UBB apoya a liceos del Biobío y Maule a crear sus planes de formación ciudadana


Gracias a un convenio que firmó la Universidad del Bío-Bío y el Ministerio de Educación, donde se pide a nuestra institución prestar apoyo a 56 establecimientos de las regiones del Biobío y del Maule para crear sus planes de formación ciudadana, se realizaron jornadas de trabajo en Chillán y Talca con más de 25 liceos por locación. La asesoría técnica de la UBB está alojada en el Programa de Derechos Humanos de la universidad, siendo este un programa dependiente de la Dirección General de Investigación, Desarrollo e Innovación (DGI).

En las actividades, expertos dictaron charlas sobre temáticas que aportarán al proceso de creación del Plan de Formación Ciudadana de cada liceo o escuela que forma parte del proyecto. Sobre la asesoría técnica, “está en el marco de la Ley 20.911 y específicamente el Mineduc nos pide que acompañemos a los establecimientos educacionales de dos regiones, Maule y Biobío, para que ellos elaboren los planes de formación ciudadana y los implementen”, explicó el académico de la Escuela de Trabajo Social, Cristian Orellana, parte del equipo gestor del proyecto.

“Hemos creado un diseño donde hay 4 jornadas de trabajo por región, donde por lo general hay uno o dos expositores que trabajan temáticas que consideramos relevante para la creación e implementación de los planes. Luego vienen jornadas de taller y ahí intentamos ver qué están haciendo y cómo”, agregó Orellana.

Entre los aspectos que el equipo de profesionales UBB observó al iniciar el proyecto, está la poca participación de la comunidad en la creación de sus planes de formación. “Por lo general los planes se construían con el equipo directivo, pero para que efectivamente haya una apropiación tienen que participar todos los actores, son importantes directivos, profesores, estudiantes, apoderados, entre otros, toda la comunidad, en muchos casos eso no estaba”, sostuvo el académico de Trabajo Social.

Respecto al trabajo realizado con los establecimientos, la directora de la Escuela Ramón Freire (Romeral, Maule) Ana María Mozo, comentó que han tenido un contacto fluido con la UBB, “nos hemos reunido con la profesional de la Universidad el año pasado y este, primero nos entregó las observaciones y aportes que correspondían. Tomamos ciertos acuerdos y luego se nos entregó un informe. Este año todo ha funcionado bien. Nosotros ya teníamos implementado el Plan de Formación Ciudadana y ahora lo reajustamos para el 2017 y 2018”.

En tanto, el director del Liceo Inés Enríquez Frödden (Florida, Biobío), Rafael Moreno, explicó que “este plan se está aplicando en el establecimiento desde septiembre del año 2016. En el presente año nos visitó otro colaborador y agradezco a la Universidad la deferencia de habernos invitado a Chillán a exponer nuestro Plan de Formación Ciudadana”.




Investigador UBB estrena cortometraje de animación sobre Física Cuántica

El académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Cristián Villavicencio, junto al director y realizador de animación Samuel Restucci, dieron vida al cortometraje animado “Campos Cuánticos”, exhibido en la sexta versión del Festival Internacional de Animación Chilemonos. La iniciativa es parte de las acciones de difusión del Proyecto Fondecyt 1150847 que dirige el investigador de la UBB.

Intentar graficar visualmente conceptos y fenómenos propios de la Física Cuántica fue la principal motivación que llevó al Dr. Cristián Villavicencio a idear y producir junto a Samuel Restucci el cortometraje “Campos Cuánticos”.

En poco más de 2 minutos el corto da cuenta de conceptos y fenómenos complejos y difíciles de imaginar como el vacío cuántico, las partículas, la dispersión, el decaimiento y la formación de pares.

“En el mundo cuántico las reglas son distintas, por eso la idea era generar una representación que diera cierta idea de cómo es este mundo. El vacío cuántico está siempre en constante actividad, en permanente vibración y eso lo representamos como un mar con movimientos azarosos. En ese vacío las partículas son excitaciones de energía que no tienen una forma definida y que alteran todo a su alrededor. Por esta razón no quisimos mostrar a las partículas como esferas, que es como se las suele representar, sino como una “deformación” del vacío” explicó el Dr. Villavicencio.

Cristián Villavicencio precisó que en el mundo cuántico todo está interconectado de manera que las partículas sienten la presencia de otras incluso a grandes distancias. Las partículas, al colisionar entre sí, producen resultados variados como el fusionarse en una sola, o bien se transforman en otras partículas.

“Algunas partículas duran un tiempo limitado, transformándose en otras partículas. Al final del corto vemos un fenómeno que se llama “producción de pares”, donde un fotón, una partícula de luz que no posee masa, interactúa con un núcleo atómico y se transforma en un electrón y un positrón, es decir, en una partícula y una antipartícula que sí poseen masa… En Física Cuántica existen grados de incertidumbre intrínseca, todo es escurridizo. En el mundo cuántico el hecho de medir algo ya lo altera todo; el conocer algo implica cambiarlo”, aseveró el investigador.

El director Samuel Restucci comentó que el cortometraje corresponde a un trabajo en animación tradicional, lo que implica 24 dibujos por segundo de película. Se trató de un desafío interesante, porque para poder graficar aquellos conceptos y fenómenos, primeramente debía comprender y formarse una idea respecto de cómo podría representarlos.

“Fue una suerte de brainstorming científico-artístico que demandó comprender los fenómenos físicos para poder explicar en lenguaje cinematográfico y dibujo a dibujo parte de la realidad de la física cuántica. En animación esto implica representar profundidad de campo, perspectiva, luz, formas, pesos, texturas y movimiento. La animación se vincula con la capacidad creativa e imaginativa y es ahí donde se encuentran ambos mundos. Pero debía considerar las reglas de la Física Cuántica, porque Cristián me decía que si un fotón (que no tiene masa) se divide en dos, para representar la masa respecto de su tamaño, las partículas que se generan crecen mucho más en tamaño porque adquieren masa y se transforman en dos partículas pesadas, cuando lo lógico sería pensar que se forman dos partículas más pequeñas… Creo que se dio un juego y malabarismo entre ambos que decantó en Campos Cuánticos”, reflexionó Restucci.

“Hay muchas formas de representar una misma cosa, pero había que optar por una. Nos pasó que teníamos secuencias de más de 100 dibujos ya realizados, pero el verlos, Cristián decía que no era lo que se esperaba representar, y entonces había que volver al estudio y a los bocetos. Debía estar constantemente mostrándole mi trabajo para ver si lo que estaba representando correspondía o no con lo que podría observarse en la Física Cuántica”, comentó Samuel Restucci.

Restucci precisó que el cortometraje consideró más de 600 dibujos realizados a mano, con un plan de acciones y movimientos de cámara, diseño y todo tenía que tener sentido en el mundo cuántico. Sin embargo, en total estima que fueron más de 800 los dibujos realizados, que es lo habitual para un proyecto de animación de poco más de 2 minutos de película, considerando los ensayos y errores de proceso.

“Este trabajo tiene un trasfondo de investigación, y creo que eso es lo que más valoro de la pieza. Yo trabajo la animación en forma muy libre, exageré el trazo. En esta pieza trabajé sobre papel blanco con grafito y tinta, pero pensando en que todo lo negro que pongo en el papel es luz. Entonces debes estar pensando al revés durante todo el proceso y que el resultado final será el negativo de los originales. Y eso era una decisión del concepto de arte para darle esa sensación energética a los personajes y su entorno. El corto deja la sensación de un viaje, algo electrónico, que estás en un mundo distinto. Este viaje electrónico resalta aún más con la banda sonora de Alejandro Fredes”, explicó Restucci.

El investigador Cristián Villavicencio comentó que junto a Samuel Restucci trabajan en dos nuevas piezas, una referida a un núcleo atómico, y otra sobre un protón y el mundo de los quarks, las que podremos ver a fines del 2018.




En el mes del Patrimonio UBB presenta Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional

En el marco de los V Diálogos de Patrimonio “Juegos y Deportes, expresiones de la cultura popular”, convocados por la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, el propio municipio, junto con la colaboración de la Universidad del Bío-Bío y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región del Biobío, el académico del Departamento de Ciencias Sociales, Cristian Leal Pino, dio cuenta del programa que comenzaría a dictarse a partir de agosto.

“Especializar agentes culturales en la gestión del patrimonio  regional, con una sólida base conceptual y las herramientas necesarias para la elaboración de proyectos, captación de recursos y planificación de acciones patrimoniales”, es el principal objetivo del Diplomado en Gestión del Patrimonio Cultural Regional, que la Universidad del Bío-Bío comenzará a impartir el próximo mes de agosto, según explicó el Dr. Cristian Leal Pino.

El académico del Departamento de Ciencias Sociales realizó el anuncio en el marco de los V Diálogos de Patrimonio “Juegos y Deportes, expresiones de la cultura popular”, realizados en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán.

El programa consta de 230 horas pedagógicas distribuidas en clases presenciales los días viernes, en horario de 15.00 a 19.15 horas.

El académico Cristian Leal Pino relevó la alianza estratégica cultivada con la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, así como con el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región del Biobío, actores imprescindibles con quienes se fraguó la idea de generar un diplomado de estas características.

“El Diplomado busca especializar agentes culturales con la idea que puedan gestionar este patrimonio cultural, especialmente local y regional. Son dos conceptos que están muy unidos, pues nos interesa posicionar el programa a nivel regional. Como reza el eslogan de la Unidad de Patrimonio, “Proteger, Conservar y Difundir” son también objetivos específicos de esta apuesta académica”, expresó el académico de la UBB.

El encargado de la Unidad de Patrimonio, arquitecto Erwin Brevis Vergara, destacó que los diálogos buscan reflexionar en torno a la identidad de Chillán, y poner en valor aquello que une a la comunidad, y que a la vez la diferencia de otras. Asimismo, valoró la creación del Diplomado de la UBB.

“Esta actividad, en su quinta versión, ya comienza a transformarse en un clásico de Chillán durante el mes del Patrimonio, y nos llena de felicidad, porque nos permite profundizar en el tema del Patrimonio. Para nosotros como Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán es muy relevante el Diplomado en Gestión de Patrimonio Cultural de la Universidad del Bío-Bío porque permite fortalecer el trabajo que se desarrolla en esta materia”, aseveró.

A su vez, el encargado regional de Patrimonio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región del Biobío, Augusto González Jeldres, se refirió al sentido de destacar los juegos tradicionales y el deporte durante el mes del patrimonio de 2017.

“El juego nos recuerda las cosas entretenidas de la vida, los amigos, los recreos del colegio, las cosas que vale la pena recordar. Cuando celebramos los juegos y el deporte desde el patrimonio, no solamente nos alegramos de eso, sino también de lo que significa profundamente el jugar. Cuando uno juega tiene que salir de su metro cuadrado y juntarse con otros, tiene que ponerse de acuerdo para respetar reglas, tiene que interactuar con otras personas, y sin querer debe construir sociedad, porque al jugar se van notando los líderes dentro del grupo, quienes son los que tienen más aptitudes, y finalmente ocurre un proceso de integración. Por medio del juego se terminan de forjar las relaciones y amistades; todo eso queremos relevar a propósito de la celebración del día del patrimonio”, valoró González Jeldres.

En la ocasión se dio paso a los diálogos de patrimonio que este año  versaron sobre “Juegos y Deportes, expresiones de la cultura popular”. El primero de ellos tuvo como eje el fútbol amateur, y tuvo como protagonistas al antropólogo Rodrigo Herrera Ojeda y a la futbolista amateur Ingrid Valenzuela Fideli.

En segundo término, el diálogo abordó los juegos populares, donde se contó con la participación de la investigadora de arte, folclor y juegos tradicionales Karen Plath Müller Turina, y del volantinero José Alberto Sánchez Cortés.