Universidades regionales analizarán desafíos de la ruralidad chilena en el siglo XXI

Los desafíos de la ruralidad chilena en el siglo XXI será el principal foco de análisis del seminario que convocan la Universidad del Bío-Bío, la Universidad de Concepción y la Universidad Católica de la Santísima Concepción junto con la Agrupación de Universidades Regionales de Chile (AUR). El encuentro se realizará los días 22 y 23 de agosto en el Aula Magna del Campus Fernando May de la UBB.

El seminario congregará a especialistas e investigadores de universidades regionales, así como a representantes de Gobierno de nivel central y regional, municipios, líderes sociales, medios de comunicación y gremios productivos, con el propósito de abordar temas como ruralidad chilena en el contexto latinoamericano; recursos naturales, sustentabilidad y cambio climático; tendencias demográficas; infraestructura y conectividad, entre otros.

El director ejecutivo de la Agrupación de Universidades Regionales (AUR), José Ábalos König, precisó que Chile depende en muchos aspectos de las actividades productivas y de otros servicios y beneficios que aporta el sector rural. Pese a ello, los temas e inquietudes del mundo rural no siempre son priorizados con la celeridad requerida. “Además de los aspectos puramente económicos, en la ruralidad vive una parte relevante de nuestros compatriotas, y el entorno rural da identidad y sentido a regiones, provincias y territorios del país. Sin embargo, los temas rurales tienen escasa presencia en los medios de comunicación y en la agenda política nacional, dominada por los temas urbanos y metropolitanos”, aseveró.

El prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Fernando Toledo Montiel, resaltó el carácter colaborativo de las tres casas de estudios superiores que se han propuesto realizar el seminario con el apoyo de la Agrupación de Universidades Regionales. El prorrector destacó la pertinencia del tema toda vez que Ñuble es la región con mayor ruralidad del país (30,6%). “Creemos que es necesario generar sinergia para potenciar una mirada común sobre el territorio. Nuestras universidades poseen distintas fortalezas y experiencias, que complementadas, pueden tributar de manera significativa al desarrollo de la Región de Ñuble”, expresó.

La primera reunión de coordinación se desarrolló en dependencias de la UBB y congregó al director ejecutivo de AUR, José Ábalos; al prorrector de la UBB Fernando Toledo; al director general del Campus Chillán de la UdeC, Pedro Pablo Rojas y al subdirector del campus Juan Alberto Barrera; al director del IT de la sede Chillán de la UCSC, Henry Sanhueza y al director de la Editorial de dicha universidad, Gonzalo Bordagaray; la asesora profesional de AUR Andrea Palma y la jefa de la división Santiago de la UFRO y representante ante la AUR, Lucía González.

Las 22 universidades que integran la AUR, tienen como objetivo común aportar al desarrollo de las comunidades y territorios regionales donde se emplazan. “Su aporte es vital para animar el quehacer intelectual, la inclusión y el desarrollo social, valorar la diversidad y atender la vulnerabilidad, colaborar con el sector productivo, apoyar las políticas y programas públicos, promover la cultura y el rescatar la identidad de los territorios. En esencia, su quehacer promueve la regionalización y el desarrollo”.