Licenciadas de Enfermería exponen sobre Simulación Clínica en relevante congreso

“Fiabilidad y Validez Escala CICAA: Habilidades Comunicacionales en Simulación Clínica en Estudiantes de Enfermería” se denominó la investigación presentada por la Licenciada en Enfermería Juanita Venegas, en el marco del III Congreso de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente realizado en Temuco. El trabajo corresponde a una investigación de tesis de pregrado guiada por la académica Mg. Ángela Astudillo Araya.

La académica Ángela Astudillo explicó que la investigación tuvo como propósito evaluar las propiedades psicométricas de fiabilidad y validez de la escala CICAA en el contexto de simulación clínica de alta fidelidad en estudiantes de Enfermería.

La escala CICAA (Conectar, Identificar, Comprender, Acordar y Ayudar), según se indicó, “es una herramienta diseñada para apreciar la relación clínica que surge entre el profesional de la salud y el usuario. Valora tanto aspectos globales como los parciales de la relación clínica, se basa en que la evaluación de la interacción la realiza un observador externo; puede utilizarse para distintos fines como: formativos, sumativos o investigación. El diseño del instrumento es apropiado para la valoración de la relación clínica de cualquier profesional de la salud en el área del proceso clínico durante la consulta”.

La expositora Juanita Venegas, explicó que “las habilidades comunicacionales constituyen una herramienta básica para todo profesional de la salud; y estas pueden ser aprendidas en el contexto seguro que brinda la simulación clínica. En Chile no existe un instrumento que permita medir habilidades comunicacionales en este contexto, por ello, el objetivo de este estudio fue evaluar las propiedades psicométricas de fiabilidad y validez de la escala CICAA (Conectar, Identificar, Comprender, Acordar y Ayudar) en el contexto de simulación clínica de alta fidelidad”, describió.

La académica Ángela Astudillo precisó que el diseño de investigación utilizado fue analítico de corte transversal, con una muestra de 154 estudiantes de Enfermería, quienes cursaron simulaciones clínicas de alta fidelidad en la Universidad del Bío-Bío. La recolección de datos se realizó mediante la aplicación de la escala CICAA, según se indicó.

Fruto de la investigación, se pudio evidenciar que “la escala CICAA ha mostrado ser un instrumento fiable y válido para evaluar habilidades comunicacionales en estudiantes en simulación clínica de alta fidelidad”.

Junto a Juanita Venegas, el equipo de investigación estuvo compuesto por Keytte Pérez y Carolina Rodríguez, licenciadas en Enfermería de la UBB.

La académica Ángela Astudillo enfatizó que la simulación clínica es una herramienta de aprendizaje que permite recrear una situación que podría enfrentar el estudiante en su práctica clínica, permitiéndole vivenciar el proceso como si fuese un evento real, con el propósito de practicar, aprender y evaluar, para posteriormente abordar de mejor forma y con mayor seguridad la situación en la realidad. Asimismo, esta práctica tributa en una mayor seguridad del paciente, pues los estudiantes logran enfrentar su práctica clínica con mayor seguridad, experiencia y confianza.




Especialista brasileño expone sobre rol del fonoaudiólogo con pacientes quemados

Para exponer y formar sobre el rol del fonoaudiólogo frente a pacientes quemados y con procesos cicatriciales, el Dr. Paulo Damasceno Melo de la Universidade Estadual de Londrina, realizó una charla y taller en el campus Fernando May como una respuesta a una necesidad manifestada por estudiantes, egresados y académicos de la Universidad.

El experto brasileño, doctor en Ciencias de la Salud y especialista en motricidad orofacial, impartió su charla y taller en portugués, y comentó que su trabajo en la UBB consistió en tratar la intervención de un fonoaudiólogo con pacientes que sufrieron quemaduras, “a quienes eventualmente les aparecen cicatrices que pueden ser de distinto tipo, generando dificultades de movimiento mandibular que afecten el habla, por ejemplo”.

La académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Mónica Cardona, sostuvo que la visita del fonoaudiólogo fue bien recibida, “fue un balance positivo tras conocer las opiniones favorables de quienes pudieron contar con la asesoría y participaron de la charla magistral. Además, se valoró el esfuerzo institucional de traer profesionales expertos en temas tan atingentes en el ámbito laboral dentro de las políticas de salud del país”.

Cardona agregó que estas jornadas responden a la constante preocupación por actualizar los conocimientos de estudiantes, académicos y egresados, “contribuyendo a favorecer sus competencias, así como también que como Departamento se puedan establecer redes que potencien el desarrollo disciplinar de nuestra unidad académica”.

La actividad se dio en el contexto de un proyecto con Fondos de Apoyo a la Planificación y Estudios (Fape) adjudicado por las académicas del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mónica Cardona Valencia y Bárbara Farías Fritz.




Amplia participación de organizaciones sociales concitó proyecto UBB

El Proyecto de Extensión Universitaria “Reflexionando sobre la Intervención Comunitaria con enfoque crítico y de género: la Universidad del Bío-Bío y su proceso de vinculación con el medio”, dirigido por la académica Dra. Carmen Gloria Jarpa Arriagada, concitó una amplia participación de organizaciones sociales de Chillán.

La jefa del proyecto, Dra. Carmen Gloria Jarpa, al concluir el proyecto, explicó que mediante dichas actividades se buscó generar vínculos permanentes con organizaciones sociales funcionales y territoriales, así como visibilizar colectivos y movimientos sociales que están abordando temáticas emergentes vinculadas a género, medio ambiente, arte y cultura, operando desde la “resistencia” al modelo neoliberal.

El encuentro “Prácticas de resistencia en el territorio: una mirada contra hegemónica frente al contexto actual”, se desarrolló en el aula A-23 de la Facultad de Educación y Humanidades. Se estructuró sobre cuatro mesas de trabajo: Educación, Medio ambiente, Género y Arte y Cultura.

“Se presentaron, respectivamente, las experiencias de La otra Escuela, Acción Feminista Alborada, Proyecto Literario Mujeres peligrosas, Organización Ciudadana Parque Regional Lantaño, Ciclismo Urbano Contratuerca, Comité Pemuco sin termoeléctricas y la Agrupación Pintarte Chillán. La instancia contribuyó a la generación de redes de intercambio y de apoyo entre las distintas iniciativas, así como a la comprensión de la necesidad de que la UBB siga respaldando este tipo de iniciativas”, aseveró la académica.

En tanto, la actividad de cierre, consistió en un encuentro realizado con dirigentes sociales que se denominó “Tejiendo redes sociales y comunitarias en el territorio”. La actividad se llevó a cabo en el Club de Rayuela de la población Vicente Pérez Rosales y reunió a organizaciones de carácter territorial como clubes de adulto mayor, organizaciones de mujeres, talleres artísticos y medioambientales, con el fin de conocer las experiencias de trabajo que desarrollan estas agrupaciones en sus respectivos barrios.

Según detalló la Jefe del Proyecto de Extensión, las principales conclusiones que se generaron al tenor del encuentro fueron la valoración que los propios vecinos hacen de los espacios comunitarios, refiriéndose a ellos como un espacio de salud mental, mediante el cual tienen la oportunidad de establecer vínculos de solidaridad con otras personas.

También se observó la preocupación que tienen los dirigentes por los jóvenes que viven en sus comunidades, indicando que factores como el consumo de drogas, los medios de comunicación y el uso excesivo de la tecnología, obstaculizan la participación social de los jóvenes y, consecuentemente, que se generen organizaciones juveniles robustas en sus territorios.

“Tuvimos una excelente y altísima participación de vecinos y vecinas, quienes valoran que la Universidad se acerque a desarrollar este tipo de iniciativas a sus comunidades”, agregó la Dra. Jarpa.

Al finalizar el encuentro se presentó el taller de guitarra de la población Vicente Pérez Rosales, dirigido por el trabajador social Sady Leaman Hasbún, encargado técnico de CIISETS. “El taller no está pensando en la adquisición de meras capacidades musicales, sino que tiene un enfoque y un sentido más profundo que está vinculado con utilizar la música como una vía para mantener viva la sabiduría popular y las tradiciones culturales ancestrales que hasta hoy están presentes en estas comunidades”, afirmó Leaman Hasbún.




Colegio Enrique Salinas acogió Taller de Salud Vascular de estudiantes UBB

El académico del Departamento de Ciencias Básicas e impulsor de la iniciativa, Dr. Andrés Rodríguez Morales, explicó que el Taller Integral de Salud Vascular corresponde a un proyecto de Vinculación Bidireccional con el Medio y permite a estudiantes de Enfermería y de Nutrición y Dietética presentar a estudiantes de tercero medio los conceptos fisiológicos del sistema vascular de manera teórica y práctica, junto con promover estilos de vida y de alimentación saludable para preservar la salud cardiovascular.

El Dr. Andrés Rodríguez precisó que fueron los propios estudiantes de primer año de Enfermería y de Nutrición y Dietética quienes orientaron a los estudiantes del Colegio Enrique Salinas Buscovich de Chillán.

“Fueron semanas de arduo trabajo y creo que el resultado ha sido fructífero para ambas partes. Por un lado, la Universidad aporta conocimientos y al mismo tiempo, los alumnos de primer año de Enfermería se capacitan sobre cómo entregar ese conocimiento de manera clara y sencilla a la comunidad. Igualmente, el Colegio nos orienta y enseña sobre cómo debemos realizar esa enseñanza y cómo plantear los problemas. A diferencia del año anterior, y gracias a la colaboración de la académica perteneciente al departamento de Nutrición y Salud Pública, Gladys Quezada, se incluyó a estudiantes de tercer y cuarto año de Nutrición y Dietética con el objeto de ampliar las áreas de conocimiento”, ilustró.

La rectora del Colegio Enrique Salinas Buscovich, profesora Paulina González Muñoz, destacó que la vinculación entre colegios e instituciones de educación superior es necesaria y supone procesos de retroalimentación recíproca en beneficio de los propios estudiantes. “Esta actividad en particular es muy relevante, porque permite a nuestros estudiantes conocer y comprender conceptos muy importantes para su salud y la de sus familias. Gracias por hacer este taller teórico-práctico; precisamente, el currículum nos insta a realizar este tipo de actividades. Sería muy oportuno replicar este taller con nuestros profesores”, señaló.

La estudiante de tercero medio A Belén Espinoza, comentó que la experiencia fue muy positiva, y valoró el método de enseñanza escogido. “Fue interesante porque había distintas salas con temas diferentes. Me llamó la atención el taller de reanimación (RCP), los consejos de nutrición para alimentarse bien, y también el taller de toma de presión. Uno no sabe estas cosas y es útil saberlas porque si ocurre algo en la casa o en otro lugar, ya sabemos cómo actuar”, expresó.

La estudiante de tercer año de Enfermería, Judith Valenzuela, quien ofició como una de las coordinadoras del taller, agradeció al colegio por la gestión de los espacios y la disposición para llevar adelante la experiencia. “Los temas abordados son muy relevantes porque cada vez tenemos tasas más altas de obesidad en Chile. Es importante educar sobre estos temas para que en el futuro tengamos una población adulta mucho más sana”, aseveró.

En tanto, el estudiante de primer año de Enfermería, Emanuel Morales, destacó que los talleres realizados en el colegio son la primera experiencia de intervención educativa en salud a un grupo más amplio de personas, lo que les permitió expresar habilidades de comunicación, fundamentales, para el trabajo con usuarios y usuarias de los sistemas de salud.




Escuela de Ingeniería Comercial entregó diplomas de título a 75 egresados

La Escuela de Ingeniería Comercial realizó la ceremonia de entrega de diplomas de título a los 75 egresados de la carrera, el 11 de diciembre, en el Aula Magna de la sede Concepción.

El director de la Escuela de Ingeniería Comercial, Eduardo Castillo, felicitó a los egresados y sus familias y afirmó que comienzan una nueva etapa que “les exige poner a prueba los conocimientos y habilidades desarrolladas, pero por sobre todo las actitudes que los harán ser competentes, competitivos, exitosos y excelentes, pero también sensibles, solidarios, comprometidos, humanos e integrales. Son ustedes nuestros mejores embajadores y el espejo para las muchas futuras generaciones que llenarán nuestras aulas”.

Un reconocimiento especial realizó la carrera a la académica Grecia Avilés y la profesional Liliana Caro, de la Dirección de Admisión, Registro y Control Académico, por el apoyo y la disposición que tuvieron con los estudiantes de la carrera.

Luego de la entrega de diplomas de título a los 75 egresados, fueron distinguidos aquellos que destacaron por sus méritos personales y académicos.

Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Vivian Moraga por haber cursado la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, haber aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad y haber obtenido el promedio ponderado final más alto de su promoción.

El Premio al Alumno Destacado fue para Manuel Vargas, por su colaboración a la dirección de Escuela y el apoyo en diversas labores del quehacer estudiantil. Tamboién se distinguió a Maritza Riffo con el Premio al Emprendimiento, Danitza Gómez, con el Premio Desarrollo Estudiantil y a Scarlett Cruz y Cristian Baeza, con el Premio Deportista Destacado en fútbol.

En representación de los titulados, Vivian Moraga señaló que “recién se inicia una nueva etapa con nuevas metas profesionales y personales y un sinfín de nuevos desafíos. Los invito a seguir cada uno de nuestros proyectos con la misma actitud con la que enfrentamos el proceso académico porque la Universidad del Bío-Bío no es solo conocimiento sino una gran escuela donde los valores y la convivencia nos dieron lecciones que perdurarán por el resto de nuestras vidas”.

 




Pesar por deceso del académico de la Face Dr. Pedro Rodríguez Moreno

En la madrugada del domingo 16 de diciembre, falleció el académico de la Facultad de Ciencias Empresariales Dr. Pedro Ángel Rodríguez Moreno, director del Departamento de Sistemas de Información. Sus restos están siendo velados en la Parroquia Santa Cecilia, ubicada en Luis Acevedo 3639, sector Las Salinas de Talcahuano, y sus funerales se efectuarán el martes 18, al mediodía, en el Cementerio N. 2 de la misma ciudad, luego de una liturgia que se realizará, a las 10.30 horas, en el citado templo.

Pedro Rodríguez Moreno era ingeniero civil informático de la Universidad de Concepción, magíster y doctor en Ciencias mención Computación. Cursó el doctorado –lo mismo que el magíster- en la Universidad de Chile, graduándose en julio de 2015.

Dictó las asignaturas de Sistemas Operativos y Programación Orientada al Objeto, a nivel de pregrado y de Algoritmos y Estructuras de Datos Avanzadas, Generación de Mallas y Procesamiento Geométrico y Computación Paralela, para el posgrado.

En investigación, sus áreas de interés abarcaban mallas geométricas, refinamiento de mallas en 2D y 3D y algoritmos paralelos para refinamiento de mallas, explorando además en la Computación Ubicua.

En el ámbito de la gestión universitaria, ejerció como secretario académico de la Facultad de Ciencias Empresariales, de 2003 a 2007, durante la decanatura del Dr. Alex Medina Giacomozzi, y dirigió el magister en Ciencias de la Computación en la sede Concepción, entre marzo y diciembre de 2017.

Nacido el 24 de mayo de 1962, casado con Gisella Garcés y padre de dos hijos – Nicolás y Pedro-, fue también músico e integró, hasta su deceso, el Grupo Quillay de la ciudad de Concepción. Cofundó, asimismo, el grupo de música latinoamericana Cuatro vientos, de la Universidad del Bío-Bío, en el que se desempeñó como primera voz, flautista y quenista. Le gustaba igualmente dibujar a carboncillo y pastel.