Mesa redonda UBB abordó “Religión y Sociedad en América y Chile. Entre la Colonia y la República”

El académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Cristian Leal Pino, precisó que la actividad se dio en el marco del Proyecto Fondecyt de Iniciación 11160795, “Vida conventual y formas de financiamiento en una Orden mendicante en Chile: Los franciscanos en el tránsito de la Colonia a la República”.  El encuentro también fue patrocinado por la Escuela de Pedagogía en Historia y Geografía; la Academia de Historia Religiosa de Chillán; el Magíster en Historia de Occidente y el Proyecto Regular UBB 152344/4R.

El encuentro académico se realizó en el Salón Miguel Jiménez Cortés y fue moderado por el académico, Dr. Félix Briones Quiroz.

“Los temas tratados se vinculan con la relación que se da entre la religión y la sociedad en el marco temporal que va entre la Colonia y la República, considerando diversas perspectivas”, precisó el Dr. Leal.

El académico UBB explicó que resulta fundamental comprender las dinámicas globales que se dieron en ese tiempo para entender mejor lo sucedido en el entonces Reino o Capitanía General de Chile.

“Como dice Braudel respecto de los tiempos en la Historia -donde es posible advertir periodos cortos, medianos y largos- hay tiempos que suceden simultáneamente; entonces si algo ocurre en Europa, sucede también en las colonias y por tanto en Chile. La idea es que particularmente los estudiantes, puedan entender estos procesos como consecuencias (…) Los que ocurre con la Independencia no es algo aislado que ocurre en Chile y por eso era necesario mirarlo desde América (…) Adoptar esta perspectiva permite reconocer continuidades más que cambios en la historia”, aseveró el Dr. Leal.

El Dr. Cristian Leal expuso sobre “Clero y política en tiempos de la Independencia en Chile”. Al respecto explicó que no resulta apropiado analizar al clero en términos dicotómicos, dando por hecho que como conjunto apoyaran al Rey. El clero fue importante, según Leal, porque estaba el desafío de legitimar una nueva forma de gobierno, la República, y eran precisamente los sacerdotes quienes tenían mayor contacto con las personas y ejercían una influencia importante.

“El clero fue un instrumento que recurrió a pasajes bíblicos para fundamentar y justiciar a la República, tal como lo habían hecho antes con la Corona. Hoy se ha podido constatar que en sus discursos apelan a la Carta de San Pablo a los Romanos, aludiendo a que fue el pueblo de Israel el que pidió un rey porque Dios no quería darles uno, sugiriendo la idea que Dios no quería monarquías; también hablaban del respeto a la soberanía del pueblo. Eso se denominó Teología de la Independencia y es así como la exégesis bíblica fue fundamental en ese entonces para apoyar a uno u otro”, ilustró Leal Pino.

El Dr. Jorge Troisi Melean de la Universidad Nacional de la Plata, Argentina, se refirió a “El reformismo borbónico en perspectiva”. En este caso se reconoce que el reformismo borbónico cruzó el periodo de Independencia y muchas de sus propuestas o el espíritu que las animaba, fueron asumidos luego por los gobiernos republicanos.

“Las reformas borbónicas tienen un ideal ilustrado de aplicar racionalidad sobre la administración, entre otras cosas, y también tienen una idea de ejercer un control un poco más estricto sobre las situaciones eclesiásticas. Parte de ese reformismo va a ser heredado por las nuevas naciones y va a ser aplicado sobre todo en la década de 1820, en todo lo que tiene que ver con las reformas del clero regular”, ilustró el académico.

Al respecto Troisi Melean explicó que en el caso específico de Chile y en lo que posteriormente sería Argentina, hubo una reforma importante que afectó a órdenes como los dominicos, mercedarios, franciscanos y otras agencias eclesiásticas desregulares que quedaron tras la expulsión de los jesuitas. “Ese espíritu se mantiene en parte y después es reformulado, aunque no es lo mismo la Ilustración del siglo XVIII con el Liberalismo de la década de 1820, pero hay una reformulación y hay una aplicación de racionalidad”, adicionó.

El Dr. Troisi destacó que es importante que los jóvenes comprendan que los conceptos manejados en Historia y en las Ciencias Sociales en general, se originan en determinados contextos históricos. “Los jóvenes, a veces, ven los periodos de manera naturalizada, como si fuesen espacios rígidos y no logran advertir el origen, la flexibilidad, la imposición con violencia o sin ella, y van perdiendo el rastro de conceptos que son dinámicos. Por eso es que hoy se puede seguir trabajando, discutiendo y abriendo debates”, reflexionó.

En tanto, el Dr. Guillermo Nieva Ocampo de la Universidad Nacional de Salta, Argentina, expuso la ponencia “Clero de corte y gobierno de la monarquía hispana en la Edad Moderna”.

El académico explicó que el concepto “clero de corte” fue definido recientemente por un historiador francés que al estudiar a los eclesiásticos que rodeaban a los reyes de Francia, precisaba que no se podía hablar de eclesiásticos de Estado, porque dicho concepto abstracto aún no existía. Lo que sí existía antes del siglo XIX eran las cortes, entendidas como el conjunto de servidores del rey.

El Dr. Guillermo Nieva comentó que la corte incluía espacios como la casa o casas del rey, donde se encontraba la capilla, un lugar ocupado especialmente por los eclesiásticos. La influencia que éstos tenían sobre el rey era enorme. En la capilla se encontraban predicadores que celebraban la misa para el rey y la reina. Generalmente, estos eclesiásticos ingresaban a ese nivel por vía de algún pariente o patrono y por tanto, los contenidos de los sermones también suponían opciones políticas, respondiendo a la facción de la corte a la que el religioso perteneciera.

Otro personaje clave, según indicó el Dr. Nieva Ocampo, era el confesor. Uno de los deberes del príncipe, en su calidad de cristiano católico, era responder a Dios por la justa administración del reino. El confesor, por tanto, debía ayudar al príncipe “para que no se grave la conciencia del rey”, según explicó.

“El confesor le aconsejaba. Por ejemplo, si se realizaba una junta para ver si se expulsaba o no a los moriscos, el confesor era citado para integrar o presidir dicha junta. Así debatían sobre el tema y analizaban si la medida gravaría o no la conciencia del rey, que al morir sería juzgado por Dios. De hecho, en 1609 se tomó esa medida y el confesor del rey presidió esa junta. El poder que ejercían era muy importante”, comentó.

El Dr. Nieva explicó que muchos de los eclesiásticos que servían en la capilla del rey ingresaban a este servicio siendo niños, y así iban ganando crédito ante el príncipe que luego podía nombrarlos como obispo de alguna región, al ser miembros de su confianza. “Entonces, el gobierno de estas monarquías era de tipo familiar porque aún no existía el concepto abstracto del Estado. Será en la segunda mitas del siglo XVIII cuando se produzca una progresiva escisión entre la Corte y el Gobierno”, manifestó.

El Dr. Guillermo Nieva señaló que la Corte, en la segunda mitad del siglo XVIII y sobre todo la casa del rey, pasará a ser un espacio de servicio íntimo del rey, mientras que el gobierno quedará diferenciado a través de la creación de las secretarías, que en el futuro será el actual consejo de ministros que gobierna en España, por mencionar un ejemplo concreto. “A partir de este punto se separa el gobierno de lo doméstico. Si lo vemos con los ojos actuales, nos parecería que se producía una mezcla entre lo privado y lo público”, ilustró.

El Dr. Luis Rojas Donat de la Universidad del Bío-Bío expuso “Notas sobre la sociedad barroca colonial”. En términos muy generales, lo que se propone es que a pesar que el siglo XVIII es conocido como el siglo de las luces, la ilustración y del racionalismo, las sociedades continúan viviendo bajo los preceptos de la fe. Esto porque finalmente son las elites intelectuales las que intelectualizan sobre algunas dimensiones.

Por su parte, el Dr. Mauricio Rojas Gómez, también de la Universidad del Bío-Bío, se refirió a “Espiritualidad y modernidad en el Chile finisecular”. El Dr. Rojas Gómez realiza un análisis de larga duración sobre procesos que se mantienen, y es así como realiza una analogía entre el siglo XIX y comienzos del XX, donde las sociedades de corte liberal incorporan la variable de la inseguridad.




Estudiantes de Pedagogía en Inglés UBB idean “Sistema de Intercambio lingüístico Tandem”

La iniciativa se desarrolla en el contexto de los proyectos del Fondo de Apoyo para el Desarrollo Estudiantil (FADE) y busca promover la participación de los jóvenes junto con fomentar la práctica del idioma Inglés de una manera lúdica, fluida y sin temor o inhibiciones.

Un llamativo biombo con la gráfica de un Double Decker Bus londinense, representa al proyecto “Sistema de Intercambio lingüístico Tandem”, que realizan las estudiantes de Pedagogía en Inglés Pamela Romero Ciudad, Nicole Arce Konig, Jeccelyn Chávez Venegas, Camila Velásquez Briceño, Valeria Navarro Norambuena y Lissette Santis Muñoz, quienes integran una organización de estudiantes denominada Equipo Interdisciplinario de Desarrollo y Participación Estudiantil Speak Up.

El acto de presentación del proyecto se realizó en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades y convocó a estudiantes y académicos de la carrera.

En dicho espacio protegido, las jóvenes buscan implementar la iniciativa que pretende incentivar la práctica oral del idioma inglés en un ambiente de mayor confianza, de manera lúdica y no tan estructurada como pudiera ser una sala de clases junto a un académico, según precisan.

“El nombre Tandem es muy significativo porque es el modelo de bicicletas que tiene al menos 2 asientos y más de un par de pedales. Así queremos representar el concepto colaborativo de esta apuesta, donde convergen dos personas en un mismo espacio para lograr un intercambio lingüístico y desarrollar de mejor manera la oralidad o ‘speaking’, como decimos nosotras”, comentó Camila Velásquez Briceño.

La joven reconoció que entre los estudiantes, tal como entre buena parte de los chilenos, hablar inglés puede resultar muy complejo cuando recién se comienza a conocer el idioma, y dicha actitud repercute en el ánimo o interés por embarcarse en la tarea de aprenderlo.

Según expresaron las jóvenes, Chile se ha planteado la meta de convertirse en un país bilingüe hacia el año 2030 y por eso, las estudiantes de Pedagogía en Inglés UBB asumen la responsabilidad que les cabe en ese importante reto. “Como estudiantes y futuros profesores de Inglés tenemos la responsabilidad de colaborar con esa meta para que más del 60% de los chilenos hable inglés”, ilustraron.

“Las sesiones deben durar entre 15 y 30 minutos. La metodología considera a un monitor, que en este caso es un estudiante de cuarto año de Pedagogía en Inglés. Luego implementamos un sistema de citas donde se pueden juntar dos personas, no importa si se conocen o no. Habrá una tómbola que definirá un tema de conversación y luego la idea es que todo se dé naturalmente, que las personas logren hablar a partir de lo que conocen, y además estará la guía del monitor”, explicó Camila Velásquez.

Según comentaron las estudiantes, inicialmente esperaban contar con un espacio físico estructural en el Campus La Castilla, pero ante dicha imposibilidad idearon la elaboración de un biombo, lo que les permitió adicionar una característica itinerante, pues así como en una primera etapa se instalará en la Facultad de Educación y Humanidades, también pretenden montarlo en actividades de difusión de la carrera, en el Campus Fernando May y en espacios públicos concurridos de la ciudad.

“Para nosotras la participación estudiantil es muy relevante. En la Universidad hay muchas instancias de participación y no siempre sabemos de ello. Debemos participar generando proyectos, organizando seminarios u otras iniciativas para que la Universidad también crezca y se proyecte a la comunidad”, aseveraron.




Investigación de alumna UBB constata deficiencias en raciones servidas de JUNAEB licitadas por empresas

La egresada de Nutrición y Dietética UBB, Rocío Torres Hasbun, desarrolló su tesis de grado consistente en realizar un control de calidad de la ración servida que se ofrece a escolares, la que es adjudicada por empresas que atienden instituciones educacionales en la ciudad de Chillán. La investigación desarrollada en 12 establecimientos municipales de dicha comuna, evidenció que las empresas no cumplen con lo estipulado en términos del aporte energético y de nutrientes que se exigen a las raciones en la licitación pública que levanta la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB).

El académico del Departamento de Nutrición y Salud Pública y guía de la tesis, Dr. Patricio Oliva Moresco, precisó que se  solicitaron las autorizaciones correspondientes a la Dirección Regional de JUNAEB, institución que valoró la iniciativa.

“JUNAEB contempla programas de alimentación escolar, entre ellos el programa B700 que se orienta a la educación básica, y que consiste en aportar 700 calorías entre desayuno y almuerzo; hablamos entonces de 250 calorías al desayuno y 450 calorías al almuerzo. Ese aspecto es el que medimos a través de esta investigación”, precisó el Dr. Oliva Moresco.

Según se consigna en el estudio, el aporte energético y de nutrientes es deficitario, y es así como más del 50% de las empresas controladas no cumplían con el requisito contemplado en la licitación pública. “Esto va en directo perjuicio del aporte nutricional de los niños. Se trata de un aspecto muy relevante especialmente en esta etapa de la vida, grupo etario considerado de alta vulnerabilidad, porque eso se  traduce en deficiente rendimiento académico, físico, en los estados de concentración necesarios para el aprendizaje, y si no se cumple con lo mínimo se dificulta el desarrollo global o integral de los estudiantes”, advirtió el académico UBB.

El informe de los resultados será compartido internamente con la Dirección Regional de JUNAEB, que solicitó una retroalimentación a raíz de la información obtenida.

El Dr. Patricio Oliva precisó que por razones de tiempo, recurso económico y humano, la investigación sólo pudo considerar la evaluación de 12 escuelas municipales de enseñanza básica, esto a los ojos de investigadores, podría considerarse una muestra insuficiente, no obstante, a pesar de esa dificultad, lamentablemente una vez más, los resultados encontrados coinciden con estudios previos, de mayor envergadura, más complejos que cubren tres regiones, los cuales han sido realizados anteriormente por laboratorios de la Universidad del Bío-Bío.

“Hasta hace algunos años realizábamos el control de calidad de la ración servida y de los productos de bodega, en establecimientos de las regiones del Libertador Bernardo O’Higgins, del Maule y del Biobío. Eso nos dio una experticia de alto nivel y velábamos porque se cumplieran las exigencias que establece JUNAEB a través de las licitaciones públicas que se adjudican las empresas que postulan. Sin embargo, técnica e históricamente el servicio ha sido deficiente, sin importar que esto va dirigido a nuestros niños y jóvenes”, expresó el Dr. Oliva Moresco.

Según se indicó, la investigación implicó la toma de muestras en terreno entre septiembre y octubre de 2016, basándose en la norma chilena de toma de muestras. “Las muestras de desayuno o almuerzo se traían a laboratorios de la UBB, donde se realizó el análisis químico proximal para determinar la composición química respecto del aspecto nutricional donde se consideran proteínas, lípidos, hidratos de carbono y calorías”, acotó el Dr. Oliva.

Si es necesario, también es posible determinar el nivel de Sodio o de algún otro mineral que parezca pertinente en términos del proceso de crecimiento y desarrollo de niños y niñas.

“Esta es una política pública muy relevante que ha crecido con los años, porque antiguamente solo se orientaba a escolares de enseñanza básica y media, pero ahora también se considera la ración servida en el nivel de la educación superior. Por eso los controles son tan relevantes, pues el Estado invierte ingentes recursos tendientes a favorecer el desarrollo de nuestros niños y jóvenes”, concluyó el académico Patricio Oliva Moresco.

La investigación de Rocío Torres Hasbun también consideró un control microbiológico de la ración servida y de los manipuladores de alimentos que participan en la preparación de los alimentos, incluyendo muestra de manos, utensilios y vajilla. En este caso no se identificó bacterias contraindicadas por el código sanitario de alimentos, lo que da cuenta de un proceso de control higiénico eficiente en las escuelas supervisadas.




Académica UBB presentó “Propuesta de un programa de Pensamiento crítico para estudiantes de Pedagogía” en congreso internacional en España

La académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Maritza Palma Luengo, quien además es la directora del Programa de Magíster en Educación UBB, participó en el X Congreso internacional sobre Investigación en Didáctica de las Ciencias convocado por la Revista Enseñanza de las Ciencias junto a la Universidad de Sevilla y Universidad de Almería. El encuentro, que se realiza cada 4 años, tuvo lugar en esta ocasión en Sevilla, España.

En la oportunidad, la Dra. Palma Luengo expuso la investigación denominada “Propuesta de un programa de Pensamiento crítico para estudiantes de Pedagogía”

Bajo el lema “La investigación en Didáctica de las Ciencias. Logros del pasado y retos del futuro”, el Congreso buscó sintetizar y valorar las aportaciones realizadas desde la Didáctica de las Ciencias Experimentales a la mejora de la educación científica, desde su constitución formal como área de conocimiento -hace algo más de 30 años- a la vez que fue un espacio para analizar los retos más importantes que debe abordar en el momento actual.

De este modo se abordó tres grandes temáticas: ¿Cómo reducir la brecha entre investigación y práctica docente? ¿Qué educación científica es relevante en el contexto científico actual? ¿Qué educación científica es relevante en el mundo actual? Y dentro de esta última interrogante se consideró ¿Qué educación científica es relevante en un mundo tecnológico? y ¿Qué educación científica es relevante en un mundo en decrecimiento?, según se indicó en la convocatoria.

La Dra. Maritza Palma, señaló en relación a su presentación realizada junto al Dr. Carlos Ossa y Dra. Nelly Lagos, que a pesar que existe gran diversidad de perspectivas teóricas respecto al desarrollo del Pensamiento crítico, aún existen escasas propuestas institucionales para desarrollarlo. Por ello, el objetivo del estudio fue proponer un programa de desarrollo de habilidades de pensamiento crítico para estudiantes de Pedagogía.

La propuesta se generó a partir del constructo teórico de Miranda (2003) y se fundamenta en un estudio piloto con 100 estudiantes de cuatro carreras de Pedagogía de la Universidad del Bío-Bío, en el que se detectó un bajo desempeño en habilidades de indagación y análisis. El programa busca desarrollar habilidades de indagación, análisis y argumentación, sobre la base de un trabajo colaborativo, considerando para cada sesión elementos teóricos, prácticos y reflexivos.

Los resultados fueron presentados en el marco del proyecto de Investigación liderado por el Dr. Carlos Ossa Cornejo que correspondió al Proyecto de Investigación 152023 3/IDU, 2015-2016, denominado “Evaluación de un programa de entrenamiento en pensamiento crítico basado en aprendizaje colaborativo en estudiantes de Pedagogía en Matemáticas y de Pedagogía en Ciencias Naturales de la Universidad del Bío-Bío”, aseveró la académica.

La académica Palma Luengo explicó que “la idea del estudio surge a partir de las investigaciones sobre los procesos de pensamiento del profesor, que se enmarcan en la comprensión de la enseñanza como un proceso de desarrollo profesional, que precisa de modelos procesuales de planificación y toma de decisiones, que pone énfasis en la reflexión del profesor como pilar básico de la mejora de la enseñanza. Es decir, en lo que se ha llamado pensamiento práctico. Se establece como idea básica que el docente es un procesador activo de la información que toma de su contexto, pudiendo orientar sus pensamientos, intereses y expectativas, así como las actitudes y conductas, en función de cómo organiza dicha información y la orienta hacia decisiones dentro del aula”, ilustró.




Académica UBB expuso en seminario “Oportunidades de la Formación Inicial Docente en la era digital”

La académica del Departamento de Ciencias Sociales, Claudia Vásquez Rivas, participó en el tercer seminario convocado por Enlaces del Ministerio de Educación, junto a las universidades que integran la Mesa de Formación Inicial Docente con TIC (FID-TIC). El encuentro, orientado a estudiantes de pedagogía, académicos e investigadores vinculados con la temática, buscó promover la discusión y reflexión en torno a la integración de las TIC en las carreras de educación.

El tercer seminario “Oportunidades de la Formación Inicial Docente en la era digital”, tuvo como principales expositoras a la académica UBB, Claudia Vásquez Rivas; a la académica de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), Karina Guerra Pinto; y a la conferencista internacional de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, Carina Lion.

En su conferencia, la académica Claudia Vásquez, en su calidad de integrante de la Unidad de Recursos Académicos y Tecnológicos de la Facultad de Educación y Humanidades (URAT), evidenció cómo se trabaja la temática de las Tecnologías de la Información y Comunicación en la Formación Inicial Docente, en la propia Facultad. De este modo dio cuenta del contexto institucional que genera articulaciones a través de convenios marco y de actividades de capacitación y docencia, permitiendo sumar esfuerzos con el propósito de integrar efectivamente las TIC en la Formación Inicial Docente, de acuerdo a los estándares que exige el Ministerio de Educación en la formación de los futuros profesores.

“Desde el nivel institucional me referí al convenio marco que coordina la jefatura del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, denominado “Diagnóstico y Diseño de Planes para fortalecer la Formación Inicial Docente en universidades del Estado”, que se realiza en consorcio junto a 5 universidades. Este convenio marco es una instancia que nos permite generar mejoras y acciones vinculadas en cuatro ejes principales”, acotó la académica Vásquez Rivas.

La académica explicó que la URAT, que dirige el académico Juan Rivas Maldonado, se coordina con el convenio marco a partir del eje de Innovación y Calidad. Es así como también se vinculan con la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, donde se inscribe el Área de Desarrollo Pedagógico Tecnológico (ADPT) y con la Unidad de Formación Integral.

“Junto a las acciones institucionales que se trabajan con otras organizaciones, también se identifican líneas de trabajo interno. Es así como desde el Área de Desarrollo Pedagógico Tecnológico se brindan cursos de perfeccionamiento durante los tres periodos anuales de Formación Docente. A partir de ellos se busca generar formación en las habilidades y destrezas TIC en los académicos, para que éstos puedan integrarlas en sus prácticas docentes”, ilustró.

Claudia Vásquez Rivas describió que la URAT, en su rol asesor de la decanatura de la Facultad, también genera información relevante para implementar iniciativas conducentes a fortalecer la integración de las TIC en FID. Es así como se ha sugerido la creación de asignaturas a través de Formación Integral.

Asimismo, se despliegan acciones de investigación, como es el proyecto FAPE liderado por la académica Nancy Castillo Valenzuela denominado “Evaluación de componentes actitudinales, uso de Tecnologías y Habilidades TIC en académicas y académicos y estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío”.

Desde la URAT también se vislumbra la generación de un protocolo de uso concerniente a la convivencia digital, considerando el factor ético de las TIC, en función de cautelar las autorías de los contenidos, de manera que los estudiantes puedan incorporar este recurso en las asignaturas.

“También se compartió experiencias pedagógicas vivenciadas a partir de la asignatura Tecnologías y Aprendizaje, que es común a todas las carreras de Pedagogía de la UBB. Presenté los resultados de aprendizaje esperados en función de dicha asignatura y algunas experiencias evidenciadas en acciones y productos que los estudiantes logran presentar al finalizar la asignatura. Estas experiencias de los estudiantes fueron facilitadas por la académica Nancy Castillo, académica de la asignatura reseñada. Lo anterior se refiere a diversas líneas tales como acompañamiento a los padres; recursos para los docentes; rescate de experiencias pedagógicas exitosas, entre otras acciones”, comentó la académica Vásquez Rivas.

Claudia Vásquez manifestó que todo este trabajo ha permitido retroalimentar a la institución, aportando iniciativas y propuestas de Formación Integral, proyectos de investigación, entre otros insumos que permiten a la Facultad de Educación y Humanidades desplegar un mejor uso de las TIC. “Creemos que estos aportes, en un segundo momento, también permiten levantar líneas de trabajo a nivel de la Universidad, porque la convivencia digital no está presente solo en la Formación Inicial Docente, sino que en la totalidad de las carreras de nuestra UBB”, aseveró.




Alumno UBB Sebastián Navea ya piensa en los Juegos Bolivarianos de Colombia

El taekwondista Sebastián Navea González, estudiante de Pedagogía en Educación Física, quien alcanzó el quinto lugar de su categoría en las Universiadas de Taipei, Taiwán, asistirá a los torneos preparatorios Abierto de Canadá en Montreal y Abierto de Estados Unidos en Las Vegas, integrando la selección nacional de Taekwondo, de cara a los Juegos Bolivarianos que se realizarán en Colombia durante noviembre.

Sebastián Navea dijo sentirse tranquilo pero no conforme, pese a haber logrado el quinto lugar de su categoría en las Universiadas de Taipei, Taiwán.

“Siempre aspiro a obtener una medalla y lamentablemente en esa oportunidad no se dio porque competí con un rival que es potencia mundial y quien finalmente salió campeón de la categoría. Se notó su jerarquía de manera que su triunfo fue merecido”, comentó.

El quinto lugar de Sebastián Navea en su categoría -63 kilogramos, y el cuarto lugar obtenido por la consagrada lanzadora Natalia Duco en las Universiadas, fueron los resultados más relevantes del representativo chileno. Navea se lo toma con calma y reflexiona sobre dicho punto. “Eso me provoca disconformidad porque siento que los resultados, un cuarto y un quinto lugar no son una gran cosa. Tenemos que aspirar a convertir esos resultados en medallas; esos serían resultados tangibles”, manifestó.

Sebastián Navea deberá concurrir a los torneos preparatorios Abierto de Canadá en Montreal y Abierto de Estados Unidos en Las Vegas, los que se desarrollarán entre el 29 de septiembre y el 8 de octubre, con el propósito de llegar en las mejores condiciones a los Juegos Bolivarianos que se realizarán en Santa Marta, Colombia, entre el 11 y el 25 de noviembre.

“En estos momentos los atletas nos volvimos a concentrar en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Santiago y ya estoy mentalizado con miras a los próximos torneos”, precisó.

Recientemente, el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, y el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación de la sede Chillán, Pedro Pablo Campo, invitaron a una reunión de reconocimiento a los estudiantes Crisla Eriza Carrasco de Enfermería y Sebastián Navea González de Pedagogía en Educación Física, puesto que ambos participaron en las Universiadas de Taipei. Navea González fue acompañado por sus padres.

Crisla Eriza, en tanto, prosigue sus entrenamientos para competir en torneos nacionales universitarios como el de la Federación Nacional Universitaria de Deportes (FENAUDE) y Liga Deportiva Universitaria. La joven estudiante de Enfermería, también participó en las Universiadas de Taipei siendo eliminada en primera ronda.

Sin embargo, Crisla Eriza reconoció que su participación en Taipei le permitió adquirir una importante experiencia, y es así como ahora se siente mucho más segura a la hora de enfrentar una competencia.

“Psicológicamente me siento mucho mejor que antes porque gané mucha experiencia. Estar en ese escenario ha sido lo más importante que he logrado, es algo de otro mundo, entonces fue muy especial. Creo que ahora no me sentiré tan nerviosa como me sentía antes. Es bueno estar alerta, pero en la medida que a uno lo haga estar más alerta”, precisó la joven.

Crisla Eriza es consciente de la responsabilidad que implica combinar la práctica deportiva con sus estudios de Enfermería, por eso sus rutinas son muy demandantes y trata de conjugar de la mejor manera ambas dimensiones.

La joven pretende participan en la Copa Chile de Taekwondo, instancia federada, que supone una importante vitrina para integrar futuras selecciones de dicho deporte.




Académico de Diseño Gráfico UBB expuso en IV Congreso Nacional de la Asociación Chilena de Investigadores en Comunicación

El académico del Departamento de Comunicación Visual, Rodolfo Quezada Cofré, expuso en el IV Congreso Nacional de la Asociación Chilena de Investigadores en Comunicación, INCOM, que en esta versión tuvo como lema “Integración y diversidad en la investigación de la Comunicación. Miradas desde el sur”. El Congreso se realizó en dependencias de la Universidad del Desarrollo en Santiago de Chile, y congregó a un centenar de académicos de las principales casas de estudios superiores del país.

El profesor Quezada Cofré participó con el tema “Comunicación y competencia intercultural en didáctica del diseño”, materia que corresponde a la frecuencia de estudio que ha sostenido en el ámbito de las estrategias innovadoras en el Aula, específicamente en la asignatura Taller de Diseño Intercultural, curso que forma parte de un  programa de vinculación docente denominado “Nexodiseño”, y que se ha dictado en 6 carreras de Diseño de universidades de Latinoamérica.

Con el  estudio, el académico Rodolfo Cofré se hace cargo de la necesidad de reconocer, primeramente, “la dificultad pedagógica que representa la interculturalidad en las asignaturas Talleres, donde se reúnen alumnos de contextos semánticos diferentes y se desarrollan actividades creativas de solución a problemas -generalmente desde una perspectiva global, pero con un objetivo de intervención local- en que la tarea del profesor se complejiza, reclama nuevas estrategias didácticas y conceptos, lo que implica una adaptación profesional constante”, ilustró.

La investigación también asume la necesidad de reconocer el Diseño como  actividad intelectual, cultural y social. Asimismo, abundó el académico UBB, se da cuenta de la baja formación del Diseñador en competencias interculturales, en circunstancias que ya estudia en una sociedad multicultural, y deberá ejercer profesionalmente en el campo de la innovación y producción de productos culturales, todo ello en el contexto de un mercado del trabajo y de empresas multiculturales.

“El objetivo general al que apunta el estudio, es explorar las variables socioculturales y conductuales de mayor injerencia en la comunicación bicultural y de interés en  el proceso de construcción de la competencia intercultural, específicamente, de las capacidades transversales de la empatía y asertividad”, aseveró.

La relevancia del tema, ilustró Rodolfo Cofré  “está dada por las tendencias y aspiraciones positivas que se manifiestan en el contexto sociocultural actual, que demandan la formación profesional por competencias interculturales, como por ejemplo, el aumento creciente de la movilidad espacial a nivel planetario, dentro de la cual se destaca la movilidad estudiantil, y por otro lado, en el ámbito de las  ofertas globales de trabajo en internet; y la tendencia de las empresas por conformar equipos con un mayor valor agregado”.

Rodolfo Quezada expresó que lo anterior implica que las empresas ya no solo consideran los conocimientos técnicos, ni los títulos o diplomas de especialización expresados en el currículum.

“La nueva tendencia incluye contratar personas, con todas las habilidades y destrezas necesarias para el cargo,  constituyéndose estos últimos años  en prioridad, que  los postulantes tengan desarrolladas habilidades sociales e incluso, participen en causas humanitarias. Estas son tendencias que están vinculadas al concepto moderno de la inteligencia emocional, del que forman parte las capacidades de empatía y asertividad, las cuales hoy, en el mundo global de la diversidad, deben ponerse en práctica en el aula universitaria”, reflexionó el académico UBB.

Entre los resultados del estudio preliminar que el profesor Quezada Cofré expuso en el evento, se encuentran el documento sobre diagnóstico inicial; la conformación de un equipo investigador sobre el tema; la presentación de trabajos en congresos internacionales; y la formulación de un proyecto de investigación en docencia al concurso 2016 de la Vicerrectoría Académica y de la Dirección General de Investigación, Desarrollo e Innovación (DGI) de la Universidad del Bío-Bío, con la participación de académicos de 5 instituciones universitarias de Latinoamérica, el cual se encuentra en la etapa de aplicación de la metodología, ilustró el académico del Departamento de Comunicación Visual.




Magíster en Salud Pública UBB dio el vamos a proceso de autoevaluación de cara a primera acreditación

La firma del protocolo de compromiso de Acreditación entre el director del Programa de Magíster en Salud Pública, Dr. Julio Parra Flores; la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, y el Jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, Sergio Araya Guzmán, dio el vamos al proceso de autoevaluación de cara a obtener la primera acreditación de este programa de postgrado.

El acto oficial consideró la participación de integrantes del claustro académico, alumnos y graduados.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, destacó que se trata del primer programa de postgrado de la Universidad del Bío-Bío que implementa un Lanzamiento del proceso de autoevaluación de cara al proceso de acreditación, tal como fue pionero en crear un Consejo Asesor.

“Debemos relevar que el Programa de Magíster en Salud Pública, al igual que el Programa de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos, son los únicos a nivel institucional que han implementado la renovación curricular de acuerdo al Modelo Educativo UBB, considerando créditos SCT y articulación con las carreras de pregrado”, enfatizó la decana.

Al respecto valoró el aporte de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo en lo concerniente a la implementación de la renovación curricular, y de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad en lo referido al proceso de acreditación.

“Al concretarse este proceso la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos contará con todos los programas de pre y postgrado acreditados. En pregrado nuestra media de acreditación es de 6 años, en tanto que la media institucional alcanza los 5.2 años”, comentó la decana.

El documento de Compromiso de Acreditación, según explicó el Dr. Julio Parra Flores, consigna que el programa de Magíster en Salud Pública se compromete a llevar a cabo su proceso de autoevaluación con el propósito de presentarse a una primera acreditación, según las políticas establecidas institucionalmente y bajo las consideraciones definidas por la Comisión Nacional de Acreditación. “El programa efectuará todas las etapas y actividades consideradas en el proceso de autoevaluación, haciendo partícipe a estudiantes, académicos, administrativos y directivos asociados al programa, así como a graduados y empleadores correspondientes”, precisó.

En tanto, la institución se compromete a brindar el apoyo necesario para que este proceso de autoevaluación con fines de acreditación se desarrolle en forma normal, de manera de cumplir con el objetivo propuesto.

El jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, Sergio Araya Guzmán, realizó una presentación donde dio cuenta del significado de la Acreditación, el contexto en que se da y los beneficios que supone, así como describió las etapas y fases que implica. Del mismo modo, llamó a la comunidad que integra el Programa de Magíster en Salud Pública, a ver el proceso como una oportunidad para revisar, actualizar y mejorar su pertinencia.

De igual forma, Sergio Araya destacó que este es el primer programa de postgrado que efectúa un acto de lanzamiento de su proceso de autoevaluación con fines de acreditación, actividad que se comenzará a realizar con los demás programas que lleven a cabo estos procesos, tal como ocurre a nivel de carreras, con el objeto de aportar al fortalecimiento de la cultura de autoevaluación y acreditación de nuestra Institución.

Fotografías: Víctor Figueroa




MINEDUC y UBB convocaron jornada de enseñanza diversificada sobre Decreto N°83

El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Hugo Lira Ramos, ofició como relator en su calidad de integrante de la Mesa Técnica Regional de Educación Especial de la Seremi de Educación del Biobío.

La jornada, realizada en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades de la UBB, congregó a alrededor de 250 profesionales entre directores de Departamentos de Educación Municipal, jefes de UTP y directores de establecimientos educacionales de las 21 comunas de Ñuble.

El académico Hugo Lira explicó que el Decreto N°83, en el marco de la Diversificación de la Enseñanza, se refiere a criterios y orientaciones de adecuación curricular para estudiantes con Necesidades Educativas Especiales de educación parvularia y educación básica.

“En el decreto se definen dos grandes estrategias. Una es el Diseño Universal del Aprendizaje (DUA), que ilustra sobre cómo planificar las clases de modo accesible a todas las personas. Por su parte, el Plan de Adecuación Curricular Individual es otra medida de diversificación de enseñanza que está pensado para los estudiantes que presentan necesidades educativas especiales”, aseveró el académico UBB.

El académico Lira Ramos comentó que los fundamentos del Decreto N°83 se basan en la consideración de la diversidad y buscan dar respuesta a las necesidades educativas de todos los estudiantes, considerando la autonomía de los establecimientos educacionales, promoviendo y valorando las diferencias culturales, religiosas, sociales e individuales de las poblaciones que son atendidas en el sistema escolar. A partir de estos criterios y orientaciones se garantiza la flexibilidad de las medidas curriculares para estos estudiantes, con el propósito de asegurar sus aprendizajes y desarrollo, a través de la participación en propuestas educativas pertinentes y de calidad.

La jefa provincial de Educación (s) Marisol Salgado, destacó que el Decreto N°83 se condice plenamente con el espíritu de la Reforma Educacional que cuenta entre sus pilares a la inclusión, la calidad integral y la vocación pública.

“La Reforma Educacional nos ha llevado a trazar nuevas rutas para avanzar desde una educación de derechos a una educación de calidad. Hoy se instalan conceptos que tienen que ver con cómo vamos desarrollando aprendizajes integrales, cómo vamos abriendo puertas a los distintos niños y niñas de nuestras aulas; cómo vamos orientando a nuestras instituciones para que den oportunidades y generen enseñanza diversificada para todos los estudiantes; y cómo vamos generando adecuaciones curriculares con los apoyos necesarios que son importantes para hacer este proceso. Debemos eliminar una serie de barreras”, aseveró la jefa provincial.

 

El académico del Departamento de Ciencias de la Educación, Hugo Lira Ramos, comentó que a raíz de la jornada, la Universidad del Bío-Bío y la Facultad de Educación y Humanidades en especial, asumen algunos desafíos como el organizar un nuevo seminario, esta vez dirigido a estudiantes de las diversas carreras de Pedagogías que se imparten en la Universidad, así como a profesores egresados de la casa de estudios superiores.

“Nuestro afán es ampliar esta información y profundizar sobre ella. Es importante que nuestros estudiantes de pregrado conozcan estas temáticas al igual que los profesionales que ya realizan su trabajo en el aula”, aseveró.

El profesor Lira Ramos señaló además que un equipo de académicos se encuentra desarrollando un texto de apoyo orientado a profesores en el marco de un Proyecto interno de Desarrollo de la Docencia UBB, el que será publicado a través de Ediciones Universidad del Bío-Bío.




Promisorios resultados de proyecto FIA UBB que busca reducir partidura de la cereza a través de recubrimiento

El académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos, Dr. Ricardo Villalobos Carvajal, trabaja en el desarrollo de un recubrimiento basado en compuestos naturales extraídos de desechos agroindustriales para prevenir la partidura de esta fruta y mantener su calidad en post cosecha, a través del proyecto FIA PYT-2015-0218, financiado por la Fundación de Innovación Agraria.

La fruta a la que se aplicó el recubrimiento registró un 18% de partidura, mientras que las muestras control alcanzaron un 39%de partidura, lo que implica que la aplicación de dicho producto logró una reducción de la partidura equivalente a un 53%. Dichos resultados se obtuvieron durante la temporada 2016, en un predio de cerezas de variedad Sweet Heart de la Sociedad Agrícola Millahue de Chillán Viejo, según explicó el Dr. Ricardo Villalobos.

Los antecedentes fueron compartidos en el marco de una reunión de trabajo que congregó a los ejecutivos de Innovación Agraria de FIA Chile, Carolina Fuentes, René Martorell y Alfonso Yévenez, junto a los representantes de las empresas asociadas al proyecto, Sociedad Agrícola Millahue Ltda. y Sugal Chile Ltda. Igualmente, participaron la codirectora de la investigación, Dra. Gipsy Tabilo Munizaga, el director Dr. Ricardo Villalobos Carvajal; el académico de la Universidad de La Serena Dr. Mario Pérez Won y la Dra. María Eugenia Gonzales de la Universidad de Concepción.

“A petición de FIA debemos validar estos resultados en otra variedad de cerezas susceptible de sufrir partidura, tal como Sweet Heart. Pretendemos implementar eso esta temporada 2017”, ilustró el Dr. Villalobos.

La partidura de la cereza, situación habitual cuando ésta se acerca a su maduración y se ve expuesta a la lluvia de primavera, es un problema cada vez más relevante debido a los altos precios que este producto alcanza en el mercado asiático y particularmente en China. “Nuestra idea es reducir la partidura para poder optimizar la cantidad de fruta exportable. Para dejar de manifiesto la importancia de los resultados de esta investigación,  dejar de exportar un 10% de la producción implica cifras millonarias para el sector “, aseveró el investigador UBB.

El Dr. Ricardo Villalobos comentó que entre las tareas de este año también se considera la elaboración de un estudio económico con el propósito de cuantificar el costo asociado a la producción del recubrimiento. Ello es fundamental para medir el impacto económico que podría implicar el proyecto de cara a un eventual licenciamiento.

Según información consignada por la Revista del Campo de El Mercurio el pasado lunes 7 de agosto,  desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Chile y China en 2006, “el crecimiento promedio de los envíos del sector (agroalimentario) ha sido de 30% anual. Las exportaciones de productos como las cerezas, vinos embotellados, uvas y salmones, muestran un aumento exponencial entre 2003 y 2016”.

La misma publicación confirma que Chile es el principal proveedor de China en arándanos, cerezas y vino a granel. De hecho, las exportaciones de cerezas frescas al país asiático se tradujeron en  671 millones de dólares según datos de 2016. De ahí la relevancia de la investigación que lidera el Dr. Ricardo Villalobos.