Niños mapuche rescatan cuentos ancestrales gracias a proyecto UBB financiado por la Conadi

En el Aula Magna de nuestra casa de estudios se llevó a cabo la ceremonia de premiación del Concurso Epew (cuento) mapuche: mongeiñ, en el que participaron más de 60 niños pertenecientes a establecimientos educacionales de las regiones del Biobío, La Araucanía y Los Lagos, quienes además tuvieron la misión de escoger las mejores historias que forman parte del libro que será distribuido en las comunidades escolares.

La iniciativa se enmarca en el proyecto Epew mapuche: mongeiñ, adjudicado por la académica de la Escuela de Trabajo Social, Sandra Salamanca, en el concurso público de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), orientado a fortalecer el arte y la cultura indígena en la Región del Biobío. Además, contó con el apoyo del Departamento de Arte, Cultura y Comunicación de la Dirección de Desarrollo Estudiantil de la UBB.

El concurso tuvo como objetivo rescatar la cultura y cosmovisión mapuche a través de los epew (cuentos) que eran narrados a los niños alrededor del fogón, en compañía de la reñma (familia), generalmente entregados por aquellos familiares de más edad, abuelas y abuelos, en una instancia solemne, pero también de muchas risas y sentido del humor. Así lo destacó la académica Sandra Salamanca, quien precisó que esta era una “instancia propia y muy importante en la crianza de los pichikeche (niños), pues se transmitían conocimientos ancestrales y la lengua materna y, al mismo tiempo, iban aprendiendo valores y principios propios de la cultura, forjando su identidad como un ser dentro de un mapu mayor (territorio), entendiendo conceptos como territorialidad, comunidad, historia familiar y del lof”, indicó.

Durante la ceremonia se premió a los mejores epew presentados al concurso por los niños y adultos mapuche, los que recayeron en Yankiray, la nueva machi, de la alumna de octavo año básico del Colegio Pedro de Valdivia, de Villarica, Olga Llanquiman, en categoría Niña; Thaiel y su sueño de ser un zorro, del estudiante de octavo año básico del Colegio Pedro de Valdivia, de Villarica, Cristobal Awaute, en la categoría Niño; y Challwafe Domo Quidico mew, de Salomé Millalien y Renato Leftraru, en la categoría Joven, Mujer y Hombre. También se entregó una mención honrosa al epew El Nguillatún, de la alumna de cuarto año medio del Colegio Pedro de Valdivia, de Villarica, Valentina Cariman.

Igualmente, recibieron un recuerdo los estudiantes que participaron como jurado del concurso, pertenecientes a las escuelas Galvarino de Huentelolen, de Cañete, Llacolén, de San Pedro de la Paz y Blanca Estela, de Concepción.

El proyecto consideró la publicación de un libro con los cuatro epew ganadores, edición que estuvo a cargo de Mercedes Yevilao Yevilao, María Olmos Loncopan, Natalia Milla Morales y Sandra Salamanca, con el diseño e ilustración de Caro Pierart.

La traducción del libro la realizó el facilitador intercultural de la Escuela Galvarino F-839 de Huentelolen, Cañete, Eladio Reiman Antileo, quien emocionado expresó que su trabajo es “un grano de arena a estos niños que fueron ganadores y a quienes felicito. Cuando era niño me sentaba junto a mi abuela y me decía: ‘los conocimientos no llegan solos a casa, se buscan, se comparten, se cuentan’. Eso debemos hacer”, sostuvo.

El director regional de la Conadi, Carlos Carvajal, destacó la organización y resultados del concurso, enfatizando que este proyecto marca un precedente a todas aquellas iniciativas que postulen al fondo. Subrayó también que “no basta con recuperar la tierra si no recuperamos las tradiciones, la cultura, la cosmovisión, y este trabajo va orientado a ello. Hay que visibilizar este libro, que llegue a distintas escuelas, veremos cómo lo reproducimos, pues debe estar en conocimiento de muchos”, aseveró.

En la ocasión, se presentó el micromontaje del epew enviado por estudiantes de la Escuela Rural Acuy, de Queilén, Chiloé, a cargo del Teatro Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío, dirigido por Yasna Ceballos.

El jefe del Departamento de Arte, Cultura y Comunicación, Nelson Muñoz, felicitó a los organizadores y agradeció la invitación a participar en el concurso. “Como institución estamos orgullosos ser partícipes de esta experiencia, de poder contribuir a través de la creatividad nuestros estudiantes que integran el Teatro Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío, del trabajo que realizaron junto a Yasna para representar de mejor forma los cuentos enviados por lo niños y niñas. Con ello cumplimos con el rol de universidad estatal y pública, donde se gestan actividades como esta que aporta al rescate de nuestra la identidad regional”.

 




Escuela de Ingeniería Civil Mecánica entregó diplomas de título a 48 egresados

En una ceremonia realizada el viernes 10 de noviembre, en el Aula Magna de la sede Concepción, la Escuela de Ingeniería Civil Mecánica de nuestra Universidad entregó los diplomas de título a 48 egresados de la carrera, los que fueron acompañados por el rector Héctor Gaete, autoridades universitarias, académicos, funcionarios, estudiantes, familiares y amigos.

El director de la Escuela de Ingeniería Civil Mecánica, Jorge Gatica, felicitó a los egresados por su logro académico y les afirmó que recibieron una educación de excelencia, refrendada por la reciente acreditación por un periodo de 6 años (2016-2022), que sitúa a la carrera entre las mejores del país.

“La meta está cumplida, los sueños ya se están realizando, las aspiraciones que tenían ya son una realidad y por tanto ahora les viene ese sentimiento humano de sentirse libres, plenos y satisfechos por lo que ha sido su norte por tantos años”, señaló.

En la ocasión, se distinguió a los alumnos destacados de la promoción. El premio Universidad del Bío-Bío recayó en Sergio Lagos, por cursan con éxito la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, haber completado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa y aprobar todas las asignaturas en primera oportunidad con un promedio de 5.88.

El Premio Facultad de Ingeniería fue para Guillermo Méndez, por sus méritos académicos, su participación en actividades extraprogramáticas, un alto sentido valórico y su compromiso y respeto hacia sus compañeros, docentes y la comunidad universitaria.

El Premio Escuela Ingeniería Civil Mecánica fue para Jordán Cáceres, quien destacó por su rendimiento académico.

El Centro de Alumnos de la Carrera de Ingeniería Civil Mecánica reconoció a los titulados que participaron en las actividades estudiantiles: Sebastián Carriel, Abraham Díaz, Rodrigo Reyes, George Torres y Luis Veloso.

Asimismo, la Dirección General de Comunicación Estratégica, a través de la unidad de Promoción y Difusión de Carreras, distinguió a Bernabé Palma por su destacada contribución y participación en el staff institucional.

Al finalizar la ceremonia, el titulado Christopher Pulido manifestó que “hoy podemos decir que somos ingenieros, que el esfuerzo entregado, las horas invertidas y más de algún desvelo valieron la pena, pero también sabemos que tenemos que continuar aprendiendo y espero, de todo corazón, que la humildad sea nuestro estandarte, que entendamos que todo el conocimiento y las habilidades que adquirimos son para el servicio de la sociedad”, aseveró.

 




Diversas experiencias productivas se presentaron en Congreso de Economía y Desarrollo Regional UBB

Académicos, estudiantes y representantes de instituciones públicas y privadas reflexionaron e intercambiaron ideas sobre temas de interés nacional durante el XIV Congreso de Economía y Desarrollo Regional, organizado por el Departamento de Economía y Finanzas de la Facultad de Ciencias Empresariales (Face) de nuestra Universidad, el viernes 3 de noviembre, en el Aula Magna de la sede Concepción.

La actividad contó con la presencia de los seremis de Economía y de Hacienda del Biobío, Iván Valenzuela y Juan Antonio Señor, respectivamente; el vicerrector de Asuntos Económicos, Francisco Gatica; y el decano de la Face, Benito Umaña.

El encuentro comenzó con el saludo del seremi de Economía, Iván Valenzuela, quien relevó la labor que realiza la UBB orientado al desarrollo de la Región y el país, especialmente a través de este encuentro y de diversas iniciativas de vinculación con actores clave, especialmente en la elaboración de la Estrategia Regional de Desarrollo 2015-2030 y en el diseño de la política regional de fomento productivo, asimismo instó a los estudiantes a sentirse orgullosos de formar parte de una institución comprometida con los temas relevantes de la sociedad.

El vicerrector de Asuntos Económicos, Francisco Gatica, señaló que el Congreso de Economía y Desarrollo Regional es un “espacio ya consolidado para los expertos locales y los diferentes actores públicos y privados regionales. Se ha generado una noble tradición de reunirse y pensar Chile desde las regiones. Hace catorce años que esto sucede y es un motivo de orgullo”, afirmó.

La autoridad universitaria aseveró que “estamos en un momento único. Nos enfrentamos a la llamada cuarta revolución industrial, donde hoy importa ser dueño de la plataforma más que ser propietario del activo físico. Sin embargo, esta nueva revolución, a diferencias de las anteriores, trae un elemento preocupante: no necesariamente estas innovaciones generan empleo. Es más, lo reducen. Los datos en la economía norteamericana así lo están evidenciando. Entonces los economistas deben incorporar las dimensiones políticas en sus análisis”.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, sostuvo que es necesaria una diversificación de la matriz productiva regional que se oriente al desarrollo tecnológico. En su intervención destacó las potencialidades de la macrozona que componen las regiones de Ñuble y del Biobío, enfatizando que los grandes desafíos siguen siendo los mismos, pero con una mirada estratégica cuyos lineamientos están definidos en la Estrategia Regional de Desarrollo. “Esta macrozona tiene grandes oportunidades que dependen de nosotros, por ejemplo, en materia de internacionalización tenemos un potencial tremendo con China. Miramos hacia allá, aportamos con la colaboración en el tema agroalimentario y con una infraestructura logística y portuaria que es fundamental desarrollar para mantenerlo”, puntualizó.

Lo anterior, subrayó a los estudiantes presentes, son temas que afectan a futuro, donde serán ustedes los actores relevantes en la toma decisiones, por eso el gran desafío de la macrozona es el plan estratégico y la colaboración, donde nuestra Universidad contribuye en diversas materias y en la formación de ustedes, nuestros profesionales”, concluyó.

El Congreso contó con las exposiciones del gerente general de Cidere Biobío, Pedro Ramírez; el director del Observatorio Laboral del Biobío, Luis Méndez; y académicos y estudiantes de las universidades de Concepción, Austral de Chile, Católica de Temuco, de La Frontera y del Bío-Bío. También consideró el panel con los candidatos al Consejo Regional del Biobío Scarlet Hidalgo, Federico Ewert, Hemar Grollmus y Juan Torres, que fue moderado por el director del Centro de Políticas Públicas y Ciudadanía, Javier León.

El director del Departamento de Economía y Finanzas de la Face y coordinador de la actividad, Andrés Acuña, valoró el trabajo asociativo que la UBB realiza permanentemente y expresó que el Congreso cada año es “una instancia donde nacen ideas de investigación, se evalúan ciertas experiencias locales y productivas y se contribuye al diseño de políticas públicas, siendo esto último uno de los fines de todo profesional que se desempeñe en el área económica o social, para así aportar desde una mirada técnica a la discusión de políticas públicas que beneficien a la ciudadanía y generen un impacto significativo en su calidad de vida. Nuestra universidad sin duda tiene un rol importante que jugar al respecto”.

Durante la jornada, los expertos dieron a conocer experiencias innovadoras en temas como agroindustria, inmigrantes y emprendimiento, universidad y economía local, industrias creativas, crecimiento turístico, conducta financiera en universitarios, participación laboral de la mujer rural, calidad del empleo, gestión municipal, gasto público en educación, distribución del ingreso en Chile y confianza institucional.

 




UBB dio inicio a séptima versión de Vivamos las artes

Con la exposición de los trabajos realizados por los estudiantes de nuestra Universidad en los talleres de pintura, cerámica, grabado y fotografía, el Departamento de Arte, Cultura y Comunicación inauguró las actividades de Vivamos las artes, que se realizarán hasta el 7 de diciembre, en la sede Concepción.

La ceremonia fue encabezada por el rector de nuestra Universidad, Héctor Gaete, y contó con la intervención del director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís, quien señaló que las actividades están orientadas a los estudiantes, pues la UBB pone énfasis en su formación integral; y también abiertas a la comunidad local como parte de la vinculación con el medio que realiza de manera permanente.

El directivo destacó que esta séptima versión de Vivamos los artes contempla música, cine, teatro y literatura. Este martes 7 de noviembre, a las 19 horas, en el Aula Magna, tendrá lugar el estreno de Extramuros, del Teatro Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío, obra que muestra una sociedad cercada y a través de sus personajes reflexiona sobre la migración, el destierro y el destino que podría tener un mundo donde nacen peligrosamente deseos de división por recelos políticos y económicos.

El público también podrá disfrutar de las obras Juan Salvador Gaviota, del Teatro Funcionarios Universidad del Bío-Bío; el micromontaje Epew, del Teatro Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío; La muerte accidental de un anarquista, del Teatro La Concepción; y El Principito, del Teatro La otra zapatilla.

Asimismo, el miércoles 8 de noviembre, a las 17 horas, en el casino tendrá lugar la Cumbiatón, con la presentación en vivo la banda Puro Grupo. Para participar las parejas deben inscribirse en https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScVcc2HDL3dk6tKSx96onYcQbDltCf95PlEyoOkIVUSm4PNvg/viewform

La música también estará presente con el Jazz en vivo a cargo de Ignacio González y su quinteto, con un homenaje a la cantautora nacional Violeta Parra, el 9 de noviembre, a las 19 horas, en el Aula Magna. En el Espacio 1202 se exhibirán las películas La naranja mecánica, El resplandor, Buenos muchachos, Terciopelo azul y Perros de la calle; y el 5 de diciembre, a las 19 horas, en el Aula Magna, Jorge Baradit se reunirá con la comunidad para presentar la tercera parte de Historia secreta de Chile.




Jóvenes talentos nacionales fueron protagonistas en el X Concurso de Guitarra Liliana Pérez Corey

Un regreso marcado de éxito tuvo el Concurso Nacional de Guitarra Liliana Pérez Corey que tras tres años de ausencia reunió a 47 jóvenes exponentes de la guitarra clásica que deleitaron al público en su décima versión, organizada en conjunto con el Conservatorio Laurencia Contreras de nuestra Universidad, en Concepción, con aporte del Fondo de la Música del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Esta es la primera vez que el concurso se realiza en regiones, lo que motivó a los jóvenes guitarristas provenientes de escuelas, academias, universidades e institutos de todo Chile. La decisión respondió a las nuevas innovaciones tendientes a la modernización y descentralización del concurso, buscando ampliar su cobertura e impacto además de añadir valor agregado que lo hagan más atractivo al público.

La apertura estuvo a cargo de la Orquesta de Cámara de Puerto Varas, en el Colegio Médico, mientras que la Orquesta Juvenil de la UBB acompañó a los finalistas en el Aula Magna de la sede Concepción.

Los primeros lugares por categoría fueron para Marco Vega, en Profesional; Martín Sanhueza y Manuel Macías, en Superior; Raimundo Luco, en Juvenil; y Pedro Toledo, en Infantil. Asimismo, se entregó el Premio a la Interpretación de Música Chilena, el que recayó en Luis Guevara, Manuel Macías y Nayeli Villarroel; el Premio Ana María Reyes a Nayeli Villarroel y Dominique Inostroza; y el Premio del Público a Josué Flores.

El jurado estuvo compuesto por destacados guitarristas provenientes de Chile y el extranjero: Alejandro Gallegos, Alex Panes, Alexis Vallejos, Eugenia Rodríguez, Eugenio González, Fernando Sandoval, Guillermo Nur, Isabel Almeyda, Javier Farias, Luis Saldivia y Romilio Orellana.

El ganador en la categoría Profesional, Marco Vega, señaló estar asombrado y feliz con la decisión del jurado, que lo premió con una estada de diez días en Niza, Francia. “Fue una sorpresa, tuve la posibilidad de preparar este concierto con orquesta durante 3 meses, fue muy difícil, pero me sirvió haber tocado con la orquesta en Talca”, reconoció.

Marco Vega, de 23 años, comenzó a estudiar guitarra a los 8, “ingresé al Liceo Experimental Artístico el año 2003 y ahí conocí la guitarra clásica, luego con Ramón Vergara seguí mis pasos en la Facultad de Arte de la Universidad de Chile. Hoy estoy cien por ciento dedicado a la guitarra, con presentaciones en Chile y el extranjero, y en marzo en Francia gracias a este primer lugar”, sostuvo.

Emocionada por la calidad y profesionalismo de los concursantes, el compromiso del jurado y el apoyo de la Universidad del Bío-Bío para llevar adelante esta décima edición, se mostró la fundadora y directora general del concurso, Eugenia Rodríguez, quien anunció que la próxima versión del certamen se realizará en nuestra casa de estudios para celebrar los 25 años de vida de la organización.

Al entregar su balance, Eugenia Rodríguez expresó que junto a la UBB comenzó una nueva etapa donde las nuevas tecnologías permiten que la presentación de los guitarristas queden disponibles para todo el mundo. En esta oportunidad innovamos, dijo, pudimos traer el concurso a regiones y visibilizar el trabajo de la mujer en la guitarra. “Sentimos que a partir de ahora y con la celebración de las bodas de plata el próximo año, vamos a poder crecer a pasos agigantados. Tuvimos la categoría Superior con más de 20 concursantes, con un jurado de lujo y además por primera vez pudimos contar con dos orquestas. Fue un trabajo arduo pero estamos muy contentos con los resultados”, afirmó.

Por su parte, la directora del Conservatorio Laurencia Contreras, Isabel Almeyda, manifestó sentirse orgullosa de la participación de nuestra Universidad como anfitriona del Concurso. “Pudimos apreciar de la calidad de nuestros guitarristas. Concepción es la cuna de grandes representantes que ven en este certamen un espacio y un desafío en su formación”.

La destacada profesional de la UBB y miembro del jurado, agradeció la confianza depositada por Eugenia Rodríguez para que la UBB organizara el encuentro musical y relevó la labor que cumple el Conservatorio de Música en la formación de los guitarristas y en acercar la música a estudiantes de diversas escuelas de la región del Biobío. “Tuve el honor que dos de mis exalumnos, que desde el 2016 son guiados por el maestro Alex Panes, fueron distinguidos con los primeros lugares en su categoría, Pedro Toledo, con quien trabajé desde los 4 años y a sus cortos 11 ya fue premiado en la categoría Infantil; y Nayely Villarroel, que a sus 14 años fue la menor en la categoría Juvenil y dejó asombrado al jurado”, aseveró.

Ganadores por categoría

Categoría Profesional
1° Lugar: Marco Vega
2° Lugar: Luis Guevara
3° Lugar: César Farías
Premio a la interpretación de Música Chilena: Luis Guevara

Categoría Superior
1° Lugar: Martín Sanhueza
1° Lugar: Manuel Macías
2° Lugar: Inti Rodríguez
2° Lugar: Alexander Muñoz
3° Lugar: Oscar Nilo
Premio a la interpretación de Música Chilena: Manuel Macías

Categoría Juvenil
1° Lugar: Raimundo Luco
2° Lugar: Maximiliano Salazar
3° Lugar: Felipe Lefno
Mención Honrosa: Nayeli Villarroel
Premio a la interpretación de Música Chilena: Nayeli Villarroel
Premio Ana María Reyes: Nayeli Villarroel

Categoría Infantil
1° Lugar: Pedro Toledo
2° Lugar: Osvaldo Rojas
2° Lugar: Dominique Inostroza
3° Lugar: Fernando Chauquenao
Premio Ana María Reyes: Dominique Inostroza

Premio del Público: Josué Flores

 




Académicos dan a conocer experiencia pedagógica en derechos humanos

Los académicos del Departamento de Estudios Generales de nuestra Universidad, Jorge Acevedo y Beatriz Cabanillas, participaron como expositores en el II Seminario de Educación en derechos humanos. Debates y tensiones en la educación en derechos humanos: de la teoría a la práctica, realizado en el auditorio Don Bosco de la Universidad Católica Silva Henríquez de Santiago. La actividad fue organizada por la Red de Equipos de Educación en Derechos Humanos de Chile.

Aprendiendo a recordar: memoria y derechos humanos en el aula universitaria. Documental como instrumento pedagógico en pregrado se denominó la exposición de los académicos UBB, en la que dieron a conocer su experiencia en el desarrollo de estrategias pedagógicas utilizadas con estudiantes universitarios para abordar de tema de los derechos humanos y memoria histórica en carreras de pregrado.

El académico Jorge Acevedo explicó que “para los profesores la incorporación de material audiovisual como herramienta pedagógica en el trabajo de temas de derechos humanos suscitó el interés y participación de los estudiantes en temáticas consideradas ‘difíciles’ por su estigmatización política y el temor a la apatía juvenil. Además, permitió promover el debate y la reflexión activa sobre ese pasado y su sentido para el presente y futuro”.

Finalmente, agregó que el trabajo en temas de derechos humanos se enmarca dentro de las políticas institucionales desarrolladas para promover la enseñanza en esa área. “No sólo busca abordar la memoria histórica de nuestro país, sino también incidir en la formación de estudiantes como personas integrales que cuenten con un mayor soporte histórico para la comprensión de la sociedad de la que son parte, sin duda, creemos que ese es uno de los principales desafíos de nuestro modelo educativo universitario actual”, precisó.




Nuevos diseñadores industriales de la UBB aportarán al desarrollo del país

En una ceremonia realizada el jueves 26 de octubre, en el Aula Magna de la sede Concepción, la Escuela de Diseño Industrial (EDI) entregó los diplomas de título a 18 egresados de la carrera, en el marco de su vigésimo cuarto aniversario.

El acto contó con la intervención del director del Departamento de Arte y Tecnologías del Diseño, Gabriel Hernández, quien en representación de la decana de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Cecilia Poblete, felicitó a los egresados por haber finalizado con éxito sus estudios de pregrado. “El diseño es la posibilidad de todos los caminos. Ustedes tienen plena libertad para decidir en que se van a desempeñar, los campos son variados como la acuicultura, joyería, textil, docencia. La invitación es a aventurarse, los diseñadores nos sentimos cómodos en la incertidumbre”.

Igualmente, agradeció a las familias por haber depositado la confianza en la Universidad del Bío-Bío y en la Escuela, y a los académicos y funcionarios de todas las unidades que permiten este proceso. “Y a ustedes, desearles que les vaya bien en la vida profesional, la Escuela siempre está abierta para ustedes, para que vuelvan. Que tengan una vida profesional plena y próspera”.

El director de la Escuela de Diseño Industrial, Izaúl Parra, manifestó: “Hoy celebramos un logro de haber concluido sus estudios, día tan esperado por ustedes que reciben su título y llevan la marca de lo que hacemos como comunidad EDI”.

Subrayó a los diseñadores industriales que las puertas están abiertas a un universo de oportunidades, “los invito a vivir el presente con más ahínco, no olviden mirar al pasado para inspirar vuestro futuro, porque ese pasado para cada uno de ustedes es único”.

Luego de la entrega de diplomas de título a los 18 egresados de la carrera, se entregaron los reconocimientos a los titulados que se destacaron por sus méritos académicos y personales durante su permanencia en nuestra casa de estudios.

El Premio Universidad del Bío-Bío fue para Karina Neira por cumplir con los créditos y asignaturas conducentes al título en el tiempo establecido, alcanzando una calificación final ponderada que sobresale a la de sus pares.

El Premio Escuela de Diseño Industrial que distingue al titulado que en sus acciones refleja el espíritu de la Escuela fue para Roberto Bustos; el Premio Emprendimiento que entrega la Incubadora de Empresas CREando UBB fue para Ignacio Correa; el Premio Mejor Proyecto de Título que otorga la Escuela de Diseño Industrial lo obtuvo Karina Neira; el Premio al Mejor Compañero que entrega la promoción de titulados recayó en Roberto Bustos.

En representación de los titulados, Makarena Paz Pavez, agradeció a las familias, a los funcionarios y profesores por el apoyo. Asimismo, recordó a los nuevos profesionales la responsabilidad que tienen como diseñadores industriales con las personas y la sociedad. “Es importante cultivar un espíritu crítico ante el contexto nacional en el que nos encontramos, debemos dar el realce que le corresponde a nuestra profesión donde se nos valorice y no confunda, donde tengamos un nuevo rol no sólo de creativos sino de intermediarios culturales, liderando la creación de objetos y hábitat llenos de significados, donde trascienda la persona no sólo como un usuario o consumidor y donde las formas, contenidos y experiencias, fruto de nuestro trabajo, se fundamenten en la cultura, en la igualdad y valores humanos”, aseveró.

La ceremonia finalizó con el emotivo reconocimiento de la comunidad EDI a la labor que por 20 años realizó Andrea Medina, quien asumió un nuevo desafío profesional en nuestra Institución. “Más que una secretaria de la Dirección de Escuela, Andrea entregó una parte importante de su vida a todas las generaciones que han pasado por la EDI. Su entrega incondicional, voluntad, profesionalismo y cariño dejan una marca indeleble en todos nosotros”, expresó Izaúl Parra. Similar opinión manifestó Roberto Bustos, quien en nombre de los titulados agradeció su dedicación y labor en la formación de los profesionales.

Andrea Medina agradeció a los directores de Escuela con quienes le tocó trabajar, además de académicos, funcionarios y estudiantes por el reconocimiento y los años que se desempeñó en la EDI. “Los llevo a todos en el corazón”, expresó emocionada.




Seminario abordó rol de las empresas en derechos humanos y responsabilidad social

Organizaciones en temas de derechos humanos y responsabilidad social empresarial fue el tema central del X seminario de Responsabilidad Social, realizado en el Aula Magna de la sede Concepción.

La bienvenida a la actividad estuvo a cargo del jefe de Carrera de Ingeniería Comercial, Álvaro Acuña, quien afirmó quesólo con conocernos y reconocernos diferentes, aceptar la diversidad y desde ahí construir comunidad las personas podemos desde nuestras empresas u organizaciones respetar los derechos humanos, aportar a la responsabilidad social y tener una buena convivencia”.

En la ocasión, el encargado regional de educación, promoción y estudios del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Harún Oda, abordó el tema Empresa y derechos humanos manifestando que éstos son transversales, universales, de presente y de futuro. “Cuando hablamos del derecho al agua, a vivir en un ambiente libre de contaminación, de nuestras pensiones, de seguridad pública, de acceso a la justicia, de personas migrantes, etc, estamos hablando de derechos humanos que no son sólo un marco jurídico sino también ético, que define la forma en que los seres humanos vamos a convivir como acuerdo universal, es un horizonte utópico de cómo queremos avanzar como sociedad. La idea principal de los derechos humanos es que todos somos iguales en dignidad y derechos”.

Asimismo, explicó que todas las personas son sujeto de derechos, sin embargo, son sujetos de obligaciones los estados y todos sus agentes y agencias, también las empresas y la sociedad civil, quienes deben respetar, garantizar, proteger y promover los derechos humanos. “Las empresas tienen la obligación de respetar los derechos humanos, lo que implica para el Estado un rol garante. Cada día más nos encontramos con que las situaciones de vulneración de derechos humanos que denuncia la ciudadanía, las que están vinculadas con el actuar de privados, por ejemplo, los conflictos socioambientales que hay en los territorios, por lo tanto, la relación entre empresa y derechos humanos es evidente”, sostuvo.

Expresó que desde el año 2011 el Consejo de Derechos Humanos hace suyo los principios rectores sobre empresa y derechos humanos, a través de la resolución 174, puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para proteger, respetar y remediar, tres pilares que estructuran la relación que deberían tener las empresas en el respeto de los derechos humanos, lo cual no excluye los avances legales internacionales que se puedan ir alcanzando o las mejoras que se puedan ir teniendo a nivel local, indicó.

“Las empresas debe actuar con la debida diligencia para evitar los impactos socioambientales, que su accionar pudiera generar y hacer frente a las consecuencia negativas cuando, pese a este accionar, se han generado efectos en las personas, en las comunidades, en el medioambiente que pudiesen ser de carácter judicial o no. Se invita a las empresas a generar mecanismos no judiciales de construcción de acuerdos para la reparación de las afectaciones de derechos humanos”, aseveró.

En la oportunidad también expuso el jefe del Departamento de Planificación y Programas de la Gobernación Provincial de Concepción, Luis Aguayo, quien dio a conocer los ámbitos de trabajo como la planificación estratégica para garantizar los derechos humanos, lo que considera la coordinación de los servicios públicos e implementar la acción programática del gobierno en el territorio en temas como seguridad pública, protección civil y desarrollo económico productivo de la provincia. “La responsabilidad social es un trabajo conjunto entre los sectores público y privado para ver que quieren en el territorio, siendo clave la construcción de una visión compartida con los distintos organismos públicos para seguir un camino común”, expresó.

El jefe de Gestión de Comunidades de la CMPC, Felipe Alveal, se refirió a la Responsabilidad social empresarial y derechos humanos subrayando que “los valores corporativos son el respeto por las personas, el cumplimiento por las normas legales, el cuidado del medioambiente, la lealtad al competir y consideración por las necesidades de los vecinos. Esto se transforma en gestión y es evaluado en nuestros objetivos anuales”.

La organización del seminario estuvo liderado por la académica de la Escuela de Ingeniería Comercial, Karina Krausse, quien señaló que la actividad permitió que los distintos actores dialogaran sobre los derechos humanos en las empresas y conocieran sus implicancias más allá del ámbito político, dijo.

También destacó que la Universidad del Bío-Bío es pionera en el país al incorporar en la malla curricular de sus carreras la asignatura integral de derechos humanos, prueba de la responsabilidad social que tiene como institución estatal y pública.

 




Escuela de Ingeniería Civil entregó diplomas de título a 62 egresados

Durante una emotiva ceremonia realizada en el Aula Magna de la sede Concepción, la Escuela de Ingeniería Civil entregó sus diplomas de título a 62 egresados de la carrera, los que fueron acompañados por autoridades universitarias, académicos, funcionarios, estudiantes, familiares y amigos. La actividad estuvo encabezada por el rector Héctor Gaete Feres. 

El director de la Escuela de Ingeniería Civil, Álvaro Suazo, felicitó a los egresados y les recordó que como ingenieros civiles deberán “liderar equipos de trabajo y actividades de diverso orden, lo que requiere identificar y satisfacer necesidades tanto de las personas con las que trabajen como de los beneficiarios de las obras que diseñen o construyan. Su responsabilidad es hacerlo lo mejor posible de tal forma que exista consecuencia entre sus acciones y sus intenciones”.

Luego de la entrega de diplomas de títulos a los 62 egresados, se distinguió a los estudiantes que destacaron por su desempeño académico o desarrollo personal durante sus años en la nuestra Universidad.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Ariel Cartes, quien aprobó todas las asignaturas en primera oportunidad, obteniendo el promedio ponderado final más alto de su promoción, finalizó la carrera en los años estipulados en la malla curricular.

El Premio Facultad de Ingeniería se otorgó a Javiera Quilodrán, por su participación en actividades extraprogramáticas desarrolladas por la Universidad, su alto sentido valórico y su compromiso hacia sus compañeros, docentes y la comunidad universitaria.

El Premio Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental fue para en Francisco Roa, a quien sus profesores califican como una persona responsable, comprometida y que permanentemente entregó lo mejor de sí para lograr salir adelante.

El Premio Desarrollo Estudiantil lo obtuvo Carlos Alcántara, quien fue integrante del Centro de Estudiantes de su carrera y vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la UBB, en el año 2013. También fue responsable de proyectos Fade, iniciativas ejecutadas con un trabajo territorial importante con los vecinos de la comunidad.

Igualmente, fueron reconocidos los alumnos de la promoción que tuvieron una destacada participación en proyectos de investigación y en sus trabajos de proyecto de título, Nataly Bastías, Carlos Carrillo, Ariel Cartes, Gonzalo Garcés y Alan Jara.

El Premio Mejor Compañero (a) fue para Javiera Quilodrán, quien fue reconocida por sus pares por sus actitudes de bondad, respeto y confianza para con los otros miembros de la comunidad de estudiantes de Ingeniería Civil.

En representación de los titulados, María Francisca Herrera manifestó a sus compañeros “en estos momentos comienza un capítulo nuevo en nuestras vidas, donde no debemos olvidar que nuestros conocimientos son nuestras armas para luchar por una sociedad más justa y equitativa. A partir de hoy no seremos los mismos ante el mundo, nos vamos de aquí con el compromiso de servir a nuestro alrededor, asumimos conscientemente que tenemos en nuestras manos la vida, los sueños y las esperanzas de familias enteras, que ven en la Ingeniería Civil un medio para acercarse a una vida más plena y feliz”.




UBB fue anfitriona de Capic 2017

En la Universidad del Bío-Bío tuvo lugar la vigésima octava versión de la Conferencia Académica Permanente de Investigación Contable (Capic), que abordó el tema “La ética como pilar de la formación contable”, del 19 al 21 de octubre.

La actividad fue organizada por el comité de la Capic y de la Facultad de Ciencias Empresariales (Face) de nuestra Universidad. El encuentro reunió a académicos, investigadores y estudiantes de las universidades chilenas y extranjeras, así como autoridades regionales e institucionales que participaron en la ceremonia inaugural, exposiciones, talleres y plenario para analizar los avances y desafíos en el área.

La ceremonia inaugural contó con el saludo del decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, a través de un mensaje audiovisual. Posteriormente, el secretario académico de la Face, Manuel Crisosto, destacó la relevancia de la actividad y el interés que genera en otros países, lo que se reflejó con la participación de Perú, Colombia y Argentina. Subrayó que la UBB fue por segunda vez anfitriona de la Capic, lo que “habla de la permanente preocupación de la Facultad y de la Universidad del Bío-Bío por generar y apoyar espacios de intercambio de conocimiento que enriquezca a la comunidad académica, a nuestros estudiantes y a la sociedad”, aseveró.

Por su parte, el presidente del directorio de la Conferencia Académica Permanente de Investigación Contable, German Pinto Perry, señaló que la ética es el parámetro para evaluar las costumbres y tiene un papel fundamental que jugar en el ejercicio profesional y académico de los cultores de la disciplina contable. Es por ello que la Capic está preocupada del tema ético y esperamos que los frutos de estas preocupación sean aquilatados por la sociedad, pues Capic así como la contabilidad como ciencia social están llamadas a dar respuestas a la sociedad. Ese es el gran desafío que nos convoca”.

Durante la jornada inaugural se entregó el Premio Ruth Marambio Casanova, el que recayó en el académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, David Cademartori, quien agradeció al directorio de la Capic por el reconocimiento y señaló que recibió el premio en nombre de la Escuela de Comercio de su Universidad, la más antigua de Chile, con casi 90 años en la formación de profesionales contadores. Dedicó el premio a sus colegas, estudiantes y profesores que lo ayudaron a crecer académicamente.

La clase magistral abordó el tema ”La Importancia de la industria de la conducta ética en el desempeño profesional”, a cargo del director ejecutivo del Consejo Regional de Contabilidad del Estado de Sao Paulo, Brasil, Claudio Bifi.

Un balance positivo de la Capic 2017 realizó el director del Comité Organizador y director de Escuela de Ingeniería Comercial, Cristián Muñoz, quien afirmó estar satisfecho con el desarrollo del congreso contable, lo que ratifica la confianza que tiene esta organización en nuestra Institución. “Esto fue corroborado con un hecho inédito, pues por primera vez tenemos a dos miembros de nuestra Facultad formando parte de los órganos directivos: la directora del Departamento de Gestión Empresarial, Paz Arias, como miembro del Directorio; y el director de Finanzas y Administración, Fernando Morales, como miembro del Comité Técnico. Es un reconocimiento a las capacidades de nuestros académicos”.

Igualmente, Cristián Muñoz destacó la calidad de los trabajos presentados, donde los ganadores en las categorías Investigación y Ensayo fueron investigadores provenientes de Argentina y Colombia, respectivamente.

Respecto al tema en el que se centró el análisis de esta versión, enfatizó que “en la academia nos estamos preocupando de cómo podemos mejorar los estándares técnicos, pero adicionalmente avanzamos en cómo convertimos la ética en una acción normal, tanto del aula como de la vida de los profesionales, lo que significa que nos estamos preocupando de la parte más débil en la formación en general y ese es el principal avance, porque en temas técnicos hace bastante tiempo la profesión se ha internacionalizado, lo que ha hecho que con las normas que se ejecutan sean de carácter global, pero en la ética hay cosas por hacer”, concluyó.