Entusiastas deportistas participaron de la Gran Carrera UBB Concepción

Más de cuatrocientos estudiantes, funcionarios y público externo participaron de la Gran Carrera UBB, en la sede Concepción, en un circuito de 4k alrededor del campus que comenzó frente a la rectoría de la sede penquista. Actividad organizada por el Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación, en el marco del aniversario número 70 de la institución.

Al respecto el rector de la UBB, Héctor Gaete, quien como es tradicional estuvo a cargo de dar la partida a los deportistas, felicitó a los corredores por el entusiasmo en participar activamente en las actividades de aniversario.

La carrera culminó con la premiación de 13 corredores; Los tres primeros lugares de damas y varones, tanto de funcionarios como estudiantes y el participante de la carrera con más antigüedad en la institución.

La ganadora de los funcionarios, por segundo año consecutivo, ingeniero analista de la Dirección General de Planificación y Estudios, Evelyn Jaramillo, comentó que  haber obtenido nuevamente el primer lugar fue satisfactorio, “lo cual me llena de entusiasmo y ojalá a lo largo del tiempo sean más los funcionarios que se animen a participar”.

Por su parte el ganador de los funcionarios, del Departamento de Servicios Generales y Patrimonio, Pedro Valdebenito, valoró la instancia, “esta es la primera vez que participo, llevo cuatro años en la Universidad y me pareció una bonita experiencia, ya  que hay que fomentar la actividad física”, dijo.

En tanto la ganadora de los estudiantes, de la carrera de Contador Público y Auditor, Damaris Morales, manifestó, “soy seleccionada de fútbol y eso me ayudó a mantener la resistencia para lograr ganar. Valoro mucho que la Universidad se preocupe de los variados deportes, pues todos son importantes y nos ayuda a ser alumnos integrales”. Finalmente el ganador de los estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil en Automatización, Cristian Novas, agradeció a la Universidad por fomentar las actividades deportivas.




Académicas de la Face tradujeron libro de importancia a nivel latinoamericano

Integración de procesos de negocios con SAP-ERP se titula la versión en español y digital del libro del Dr. Simha Magal de la Universidad de Grand Valley, que tres académicas de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío tradujeron y cuyo lanzamiento se realizó en el Aula Magna de la Universidad.

El proyecto que tardó dos años, tendrá un impacto a nivel latinoamericano para aquellos que trabajan con ERP, declaró la académica y directora del grupo de investigación en Sistemas y Tecnologías de Información, (SI/TI) de la UBB, Elizabeth Grandón, quien lideró la traducción junto a las académicas Marcela Pinto y María Soto.

Al respecto el decano de la Face, Benito Umaña, agradeció al rector de la Universidad, Héctor Gaete, por el apoyo institucional en el proceso. “Estamos haciendo lo que nos compete como facultad y universidad, conectando los nodos que siempre han estado pero fortaleciéndolos, lo que aporta valor a todos, a nosotros como académicos y a otras áreas de la Universidad y ayuda también a acortar las brechas presente entre universidad y empresas, que se traduce en una agregación de valor y eso nos tiene muy contento”.
Este libro se enseña en más de dos mil universidades a nivel mundial, y ahora se tendrá la oportunidad de poder estudiarlo en español, lo cual es beneficioso para los estudiantes y también las empresas, “pues les enseña a los usuarios a tener una visión global de los procesos de negocios. Por tanto, la idea es que los gerentes y las personas que trabajan como usuarios tengan esa visión global del proceso, lo cual es de suma relevancia para que la empresa sea más competitiva, disminuyan costos y sea más eficiente”, declaró Elizabeth Grandón.

Por su parte Dr. Simha Magal de la Universidad de Grand Valley, agradeció la instancia y las académicas que estuvieron a cargo de la traducción de su libro, “he escrito varios libros y puedo decir que escribir uno es mucho trabajo, pero puedo imaginar que traducir un libro de esta naturaleza lo es aún más, es por eso que felicito, es todo un logro”, sentenció.

“Los egresados de estos cursos son inmediatamente productivos, a nuestros empleadores les gustan mucho nuestros egresados y las empresas que están aquí hoy estoy seguro que les gustarán y agradecerán contar con titulados de esta Universidad, por su expertiz en el área y por haber tenido este tipo de enseñanza. En mi conversación con rectores de otras universidades varios tenían la intención de trabajar con este tipo de cursos, pero no todas tienen el apoyo que tienen acá en la Universidad del Bío-Bío, por tanto agradezco a toda la gente responsable en que se desarrollara esta traducción”, expresó el académico de Grand Valley.

El libro estará en versión digital, con el fin de que sea más asequible para los estudiantes y más fácil para ellos el desplegarlos en sus equipos móviles. “Lo más complejo de la traducción fueron los detalles técnicos del lenguaje usado en el software, pues tiene una propia nomenclatura, fue un tercer idioma, por así decirlo, además de palabras que nunca se han traducido al español”, comentó la académica.

Quien presentó el libro es el académico de la Universidad de Ciencias Aplicadas, de Perú, Jimmy Armas, quien revisó su traducción, ya que se contó con cuatro académicos latinos expertos en el área, de Perú, Colombia, México y Ecuador. Con la finalidad que el español del libro fuese entendible a nivel general.

“Por muchos años he estado utilizando el libro en la versión en inglés y hoy agradezco a las tres académicas que han participado en la traducción, porque su aporte es de gran relevancia para Latinoamérica. Yo como SAP Visionary Member para todo Iberoamérica, lo cual significa que tengo la misión de ir a estas universidades, para poder compartir y rescatar la importancia que las universidades puedan implementar este tipo de tecnología, lo que se traduce en contar con estudiantes competitivos lo cual valoran y buscan las empresas hoy en día, cosa de lo cual habla mucho este libro”, explicó Jimmy Armas.

En la oportunidad además se realizó la conferencia Las Pymes y el desafío de la transformación digital, que desarrolló el gerente comercial de Inxap, enfocado en las empresas invitadas que estuvieron presentes, con el fin de hacerlas más competitivas.




Con charla de connotado historiador se inauguró año académico de Pedagogía en Historia y Geografía

¿La Historia, para qué? Cinco respuestas posibles, se tituló la charla que dio el Premio Nacional de Historia 2016 y académico de la Universidad de Chile, Dr. Julio Pinto, para inaugurar el año académico 2017 de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía de la Universidad del Bío-Bío, que cumplió 45 años de trayectoria.

Al respecto el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, comentó que la inauguración de un año académico siempre es momento litúrgico en la Universidad, “hay que hacer un acto en que mostremos realmente lo que somos, pero también tenemos que contar con la presencia de un historiador o geógrafo, que nos venga a mostrar la perspectiva que tiene nuestra disciplina. Yo además soy académico de esta Escuela y quienes la conformamos estamos en la cúspide de la investigación histórica, algunos con una relevancia nacional e internacional y eso se transfiere en la formación de los estudiantes. Yo cumplí los 45 años en esta Universidad, siendo fundador de esta Escuela, por tanto siento mucha alegría, por este nuevo año que cumplimos”.

El motivo de la charla, explicó el Premio Nacional de Historia 2016, es que los estudiantes se preguntaran el por qué estudiar la profesión y de qué les sirve como personas, dando a conocer cinco razones para responder a aquello. “Primero, es que la historia sirve para valorar la diversidad, que es un recurso social valioso que hay que conservar; en segundo lugar para saber quiénes somos, de dónde venimos. El por qué nos hemos equivocado y qué aciertos hemos realizado, cómo hemos resuelto esos desafíos”, señaló.

En relación al tercer lugar el historiador mencionó que es importante conocer nuestra trayectoria, lo que se conoce como el patrimonio, pero no aquél que se piensa como algo físico, sino aquél que es inmaterial, “aquello que consideramos valioso de perpetuar en el tiempo; en cuarto lugar para desarrollar el pensamiento crítico, qué es lo que se hizo mal y qué hacemos para no repetirlo y finalmente que la historia la hacemos todos, las personas de carne y hueso y nuestra conducta nos ayudaría a resolver los problemas que nosotros consideramos necesario, todo depende de nosotros, por tanto estas cinco razones son las que valgan la pena que uno estudie historia”.

“Es un honor la invitación a inaugurar este año académico, no es la primera vez que vengo a la Universidad, por tanto me siento como en casa. Pero el gesto que me hayan invitado es gratificante”, comentó Julio Pinto.

En la actividad, que fue presidida por el director de la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía, Christian Loyola, estuvieron presentes académicos de la Escuela, el director del Magíster en Historia de Occidente, Mauricio Rojas, estudiantes de la carrera además de alumnos y profesores de educación media.




Académicos UBB se adjudicaron más de un millón de dólares para investigación

Análisis y fortalecimiento de iniciativas locales para la adaptación al cambio climático en asentamientos informales en Latinoamérica y el Caribe, se titula el proyecto que los académicos de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bío-Bío, trabajarán por cuatro años con el programa Quiero mi barrio de la Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región del Biobío, a raíz de un consorcio multidisciplinario internacional de investigación, financiado por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, IDRC, de Canadá, por más de 1,15 millones de dólares y coordinado por la Universidad de Montreal del mismo país.

Crédito: Dostercios, editorial audiovisual.

Según explicó el académico de la Facultad de Arquitectura, Hernán Ascui, la finalidad es desarrollar nuevas estrategias de trabajo colaborativo entre la academia, instituciones públicas y sociedad civil con el objeto de generar transferencia de conocimiento en cuatro ámbitos; vulnerabilidad, resiliencia, gobernabilidad y género. El proyecto se llevará a cabo en colaboración con la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, Cuba; la Universidad del Bio-Bio; la Universidad Estatal de Haití; y tres instituciones colombianas; la Universidad del Valle, la Universidad Javeriana y la ONG Antioquia Presente. Los académicos que colaboraron en la formulación de esta propuesta fueron, Claudio Araneda, Ignacio Bisbal, Roberto Burdiles y Hernán Ascuí.

El académico además declaró que se realizarán micro proyectos en una comunidad pequeña del territorio, que corresponderá a obras menores que se construirán en los barrios, para poner a prueba estos conocimientos de los países participantes, donde finalmente terminará siendo una información validada y que generará cambios que sean sustentables en el tiempo. Esto mediante la combinación de investigación empírica y la puesta en práctica de intervenciones urbanas a través de esta operación en asentamientos informales, iniciativa que jugará un papel importante en la formulación de estrategias y generación de conocimiento para la adaptación al cambio climático.

El plan de trabajo por parte de la UBB será implementar, en los próximos cuatro años, estrategias didácticas que favorezcan la calidad y profundidad de la interacción de los estudiantes con los distintos actores que intervienen en la vida de un barrio. De esta manera, estudiantes de la asignatura de taller de proyecto de primero a quinto año de la Escuela de Arquitectura UBB formularán propuestas para estos micro-proyectos, particularmente en respuesta a los retos que presentan los sistemas hídricos en contextos vulnerables.

Crédito: Dostercios, editorial audiovisual.

Precisó además que el hecho de que el equipo de académicos UBB integre este equipo de investigación internacional, es un reconocimiento a la calidad y prestigio que posee la Facultad y Universidad en la construcción de conocimiento. El proyecto además permitirá profundizar en el trabajo en base a problemas reales, incorporar competencias transversales en el proceso de enseñanza-aprendizaje, relevar la importancia del sentido social de la arquitectura y desarrollar estrategias efectivas de trabajo colaborativo interdisciplinario. A nivel institucional además se reforzará la vinculación bidireccional con el medio, considerando las necesidades del entorno y promoviendo nuevas formas de relación entre el estado, la academia y la sociedad civil.

La participación de la UBB en este proyecto internacional, forma parte de los resultados del grupo de investigación en Didáctica Proyectual GI 160402/EF y se enmarca en el plan de innovación en enseñanza en la Escuela de Arquitectura UBB iniciado el 2016 denominado Talleres de Barrio, donde participaron los académicos,
Nelson Arias, Hernán Ascuí, Claudio Araneda, Nicolás Sáez, Roberto Burdiles, Francisco Schiapacasse, Ignacio Bisbal y María Isabel López. Iniciativa que se gestó en el curso de capacitación en innovación pedagógica Laspau-Harvard y se sustenta en un convenio de cooperación con el programa Quiero mi Barrio de la Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región del Biobío.

Œuvre Durable

Crédito: Dostercios, editorial audiovisual.

El proyecto fue presentado por el Observatorio Universitario de la Vulnerabilidad, la Resiliencia y la Reconstrucción Sostenible, Œuvre Durable, por su acrónimo en francés, que es un equipo de investigación inter-universitario que agrupa la Facultad de Diseño del medio ambiente de la Universidad de Montreal; la Escuela de Planeación Urbana de la Universidad McGill y el departamento de Geografía, Urbanismo y Medio ambiente de la Universidad de Concordia. El equipo está dedicado al estudio y análisis de la vulnerabilidad, la resiliencia y la reconstrucción sostenible. Interesados por las variables que afectan nuestro entorno, como desastre naturales, cambio climático, entre otros.

 

 




Investigadora UBB se adjudicó Fondecyt Regular para definir los criterios de confort térmico en edificios de oficinas

Los edificios no consumen energía, las personas sí: Criterios de confort térmico adaptativo para el diseño arquitectónico de edificios de oficinas en Chile se titula el proyecto de la académica del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura  de la Universidad del Bío-Bío, Dra. Maureen Trebilcock, con el cual se adjudicó el Fondecyt Regular 2017.

La investigadora explicó que se espera definir y evaluar los criterios de confort térmico para edificios de oficinas en el país, pero desde la perspectiva del ocupante, con lo cual se busca establecer estrategias de diseño arquitectónico para favorecer el comportamiento pasivo de la construcción, lo cual tendrá directa relación en el bienestar y la productividad de los usuarios.

Según comentó, la propuesta considera dos etapas basadas en trabajo de campo, dividido entre Concepción y Santiago, y una etapa basada en simulación térmica dinámica. La etapa uno se basa en metodología estadística correlacional de variables recopiladas a través de veinte casos de estudio, donde el trabajo de campo consiste en la recopilación de información en base a encuestas de percepción térmica en simultaneidad con mediciones de condiciones ambientales, encuestas de bienestar y productividad y fichas de caracterización.

“Se desarrollarán estudios de confort térmico a personas, pues lo que nos interesa es estudiar sobre el sujeto en su ambiente de trabajo y su confort. Serán diez los casos en cada ciudad, en edificios de tipo oficinas, públicas, privadas, entre otras, donde la idea es que hayan sido diseñados con ese fin en los últimos veinte años”, manifestó.

En tanto la etapa dos se basará en metodología de estudio de casos, en base a cuatro que se analizarán en profundidad a través de triangulación de información derivada de entrevistas a ocupantes, observaciones, mediciones prolongadas de condiciones ambientales, y caracterización arquitectónica de los casos. La última etapa se basará en simulación térmica dinámica de modelos de edificios de oficinas.

Con esto se busca determinar el bienestar de las personas a raíz de su ambiente térmico, lo cual influiría en el trabajo que pueda realizar. “Si bien hay ciertas normas en Chile que apuntan a aquello, éstas están basadas en normas internacionales, por lo que no serían las más apropiadas, ya que hay evidencia de que existen factores contextuales que están relacionadas con cómo la gente percibe su ambiente térmico, que están relacionadas con el clima local, con temas culturales, con factores socioeconómicos, entre otros. Factores contextuales que influyen en cómo la gente se adapta a sus ambientes térmicos”, aseveró.

El objetivo es poder determinar rangos de confort apropiados que orienten futuras normas en la materia, así como pautas de diseño que orienten el quehacer de los diseñadores. “La investigación apunta hacia estrategias de diseño pasivas, es decir que a través del diseño se pueda lograr un mejor ambiente interior y sin recurrir a tanto consumo energético”, manifestó.

La investigadora comentó además que son parte del proyecto, un equipo multidisciplinario conformado por académicos de los departamentos de Diseño y Teoría de la Arquitectura, de Ciencias de la Construcción y del  Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción de la Universidad.

 




Ministra Alejandra Krauss encabezó lanzamiento del Observatorio Laboral de Ñuble

ADD_CONTENT_HERE

 

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, encabezó el lanzamiento del Observatorio Laboral de Ñuble, el cual es ejecutado por la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío Bío y forma parte de un proyecto del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), apoyado por la OTIC Sofofa Capital Humano.

El propósito del Observatorio es generar, producir información y conocimiento sobre las brechas existentes entre oferta y demanda de ocupaciones en el mercado del trabajo, además de avanzar en la anticipación de las brechas futuras. De este modo se pretende mejorar la empleabilidad de los trabajadores y la productividad de la Región y el país por medio del aporte oportuno de información así como el vínculo directo entre vacantes de empleo y buscadores de empleo.

Al respecto la Ministra del Trabajo y Previsión Social, expresó que el Observatorio tiene gran importancia, pues “permite dinamizar el mercado laboral pero introduciendo pertinencias e identidades propias de la futura región de Ñuble y lo más relevante es que le permite a las personas, trabajadores, empresarios, academia, sector público y privado, generar condiciones del mercado laboral que permita enfrentar los desafíos de productividad y anticiparse al futuro, que los jóvenes de esta provincia sepan por donde va el crecimiento del país y las efectivas oportunidades laborales que les permita tomar decisiones, acortar las brechas entre el mercado laboral y el capital humano. Es un gran desafío que estará al servicio del país, de los trabajadores y empleadores”.

El director nacional del Sence, Pedro Goic, explicó que en la Región la Universidad está a cargo de los dos observatorios laborales, Ñuble y Concepción, pero a lo largo del país esto se está realizando con instituciones públicas y privadas, “que nos están acompañando en recoger datos del territorio y generar información relevante, para que tanto trabajadores como empleadores puedan tomar buenas decisiones en torno a su futuro desarrollo laboral. Información que será relevante también para los organismos ligados a la educación, para que focalicen su esfuerzo en aquellas competencias que son las más relevantes para desarrollarse como país y Región”, aseveró.

El Observatorio es un espacio para que los trabajadores y estudiantes, empresas e instituciones formadoras puedan encontrar información de la situación productiva y de ocupaciones en su territorio y tiene como objetivo primordial identificar la dinámica del mercado laboral local, con énfasis en las brechas de ocupaciones actuales y futuras de Ñuble.

Por su parte el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete, manifestó que esto es un gran compromiso que toma la Universidad, pero que no es ajeno a su rol público, “tenemos las competencias necesarias en nuestras facultades, departamentos y escuelas, con la calidad académica y científica para lograr hacer esto, así que haremos el mejor esfuerzo por colaborar para que este observatorio funcione, pues se trata del empleo de las personas y Chile necesita mejorar en cantidad y también en la calidad del empleo, ya que hoy es precario para mucha gente. 70% de los chilenos gana menos de 400 mil pesos, lo cual no es bueno para el país, ni para la integración social de las personas”, explicó.

El decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la UBB, Benito Umaña, aseveró que “estamos en una primera etapa que es la instalación del Observatorio, que básicamente tiene un plazo de un año. Lo que se espera es que en este proceso de puesta en marcha se sienten las bases del proceso siguiente que es la operatoria al finalizar el primer año. Además este territorio tiene una oportunidad enorme porque es el único que cuenta con dos observatorios, los que estarán liderados por nuestra Facultad y Universidad, donde queremos que ambos observatorios realicen una sinergia entre sí. El Observatorio no debiese tener un plazo definido de termino, pues es un trabajo de mediano y largo plazo el que se debe realizar, pues sino sería una pérdida para lo que se está construyendo y debiésemos preocuparnos los diversos actores locales de lograr que este Observatorio se instale y permanezca en el tiempo como aporte constructivo a la Región”.

Umaña detalló además que la información que genere el Observatorio Laboral de Ñuble permitirá mejorar la intermediación laboral, apoyar la formación de capital humano y contribuir a la toma de decisiones. Comentó  también que el acceso a esa información será gratuito para todos a través  del portal de internet www.observatoriolaboralnuble.cl

La actividad que se desarrolló en el Salón Arturo Prat de la Gobernación en Chillán, culminó con un panel moderado por el director regional de Sence, Daniel Jana e integrado por el presidente de la Cámara de Comercio, Alejandro Lama; el presidente provincial de la CUT, Jorge Vásquez; y la seremi del Trabajo, Victoria Fariña.




Consejeros Regionales aprobaron Centro de Innovación en la Universidad del Bío-Bío


Consejeros regionales aprobaron más de 2 mil millones para la construcción del Centro de Innovación en la Universidad del Bío Bío, edificio de cinco pisos que estará emplazado en la sede Concepción de la Universidad con el objetivo de fortalecer la vinculación entre las universidades, empresas, sector público y sociedad civil en la Región; aportar a la construcción de capital humano y social, a la creación de valor a través de la innovación social y privada y promover la colaboración entre la oferta de ciencia, tecnología e innovación, con las pequeñas y medianas empresas regionales y servicios públicos.

Al respecto el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete, expresó que se quiere contribuir a la innovación debido a los bajos índices de la materia que existen a nivel regional y en el país, confiando para ello en las industrias, organizaciones sociales, gremiales y universidades para desarrollar esa área para la calidad de vida de las personas. “El edificio va a cobijar distintas entidades en sus niveles, actividades abiertas con empresas de distinto tamaño, con una dimensión importante en la formación de personas, además se podrá convocar a otras instituciones de educación superior pública y privada y centros de formación técnica, para trabajar con nosotros y generar propuestas de innovación. El Centro se va a emplazar en el campus Concepción y esperamos que en el primer o segundo trimestre de 2019 podamos estar funcionando en la medida que no salgan inconvenientes en el camino. Para mantener la operación del edificio, la Universidad dispondrá cada año de 200 millones de pesos”, explicó.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Mario Ramos, comentó que una vez en funcionamiento este será un centro que permitirá los espacios colaborativos para hacer trabajos con actores; estudiantes con empresas, empresas con investigadores, entre empresas, con la sociedad civil y con profesores, todo enfocado a incrementar y dar formación en creatividad para la innovación, ese es el eje central. “Es un gran desafío porque significa una capacidad de gestión para poder administrar este espacio, tener programas permanente, que los niños puedan estar ahí con metodologías libres y poder formar profesores. Si bien el Centro estará en la UBB, éste tendrá cobertura regional”, declaró.

La región del Biobío presenta una baja tasa de innovación con un 15,8% de las empresas, comparado con el promedio nacional que es de un 23,7%, retraso que se produce a nivel de Pymes, por lo que la instalación del Centro busca generar un trabajo colaborativo entre los actores regionales mediante el fomento a la innovación y la creatividad, además de un lugar para  la formación de los estudiantes.

El presidente del Consejo Regional (Core) del Biobío, Hugo Cautivo, manifestó que ésta es una iniciativa que beneficia a la Región.  “Nosotros estamos pensando en crecer al doble de lo actual y para eso necesitamos formar emprendedores e innovadores y lo que nos ofrece este proyecto precisamente es aquello, un Centro de Innovación que nos permita generar un espacio, donde se pueda discutir, reflexionar y adelantar a la Región en la materia, que significa la base para poder pensar en un desarrollo mucho mayor del que tenemos hoy”.

Por su parte el Consejero Regional y presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Core, Mario Morales, explicó que el proyecto fue aprobado por una amplia mayoría, siendo destacado y valorado porque se inserta en uno de los ejes de la Estrategia Regional de Desarrollo para la formación de capital humano, “que entendemos es un déficit importante y significativo hoy día en la Región. Tenemos condiciones para desarrollarnos notablemente en esta línea y proyectos como los de la Universidad, vienen en esta dirección a hacer el aporte de la investigación para avanzar resueltamente en la innovación para avanzar en esto en empresas y procesos productivos, además en las actividades económicas clásicas como en el ámbito forestal, pesquero y las emergentes, así como las pymes, pues necesitan disponer de nuevas herramientas de conocimiento, que les permitan tener mejores condiciones para enfrentar las demandas del mercado y es ahí que este Centro hará un gran aporte”, comentó.




Tercer Encuentro Nacional de Arquitectura se realizó en la UBB

ADD_CONTENT_HERE

 

Investigadores, académicos y estudiantes de todo el país participaron del Tercer Encuentro Nacional de Teoría e Historia de la Arquitectura, que por primera vez sale de Santiago y se realizó en la Universidad del Bío-Bío. La actividad organizada por las Escuelas de Arquitectura de las universidades de Chile, Central de Chile, Católica del Norte, Santiago de Chile y del Bío-Bío, culminó con una visita guiada a la zona minera de Lota en la Región del Biobío, tras dos jornadas de trabajo.

Al respecto la decana de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bío-Bío, Cecilia Poblete, manifestó, “creo que de alguna manera el escogernos como sede es un reconocimiento a la trayectoria que tiene la Escuela de Arquitectura en lo que significa el estudio y el trabajo del patrimonio tangible e intangible. Tenemos académicos emblemáticos que desarrollan esas líneas y que estuvieron en los otros dos encuentros y son reconocidos a nivel nacional. Además a la gente le interesaba venir acá y salir del contexto de Santiago”.

El objetivo del Encuentro fue avanzar desde una perspectiva global, a una mirada regional, analizando cómo la diversidad del territorio chileno está plasmada en el debate sobre la teoría y la historia en el ámbito de la arquitectura y disciplinas afines y continuar la reflexión de las otras dos versiones. La actividad en esta oportunidad contó con una charla magistral y cuarenta ponencias divididas en nueve mesas de trabajo.

El director del Doctorado de Arquitectura y Urbanismo de nuestra Universidad, Rodrigo García, comentó que estos encuentros buscan reunir a los académicos y estudiantes para así darle reconocimiento al pensamiento como gestor creativo. “En la educación superior tenemos que ir cuestionando nuestro aporte y revisarlo para ir perfeccionándonos, ese es el sentido que los encuentros van desatando, donde no podemos quedarnos en la docencia ni la profesión cotidiana, sino que tener una perspectiva más amplia de nuestro quehacer”.

Explicó además que los dos encuentros anteriores se realizaron en Santiago debido a la centralidad del país que concentra el desarrollo intelectual. “Es una expresión de la diversidad territorial que hayamos traído el Encuentro a Concepción, en específico a la UBB que tienen un rol histórico en el sur del país. Por tanto, acoger este encuentro es relevante para ampliar el debate dentro del territorio nacional”, aseveró el Director del Doctorado UBB.

Cabe señalar que la charla magistral Competencia crítica en la formación de los arquitectos, estuvo a cargo del exdecano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, Samuel Vélez.

Ésta consistió en una revisión del proyecto Tuning en Latinoamérica que se inició en 2006 (primera etapa) y que continuó el 2011 al 2013. “El estudio culminó con la publicación de textos sobre el mega perfil de los arquitectos en América Latina y, en ese contexto, cómo la competencia crítica y del conocimiento de la historia y la teoría de la Arquitectura viene a reforzar el perfil para que el arquitecto pueda desempeñarse con mayor pertinencia dentro del contexto regional y mundial. A partir de ahí se planteó cuál serán los retos de la arquitectura a futuro y cómo las universidades debemos pensar en esos posibles retos de cómo habitará el hombre para responder desde el punto de vista académico a esos nuevos desafíos del habitar del hombre”, explicó Vélez.

El director Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte, Carlos Miranda, señaló que el Encuentro fue beneficioso, pues se logró debatir y discutir de forma ordenada y además se pudo sostener el debate en torno a la arquitectura como materia propia. Además anunció que la Universidad Católica del Norte será la sede del Cuarto Encuentro Nacional, “obviamente aquello implica un traslado hacia el desierto pero empezamos a entender que la arquitectura es un hecho que está presente en todas las ciudades de nuestro país. La vara que deja la UBB no es menor, además contó con una visita guiada que extiende el debate fuera de las aulas. Nosotros queremos ponernos a la altura y dar un paso, si así se posibilita, en ir ayudando a madurar el equipo de los investigadores y académicos a nivel nacional”,  declaró Carlos Miranda.

Uno de los asistentes al Encuentro, arquitecto de la Universidad Ricardo Palma en Lima, Perú, Carlos Munive, expresó que las jornadas de trabajo le parecieron excelentes, pues siente necesario que los arquitectos puedan reflexionar en torno a la teoría, “lamentablemente nuestra disciplina todavía no tiene estatus científico, utiliza elementos de la técnica, pero no tenemos una base epistemológica sólida y ese es un reto que tenemos los arquitectos, en definir aquello de nuestra profesión y veo que el nivel de reflexión en Chile y en esta Universidad está bastante bien”, expuso Munive.




UBB mantiene liderazgo en retención de alumnos de primer año

Un positivo impacto han tenido los diversos programas que lleva adelante la Universidad del Bío-Bío para mejorar los índices de deserción universitaria y el desempeño académico de los estudiantes, instancias que se vienen desarrollando desde el año 2006 y que se han ido perfeccionando para su sostenibilidad en el tiempo, logrando un 82,8 por ciento en la retención de alumnos de primer año, según cohorte 2015.

“Comenzamos el trabajo para favorecer la retención universitaria en ese año, pues se estaba acentuando la problemática de pérdidas de carrera en alumnos de primero, lo que derivó en la creación del Programa de Inducción e Integración de Alumnos de Primer Año, que inició como una semana de acogida, cuyo objetivo era tener un contacto más directo con los estudiantes y mostrarles los campos laborales y de estudio de sus respectivas carreras. Esto, pues muchos de los alumnos postulaban a una carrera sin tener mayor conocimiento de ésta”, relató el director de Docencia, Flavio Valassina.

Asimismo exaltó el rol que ha desempeñado el programa Tutores, desde su creación en el 2010, en el trabajo con los estudiantes de primer año. “En un principio fue focalizado en aquellas carreras con mayores tasas de deserción ampliándose luego hacia otras. Junto a esto se fueron implementando además programas de seguimiento, sistema de alerta temprana, entre otras medidas” detalló.

Programa que ha tenido favorables resultados y no sólo para los estudiantes beneficiados sino también para los propios tutores, que son certificados y a través de esto fortalecen sus competencias de liderazgo y comunicación.

Valassina expresó que hubo una reducción de la tasa de deserción al segundo semestre de estudios del 17%, el año 2007, al año de haber partido la iniciativa, a 8.7% el 2013, y desde esa fecha la Universidad se ha mantenido bajo la media nacional que alcanza un 30%.

El Director de Docencia reconoce que el tema es fluctuante pues está incidido por temas como los paros y tomas, ya que se produce una disminución del trabajo académico y los plazos de recuperación son complejos, lo que genera mermas que impactan.

Comentó también que existe un tema estructural de fondo y es que a las universidades hoy se les ha entregado un rol con que no contaban antes, como lo es el resolver las problemáticas que traen los estudiantes de enseñanza media. “Resolver esto durante el primer año es difícil, se nos han dado los recursos a través de convenios, pero es una carga adicional que se les entrega a las universidades. Con esto no me refiero a que estos estudiantes no tengan las capacidades, muy por el contrario, sino que están mal preparados. Por tanto el trabajo es focalizarse en aquellos casos para mantenerlos dentro del sistema y sino quizás generar movilidad interna”, aseveró.

Dentro de los aspectos en los que se enfocarán este año será el tema vocacional de los estudiantes, esto a través de los programas de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (Pace) y de Articulación Vertical. Además de ampliar el programa Tutores hasta al tercer semestre lo que permitirá perfeccionar el sistema de alerta temprana en los estudiantes. “Es importante saber si los alumnos tienen algún problema durante el semestre, donde uno puede ayudarlos para revertir algún problema si lo hubiese y no al final de año cuando no hay mucho que poder hacer”, explicó.

Igualmente enfatizó que el objetivo es disminuir aún más el nivel de deserción en los estudiantes de primer año. “Esto es un trabajo a largo plazo, pero soy optimista y siento que es algo que lograremos”, manifestó el Director de Docencia.




Investigador UBB se adjudicó Fondecyt Regular para optimizar los procesos de licitación en construcciones públicas

El investigador del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Eric Forcael, se adjudicó el Fondecyt Regular 2017 para estudiar la Optimización del proceso de licitación de construcciones públicas, a través del uso de Simulación de Eventos Discretos y “Building Information Modeling”, bajo un ambiente de colaboración extrema.

El investigador explicó que el objetivo es optimizar los procesos de licitación en construcciones públicas, particularmente en la etapa de desarrollo de proyectos, combinando para ello tecnologías BIM (Building Information Modeling), y simulación de procesos. Esto se llevará a cabo en un espacio denominado “i-room” o sala de información, sitio que estará emplazado dentro de la Universidad, y que tentativamente podría denominarse “Centro de Diseño Integrado de Proyectos”.

En esta “sala de información” los distintos profesionales que participan en un proyecto (arquitecto, calculista, etc.) se podrán reunir dos o tres veces a la semana, en sesiones de ocho horas, para lograr un alto grado de interacción bajo un ambiente de colaboración extrema, utilizando las dos tecnologías antes mencionadas. Esta interacción en tiempo real, permitiría optimizar el proceso de elaboración de cada uno de los proyectos presentes en una construcción pública, pues cada involucrado irá desarrollando su correspondiente proyecto, en paralelo al trabajo de los demás profesionales, y de haber reparos, observaciones o inconsistencias, éstos pueden ser abordados inmediatamente.

En la primera etapa del proyecto, posterior a la implementación del Centro, se considera evaluar trece Centros de Salud Familiar (Cesfam) de la Región y sobre la base de los resultados de esta investigación será posible proponer una metodología general de diseño integrado de proyectos públicos, con el fin de aplicarla a otras iniciativas en la Región. Por tanto, se busca determinar si efectivamente la metodología propuesta logra mejorar la productividad asociada a un proceso de licitación.

El investigador señaló además que uno de los indicadores clave de desempeño (KPI) que se quiere medir es el tiempo de demora asociado a los procesos de licitación, además del número de solicitudes de cambios dentro de un proyecto, en comparación con un proceso de licitación tradicional. Por otra parte, también se plantea medir las variaciones en el número de requerimientos de información, además del número de inconsistencias entre especialidades.

Un equipo multidisciplinario conformado por los académicos Dr. Francisco Ramis, del Departamento de Ingeniería Industrial; Jaime Soto,  del Departamento de Ciencias de la Construcción; y Dr. Rodrigo García, director del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo de la UBB, forman parte del presente proyecto, el que se ejecutará durante dos años.

La iniciativa tiene entre sus objetivos la construcción de capital social, producto del trabajo mancomunado entre los distintos stakeholders involucrados, provenientes de distintas unidades al interior de la universidad, aportando con ello al fortalecimiento institucional.

El Dr. Eric Forcael mencionó además que esta adjudicación significa un reconocimiento al Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, y en particular a la calidad en la formación que entrega. “Soy exalumno de la primera generación de Ingenieros Civiles de esta casa de estudios, por tanto adjudicarme este Fondecyt es una modesta retribución a lo que he recibido de este Departamento. Si con esto puedo aportar a posicionar mejor nuestra carrera a nivel nacional, ya me siento totalmente satisfecho”, subrayó.

Este Centro si bien estará ubicado en la Universidad, se espera que el impacto de su uso pueda llegar a los distintos servicios públicos de la Región, y con ello fomentar el posicionamiento del Departamento y la Universidad, “que la gente pueda enterarse de nuestro quehacer también nos proyecta como institución de educación superior que está a la vanguardia, en la construcción de conocimiento y su aplicación” sentenció el investigador.