

La docente Rosa Díaz Chavarría, comentó que de los 20 títulos de la Colección Cuncuna, sólo se conocen algunos, y la Biblioteca Nacional de Chile (DIBAM), pese a múltiples esfuerzos por dar con ellos, no ha logrado llegar a buen puerto. “Me di el trabajo de buscar y encontré algunos. Otros que tenían anticuarios me los fotocopiaron en muy buena calidad a todo color. De modo que aquí hay una tarea pendiente de rescate de la memoria histórica. La primera parte fue esta, buscar la Colección Cuncuna para conocerla”, manifestó.

Entre los títulos se encontraban El negrito Zambo; El rabanito que volvió; El gigante egoísta; Los geniecillos laboriosos; Cabeza colorada; El huevo vanidoso; Por una docena de huevos duros; La rosa roja; y La Dora Piñones.

Otros ejemplos de títulos objetos de censura fueron “La flor del cobre” de Marta Brunet (1972); “Cielografía de Chile” de Floridor Pérez (1973); “Los monos hacen lo que ven” (1972) cuento tradicional con ilustraciones de G. Vallejos (Guidu). Los criterios para explicar dicha censura son diversos, pero básicamente se explican por el hecho de ser productos culturales asociados con la Unidad Popular.

La académica Díaz Chavarría comentó que los bandos de la Junta Militar también tuvieron efecto directo en la LIJ. “Encontré pocos documentos, bandos de la época donde se prohibía cualquier literatura subversiva o que fuera en contra de los valores del régimen. Inclusive, hay un bando presidencial del 15 de septiembre de 1973 que dice que -toda persona que sea sorprendida durante el estado de sitio, imprimiendo, difundiendo, por cualquier medio propaganda subversiva, y atentatoria contra el supremo gobierno, sufrirá las penas contempladas por el código de Justicia Militar para tiempos de guerra-. Con esto, nadie quería tener libros de Quimantú, y por eso las familias comenzaron a quemaron muchos libros, básicamente por el miedo. Algunos los enterraron y otros los escondieron en el entretecho de las casas, como ocurrió con una familia de Castro, que al refaccionar su casa encontró en el entretecho unas cajas con colecciones de la revista Cabrochico, y que pertenecieron al padre del dueño, que en los tiempos de la UP poseía un quiosco”, expresó la docente.

Un documento clave expuesto por la académica Rosa Díaz, y que da cuenta de la censura hacia la LIJ, es un informe de la Central Nacional de Inteligencia (CNI)  de 1985, donde se censura un cuento que se publicaría en la Revista del Colegio Médico de Chile, y que de acuerdo a los criterios de los censores, poseía un fondo político dirigido a los niños, una acción “abiertamente sospechosa y atentatoria”.

“Los argumentos que se exponen para su prohibición son los siguientes: El artículo está escrito en fábula, donde se enseña a los niños que el empleo de la fuerza puede ser vencido con inteligencia y cultura. Demuestra, asimismo, que las personas deben razonar y no aceptar una situación tal como se les presente. Este cuento infantil, pretende despertar en el subconsciente del niño, la idea de no aceptar el ordenamiento que debe existir en todo régimen de gobierno establecido. De toda la fábula se desprende una enseñanza y, en este caso, ella es que, por muy débil que se sea, siempre existe la posibilidad de oponerse a quienes son más fuertes”, comentó la académica Rosa Díaz.

La censura de la LIJ también se dio en la escuela, según evidenció la investigadora UBB. Así ocurrió, por ejemplo, con el libro Antología poética de Pablo Neruda (Quimantú, 1972), con prólogo de Salvador Allende. Tras el golpe militar se retiraron de circulación los libros que se asociaban al gobierno anterior, “ya sea por su contenido o porque fuesen publicados con el logo de la empresa de mayor difusión de las ideas “marxistas” del gobierno de la Unidad Popular”, según se expresa en la investigación.

“En materia de LIJ ocurrió algo sorprendente; no hay censura explícita de obras y autores. La obra de Pablo Neruda, por ejemplo, aparece como lectura recomendada, sin embargo, no se podía leer en las escuelas”, advierte la académica Rosa Díaz.

Las escuelas, sin embargo, sabían qué se podía leer y qué no, según describe la investigadora UBB, a través de memorandos, circulares, oficios secretos y reservados que prohibían y censuraban. “Los directores de establecimientos educacionales debían hacer cumplir estos mandatos, junto a ello funcionaba la consabida autocensura aplicada por los profesores que se empeñaban en no poner en riesgo su estabilidad laboral y su seguridad personal”, aseveró Rosa Díaz.

La académica UBB se entrevistó con profesores que ejercieron la docencia durante la época de dictadura, quienes testimonian que la autocensura y lo lacónico de los documentos recibidos influyeron decididamente en la selección de los textos y autores. También hubo profesores que se negaron o simplemente no quisieron comentar sus experiencias, posiblemente por temor, y por la desconfianza que experimentaron y que quedó hondamente arraigada, aseguró la académica Rosa Díaz.

“La dictadura incursionó en el proyecto de formar un nuevo ciudadano, por ello se preocupó por la formación del niño y del joven, por inculcarle valores asociados a la patria, su defensa, lealtad y compromiso, también a la familia y al trabajo. De esta manera, ejerció el control y represión en su formación al interior de las escuelas y de los bienes culturales como la LIJ a la que el niño podía acceder (…) El patrimonio intelectual y cultural que surge del transitar de una sociedad que lo hace en libertad y a conciencia es el mejor regalo que se le puede entregar a la infancia. Los libros son el gran legado y es responsabilidad de los adultos ponerlos al alcance de los niños en libertad, cantidad y calidad suficientes. Chile, como país, tiene aún una deuda, debe recuperar la memoria histórica a través de los libros perdidos, quemados y silenciados por la dictadura”, concluyó la académica Rosa Díaz Chavarría.

Exposición en casco histórico de Cuenca

La académica Rosa Díaz Chavarría, participó igualmente de una exposición montada en el casco histórico de la ciudad de Cuenca. La muestra se denominó “Literatura y poder. Las censuras en la Literatura Infantil y Juvenil”.

“En dicha exposición se mostró en gran formato, ejemplares de la Revista Cabrochico y libros de la Colección Cuncuna de la Editorial Quimantú, con análisis y  notas explicativas realizadas por mí y por el Dr. Ramón Llorens García, académico de la Universidad de Alicante y coautor del capítulo de  investigación “Censura   y Literatura Infantil y Juvenil en Chile: los libros silenciados”, a quien agradezco la invitación a formar parte de tan importante grupo de investigadores”, explicó la docente UBB.

La exposición, al igual que el Congreso Internacional, tuvo un carácter de divulgación, reflexión y análisis crítico,  y, fundamentalmente,  de recuperación de la memoria histórica a través de la investigación de las censuras ejercidas sobre la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) en España y siete países latinoamericanos: Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Guatemala, México y Venezuela.

Conferencias en la Universidad de Alicante

La académica del Departamento de Artes y Letras, Rosa Díaz Chavarría, también fue invitada por el Centro de Estudios Iberoamericanos Mario Benedetti, y el Departamento de Innovación y Formación Didáctica, Área de Lengua y Literatura, de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante, a dictar dos conferencias: “La literatura infantil y juvenil en el Libro de las preguntas de Pablo Neruda”, y “Quimantú, la editorial de la Unidad Popular”.

“Las conferencias estuvieron dirigidas a estudiantes y profesores de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante, quienes se mostraron muy interesados en los temas tratados y lo manifestaron a través de comentarios y preguntas al finalizar las exposiciones, lo que permitió profundizar aún más en los temas”, aseguró la docente UBB.