+56-413111200 / +56-422463000 ubb@ubiobio.cl
Publicado el 20 de septiembre del 2017

UBB e INDAP acogieron Encuentro Nacional de Jóvenes Rurales

Por Cristian Villa Rodríguez
Etiquetas: FACE
Escuchar noticia

El Programa Centro de Agronegocios de FACE y el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), congregaron en Chillán a alrededor de 25 jóvenes provenientes de todo el país, con el propósito de analizar diversas temáticas de interés para la juventud rural, tales como desarrollo organizacional, oportunidades de trabajo, autoempleo y asociatividad, de cara a levantar una propuesta de trabajo a la dirección nacional de INDAP.

La profesional del Programa Centro de Investigación y Desarrollo en Agronegocios de la Facultad de Ciencias Empresariales (FACE) Rosana Vallejos Cartes, explicó que el encuentro reunió a jóvenes rurales de Arica a Punta Arenas en una instancia de diálogo y reflexión donde éstos pudieron expresar sus inquietudes y demandas en materias de organización y participación en el desarrollo rural.

La instancia permitió la constitución de la Mesa Nacional de Jóvenes Rurales presidida por Johana Lastra Urra, estudiante de Agronomía de la ciudad de San Carlos. La mesa quedó constituida por cinco miembros que representan el norte, centro y sur del país. Ellos estarán a cargo de diseñar un plan de trabajo que les permita llevar las demandas de los jóvenes rurales a las instituciones competentes en los ámbitos de fomento productivo, desarrollo rural, educación y participación social.

Los jóvenes también se reunieron con el director nacional de INDAP, Rafael Sotomayor; el jefe de la División de Fomento, César Rodríguez y con el jefe del Departamento de Organizaciones, Juan Guido Vidal, instancia en que se presentó el plan de acción para conformar una organización de carácter nacional que trabaje conjuntamente con INDAP para promover mayores oportunidades de formación y trabajo para los jóvenes rurales.

“Los jóvenes representan una importante diversidad de experiencias y reflejan la diversidad de Chile. Muchos de ellos tienen como problema común el no poseer tierras y a partir de eso deben ser muy creativos e innovadores al momento de generar alguna idea de negocio. Aquí hay jóvenes de todo tipo, algunos de ellos son profesionales y otro no, pero tienen en común el estar muy vinculados con el mundo rural ya sea por sus orígenes o por sus familias. Lo más relevante es que ellos quieren permanecer en su territorio y por eso buscan alternativas de negocios que generen empleo en su zona, porque hay un compromiso y una identidad muy marcada”, expresó la profesional Vallejos Cartes

Rosana Vallejos explicó que el Centro de Agronegocios UBB diseñó durante 2016 un taller de capacitación en gestión orientado a jóvenes rurales emprendedores. “En esa primera experiencia participaron 25 jóvenes. Ellos accedieron a capacitación en temas como asociatividad, emprendimiento, TIC’s, entre otros recursos necesarios para el desarrollo de un micro emprendimiento. INDAP se mostró muy conforme con la propuesta UBB y por eso el interés de desarrollar el encuentro nacional en la sede Chillán”, explicó.

Al respecto, Vallejos Cartes comentó que se analiza la posibilidad de implementar el taller de gestión a nivel nacional de una manera periódica y sistemática, logrando abarcar a un mayor número de jóvenes.

La joven Izzamar Cayo Viza, proveniente de la región de Arica y Parinacota, se dedica a la agricultura en el Valle de Lluta, donde produce hortalizas, principalmente cebollas y ajo. Al igual que sus padres y abuelos, no posee terrenos propios y se ve en la necesidad de arrendar un predio.

“Es interesante ver en qué condiciones están los jóvenes de otras regiones. Nosotros tenemos algunos problemas porque estamos a una hora y media de Tacna en Perú, y desde allá se envía mucha hortaliza a Arica y eso nos está afectando demasiado a los productores locales, sobre todo por el precio. También ha aumentado mucho el valor del arriendo de la tierra”, comentó Izzamar Cayo.

Para la joven Izzamar resulta fundamental que INDAP oriente a los agricultores jóvenes y ofrezca alternativas de capacitación y financiamiento. “Sería ideal acceder a la propiedad de un terreno, quizás yo no lo logre pero sí mis hijos o nietos. Un agricultor también necesita capacitación para poder exportar, agregar valor agregado al producto y vender a supermercados. Sobre esas cosas es necesario informar a los agricultores porque no sabemos cómo hacerlo; lo mismo con el tema de la asociatividad. Por ahora estoy viendo cómo  obtener el sello Manos Campesinas que distingue las buenas prácticas agrícolas”, ilustró.

En tanto, Italo Vitali, proveniente de Freirina en la región de Atacama, se dedica a la siembra de hortalizas y a la olivicultura y producción de aceite de oliva artesanal. Valora los apoyos de INDAP tales como las capacitaciones y los espacios de discusión como el encuentro nacional.

“Los jóvenes tenemos algunos problemas para acceder a proyectos y postular a recursos. Ocurre que las personas mayores ya se encuentran más asentadas en sus emprendimientos y poseen más recursos que un joven. Queremos que se tenga más confianza en los jóvenes rurales y que se nos apoye también. Cada representante es portador de muchas inquietudes, no solo propias sino de lo que observamos en los jóvenes de nuestras regiones. Esperamos que todo resulte y sigamos avanzando en políticas públicas orientadas a los jóvenes rurales para tener una mejor calidad de vida y para que nos tomen en cuenta”, manifestó Italo Vitali.

Cristian Villa Rodríguez

Cristian Villa Rodríguez, Periodista. cvilla@ubiobio.cl 042-2463015

COMENTARIOS

Tribuna Universitaria

Publicado el 29 de mayo del 2024

Publicado el 23 de mayo del 2024

Publicado el 23 de mayo del 2024
Memoria sobre desastres socionaturales
Por José Sandoval Díaz