Última visita de seguimiento del proyecto de innovación para un hábitat sustentable

Reuniones con directivos universitarios, investigadores y ejecutivos de empresas vinculadas al proyecto de innovación para un hábitat sustentable sostuvieron la experta Jessica Campos y la representante del Ministerio de Educación Rosario Carrasco que realizaron la última visita de seguimiento de la iniciativa, el lunes 31 de julio y martes 1 de agosto.

En la oportunidad conocieron los avances más recientes y las actividades finales de la propuesta, orientada a incrementar el aporte de la UBB a la innovación y la competitividad en los ámbitos de biomateriales y eficiencia energética, mediante la articulación de las capacidades institucionales en estas áreas y la generación de alianzas con otros actores.

Según señaló el director del proyecto, Mario Ramos Maldonado, las profesionales fueron informadas de lo que está haciendo nuestra casa de estudios para fortalecer la institucionalidad universitaria, para el desarrollo de la investigación y el posgrado.

En este marco, señaló el directivo, valoraron la creación de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento, OTL, a cargo de apoyar, gestionar e impulsar actividades de transferencia y el licenciamiento de las innovaciones desarrolladas por la comunidad universitaria. Asimismo, agregó, plantearon el desafío de reforzar la labor de esta unidad dependiente de la Dirección General de Investigación, Desarrollo e Innovación, así como la necesidad de seguir avanzando en la formalización de los centros de investigación que tiene la Universidad.

Mario Ramos manifestó igualmente que las profesionales recibieron también antecedentes de iniciativas como el Centro de Innovación de la Universidad del Bío-Bío, recientemente aprobado por el Consejo Regional y que, con una inversión de más de dos mil millones de pesos, considera la construcción de un edificio de 1.383 metros cuadrados en cinco pisos, destinado a potenciar la colaboración de la UBB con los sectores público, privado y la sociedad civil.

En general, concluyó Ramos, hubo conformidad respecto de la marcha del proyecto y se destacó el positivo impacto que ha tenido en nuestra institución, particularmente en las áreas de Arquitectura, Maderas e Ingeniería Civil.

El proyecto Explotación de conocimientos e innovación de clase mundial en biomateriales y eficiencia energética para un hábitat sustentable fue adjudicado a nuestra Universidad en la Convocatoria 2012 a Convenios de Desempeño en Innovación en Educación Superior del Ministerio de Educación, con un presupuesto superior a los dos mil quinientos millones de pesos. Su ejecución se inició en octubre de 2013.




UBB recibió a los alumnos extranjeros que cursarán su segundo semestre en ambas sedes


El segundo semestre llegó un total de 59 estudiantes extranjeros, quienes eligieron la Universidad del Bío-Bío para cursar uno o dos semestres, y donde esperan lograr nuevas experiencias, tanto académicas como personales. Recibidos por el rector Héctor Gaete y la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, los alumnos también compartieron un desayuno y distintas charlas relacionadas al quehacer universitario.

El rector Héctor Gaete, saludó a los jóvenes y remarcó que “se hará todo lo que esté en nuestro alcance para poder acompañarles y que así tengan una estadía adecuada. Recordarles también que si tienen algún problema deben comunicarse con quien está a cargo, de tal manera que podamos satisfacer las necesidades que tengan. Espero que realmente todos tengan una buena estadía en la Universidad, tanto en Concepción como en Chillán”. Asimismo, se refirió la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, “esperamos que su estancia y experiencia en la Universidad sea excelente y que disfruten tanto el estudio como los paseos que se realizarán”.

Como parte de la inducción, la Unidad de Movilidad Estudiantil organizó un programa que durará hasta el 13 de agosto, y que considera charlas informativas, reunión con tutores y atención académica en ambas sedes.

Alumnos interesados en Chile

Por la recomendación de una compañera, a la estudiante de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Nuevo León (México), Leticia Rodríguez Coronado, le interesó llegar a la Universidad del Bío-Bío sede Concepción. “Ella había estado aquí el semestre pasado, me habló muy bien de los maestros, de la educación que brindan, de la experiencia que vivió, tanto en la Universidad como en la ciudad y la calidez de su gente. De Chile en realidad conocía poco, sabía del futbolista “Chupete” Suazo, de la goleada 0-7 (México-Chile), sólo cuando me llegó la carta de aceptación comencé a conocer un poco más, de sus universidades, y con la compañera que ya había venido hablamos más sobre ello”, explicó Leticia Rodríguez.

En tanto, la alumna de Pedagogía en Inglés de la Universidad del País Vasco, Uxue Euba Gabiola, optó por la UBB al llamarle la atención lo lejos que le parecía. “Tenía varias opciones para escoger, pero Chile no lo conocía y me pareció interesante, exótico y que estaba lejos. Leí varias cosas en internet sobre políticas, pueblos indígenas y me gustó para vivirlo más de cerca”, comentó la alumna que estará en la sede Chillán.

 

 

 

 




Estudiantes mexicanos destacan experiencia formativa en la Escuela de Ingeniería en Alimentos UBB

La Escuela de Ingeniería en Alimentos despidió a los estudiantes de intercambio Carla Fernanda Velásquez Jacinto de la Universidad de Guadalajara, a Diana Angélica Ochoa Montes de la Universidad de Guanajuato y a Luis Ángel Zavala García de la misma casa de estudios, quienes cursaron un semestre académico en la Universidad del Bío-Bío.

La actividad reunió a académicos del Departamento de Ingeniería en Alimentos, funcionarios administrativos de la carrera y los propios jóvenes que ahora retornan a México.

La directora de la Escuela de Ingeniería en Alimentos, Fabiola Cerda Leal, comentó que la experiencia de intercambio académico con los jóvenes mexicanos implicó aprendizajes conjuntos, pues la carrera también logra contrastar sus características en comparación a sus símiles internacionales.

“Pudimos advertir características y fortalezas de nuestra estructura curricular. Nuestra malla considera diversas ramas de especialización en ingeniería y eso llama la atención. El componente ingenieril de nuestra escuela es bastante amplio y nos reporta un sólido posicionamiento en cuanto a las competencias de nuestros estudiantes dichas áreas”, expresó la directora de escuela.

La académica Cerda Leal también manifestó que la presencia, cada vez más regular de estudiantes extranjeros, estimula a los jóvenes de la UBB a vivir una experiencia de intercambio.

“Nuestros estudiantes se han interesado en ver cómo ellos pueden salir y vivir la experiencia del intercambio. De hecho, este segundo semestre uno de nuestros alumnos va de intercambio a una universidad de España y otro a México. Esto es positivo porque nuestros estudiantes se motivan por conocer  nuevas formas de aprender y experiencias de vida en términos culturales y académicos”, aseveró.

Luis Ángel Zavala García, estudiante de Ingeniería en Alimentos de la Universidad de Guanajuato, comentó que las diferencias más notorias las advirtió en cuanto a métodos de estudio, así como de enseñanza y aprendizaje. “Aquí, el profesor te da una pauta y tú tienes que buscar por tus propios medios y conocimientos previos la forma de resolver la problemática. Allá es similar, pero sí hay más trabajo guiado o de tutoría”, indicó.

Asimismo, tuvo palabras de agradecimiento para el cuerpo académico y sus compañeros de asignaturas. “Agradezco todas las atenciones que directa e indirectamente tuvieron con nosotros. A los profesores que nos guiaron durante el semestre les agradecemos los conocimientos que nos impartieron en las aulas. Nos llevamos muchas nuevas experiencias y aprendizajes. Nuevos métodos de estudio, nuevas maneras para trabajar en equipo o en forma individual. Cada quien vive el intercambio de manera diferente, pero creo que los tres lo disfrutamos mucho”, aseguró.

En tanto, Carla Fernanda Velásquez Jacinto, estudiante de Ingeniería en Alimentos y Biotecnología de la Universidad de Guadalajara, aseguró que no es la misma que arribó a Chile hace 5 meses, y si bien el inicio del periplo pudo ser complejo, hoy retorna a México muy conforme.

“En principio pensaba que lo más difícil era comenzar en un país nuevo, pero ahora creo que lo más difícil es dejarlo, dejar a las personas que se convierten en tu familia. El solo hecho de vivir en otro país, adaptarse a su cultura donde todo es diferente es algo muy importante. Creo que fue un reto el demostrarme a mí misma que tenía la capacidad para sobreponerme a todas las dificultades, y que era capaz de adaptarme a un método nuevo de aprendizaje, y a la forma de ser de las personas y de los profesores. Uno aprende en todos los sentidos”, compartió.

Finalmente, Diana Angélica Ochoa Montes, estudiante de Ingeniería en Alimentos de la Universidad de Guanajuato, valoró la actitud de permanente acogida y protección que la UBB y los propios compañeros les manifestaron.

“Desde que llegamos nos ayudaron muchísimo. Nuestros asesores nos guiaron en todo momento. Me voy con muchas enseñanzas y me siento feliz de lo que logré en la Universidad del Bío-Bío y por todas las personas que conocí. Me encantaría tener más tiempo para quedarme aquí. La gente siempre nos brindó la mano y fueron muy amigables. Y si alguien de aquí viaja a México, si tengo la oportunidad, yo los acogeré igual como ustedes lo hicieron”, compartió.




Académica de Enfermería UBB destaca metodología de Aprendizaje y Servicio en Congreso Internacional

La académica del Departamento de Enfermería, Mg. Aurora Henríquez Melgarejo, participó en el VIII Congreso Internacional de Educación en Ciencias de la Salud realizado en la sede Coquimbo de la Universidad Católica del Norte. En la ocasión expuso la investigación denominada “Aprendizaje-Servicio, una herramienta para la  enfermería comunitaria”.

Bajo el lema “Formación Integral para grandes desafíos” se desarrolló el VIII Congreso Internacional de Educación en Ciencias de la Salud en la ciudad de Coquimbo.

En dicho escenario la académica Aurora Henríquez Melgarejo expuso la investigación denominada “Aprendizaje-Servicio, una herramienta para la  enfermería comunitaria”, que recoge la experiencia de la aplicación de la metodología en el contexto de la asignatura Atención Primaria II.

Al respecto, la académica UBB explicó que el Aprendizaje-Servicio corresponde a  “una estrategia que permite al estudiante desarrollar habilidades procedimentales y  actitudinales, ya que esta lo relaciona directamente con el  entorno social en que podría  desarrollase profesionalmente, enfrentándolo  a la toma de decisiones y escucha activa de las necesidades de la comunidad que debe intervenir. Este proceso permite la integración del conocimiento teórico que cobra sentido aplicado en la realidad local”.

Según explicó la académica, “Aprendizaje-Servicio (A-S), una herramienta para la  enfermería comunitaria”, es una investigación en docencia universitaria  cuyos objetivos son: Determinar  la percepción de los estudiantes y socios comunitarios en la implementación de la metodología A-S, además de fortalecer  las competencias actitudinales, procedimentales y cognitivas de los estudiantes de Enfermería UBB en el ámbito de la gestión clínica, administrativa y aprendizaje  social con esta metodología.

Aurora Henríquez Melgarejo precisó que el 100% de los estudiantes de la asignatura asegura que la metodología A-S facilita el desarrollo de la autonomía profesional. Además, reconocen que les permite integrar conocimientos. Igualmente, el 90% de los jóvenes percibe que contribuye a mejorar el trabajo en equipo y les permite el desarrollo de habilidades comunicacionales. El 97% sostiene que esta experiencia ayudó a mejorar sus habilidades de gestión de recursos.

En tanto, el 100% de los socios comunitarios, que en este caso corresponden a directores y profesores jefes de 15 escuelas municipales y particulares subvencionadas vulnerables de Chillán, percibe positivamente la presentación del programa de trabajo y el cronograma de actividades, así como la entrega de información, la relevancia de esta, además del trato y respeto demostrado por los estudiantes de Enfermería UBB, al realizar las actividades.

“La  metodología Aprendizaje-Servicio potencia en los  estudiantes el desarrollo de habilidades actitudinales como el compromiso, la autonomía, el trabajo en equipo, la tolerancia, junto con facilitar la  integración y aplicación de los conocimientos teórico-prácticos ya adquiridos. También incentiva la búsqueda de la información necesaria para el desarrollo de las actividades comprometidas. Lo anterior refuerza  el desarrollo de los valores  declarados en la formación de los estudiantes en el Modelo Educativo de la Universidad del Bío-Bío”, concluyó la académica Aurora Henríquez Melgarejo.