Citec UBB adjudica licitación que permitirá nueva calificación para edificios

En el marco del convenio de colaboración vigente entre el Ministerio de Energía, el Ministerio de Obras Públicas, de Vivienda y el Instituto de la Construcción, se llamó recientemente a licitación propuestas que permitieran desarrollar un sistema de calificación y etiquetado de eficiencia energética para edificación de uso público, siendo seleccionada la iniciativa liderada por Centro de Investigación en Tecnología de la Construcción de la Universidad del Bío-Bío, Citec UBB.

Por Dagoberto Pérez.

El Dr. Ariel Bobadilla Moreno, director del Citec UBB, y director de la propuesta adjudicada, expresó su alegría al ver que se reconocía un trabajo de calidad forjado por años de manera multidisciplinaria en este centro tecnológico, al alero de una universidad estatal y pública con más 73 años al servicio de la comunidad birregional y nacional, que ubican el saber hacer UBB en el área como líder país  “Para la comunidad, el país y la sociedad en general, esto será de gran impacto por su utilidad tanto para los usuarios como para el mercado de la edificación”, asegura el investigador.

Chile está en un proceso de formación de su sistema regulatorio en materia de eficiencia energética, y parte importante de dicho proceso considera la elaboración de una Ley de Eficiencia Energética que actualmente se encuentra en su último trámite en el Congreso.

El Dr. Luis Lillo Arroyo, Vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bío-Bío, saludó este resultado. “Felicitamos al Citec UBB por la reciente adjudicación que cuenta con la participación de investigadores de Australia, Japón, Austria, España y EEUU. Esta iniciativa sin duda sentará las bases de la calificación energética de edificios que se implantará dentro de poco en todo Chile”.

En similares términos se refiere el Dr. Arnaldo Jélvez Caamaño Director de Innovación. “Este importante logro confirma el rol de nuestra institución de dar soluciones concretas a los requerimientos de empresas públicas y privadas y que tengan como objetivo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

En tanto Hernán Madrid, jefe de Certificación Edificio Sustentable (CES) resalta los meritos del Centro de Investigación en Tecnología de la Construcción, Citec, para esta adjudicación. “La comisión que evaluó las propuestas para el desarrollo del estudio, integrada por representantes de los ministerios de Energía, Obras Pública y de Vivienda y Urbanismo, más el Instituto de la Construcción, consideró que presentaron una excelente propuesta técnica y que, además, se complementaba muy bien con las actividades y productos adicionales que ofrecieron”.

Son parte de este equipo Citec UBB el Dr. Alexis Pérez Fargallo, quien tiene el rol de jefe de proyecto,  Roberto Arriagada Bustos quien cumple la función de encargado de área estado del arte nacional, y la académica Gilda Vargas Mac-Carte, del Departamento de Estadística, quien cumple la función de encargada del área tipologías arquitectónicas y constructivas.

El investigador UBB Dr. Ariel Bobadilla, en su rol universitario ve grandes oportunidades para la academia en estas materias. Toda vez, que los problemas que genera la adopción obligatoria de cambios en la industria, son también posibilidades para abrir trabajos de investigación y desarrollo y procesos de retroalimentación y enriquecimiento de sus de proceso de formación dirigidos a estudiantes de pre y pos grado.

“La información y nuevo conocimiento que se desarrollará a través de esta iniciativa, podrá transferirse primero y directamente a los alumnos de pre y pos grado de nuestra Universidad, por medio de los profesores, también investigadores que participan en esta iniciativa. En particular a través de los programas de Magíster y Doctorado y varios programas de pregrado de las facultades de Arquitectura, de Ingeniería y Ciencias que abordan temáticas asociadas a estas materias”.  Y agrega, la vivienda es el principal bien que posee la clase media chilena, por eso es tan importante que la comunidad cuente con toda la información sobre lo que está comprando, equivocarse trae consecuencias que afectarán su presupuesto familiar y calidad de vida finalmente.

Participación internacional

Esta adjudicación contará con los apoyos de los investigadores internacionales Dr. Tobias Hatt, Energieinstitut Vorarlberg, Alemania; Dr. Masa Noguchi, University of Melbourne, Australia; Dr. José Manuel Salmerón de la Universidad de Sevilla, España; Dr. Jesús Alberto Pulido Arcas, Universidad de Tokyo, Japón; and, Dr. Peng “Solomon” Yin of University of Louisiana at Lafayette, USA.

*Ver nota completa en www.vrip.ubiobio.cl

 




UBB inicia ciclo de charlas sobre Covid-19, cultura, alimentación y salud pública

La segunda versión del seminario birregional es impulsado por el Departamento de Nutrición y Salud Pública de la Universidad del Bío-Bío y el Departamento de Salud Pública de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC). La jornada inaugural consideró la ponencia del académico de la Universidad de Panamá, Israel Ríos-Castillo, quien expuso sobre “La seguridad alimentaria y nutricional ante el desafío del covid-19”.

La secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA), Dra. Mónica Cardona Valencia, y el director del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dr. Julio Parra Flores, destacaron el valor y pertinencia del seminario que se alza como un espacio de reflexión y discusión que logra aglutinar a estudiantes, exalumnos/as y académicos/as en torno a temáticas sensibles de actualidad, que impactan en la salud de las personas.

El académico coordinador de la iniciativa en la UBB, doctorando Eduard Maury Sintjago, precisó que el ciclo considera cinco charlas dictadas por destacados académicos e investigadores del área de Nutrición y Salud Pública: Desafíos para la seguridad alimentaria y nutricional en tiempos de covid-19; Sistema inmune y covid-19; Determinantes sociales en el desarrollo de la pandemia por covid-19; Propiedades antivirales de fitoquímicos; y Abordaje alimentario-nutricional en el paciente con covid-19.

El equipo UBB es integrado igualmente por los académicos/as Ximena Sanhueza Riquelme, Pamela Chavarría Sepúlveda, Julio Parra Flores y Alejandra Rodríguez Fernández. En tanto, la académica Claudia Troncoso Pantoja oficia como coordinadora del equipo de trabajo de la UCSC.

El expositor Israel Ríos-Castillo, es doctorando del programa de Ciencias de la Salud de la Universidad Especializada de las Américas (Udelas) de Panamá, y actualmente se desempeña como Oficial Regional de Nutrición para América Latina y el Caribe en la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

Ríos-Castillo precisó que durante los últimos años se venía observando un retroceso en los indicadores de Malnutrición y de Hambre, tanto en Latinoamérica como en el planeta. Sin embargo, FAO, a través de sus reportes sobre el estado mundial de la seguridad alimentaria y nutricional, confirmó que durante los últimos tres periodos de medición, se constató un incremento en el número de personas en condición de hambre, pasando de 725 millones a más de 820 en el indicador de Hambre o Subalimentación.

Latinoamérica no escapa a esa realidad y observa un incremento, pasando de 38 millones a 41,5 millones de personas en condición de hambre, lo que se explicaría en parte, por la caída de los precios de comodities y aspectos relacionados con las crisis sociales y políticas de los países de la región.

“Estimaciones de la FAO revelan que además de los 41,5 millones de personas en condición de subalimentación o de hambre, habría que sumar unos 20 millones de personas más, debido al Covid-19 y los efectos por desempleo, medidas de confinamiento, entre otros (…) A nivel global se estima que 704 millones de personas están en condición de inseguridad alimentaria severa y 1.300 millones están en condiciones de inseguridad alimentaria moderada. Con la pandemia entendemos que esa situación se ha agudizado y pudiera existir un número mayor de personas afectadas por inseguridad alimentaria”, ilustró.

“En Chile, en cuanto a inseguridad alimentaria grave, se estima una prevalencia de 3.4%  equivalente a 600 mil personas. En tanto, en la combinación de la inseguridad alimentaria moderada o grave se llega a 14%, equivalente a casi 2.5 millones de personas. Estos datos deberían variar producto de los efectos de la pandemia como la cesantía; falta de acceso económico a alimentos, entre otros” comentó Ríos Castillo.




Escuela de Trabajo Social inauguró año académico con charla de la Dra. Gabriela Rubilar

 

Con la conferencia “Entre-tiempos y entre-crisis. Estudio cualitativo longitudinal de trayectorias y transiciones investigativas de trabajadores sociales”, dictada por la trabajadora social y académica de la Universidad de Chile, Dra. Gabriela Rubilar Donoso, la Escuela de Trabajo Social de nuestra casa de estudios realizó la inauguración del año académico, el miércoles 17 de junio, vía Facebook Live.

La actividad se realizó en el marco de los 25 años de la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Educación y Humanidades, así lo destacó su directora, Dra. Carmen Gloria Jarpa, quien recordó que este periodo ha estado marcado por aprendizajes e hitos importantes, como la acreditación de 6 años, una innovación curricular y muchas generaciones de profesionales formados en la Escuela que hoy deben responder a los desafíos locales, nacionales e internacionales.

La Dra. Carmen Gloria Jarpa también subrayó que “Chile inició el pasado octubre una revuelta popular que reinstala temas importantes en uno de los países más desiguales del mundo y a partir de allí, y luego de la pandemia, se desnudan problemáticas como el hambre, la pobreza, la desigualdad. En ese contexto hago la invitación a que en la conmemoración de estos 25 años podamos unirnos, colaborar, co-construir un programa de actividades que nos permitan reconectarnos, revincular, hacer tejido social y construir propuestas para avanzar en este camino”.

Durante su exposición la Dra. Gabriela Rubilar abordó la importancia del tiempo en la investigación donde se da en los procesos una sincronía de tiempos rápidos y lentos. Para la académica el tiempo está explícito en el cronograma de cada proyecto, sin embargo, éste no se traduce en algo lineal sino a un periodo de entre-tiempos donde están ocurriendo algunas cosas. “La investigación ocurre en un tiempo o en una temporalidad que no es lineal, es más bien circular, porque uno va y viene. Mientras estás haciendo el proyecto, estás pensando en el análisis y probando los instrumentos para la recogida de información o el trabajo de campo”.

El tiempo, sostuvo, puede ser un elemento clave en la investigación social para observar procesos de larga data como es el caso de su estudio de trayectorias de trabajadores sociales chilenos proyecto Fondecyt Regular 1190357, pero también, por ejemplo, de temas como la desigualdad en perspectiva intergeneracional, trayectorias de políticas sociales y su efectividad y, especialmente, las transiciones que son un cambio en la temporalidad, un punto de inflexión, como el que vivimos hoy donde el tiempo predecible ha cambiado.

La Dra. Rubilar enfatizó que los profesionales dedicados a la investigación viven en un proceso continum, pues siempre se está investigando algo, ya sea en el marco de una cátedra, de un curso o de un proyecto universitario.

Igualmente, expresó que la investigación con perspectiva temporal plantea desde su inicio a los participantes la posibilidad de “volver”, es decir, “los sujetos estudiados en trabajo social están ‘asujetados’ a una temporalidad biográfica que cambia. Poder seguir a los sujetos en el tiempo y saber que ha pasado con ellos es clave para los que investigamos en temas de políticas sociales”.

Pensar la investigación de este modo, aseveró, implica entender que siempre se está investigando, haciéndose preguntas significativas que de algún modo va a ir registrando en un formato que va a tener un tiempo rápido o lento. Así también ocurre durante la pandemia, donde “es necesario tener capacidad de ajuste de mi pregunta a esta temporalidad que es situada, es decir, en los tiempos de incertidumbre que estamos viviendo es clave pensar el tiempo como una posibilidad para crear, innovar y repensar las propias prácticas de investigación, de enseñar, de miradas respecto a ello. También de repensar los tiempos en materia de producción y reproducción, en qué momento tenemos la capacidad de hacer un tiempo, un ejercicio desde una perspectiva más liberadora y consciente acerca de las desigualdades”, concluyó.

En la ocasión, la conferencista hizo un llamado a visitar la página de la Red de Investigadoras/es de Trabajo Social donde se puede acceder a material audiovisual para la formación de las y los estudiantes de trabajo social del país. Las cápsulas fueron donadas por socias y socios de la red para la formación y/o actualización de contenidos en aproximaciones disciplinares y metodológicas, así como en enfoques de análisis de política https://redinvestigaciontrabajosocial.cl/formacion-en-linea/




Experto internacional analizó fenómenos de globalización, desigualdad y pandemias

El Dr. En Ciencias Sociales y Políticas por la Universidad de Cambridge, Hassan Akram,  director de la sede chilena de la Universidad Wake Forest (EE.UU.) y profesor de Políticas Públicas de la Universidad Diego Portales, brindó la conferencia telemática invitado por el Departamento de Ciencias Sociales, a través del Laboratorio de Geografía de la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía, según precisó el docente Juan Rivas Maldonado.

El académico Dr. Hassan Akram vinculó el proceso de globalización actual con la pandemia por Covid-19, y más generalmente con lo que considera el eje estructural de los eventos políticos, económicos y sociales de los últimos años: la desigualdad.

El Dr. Akram sostiene que la existencia de una pandemia implica necesariamente la existencia de la globalización, al punto de decir que sin globalización no hay pandemia. Al respecto explicó que desde hace ya varios siglos la humanidad ha vivido en una sociedad global, aunque con una profundidad mínima, tal como ha sucedido con el capitalismo. Sin embargo, el nivel de profundidad de la globalización actual, así como la profundidad y extensión alcanzada por el capitalismo, son fenómenos relativamente nuevos.

La actual pandemia, sostiene Akram, es efecto de la globalización debido a que las enfermedades se propagan a través del contacto humano, y tanto los epidemiólogos como los expertos en materias de salud pública sostienen que el aumento de contacto entre los seres humanos aumenta el riesgo de vivir una pandemia. Es por una razón de lógica y no por supuestas teorías conspirativas que personalidades como Bill Gates o expertos científicos, anticiparan la necesidad de fortalecer los sistemas de salud que amparan a la población mundial y promovieran la necesidad de crear nuevos fármacos y vacunas, señaló.

El Dr. Akram explicó que el mundo vivencia hoy una segunda globalización marcada por el neoliberalismo, una forma de gobernar la globalización a través de un Estado mínimo. “Hay distintas maneras de promover los contactos comerciales entre países. Por ejemplo, Japón y Corea del Sur no liberalizaron sus economías como recomendaron los Chicago Boys en Chile. Esos países comenzaron a bajar sus aranceles de forma estratégica, midiendo la capacidad de sus empresas de competir a nivel global, y sólo cuando esas empresas -que recibieron subsidios y cumplieron exigencias de productividad- generaban la capacidad para competir,  pudieron empezar a practicar ese contacto de globalización”, precisó Akram.

El problema, advirtió el académico, es que la mayoría de los países optó por el modelo de globalización neoliberal implantado en Chile, y éste implica riesgos para las personas, pues en este esquema la capacidad del Estado de proteger a la comunidad y regular los intercambios es cada vez menor.

“En este punto vinculamos el concepto de desigualdad. La desigualdad más obvia es la desigualdad en Salud. Para enfrentar las pandemias es fundamental contar con sistemas de salud pública robustos (…) Cuando la globalización es de carácter neoliberal, el Estado no dispone de las herramientas suficientes de protección para regular el riesgo de pandemia. Es la falta de capacidad de regulación de los estados lo que ha generado esta crisis y las que vengan en el futuro”, señaló.

El Dr. Akram señaló que la actual pandemia ha mostrado la bancarrota de las teorías individualistas, porque ahora preocupa la salud de los demás, no por caridad, sino por pragmatismo, debido al mayor contacto entre pobres y ricos a través de las cadenas globales de valor. “Así se generan las grandes inestabilidades del sistema, y si no tenemos un sistema de protección social, como es la salud, si mantenemos esas desigualdades, seguiremos teniendo más problemas en el futuro. Tenemos una crisis neoliberal con varios síntomas y uno de ellos es el Covid-19”, ilustró.

“Mi pronóstico es que la globalización, o se deshace del modelo neoliberal y así podríamos tener una globalización más regulada que no aumenta tanto la desigualdad, o se mantiene bajo la modalidad neoliberal, y en este caso veremos más respuestas conservadoras, populistas que ofrecen respuestas nacionalistas”, argumentó.