Ediciones Universidad del Bío-Bío presentó libro “Utopía y realidad: Franciscanos en Chile, 1750-1850”

La obra de 264 páginas, cuya autoría corresponde al académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Cristián Leal Pino, permite apreciar la historia de la Provincia Franciscana de la Santísima Trinidad en los siglos XVIII y XIX, a la vez que disipa algunos mitos en torno al franciscanismo, como la supuesta adherencia irrestricta a la corona española durante el proceso independentista. El Dr. Luis Rojas Donat destacó el aporte de la investigación histórica que profundiza en aspectos desconocidos hasta ahora.

El acto de presentación del libro se realizó en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán y contó con la participación de académicos, estudiantes, familiares y cercanos al autor.

El libro se estructura en cuatro capítulos: Del deber ser a la realidad cotidiana de los frailes; La búsqueda del retorno al ideal de vida en comunidad; El impacto de la revolución en los franciscanos: posiciones políticas y participación en las trincheras; y La administración de los recursos económicos en tiempos de revolución y organización de la República.

En “Utopía y Realidad” el Dr. Cristián Leal confronta el ideal franciscano de vivir en pobreza, con la realidad que supone el vivir en medio del mundo, evidenciando las tensiones que testimoniaron los integrantes de la orden, donde ciertamente había distintas percepciones respecto de cómo debían asumir el ideal franciscano.

En esta línea, el Dr. Leal Pino estudia en profundidad la vida económica de los conventos franciscanos en tiempos de la independencia, logrando precisar que estos gozaban de buena salud durante aquella época, a diferencia de lo que se pensaba usualmente. La orden fue lo suficientemente ordenada y hábil para enfrentar con éxito los impactos a la economía que supuso el proceso de guerra independentista.

Asimismo, el Dr. Leal Pino comprende y asume el rol político que desempeñaron los frailes durante el periodo reseñado. “Una cosa era el ideal, el imaginario, pero otra muy distinta era vivir lo cotidiano y además en comunidad. El libro pretende desvelar algunas ideas e imágenes que más bien obedecen a un estereotipo. Es importante comprender el rol político del fraile en aquella época, porque transmitía mensajes a la feligresía, de alguna manera era un aliado de la corona, pero también era financiado por la sociedad, que también buscaba ser parte de la orden a través de las relaciones económicas, que es algo que debemos trabajar más”, expresó el investigador UBB.

“Parte de la tensión que vivían los frailes se explica porque la orden poseía bienes y debían administrarlos. Ellos vivían con cierto confort, y al verse envueltos en el proceso de independencia ellos responden como lo haría cualquier persona, con cierto temor, porque tenían una estabilidad que no estaban dispuestos a arriesgar. Además, ¿qué era la República? Eso no estaba muy claro, y si el brigadier (Antonio) Pareja llegaba a Chillán con 2 mil hombres armados no les quedaba más opción que recibirlo. Los franciscanos adoptaron posturas individuales y cambiantes según se iban demostrando los hechos”, ilustró el Dr. Cristián Leal.

El Dr. Cristián Leal Pino expresó que la reciente adjudicación del proyecto Fondecyt de Iniciación en Investigación denominado “Vida conventual y formas de financiamiento en una Orden mendicante en Chile: Los franciscanos en el tránsito de la Colonia a la República”, le permitirá profundizar en estas materias durante los próximos años.

En la oportunidad, correspondió al académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Luis Rojas Donat, realizar la presentación del libro.

“Estimo que el título del libro –Utopía y Realidad- es muy apropiado. El autor intentó indagar cómo hicieron los franciscanos para arreglárselas en medio del fragor político. Ellos poseían muchos bienes, los administraban y también prestaban dinero con muy bajo interés, que luego reintegraban. Eso seguramente producía un poco de incomodidad a algunos frailes que querían vivir el rigor de la pobreza, los llamados “espirituales”, aún en el franciscanismo moderno de la época de la independencia. Hay que recordar que en la Edad Media el franciscanismo se dividió entre “conventuales”, quienes aceptaban vivir la pobreza que fuera posible, y los “espirituales” que eran más rigoristas, es decir, pretendían vivir exactamente como pobres, pidiendo limosna en la calle”, contextualizó el académico Rojas Donat.

El Dr. Luis Rojas también destacó el ejercicio de pensar a los frailes como personas sujetas a los mismos vaivenes que los demás actores sociales, de manera que las propuestas de cambio político surgidas en la época de la independencia suscitaron en ellos los mismos temores y esperanzas que en el resto de la población.

“Hay que tratar de imaginarse que la propuesta de la Independencia es revolucionaria, es ir en contra del orden establecido que daba garantías, porque al fin y al cabo el sistema funcionaba. Entonces, optar de pronto por esta nueva idea era complejo. Tampoco se entendía muy bien esta idea de la democracia, que sólo comprendían algunos iluminados que habían podido conocer la obra de Rousseau, pero ni siquiera directamente sino a través de apuntes o párrafos que alguien había traducido. El Dr. Cristián Leal se hace cargo de aquella imagen que ha quedado acerca de que los franciscanos eran realistas, y lo cierto es que no era tan así, sino que hay matices a considerar”, expresó el Dr. Rojas Donat.