Vicerrectoría Académica releva esfuerzo docente por impulsar la educación a distancia

El vicerrector académico Dr. Peter Backhouse Erazo destacó la capacidad institucional, en términos humanos y técnicos, para implementar la modalidad de educación a distancia en un periodo acotado, y con todas las dificultades derivadas del escenario de pandemia por Covid-19. Los/as académicos/as de la UBB asumieron el reto y junto con identificar oportunidades de mejora, también advierten nuevas opciones de desarrollo a partir de las capacidades instaladas que dejará esta modalidad de enseñanza- aprendizaje.

Por Mariana Gutiérrez V. y Cristian Villa R. 

“Nuestra Universidad, estatal y pública, con recursos limitados pero con convicción y compromiso, ha sido capaz de generar condiciones para implementar la docencia a distancia en un muy breve periodo. No ha sido fácil y sabemos que aún debemos mejorar, pero es válido reconocer el enorme esfuerzo desplegado, más aún en el inédito contexto que vive nuestro país. Es alentador constatar cómo los/as académicos/as y funcionarios/as  administrativos/as se han sumado con verdadero compromiso para garantizar procesos de enseñanza-aprendizaje de calidad”, precisó.

Un nuevo paradigma

El jefe de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo (UGCM) Dr. Rodrigo Salazar Jiménez, comentó que la unidad, a través del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico, ha contribuido con los/as académicos/as, de modo de generar nuevas habilidades y competencias necesarias para la modalidad de educación a distancia.

“El equipo de profesionales del ADPT ha trabajado intensamente desde un inicio, generando capacitaciones sobre nuestras plataformas educativas Adecca y Moodle, e incluso habilitando un call center con atención permanente para resolver dudas sobre el uso de las plataformas. Se han elaborado manuales, tutoriales e infografías para un óptimo empleo de Zoom. Hasta ahora, en Adecca se han creado 1.888 secciones de asignaturas y 430 en Moodle. La Universidad adquirió 240 licencias de Zoom, 80 para Moodle y 160 para Adecca”, precisó.

De gran utilidad han resultado las capacitaciones sobre Recursos digitales para la docencia on line, donde es posible aprender a utilizar herramientas como Screencast, Podcast, Padlet, uso de formulario de Google, cómo subir videos de Youtube, entre otros recursos que el académico puede utilizar a través de las 2 plataformas educativas.

Los/as académicos/as entrevistados coinciden en que la capacidad instalada en términos de aprendizaje y técnica que dejará este proceso, abren insospechadas oportunidades para la Universidad, especialmente en las áreas de capacitación y postgrado, logrando trascender las fronteras territoriales.

Asumir el desafío con flexibilidad

La directora de la Escuela de Ingeniería Civil en Informática, Dra. Marlene Muñoz Sepúlveda de la Facultad de Ciencias Empresariales, explicó que poseía experiencia en esta modalidad y reconoce que se debe asumir el desafío con flexibilidad.

“Aparecen algunas oportunidades que deberíamos aprovechar como Universidad. Por ejemplo, si hasta ahora no brindábamos educación a distancia, ahora es el momento de empezar (…) Probablemente, esta situación nos hará cambiar el modo de pensar porque el/la docente se ha dado cuenta que la educación presencial tiene mucho que aprender de la educación a distancia, de manera que a partir de esa experiencia la clase presencial puede verse mejorada”, reflexionó.

La académica Marlene Muñoz también mencionó que esta modalidad le ha hecho reflexionar sobre la oportunidad que se abre para idear clases con mayores criterios de inclusión, pues se ha visto en la necesidad de pensar estrategias distintas para entregar los contenidos.

Planificar es clave

Para la académica del Departamento de Arte y Tecnologías del Diseño, Dra. Soledad Quezada Cáceres de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, la docencia a distancia ha sido buena, aunque ha significado también desafíos importantes. Hay que planificar, adaptar los contenidos, proyectar actividades, identificar las aplicaciones más efectivas, preparar material, anticipar la respuesta de los alumnos, puntualiza.

La académica dicta dos cursos electivos, uno de los cuales es Fotografía. Para éste, ha recurrido a simuladores, software y material disponible en internet, así como a su propia experiencia, para abordar los aspectos prácticos de la asignatura. Además, los alumnos y alumnas hacen ejercicios experimentales con su celular, que todos tienen y que es lo que más se utiliza para las imágenes en redes sociales, comenta.

Hemos ido avanzando sobre la marcha, señala, indicando que en reuniones con otros profesores comparten iniciativas y vivencias, validan y conocen buenas prácticas.

Un desafío institucional

El académico del Departamento de Artes y Letras, Dr. Álvaro González Concha de la Facultad de Educación y Humanidades, comentó que tuvo la posibilidad de realizar un curso sobre educación a distancia, adquiriendo una importante experiencia.

“Metodológicamente todo debe estar muy bien organizado. La Universidad debía comenzar a funcionar y no teníamos mayor alternativa, porque debemos responder a lo que el Estado nos demanda y a las expectativas de los/as jóvenes y sus familias. Se está haciendo lo mejor posible, y todos/as hemos hecho un esfuerzo importante para que la institución se levante y pueda funcionar”, comentó.

El Dr. González Concha precisó que se reconoce el esfuerzo de las capacitaciones impulsadas por la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo a través de la ADPT, así como el rol de las plataformas Moodle y Adecca que, si bien tienen limitaciones, han permitido salir adelante con las labores docentes.

Diseño institucional de las asignaturas

El director de la Escuela de Ingeniería Civil, Dr. Álvaro Suazo Schwencke de la Facultad de Ingeniería, comentó que su experiencia ha sido favorable, logrando incluso mejores promedios de asistencia de los/as alumnos/as.

“A nivel internacional ya había señales respecto de que la enseñanza va mudando a la modalidad semipresencial. Se abren oportunidades en el ámbito del intercambio académico, o el incluir en la asignatura una clase con un/a académico/a especialista evitando la necesidad que éste viaje al país. Las asignaturas también se enriquecen con los recursos pedagógicos que permite esta modalidad. Asimismo, alumnos/as que no son de Concepción podrían eventualmente cursar algunas asignaturas sin necesidad de dejar sus ciudades de origen”, señaló.

Salir del espacio de confort

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Aurora Henríquez Melgarejo de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, comentó que el haber cursado periódicamente capacitaciones sobre Adecca y Moodle fue un punto a favor.

“Los/as docentes hemos debido adquirir destrezas y aprender velozmente. Lo positivo es que quedará instalada una capacidad de trabajo que nos permitirá desarrollar otras actividades tales como cursos, diplomados o postítulos a distancia (…) Esto también nos sacó de nuestro espacio de confort y nos obligó a inventar nuevas formas y estrategias para nuestra docencia”, reflexionó.

También coincide en la necesidad de mayor tiempo para preparar adecuadamente el material de la clase.

Factor comunicacional académico/a – alumno/a

Por su parte, el académico del Departamento de Física, Dr. Pedro Flores Paredes de la Facultad de Ciencias, explicó que paulatinamente fue despejando inquietudes.

“Rápidamente fui advirtiendo cómo podía plantear las clases a los estudiantes, aunque fue una sorpresa encontrar sus pantallas sin imagen. Se entiende que es una situación extraordinaria y habrá que convivir con esta realidad. Al lograr el manejo de algunas herramientas, es posible proponer actividades distintas. La grabación de cápsulas permite que el estudiante pueda volver a ver el material hasta entender los conceptos, por ejemplo”, mencionó.

Igualmente, el mismo material puede ser aprovechado y mejorado para futuras cohortes, según estima el Dr. Flores Paredes.

El vicerrector académico Dr. Peter Backhouse Erazo comparte las reflexiones docentes. “El escenario mundial cambió y la modalidad de educación a distancia experimentará un importante crecimiento y desarrollo de ahora en adelante, porque presenta muchas oportunidades y ventajas. Debemos asumir que esta modalidad es una real alternativa para asegurar la viabilidad institucional”, manifestó.