Escuela de Psicología UBB vivenció nueva ceremonia de titulación

La Escuela de Psicología hizo entrega de sus diplomas de título a 45 nuevos profesionales. El Premio Universidad del Bío-Bío, mayor distinción del nivel de pregrado, recayó en Gustavo Hermosilla Parra, mientras que el Premio Dirección de Desarrollo Estudiantil fue para Maickol Aroca Cancino. A su vez, el Premio Espíritu de Escuela reconoció a Gicelle Osorio Sánchez.

La Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán fue el marco de la ceremonia de titulación en que la Escuela de Psicología oficializó la entrega de títulos a 45 nuevos profesionales del área de las ciencias sociales.

La velada solemne fue presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello; la directora del Departamento de Ciencias Sociales, Julia Fawaz Yissi; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; académicas y académicos de la carrera, y familiares y amigos de los recién titulados.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, reconoció el importante hito que supone en las trayectorias individuales y familiares la obtención de un título profesional, pues constituye la coronación de un proceso que ha implicado esfuerzo, dedicación e importantes cuotas de sacrificio.

Del mismo modo, valoró la contribución de la Escuela de Psicología al desarrollo universitario. “La Escuela de Psicología no deja de asombrarnos. Si bien esta es la sexta promoción que egresa de nuestras aulas universitarias, cada vez tiene algo nuevo que entregarnos. Es una escuela que nos hacía falta en la Universidad, que nos vino a entregar un aire fresco (…) Hoy en los colegios no sólo encontramos profesores, sino también psicólogos, trabajadores sociales, fonoaudiólogos, porque finalmente la educación es un complejo de formación de buenos ciudadanos”, aseveró.

El decano Reyes Coca destacó igualmente el sello de los profesionales UBB, caracterizados por su conciencia social. “Nos preocupa formarles bien en su profesión, pero ante todo, ustedes nos importan como personas, no sólo como alumnos y su rendimiento, porque queremos formar personas integrales para la sociedad en la que les corresponderá ejercer. Un saludo muy especial a los padres y madres, a los familiares que les acompañan porque cuando un hijo o hija recibe su título profesional, el orgullo es de toda la familia”, expresó.

En tanto, el primer director de la Escuela de Psicología, académico José Luis Ysern de Arce, recordó a los jóvenes que la obtención del título profesional es el logro de una primera meta, y que de ahora en adelante se abre un nuevo mundo, con nuevos desafíos y propósitos.

“Sigan buscando metas en su vida y den razón de su título de psicólogos. Dar razón de su título de psicólogos significa ser psicólogo porqué, ser psicólogo para qué. En este mundo que tenemos ahora en Chile, y en cualquier parte de nuestra sociedad, bien sabemos cómo están las cosas, los conflictos y las tensiones que existen, pero ustedes están llenos de esperanza, y quiero que sigan así, llenos de esperanza queridas y queridos estudiantes. Den razón de su porqué de psicólogos”, manifestó.

“Son psicólogos y tienen ese título para que hagan felices a las personas que acuden a ustedes. A ustedes acudirán personas en conflicto, en dificultades, y la gracia es que al salir de su despacho, de su oficina o box, estas personas se vayan un poco más felices (…) Ese es el título que queremos que mantengan firme, renovado continuamente, preocupándose de la gente más desposeída, ya saben que me refiero a los pobres, que siempre ha sido la muletilla que les he repetido desde primer año: no se olviden de los pobres, ténganlos muy bien presentes, y recuerden aquello que alguna vez comentábamos en Psicología de la Liberación, Dostoyevski, un novelista ruso del siglo XIX, pero que en el fondo de su corazón era psicólogo, dice en su libro “El Idiota”: “sólo algo va a salvar al mundo, es la belleza, y la mejor de las bellezas es la del amor”. Pongan eso en práctica”, expresó el académico José Luis Ysern.

En la oportunidad también se hizo entrega de reconocimientos institucionales, con el propósito de distinguir a los estudiantes que durante su paso por la Universidad destacaron en el ámbito académico, así como en el desarrollo personal e integral.

El Premio Universidad del Bío-Bío, mayor distinción del nivel de pregrado, recayó en Gustavo Hermosilla Parra, mientras que el Premio Dirección de Desarrollo Estudiantil fue para Maickol Aroca Cancino. A su vez, el Premio Espíritu de Escuela reconoció a Gicelle Osorio Sánchez.

La ceremonia contó con la participación de la Orquesta de Cámara de la UBB, dirigida por Pablo Barría González.




Evaluación Dinámica y Modificabilidad Cognitiva fue tema de clase inaugural de Escuela de Psicología UBB

“Calidad y Equidad: Paradigma basado en el aprendizaje desde el modelo de la Evaluación Dinámica y la Modificabilidad Cognitiva”, se denominó la conferencia brindada por el director de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago, USACH, Dr. Mario Morales Navarro, en el marco de la clase inaugural del año académico de la Escuela de Psicología.

La actividad, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión, fue presidida por el vicerrector académico de la Universidad del Bío-Bío, Aldo Ballerini Arroyo, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; la directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, académicos, funcionarios administrativos y estudiantes.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, destacó el aporte que la Psicología Educacional implica en la práctica pedagógica, y realzó el paulatino fortalecimiento de la carrera de Psicología, que pese a contar con una década de existencia, puede exhibir importantes logros.

La directora de Escuela, Ingrid Quintana Avello, explicó que la carrera considera cuatro áreas disciplinares de formación de especialidad muy marcadas, tales como Psicología Clínica, Psicología Organizacional, Psicología Comunitaria y Psicología Educacional. Cada una de esas áreas está permeada de un enfoque psicosocial, según expresó.

“La inauguración de un nuevo año académico permite la reflexión crítica sobre los grandes temas que en este caso competen a la Psicología como disciplina, una disciplina aplicada a múltiples contextos y realidades. Valorar y potenciar la reflexión, la investigación, la extensión universitaria y ciertamente la docencia, son tareas que tanto nuestro Departamento de Ciencias Sociales, como nuestra Facultad de Educación y Humanidades y la institución en general, propician con energía. A través de esos ámbitos nos desarrollamos y nos proyectamos en el espacio local, regional y nacional”, argumentó Quintana Avello.

La directora Ingrid Quintana hizo alusión al escenario de discusión y debate sobre los desafíos de la educación pública en lo referido a la mejora de la calidad y gratuidad en todos los niveles educativos. “Estamos enfrentados también a superar la segregación educativa, y por ende, las brechas de inequidad que se perpetúan o no, dependiendo del lugar donde se estudie, y de la calidad de la educación que se recibe. En este contexto, la clase inaugural que nos brinda el académico Mario Morales Navarro, nos aporta actualizaciones desde la perspectiva de la modificabilidad cognitiva  estructural de Reuven Feuerstein, perspectiva teórica que ciertamente aporta al debate sobre el cómo acortar las brechas de inequidad que aún prevalecen en materia de aprendizaje”, contextualizó la académica UBB.

En su exposición, el académico Mario Morales Navarro, realizó una breve contextualización donde recordó que El Dr. Reuven Feuerstein generó la Teoría de la Modificabilidad Cognitiva Estructural, y buscó avanzar en la educación cognitiva de niños, jóvenes y adultos. Feuerstein propuso que la inteligencia no es una entidad fija, sino que es una característica del ser humano completamente modificable; no importando la edad de las personas, siempre es posible cambiar.

“Es una teoría muy optimista porque sostiene que siempre puede haber modificaciones, pero un elemento importante es que para generar esa modificabilidad se requiere de un mediador, pero no cualquiera, sino uno que cumpla con algunos requisitos. Esos requisitos están dados por la intencionalidad, la reciprocidad, la trascendencia, el ayudar a que el otro encuentre sentido a lo que está aprendiendo. Es decir, yo soy mediador para que el otro encuentre sentido. No doy yo el sentido, sino que soy un medio para que el otro lo encuentre. Los conceptos clave son dos conceptos clave son la posibilidad de modificación y cambiar, y lo otro es el mediador”, enfatizó el especialista.

El Dr. Morales Navarro explicó que la figura de la mediación se da claramente, por ejemplo, en la relación entre profesor-alumno o psicólogo-paciente, en tanto que la Teoría de la Modificabilidad Cognitiva Estructural no sólo contribuye al ámbito de la Psicología Educacional, sino también en el área clínica.

“Cuando una persona llega afectada por una experiencia compleja, qué importante es lograr esta mediación, porque el psicólogo no resuelve el problema, sino que ayuda, va entregando estrategias, vamos identificando dónde está la mayor dificultad, qué es lo que ha llevado a esa persona a la situación específica, que de alguna manera le ha producido un obstáculo para generar el cambio”, manifestó en modo ilustrativo.

El doctor en Ciencias de la Educación es autor del libro “El cambio cognitivo en el niño de aprendizaje lento”, que fue prologado por el Dr. Reuven Feuerstein. “¿Y qué es el aprendizaje lento? Muchas veces, psicométricamente está muy bien definido, incluso se plantea que se encuentra dentro de tal categoría a nivel de la psicometría. Pero desde la modificabilidad cognitiva no está para nada definido. Porque si yo logro una buena mediación, se acabó la lentitud, entonces qué es la lentitud, la lentitud porque tú no tienes la estrategia para poder responder al estímulo, y te demoras mucho más para llegar a una respuesta. En cambio, si yo tengo la estrategia, se acaba totalmente la lentitud”, describió el académico.




Estudiantes de Psicología UBB reciben su Licenciatura y logran importante paso para convertirse en profesionales

La ceremonia se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, y fue presidida por el decano Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la participación de la directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, académicos de la carrera, alumnos y familiares de los licenciados.

La directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, felicitó a los nuevos licenciados por el importante paso que dan en el camino a convertirse en profesionales. “El grado académico, la licenciatura que hoy reciben, es un paso significativo y es una etapa relevante de muchas otras que enfrentarán con la formación  que en esta Universidad recibieron. Y no me refiero sólo a la formación académica, sino a los diferentes momentos que vivieron en la Escuela, y que han contribuido a que hoy estén aquí continuando con su historia”, precisó.

Asimismo, la directora de escuela hizo alusión a la particularidad del momento en que los jóvenes han cursado su formación superior. “Ustedes han estudiado en un contexto de cambios, tanto sociales, políticos, como también académicos. Son parte de los anhelos de una educación de calidad, pública, gratuita y sin lucro. Y a responder esa demanda nos hemos volcado con ahínco como Universidad y escuela. Debiéramos asumir el compromiso de no olvidar esos principios y seguir defendiéndolos en los diversos ámbitos en que a futuro se desarrollen, sin olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos. Así la historia será mejor, más justa, más alegre y con un sentido integral”, manifestó.

Al finalizar su mensaje, la directora Quintana Avello citó al escritor uruguayo Eduardo Galeano: “Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias”. Que sus historias y las que comienzan a escribir sean buenas, sean las mejores”, concluyó.

El acto de licenciatura también contempló la participación del académico y director fundador de la Escuela de Psicología, José Luis Ysern de Arce, quien les recordó el sentido del Psicobautizo vivido el año 2013 cuando recién ingresaban a la carrera. “Ese solo hecho, esa manera de comenzar el curso, ya les decía, nuestra Escuela de Psicología es diferente y quiere ser otra cosa. Nada de mechoneos humillantes, de actitudes banales, sino todo lo contrario, indicaba pues un plan de vida y una actitud muy marcada en el nuevo hombre, en la nueva mujer que queríamos construir”, aseveró el académico.

Ysern de Arce también destacó cómo los estudiantes fueron descubriendo la Psicología Social Comunitaria, atravesada por la Psicología de la Liberación, lo que implica que al recibir la licenciatura los futuros psicólogos ya visualizan un proyecto que consiste en estar al lado de todo hombre y de toda mujer, para que cada vez sean más felices.

“Cuando hoy vemos jefes de Estado, vemos hombres muy poderosos que hablan de construir muros, ustedes dicen –mientras otros levantan muros, nosotros, psicólogos de la liberación, tendemos puentes-, y ese es su plan de vida, tender puentes. Y hacer que todo hombre y toda mujer podamos entablar, sin importar orientaciones de cualquier tipo, ni religioso, ni político, ni sexual, social, económico, podamos siempre ser hombres y mujeres que dialogan”, recalcó el docente y sacerdote.

Recalcando lo anterior y el valor del diálogo en toda época, el académico José Luis Ysern tomó como ejemplo al Papa Francisco, quien por estos días viajó a Egipto, sin mayores demandas de seguridad, para dialogar con musulmanes, coptos y cristianos, en señal de que si se quiere construir una civilización nueva, ésta tiene que estar basada en el diálogo de los diferentes.

Hacia el final de su mensaje, el académico José Luis Ysern de Arce brindó a los nuevos licenciados un caluroso abrazo de bienvenida a la Psicología y les recordó una frase que ya es máxima: “Recuerden a los más desposeídos, nunca se olviden de los pobres”.

En representación de los nuevos licenciados, la estudiante Carolina Lillo Vergara, recordó que en febrero de 2013 comenzaron a dar los primeros pasos de la travesía que les permitirá convertirse en psicólogos y psicólogas. Llegaban con los temores e ilusiones propias de quienes se adentran en un camino desconocido y a la vez fascinante.

La recién licenciada reconoció que el camino ha sido largo, marcado por el aprendizaje de nuevas experiencias y acontecimientos, que han permitido cimentar nuevas creencias, formas de conocer el mundo y maneras de comprender.

“En este viaje las experiencias no han hecho falta, a veces el día es soleado y otros lluvioso, alegres o tristes, animados y otras veces tan cansados y sin energía, pero durante cada una de ellas hemos logrado ponernos de pie y seguir avanzando”, aseguró Carolina Lillo.

También tuvo palabras de reconocimiento para la secretaria de la Escuela de Psicología, Hilda Carriel, y el auxiliar de la carrera Héctor Ortiz, quienes “con sencillez, amabilidad y cariño nos han brindado una mano cada vez que se lo hemos pedido”, aseveró la joven.

Asimismo, agradeció la notable tarea de los académicos, “quienes se han dedicado a mostrarnos distintas miradas de la Psicología, brindando la libertad para que cada uno de nosotros construya su propia visión del mundo que nos rodea”, explicó.

“Con todas estas experiencias, hoy nos encontramos aquí, a pasos del último tramo para llegar a nuestra meta, falta poco, pero no dudemos compañeros y compañeras que todos nuestros esfuerzos darán fruto, sólo nos queda seguir intentando y dar nuestro último esfuerzo para alcanzar nuestro sueño, que sin duda será sólo el inicio de muchas metas más”, concluyó.




Psicobautizo UBB reafirmó compromiso con la dignidad de los estudiantes

Justo al atardecer, entre sonidos de tambores, antorchas, velas y el símbolo de la letra “Psi” dibujado sobre un amplio terreno, se desarrolló el tradicional “Psicobautizo”, ritual de profundo sentido iniciático, con el que los estudiantes de segundo año de Psicología reciben a sus pares de primer año.

La actividad se desarrolló en dependencias del Campus Fernando May y consideró la participación de la directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, junto a académicos y estudiantes de la carrera.

El Psicobautizo consiste en una recepción y apadrinamiento de los nuevos estudiantes, muy diferente a los tradicionales mechoneos, pues en este caso se trata de una representación que considera una serie de símbolos, cuyo significado debe ser descifrado por los propios estudiantes.

La directora de escuela, Ingrid Quintana Avello, destacó que la carrera ya cumplió su primera década de existencia, y durante todo este tiempo los estudiantes de segundo año han recibido a los jóvenes de primer año de una manera distinta, alentados originalmente por el primer director de la carrera, el académico y sacerdote José Luis Ysern de Arce.

“Nuestra Escuela de Psicología posee un sello psicosocial que asume la dignidad de la persona. Por tanto, el Psicobautizo responde a esa orientación. A los jóvenes se les entrega una medalla de madera que tradicionalmente se encarga a artesanos del Centro Penitenciario. Eso tiene todo un sentido en relación a la sencillez con la que se asume el trabajo psicológico, que en nuestra perspectiva, está pensado para las personas en vulnerabilidad psicosocial”, comentó la directora.

“Nosotros, en un momento de tanta convulsión y violencia, apostamos por algo distinto. Esto es mérito exclusivo de nuestros estudiantes, quienes organizan esta bienvenida que se aleja de la violencia y de lo denigrante. Por el contrario, este es un rito de sencillez, de símbolos que están orientados a ponerse al servicio del otro y a reconocer la dignidad del otro. Es un rito hermoso, lleno de contenido, que los invita a una formación profesional, al servicio del otro y desde una Psicología de la Liberación como el padre José Luis Ysern legara, pero principalmente desde un sello psicosocial que se pone al servicio de los sectores más vulnerables”, indicó la directora Ingrid Quintana Avello.

La estudiante de segundo año de Psicología, Maitte Gatica Caro, brindó las palabras de bienvenida en representación de sus compañeros, y animó a los jóvenes de primer año, a vivir la etapa universitaria en toda su plenitud, aprendiendo nuevos conocimientos y formándose integralmente como personas.

“Nosotros, al igual que ustedes, sentimos los mismos nervios de elegir qué estudiar; el quedar o no en la carrera que tanto queríamos; experimentar ansias en la semana de inducción al saber que no conocíamos a nadie, e incertidumbre por el mechoneo y por cada cosa nueva que viniera. Sé que el camino no será fácil; hay momentos de frustración y estrés al máximo, sobre todo en los periodos de certámenes. Pero son más las cosas lindas en la vida universitaria; vivirán lindos momentos, conocerán a compañeros con quienes quizás con el tiempo se forjarán hermosos vínculos de amistad”, describió Maitte Gatica.

Asimismo, la estudiante de segundo año recalcó que si han ingresado a la carrera es porque poseen las capacidades para asumir el desafío, de manera que cuando asomen momentos de frustración, deben demostrar que con esfuerzo y dedicación pueden salir adelante. “Sólo desearles un hermoso paso por la Universidad; que aprenden mucha teoría, pero principalmente, lo más valioso es llevar todo ese conocimiento a la práctica, con humildad, por sobre todo, con mucho amor por lo que hagan”, concluyó.

La estudiante Carla Herrera, valoró la ceremonia como un espacio interesante para generar vínculos entre los nuevos alumnos y las generaciones más antiguas. “En general me parece una ceremonia muy linda. Creo que los estudiantes de segundo año encontraron una buena forma de recibir a los alumnos nuevos. Es una instancia que no genera tanto nerviosismo o ansiedad como los mechoneos, que son demasiado agresivos. Yo también viví ese tipo de mechoneo y comparándolo con lo vivido aquí, la diferencia es muy notoria”, aseveró.

En tanto, el estudiante Iván Núñez, declaró que la ceremonia le sorprendió, pues no pensó en encontrarse con una representación de este tipo. Las primeras semanas de clases han cumplido con sus expectativas y destacó particularmente el ambiente de unidad que prima en la carrera, y especialmente entre los nuevos estudiantes.

Durante la ceremonia también se escuchó un mensaje enviado especialmente por el fundador de la carrera, sacerdote y académico José Luis Ysern de Arce.

En la oportunidad los jóvenes pudieron intercambiar opiniones y expectativas acerca del ciclo de formación personal y profesional que inician este año.




Agrupaciones comunitarias de Chillán acogieron intervenciones de estudiantes de Psicología UBB

Un total de 16 agrupaciones comunitarias de la ciudad de Chillán fueron asesoradas por estudiantes de tercer año de la Escuela de Psicología, en el marco de la asignatura de pre práctica de Psicología Comunitaria que imparte el académico Cristóbal Bravo Ferretti. Las experiencias alcanzadas por los jóvenes fueron expuestas en la Feria de Psicología Comunitaria de dicha Escuela.

Fotografías: Dorka Ruiz

Durante un periodo de tres meses, los futuros profesionales debieron vincularse con una agrupación con el propósito de conocer y comprender su dinámica, realizar un diagnóstico participativo, elaborar un plan de trabajo de la intervención, ejecución de dicho plan y evaluación de la experiencia.

En términos muy generales, se pretendió fortalecer la organización comunitaria, además de orientar y empoderar a sus integrantes para el logro de los objetivos que se han planteado en aras de mejorar su entorno y calidad de vida.

Fue así como los jóvenes se vincularon con el Comité Casa  Memoria de Chillán; Campamento Oro Verde; Unión de Artesanas de Quinchamalí; Población Mardones; Población Bonilla, Junta de Vecinos Luis Cruz Martínez; Lomas de Oriente; Grupo de Acción Fraterna de la Parroquia Santo Domingo; Club de adulto mayor Chillán Viejo (1); Club de adulto mayor Chillán Viejo (2); Población Jerusalén; Junta Vecinal Los Volcanes VII y Villa San Pablo; Junta Vecinal Nº12 “Solidaridad” de Río Viejo; Voluntarios por la Discapacidad (PIESDI UBB); Consejo Ecológico de Chillán; y Agrupación Muévete Baiklub.

El académico Cristóbal Bravo explicó que la prepráctica, en atención a su breve duración, consiste en un ejercicio que permite a los estudiantes conocer en los hechos lo que implica la dimensión de la Psicología Comunitaria. “Es difícil pretender cambios profundos en un periodo de 3 meses, de manera que lo importante es que ellos logren familiarizarse con el modo de trabajo de la Psicología Comunitaria”, describió el académico UBB.

Un sello especial del trabajo con la comunidad es su carácter participativo, pues el diagnóstico, así como el plan de trabajo es elaborado en forma participativa y consensuada. “Cada grupo de estudiantes intenta que afloren los conocimientos y experiencias que las personas de la comunidad ya tienen, pues la idea es que las propias personas se vuelvan conscientes de las situaciones que deben abordar. La información que va surgiendo desde las propias comunidades es ordenada, se le da un sentido, y ellos mismos validan esa información. Ciertamente, todo esto se hace a través de dinámicas, juegos y talleres”, expresó Cristóbal Bravo.

El académico manifestó que los estudiantes lograron importantes aprendizajes, como el hecho de constatar la complejidad que supone el trabajar con agrupaciones debido a diversos factores como la falta de interés y constancia de los propios grupos, o bien la debilidad de las organizaciones que no siempre poseen sólidas redes de apoyo.

“Las comunidades en Chile están en una situación deficitaria y eso también nos habla de la sociedad en la que vivimos; del rol que han tenido las organizaciones sociales en los últimos años en la vida política y social; entonces, no es fácil y ese aprendizaje ha sido muy significativo”, valoró Bravo Ferretti.

Los estudiantes también pudieron constatar las dificultades propias del trabajo con grupos de personas, puesto que la teoría, al abordar a las comunidades o grupos, no alcanza a dar cuenta de todo el fenómeno, por lo que es común que los estudiantes “idealicen” el trabajo con comunidades.

“De todos modos, las dificultades que pudieran haber encontrado también les puso en la necesidad de desarrollar estrategias, porque si la gente no participa, o no va a reuniones, ellos debían recurrir a su creatividad, a discutir formas de cómo encantarlos, cómo motivarlos… Ese es otro aprendizaje, porque no todas las herramientas las van a encontrar en los libros o en las salas de clase, sino que tienen que crearlas”, ilustró el académico Cristóbal Bravo.

Asimismo, entre las principales satisfacciones evidenciadas por los jóvenes se cuenta el reconocimiento y agradecimiento expresado por las comunidades, quienes desde un primer momento les acogieron positivamente.

Campamento Oro Verde

El estudiante Gonzalo Rodríguez Yáñez precisó que la fase diagnóstica en el Campamento Oro Verde permitió obtener información acerca de los diferentes temas a tratar en una posterior intervención en la comunidad. Para ello se realizó una serie de entrevistas abiertas.

“En este proceso se pudo apreciar que el concepto de ser mujer estaba muy asociado al rol de madre, por lo que se planteó un taller enfocado al rol de la mujer en la sociedad actual, con miras al aspecto laboral, con el fin de que cada mujer de la comunidad reflexione acerca de su propia vivencia y realidad personal, además de ampliar este concepto y que no sólo se vea reducido al rol de madre”, explicó el estudiante.

Igualmente, se realizó un taller de habilidades parentales para indagar acerca de los estilos de crianza presentes en el campamento, con el fin de lograr una reflexión acerca de las propias estrategias desplegadas por las familias, y de los efectos que tiene cada una de ellas en la crianza de sus hijos. “Para ello se entregó un tríptico a las personas, con la respectiva explicación de su contenido, ya que mediante esta modalidad las personas estaban más abiertas a hablar acerca de las creencias asociadas a las pautas de crianza que ellas presentaban”, aseveró Gonzalo Rodríguez.

Gonzalo Rodríguez destacó que la experiencia le permitió comprender que muchas veces la práctica y la realidad difieren un tanto de la teoría, siendo necesario una actitud de flexibilidad y de adaptación a situaciones no previstas al momento de la intervención. “Se valora el hecho de poder poner en práctica los conocimientos previamente aprendidos, y el desenvolvernos en un contexto diferente al que estamos acostumbrados. Por lo mismo, creemos que es una experiencia que nos va a servir para nuestra formación profesional más allá del área en que nos desenvolvamos a futuro”, reflexionó Gonzalo Rodríguez.

Club de adultos mayores

En tanto, la estudiante Génesis Daza Jara, realizó su pre práctica en un club de adultos mayores. El grupo de jóvenes que integró, llegó al club en un momento especial, pues la mesa directiva recién asumía sus cargos. Los mismos integrantes expresaron la necesidad de trabajar en aspectos de desarrollo y fortalecimiento de liderazgos, pues estimaban que sin ese componente, el grupo podría dividirse y debilitarse.

“Se generó una propuesta tendiente a que los miembros se hicieran cargo de la responsabilidad de dirigir el grupo, y para ello se apostó por rescatar la identidad, dando énfasis a las características de la comunidad. Se integraron los recuerdos de los miembros, el sentido de pertenencia y el significado que tenía el grupo en las vidas de sus integrantes, lo que hizo valorar la importancia del grupo y la necesidad de determinar la mesa directiva. Se inició entonces un proceso de concientización (el hecho de crear conciencia acerca de una situación o problemática) que contribuyó a una transición más efectiva del proceso de intervención”, expresó Génesis Daza.

La estudiante de Psicología destacó la necesidad de “guía” de una persona externa a un grupo para facilitar la comprensión de la situación que vive una agrupación o comunidad. Se da así un trabajo conjunto, donde la guía externa, a juicio de la estudiante, se convierte en un espejo donde los miembros de la comunidad pueden reflejarse, reconociendo y aceptando aspectos de sí mismos, junto con adoptar acciones para mejorar.

“Estimo que las intervenciones que se llevan a cabo en una comunidad deben generarse sobre la base de  las características particulares de los grupos a intervenir, pero muchas veces se olvida poner acento en ellas, especialmente debido a que las personas esperan que las soluciones sean entregadas, sin formar parte del proceso de intervención. Esto disminuye la participación de la comunidad, y estimo que se configura a partir del “asistencialismo” prestado por las organizaciones externas, quienes en ocasiones dejan de lado el rol activo de la comunidad”, valoró Génesis Daza.




Estudiantes de Psicología UBB idean manuales para abordar temáticas de apego y abuso sexual infantil

Los manuales se realizaron en el marco de la asignatura monográfica “Apego y parentalidad positiva” de la académica Luz Sanfuentes Hormazábal, y del electivo “Profundización e intervención en maltrato y abuso sexual infantil”, impartido por la académica Karin Hott Heinrich.

Las creaciones vienen a cristalizar el trabajo de todo un semestre, periodo durante el cual las académicas aportaron los contenidos fundamentales, y los propios estudiantes fueron ideando y desarrollando los textos, incorporando modelos y conceptos a partir de sus propias investigaciones.

“La idea es que el manual (Apego y parentalidad positiva), pueda ser compartido y conocido por otros estudiantes y académicos de la carrera. También se socializará en el Centro Psicosocial José Luis Ysern, de manera que quienes concurran al centro puedan leer y conocer las creaciones de nuestros estudiantes. En nuestro Centro Psicosocial atendemos a muchos padres y estimamos que estos manuales pueden contribuir al desarrollo de habilidades o competencias parentales”, expresó la académica Luz Sanfuentes.

Luz Sanfuentes destacó la centralidad del “apego” en el proceso de desarrollo de niños y niñas, puesto que se trata de un tipo especial de vínculo afectivo, referido no sólo al afecto entregado al hijo o hija, sino especialmente a la manera en que se le acoge, contiene y calma cada vez que éstos sienten malestar, en el periodo que va entre los 0 y 6 años.

A su vez, la académica Karin Hott explicó que en el caso del electivo denominado “Profundización e intervención en maltrato y abuso sexual infantil”, los manuales generados por los estudiantes tienen como público objetivo a otros estudiantes de la carrera, pues el abordaje planteado es más específico. Los estudiantes tuvieron la posibilidad de elegir el público al cual estaría orientado su manual y en base a eso estructuraron su trabajo.

“El fenómeno del abuso sexual es desconocido y pudiera verse lejano, aún cuando no lo es. Por eso me pareció adecuado que los estudiantes elaboraran un manual donde se incorporaran diversos temas tales como malos tratos a la infancia en sus diversas formas, destacando el abuso sexual, aspectos culturales, relacionales, legales, entre otros conceptos. Asimismo, se abordó la terapia reparatoria, de manera que los jóvenes tengan muy claro que un niño o una niña que ha sido víctima de alguna agresión, puede proyectar eso como una parte de su vida, resignificarlo y continuar siendo un niño o una niña normal, y continuar una vida libre de abusos”, aseveró la académica Hott Heinrich.

Apego y parentalidad positiva

Las estudiantes Estrella Fonseca, Dorka Ruiz, Mariel Valenzuela y Viviana Véjar, desarrollaron el Manual de estimulación para padres y educadores “Yo contigo, tú conmigo. Aprendiendo juntos la parentalidad”, para niños de 0 a 6 años.

“El manual pretende fomentar en los padres la importancia que tiene el vínculo que se genera con el niño, y cómo el contacto físico o la proximidad, o el verbalizar lo que el niño siente, le ayuda en su desarrollo. También se pretende bajar la teoría a la práctica, porque hay muchos aspectos que los padres no comprenden necesariamente si se explican académicamente. Así, también podemos terminar con mitos que se van traspasando cada generación y que se contraponen al apego seguro. Por ejemplo, dejar que los niños lloren no es conveniente, porque éste necesita ser atendido cuando lo requiere”, expresaron.

Por su parte, el grupo compuesto por Caterin Mora, Carla Landaeta e Ivette Pedreros, elaboró el manual denominado “Arrullar con el alma. Manual de estimulación para promover un apego seguro”.

“Nosotros quisimos darle un enfoque de fácil comprensión para que pudiese ser entendido por padres y profesionales. Para que cualquier persona que lo lea lo pueda entender. Responde a interrogantes tales como qué es el apego; las condiciones básicas para su formación; los principios que subyacen al apego; los factores que inciden, entre otros aspectos, porque no todas las personas son conscientes de la importancia de generar el apego en el niño. Luego proponemos situaciones cotidianas a las que se ven enfrentados los padres, y cómo deberían reaccionar idealmente frente a ello”, manifestaron los jóvenes.

“Padres, profesores sin profesión, que crean con el corazón”, se denomina el manual creado por Scarlet Monsalve, Luciano Opazo y Diego Pérez, quienes valoraron la oportunidad de plasmar en un documento inédito lo aprendido durante un semestre.

“Pudimos poner en práctica todo el conocimiento que adquirimos durante el semestre en el monográfico y en otros tipos de ramos que tiene la carrera de Psicología, porque uno se va dando cuenta que todos los ramos están conectados. Incluimos algunos tips o consejos que son importantes para criar a un niño como la proximidad, o la sincronía que se debe tener para satisfacer las necesidades de un niño en los momentos en que no pueden hablar aún y el llanto es la manera que tienen de expresar sus necesidades”, expresaron.

En tanto, Marcelo Cabezas, Rafael Ceballos, Cristián de la Fuente y Matías Fuentes crearon el manual “Cómo obtener un sano desarrollo del apego”. Para los jóvenes, este trabajo implicó un estrecho compromiso con la académica de la asignatura, así como con los padres que eventualmente conozcan y se guíen por el manual. “Intentamos no profundizar en los tecnicismos, y empleamos un lenguaje coloquial para que fuera más comprensible”, aseveraron.

“Creciendo, soñando y amando juntos” se denomina el atractivo manual ideado por Macarena Vásquez, Sofía San Martín y Elizabeth Ruiz, quienes sumaron conceptos de diseño y dieron vida a llamativas láminas gráficas.

“Incorpora un contenido similar al de los demás manuales, pero creemos que la forma, el diseño y los colores aportan originalidad. Quisimos hacerlo más llamativo y por eso recurrimos al uso del color y a un modo más didáctico de entregar la información, con textos acotados y láminas ilustrativas. Lo hicimos con mucho cariño, porque estamos conscientes de la importancia de sentirse contenido, querido y apoyado, algo fundamental para el desarrollo y la vida de las personas”, comentaron las autoras.

Profundizaciones en abuso sexual infantil

María Jesús Navarrete y Constanza Leiva elaboraron el “Manual de protección de la infancia”, que tiene como principales destinatarios a estudiantes de Psicología, aún cuando puede ser consultado por jóvenes que cursan otras carreras vinculadas con la infancia.

“El tema del abuso sexual es denso, y por eso nos centramos en los aspectos reparatorios. Quisimos dar énfasis a las herramientas que los niños y niñas pueden encontrar en sí mismos para salir adelante, y demostrar que el abuso sexual es un hecho que marca sus vidas, pero no es su vida ni los determina. Es muy satisfactorio plasmar eso. Lo más agradable de este trabajo fue precisamente analizar la etapa reparatoria”, expresaron las estudiantes.

Por su parte, Israel Mejías y Ángela Guerrero crearon la “Guía sobre violencia, abuso y explotación sexual infantil”. Dicho trabajo se orienta especialmente a padres y adultos cuidadores.

“Quisimos darle un enfoque más jurídico al tema, con la idea de orientar a los padres respecto de a dónde deberían acudir en caso que tengan sospechas o confirmen un abuso sexual; las medidas preventivas que debería imponer la Fiscalía o los tribunales, y además, incorporamos las teorías psicológicas tras el abuso sexual infantil. Identificamos los factores protectores, factores de riesgo, cómo empieza el proceso de sospecha y reconocimiento. Rescatamos el hecho que si el niño denuncia algo debe creérsele porque no tiene razón de mentir”, compartieron.

“Abuso sexual infantil, una mirada integradora de los tres componentes involucrados en el abuso”, se denomina el manual de Elizabeth Becerra, Javier Ferrada y Constanza Retamal. “Quisimos incorporar los tres componentes que integran el abuso sexual infantil: La familia que rodea a la víctima, la víctima propiamente tal y el abusador o abusadora. Nuestro manual no intenta enjuiciar al abusador, sino que intenta dar una explicación, porque el abusador también tiene algunas trabas y problemas que se presentan desde su infancia, que no lo justifican, pero se puede lograr entender a través de estos modelos teóricos. Junto con referirnos a la familia y a la víctima, también nos interesa comprender de dónde proviene la perspectiva del abusador”, ilustraron.

Las académicas Luz Sanfuentes y Karin Hott expresaron su conformidad respecto del nivel alcanzado por los estudiantes en la elaboración de los manuales.

“La participación fue fantástica y los propios estudiantes estaban muy conformes. El tema del abuso sexual es denso e impactante, pero al llegar al proceso reparatorio les volvió el alma al cuerpo, porque realmente estaban angustiados en un comienzo. El producto fue este manual; un bello trabajo y ojalá lo pudieran leer más personas y sus propios compañeros. Fue tanta su motivación, que además de los contenidos de la clase, incorporaron modelos e información de otros autores que ellos investigaron para su trabajo”, reconoció la académica Karin Hott.

“Destaco que los estudiantes comprendieron lo importante que es el desarrollo del apego, y su incidencia en las futuras relaciones que las personas establecen, de ahí la importancia de estimularlos en situaciones de la vida cotidiana de los niños y niñas entre 0 y 6 años. Hubo mucho entusiasmo y compromiso y eso se demuestra en los manuales creados”, reflexionó la académica Luz Sanfuentes.




Estudiantes de Psicología UBB promueven buen trato a la infancia en feria ciudadana

Promover el buen trato en la infancia al interior de las familias y en la sociedad en general, con enfoque de género, fue el principal objetivo de la actividad de difusión desarrollada en el Paseo Peatonal Arauco de Chillán, por estudiantes de la Escuela de Psicología que desarrollan sus prácticas profesionales en el Centro Psicosocial José Luis Ysern de Arce de la UBB, en la Protectora de la Infancia y en la Corporación de Apoyo a la Niñez y Juventud en Riesgo Social, Llequén.

Asimismo, se buscó visibilizar el trabajo que despliegan en este ámbito las instituciones participantes, de manera que la comunidad sepa identificarlas y recurrir a ellas según sus necesidades o requerimientos.

Las estudiantes de Psicología UBB, Paulina Bernal y Lizeth Saavedra, comentaron que por medio de la iniciativa se logró compartir material informativo con los transeúntes. “Como estudiantes de Psicología nos unimos con el propósito de promover las actividades que se desarrollan en nuestros centros de práctica profesional y dar visibilidad a estas instituciones para que se vinculen con la comunidad. Muchas veces las personas no saben dónde concurrir cuando se presenta un problema complejo al interior de la familia, o simplemente cuando se requiere orientación sobre cómo ejercer de mejor forma el rol como padre o madre, entre otras situaciones”, expresaron las jóvenes.

Paulina Bernal realiza su práctica profesional en la Protectora de la Infancia, institución laica sin fines de lucro, que busca desarrollar al máximo el potencial emocional, intelectual y espiritual de niñas y niños, a través de distintas líneas como servicios educativos de calidad y programas sociales. “Hemos compartido material como el decálogo del buen trato, así como hemos propiciado el compromiso de los transeúntes con el buen trato. También buscamos precisar qué se entiende por maltrato infantil y aportamos algunos tips para promover el buen trato en la infancia”, manifestó.

Por su parte, Lizeth Saavedra, realiza su práctica profesional en el Centro Psicosocial José Luis Ysern de Arce de la UBB, instancia que desde sus inicios ha buscado ser un espacio formativo para las y los estudiantes, acogiendo no sólo a estudiantes de Psicología, sino también de Trabajo Social y Fonoaudiología, quienes han permitido nutrir el trabajo interdisciplinario. Su acción se dirige especialmente a las personas que presenta alguna condición de vulnerabilidad.

Lizeth Saavedra explicó que en el trabajo de práctica profesional desarrollado en el Centro, la promoción del cuidado del buen trato a niños y niñas incorpora la perspectiva de género con el objetivo de brindar una visión integral e inclusiva que se relaciona estrechamente con los derechos de niños y niñas, y con la necesidad de salvaguardar y respetar su identidad.

“Estamos apostando por difundir cuáles son los derechos de la infancia, qué derechos tienen los niños y niñas, y en este caso sería el de la identidad, y el ser protegidos. El Centro Psicosocial está haciendo una promoción más dirigida a los papás, en cuanto a las pautas, al desarrollo del niño, y también promoviendo en qué puede colaborar el centro psicosocial en esta área”, ilustró Lizbeth Saavedra.

“Existe mucho abandono en la infancia y se observa constante vulneración de derechos en cuanto a la protección, el no respeto a su propio cuerpo, a la indemnidad sexual, a proveerles un ambiente sano y seguro que permita un buen desarrollo. Nos interesa que las personas comprendan y entiendan la importancia de proteger la infancia, porque de este modo a futuro creamos una sociedad mejor. En muchos casos, las problemáticas que nosotros vemos en adultos, implican que cuando niños y niñas, sus derechos fueron vulnerados. Por eso es importante promover el buen trato en la infancia”, expresó la estudiante en práctica de Psicología UBB.

Fortalecimiento de las competencias parentales

La coordinadora del Centro Psicosocial José Luis Ysern de Arce, psicóloga Mg. María José Luengo Luengo, comentó que desde su origen el Centro ha priorizado la entrega de prestaciones en personas que presentan mayor condición de vulnerabilidad, y en ese marco, la infancia, como etapa del desarrollo de la mayoría de los usuarios y usuarias que ahí se atiende, demanda diversas acciones en la búsqueda de su bienestar.

“Aquí las buenas prácticas que desarrollan las figuras significativas resultan muchas veces ser el sostén del cambio terapéutico. Tenemos casos en los cuales la participación de abuelos, abuelas, hermanos y hermanas mayores, se han constituido como vínculos nutritivos desde el punto de vista emocional y han sido fundamentales para el avance terapéutico de nuestros niños y niñas”, aseveró la coordinadora.

María José Luengo explicó que si bien el Centro Psicosocial no atiende directamente casos asociados a situaciones de maltrato infantil, sí entrega apoyo profesional en la línea de fortalecimiento de las competencias parentales, “especialmente en las dimensiones de ‘disponibilidad afectiva’ y ‘disciplina educativa’, siendo estas dos las que se reportan con mayores dificultades desde las familias usuarias.  Es por esto que muchas veces el quehacer del psicólogo clínico contempla además de la intervención individual con el niño/niña, el entrenamiento en parentalidad positiva que promueva una comunicación empática entre padres e hijos y además genere un clima de seguridad para el desarrollo socio- afectivo de niños y niñas”, ilustró la coordinadora del centro.

“Estimo que la temática del buen trato hacia niños y niñas debiera asumirse desde un enfoque sistémico, como una responsabilidad compartida por los diferentes agentes socializadores. El foco de atención, entonces, trasciende procesos psicológicos y/o intrapsíquicos, para ampliar la mirada a las dinámicas relacionales tanto intrafamiliares como con otros actores significativos en la vida de nuestros niños/niñas, el entorno escolar por ejemplo y el contexto social que rodea a la familia cobran gran relevancia. En este sentido, en cuanto a los motivos de consulta de nuestros usuarios en la etapa de infancia, son recurrentes diversas problemáticas asociadas a dificultades en el contexto escolar, donde lamentablemente con bastante frecuencia nuestros niños y niñas van construyendo su autoconcepto en base a mensajes de más crítica que reconocimiento. Entonces, la invitación también es a creer más en el fortalecimiento de recursos y refuerzo frente a logros por pequeños que sean, más que en la fuerza de la crítica como una acción concreta que tributa al buen trato hacia personas en formación”, concluyó la coordinadora María José Luengo.




Académicos UBB expusieron investigaciones en V Congreso de ALFEPSI realizado en Costa Rica

Los académicos del Departamento de Ciencias Sociales y de la Escuela de Psicología, Nelson Zicavo Martínez y Rodolfo Mendoza Llanos, junto al académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Carlos Ossa Cornejo, participaron en el V Congreso de la Asociación Latinoamericana para la Formación y Enseñanza de la Psicología (ALFEPSI), realizado en la Universidad Autónoma de Centroamérica, en San José de Costa Rica.

El congreso sustentó su actividad bajo el lema “Hacer y Pensar la Psicología CON América Latina”, en alusión al hecho que desde hace algunos años emergen propuestas diferentes, que, asimilando las tradiciones de lo mejor de la Psicología, y construyendo alternativas propias, hacen foco en principios básicos fundamentales, amén de la discusión sobre la cientificidad y la profesionalización. Estos principios son el compromiso, la participación, la co-construcción, la liberación, y la emancipación, según expresó el académico Carlos Ossa Cornejo.

El académico Nelson Zicavo tuvo una destacada participación como presidente del comité científico del encuentro continental, y además participó en los simposios “La mirada del psicólogo sobre los nuevos comportamientos amorosos en el contexto latinoamericano”; “La mirada latinoamericana sobre la supervisión y el desarrollo de habilidades en el psicólogo”; y “Nuevas configuraciones familiares en el siglo XXI”.

Dichos simposios consideraron la opinión de expertos de diversos países de Latinoamérica y el Caribe,  compartiendo sus miradas respecto a los cambios que se han producido en las relaciones sexuales, de pareja y parentales en las familias, así como los principales desafíos que deben ser considerados por los profesionales de la Psicología.

El académico Zicavo Martínez también es autor junto a destacados profesionales de América Latina y del Caribe, del libro “Parentalidad y divorcio: Des(encuentros) en la familia latinoamericana” , publicado por editorial ALFEPSI y presentado en el congreso. En esta publicación se aborda la problemática de la violencia familiar, en especial el maltrato hacia niños y niñas, los conflictos entre padres y madres, las consecuencias del divorcio y la disolución del matrimonio, así como la influencia de profesionales y organizaciones en el proceso de disolución de la pareja.

Por su parte, el académico Rodolfo Mendoza, presentó la ponencia denominada “Algunas reflexiones sobre la calidad de vida laboral en Chile”, trabajo desarrollado a partir de su formación doctoral. Se presentan en esta ponencia algunos modelos de calidad de vida laboral a la luz de antecedentes respecto de la rutina diaria de los trabajadores chilenos, considerando aquellos factores que tienden a ser más relevantes en la calidad de vida en general: salud, familia, ocio y su relación con el trabajo, desde una perspectiva de determinantes individuales (estado civil, edad, uso del tiempo e ingresos) y desde una perspectiva organizacional, considerando el efecto que tienen las intervención que se realizan dentro de las mismas y cómo estas pueden impactar en otras áreas de la vida de las personas.

Finalmente, el académico Carlos Ossa presentó las ponencias “Habilidades de pensamiento crítico en estudiantes de pedagogía de una universidad chilena”, el que es producto de una investigación financiada por la Dirección de investigación de la Universidad del Bío-Bío, y “Habilidades de indagación y pensamiento probabilístico en estudiantes de pedagogía de dos universidades chilenas”, que se deriva de su investigación doctoral.  En estos trabajos se aborda el desarrollo de habilidades que los futuros profesionales necesitan en este mundo colmado de información y decisiones, pero que sin embargo, no se desarrollan adecuadamente en los procesos formativos, debido a la escasa comprensión del desarrollo del pensamiento.

Según se destaca en la convocatoria del congreso, “ALFEPSI se plantea como misión contribuir a formar y desarrollar profesionales en Psicología sensibles a la historia y a las culturas de los pueblos de América Latina, que realicen producción científica y prácticas profesionales con sentido ético y compromiso social; que promuevan la independencia, la libertad, y el bienestar de las personas, las familias, los grupos, las comunidades, las instituciones y las organizaciones, dentro de un clima de equidad, justicia y paz. Profesionales capacitados para el diálogo científico y profesional entre los diversos enfoques, evitando el dogmatismo”.




Académicas UBB apoyan a educadoras de Ñuble en la creación de textos para facilitar aprendizaje lector de niños y niñas

Profesoras y educadoras de párvulo de las 21 comunas de Ñuble participaron en el seminario taller convocado por el proyecto de Extensión relevante denominado “UBB: Aportando a la creación colectiva de textos infantiles para favorecer el aprendizaje de la lectura inicial en la Provincia de Ñuble”.

El proyecto es liderado por la académica del Departamento de Ciencias Sociales y Directora de la Escuela de Psicología, Dra. © Ingrid Quintana Avello, en estrecha colaboración con la académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Dra. Mónica Cardona Valencia; las académicas del Departamento de Ciencias de la Educación Mg. Patricia Arteaga González y Mg. Carmen Mena Bastías; y la profesional del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico Mg. Raquel Aburto Godoy.

El objetivo principal del proyecto apunta a favorecer el aprendizaje de la lectura. Para ello, el equipo coordinador, ha hecho extensiva la invitación a profesores/as de las distintas comunas de Ñuble para que, previa capacitación, sean autores de textos que releven aspectos identitarios y culturales de las comunidades escolares donde están insertos y, a la vez, promover que estos textos estén diseñados con un nivel de dificultad acorde al desarrollo evolutivo de los estudiantes que están en el proceso de aprender a leer. El producto esperado es un libro digital de distribución gratuita y que se espera sea útil como parte del Plan Lector en los centros educativos de la Provincia y la Región.

Durante el seminario taller, el equipo de la Universidad del Bío-Bío aportó elementos teórico-prácticos destinados a facilitar por una parte, la reflexión crítica sobre las formas tradicionales de trabajo en aula para, posteriormente, iniciar el trabajo práctico de elaboración de textos, actividad que se desarrolló en los laboratorios de computación de la UBB en  la plataforma virtual, a cargo de la profesora e Ingeniero en Informática Mg.Raquel Aburto Godoy.

En el contexto de la Jornada Seminario, el director del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Héctor Cárcamo Vásquez, expuso la ponencia denominada “Cultura e identidad. Problematizando conceptos totales y sus partes como insumo para la elaboración de textos infantiles”.

“Desde mi punto de vista, lo central para que estos profesores puedan elaborar textos en la orientación de lo identitario y lo cultural a nivel local, es que se centren en la práctica social de los agentes. Que no piensen tanto en las tradiciones y las costumbres como algo instalado, porque de lo contrario reproducimos lo mismo que se viene dando. Es clave, desde mi punto de vista, destacar cómo los sujetos ocupan el espacio, cómo construyen su vida en el mundo y hacen el mundo; la práctica social concreta. Si somos capaces de relevar esos aspectos podemos llegar a los elementos culturales identitarios”, aseveró el académico.

El Dr. Cárcamo Vásquez expresó que dichos textos pueden constituir una herramienta política importante de transformación social en los espacios locales, y permitirían visibilizar las prácticas de los niños, sus padres y abuelos, soslayando la cultura hegemónica que precisamente invisibiliza los espacios locales.

“Es posible aprovechar la elaboración de estos textos para la formación de ciudadanía, para la producción cultural, para el rescate de valores que son considerados esenciales en esa localidad y no en otra. La formación ciudadana no puede ser una asignatura que se transversalice, la ciudadanía se vive, y una forma de vivirla es destacando aquellos elementos patrimoniales propios de mi propia práctica social, en mi espacio, con mi localidad; ahí hay una cuestión de utilidad muy práctica. Cuando yo digo que estos textos pueden ser una herramienta política de transformación del espacio local, es porque pueden ayudar a fomentar valores y la formación ciudadana desde lo local”, manifestó el investigador de la UBB.

El Dr. Héctor Cárcamo Vásquez  también consideró fundamental el que las creadoras de los textos agudicen la mirada en las prácticas sociales, pues las festividades que dan cuenta de una tradición o costumbre implican una sumatoria de situaciones. “Hay que sumergirse  en la densidad cultural que supone eso. En un espacio como podría ser, por ejemplo, una trilla a yegua, acontecen diversas situaciones. Las grandes tradiciones o costumbres son consecuencia de un conjunto de engranajes que se articulan a partir de la práctica social, ¿por qué? porque la tradición es un acuerdo, una convención, pero siempre está antecedida por la práctica. Las personas actuamos el mundo y damos sentido a una tradición, nos ponemos de acuerdo en que algo es de una forma. Hay que agudizar la mirada, sumergirse para poder destacar y relevar aquellos elementos subyacentes”, argumentó el Dr. Cárcamo.

Por su parte, la Psicóloga Ingrid Quintana Avello, presentó la ponencia denominada “Textos que favorecen el aprendizaje de la lectura inicial; algunas claves desde la Psicología”. Su presentación se orientó a visibilizar datos estadísticos referidos a las dificultades lectoras a nivel nacional e internacional, proporcionando evidencia sobre las alteraciones emocionales que vivencian los niños y niñas cuando son sometidos a leer textos cuya complejidad es mayor a la posibilidad real que tienen para enfrentar ese desafío. “El aprendizaje lector implica considerar que a leer se aprende leyendo y, en ese proceso, es fundamental considerar el desarrollo evolutivo del niño o niña, los factores ambientales (familia, escuela, otros), factores genéticos, pero también y de manera muy importante, las características del texto que se selecciona o se crea para favorecer el aprendizaje lector, el cual debe ser adecuado a la persona que lee y legible.

Según expresó la Dra. © Quintana Avello, “habría fundamentos teóricos que sustentan el hecho que la lectura favorece el desarrollo cognitivo y genera además, la posibilidad de modificación estructural cerebral, de manera que, mientras más adecuadas y pertinentes sean las lecturas que se ofrecen a niños y niñas, mayor será la oportunidad de aprendizaje lector y su desarrollo cognitivo- emocional, especialmente si esto se hace en el período sensible, es decir en el momento de mayor oportunidad para el aprendizaje caracterizado por mayor flexibilidad cognitiva”.

Agrega además que, la Universidad del Bío-Bío, consiente de las problemáticas que existen en el aprendizaje de la lectura, ha pretendido  apoyar a profesores/as de Ñuble, promoviendo y facilitando que ellos/as sean autores de sus obras,  incorporando aspectos identitarios y cautelando índices de dificultad.

“De este modo el Plan Lector de cada escuela podrá incluir obras creadas por profesores de Ñuble con niveles de dificultad identificables y, plasmando las identidades de lugar que se gestan en contexto educativo, recurso valioso que aportará cada profesor/a desde sus vivencias y experiencias y, que creemos son muy valiosas por lo que deben ser compartidas”, indicó la Dra © Quintana Avello.

Según explicó la académica Ingrid Quintana, los textos son de inspiración libre y bien pueden ser cuentos, poemas o adivinanzas.

Las académicas Ingrid Quintana, Carmen Mena, Patricia Arteaga y Mónica Cardona estuvieron a cargo del taller de escritura aplicada, ocasión en que los asistentes dieron sus primeros pasos en la tarea de generación de textos para niños y niñas que se inician en el proceso de aprendizaje lector.

 “Se creó un espacio virtual a través de la plataforma ADECCA, donde las profesoras y educadoras pueden, durante la interfase, avanzar en sus creaciones, acceder a material bibliográfico, entre otros. Desde esta plataforma, podemos interactuar con los asistentes y asesorar este proceso creativo. Luego pretendemos realizar una edición digital con todas las creaciones para compartirla de manera pública y gratuita y,  no descartamos una edición impresa, aunque eso está sujeto a factibilidad y recursos”, manifestaron.

Cabe destacar que este proyecto ha contado con el trabajo colaborativo de las estudiantes de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia: Solange Cea Gutiérrez, Johana Fernández Saavedra, Javiera Cortés Facuse, Melanie Gallardo Rebolledo, Kimberly Astorga San Martín y Nataly Alarcón Riquelme.

La jornada seminario fue la segunda de un total de tres, oportunidad en  que se contó con la masiva asistencia de profesores/as de diversas comunas de Ñuble, todos ellos apoyados por sus respectivos Jefes de DAEM, quienes han expresado una alta valoración a la iniciativa impulsada por la Universidad del Bío-Bío.




UBB capacita a educadoras de Ñuble para generar textos infantiles que favorezcan aprendizaje de la lectura

Aportar un marco teórico y claves a considerar llegado el momento de crear y generar textos infantiles fue el principal objetivo del primer seminario-taller de capacitación a educadoras de Ñuble. La actividad se dio en el marco del proyecto liderado por la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Ingrid Quintana Avello, denominado “UBB: Aportando a la creación colectiva de textos infantiles para favorecer el aprendizaje de la lectura inicial en la Provincia de Ñuble”, que busca favorecer el proceso de iniciación a la lectura en niños y niñas a través de la elaboración de cuentos técnicamente adecuados a su velocidad lectora.

El proyecto “UBB: Aportando a la creación colectiva de textos infantiles para favorecer el aprendizaje de la lectura inicial en la Provincia de Ñuble”, congrega el trabajo de académicas de las carreras de Psicología, Fonoaudiología, Pedagogía en Educación Parvularia, así como de profesionales del Área de Desarrollo Pedagógico Tecnológico.

En dicho marco se realizó el primer seminario taller de capacitación a profesoras y educadoras de diferentes comunas de la provincia de Ñuble, con el afán de aportar un marco teórico adecuado, y al mismo tiempo, otorgar claves que se deben considerar llegado el momento de crear y generar cuentos orientados a niñas y niños que dan sus primeros pasos en la lectura. La idea, según expresaron las académicas, es lograr textos adecuados a la realidad de los niños y niñas, con un lenguaje pertinente y rescatando elementos de la cultura local.

En la oportunidad, el Máster en Desarrollo Neuromental Infantil y Dr. © en Neuropsicología de la Lectura”, Ramón Jara Quijada, brindó dos ponencias: “Neuropsicología de la lectura” y “El papel de las emociones en el proceso lector”.

El especialista dio cuenta de la complejidad del proceso de aprendizaje de la lectoescritura, y del rol central que le cabe a los educadores y educadoras en la tarea de hacer de esta experiencia una vivencia agradable para niños y niñas.

“Nuestro cerebro no está genética ni evolutivamente preparado para leer, por lo tanto el aprendizaje de la lectoescritura es un aprendizaje artificial, que debe ser convenientemente mediado por estrategias y estímulos atractivos y pertinentes. El aprendizaje de la lectoescritura exige una serie de adaptaciones a la estructura cerebral, por ello el cerebro en desarrollo del niño debe ser convenientemente asistido, en el abordaje de los desafíos que le impone el lenguaje escrito, por un docente experto y suficientemente apasionado por la enseñanza. De la calidad de los métodos y materiales utilizados para la enseñanza del lenguaje escrito dependerá la calidad de la estructuración de aprendizajes que haga nuestro cerebro”, aseveró.

Ramón Jara Quijada también hizo hincapié en la importancia de las emociones que el niño o niña experimenta durante este proceso de aprendizaje, pues éstas pueden favorecer o afectar dicho aprendizaje. “Cuando el cerebro de un niño aprende, en paralelo al procesamiento cognitivo, va vivenciando experiencias de placer o displacer que tiñen emocionalmente la situación de aprendizaje. Si en el aprendizaje de la lecto-escritura, el niño experimenta preferentemente emociones positivas, generará memorias emotivas de apertura, acercamiento y motivación hacia el mundo lector. El efecto contrario es esperable si las emociones que el niño experimenta mientras aprende a leer son principalmente de ansiedad y angustia”, ilustró.

Igualmente, Ramón Jara comentó que si bien, un niño normal promedio aprende a leer sin grandes contratiempos, “entre un 6 y 15 % de ellos presenta algún grado de dificultad en la estructuración del proceso lectoescritor. La rehabilitación psicopedagógica temprana y técnicamente bien fundada es imprescindible para que estos niños logren niveles adecuados de dominio lector”, expresó.

Buscar las vías para llegar a la lectura

A su vez, la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Patricia Arteaga González, expuso la ponencia “Lectura y sus dificultades; algunas claves”. A través de la presentación, la académica compartió una conceptualización teórica de la lectura, relevando igualmente el factor que desempeña la emocionalidad de niños y niñas en dicho proceso.

“La idea es que se comprenda la complejidad que tiene el aprender a leer, pues se trata de una habilidad muy abstracta. En esto, el rol del docente es fundamental, pues debe comprender que hay diferentes rutas para llegar a la lectura. Hay que considerar los modelos y métodos de enseñanza de la lectura porque no da lo mismo enseñar con cualquier método. Es importante que el profesor tenga un abanico de posibilidades, porque para llegar a un niño hay que buscar diferentes alternativas. Los métodos de enseñanza de la lectura consideran los diferentes sentidos, algunos son más visuales, otros más kinestésicos, otros más táctiles… Hay diferentes formas de enseñar a leer y tenemos que manejar esas posibilidades, porque puede que un niño no aprenda con un método pero sí lo hará por otro”, describió la académica Arteaga González.

Patricia Arteaga explicó que si bien puede haber dificultades que complejicen el aprendizaje de la lectura como la dislexia o el retraso lector simple, una de las principales causas está dada por las dificultades que presenta el texto mismo. “Hay razones asociadas a factores neurológicos de las dificultades del niño, pero también hay dificultades que se deben a cómo los profesores, metodológicamente enfrentamos la lectura. Es necesario considerar la adecuada selección de recursos y de textos para que el niño aprenda a leer. Por ejemplo, hay algunas palabras que se leen en forma directa, a golpe de vista prácticamente, mientras que otras se leen de manera indirecta o fonológica y demandan mayor esfuerzo al niño. Los textos, sobre todo para los niños más pequeños, deben incorporar palabras de uso cotidiano y no tan complejas de leer para así lograr mayor comprensión”, manifestó la docente.

 

Asimismo, precisó que la extensión de los textos también es un factor importante, al igual que la afectividad, de manera que niños y niñas vean en el aprender a leer una experiencia positiva que genera sensaciones gratas.

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Carmen Mena Bastías, destacó la pertinencia de la capacitación que aporta un piso común sobre el cual las educadoras de párvulo y profesoras deberán construir sus historias en forma colaborativa.

“A través de estudios que hemos realizado como Universidad, nos hemos dado cuenta que los textos que estamos utilizando en las aulas con nuestros niños hasta cuarto básico, no son del todo apropiados para el trabajo que desempeñamos. Nos encontramos con una realidad donde muchas veces el lenguaje, las imágenes, el mensaje y los valores que se entregan no están ajustados a lo que debe recibir un niño en esa etapa. Entonces, conociendo nuestras competencias y las capacidades de los profesores de nuestra provincia, creemos que es posible crear nuestros propios cuentos, que sean más pertinentes y releven aspectos de nuestra cultura e identidad”, manifestó la académica.

Finalmente, la directora del proyecto, académica Ingrid Quintana, informó que en los meses de septiembre y octubre del presente año, se proyecta el desarrollo de otros dos seminarios- taller, instancias en las que los profesores de Ñuble tendrán la oportunidad de ser autores, y cuyas obras serán plasmadas en un texto digital de distribución gratuita, que integrarán aspectos técnicos de legibilidad e identidad cultural.

El proyecto de Extensión relevante considera los aportes de la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Ingrid Quintana Avello; la académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación, Mónica Cardona Valencia; las académicas del Departamento de Ciencias de la Educación, Carmen Mena Bastías y Patricia Arteaga González; y la profesional del Área de Desarrollo Pedagógico Tecnológico, Raquel Aburto Godoy.