Investigadores UBB suscriben proyecto I+D con el Instituto de Fomento Pesquero de Valparaíso

“Modelo Hidrodinámico de la Costa Sudamericana” se titula el proyecto de Investigación y Desarrollo (I+D) que suscribieron los investigadores  de los departamentos de Física, Dr. Luis Soto Mardones y de Matemática, Ricardo Pavez Fuentes, con el Instituto de Fomento Pesquero de Valparaíso, (IFOP), con el objetivo de diseñar una plataforma que permita determinar la influencia del ambiente en los ecosistemas marinos en las costas del país y generar una climatología de las condiciones oceanográficas en la Zona Económica Exclusiva de Chile.

Según explicaron los académicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad del Bío-Bío,  primero se realizó la instalación del soporte informático y la implementación básica de un modelo matemático de código libre “Regional Ocean Modeling System” en los servidores del IFOP,  además de capacitarse con expertos mexicanos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California, (Cicese) México.

Como una proyección de este proyecto I+D, los investigadores de la UBB en conjunto con científicos del Departamento de Oceanografía y Medio Ambiente del IFOP y Cicese esperan generar una herramienta de pronóstico, de aquí a cinco años.

La colaboración entre las instituciones se logró gracias al proyecto de colaboración nacional e internacional (Enjambre) del IFOP, con el fin lograr más adelante un pronóstico diario del océano a gran escala y una climatología, es decir cómo se comporta un mes determinado, tanto corrientes y en temperatura. Además este proyecto pretende llegar a un modelo operacional, para poder realizar un pronóstico a cinco o siete días.

Este tipo de herramienta explicaría los cambios históricos que han mostrado los recursos pesqueros y teniendo además un pronóstico dentro de un contexto de Cambio Climático. “El sueño es llegar al modelo operacional en que podamos dar un pronóstico del océano determinado, que los pescadores puedan ver cómo evoluciona la temperatura y las corrientes, entre otros datos de su interés, con una proyección”, precisó el Dr. Soto.

Señaló, además, que el estar representando a la Universidad del Bío-Bío es relevante, pues a raíz de esto se pueden desarrollar un sinnúmero de publicaciones científicas, temas de tesis de pre y posgrado, lo cual es beneficioso, pues deriva a poder tener más proyectos de investigación I+D.




Escuela de Arquitectura inauguró primer microproyecto en Barrio Bellavista Tomé

Huerto vertical de barrio se tituló el primer micropoyecto de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Bío-Bío inauguró en el Barrio Bellavista, Tomé, iniciativa que surge de la alianza con el programa de recuperación de barrios “Quiero mi Barrio” de la Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región del Biobío, a través del Taller de barrio, experiencia de enseñanza basada en la participación en el barrio y la vinculación.

En el taller participan estudiantes de primero a cuarto año de la carrera de Arquitectura y está dirigido por el grupo de investigación en Didáctica Proyectual de la Universidad, que es parte del proyecto de investigación “Análisis  y fortalecimiento de iniciativas locales para la adaptación al cambio climático en asentamientos informales en Latinoamérica y el Caribe”, financiado por el Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo y coordinado por la Universidad de Montreal, Canadá.

En la oportunidad el decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles, agradeció la confianza que la comunidad depositó en los  estudiantes y el proyecto, para poder concretar la construcción del huerto, “es valorable además que nuestros estudiantes puedan involucrarse con las problemáticas de la comunidad. Esta es una iniciativa que se enmarca dentro de la articulación de los procesos de enseñanza aprendizaje, de investigación y vinculación con el medio, es un ejercicio por tanto completo de trabajo, en esa misma línea es relevante e importante el que como Universidad salgamos a involucrarnos con las necesidades del país y de la gente”, precisó.

Al respecto el académico del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura a cargo de la iniciativa, Hernán Ascuí, explicó que, “los vecinos tuvieron una capacitación de cultivo para poder hacerse cargo del huerto, el cual está instalado en un espacio público que estaba abandonado y que la comunidad ahora está recuperando. Además como instancia de enseñanza nosotros como académicos estamos tratando de instalar la empatía como habilidad en los estudiantes, desde que inician la carrera, además con su capacidad de conectar con la realidad y problemáticas de los demás, pues así tendremos arquitectos vinculados con el mundo y con la capacidad de transformar la realidad de manera pertinente, rompiendo además el paradigma que el estudiante sale al mundo luego de egresar y con  este programa hacemos que los estudiantes lo hagan desde primer año”.

Cabe señalar que a raíz de la iniciativa se generó además una alianza con la oficina de arquitectura Republica Portátil, que es de ex alumnos de la carrera, quienes asistieron técnicamente todo el proceso constructivo de la obra.




Adultos mayores recibieron charlas enfocadas en su realización personal

Desde hace 26 años el Departamento de Estudios Generales realiza la actividad “Otoño en Primavera”, donde los adultos mayores de la comunidad aledaña a la Universidad del Bío-Bío reciben charlas sobre diversas áreas para una mejor realización personal de éstos, iniciativa que se desarrolló entre los meses de octubre a diciembre.

En la ceremonia de cierre se les hizo entrega de certificados a los más de treinta participantes que fueron parte de la actividad que este año se denominó “Jornadas de crecimiento para el adulto mayor”.

Al respecto el director del Departamento, Edgardo Maza, manifestó que la idea es seguir desarrollando el intelecto de los adultos mayores mediante charlas de aprendizaje y de autocuidado, “es por eso que les entregamos distintas áreas de conocimientos. Como actividad del Departamento ya está consolidada, por tanto siempre ha sido positivo y nunca ha disminuido el interés de parte de los asistentes, por tanto el de hacernos cargos de los adultos mayores como función del Departamento y la Universidad es fundamental y ya está incorporada en nuestra misión”.

La actividad estuvo coordinada por la académica del Departamento, Jania Bastías, quien comentó que estas jornadas tienen que ver con el desarrollo personal de los adultos mayores, “de ahí la diversidad de las catorce charlas que se desarrollaron”.

Las conferencias dictadas principalmente por académicos del Departamento se titularon Introducción al braille, Derechos del adulto mayor, Flores de Bach, Estimulación de la memoria y autoestima en el adulto mayor, Grandes filósofos y su legado, Prevención y cuidados en caídas en el adulto mayor, Nunca es tarde para desarrollar habilidades y finalmente, Beneficios de aprender un idioma.

Las actividades se iniciaron el 26 de octubre de 2017 y se desarrollaron todos los días jueves, entre 15.00 a 17.00 horas, en el salón del Departamento.

 

 




Ciclo de charlas congregó a actores relevantes para estudiantes del Departamento de Ingeniería en Maderas

“Rol del ingeniero de procesos en el sector industrial, visión de actores relevantes” se tituló el ciclo de charlas que realizó la directora de escuela de  Ingeniería Civil Química, Laura Reyes y el académico del Departamento de Ingeniería en Maderas, Jorge Saavedra gracias a la adjudicación del Fondo de Apoyo a la Planificación y Estudios (Fape), de la Universidad del Bío-Bío, las que se llevaron a cabo entre los meses de noviembre y diciembre.

Al respecto la Directora de Escuela de Ingeniería Civil Química, explicó que el objetivo fue que los estudiantes de Ingeniería Civil Química, Ingeniería Civil en Industrias de la Madera e Ingeniería Civil Industrial, pudieran conocer el rol de los ingenieros civiles en la industria de procesos, “en ese contexto congregamos a actores claves en cargos relevantes, pues nuestro perfil de egreso de nuestro ingeniero civil químico tiene que ver mucho con el desempeño ambiental de las industrias, por tanto fue muy valorado por los estudiantes que participaron, a quienes al finalizar el ciclo se les hizo entrega de certificados. La idea es replicar la iniciativa, que dure más tiempo y traer otros relatores claves para el desarrollo profesional de nuestros estudiantes”, precisó.

Los expositores fueron el jefe de bodega de Diteco Servicios, Carlos Contreras; el ingeniero senior de Risk Managment, Germán Moraga;  el académico de la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad de Aalto Finlandia, Orlando Rojas; el gerente comercial de Hidronor, zona sur, Pierre Servanti; el ministro titular del Tribunal Ambiental de Santiago, Felipe Sabando; el académico del Departamento de Ingeniería en Maderas, Gerson Rojas y el jefe de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de Transportes Polykarpo, Claudio Fernández.

Por su parte el académico del Departamento, Jorge Saavedra, manifestó que “a través de estas charlas los estudiantes pudieron conocer la realidad industrial y ver en qué se puede desempeñar un Ingeniero Civil Químico, lo cual fue muy valorado por los estudiantes, en el sentido que tuvieron la visión de personas que llevan más de diez años en el mundo industrial y plantearse su futuro, además poder ver de su experiencia, los propios desafíos que tendrán como futuros ingenieros. Lo otro es que quienes vinieron a dar la charla, valoraron la iniciativa, ya que no era común”.

 

 




Estudiantes presentaron proyectos para tres barrios de Concepción

Lo Méndez, Lo Custodio y Nonguén, fueron los tres barrios de Concepción en donde más de 90 estudiantes de la carrera de Arquitectura y una veintena de la carrera de Trabajo Social de la Universidad del Bío-Bío, realizaron proyectos como parte del “taller de Barrio”, actividad que surge del trabajo colaborativo entre la comunidad, el programa de recuperación de barrios, “Quiero Mi Barrio” de la Seremi de Vivienda y Urbanismo Región del Biobío (Minvu) y la Escuela, esto gracias a un consorcio multidisciplinario internacional de investigación, financiado por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo de Canadá (Idrc) y coordinado por la Universidad de Montreal.

En la oportunidad los estudiantes expusieron sus proyectos a los pobladores de los tres barrios, quienes por votación debieron escoger aquellos que resultasen más beneficiosos para sus territorios.

Al respecto el académico del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura a cargo de la iniciativa, Hernán Ascuí, manifestó que, “esto está apoyado por un financiamiento de investigación de la Universidad a través de un grupo de investigación, con el fin de buscar maneras de ir generando innovación en las políticas públicas que mejoren la vida de los barrios y se puedan buscar estrategias para prepararse a futuro a situaciones como cambio climático y temas de relevancia, para resguardar el desarrollo sustentable de esos barrios”.

Por otra parte el académico y coordinador de los proyectos de vinculación con el medio, Rodrigo Lagos, explicó que “en esta oportunidad se incorporaron también un académico y estudiantes de la carrera de Trabajo Social, por lo cual nos dimos cuenta de la necesidad de trabajar interdisciplinariamente, donde básicamente ellos nos han ayudado a la parte de postulación a fondos. El proceso de diseño se centró en buscar solución a problemas reales de los pobladores a través de la comunicación constante con las comunidades, y que agrupó a estudiantes de primero a cuarto año. Sin duda es un tremendo desafío el estar a cargo de estos programas, porque es un tema emergente y nos hemos dado cuenta como académicos que es necesario y enriquecedor para los estudiantes, quienes ponen su conocimiento a disposición de los vecinos, lo que además les da habilidades y competencias a través del trato directo”.

Una de las pobladoras del barrio Lo Custodio, Jazmín Pinto, agradeció la iniciativa, sobre todo a los alumnos “quienes con harto esfuerzo realizaron todos los proyectos, porque nuestra población estaba un poco olvidada y deteriorada luego del terremoto, por tanto queremos que nuestros niños, jóvenes y adultos mayores puedan disfrutar lo que tienen a su alrededor y por tanto es de esperar que alguno de estos proyectos se pueda concretar”, expresó.

Por su parte la asistente social del Programa Quiero Mi Barrio del sector Lo Méndez, Ana María Zoñez, agradeció a nombre del programa a la Universidad y estudiantes por la intervención “es fundamental que ellos salgan y tengan relación con sus futuros clientes, esperamos que se sigan vinculando con los diversos territorios a fin de potenciarlos aún más”, precisó.

El estudiante de segundo año de Arquitectura Tomás Moreno, quien formuló un proyecto para el barrio Lo Custodio, explicó “nosotros recogimos el anhelo de un grupo de jóvenes de contar con un espacio físico para poder realizar talleres, pues ellos hacen variadas actividades, pero carecen del espacio. En sí la iniciativa es súper motivante pues nos permitió conectarnos con la gente, ya que trabajamos para otros”.

 




UBB despidió a estudiantes que realizarán movilidad internacional el primer semestre de 2018

El equipo de la Dirección General de Relaciones Institucionales realizó una ceremonia de despedida a los más de cuarenta estudiantes de las sedes Concepción y Chillán, que durante el primer semestre de 2018 realizarán una pasantía de un semestre académico en una de las universidades extranjeras con las que nuestra institución mantiene convenio de colaboración.

En la oportunidad se les hizo entrega de certificados a los alumnos que obtuvieron las Becas PIE 2.0, del  Programa de Intercambio Estudiantil; Semestre en el extranjero, que otorga el ministerio de educación; la de la Universidad Alice Salomón, Berlín, Alemania, para pasantía en dicha universidad; Santander Movilidad Internacional, que financia Santander Universidades; Elap del gobierno de Canadá, para movilidad en universidades canadienses y la Deportiva que otorga la Universidad de Jaén, España.

Al respecto la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, manifestó que se ha doblado la cantidad de estudiantes que han obtenido este beneficio, “antes rondaban los veinte alumnos, en esta oportunidad son más de cuarenta, lo cual se debe en gran parte al compromiso del rector por destinar más recursos a la movilidad estudiantil internacional, por tanto gracias a eso los estudiantes ahora tienen la beca PIE 2.0 que es mejor a la anterior y donde más estudiantes pudieron ser beneficiados, quienes van como embajadores de la Universidad. Hoy en día la experiencia en el aula uno la puede tener a través de internet, bajar cursos, pero estos estudiantes al tenerla directamente  en el país extranjero conlleva un sinnúmero de beneficios, principalmente generarán una red de internacionalización, podrán conocer el territorio y aprender o mejorar un segundo idioma lo que complementará mucho más la formación que tienen”.

Por su parte la alumna de cuarto año de Trabajo Social sede Chillán, Paula San Martín, quien se adjudicó la Beca Universidad Alice Salomón, Alemania, que es primera vez que se hace uso de este convenio exclusivo para la carrera, expresó “ser la primera es una responsabilidad grande, pero ojalá más compañeros también se animen. Este es un cambio enorme, el tener que adaptarse a una cultura nueva en un país donde el idioma es distinto y son contextos diferentes, pero estoy emocionada. Mi idea es poder complementar mis estudios y aprovechar la amplia gama de oferta curricular, ya que tiene un enfoque bastante distinto que Chile, están más enfocados en colaboraciones internacionales, trabajo en inmigración, género, que pretendo aprovechar. Lo bueno es que allá se imparten los cursos además de alemán, en inglés, español y turco, así que tomaré los de inglés y si es que está disponible los de español, complementariamente también se ofrecen cursos del idioma alemán que pretendo tomar”.

La alumna de Pedagogía en Inglés, María Mori, en representación del grupo de estudiantes que se adjudicaron las diversas becas comentó que esta será una oportunidad enriquecedora tanto profesional como personalmente, “habrán momentos duros que hay que afrontar, pero finalmente nada es tan grave, y la experiencia sin duda será excelente”, precisó.

Cabe señalar que los estudiantes de la Facultad de Ingeniería recibieron además una beca de mantención complementaria del programa Ingeniería 2030 de la Universidad y Corfo. Asimismo los alumnos de las otras carreras que cumplieron requisitos fueron beneficiados con una beca complementaria de mantención, otorgada por la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

 

 

 




76 nuevos graduados aporta la Universidad a la región y el país

Con gran solemnidad se realizó la entrega de medallas y diplomas a los 76 profesionales graduados en los programas de magíster y doctorado que imparte la Universidad del Bío-Bío sede Concepción.

Los graduados cursaron los doctorados en Ciencias e Industrias de la Madera y en Matemática Aplicada, así como los programas de magísteres en Ingeniería Industrial, en Ciencia y Tecnología de la Madera, en Hábitat Sustentable y Eficiencia Energética, en Construcción en Madera, en Intervención Social, en Familia, en Ciencias de la Computación, en Gestión Tributaria, en Gestión de Recursos Humanos y Habilidades Directivas, en Matemática mención Matemática Aplicada o mención Estadística y en Ciencias Físicas.

En la oportunidad el director de Postgrado, Sergio Vargas, felicitó a los graduados por el logro, “las motivaciones por hacer un postgrado son muy variadas pero todas tienen un factor común, la necesidad de aprender y abrirse a nuevos conocimientos e ideas. Se siente una exigencia interna y una necesidad por especializarse, por profundizar en lo que a uno le interesa. Para los profesionales actuales es evidente que la especialización se hace más indispensable, en particular en una sociedad que aumenta las exigencias de formación de capital humano avanzado y que valora las posibilidades de contar con profesionales competentes en aquellas áreas que asumen mayor relevancia en sociedades de países emergentes como el nuestro”, expresó.

Mencionó además que plantear soluciones, en un escenario cambiante y llevarlas a cabo, debe ser un esfuerzo social conjunto y coordinado, ya que si la educación mejora, la sociedad se desarrolla y el ser humano progresa en todas sus dimensiones. “Si bien estos postgrado les abrirán nuevas puertas en el ámbito profesional, también es cierto que a través de esto la universidad no sólo es fiel a su misión sino que se reproduce y renueva”, puntualizó.

En cuanto a los desafíos el Director manifestó que se tiene la necesidad de posicionar los programas de postgrado a nivel regional y nacional, así como fortalecer la institucionalidad para asegurar una gestión eficiente, sostenible y de calidad y avanzar hacia la internacionalización de estos programas. “El hecho de alcanzar esos desafíos sin duda contribuirá al crecimiento y prestigio de la institución”, señaló.

La ceremonia de graduación, realizada en el Aula Magna, fue presidida por el vicerrector Académico, Aldo Ballerini, junto con el director de Postgrado, Sergio Vargas; el director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Mario Ramos; los decanos de la Facultades de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, de Ciencias Empresariales, Benito Umaña y de Ingeniería, Francisco Ramis, los dacanos subrogantes de las Facultades de Arquitectura, Construcción y Diseño, Hernán Ascuí y de Ciencias, Juan Bobenrieth, además de directivos universitarios, académicos, graduados, familia e invitados.

El acto de entrega de medallas y de diplomas fue dirigido por los respectivos decanos junto a los directores de los programas de Magíster y Doctorado. Ésta corresponde a la actividad de mayor trascendencia a nivel institucional, por el compromiso ineludible con la región y el país, en su rol de la única Universidad estatal y pública en las regiones de Ñuble y del Biobío.




Seminario abordó resultados del proyecto que elaboró Citec UBB para la construcción sustentable

“Desarrollo de materiales aislantes térmicos ecoeficientes para el mercado de la construcción sustentable”, se tituló el seminario de divulgación para exponer los resultados del proyecto Fondef que desarrolló el Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción (Citec) de la Universidad del Bío-Bío, debido a la relevancia que han cobrado a nivel mundial las temáticas ambientales.

Al respecto el director del Citec, Ariel Bobadilla explicó que el equipo a cargo del proyecto se enfocó en producir nuevos productos a incorporar al mercado de la construcción sustentable, debido a que actualmente en el país este tipo de edificaciones, según estudios realizados, alcanza un 1.5% y tiene una de las mejores proyecciones según especialistas, pues al 2025 aumentaría a un 20%, “no existe mercado en el país con mayor índice de proyección, de ahí que Corfo y diversas instituciones públicas estén interesadas en promoverlo”, puntualizó.

“Este es un proyecto financiado por el Estado, con la participación de empresas como Cmpc, Fondef, Université de Laval, entre otras, con el objetivo de desarrollar una tecnología para la producción de nuevos materiales termoaislantes. Los beneficios de la construcción sustentable es que genera valor y mejora la calidad de vida de las personas”, agregó.

El proyecto Fondef denominado “Tecnología para la producción de materiales con capacidad de aislación térmica y acústica que incorporan agentes atenuadores de radiación infrarroja”, consistió en conseguir un aislante con alto estándar de ecoeficiencia, técnicamente bueno y con un costo competitivo para el mercado. Para lo cual primero desarrollaron una apuesta de materiales con aserrín, chip de madera, cortezas, entre otros, todo esto en distintos tamaños y formas de donde surgieron más de 300 combinaciones, de las que fabricaron la misma cantidad de prototipos de laboratorio, para llegar finalmente a determinar los mejores prospectos. Tarea que tomó cerca de 15 meses.

Expuso finalmente que de aquello “se llegó a dos tecnologías o mejores prospectos, una de ellas con aglomerante en frío realizada con corteza de eucalipto de lo cual dio resultado a una patente, en trámite actualmente, y la otra también con corteza de eucalipto, pero con aglomerante en caliente que también dio lugar a una patente y que tuvo resultados aún mejores”.




Arquitectos y estudiantes participaron de taller de cosmovisión mapuche

“Taller de cultura Mapuche” se denominó el curso que organizó la incubadora de empresas CREando de la Universidad del Bío-Bío y la Escuela de Arquitectura, el cual estuvo liderado por el arquitecto Rodrigo Lagos. La iniciativa estuvo enfocada en estudiantes y académicos de la Escuela, que impartió el facilitador intercultural de la Universidad, Pascual Levi.

Al respecto Rodrigo Lagos, manifestó que “el objetivo es formar estudiantes y profesionales con visión intercultural, para afrontar proyectos de asistencia técnica e investigaciones. Ha sido un tema nuevo para la Escuela, pero que fue bien valorado por los asistentes, pues es importante abordarlo desde la Universidad, así que es de esperar que podamos replicarlo, quizá como curso electivo a nivel institucional”.

Por su parte Pascual Levi, comentó “esta sin duda fue una gran posibilidad, ya que los estudiantes pudieron conocer las diversas realidades del territorio, así como construcciones y los distintos modelos de construcción de los pueblos originarios. Esta es una gran oportunidad como Universidad abrir este espacio a una visión mucho más académica para que se pueda generar un espacio de encuentro y reencuentro del conocimiento mapuche, más allá de un taller, sino que poder ponerlo en la propia estructura formal de los futuros profesionales, lo cual ayuda a fortalecernos y derribamos ciertas brechas de los conocimientos de nuestro pueblo originario, por tanto es una excelente iniciativa”, precisó.

Así también la estudiante de tercer año de Arquitectura, Claudia Montecinos, valoró la actividad y además comentó que su interés en participar se debió a “que últimamente el tema de nuestros pueblos originarios está bastante en la palestra, por tanto participé de esto para saber más al respecto, además me ha servido bastante para poder llevarlo a futuro a mi profesión, pues es una forma distinta de ver el mundo”.




Seminario abordó la versatilidad de la robótica

En el aula magna de la Universidad del Bío-Bío se llevó a cabo el seminario “Primer día de la robótica” donde diversos profesionales del área abordaron la versatilidad de la robótica y sus múltiples aplicaciones, actividad que estuvo a cargo del Grupo de Robótica de la Universidad.

En la oportunidad el académico del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura, Rodrigo García, expuso sobre “Construcción impresa. Conceptos, experiencias e implicancias”, donde comentó que está tomando bastante relevancia este tipo de construcción, que si bien tiene una solidificación lenta, se salta varios procesos de obra que hace que la construcción en el fondo sea más rápida. “La construcción convencional tiene cerca de cinco siglos, es un sector relevante pero que tiene atrasos tecnológicos, de ahí que tome gran importancia la construcción impresa, pues tiene un enfoque totalmente distinto a como se construye actualmente, este tipo de construcción tiene una potencialidad de adaptabilidad de la forma que es relevante”, explicó.

“Esto se realiza a través de brazos robóticos que van depositando la mezcla, similar al concreto, en un superficie, todo coordinado por computadora. Esta es una tecnología nueva que implica una trasformación radical de los procesos constructivos, de hecho en Dubái se ha propuesto que para el 2030 el 25% de sus edificios sean con esta construcción. La que además presenta una serie de ventajas, como la reducción de accidentes laborales, el transporte, la cantidad de desechos y hay más versatilidad de los diseños”, precisó el académico.

En la oportunidad expuso además el estudiante de Ingeniería Civil en Automatización y director del Grupo de Robótica, Carlos Lagos, quien contó su experiencia en la agrupación, así como sus diversos logros dentro del mismo, las competencias en las que pudo participar como por ejemplo el Cat Vehicle Challenge, en la Universidad de Arizona, Estados Unidos y cómo aquello le abrió las puertas para trabajar en proyectos internacionales.

Carlos Lagos fundó su propia empresa que denominó Technobotics Spa. el cual está enfocado en la educación de niños en el tema de la robótica y a través de ella. “Este emprendimiento es la acumulación de toda mi experiencia adquirida en estos años que inicié junto a algunos de mis compañeros del grupo de robótica, para poder enseñar a los niños de robótica porque ellos son el futuro”, sentenció.

Expuso además el Dr. en Informática, académico de la Universidad Clemente Rubio, quien habló sobre la inteligencia artificial en la robótica: Una mirada desde la antropología hasta la tecnología cognitiva actual.

La actividad contó con el apoyo de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, MacroFacultad, Technobotics y ArduConce. Donde además se realizó un sorteo entre los asistentes.