“Nutrición basada en la evidencia” fue tema de la Primera Jornada de Actualización de la Escuela de Nutrición y Dietética y el Centro de Titulados

“Nutrición Basada en la Evidencia: Una competencia eficaz en el quehacer profesional del Nutricionista”, se denominó la conferencia dictada por el profesional egresado de la Universidad del Bío-Bío, MSc. Kristian Buhring Bonacich, miembro permanente de la Red Iberoamericana de Nutrición Basada en Evidencia, y director de la carrera de Nutrición y Dietética, mención Gestión y Calidad, de la Universidad Andrés Bello de Concepción.

La actividad, desarrollada en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue convocada conjuntamente por la Escuela de Nutrición y Dietética y el Centro de Titulados de la carrera.

La vicepresidenta del Centro de Titulados de la carrera de Nutrición y Dietética UBB, Marcela Vera Cabalín, expresó que la Jornada ofreció una mirada que enriquece y fortalece la toma de decisiones en el quehacer profesional. Asimismo, valoró el hecho que el conferencista Kristian Buhring Bonacich, líder en este campo de acción, sea un destacado egresado de la Universidad del Bío-Bío.

En tanto, el director de la Escuela de Nutrición y Dietética, Dr. Patricio Oliva Moresco, detalló que el plan de desarrollo de la carrera valora la necesidad de vincularse activamente con el medio y en ese contexto, la relación estrecha con el Centro de Titulados juega un rol fundamental y permite hacer patente un accionar bidireccional de beneficio mutuo. En este caso, el propósito es entregar nuevas herramientas para un mejor desempeño y fortalecer las competencias en el desarrollo profesional.

“La Nutrición basada en la evidencia constituye un modelo derivado de la Medicina basada en la evidencia, en el que se propone un método sistemático, explícito, transparente y establecido con anterioridad al inicio de la investigación documental para ayudar a que los profesionales que trabajan en el campo de la Nutrición humana y dietética y sus pacientes, tomen las mejores decisiones con el respaldo de las pruebas más rigurosas”, expresó Oliva Moresco.

El conferencista invitado, MSc. Kristian Buhring Bonacich, reiteró que la Nutrición basada en la evidencia, deriva de la Medicina basada en la evidencia, la que se define como “el uso consciente, explícito y juicioso de la mejor evidencia científica disponible, con el objetivo de tomar decisiones sobre el cuidado de la salud de las personas. Es así como en dicho concepto se conjugan tres componentes: Evidencia científica, Experiencia y Valores y preferencias de los pacientes”, señaló.

La Nutrición basada en la evidencia, según explicó Buhring Bonacich surge a partir de un hecho cierto, y es que “el conocimiento teórico presenta una pequeña brecha respecto del conocimiento práctico o aplicado, y lo que buscan los procedimientos de la Nutrición basada en la evidencia es acercar, contextualizar o aterrizar lo teórico a lo práctico, y eso lo realiza a través de la investigación científica que ha demostrado que cuando se ha aplicado lo teórico a lo práctico, ha dado resultados”, manifestó.

Asimismo, el académico Kristian Buhring reconoció que la Nutrición basada en la evidencia es una disciplina emergente. “El primer acercamiento que tuve con el tema fue hace 5 años, cuando me formé en temas de Medicina basada en evidencia. Luego, el año 2016 me contactaron dos colegas de España y me comentaron que tras indagar confirmaron que no existían precedentes de esta práctica en Nutrición y lo que había disponible derivaba de líneas de investigación en Medicina o en Ciencias Biomédicas”, comentó.

En este marco nace la Red de Nutrición Basada en la Evidencia (Red NuBE) el año 2016, constituyéndose en el primer hito iberoamericano que posiciona el nuevo concepto. “Soy miembro permanente de la Red NuBE y actualmente el único representante en Chile. Nuestro objetivo es socializar este tema y contribuir a generar la suficiente masa crítica para empezar a trabajar e nivel local. Incluso, la proyección es que Red NuBE Iberoamericana tenga distintas sedes, y para eso es fundamental que Chile cuente con una masa crítica suficiente”, ilustró el investigador.

Considerando lo anterior, Kristian Buhring realizó un amplio llamado a los egresados y académicos asistentes para sumarse a esta agrupación. “Tenemos un espíritu común y es la necesidad e interés por llevar el mejor tratamiento, la mejor intervención, la mejor indicación a nuestros usuarios en las distintas áreas de desarrollo. Hasta ahora, la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello es la única escuela en Chile que ha suscrito el convenio con Red NuBE, pero queremos ampliar esa relación con todas las escuelas de Nutrición de Chile. La Escuela de Nutrición y Dietética de la UBB podría sumarse perfectamente, puesto que nuestro único fin es fortalecer y enaltecer nuestra disciplina”, aseveró .

La secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dra. Mónica Cardona Valencia, comentó que la práctica y desarrollo de la Nutrición basada en la evidencia aparece del todo pertinente, más aún cuando distinguidas personalidades del mundo académico, como el Dr. Sydney Burwell, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, ha sostenido de modo figurado pero no menos cierto, que “La mitad de lo que les enseñamos se demostrará que es falso en los próximo 10 años”, en alusión directa al vertiginoso ritmo de generación del conocimiento.

“Esta jornada de Nutrición basa en la evidencia ha sido sin duda una invitación a evaluar y reflexionar sobre el quehacer profesional (…) Los principios de una Nutrición basada en la evidencia son aplicables a nivel poblacional, lo que se ha dado en llamar Atención o Política Sanitaria Basada en la Evidencia, mediante todo aquello que debemos valorar: La tecnología, la cartera de servicios y los modelos de gestión más efectivos y eficientes, y sus resultados, y así por ejemplo las políticas alimentarias”, argumentó.

La Dra. Cardona Valencia reconoció el aporte de la plataforma iberoamericana Red NuBE, empeñada en agrupar las mejores evidencias en el campo de la nutrición humana, pues ello permite acercar a los profesionales y usuarios las pruebas científicas que necesitan, “derribando las barreras que impiden llegar a ellas”, aseveró.

La Dra. Mónica Cardona destacó igualmente la trayectoria del investigador Kristian Buhring, quien también oficia como editor de la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética (RENYD, España); evaluador de Proyectos Conicyt; instructor de Simulación Clínica Integrada modelo IMS Harvard, entre otras actividades académicas.

Más información en  www.rednube.net

 

 




Profesional UBB ganó segundo lugar en importante concurso latinoamericano de estudios en informática

El profesional UBB, Ignacio Velásquez Lagos, quien actualmente colabora como ayudante de investigación para el Magíster en Ciencias de la Computación, de la Facultad de Ciencias Empresariales (Face) de la Universidad, ganó el segundo lugar en el XXV Concurso latinoamericano de tesis de maestría, del Centro Latinoamericano de Estudios en Informática (CLEI). Además de obtener un premio monetario, el joven viajará a Brasil para presentar su trabajo en una de las sesiones del Centro.  

Ignacio Velásquez estudió Ingeniería Civil en Informática en la Face en la sede Chillán, y luego el Magíster en Ciencias de la Computación en nuestra casa de estudios, instancia en la que gestó la investigación que postuló y que obtuvo excelentes resultados. Su proyecto consiste en “la creación de un marco teórico, el cual sirve para guiar a los desarrolladores de software en la selección de qué método de autenticación (contraseñas de texto, token, biométricas, entre otros) implementar en las aplicaciones y sistemas que desarrollan”, agregó.

Con varias publicaciones y conferencias a su haber, factor importante a la hora de calificar su investigación, el ingeniero compitió con 10 profesionales postulantes, quienes cumplieron debidamente con los requisitos.

Respecto a los resultados obtenidos, Velásquez comentó que se siente conforme con los resultados, “destaco la importancia que han tenido los directores de tesis durante la realización de ésta, además de la gran formación recibida durante mis estudios en la UBB, los cuales han sido factores relevantes para llegar a ganar este premio”.




Referente nacional de Bioética Dr. Manuel Santos Alcántara protagonizó Primer Workshop de la disciplina en la UBB


“Regulación de la Investigación Científica: Estado Actual y Desafíos” se denominó el Primer Workshop en Bioética de la Universidad del Bío-Bío. El espacio congregó a especialistas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Chile, Universidad de Santiago, Comisión Nacional de Bioética y de la propia UBB.

“Generar un espacio de conversación reflexiva plural, multidisciplinaria y crítica, en torno a problemas éticos frecuentes dentro de la investigación científica, estimulando el proceso de autocrítica y concienciación entre los estudiantes e investigadores de la enorme responsabilidad que implica investigar en Ciencias”, fue el principal objetivo del Primer Workshop en Bioética de la Universidad del Bío-Bío, organizado a través de la Facultad de Ciencias y el Magíster en Ciencias Biológicas en alianza con la Sociedad Chilena de Bioética

La conferencia inaugural fue dictada por el Doctor en Genética y especialista en Bioética, Manuel Santos Alcántara, presidente de la Sociedad Chilena de Bioética, quien expuso sobre “Concepto y Principios de Bioética” y luego sobre “Aspectos Bioéticos de la Investigación Científica con Seres Humanos”.

Al iniciar la conferencia el Dr. Santos Alcántara precisó que su postura bioética es más cercana a la corriente personalista que principialista, y no concuerda con la corriente utilitarista ni con la transhumanista. Esta definición es fundamental porque existen distintas perspectivas antropológicas sobre este tema.

“Esta es una muy buena iniciativa surgida en la Universidad del Bío-Bío, porque hoy no se puede realizar ninguna investigación científica sin que se respeten algunos requisitos éticos, particularmente, en todo lo relacionado con investigación en seres humanos, animales, plantas, bacterias. El científico tiene una responsabilidad frente a la sociedad respecto a los estudios que pueda hacer con toda forma de vida. En este contexto, quien regula esta normativa sobre cómo hacer investigación respetando la vida en todas sus formas es precisamente la Bioética”, expresó el conferencista.

El especialista comentó que es el investigador Van Rensselaer Potter, en la década de 1970, quien acuña el concepto y definición de Bioética. El científico advierte que la supervivencia de todo el ecosistema se encuentra en peligro debido a la ruptura entre el saber científico y el saber humanístico. Por ello propone establecer un puente entre la cultura científica y la humanista, rol que desempeñaría la Bioética, con el objetivo de enseñar a cómo usar el conocimiento en el campo científico-tecnológico. En su perspectiva, la Bioética debe unir los valores éticos, no sólo referidos al hombre sino a la biósfera y los hechos biológicos, puesto que ello permitiría la sobrevivencia del ecosistema.

El Dr. Manuel Santos Alcántara explicó igualmente que la Bioética considera las áreas de la Biomedicina que atañe a seres humanos y animales de experimentación; Estudios Sociales, referidos a los seres humanos; Biología, donde se considera a microorganismos animales y plantas; y la Ecología.

Los modelos o corrientes de la Bioética se sustentan en las distintas concepciones del hombre, es decir, el modelo ético que se utilizará se sustenta en una mirada antropológica específica. Es así como se identifican los siguientes modelos: Ética Deontológica o Kantiana, Principialista, Relativista (Casuista, Utilitarismo), Personalista, Casuista, Sociobiologista, Ética de la Virtud (Bienes Humanos) y Transhumanismo, según ilustró el Dr. Santos Alcántara.

Acto inaugural

El Workshop se desarrolló en el Aula Magna del Campus Fernando May y consideró la participación de autoridades universitarias, académicos y académicas, estudiantes de pregrado y de postgrado, junto a los conferencistas invitados.

La prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, felicitó y reconoció la pertinencia y necesidad de reflexionar sobre el tema que propuso el Workshop. “Efectivamente, podemos decir que los investigadores e investigadoras poseen una óptima formación científica, disciplinar y con toda seguridad, también personal. Sin embargo, ello no impide que en el desarrollo de sus tareas investigativas se vean enfrentados a dilemas, a profundas disquisiciones que nos plantean interrogantes, porque la naturaleza de la cuestión que se analiza es compleja, no se revela con claridad como el blanco o el negro, sino más bien como un área nebulosa o difusa”, aseguró.

Lo anterior, cobra plena relevancia cuando dichas investigaciones se vinculan con las personas, con los seres vivos y el medioambiente, agregó la prorrectora. “Como lo hemos dicho, el poseer una formación científica no siempre es garantía de un proceder ético. La historia nos enseña que con el argumento de la investigación científica, en más de una ocasión se han traspasado límites y se han cometido abusos”, advirtió.

En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Fernando Toledo Montiel, citando al Dr. Van Rensselaer Potter, enfatizó que “-a medida que se ingresa a la era del tercer milenio, cada vez estamos más conscientes del dilema formulado por el aumento exponencial del conocimiento, sin un aumento de la sabiduría necesaria para manejarlo-. Se refería (Van Rensselear Potter) con preocupación a la fragilidad del uso de este conocimiento, el cual no necesariamente tiene por objetivo la supervivencia humana o la mejora de su condición”, manifestó.

El decano Toledo Montiel precisó que en virtud de lo anterior, el desafío para las universidades es la adecuada aproximación a los dilemas que conciernen al campo de la Bioética en una visión abarcadora de todas las manifestaciones de la vida.

“Para ello debemos tener presente algunos fenómenos que deben formar parte de nuestra reflexión crítica constante. La globalización, como fenómeno que incide fuertemente en los equilibrios de la vida; la interculturalidad, que reclama nuevos y urgentes esfuerzos de diálogo entre culturas diferentes y la búsqueda de caminos convergentes en torno a problemas que se observan comunes; la rehumanización de la producción del conocimiento, como necesidad de buscar caminos convergentes, orientados a recuperar la capacidad de unir a la sociedad. Y quizás un cuarto punto, nuestra creciente falta de nivel de conciencia sobre el sentido de la responsabilidad compartida, y no ser conscientes, a veces, de que somos parte de una cultura que debe nutrirse de prioridades con sentido para el crecimiento de la sociedad. En suma, no tenemos a veces conciencia de que estamos invitados a promover y a aportar los equilibrios dinámicos sobre los que descansa la vida”, advirtió.

El Dr. Toledo comentó que en este sentido las universidades tienen una gran oportunidad de formación, pues a partir de la valoración de la autonomía moral de los miembros de la comunidad, las interdependencias y convergencias que se generan en torno a valores compartidos, el pensamiento ético emerge como una herramienta fundamental para valorizar la dimensión del diálogo, los consensos y los acuerdos capaces de orientar la toma de decisiones fundadas en la prudencia y responsabilidad, como sello de actuación de las personas que componen una institución.

El coordinador general del Workshop, Dr. Enrique Zamorano Ponce expresó un especial reconocimiento a la Sociedad Chilena de Bioética en la persona de su presidente, Dr. Manuel Santos Alcántara, por confiar y brindar su apoyo a la realización del encuentro.

“Desde que Van Rensselaer Potter acuñara el término bioética en la década de los años 70, esta joven disciplina ha adquirido una importancia gravitante en el desarrollo de diferentes líneas de investigación. Y pese a que la bioética se ha desarrollado en estrecha relación con la esfera sanitaria y ha sido considerada como aquella disciplina que da respuesta a los cuestionamientos éticos generados por el avance de la ciencia y la técnica y su aplicación en la medicina, este no es su único objeto de estudio”, comentó el investigador UBB.

El Dr. Zamorano Ponce precisó que la bioética, como ética aplicada, pretende dar solución a las contrariedades morales que germinan, ya sea en la relación del hombre con el resto de la biósfera y las generaciones futuras; de la relación del sujeto con las instituciones de la sociedad; como de la relación entre los individuos durante la atención sanitaria o la ejecución de un protocolo de investigación.

“Es así que en el ejercicio de la bioética, independiente del ámbito, se identifican los problemas, se formulan principios legítimos y razonables, se especifican los posibles contextos de su uso, y se aplican reglas en casos concretos. Por lo tanto, el modelo de la ética es transdisciplinar, procedimental y dialógico, es decir, un diálogo entre oyentes con distinta formación, experiencias y creencias en condiciones de reconocimiento recíproco, los cuales comparten y contextualizan el significado de los conceptos que utilizan, con el fin de lograr un discurso que sea legítimo socialmente y que permita el entendimiento en una sociedad pluralista que presenta diversos códigos morales”, describió.

El Dr. Zamorano subrayó que la bioética es necesaria para mediar la relación entre las ciencias de la vida y los valores que son esenciales para la sociedad. Asimismo, la bioética es trascendental en el contexto actual y las reivindicaciones relacionadas con el bienestar humano y del medioambiente.

“Nuestros tiempos requieren valores consistentes en el trabajo científico. La Bioética, exegética en su fundamento, es un área multidisciplinaria del conocimiento cuyo objeto de estudio es la vida, su conservación y progreso. Se ocupa de examinar y precisar aquellos elementos que proporcionan una óptima conducta humana con relación a la vida, referida a la humanidad, a la vida animal o vegetal así como del medio en que puedan darse los contextos admisibles para la convivencia”, reflexionó.