UBB distinguió excelencia docente de la académica Fancy Castro y del Taller de Barrios

 

La profesora Fancy Castro Rubilar, del Departamento de Ciencias de la Educación, y el Grupo Académico Taller de Barrios, de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, recibieron el Premio a la Excelencia en Docencia de Pregrado UBB 2018, en las categorías Individual y Formación y Desarrollo de Equipos de Trabajo en Docencia, respectivamente. La ceremonia de entrega del reconocimiento destinado a destacar la dedicación a la actividad docente en nuestra Universidad, tuvo lugar el jueves 11 de abril, en Concepción, en el marco de la celebración del septuagésimo segundo aniversario institucional.

En la oportunidad, el vicerrector académico Peter Backhouse Erazo se refirió al impacto de los cambios sociales y tecnológicos en los procesos pedagógicos, en aspectos como el rol de profesores y alumnos, las estrategias de enseñanza y la evaluación de aprendizajes. En este marco, subrayó la importancia de generar ambientes de aprendizaje, establecer diálogos e incorporar las nuevas tecnologías en el trabajo en aula y valoró el esfuerzo de los galardonados, que han asumido un papel reflexivo e innovador en sus prácticas docentes.

Por su parte, la directora de Docencia Susana González Valenzuela expuso los méritos de los ganadores del Premio a la Excelencia en Docencia de Pregrado, tras lo cual el rector Mauricio Cataldo Monsalves les hizo entrega de los diplomas correspondientes.

En representación del Grupo Taller de Barrios, intervino Claudio Araneda Gutiérrez. El académico señaló que la iniciativa propicia tres elementos esenciales del quehacer universitario: la innovación en docencia, la vinculación con el medio y la investigación. Permite asimismo acercar la Universidad al sector público y la sociedad social, en una alianza que beneficia a todos. Recordó que el Taller de Barrios surgió de un convenio con el programa Quiero mi barrio, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y actualmente ha sumado a estudiantes de Trabajo Social y abarca el sector Nonguén, aledaño al Campus Concepción de la UBB, impulsando el concepto de barrio universitario.

Fancy Castro, en tanto, recalcó que la docencia está en la génesis de la Universidad. Ser profesora es un privilegio, un vértigo que presenta el desafío permanente de perfeccionarse y plantearse cada clase cómo hacerlo mejor, dijo. Puso de relieve también que como Universidad pública, la UBB está llamada a formar profesionales y ciudadanos. Reafirmó igualmente su convicción de que las personas no se hacen solas. Nuestro proyecto de vida se hace con otros; eso es lo que nos nutre y enriquece, aseveró.

La ceremonia de entrega del Premio a la Excelencia en Docencia culminó con las palabras del Rector, haciendo hincapié en que la distinción es un reconocimiento a una labor que debe ser valorada como el punto de partida de la trasmisión del conocimiento, principal factor de transformación de la sociedad.

El jurado a cargo de otorgar el galardón fue presidido por el vicerrector académico e integrado, además, por la directora de Docencia, el ex rector de la Universidad de Chile Víctor Pérez, la experta en Pedagogía Margarita Ulloa, dos representantes del Consejo Académico –Gilberto Gutiérrez y Marco Aurelio Reyes- y representantes estudiantes de cada una de las sedes: Catalina Crisóstomo, de Chillán, y Javier Pastén, de Concepción.

Su decisión de conferirlo a la académica Fancy Castro fue por unanimidad y en razón de sus méritos sobresalientes en el quehacer docente, su permanente trabajo para mejorar la calidad de la docencia en beneficio de los estudiantes y su participación en proyectos de innovación pedagógica, entre otros. El reconocimiento al Taller de Barrios también fue otorgado por unanimidad del jurado y se sustenta en su robusto trabajo colectivo de larga data, realizado de manera organizada y sistemática, demostrando un profundo compromiso con el quehacer docente.

El trabajo en docencia universitaria de Fancy Castro se inició en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE, y otras universidades en Santiago. En 2001, se incorporó a la Universidad del Bío-Bío, donde ha participado en diversos proyectos para mejorar la calidad de la enseñanza-aprendizaje. Trabajó en la reformulación del modelo educativo institucional y la renovación curricular.

Es coautora, junto a María Elena Correa Zamora y Hugo Lira Ramos, del libro Currículo y evaluación educacional, texto de consulta para docentes de distintas instituciones, que ya va en su segunda edición. Invitada a exponer en encuentros del ámbito de la docencia universitaria en Chile y el extranjero, ha publicado múltiples artículos en revistas y capítulos de libros, ha desarrollado asesorías y capacitaciones en la UBB y ha sido evaluadora de publicaciones, proyectos, congresos y otros.  Su vasta labor ha sido reconocida por nuestra casa de estudios y la ha convertido en líder de opinión en materias educacionales.

En tanto, el Grupo Académico Taller de Barrios, conformado por Claudio Araneda, Hernán Ascuí, Roberto Burdiles, Nelson Arias, Ignacio Bisbal, Rodrigo Lagos y Nicolás Sáez, surgió como Grupo de Investigación en Didáctica Proyectual, constituido formalmente en 2016 para recoger la tradición del Magíster sobre el tema que la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño dictó durante 10 años, para promover la incorporación de nuevas metodologías de aprendizaje.

El trabajo del grupo  permitió la implementación del Taller de Barrios, que conjuga la realización práctica de un proyecto con la vocación social de la formación de una Universidad pública e integra estudiantes de distintos niveles. Propició igualmente la adjudicación del proyecto internacional ADAPTO, que busca incidir en el desarrollo de políticas locales con la participación ciudadana como eje fundamental de soluciones frente al riesgo eficientes y sostenibles.




Cuenta anual 2019: Nuestra institución avanza a partir de los cimientos construidos por la comunidad UBB


Un reiterado reconocimiento al compromiso y trabajo colectivo de la comunidad universitaria expresó el rector Mauricio Cataldo Monsalves al presentar la cuenta anual de los principales logros y desafíos de nuestra casa de estudios, con ocasión del septuagésimo segundo aniversario institucional, el martes 9 de abril. Nuestra riqueza tiene nombres, apellidos y rostros: son las personas de nuestra Universidad que representan las distintas sensibilidades disciplinarias, profesionales, culturales y políticas de nuestra Universidad del Bío-Bío, sentenció.

La autoridad universitaria hizo también un fuerte llamado a participar con sentido de co-responsabilidad en la próxima visita de pares para la acreditación institucional 2019. Defiendo el derecho a la legítima diferencia y a la existencia de diversos puntos de vista sobre el quehacer universitario y la gestión que me corresponde encabezar. Pero en este momento debe primar la unidad frente a la evaluación que la Comisión Nacional de Acreditación hará de nuestros procesos y resultados de los últimos cinco años, dijo.

Un ejercicio de memoria académica

El Rector recordó a quienes le antecedieron en el cargo, así como a los académicos y funcionarios administrativos que se han acogido a retiro. Se refirió asimismo a las transformaciones sociales y culturales de nuestros tiempos, destacando el movimiento feminista de 2018 que –afirmó- motivó que, como Universidad del Bío-Bío, hiciéramos por primera vez un acto de reconocimiento de nuestros fallos y silencios frente a diversas situaciones de abuso.

El rector Cataldo enfatizó también los aspectos más relevantes del quehacer universitario. En este marco, entregó cifras e indicadores con respecto al proceso de admisión 2019, desarrollo estudiantil, situación financiera de nuestra institución, obras de infraestructura, gratuidad, investigación, posgrado, extensión y vinculación con el medio. En relación a esto último, subrayó el fortalecimiento de los lazos con otras casas de estudios de nuestras regiones, así como iniciativas impulsadas desde las facultades. Mencionó además la consolidación del proyecto Macrofacultad de Ingeniería 2030 y la etapa inicial de Ciencia 2030.

En referencia a la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado indicó que se invitará a investigadores e investigadoras a analizar algunos ajustes de los criterios técnicos y procedimientos internos. Puso de relieve igualmente la incorporación del área de creación artística, que abre la posibilidad de dar cabida a un gran caudal de conocimiento y productividad académica no-científica.

El Rector puso de relieve asimismo el proyecto de Planetario UBB, de cuya materialización advirtió que “estamos expectantes”. Se trata de un anhelo compartido por nuestra Universidad y la comunidad regional del Biobío y se constituirá en un símbolo de la expansión de nuestro quehacer, un punto de encuentro de las expresiones de la ciencia, la tecnología y la cultura, que le otorgará identidad y un nuevo sentido social y urbano a nuestra institución, aseguró.

Los temas de futuro

En cuanto a la  idea de abrir Medicina, el rector Cataldo expresó: Nos interesa y entusiasma pero, en consonancia con las políticas de gestión académica y financiera, sólo avanzaremos en este proyecto si contamos con los consensos internos respecto de la necesidad de abrir esta oferta y sólo si logramos desarrollar una propuesta seria de sustentabilidad científica y económica de largo plazo, con aportes financieros y regionales efectivos, que permitan su viabilidad sin hipotecar el futuro de nuestra institución.

La autoridad universitaria ratificó igualmente que la creación de la Facultad de Ciencias Sociales cuenta con el decidido apoyo de la Rectoría y la intención es retomar la iniciativa una vez concluido el proceso de acreditación institucional.

Adelantó además diversas medidas para mejorar la gestión administrativa y académica de nuestra Universidad, entre las que figura la elaboración del proyecto para la creación de la Dirección General de Desarrollo de Personas y Calidad de Vida.

Iniciativas estratégicas

Al abordar las propuestas del ideario político institucional del actual gobierno universitario,  aludió en primer término a la descentralización territorial e institucional, mencionando la instalación de la VRIP en Chillán y la puesta en marcha de los convenios de desempeño internos, que permiten la transferencia de recursos y toma de decisiones a las unidades académicas.

En seguida y en relación a los Estatutos Orgánicos, recordó que ya se promulgó el decreto universitario que regulará el proceso de generación de la nueva normativa y el reglamento para las elecciones de representantes universales para la comisión de estatutos. A continuación, anunció que en las próximas semanas se presentará el proyecto de Dirección General de Género y Equidad a los cuerpos colegiados de la UBB. Finalmente, en cuanto a la acreditación institucional, llamó a interiorizarse del informe de autoevaluación entregado a la CNA, a participar en claustros y reuniones informativas y a colaborar en la visita de los pares, programada del 13 al 17 de mayo.

Al concluir su intervención, el Rector recalcó: Se nos ha dado un mandato hasta el año 2020 para gestionar cambios en los modos institucionales de hacer y pensar, de forma tal que podamos llevar a la UBB a ser la Universidad para el Chile del nuevo siglo. Pero este tiempo no puede separarse de nuestra historia continua de más de siete décadas, fruto del trabajo colectivo de nuestra comunidad. Esta historia compartida en nuestro mayor tesoro, nuestra mejor marca registrada y nuestro mayor legado para el futuro.

La presentación de la cuenta anual de nuestra Universidad tuvo lugar en Concepción y Chillán, el martes 9 de abril. En ambas, la ceremonia contó con la asistencia de autoridades regionales, locales y universitarias, representantes de organismos públicos y privados, académicos, estudiantes y funcionarios administrativos.




UBB participa en iniciativa pionera para mitigar impacto local del cambio climático

 

Universidades, empresas y municipalidades acordaron la creación del Observatorio Territorial del Cambio Climático, destinado a mitigar el impacto del fenómeno en la Región del Biobío. El acuerdo fue firmado el sábado 30 de marzo por el rector de la UBB Mauricio Cataldo, los alcaldes de Santa Juana, San Pedro de la Paz (presidentes de la Asociación Regional de Municipalidades y de la comisión de  Medio Ambiente del organismo, respectivamente), Penco y Nacimiento, así como por representantes de las universidades de Concepción y Católica de la Santísima Concepción, la Corporación Chilena de la Madera, la Asociación de Industriales Pesqueros y la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones.

La puesta en marcha del Observatorio Territorial del Cambio Climático permitirá impulsar acciones concretas para conocer los efectos de esta situación a nivel local y cómo enfrentarlo desde una perspectiva territorial y con base científica. En este propósito, propiciará la ejecución de proyectos colaborativos, la generación de instancias público-privadas para la focalización de recursos y el desarrollo de una estrategia regional y comunal sobre cambio climático. La iniciativa involucrará también a la ciudadanía, con una organización transversal de evaluación y monitoreo.

Tras firmar el acuerdo para su implementación, el rector Mauricio Cataldo declaró que a la UBB le interesa colaborar en los desafíos que hoy enfrenta la sociedad y trabajar en conjunto con el mundo público, privado y académico. Al interior de las universidades es donde surge el conocimiento y si actuamos junto a otras entidades, nuestra contribución se potenciará aún más, dijo. Reiteró asimismo que cada institución de educación superior puede aportar desde sus propias capacidades y especialidades, conformando una mirada multidisciplinaria a un problema de alcance global.

El Observatorio Territorial del Cambio Climático obedece a una iniciativa pionera de la Asociación Regional de Municipalidades y con su creación, los municipios y las empresas privadas participantes se comprometen también a implementar desde ya cambios en el ámbito ambiental, para reducir   los efectos negativos de la contaminación.

La suscripción del acuerdo que da la partida al Observatorio tuvo lugar en el centro de eventos Mitrinco, en el marco de la Primera Cumbre Regional por el Cambio Climático que, el día anterior, congregó a alrededor de un millar de personas, entre autoridades regionales y municipales, parlamentarios, académicos, científicos, estudiantes y representantes de la sociedad civil.

 




Planetario UBB suma apoyo de comunidades locales

Su total respaldo al proyecto impulsado por nuestra Universidad y aprobado por el Consejo Regional, para levantar un planetario regional en la sede Concepción, manifestaron dirigentes vecinales de Nonguén. Es una iniciativa que, además de contribuir a la promoción y desarrollo de la Astronomía y las ciencias en Chile y nuestras regiones, beneficiará a este populoso sector de la ciudad, potenciándolo como un gran polo turístico y gastronómico, destacaron los representantes de los barrios aledaños al Campus penquista.

Manfredo Castillo, Gladys Montecinos y Modesto Vergara, presidentes de las juntas de vecinos de Puchacay, camino a Valle Nonguén y Ríos de Chile, junto con Arold Hinojosa, vicepresidente del Consejo de Desarrollo del Centro de Salud Familiar de Valle Nonguén, se reunieron con el rector Mauricio Cataldo y su jefe de gabinete, Juan Saavedra, el lunes 25 de marzo.

En la oportunidad expresaron su preocupación por el retraso del proyecto que permitirá a nuestra región contar con el segundo planetario de Chile y el más moderno del país y de Latinoamérica, así como por las declaraciones de un consejero regional que, durante el verano, afirmó que la iniciativa no es prioritaria. Como dirigentes del sector Nonguén, comprometieron su apoyo a la UBB y adelantaron que se movilizarán para difundir la importancia e impacto del futuro planetario en los medios de comunicación y en conversaciones con autoridades de la región. Las comunidades tenemos algo que decir y estaremos con la Universidad en este desafío, subrayaron

Por su parte el rector Cataldo agradeció la disposición de los representantes vecinales y les informó que la Universidad del Bío-Bío está llevando adelante diversas gestiones para destrabar el proyecto. Recordó que a pocas semanas de asumir la conducción de nuestra institución sostuvo un encuentro con el intendente Jorge Ulloa, con quien conversó sobre la iniciativa. Posteriormente se reunió con los jefes de las divisiones de Planificación y Desarrollo y de Análisis y Gestión del Gobierno Regional, Claudia Hurtado y Alejandro Reyes. La idea es impulsar distintas acciones a través de la mesa de trabajo entre universidades y el gobierno regional, dijo.

Cataldo enfatizó igualmente que el planetario se orientará a la difusión de distintas manifestaciones de la ciencia, las artes y la cultura. Será un lugar moderno e interactivo, para incentivar el interés no sólo en la Física y la Astronomía, sino también en otras ciencias, añadió.

El Rector hizo hincapié asimismo en la voluntad institucional de estrechar los vínculos con los barrios donde se emplaza la Universidad, colaborando con el crecimiento y bienestar de quienes son sus vecinos más próximos.




Pesar por fallecimiento de profesional de la VRIP

Pesar causó en la comunidad universitaria el deceso de Pablo César Villablanca Medina, quien desarrollaba labores profesionales en la Unidad de Gestión Administrativa de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, VRIP, en Chillán. Sus restos son velados en el Santuario del Colegio Salesianos en Concepción –donde cursó la enseñanza básica y media – y sus funerales serán este jueves 21 de marzo, después de un responso que se oficiará a las 14 horas, en el mismo templo, saliendo el cortejo hacia el Cementerio General de esta ciudad.

Pablo Villablanca nació el 21 de junio de 1972 y era ingeniero comercial, titulado en la Universidad del Bío-Bío, y magíster en Administración de Empresas de la Universidad Mayor. Comenzó a trabajar en la UBB en septiembre de 2010, como coordinador del Departamento de Presupuesto y Cobranzas de la sede Chillán, cargo que ocupó hasta enero de 2015. En febrero de ese año, asumió como evaluador económico de proyectos universitarios, en la Dirección de Administración y Presupuestos de la Vicerrectoría de Asuntos Económicos, hasta mayo de 2017. Entre junio de 2017 y mayo de 2018 se desempeñó en el Departamento de Desarrollo y Transferencia Tecnológica de la ex Dirección General de Investigación, Desarrollo e Innovación, integrándose luego a la Unidad de Gestión Administrativa de la VRIP.

Villablanca Medina cumplió también funciones docentes en la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de Concepción en Chillán y en diversos institutos profesionales. Desarrolló asimismo labores profesionales y de consultoría en otras instituciones y empresas de las regiones del Biobío y Ñuble.

La Rectoría de la Universidad del Bío-Bío adhiere al dolor que aflige a familiares, colegas y amigos de Pablo Villablanca, compartiendo con ellos el pesar de su partida y sumándose a las condolencias expresadas por la comunidad universitaria.




En visita a la UBB, ex jefa de la Divesup expuso alcances de la Ley de Universidades Estatales

Los contenidos, desafíos, oportunidades y exigencias que plantea la Ley de Universidades del Estado expuso la asesora del Consorcio de Universidades Estatales de Chile, Cuech, Alejandra Contreras, a directivos universitarios y decanos el miércoles 13 de marzo. La abogada –quien fue jefa de la División de Educación Superior durante el Gobierno anterior- estuvo en la UBB en el marco de una serie de visitas a los planteles del Cuech, para apoyarles en la implementación de la normativa, cuya tramitación conoció de primera mano.

Alejandra Contreras señaló que la Ley de Universidades Estatales no es prescriptiva o reglamentaria, sino que tiene un carácter declarativo. Plantea el espíritu, el marco dentro del cual deben desarrollarse estas instituciones en relación tres ejes: El rol más activo que debe cumplir el Estado frente a estos centros de estudio y la relación entre las universidades estatales y otros organismos públicos, puntualizó.

Agregó que por primera vez hay una declaración de principios y una visión de mayor compromiso del Estado con sus universidades. El Estado asume que debe asegurar su calidad y sustento financiero, lo que se traduce en el Plan de Fortalecimiento, con recursos del Banco Mundial. Se refleja también, en la constitución del Consejo de Coordinación de Universidades Estatales, conformado por el Cuech y los ministerios de Educación y de Ciencias.

Asimismo, la ley plantea la conformación de un sistema de universidades estatales, con metas comunes y niveles mínimos de acreditación, que incentive el trabajo colaborativo, en beneficio tanto del conjunto de instituciones como de cada una de ellas. En cuanto a la relación con otros organismos públicos, establece que las universidades estatales deben tener un vínculo más directo y contribuir activamente a la definición de políticas públicas y al desarrollo de las regiones en que se insertan.

Alejandra Contreras indicó que la normativa determina la misión de las universidades del Estado, sumándole a las funciones universitarias (cultivo, generación, desarrollo y transmisión del saber superior) algunos rasgos distintivos: contribuir a satisfacer las necesidades e intereses generales de la sociedad, vinculación con el desarrollo de los territorios y la formación de personas con espíritu cívico. Estos son aspectos cuyo cumplimiento será también evaluado en los futuros procesos de acreditación institucional, advirtió la abogada.

Además, en lo que respecta a la vinculación con los territorios en que llevan adelante su quehacer, hay exigencias de investigación aplicada, que respondan a los desafíos de los sectores productivos locales. Esta es una línea, que las universidades deberán considerar también sus planes de desarrollo universitario.

La presentación completa de la ex jefa de la Divesup en:

Ley Ues. Estatales – Presentación Alejandra Contreras 03.19

 




UBB integrará mesas regionales de Compromiso país en Biobío y Ñuble

Con el propósito de invitar a la Universidad del Bío-Bío a integrarse a las mesas regionales del programa Compromiso país en las regiones del Biobío y Ñuble, el martes 12 de marzo concurrieron a la sede Concepción el secretario regional ministerial de Desarrollo Social en el Biobío, Alberto Moraga, y la directora ejecutiva de la iniciativa, Jacqueline Plass. En la oportunidad el rector Mauricio Cataldo acogió favorablemente la convocatoria y ratificó la permanente disposición de la UBB a colaborar con los desafíos del país y los territorios, destacando el aporte institucional en los distintos ámbitos que abarca el quehacer universitario.

Compromiso país se enmarca en el objetivo de avanzar hacia un desarrollo integral, que genere oportunidades para todos los chilenos, especialmente para los menos favorecidos. En ese propósito, el gobierno ha llamado a diversos actores del mundo público y privado, la academia, la sociedad civil y representantes ciudadanos a buscar soluciones colaborativas y efectivas a los problemas que afectan los sectores con mayores carencias. La iniciativa parte del mapa de la vulnerabilidad elaborado por el Ministerio de Desarrollo Social que identifica, prioriza y gestiona 16 grupos vulnerables:  quienes viven en campamentos o hacinados, aquellos que no cuentan con servicios básicos, desempleados o con empleo precario, mujeres víctimas de la violencia, niños bajo la protección del Sename y excluidos del sistema escolar, entre otros. Para mejorar sus condiciones de vida, se conformarán mesas de trabajo, encabezadas por distintos ministerios.

En su visita a nuestra Universidad, Jacqueline Plass y Alberto Moraga expusieron los alcances del programa al rector Cataldo, quien les recibió acompañado por el prorrector Fernando Toledo y el jefe de gabinete de Rectoría Juan Saavedra.

Durante la cita, comentaron también diversas iniciativas de la UBB que evidencian su sólido compromiso con el entorno, en áreas vinculadas con el desarrollo urbano y territorial, educación y otros. En este marco, el Rector manifestó que nuestra institución se integrará a las mesas regionales de Compromiso país -las que se constituirán en abril próximo- con la disposición a seguir aportando en estos y otros ámbitos.




Afunabb Concepción reconoció aporte de trabajadoras de la UBB

Un desayuno de homenaje a sus socias organizó la Asociación de Funcionarios No Académicos de la sede Concepción con ocasión del Día Internacional de la Mujer, el viernes 8 de marzo. En la oportunidad reconoció particularmente a un grupo de académicas y funcionarias administrativas, por su aporte a nuestra Universidad y su historia de vida: Soledad Martínez, por la conducción del proyecto para la creación de la Dirección General de Género y Equidad; Cristina Castro, por su trayectoria gremial en nuestra institución y el país; Regina Cáceres, por su liderazgo positivo; Flor Díaz, por su tesón y esfuerzo; Ana María Figueroa, por su capacidad de vencer obstáculos, y Andrea Vidal, por su aporte cohesionador en el trabajo.

Nos reunimos para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, una jornada de reivindicación, pero también de celebración, señaló la presidenta de la Afunabb penquista, Olga Ortiz, al saludar a las asistentes y directivos universitarios que concurrieron al encuentro, realizado en el Casino Universitario. “Tenemos muchos motivos para celebrar, que dicen relación con los avances conseguidos para movilizarnos hacia una sociedad más respetuosa de las diferencias. Lamentablemente existen también sobrados motivos para no sentirnos contentas. Basta revisar las noticias para evidenciar las desigualdades que afectan a nuestro género”, argumentó la dirigente.

Más adelante y enfocándose en nuestra Universidad, indicó que “sabemos que se está trabajando en algunas ideas y proyectos, que hay una semilla. Valoramos ese esfuerzo, pero también queremos ver frutos”. En este sentido, solicitó a las autoridades universitarias “un plan integral para la igualdad entre mujeres y hombres y contra la violencia de género; impulsar medidas para empoderar a las mujeres haciendo efectiva la Ley de Igualdad; promover formalmente la presencia de mujeres en puestos de liderazgo; finalizar con los sesgos económicos en materias de remuneraciones y agilizar las investigaciones en las denuncias de acoso”.

Por último, Olga Ortiz llamó a empatizar con la lucha de las mujeres y a solidarizar con aquellas que han roto el silencio después de tanto y en nombre de tantas. “Pedimos apoyo más que críticas, para que nos demos todos y todas los tiempos de aprendizaje necesarios para la construcción de una nueva sociedad”, sentenció.

Por su parte el vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander, subrayó que la conmemoración del Día Internacional de la Mujer invita a reflexionar sobre la justicia y la igualdad. Nuestra sociedad está en deuda con las mujeres y como Universidad tenemos la convicción de que debemos avanzar en este tema, comentó.

El desayuno de homenaje contó además con la presentación de la funcionaria Verónica Valenzuela, quien acompañada de su guitarra interpretó algunas canciones.

 




UBB capacita a personal de Integra del Biobío y Ñuble

Alrededor de dos mil profesionales, auxiliares y personal administrativo de establecimientos de la Fundación Integra de las regiones del Biobío y de Ñuble concurrieron al primer hito de capacitación para la implementación de las nuevas Bases Curriculares de la Educación Parvularia (BCEP) y el referente curricular institucional, que se llevó a cabo el miércoles 27 y jueves 28 de febrero en dependencias de nuestra Universidad, en Concepción y Chillán. La actividad estuvo a cargo de la Dirección de Formación Continua de la UBB y la Escuela de Educación Parvularia, unidad que elaboró la propuesta técnica.

La iniciativa se enmarca en el programa Aprendes de Integra y su objetivo es fortalecer los conocimientos, habilidades y actitudes de los integrantes de equipos de salas cuna, jardines infantiles y modalidades no convencionales y territoriales de la Fundación y actualizar sus prácticas pedagógicas para la articulación de las nuevas BCEP y los referentes curriculares que impulsa el organismo. Jornadas similares a las efectuadas en la sede penquista y el Campus Fernando May  se desarrollaron simultáneamente a lo largo de todo Chile.

Al saludar a las participantes del día jueves en Concepción,  la directora regional de Integra Biobío, Patricia Escobar, les llamó a reflexionar, debatir y aprender sobre los temas abordados, de manera de enriquecer sus prácticas pedagógicas, de convivencia e interacción, en el objetivo de entregar una educación de calidad a los niños y niñas que atiende la Fundación. Recordó asimismo que, en anteriores oportunidades, el programa Aprendes se centró en  materias como la inclusión y liderazgo.

Por su parte el jefe de gabinete de Rectoría de la Universidad del Bío-Bío, Juan Saavedra, destacó el interés de nuestra institución por el mejoramiento de la educación desde sus niveles iniciales. Subrayó además que la capacitación a los equipos de trabajo de Integra cuenta con el respaldo de la carrera de Educación Parvularia de la UBB, la que está acreditada por siete años (período máximo que otorga la Comisiòn Nacional de Acreditación), situándose entra las mejores del país.

El primer hito de capacitación de este año abarcó los fundamentos, estructura y contexto de las nuevas BCEP y su articulación con el referente curricular de Integra, con énfasis en el enfoque de derecho (los niños como sujetos con derechos), el enfoque globalizador del aprendizaje y el juego como herramienta fundamental en la vida de los niños.

La directora de Formación Continua  Elena Bastías informó que el programa 2019 considera otros tres hitos. En julio próximo los participantes de las regiones del Biobío y Ñuble se congregarán nuevamente en dependencias de las UBB en Concepción y Chillán, en tanto que en las dos fechas restantes los relatores concurrirán a los establecimientos de Integra en ambos territorios.




ICQ invitó a visita guiada al nuevo edifico de laboratorios de procesos sustentables

El director del Departamento de Ingeniería en Maderas, William Gacitúa Escobar, y la directora de la Escuela de Ingeniería Civil Química, Laura Reyes Núñez, invitaron a una visita guiada al edificio de Laboratorios de Procesos Sustentables el jueves 24 de enero. En la oportunidad directivos universitarios y de unidades vinculadas a la carrera, académicos, funcionarios administrativos y representantes estudiantiles recorrieron las nuevas instalaciones, que potenciarán la docencia e investigación en una línea que distingue la formación en Ingeniería Civil Química que entrega la Universidad del Bío-Bío.

Los nuevos espacios vienen a concretar una sentida aspiración de nuestra carrera, puesto que permitirán a nuestros estudiantes acceder a experiencias prácticas en el área de sustentabilidad, fortaleciendo un aspecto destacado del perfil de egreso de los ingenieros civil químicos de la UBB, señaló Laura Reyes.

El edificio tiene alrededor de 700 metros cuadrados, distribuidos en tres niveles. Según lo informado por la directora de Escuela, la obra demandó una inversión de casi mil millones de pesos, aportados por nuestra institución en el marco del proyecto de Ingeniería 2030, para la formación articulada de ingenieros, con un fuerte énfasis en la innovación y transferencia tecnológica

El inmueble cuenta con salas de clases para la enseñanza con metodologías activas con capacidad para 48 alumnos, así como espacios para estudiantes de posgrado, reuniones y el centro de alumnos de la carrera, además de los laboratorios donde se dispondrá de moderno equipamiento. La inversión en equipos ascenderá a aproximadamente 200 millones de pesos, comentó Laura Reyes. Las instalaciones consideran también un ascensor, equipamiento para emergencias y sala de balance. El edificio está preparado asimismo para el suministro de gases.

Las nuevas dependencias -que serán inauguradas próximamente- fueron presentadas a quienes acudieron a la visita guiada por los académicos José Navarrete, Guillermo Reyes y Serguei Alejandro.

La carrera de Ingeniería Civil Química recibirá este año su séptima promoción de estudiantes, la que está conformada por 58 jóvenes, con puntajes de ingreso superiores a los 600 puntos. Sumando las generaciones anteriores, el programa atiende a más de 300 alumnos. El año pasado registró sus primeros egresados (16 en total), a quienes se entregará su diploma de título en una ceremonia que tendrá lugar en abril de 2019.