UBB reconoció aporte de funcionarios de la sede Concepción al desarrollo institucional

ADD_CONTENT_HERE

De manera similar al efectuado días antes en la sede Chillán, el jueves 27 de abril se llevó a cabo en el Campus Concepción la ceremonia de reconocimiento a funcionarios que en 2017 cumplen un importante número de años de servicio en nuestra Universidad, así como a quienes se acogieron a retiro en el último período. Entre los homenajeados estuvieron dos académicos que se han desempeñado en la UBB durante 50 años: Luis Cerda Miskulini y Víctor Durán Sáez, quienes aparecen en la imagen principal junto al Rector.

En la ceremonia el vicerrector de Asuntos Económicos, Francisco Gatica Neira, destacó el esfuerzo de quienes, a través de los años, han contribuido al desarrollo de nuestra casa de estudios en sus diferentes aspectos y a la conformación y fortalecimiento de la memoria colectiva e identidad institucional.

Tras las palabras del Vicerrector, se procedió a la entrega de galvanos a los funcionarios con 10 años en nuestra corporación, la que estuvo a cargo del coordinador de Personal, Amador Ramírez. Posteriormente recibieron un reconocimiento los académicos y administrativos con 15 y 20 años de trabajo en nuestra Universidad, en tanto que a los vicerrectores académico, Aldo Ballerini Arroyo, y de Asuntos Económicos, Francisca Gatica, les correspondió entregar las distinciones a aquellos con 25 y 30 años en la UBB, respectivamente.

Por su parte, la prorrectora Gloria Gómez Vera entregó los galvanos a los funcionarios con 35 y 40 años de servicio y el rector Héctor Gaete Feres a quienes cumplen 45 y 50 años aportando a nuestra institución. En la oportunidad, se destacó la trayectoria docente y desempeño en la administración universitaria de los galardonados más antiguos: Ambos están adscritos al Departamento de Ingeniería Mecánica y mientras que Luis Cerda fue secretario de sede de la Universidad Técnica del Estado (institución antecesora de la actual Universidad del Bío-Bío) y director de pregrado de la UBB, Víctor Durán fue director de Asuntos Estudiantiles y director de la Escuela de Ingeniería Mecánica.

La ceremonia fue amenizada con la presentación de una propuesta artística surgida de la alianza del Coro y el Grupo de Teatro de Funcionarios de la sede penquista, consistente en la interpretación musical y dramatización de Volver a los 17, de Violeta Parra, y el bolero Piel canela. La representación evocaba una tarde, en alguna plaza de la ciudad, en la que los personajes contaban una breve historia, al compás de las canciones.

 




UBB reconoció el aporte ciudadano en educación, deporte, formación social y arte

Por séptima vez en Concepción, nuestra Universidad entregó a cuatro personalidades de esta provincia el reconocimiento Educa UBB. En esta oportunidad los galardonados fueron Rolando Saavedra Villegas, Rodolfo Cáceres Gaete, Ester Hernández Cid y Américo Caamaño Quijada, quienes recibieron la distinción en un acto que tuvo lugar el martes 25 de abril, en el Aula Magna.

La ceremonia fue presidida por el rector Héctor Gaete Feres y contó con la presencia de directivos universitarios, académicos, funcionarios administrativos, familiares y amigos de los homenajeados. En la oportunidad, la prorrectora Gloria Gómez Vera expuso una semblanza de cada uno de ellos, dando cuenta tanto de su trayectoria y vivencias, como de su particular mirada al campo de acción en que se han proyectado.

El reconocimiento Educa UBB fue instituido el año 2003 en Chillán -donde se confiere desde esa fecha-, con el fin de poner de relieve la trayectoria y los méritos de ciudadanos destacados en los ámbitos de la educación, la formación social, el deporte, la cultura y las artes. De esta forma, estimula y reconoce el quehacer de quienes, desde la comunidad, contribuyen al desarrollo y mejoramiento del entorno social.

En educación, este año recibió el reconocimiento Rolando Saavedra Villegas, profesor de Educación Primaria y Rural con mención en Ciencias Sociales, formado en la Escuela Normal de Chillán. A lo largo de una extensa trayectoria desarrollada en la comuna de Tomé, ha conjugado su quehacer docente con la escritura de cuentos y poemas y sus obras han sido merecedoras de diversas distinciones literarias. En 1997 fue galardonado con el Premio Nacional a la Excelencia en Docencia, que le entregó el Presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle, y diez años más tarde recibió el Premio Municipal de Arte y Cultura de Tomé.

El reconocimiento Educa UBB en deporte recayó en el profesor Rodolfo Cáceres Gaete, quien se ha desempeñado en el Club Deportivo Alemán, donde ha sido entrenador y jefe de la rama de básquetbol, coordinador deportivo y finalmente jefe de deportes. También fue parte de los equipos de Dimayor de la Universidad de Concepción y creó y dirigió la carrera de Educación Física de la Universidad San Sebastián. En su carrera ha logrado rendimientos deportivos que muy pocos técnicos pueden exhibir.

En formación social, el galardón fue conferido a Ester Hernández Cid. Titulada de Servicio Social en 1990, durante la dictadura fue secretaria del Departamento de Comunicaciones del Arzobispado de Concepción y participó en agrupaciones de Derechos Humanos, abogando  por los Detenidos Desaparecidos. Autora de dos libros, actualmente participa en organizaciones vinculadas a la reivindicación femenina y al apoyo y rescate de las mujeres víctimas de la violencia y represión política.

Por su parte Américo Caamaño Quijada obtuvo el reconocimiento Educa UBB en arte. Profesor de Artes Plásticas, grabador e integrante de diversas organizaciones artísticas, dedica buena parte de sus esfuerzos al rescate patrimonial y la memoria textil de Tomé, de la que es oriundo. Premio Municipal de Arte y Cultura conferido por la misma ciudad el año 2004, recientemente fue invitado por el Taller 99 de Santiago, que se encuentra cumpliendo 60 años, para participar en la muestra “99 miradas sobre Taller 99”, que reúne trabajos de 99 artistas chilenos.

En la imagen principal, los homenajeados junto a las autoridades de nuestra Universidad que entregaron las distinciones. De izquierda a derecha, el director general jurídico Pablo Zeiss Martínez, Américo Caamaño Quijada, el rector Héctor Gaete Feres, Ester Hernández Cid, Rolando Saavedra Villegas, la prorrectora Gloria Gómez Vera, Rodolfo Cáceres Gaete y el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo.




Comité Ampliado entregó al Rector propuesta para la creación de Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Posgrado

En un acto que tuvo lugar el martes 25 de abril, en Concepción, el Comité Ampliado de Investigación y Posgrado entregó al rector Héctor Gaete Feres la propuesta para la creación de la Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Postgrado, planteada en el Programa de Rectoría 2014-2018 y en el Plan General de Desarrollo Universitario. Los integrantes de la comisión señalaron que el documento es el resultado de un trabajo riguroso y participativo, que conjuga la mirada de las distintas unidades y disciplinas que abarca el quehacer institucional en las áreas involucradas.

Junto con agradecer el trabajo de los comisionados, el Rector indicó que el fortalecimiento de la institucionalidad interna en los ámbitos de investigación y posgrado es una necesidad que impone la complejidad alcanzada por la UBB y se enmarca en el desafío de acreditar el posgrado, en el próximo proceso de acreditación institucional, en 2019. Agregó que, como lo indicara al conformar el comité, el proyecto para la creación de la nueva Vicerrectoría será ahora revisado por la Rectoría, para analizar su conformidad con las normativas universitarias y su impacto en la sustentabilidad institucional en todos sus aspectos. Posteriormente será llevado al Consejo Académico y a la Junta Directiva, para su correspondiente aprobación.

En este sentido, Gaete destacó que, además del diálogo abierto e inclusivo, otro valor clave para llevar adelante esta iniciativa es el respeto a las distintas instancias de decisión legítimamente constituidas. Apuntó asimismo que el plazo para la presentación del informe de autoevaluación para la acreditación institucional 2019 es diciembre de 2018, por lo que la futura Vicerrectoría debería estar aprobada a fines de este año. Hay que propiciar las condiciones para contar con las herramientas que se requieren para la certificación del área de posgrado, velando por el prestigio y seriedad de nuestra Universidad, advirtió.

El Comité Ampliado de Investigación y Posgrado fue constituido por el Rector en julio de 2016 y lo integraron los miembros de los comités de investigación y de posgrado, dos representantes del Consejo Académico, un estudiante de doctorado y directivos de la Dirección General de Investigación, Desarrollo e Innovación (DGI) y de la Dirección de Postgrado. La coordinación general estuvo a cargo del director de la DGI Mario Ramos Maldonado, mientras que el director de Postgrado Sergio Vargas Tejeda actuó como secretario ejecutivo.

Vargas precisó que el comité sesionó en 15 ocasiones, con un total de 52 acuerdos relevantes. Añadió que para la formulación del proyecto de Vicerrectoría de Investigación y Postgrado se conformaron tres subcomisiones, que abordaron el contexto interno y externo; la estructura, funciones y organigrama; y la evaluación económica y planificación de la iniciativa. Hay conformidad en que se hizo un trabajo serio y profundo, aseveró.

Mario Ramos, en tanto, subrayó el amplio debate entre los distintos actores y disciplinas, así como el carácter participativo del proceso. A través de focus group, se recogió la opinión de alrededor de 150 académicos, estudiantes de posgrado y funcionarios administrativos. Se contó también con la colaboración de la Vicerrectoría de Asuntos Económicos y de la Dirección General de Planificación y Estudios, en temas financieros, los planes de desarrollo universitario, acreditación y programa de Rectoría, comentó.

Por su parte los comisionados agradecieron la oportunidad de aportar con este desafío y expresaron sus deseos de éxito para las siguientes etapas del proceso.




Oficializan convenio de cotutela de tesis con la U. de Alcalá de Henares

Con la firma del rector Héctor Gaete Feres se formalizó el convenio de cotutela de tesis doctoral entre la Universidad de Alcalá de Henares y la Universidad del Bío-Bío que, en lo específico, beneficia a una alumna del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, en una experiencia replicable para otros estudiantes del programa y que implica la obtención del grado de doctor de ambas instituciones.

El acuerdo surgió del interés de la UBB y la UAH por impulsar la cooperación científica entre equipos de investigación y la movilidad de sus doctorandos y define las modalidades académicas y administrativas para la organización conjunta de la cotutela de tesis, en conformidad con los reglamentos de las dos universidades. En esta primera oportunidad, favorece a Macarena Paz Barrientos Díaz, quien llevará a cabo la investigación Nuevos formatos de titulación en Arquitectura en Chile como evidencia para una renovación disciplinar: formación y diversificación, bajo la guía de los Dres. Roberto Goycoolea Prado, del Departamento de Arquitectura del plantel español, y Claudio Araneda Gutiérrez, del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura de nuestra corporación.

Roberto Goycoolea P. y el rector Héctor Gaete Feres.

El desarrollo de la tesis no podrá exceder el plazo de tres años, tiempo que se distribuirá en estancias alternativas en las dos instituciones. La doctorando deberá matricularse en las universidades de Alcalá de Henares y del Bío-Bío y su tesis de grado será objeto de una defensa única en la UBB, ante una comisión designada por las dos casas de estudios, de acuerdo a sus respectivas normativas. Ambas instituciones reconocerán la validez de la tesis doctoral y su satisfactoria defensa y, en consecuencia, otorgarán el grado de Doctor correspondiente.

El convenio de cotutela de tesis doctoral, previamente suscrito por el vicerrector de Posgrado y Educación Permanente de la UAH, Juan Ramón Velasco Pérez, fue refrendado con la rúbrica del rector Héctor Gaete Feres, el lunes 17 de abril, en Concepción. Al acto asistieron, además, Roberto Goycoolea Prado, la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock Kelly, el director de Postgrado Sergio Vargas Tejeda, el director del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo Rodrigo García Alvarado y el académico Claudio Araneda Gutiérrez.

En la oportunidad se destacó las amplias posibilidades que la modalidad del acuerdo suscrito abre a otros estudiantes del programa, así como el que implique no sólo la coguía sino también la doble graduación. Maureen Trebilcock adelantó además que se están analizando alternativas similares con otras universidades europeas para el Doctorado en Ingeniería en Alimentos.




Traspaso de la presidencia protempore del Doctorado en Educación en consorcio

La Universidad Católica de la Santísima Concepción, UCSC,  asumió la presidencia protempore del Doctorado en Educación que dicta el consorcio de universidades conformado, además, por nuestra casa de estudios y las universidades Católica del Maule (UCM) y Católica de Temuco (UCT). El traspaso de la presidencia desde la UCM a la UCSC se formalizó a través de la firma de un protocolo, que suscribieron los rectores de los cuatro planteles, el lunes 17 de abril.

El acto se llevó a cabo en el auditorio Teresa de Avila de la Universidad Católica penquista, en el marco de la inauguración del año académico del programa en esa institución. La clase inaugural estuvo a cargo de la Dra. Natalia Avila, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien abordó el tema Enseñanza y aprendizaje de la escritura: un desafío para la formación docente.

El Doctorado en Educación en Consorcio es el resultado de un Proyecto Mecesup impulsado inicialmente por la UCM y que luego incorporó a las otras tres universidades. Su objetivo fundamental es formar doctores en Educación, para generar nuevos conocimientos en torno a la educación chilena, a partir de las Ciencias de la Educación y con una perspectiva interdisciplinaria, con el fin de producir innovación y cambio social. Promueve asimismo la formación de capital humano avanzado en regiones, de acuerdo con estándares nacionales e internacionales. El diseño colaborativo del programa permite aprovechar los recursos humanos y materiales, los fondos bibliográficos y los proyectos de investigación de las universidades que conforman el consorcio, las que le incorporan además elementos de su identidad y contexto regional.

Los rectores Christian Schmitz, de la UCSC; Diego Durán, de la UCM; Aliro Bórquez, de la UCT, y Héctor Gaete, de la UBB-

En 2016 fue acreditado por la Comisión Nacional de Acreditación por tres años, período máximo que puede obtener un posgrado que aún no registra egresados como es el caso del programa en consorcio, que comenzó a dictarse en 2014. En la oportunidad, se destacó la unión de la experiencia pedagógica de las instituciones que forman parte del consorcio, así como la movilidad académica y estudiantil. El programa logró instalar un semillero de nuevos investigadores con  los estudiantes, a través de estancias de investigación internacional, participación en proyectos competitivos y redes de colaboración a nivel nacional.

La estructura organizacional del Doctorado en Educación en consorcio considera un comité directivo, integrado por los rectores de las cuatro universidades miembro del conglomerado, y un comité académico, que conforman dos representantes de cada plantel, un director y un director alterno. A la presidencia protempore del Doctorado le corresponde encabezar este último por un período de tres años y es asumida sucesivamente por cada casa de estudios, según el siguiente orden: UCM, UCSC, UCT y UBB.




En emotiva ceremonia se presentó libro con la historia de la Escuela de Arquitectura UBB

Emotivos momentos se vivieron en la presentación del libro Escuela de Arquitectura UBB. Desde la memoria, que se llevó a cabo el martes 18 de abril en Concepción, como parte de la celebración del septuagésimo aniversario institucional. La ceremonia contó con la asistencia del autor de la obra, el ex rector de nuestra Universidad Roberto Goycoolea Infante, y sirvió de marco para el reencuentro de actuales y antiguos académicos, alumnos y funcionarios de la carrera, quienes recordaron la génesis y desarrollo de la primera Escuela de Arquitectura del sur de Chile que, con casi 50 años de historia, mantiene su carácter emblemático y se alza como una de las mejores del país.

Escuela de Arquitectura UBB. Desde la memoria recoge la mirada de uno de sus fundadores y destacado docente, en torno al contexto y circunstancias en que ésta nació, en 1969, y los primeros pasos de la carrera en la sede Concepción de la Universidad Técnico del Estado. Narra asimismo el período en que a Goycoolea Infante le correspondió dirigir la Escuela, hasta los años 80, cuando se creó la Universidad del Bío-Bío, y los ´90, tiempo en que asumió la Rectoría de nuestra casa de estudios. Da cuenta también de su trayectoria académica y de su participación en el reciente proceso de reforma curricular, así como de las diversas líneas de conocimiento disciplinar de la Escuela.

Nunca pensé en terminar escribiendo esta historia, señala Roberto Goycoolea en la introducción del libro. Y agrega: Siempre he sido un hombre más de acción que de escritura. Pero debo agradecer a quienes me la solicitaron y animaron a escribirla. Ha significado para mí una catarsis que me ha obligado a mirar y a reflexionar sobre algo tan querido e importante en mi vida … No sería quien soy de no haber participado en la historia que aquí relato, asevera el autor.

El fuerte arraigo e identidad de Goycoolea Infante con la Escuela fue igualmente resaltado por el rector Héctor Gaete Feres, al dar la partida a la presentación del texto. Él, junto a académicos como Osvaldo Cáceres, Eduardo Meissner y Ricardo Hempel (que concurrieron a la ceremonia) son los forjadores y constructores de nuestra Escuela de Arquitectura y de la UBB, dijo la autoridad universitaria. En seguida, resaltó las cualidades humanas del ex rector, entre las que mencionó la franqueza, la valentía y el respeto. Son éstos los valores que buscó traspasar a sus estudiantes y los que marcaron su rectorado, señaló Gaete Feres, recordando cuando el autor acogió el llamado de quienes le solicitaron postularse y se convirtió en el primer rector de nuestra institución elegido democráticamente, al término de la dictadura militar. Condujo un período de transición ejemplar, humanista y respetuoso, sentenció.

El Rector se refirió también al texto, a la generosidad que refleja y a su belleza como objeto. Es un libro notable, de un hombre notable, concluyó.

Tras la intervención de Gaete Feres, los editores Roberto Goycoolea Prado y Rodrigo Lagos Vergara presentaron la obra. Mientras Lagos abordó la evolución del edificio que cobija a la Escuela, Goycoolea se refirió a los ejes del texto. Ambos agradecieron, además, el apoyo institucional a la publicación y manifestaron su satisfacción y alegría por haber contribuido a hacerla realidad.

En su intervención Rodrigo Lagos anotó que la Escuela de Arquitectura comenzó a funcionar en las mismas dependencias en que lo hace hoy, con sucesivas mejoras y ampliaciones. Entregó asimismo detalles del denominado Hall del Pilar, diseñado por el mismo Goycoolea Infante y que ha sido lugar de encuentro y testigo de muchos de los principales acontecimientos de la historia de la Escuela. Un espacio de oportunidades, según el decir del académico.

Goycoolea Prado, en tanto, se detuvo en las dimensiones del libro: La existencia de una historia que contar, la reconstrucción de esa historia y el que sea una historia viva, parte de una estructura universitaria y forjada por personas. La Escuela de Arquitectura de la Universidad del Bío-Bío no surgió de una institucionalidad, sino del sueño de un grupo de personas, afirmó, destacando igualmente la camaradería que la ha caracterizado.




Rector expuso avances y desafíos de la UBB y reiteró compromiso institucional con la reforma

En medio de las incertidumbres, los miedos y las angustias que naturalmente produce un proceso de reformas generales y en particular de la educación superior, la Universidad del Bío-Bío rinde cuenta pública del año 2016, comparte sus sueños de una sociedad mejor y presenta sus desafíos para 2017. Con estas palabras, el rector Héctor Gaete Feres dio inicio a su intervención en la ceremonia central del programa de celebración del septuagésimo aniversario institucional, que tuvo lugar el miércoles 12 de abril en las sedes Concepción y Chillán.

CUENTA ANUAL 2017

En la oportunidad,  repasó los adelantos registrados por nuestra casa de estudios en materias como la consolidación del modelo educativo, el fortalecimiento de la investigación y el posgrado y la modernización de la gestión institucional. Se refirió asimismo a  la implementación del Estatuto Académico, el mejoramiento de la infraestructura docente, el robustecimiento de las facultades, departamentos y escuelas, la vinculación con el medio, la elaboración de los Estatutos Universitarios y otros temas.

Gaete Feres reiteró el compromiso de la Universidad con las localidades, la región y el país, así como su férrea voluntad de seguir aportando con las reformas que nuestro país requiere en educación superior: Calidad obligatoria y demostrable; mayor financiamiento contra desempeño y rendición de cuenta pública; eliminación del lucro; participación de los estamentos en la conducción de las instituciones; respeto a los derechos de estudiantes y trabajadores universitarios; y fortalecimiento de las 18 universidades públicas mediante una normativa e institucionalidad renovada y de futuro, con recursos permanentes adecuados a su misión, para eliminar así el nocivo autofinanciamiento, detalló.

Remarcó igualmente que en la UBB queremos estar lejos de la incredulidad y la desesperanza reinantes … buscamos avanzar para uso y goce de nuestros estudiantes, sus familias y los distintos sectores de la sociedad.  En este sentido, subrayó que “la implementación de la gratuidad nos alegra porque va en la dirección correcta; apunta a la igualdad de oportunidades, a la equidad y a la inclusión social”.

El Rector abogó por el trabajo colaborativo y constante, la austeridad y la humildad, la voluntad y la convicción para continuar avanzando sólidamente para alcanzar las metas. En la Universidad del Bío-Bío, dijo, no estamos para desgastarnos en nimiedades y mezquinas luchas de poder entre grupos partidarios de un mundo u otro, sino que buscamos integración en todos los ejes. Pero, advirtió, sin pérdida de rol; aquí no aceptamos vinculaciones que impliquen la renuncia de nuestro rol público.

Gaete recalcó su certeza de que “podemos hacer un país mejor, de que en nuestros territorios contamos con el talento y las capacidades para alcanzar una mejor calidad de vida”. En este marco, manifestó que el futuro Ministerio de Ciencia y Tecnología debe considerar normativas descentralizadas, que reconozcan desde su génesis la contribución y el comando desde las regiones.

En seguida y a la luz del Programa de Rectoría para el período 2014-2018, expuso los principales aspectos del quehacer institucional del último año. Entre otros, aludió a los resultados del proceso de admisión 2017 -expresión de la pertinencia y calidad de nuestra oferta académica, afirmó-, la renovación curricular, la movilidad estudiantil, la investigación en docencia, la formación integral y la acreditación del pregrado. Respecto a esta última, recordó que alcanzamos la acreditación del 100 por ciento de las carreras acreditables, con un promedio de 5,2 años, siendo la primera Universidad del país que alcanzó este logro.

En investigación y posgrado, junto con mencionar algunas cifras de adjudicación de proyectos, publicaciones en revistas indexadas y acreditación de programas de Magister y Doctorado, recordó la conformación de una comisión ampliada para el proyecto de creación de la Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Desarrollo, a la que solicitó acelerar su gestión.

En cuanto a la modernización de la gestión universitaria, resaltó la obtención de la propiedad intelectual del Sistema de Información Estratégico, SIGEUBB, para el monitoreo, seguimiento y control de procesos como la planificación y la acreditación. Destacó igualmente la certificación bajo la Norma ISO 9001:2008 del Sistema de Gestión de Calidad de nuestra Universidad.

Así también dio cuenta de los principales hechos registrados en los otros ámbitos del quehacer institucional, para concluir precisando algunas de las metas clave para este año.

En la sede Concepción, la ceremonia de aniversario y rendición de la cuenta anual de nuestra Universidad contó con la presencia del Intendente Rodrigo Díaz Wörner y el presidente del Consejo Regional Hugo Cautivo Baltierra, a quienes el Rector agradeció públicamente la aprobación de fondos regionales para la construcción del Centro de Innovación de la UBB.




UBB y Gobierno Regional firmaron convenio para el diseño de Política de Fomento Productivo de la Región del Biobío

Autoridades regionales, provinciales y municipales concurrieron a la ceremonia de firma del convenio para la ejecución del proyecto de diseño y construcción de la política regional de fomento productivo para el período 2017 – 2022, adjudicado a nuestra Universidad. El acto tuvo lugar el jueves 6 de abril, en dependencias del Gobierno Regional, oportunidad en que se destacó el impacto de la iniciativa en la consolidación del mejoramiento de los índices económicos registrados por la Región del Biobío en el último tiempo.

La Política de Fomento Productivo de la Región del Biobío, la primera de su tipo en todo el país, definirá la ruta que adoptará nuestra región en materia de emprendimiento, creación tecnológica y científica, diversificación productiva e innovación, entre otros aspectos. La propuesta se enmarca en el proceso de descentralización que impulsa el Gobierno de la Presidenta Bachelet y surge de la Estrategia Regional de Desarrollo 2015-2030, cuya elaboración también fue dirigida por la UBB. El instrumento apunta a la coordinación de las diferentes iniciativas sectoriales, estableciendo prioridades estratégicas en términos de creación de valor, diversificación productiva e innovación tecnológica y científica, para una economía creativa y sustentable.

Debemos alzar la mirada, tomar las riendas de nuestro destino y hacer que nuestra Región continúe creciendo, indicó el presidente del Consejo de Gobierno Regional Hugo Cautivo Baltierra recordando, que según las últimas cifras, la Región del Biobío presenta un crecimiento mayor que el promedio regional. Invitó asimismo a los sectores público, privado y académico a sumarse a este esfuerzo. No sólo debemos reclamar nuestros derechos, es necesario también el compromiso y responsabilidad con nuestras obligaciones, para estar a la altura de los actuales desafíos, afirmó.

En tanto, el rector Héctor Gaete Feres destacó que la Universidad del Bío-Bío quiere ser  un actor relevante y no un mero testigo del desarrollo regional, contribuyendo a fortalecer el capital social y la autonomía de los territorios, para avanzar hacia una mejor calidad de vida para todos los chilenos. La autoridad universitaria subrayó que la UBB dará lo mejor para el éxito de la iniciativa. La idea es trabajar asociativamente y para lograr ese objetivo nuestra institución recurrirá a un modelo de participación que ya hemos aplicado en otras experiencias, comentó.

Por su parte, el intendente Rodrigo Díaz expresó su convicción de que los procesos productivos no deben estar marcados por los cambios políticos. No puede haber una refundación cada cuatro años, dijo. Si bien los próximos gobiernos pueden tener distintos énfasis en sus programas, la definición de una política de fomento productivo busca que que no se distraigan de los consensos básicos de la región, como su identidad industrial, de servicios, atracción de turismo, la agricultura y a la internacionalización de su producción, aseveró.

El convenio para la ejecución del proyecto de diseño y construcción de la política regional de fomento productivo 2017 – 2022 fue suscrito por el Intendente, el Presidente del Consejo de Gobierno Regional, el Rector de la Universidad y el Presidente de la Comisión de Desarrollo Productivo Regional, Javier Belloy Merino.

La propuesta está a cargo de un equipo de trabajo liderado por Francisco Núñez Cerda, del Departamento de Ingeniería Industrial, e integrado además por Javier León Aravena, director del Centro de Políticas Públicas y Ciudadanía, el director de Desarrollo y Transferencia Tecnológica, Cristhian Aguilera Carrasco, y los  académicos Andrés Acuña Duarte y César Salazar Espinoza del Departamento de Economía y Finanzas.

La iniciativa tiene un plazo de ejecución de cinco meses e  incluye el diseño de instrumentos de fomento y una cartera de programas estructurales, priorizados y multisectoriales, así como su medición y seguimiento. La metodología de trabajo contempla un diagnóstico estratégico y la elaboración  de la política y las herramientas, además de un plan de seguimiento, todo con un fuerte componente de participación de los actores relevantes.

En este marco y como se aprecia en las imágenes a continuación, el mismo jueves 6 de abril, se dio inicio en Concepción a una serie de talleres participativos que se llevarán a cabo en las cuatro provincias de la Región, con una convocatoria que abarca el mundo público, privado, social y académico.




Ingeniería Civil renueva su compromiso con la calidad y va por tercera acreditación

En un acto realizado el miércoles 5 de abril, directivos, académicos, alumnos y funcionarios administrativos de la Escuela de Ingeniería Civil dieron inicio oficial al proceso de autoevaluación para la tercera acreditación de la carrera. Esta es una iniciativa vital para la Escuela y la Universidad, destacó el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo, manifestando su confianza en que el programa está en condiciones de aspirar a acreditarse por un período mayor que el actual y avanzar hacia una certificación internacional.

La directora de Escuela, Angela Salinas Barrera.

Ingeniería Civil obtuvo su primera acreditación en 2010, por tres años. En una segunda oportunidad se acreditó por cuatro años, hasta octubre de 2018. Así lo señaló la directora de Escuela Angela Salinas Barrera, quien dio la partida a la ceremonia.

La académica indicó que durante todo este tiempo la carrera ha llevado adelante un plan de mejoramiento, de acuerdo con el cual nuestra institución asignó recursos para encarar los desafíos detectados en las acreditaciones anteriores.

La directora recordó que en 2006 comenzó un proceso de rediseño del programa, al alero de un Proyecto Mecesup. Aclaró que el objetivo fue poner en marcha una propuesta alineada con el modelo educativo institucional, que brindara las mejores oportunidades de formación y desarrollo a los estudiantes, lo que implicó la correspondiente preparación del cuerpo docente. La renovación curricular se implementó a partir de 2014, con una malla de 5 años y medio, orientada a “formar profesionales en las distintas áreas de la Ingeniería Civil, competentes, integrales y capaces de adaptarse a las necesidades del medio en el que se desempeñen”, expresó la académica.

El vicerrector Aldo Ballerini Arroyo.

Agregó que se definió también un nuevo perfil de egreso, que pone énfasis en la solidez de la formación en Ciencias Básicas y de la Ingeniería y el conocimiento científico – tecnológico para el desarrollo de competencias en el ámbito de Ingeniería Civil. Resalta igualmente las capacidades de comunicación y liderazgo y los valores de respeto, responsabilidad y compromiso social.

Al término de su intervención, Angela Salinas invitó a toda la comunidad de Ingeniería Civil a sumarse al nuevo proceso de acreditación, que es de todos y para todos, afirmó.

El decano Peter Backhouse Erazo.

De manera coincidente, el decano de la Facultad de Ingeniería Peter Backhouse Erazo instó a  directivos, académicos, estudiantes y administrativos a sumarse a este esfuerzo. Asimismo, se refirió a las nuevas exigencias o criterios de acreditación en áreas como la participación y bienestar estudiantil y la investigación en docencia. En este sentido, hizo hincapié en el perfeccionamiento y capacitación docente y la incorporación de nuevas metodologías de enseñanza aprendizaje que ha impulsado la Escuela.

La presidenta del Centro de Alumnos, Valentina Adriazola Cabeza.

En el acto de inicio oficial del proceso de autoevaluación para la tercera acreditación de Ingeniería Civil, se dirigió también a los asistentes la presidenta del Centro de Alumnos de la carrera, Valentina Adriazola Cabeza. La joven llamó a sus compañeros a participar en la iniciativa que -advirtió- compromete su formación. Los estudiantes vivenciamos el aula y como hijos de la educación pública, tenemos la responsabilidad de colaborar en la acreditación de la calidad de la carrera, dijo. Añadió que la autoevaluación debe dar pie a una autocrítica que propicie el avance y crecimiento de la Escuela y la Universidad y, con ello, de la ciudad y la Región.

El jefe de la UAC, Sergio Araya Guzmán.

Finalmente, el jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad (UAC) de la Vicerrectoria Académica, Sergio Araya Guzmán, expuso los alcances, etapas y otros aspectos de los procesos de autoevaluación y acreditación.

La ceremonia culminó con la firma del compromiso de acreditación de Ingeniería Civil, suscrito por el Decano, la directora de Escuela y el jefe de la UAC.




En la UBB se efectuó presentación regional de resultados de Encuesta Nacional de la Juventud

La sede Concepción de la Universidad del Bío-Bío fue el escenario escogido para dar a conocer en nuestra Región los resultados de la Octava Encuesta Nacional de la Juventud, realizada por el Instituto Nacional de la Juventud, Injuv. El acto tuvo lugar el miércoles 5 de abril y contó con la participación del intendente Rodrigo Díaz Wörner, quien destacó la presencia y aporte de la UBB -la única Universidad pública de la región, subrayó- en los distintos ámbitos de interés para el desarrollo de Chile y sus territorios.

La Encuesta Nacional de la Juventud es el esfuerzo más significativo en investigación juvenil que se lleva adelante en nuestro país. La iniciativa busca actualizar y profundizar el conocimiento disponible sobre las juventudes, como un aporte a la discusión académica y el diseño e implementación de políticas públicas orientadas a la población joven. Se aplica cada tres años, a partir de 1994, y se ha perfeccionado a través del tiempo, aumentando gradualmente su cobertura y entregando información cada vez más precisa y abarcadora.

A la presentación de los resultados de la octava versión de la encuesta -aplicada en 2015- concurrió el rector Héctor Gaete Feres, quien dio la bienvenida a los asistentes, entre los que figuraban representantes de municipalidades y servicios públicos de la Región, docentes, profesionales y estudiantes. La autoridad universitaria valoró el instrumento desarrollado por el Injuv, que -dijo- permite conocer datos relevantes sobre las distintas dimensiones en que se desenvuelven los jóvenes chilenos y aporta inteligencia a las políticas públicas orientadas al sector.

Similares conceptos manifestó el intendente Díaz, que destacó también la periodicidad de la iniciativa y, con ello, la posibilidad de percibir los cambios en las opiniones juveniles. Hizo asimismo un llamado a apoyar el proceso censal que se efectuará el próximo 19 de abril. El censo es el principal estudio de la población que se realiza en Chile, mientras que la encuesta   nacional de la juventud es un acercamiento, a través del cual se pueden obtener datos más profundos, señaló. Son dos instrumentos complementarios, afirmó.

Tras las intervenciones del Rector y el Intendente, el director regional del Injuv Richard Guzmán Fernández expuso los resultados de la encuesta. Indicó que esta versión del sondeo consideró también una encuesta a adultos (1.446 hombres y mujeres de entre 30 y 59 años), para comparar sus respuestas con las de  los jóvenes. Se incluyeron además nuevos módulos, con consultas sobre salud mental y tecnologías, y preguntas referidas a la nacionalidad y edad de inicio de la vida sexual. El instrumento incluyó un total de 46 interrogantes, se aplicó a través de entrevistas presenciales y abarcó casi 10 mil jóvenes de 15 a 29 años, de 139 comunas del país. Fue realizada por la empresa Adimark, la que se adjudicó el proyecto en una licitación  pública.

La Encuesta Nacional de la Juventud aporta datos sobre la población juvenil, su orientación sexual, nivel matrícula en la educación formal, uso de drogas, percepción de discriminación y otros aspectos.

Al concluir la presentación de los resultados, Richard Guzmán Fernández entregó ejemplares del libro con los datos obtenidos al intendente Rodrigo Díaz Wörner y al rector Héctor Gaete Feres. Posteriormente, la académica Vivianne Hasse Riquelme realizó un análisis de la información, junto a los docentes, profesionales y alumnos que concurrieron a la presentación.

Los resultados de la Octava Encuesta Nacional de la Juventud se encuentran en Octava Encuesta Nacional de la Juventud.