Mujeres emprendedoras de Ñuble valoran aprendizajes logrados en Proyecto MEFE Rural de la UBB

Una veintena de mujeres que desarrollan diversos emprendimientos en la provincia de Ñuble, accedió a capacitaciones en materias tales como contabilidad, computación, comercialización y marketing,  en el marco del Proyecto MEFE Rural denominado “Desarrollo e implementación de un modelo de gestión participativo de innovación y negocios para microempresas rurales femeninas de la Región del Biobío”. El proyecto es liderado por la académica titular del Departamento de Ciencias Sociales, Julia Fawaz Yissi.

Desarrollar e implementar un modelo de gestión participativo de innovación y negocios para microempresas rurales femeninas de la Región del Biobío es el principal objetivo del Proyecto MEFE Rural financiado por INNOVA BÍOBÍO y liderado por la profesora Julia Fawaz Yissi, académica del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación y Humanidades, a través del programa UBB Grupo de Investigación en Desarrollo Local,  junto con la colaboración del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (SERNAMEG) y el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) del Ministerio de Agricultura.

Según expresó la académica Julia Fawaz, mediante la iniciativa se pretende mejorar la competitividad de las microempresas rurales femeninas de la Provincia de Ñuble y de la Región del Biobío, junto con fortalecer la sostenibilidad de las actividades productivas que desarrollan las mujeres en el mundo rural. El proyecto incluye diversas actividades de apoyo, como  formulación en forma participativa de planes de negocios; apoyo en la formulación y presentación de proyectos específicos para los microemprendimientos rurales,  una gira tecnológica, y orientación para participación en ferias.

En ese marco, se realizó  el  programa de capacitación que buscó entregar herramientas concretas a las mujeres participantes en el proyecto, para que puedan aplicarlas en el quehacer de sus negocios y mejorar su desempeño, visualizando nuevas alternativas y oportunidades.

Durante el acto de clausura y de entrega de certificados, realizado en dependencias de la Facultad de Educación y Humanidades, las participantes valoraron positivamente la experiencia, pues les permitió tomar conciencia de la importancia de su trabajo, a la vez que generar redes de apoyo y consulta.

Tal es el caso de Jeannette Inostroza, quien reside hace más de 10 años en la comuna de Cobquecura, donde se dedica a la confección de prendas de vestir tejidas en telar mapuche. “Básicamente mi trabajo consiste en el rescate del telar mapuche tradicional. La experiencia en la UBB ha sido muy útil porque he adquirido varias herramientas. Por ejemplo, para mí ha sido muy práctico el aprender a manejar Internet, pues resulta muy práctico para comercializar mis productos. Ahora tengo un taller, pero el día de mañana, si me desplazo a otra localidad donde no tenga un punto de venta, Internet es una buena alternativa”, aseveró. Jeannette Inostroza comentó que el espacio generado en la UBB también le permitió visualizar más claramente aspectos y falencias que podría mejorar para beneficio de su emprendimiento. Además, reconoció que el hecho de conocer las experiencias de otras mujeres, también resultó ser motivador. “Conocer las experiencias de las compañeras siempre es enriquecedor y motivante, para no detenerse o cerrarse a un lugar sino abrirse a la posibilidad de llegar a Chillán, buscar instancias en otras ferias, generar contactos con otras redes. Las capacitaciones me han servido para ver las cosas a las que me he cerrado o limitado, y comprender que también está la posibilidad de contactarse con gente que está en el mismo rubro o en otros, pero que están vinculadas con el rescate de la cultura campesina y de lo local. Es positivo ver cómo fortalecemos la economía de nuestras localidades y territorios”, expresó.  Jeannette Inostroza aseguró que a partir de los conocimientos y herramientas adquiridas también ve fortalecido su afán por continuar trabajando en su comunidad con otros grupos de mujeres. “De por medio está el tema de rescatar el trabajo colaborativo. Cuando una está sola no hay retroalimentación o una red de apoyo. Ahora, es la propia Universidad la que nos dice que el trabajo que hacemos es relevante y va potenciando esa riqueza. Es una inyección de energía muy importante”, valoró.

Similar experiencia rescató Marta Sepúlveda de Pinto. En su caso, logró conformar una microempresa de turismo rural donde cuenta con cabañas y piscina a orillas del río Chillán. “Estos cursos nos favorecen muchísimo porque nos enseñan lo que es gestión de contabilidad y computación, entre otras cosas. Yo nunca había tenido una clase de computación donde me enseñaran a buscar los contenidos que yo quiero encontrar o saber. Nos han entregado herramientas muy útiles para utilizar en nuestros negocios”, aseguró.

“Una no conoce muchas cosas. Cuando una es mujer y necesita dinero ¿cómo lo hace? Por lo general empieza de la nada, de manera que cuando a uno le van enseñando que se puede mejorar, se hace más fácil el tema”, reconoció Marta Sepúlveda.

La académica UBB, Julia Fawaz Yissi, valoró y agradeció la participación de las concurrentes, quienes durante el desarrollo de los talleres siempre se mostraron interesadas y comprometidas. “Han sido muy fieles pues han venido desde el primer día hasta hoy, y esperamos que todo esto les haya servido. Ciertamente, queda abierta la posibilidad de invitarlas a otras actividades en la Universidad, así como a presentar algún proyecto en conjunto que pueda ser útil para ustedes, pues ese es nuestro interés”, expresó la académica Julia Fawaz.

En el acto de clausura de las capacitaciones participaron la académica del Centro de Agronegocios Rosana Vallejos; el académico del Departamento de Gestión Empresarial, Pedro Severino; y los profesionales integrantes del Programa Centro de Investigación del Desarrollo Local y Rural, Cristina Martín, Mónica Valenzuela e Hipólito Cofré.