Decano UBB representará a universidades en el Consejo Nacional de Urbanismo

El decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, Roberto Burdiles Allende, se integró al Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) como representante de las facultades de arquitectura y urbanismo del país. El arquitecto fue elegido por sus pares de las 19 universidades chilenas que cuentan con unidades académicas de este tipo – incluida la UBB -, en votación efectuada a comienzos de noviembre y se incorporó al Consejo en  reunión realizada en Santiago, el domingo 25.

El CNDU, órgano consultivo y asesor presidencial, es el encargado de proponer reformas y verificar los avances en la implementación y cumplimiento de la Política Nacional de Desarrollo Urbano, promulgada en 2014, para propiciar la construcción de ciudades más equitativas, justas, socialmente integradas y democráticas. Con este propósito, estudia y propone cambios de las políticas sectoriales que inciden en el desarrollo de las ciudades y la legislación nacional aplicable en el área.

Sus funciones abarcan la elaboración y seguimiento de propuestas específicas, participación ciudadana en el debate y la definición de estándares urbanos. Lo conforman expertos y representantes de ministerios, universidades y organizaciones vinculados a los temas que abarca su labor y a su alero funcionan grupos de trabajo en ámbitos como política de suelo, integración social, identidad y patrimonio, equilibro ambiental y otros.

Actualmente es presidido por Sergio Baeriswyl Rada, director del Departamento de Planificación y Diseño Urbano de nuestra institución.

Roberto Burdiles señaló que su incorporación al CNDU aportará la mirada regional a los distintos aspectos y problemas del urbanismo. La mayor parte de los miembros del Consejo son de Santiago y su mirada suele ser muy centralizada. Mi participación, así como la de Sergio Baeriswyl, permite contar con una visión más amplia y diversa respecto de la planificación urbana, que considere la realidad de las regiones y los territorios, indicó el académico.

Añadió que la presencia de la UBB en esta instancia abre también una oportunidad para la participación de expertos de nuestra universidad y de la región en los equipos de trabajo del CNDU, reforzando la perspectiva regional y local a las materias que se aborden.

A juicio de Burdiles, las posibilidades de participar en espacios e iniciativas de alcance nacional se asocia también al posicionamiento que ha alcanzado la Facultad. Nuestra Escuela de Arquitectura se ha consolidado entre las tres mejores del país, con altos niveles de investigación y productividad científica, cercanos a los que registran unidades análogas de las universidades más grandes de Chile, advirtió. Estos logros son fruto del trabajo constante y sistemático de todos nuestros académicos y nos permiten proyectarnos como modelos locales y líderes de procesos para la descentralización, concluyó el decano.

La imagen que acompaña esta nota fue tomada en la reunión Consejo Nacional de Desarrollo Urbano que tuvo lugar el domingo 25 de noviembre, en La Moneda.




Claustro en Concepción: Estudiantes se comprometen con la reforma estatutaria


La disposición de la Federación de Estudiantes de la sede Concepción a aportar a la elaboración de los nuevos estatutos de la Universidad del Bío-Bío, expresó el presidente de la agrupación, Javier Valenzuela Araneda, durante el claustro que, el jueves 22 de noviembre, congregó a representantes del estamento estudiantil del Campus penquista. La cita fue convocada por la Rectoría, con el propósito de dar a conocer los distintos aspectos de la reforma estatutaria y atender las consultas y opiniones de los asistentes, mayoritariamente dirigentes de organizaciones del alumnado.

En su intervención, el líder de la Feubb-Concepción subrayó la urgencia de actualizar la normativa orgánica de nuestra institución. Fruto de una larga lucha, ahora tenemos la oportunidad de concretar este desafío y nos sumaremos a los esfuerzos en este sentido, con el objetivo de lograr mayor igualdad entre estamentos, facultades, de género y en la comunidad universitaria en general, señaló Valenzuela. Con el apoyo triestamental, podemos hacer historia y avanzar mucho más en participación, agregó.

En un programa similar al desarrollado en anteriores claustros estamentales para la difusión del proceso de elaboración de la nueva normativa orgánica de nuestra Universidad, en el encuentro de estudiantes de la sede Concepción expuso el director ejecutivo de la iniciativa, Bruno Bivort Urrutia. El académico respondió las preguntas de alumnos y alumnas, que también compartieron reflexiones en torno a temas como la necesaria difusión y transparencia con que debe llevarse a cabo el proceso de elaboración de los nuevos estatutos y su coherencia con la misión y valores de la UBB. Se comentó igualmente la idea de proyectar la tarea hacia la comunidad externa.

El claustro se inició con las palabras de la socióloga Gloria Rivas Palma, de la Dirección de Desarrollo Estudiantil. La profesional señaló que la reforma estatutaria crea un escenario que cambia la forma de distribución del poder al interior de la Universidad. Se refirió asimismo a las expectativas y aspiraciones de los estamentos estudiantil y administrativo y a la necesidad de que se incorporen al proceso para ampliar las posibilidades de democratización universitaria.

Coincidentemente, la directora de Desarrollo Ximena Torres Pincheira –a quien le correspondió cerrar el encuentro- llamó a los jóvenes a participar en la iniciativa, aportando con su creatividad y entusiasmo. Este es un asunto de futuro, dijo.




Académica y alumno de Arquitectura fueron reconocidos Líderes del Sur

La coordinadora del proyecto para la creación de la Dirección General de Equidad de Género, María Soledad Martínez Labrín, y el alumno de Arquitectura Gonzalo Chacón Labbé, director corporativo de Nexo+, fueron reconocidos por El Sur como Líderes del Sur 2018.

La distinción se otorgó a medio centenar de representantes de las nuevas generaciones que han destacado por su quehacer regional durante este año, en áreas como el deporte, la ciencia, la cultura o el fortalecimiento social. A diferencia de versiones anteriores, en que distintas instituciones presentaban postulantes al galardón, esta vez los seleccionados fueron escogidos por el mismo diario y se entregó en el marco de la celebración del aniversario número 136 del matutino penquista.

De Soledad Martínez Labrín, se dijo: Sicóloga y máster en Género de la Universidad de Southhampton, será quien liderará el histórico proceso de instalar la Dirección de Género en la Universidad del Bío-Bío, tras el compromiso de la Rectoría de crear una unidad que se haga cargo de los hechos de violencia y acoso hacia las mujeres, ya sea contra estudiantes o funcionarias. Soledad se define como feminista y la dirección que creará vendrá a cerrar un año que estuvo marcado por las tomas separatistas que se extendieron por casi tres meses.al

Gonzalo Chacón Labbé, en tanto, fue destacado como estudiante de Arquitectura de la Universidad del Bío-Bío y director corporativo de Nexo+, empresa que organizó el concurso Desafío Innovación en Viviendas de Emergencia (Divem), el cual tuvo como objetivo modificar los modelos inmuebles de emergencia que entrega el Estado a familias víctimas de distintas catástrofes. Con el concurso, intenta modificar el trabajo al interior de las universidades al potenciar la colaboración entre disciplinas.

La ceremonia de celebración del aniversario de El Sur y entrega de reconocimientos a los Líderes del Sur 2018 tuvo lugar el jueves 15 de noviembre, en la sala de cámara del Teatro Regional del Biobío y contó con la presencia de autoridades regionales y locales, directivos y funcionarios del diario, representantes de la comunidad e invitados.




En reunión con autoridades: Rector reafirma compromiso institucional con las regiones

Temas de interés regional y universitario abordaron el rector Mauricio Cataldo y el intendente Jorge Ulloa durante el encuentro que sostuvieron el viernes 16 de noviembre, en Concepción. Ambas autoridades coincidieron en la necesidad de fortalecer el trabajo colaborativo entre los distintos actores locales.

La UBB está dispuesta a colaborar; como Universidad somos generadores de conocimiento, el principal factor de cambio de la sociedad, afirmó el Rector. Por su parte el Intendente destacó el reconocimiento del que goza la Universidad del Bío-Bío, particularmente en áreas como Arquitectura y Maderas, manifestando su confianza en que nuestra casa de estudios continuará aportando en éstos y otros ámbitos.

Durante la reunión, Cataldo y Ulloa conversaron asimismo de diversos proyectos de beneficio para la comunidad. En este marco, el Rector reafirmó el interés institucional de fortalecer su vinculación bidireccional con el entorno donde desarrolla su quehacer, tanto en la región del Biobío como en Ñuble.

El encuentro entre ambas autoridades tuvo lugar en dependencias del Gobierno Regional. En días previos, el rector Mauricio Cataldo sostuvo igualmente reuniones con los secretarios regionales ministeriales de Educación, Fernando Peña, y de Hacienda, Cristian Muñoz, a quienes recibió en la sede Concepción.

Peña visitó el Campus penquista con motivo de la inauguración de la Feria Nacional de la Ciencia y la Tecnología, el martes 6 de noviembre, antes de lo cual saludó al Rector y el prorrector Fernando Toledo, con quienes dialogó sobre iniciativas de interés común. La cita con el Seremi de Hacienda, en tanto, se llevó a cabo el miércoles 7.




Egresado UBB fue premiado en concurso latinoamericano de Arquitectura

Un encuentro con el rector Mauricio Cataldo sostuvo el egresado Nicolás Moraga, reciente ganador de una mención honrosa en el concurso latinoamericano de proyectos de título del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio, Cicop-Chile. En la reunión –destinada a reconocer los méritos de la corta y laureada carrera del egresado de la Escuela de Arquitectura de la UBB-  estuvieron también sus profesores guía Roberto Burdiles, decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, e Ignacio Bisbal, además del jefe de gabinete de Rectoría, Juan Saavedra.

La versión de este año del certamen organizado por Cicop Chile –cuarta a nivel nacional y segunda internacional- convocó a arquitectos titulados entre el 1 de septiembre de 2015 y el 31 de julio de 2018 en las escuelas de la disciplina de Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Chile, Ecuador, Guatemala, Perú y Uruguay, donde la Federación Internacional de Centros Cicop tiene representaciones.  La iniciativa está orientada a promover el interés de los nuevos profesionales en la intervención y puesta en valor de bienes patrimoniales, protegidos o no por las normativas nacionales, mediante su refuncionalización, ampliación y/o rehabilitación.

En esta oportunidad, los ganadores fueron egresados de las Universidades de la República, de Montevideo, Uruguay (primer lugar), y de La Plata, Argentina (el segundo). Se otorgaron asimismo cuatro menciones honrosas, tres para chilenos (de las Universidades Mayor y Diego Portales, además de la UBB) y la cuarta para un egresado de la Universidad Federal de Santa María, Brasil.

El proyecto de Nicolás Moraga se sitúa en el sector de Chambeque, en Lota, en un escenario abandonado que se contempla como un contenedor de la historia y la memoria minera de la ciudad. A partir de tres tipos de intervención –vestigio, recorrido y soporte-, plantea la inserción de artefactos arquitectónicos que median entre la escala industrial y humana a través de nuevos usos: un museo subterráneo y un centro de formación de artes y tecnologías. Asimismo, una serie de recorridos configuran un parque que divaga entre las diversas ruinas.

Roberto Burdiles indicó que la propuesta resulta cercana y se centra en una comuna con la que la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño y nuestra Universidad en general han colaborado permanentemente. En este sentido, señaló que un proyecto de título es el resultado de una formación.  Por su parte, el joven galardonado comentó que el contacto con egresados de otras escuelas le ha permitido valorar el sello de los arquitectos de la UBB.

El proyecto de título de Nicolás Moraga fue también reconocido en el concurso nacional Arquitectura Caliente, que con anterioridad distinguió otra propuesta que desarrolló durante su formación universitaria. Moraga se mantiene vinculado a nuestra Universidad, trabajando con el académico Ignacio Bisbal, del Departamento de Planificación y Diseño Urbano. Su encuentro con el Rector tuvo lugar el martes 13 de noviembre.




En claustro por Estatutos, funcionarios valoraron avances en participación triestamental


En el marco de las actividades de difusión del proceso de elaboración de los nuevos estatutos de nuestra Universidad, el martes 13 de noviembre se efectuó en Concepción un claustro del estamento administrativo, en el que se expusieron las implicancias de la reforma estatutaria y la propuesta de la Rectoría para llevarla adelante. Al término del encuentro, los participantes reconocieron la oportunidad de participación triestamental que abre la iniciativa, calificándola como una posibilidad de avanzar en la democratización universitaria e instando a ser parte del proceso de manera informada y responsable.

En representación del rector Mauricio Cataldo, dio la partida al claustro el jefe de gabinete de Rectoría, Juan Saavedra. Vivimos un momento histórico en el que debemos remirar nuestra historia y reflexionar sobre nuestros procesos de participación, señaló el académico. Los estatutos orgánicos son más que un conjunto de normas –añadió-, son el reflejo de los acuerdos que nuestra comunidad puede alcanzar en torno a la manera de tomar las decisiones, la convivencia universitaria y cómo nos proyectamos hacia el futuro.

En seguida, el director ejecutivo del proceso de reforma estatutaria, Bruno Bivort, se refirió al contexto nacional e institucional en que se desarrolla la iniciativa y los alcances de la Ley sobre Universidades Estatales en relación a los órganos de gobierno y las normas comunes para todos los planteles del Estado. Expuso asimismo los distintos aspectos de la propuesta de Rectoría para la elaboración de los nuevos estatutos y sus consideraciones respecto de la participación triestamental, equilibrio inter sedes, transparencia y cumplimiento de los plazos exigidos. Tras su presentación, Bivort respondió las consultas de los asistentes y compartió sus reflexiones e inquietudes. Hizo asimismo un llamado a participar  en el proceso, que implicará un cambio en la estructura de gobierno institucional, y apeló al sentido de responsabilidad cívica de la comunidad UBB.

Posteriormente, hizo uso de la palabra la presidenta de la Asociación de Funcionarios No Académicos de Concepción, Olga Ortiz. La dirigente animó a los asistentes a transmitir a sus compañeros de trabajo la importancia de la reforma estatutaria, a ser parte activa del proceso y a mantenerse informados de su marcha, a través de los medios institucionales y otros dispuestos para la difusión de la iniciativa. Estamos frente a un desafío tremendo, una construcción colectiva, aseveró.

Por su parte el director de Recursos Humanos Juan José Valenzuela -a quien le correspondió cerrar el claustro-, hizo hincapié en que la Universidad está enfrentando cambios paradigmáticos en ámbitos como la igualdad de género, inclusión, participación y calidad de vida laboral, lo que implica también modificar nuestra forma de aproximarnos a los temas. Destacó igualmente que las nuevas posibilidades de participación constituyen una oportunidad, pero a la vez nos convocan a estar al tanto de los avances de los procesos y a aportar responsablemente.

El próximo claustro de difusión de la reforma de los estatutos orgánicos se realizará el jueves 22 de noviembre y congregará al estamento estudiantil del Campus penquista. La cita es a las 11 horas, en el auditorio del Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción, Citec.




Socios de Afunabb-Concepción tuvieron emotivo encuentro en torno a la felicidad y autodesarrollo

 

 

Emotivos momentos vivieron los 80 participantes en el tradicional Encuentro Anual de Socios de la Asociación de Funcionarios No Académicos de la sede Concepción, organizado conjuntamente por la agrupación gremial, la Dirección de Recursos Humanos y el Comité Bipartito de Capacitación de nuestra Universidad. Durante toda la jornada del jueves 8 de noviembre, los asistentes se enfocaron en la felicidad y el autodesarrollo, temas centrales del encuentro, vivenciándolos desde las emociones y los sentimientos.

Existen muchas formas de hacer las cosas y el cómo hacerlas es clave, marca una diferencia, señaló la presidenta de la Afunabb penquista, Olga Ortiz Soto, al inaugurar la cita, que calificó como una instancia íntima de aprendizaje. La felicidad es mucho más que alcanzar metas; es asumir los retos de la vida, asumiendo nuestra fragilidad humana, afirmó la dirigente.

Proyectando su reflexión al ámbito institucional, añadió: Somos protagonistas de un momento histórico y por ello necesitamos unión y experiencia para impulsar a la Universidad del Bío-Bío con mirada de futuro, especialmente en tareas como la próxima acreditación, la elaboración de los nuevos estatutos, la promoción de la igualdad de género y la inclusión y el impacto de las nuevas tecnologías.

La nueva versión del Encuentro Anual de Socios de la Afunabb-Concepción se llevó a cabo en dependencias del Estadio Español y estuvo a cargo de la psicóloga Marianne Le Roy, quien, además de exponer, dirigió una serie de ejercicios y dinámicas en torno a los temas del encuentro.

Fue maravilloso, sentenció Salvador Ortega Rodriguez, delegado de la planta auxiliar de la Asociación de Funcionarios No Académicos. Es muy importante mirar la vida en forma optimista y enfrentar el día a día haciendo las cosas con gusto. Pasamos en nuestros lugares de trabajo gran parte del día, por lo que resulta muy atingente tener estos espacios para compartir y conectarnos con nuestros colegas y compañeros y fomentar una aproximación positiva a la vida y nuestras labores cotidianas, añadió.

Por su parte Perla Avila Pinto, profesional de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, coincidió en definir la ocasión como “una maravilla”, “muy de piel”. Los encargados de la jornada lograron que todos participáramos desde nuestras propias emociones, visualizando nuestros sentimientos y llevándonos también al ámbito laboral, explicó. Es la segunda vez que concurro al encuentro anual de socios de la Afunabb-Concepción y me siento muy agradecida de poder ser parte de esta instancia, que nos permite conocernos en un ambiente distinto del habitual, concluyó.




Elaboración de nuevos Estatutos de la UBB: Una oportunidad histórica

Aunque la ley promueve la democratización universitaria dentro de ciertos márgenes, por primera vez la UBB podrá contar con una normativa orgánica generada desde la propia Universidad. Como parte de las acciones para difundir la reforma y su impacto, el martes 13 de noviembre se efectuó un claustro del estamento administrativo en Concepción, similar al realizado con los estudiantes en Chillán y a otros que se llevarán a cabo en ambas sedes.

Con la próxima promulgación del decreto universitario de creación de la comisión a cargo de formular la metodología para la elaboración de los nuevos Estatutos de la Universidad del Bío-Bío, se pondrá en marcha formalmente el histórico proceso que, de acuerdo a la Ley 21.094, sobre Universidades Estatales, debe ser público, participativo y triestamental. La propuesta de la Rectoría para llevar a cabo la iniciativa fue conocida por la Junta Directiva, en su sesión ordinaria del lunes 30 de octubre, quedando a cargo del académico Bruno Bivort.

Los alcances de la Ley 21.094, las implicancias del proceso de elaboración de los nuevos estatutos y la propuesta de la rectoría para encarar este desafío se están difundiendo al interior de nuestra comunidad universitaria. Con este propósito se están realizando claustros por estamento y presentaciones ante los principales órganos colegiados de nuestra institución, los consejos de Facultad y las organizaciones de académicos, estudiantes y funcionarios administrativos de Concepción y Chillán. El proceso puede ser seguido, además, a través de los diversos medios institucionales.

Junto con las actividades de difusión y en el plazo de un mes a contar de la dictación del respectivo decreto universitario, se constituirá la comisión que propondrá la metodología para confeccionar la nueva normativa institucional y que tendrá 11 integrantes: Seis representantes de las asociaciones estamentales (uno por cada asociación y sede), un representante de los estudiantes de posgrado, uno de los académicos y uno de los funcionarios administrativos de Concepción y Chillán (los tres elegidos por votación electrónica universal correspondiente), un representante del Consejo Académico y un representante de Rectoría.

A esta comisión le corresponderá proponer el comité responsable de elaborar los nuevos estatutos, así como los distintos aspectos de su funcionamiento. La propuesta debería estar lista durante el primer semestre de 2019, para ser presentada a las instancias correspondientes y validada en un plebiscito con la participación de toda la comunidad UBB. En conformidad a la Ley sobre Universidades Estatales, los nuevos Estatutos de la Universidad del Bío-Bío deben ser presentados por la Junta Directiva al Ministerio de Educación, antes del 5 de junio de 2021 (cuando se cumplen tres años de la promulgación de dicha Ley).

Bruno Bivort señaló que la misma norma legal establece que el proceso de elaboración de los estatutos debe ser público, triestamental y participativo. Esto significa que debe ser transparente y conocido por toda la comunidad universitaria, que debe incorporar a los tres estamentos y que se debe considerar la opinión de todas las personas, desde la gestación de la iniciativa hasta la validación de la propuesta final, precisó.

El académico explicó que la Ley sobre Universidades Estatales fija algunos aspectos comunes para los estatutos de los 18 planteles del Estado. La norma establece un Consejo Directivo, con funciones similares a la actual Junta Directiva e integrado por tres representantes del Presidente de la República, un representante de la respectiva región y cuatro de la Universidad (dos académicos, un funcionario administrativo y un estudiante). Determina asimismo un Consejo Universitario, que reemplaza al Consejo Académico, y que estará conformado por académicos, funcionarios administrativos y estudiantes –todos con derecho a voto-, de acuerdo al número y proporción que definan los estatutos de cada Universidad. Con todo, la participación académica en este Consejo –que será presidido por el rector- no puede ser inferior al 66 por ciento.

La Ley está pensada para provocar cambios y una mayor democratización dentro de ciertos límites, reconoció Bivort. No obstante, es la primera vez que la Universidad del Bío-Bío podrá contar con estatutos orgánicos pensados desde la propia comunidad universitaria y con participación triestamental. El actual Estatuto Orgánico de la Universidad, dictado mediante un Decreto con Fuerza de Ley en 1989, no contempla la participación de otros estamentos e, incluso, no considera a los funcionarios parte de la comunidad universitaria. El margen de democratización que logremos dependerá del grado de involucramiento de los distintos actores, subrayó.

El académico concluyó que, a su juicio, hay interés en participar e instó a mirar el proceso no sólo desde la perspectiva de su utilidad, sino en su sentido de responsabilidad cívica.




Rectores y directivos debatieron sobre discriminación y violencia hacia la mujer

El rector Mauricio Cataldo y la encargada del proyecto de creación de la Dirección General de Equidad de Género, Soledad Martínez, concurrieron al encuentro Estrategias y experiencias internacionales comparadas contra la discriminación y violencia sexual hacia las mujeres en educación superior, realizado en la sede de la Cepal en Santiago, el 30 y 31 de octubre. La cita fue convocada por el Ministerio de Educación, con el patrocinio de ONU Mujeres y la Unesco, para compartir y generar conocimientos sobre los temas del encuentro.

El programa consideró exposiciones de la coordinadora ejecutiva de ONU Mujeres Puma Sen, del rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile Ignacio Sánchez y del rector subrogante de la Universidad de Chile Rafael Epstein, además de presentaciones de las encargadas de las unidades de género de centros de estudios superiores de Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, España e Inglaterra. Hubo además espacio para que los asistentes plantearan consultas, reflexiones y experiencias.

Las universidades chilenas están abordando las temáticas de género y registran distintos grados de avance, comentó Soledad Martínez. Añadió que en este escenario, la UBB aparece bien encaminada, destacando por su aproximación triestamental al tema y por la incorporación transversal del enfoque de género.  La futura dirección general dependerá directamente de Rectoría, lo que implica que su accionar abarcará las distintas áreas del quehacer institucional, expresó.

La académica indicó que en el plano internacional, se advierte que los esfuerzos por la equidad de género vienen desarrollándose desde hace varios años, pero los movimientos surgidos en el último tiempo han impulsado su institucionalización, generando políticas y acciones a nivel central.

La inauguración del encuentro Estrategias y experiencias internacionales comparadas contra la discriminación y violencia sexual hacia las mujeres en educación superior contó con la participación de la ministra de Educación Marcela Cubillos, su par (subrogante) del Ministerio de la Mujer Carolina Cuevas, el vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores Aldo Valle y el secretario ejecutivo adjunto de la Cepal, Mario Cimoli.

El rector Valle manifestó que la igualdad de género no es una disputa ideológica, sino una necesidad civilizatoria, una demanda universal, que compromete la dignidad de todos y todas. Agregó que las universidades deben reconocer las brechas de género y cumplir con su deber intelectual, moral y cívico de producir ideas de igualdad, en lugar de reproducir hegemonías de dominación.

La autoridad universitaria dio cuenta de la creación de la Comisión de Igualdad de Género del Consejo de Rectores y del diagnóstico que realizó sobre la actual situación con respecto al tema. El estudio, que abarcó los planteles adscritos al Cruch, evidenció la existencia de brechas asociadas a los niveles de formación avanzada, jerarquías organizacionales, liderazgo estudiantil e investigación.

El rector Valle se refirió asimismo a las acciones que está promoviendo la comisión: formulación de un plan de igualdad de género, elaboración de políticas de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género, generación de datos y estadísticas desagregadas por sexo, inclusión de la perspectiva de género en la formación e investigación, promoción de una equilibrada presencia de hombres y mujeres en los gobiernos y organizaciones universitarias, así como la integración de todas las universidades miembros del Consejo a esas iniciativas.




Funcionarios participaron en jornadas para la definición de matrices de riesgo

Más de un centenar de funcionarios académicos y administrativos de las sedes Concepción y Chillán participaron en la serie de jornadas de trabajo realizadas entre el 26 y el 29 de octubre, con el propósito de avanzar en la la definición de las matrices de riesgo de los procesos universitarios críticos.

El jefe del Departamento de Certificación y Normalización, Freddy Banda Cheuquepán, explicó que la iniciativa se enmarca en la Política de Calidad de la Universidad del Bío-Bío. Agregó que las jornadas de trabajo permitieron analizar en forma explícita los riesgos que afectan a los diversos procesos críticos de nuestra casa de estudios, con el propósito de minimizar sus impactos en el logro de la misión de la Universidad del Bío-Bío, para alcanzar la visión institucional declarada en el Plan General de Desarrollo Universitario.

Banda recordó que la construcción de la Matriz de Riesgo se realiza a partir del estándar planteado en la norma ISO 31000:2012, que define las directrices para la gestión de cualquier tipo de riesgo, de manera sistemática. De esa forma, se aborda la mejora continua a partir de un modelo de evaluación que considera el perfil de riesgo que se está dispuesto a aceptar.

Un aspecto clave de este trabajo -advirtió el jefe del Departamento de Certificación y Normalización- es contar con un diagnóstico de los procesos de la Universidad para abordar los puntos críticos y así estudiar la forma de tratarlos, haciendo de esta forma más eficiente y eficaz la gestión institucional.

El desafío ahora es la integración de los procesos bajo la mirada de la gestión de riesgos para generar aprendizaje organizacional y mejorar el manejo de incidentes, concluyó el directivo.