FIDUBB realizó seminario que abordó la educación inclusiva y la justicia social

“Tendiendo puentes entre la educación para la justicia social y la educación inclusiva en el contexto de la formación inicial de profesores” se denominó el seminario organizado por el Programa de Fortalecimiento de la Formación Inicial Docente de la Universidad del Bío-Bío (FIDUBB), el cual se desarrolla en convenio con el Ministerio de Educación. La actividad se realizó en el Aula Magna del Campus Fernando May, y contó con la presentación de dos expertos en la materia, Javier Murillo Torrecilla y Cynthia Duk Homad.

La jefa de Formación Integral y miembro directorio FID a cargo de Investigación y Movilidad de las Pedagogías, Roxana Balbontín Alvarado, dio inicio al seminario con un discurso de bienvenida donde explicó la importancia del FIDUBB. “El proyecto se inserta en un macro proyecto nacional de apoyo a la formación de profesores que lleva a cabo un consorcio de universidades chilenas y el objetivo es mejorar la calidad de la formación inicial de quienes educarán a generaciones de ciudadanos y ciudadanas. Cabe preguntarse si estamos formando profesores que respondan a las necesidades que tienen nuestros niños y niñas, si hemos abordado en el currículum temáticas como la justicia social o la educación inclusiva. Creo que la contingencia anuncia que no hemos hecho lo suficiente y debemos seguir avanzando en otorgar una formación que integre estos elementos fundamentales y necesarios”, agregó Roxana Balbontín.

El primer expositor fue el profesor titular del área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, Dr. Javier Murillo Torrecilla, quien expuso “Hacia una formación docente para la justicia social”, uno de sus temas centrales de estudio.  El profesional llevó a la reflexión a los presentes respecto al rol que cumple la institución, y entre otros conceptos destacó el de justicia social, “es un concepto político, variable, y no es una utopía, sino un camino”. Es importante destacar que Murillo fue coordinador general del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación de la Oficina Regional de la Unesco para América Latina y el Caribe.

En tanto, la segunda charla estuvo a cargo de la directora del Centro de Desarrollo e Innovación en Educación Inclusiva y del Programa de Magíster en Educación Inclusiva en la Universidad Central de Chile, Cynyhia Duk Homad, denominada “Educación inclusiva en la formación docente”.  Muchas veces, dijo la investigadora, no hay consenso de cómo “evaluamos, cómo llevamos un seguimiento de los procesos educativos, o de las decisiones más de gestión que toman los establecimientos educacionales. Pero también en las universidades, donde son espacios formativos, sí estamos tomando decisiones coherentes con los principios de inclusión y equidad”, destacó. Duk Homad integró la Comisión Asesora Presidencial para la Calidad de la Educación que sentó las bases para la Ley General de Educación.




Rectoría acogió informe de Comisión Triestamental de la Facultad de Educación y Humanidades

El rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, valoró la propuesta triestamental que aborda diversas inquietudes de la Facultad en los ámbitos de Infraestructura, Formación Inicial Docente, Triestamentalidad y Género. La comisión desarrolló su tarea en un marco participativo, de cooperación y reconocimiento a quienes integran la comunidad universitaria.

La reunión de trabajo, desarrollada en el salón auditorio Miguel Jiménez Cortés, fue presidida por el rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, junto con el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel; el decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca, académicos/as, funcionarios administrativos y estudiantes.

El rector Dr. Mauricio Cataldo señaló que se analizarán las propuestas y la factibilidad de implementar mejoras, respuesta que se entregará a la comisión durante el mes de marzo próximo.

“Siempre habrá disposición para llegar a acuerdos importantes. Agradecemos el trabajo que ha realizado la Comisión Triestamental de la Facultad de Educación y Humanidades, porque es necesario reiterar que la construcción de la Universidad es un proceso colectivo del cual todos somos responsables. Aquí ha habido voluntad de trabajar coordinadamente y eso es muy valorable. Esta rectoría siempre estará disponible para dialogar y trabajar conjuntamente en la búsqueda de soluciones”, manifestó.

En representación de los estudiantes participaron Benjamín Vergara, presidente del centro de estudiantes de Pedagogía en Inglés; Camila Jara, presidenta de Pedagogía en Historia y Geografía; Catalina Rioseco, presidenta de Pedagogía en Educación General Básica; José Arriagada, representante coordinador de Pedagogía en Educación Física; Osvaldo González, representante de Pedagogía en Educación Física; Sebastián Garrido, presidente de Pedagogía en Educación Matemática; y Nicolás Ortiz de Trabajo Social.

Los jóvenes expresaron que en su calidad de presidentes/as de centros de estudiantes y representantes, venían desarrollando un trabajo tendiente a identificar las problemáticas más relevantes, de manera que la comisión fue el espacio para poner en común dichos anhelos. Asimismo, rescataron la instancia de diálogo y trabajo. “Fue una experiencia positiva porque se reconoce nuestro derecho a opinar. El hecho que el Rector haya propuesto la creación de una comisión triestamental y que se hayan interesado académicos y funcionarios, así como los propios estudiantes, es un gran paso”, precisaron.

Igualmente, destacaron el interés por escuchar y validar la visión de la comunidad estudiantil. “El trabajo de la comisión refleja las expectativas de nuestras compañeras y compañeros porque se identifican problemas que afectan a la gran mayoría. Además, hay que hacer hincapié en que nuestras propuestas están respaldadas por sondeos y consultas a los estudiantes de todas las carreras de la Facultad. Es un hito muy importante el que las demandas queden oficialmente plasmadas”, reseñaron.

Los jóvenes manifestaron su interés en propiciar una cultura de diálogo entre los distintos integrantes de la comunidad universitaria.

La coordinadora de la Comisión Triestamental, Dra. Juana Castro Rubilar, explicó que la instancia se estructuró con el propósito de generar un informe que diera cuenta de la situación de la Facultad en cuatro ámbitos específicos: Infraestructura, Formación Inicial Docente, Triestamentalidad y Género.

“Comenzamos a funcionar definiendo los problemas más apremiantes y sus respectivas propuestas de solución considerando horizontes de corto, mediano y largo plazo. Logramos consolidar una mirada en término general y también en profundidad. Hubo muy buena participación; se trabajó horizontalmente y el resultado es fruto de una visión triestamental. Todos los aportes de los miembros fueron recogidos; incluso se buscó información para que las propuestas de solución a las problemáticas detectadas en este diagnóstico, pudieran ser coherentes y posibles de llevar a cabo”, reflexionó Castro Rubilar.

En representación del estamento académico participaron Rodrigo Faúndez, Claudia Vásquez, Juana Castro y Cristina Martin, en tanto que en representación de funcionarios y funcionarias se integró a Alexis Riveros y Lorena Orellana.