Universidad del Bío-Bío brinda fuerte espaldarazo a la Educación Superior Inclusiva en Chile

La Universidad del Bío-Bío fue sede del Tercer Encuentro 2017 de la Red Nacional de Educación Superior Inclusiva (RESI), del Primer Encuentro Nacional de la Red de Universidades Chilenas Estatales por la Inclusión y del Encuentro Nacional de Estudiantes “Construyendo Participación Estudiantil para la Inclusión”. Representantes de universidades estatales y privadas, Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales de todo el país delinearon los desafíos que supone generar sociedades más inclusivas. En la ocasión se firmó el acta de ratificación de la creación de la Red Estatal de Universidades Chilenas por la Inclusión.

Bajo el lema “Reflexionando desde el Biobío: Desafíos para la Educación Superior Inclusiva” la Universidad del Bío-Bío acogió el Tercer Encuentro de la Red Nacional de Educación Superior Inclusiva, RESI.

La Red es una instancia sin fines de lucro que agrupa a instituciones de Educación Superior, públicas y privadas, que promueven procesos de educación inclusiva orientados a estudiantes en situación de discapacidad en concordancia con los compromisos asumidos por el Estado de Chile, liderada a nivel nacional por la Universidad de la Serena, mediante la académica Georgina García Escala.

En conjunto los encuentros nacionales reunieron más de 20 instituciones de educación superior tales como la Universidad de Los Lagos, Universidad de La Serena, Universidad de La Frontera, Universidad de Tarapacá, Universidad de Atacama, Universidad de Antofagasta, Universidad Metropolitana de las Ciencias de la Educación, Universidad Tecnológica Metropolitana, Universidad de Santiago de Chile, Universidad de O´Higgins, Universidad de Magallanes, Universidad Austral de Chile, Universidad Adventista de Chile, Universidad Católica del Maule, Universidad Católica de la Santísima Concepción, Universidad Andrés Bello, DUOC UC, Universidad Técnica Federico Santa María, Universidad La República, Universidad Santo Tomás, Universidad de Concepción, INACAP (sedes La Serena y Talcahuano), Instituto Profesional Virginio Gómez, Instituto Profesional IPG, Universidad del Desarrollo, Universidad San Sebastián, entre otras. Cabe señalar que en la región del Biobío, la Universidad del Bío-Bío coordina la Red a través del encargado del PIESDI de la sede Concepción, Richar Rocha Castillo.

El Ministerio de Educación, a través de la División de Educación Superior reconoce el trabajo desarrollado por la RESI Nacional, por cuanto desde hace unos años financia sus encuentros, el que en esta ocasión fue coordinado por la Red de Educación Superior Inclusiva Biobío, en la que participa el Servicio Nacional de la Discapacidad y coordina la Universidad del Bío-Bío, representada por la Dirección de Desarrollo Estudiantil, a través del Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI) de la UBB, según explicó la coordinadora del PIESDI Chillán, Jacqueline Angulo Cuevas.

“La UBB es una de las primeras universidades chilenas en favorecer la inclusión social y educativa, visionaria desde su Modelo Educativo, reflejado en el Eje de Diversidad, por lo que en base a su trayectoria hoy cuenta con un Programa de Inclusión, compuesto por un equipo especializado, el que funciona mediante una propuesta de intervención sistémica, nutrida desde el enfoque de derechos, operacionalizado desde el Diseño Universal del Aprendizaje, el cual reconoce la importancia de forjar una comunidad universitaria más inclusiva. Las instituciones de Educación Suprior debemos favorecer la construcción de un país más equitativo que permita el desarrollo pleno de sus ciudadanos”, comentó Jacqueline Angulo.

Igualmente relevante, la Universidad se ocupa de difundir la Ley 20.422 que establece normas sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad, que en su artículo 39 precisa que “las instituciones de educación superior deberán contar con mecanismos que faciliten el acceso de las personas con discapacidad, así como adaptar los materiales de estudio y medios de enseñanza para que dichas personas puedan cursar las diferentes carreras”, reseñó.

Un hito nacional, representa la conformación de la Red de Universidades Estatales Chilenas por la Inclusión, ocurrido en noviembre del año 2016 y cuyo primer encuentro se desarrolló en la UBB, en el cual se planificaron las actividades del año 2018, se direccionaron sus lineamientos y su organización. Cabe señalar que la Universidad del Bío-Bío coordina esta red a nivel nacional, a través de la coordinadora del PIESDI de la sede Chillán, Jacqueline Angulo Cuevas.

El objetivo de la Red Estatal es favorecer la construcción de una política, práctica y cultura institucional inclusiva para todas y todos, generando un nuevo espacio de educación superior, a través del diálogo constructivo y el trabajo colaborativo, tanto al interior de la propia institución como entre las universidades estatales, organismos públicos que permitan atender las responsabilidades públicas del país con las personas en situación de discapacidad, de tal forma de garantizar mayor equidad y justicia social.

En la oportunidad, el encargado de inclusión de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación de Chile, el Dr. Alberto Madrid Rojas, quien además es responsable de los temas de inclusión de personas con discapacidad en la Educación Superior, destacó que para el Ministerio de Educación resulta imprescindible contar con socios colaboradores que contribuyan a orientar positivamente algunas reflexiones, desde diferentes lugares y ámbitos, sobre la discusión para avanzar en un tema que en Chile aún es incipiente.

“Las estadísticas demuestran de manera efectiva que los procesos de inclusión de personas con discapacidad en la educación superior en Chile, aún están en pañales. La Encuesta Nacional de la Discapacidad de 2015, señala que el 9,1% de las personas con discapacidad han terminado algún nivel de Educación Superior, versus el 20% de las personas sin discapacidad que han terminado su educación superior. Desde el Ministerio, ciertamente, observamos de manera grata que estos espacios propicien la discusión en las Universidades del Estado, y que esto se pueda convertir en una línea de investigación y de desarrollo teórico-conceptual fuerte”, aseveró.

Alberto Madrid Rojas destacó que la generación de espacios de discusión, así como las diversas iniciativas emprendidas para abordar la inclusión de personas en situación de discapacidad en los diversos niveles del sistema educacional, se encuentran en plena concordancia con los compromisos internacionales que Chile ha firmado al alero de la Convención Internacional de Derecho de las Personas con Discapacidad.

“El artículo 24 de la Convención señala que los Estados parte, se comprometen a dar educación en todos los niveles a las personas en situación de discapacidad y también es plenamente concordante con lo que señala el artículo 39 de la Ley 20.422 que precisa que las instituciones de educación superior deberán hacer las adecuaciones necesarias para la atención oportuna de estas personas. Entonces, tenemos un marco legal que claramente es el gran paraguas que da sustento a este trabajo”, aseveró.

El profesional de la División de Educación Superior del Ministerio de Educación comentó además que las referidas adecuaciones y ajustes deben darse en todos los espacios y ámbitos. “Hay una necesidad evidente de avanzar en la supresión de las barreras arquitectónicas, que podría ser lo más visible, pero también existe la necesidad de afianzar el cambio de la cultura organizacional en donde se permeen desde todas las estructuras de las universidades. Debe articularse un discurso que propicie el que las Universidades sean diversas, abiertas, inclusivas en todos los niveles y ya no solo en temas de discapacidad; esto podríamos evidenciarlo en temas de género, migración, interculturalidad desde los pueblos originarios, por mencionar algunos ejemplos”, reflexionó.

El Encuentro Nacional de Estudiantes fue organizado por la Federación de Estudiantes UBB de la sede Chillán y por la Red de Estudiantes Latinoamericanos por la Inclusión (RELPI), junto a la colaboración de PIESDI. En la ocasión el coordinador de la RELPI, egresado de Pedagogía en Historia de la Universidad de la Frontera (UFRO), destacó la relevancia de la participación de estudiantes en el proceso de construcción de una comunidad inclusiva.

El programa también consideró las ponencias de la socióloga y académica UBB, Cristina Martin Sáez, quien se refirió a DD.HH. e inclusión; en tanto que Javier Ibacache Ríos, dio cuenta del Modelo de Intervención PIESDI. A su vez, la profesora encargada del Área visual de PIESDI Chillán, Jéssica Vera Ortega y la estudiante de segundo año de Psicología de la UBB, Maitee Gatica Caro, presentaron una experiencia de accesibilidad en discapacidad visual.

Las actividades contaron con apoyo y financiamiento de la UBB.