Activa participación de vecinos de Valle Nonguén marca cierre del Taller de Barrios UBB

Con la presentación de 90 proyectos realizados por los estudiantes de la carrera de Arquitectura de nuestra Universidad se llevó a cabo el cierre del segundo año del Taller de Barrios que la Escuela de Arquitectura realiza con la comunidad del Valle Nonguén, en el marco del Proyecto de Adaptación al cambio climático en asentamientos informales: análisis y fortalecimiento de iniciativas locales en Latinoamérica y el Caribe (Adapto), financiado por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo de Canadá (IDRC) y coordinado por la Universidad de Montreal, de ese país.

El proyecto tiene como objetivo estudiar sectores vulnerables a desastres naturales e incentivar la participación ciudadana con actividades didácticas proyectuales de estudiantes de Arquitectura y Trabajo Social de distintos niveles.

Ante representantes de la municipalidad, dirigentes vecinales del Valle Nonguén y académicos y estudiantes de ambas carreras, el coordinador del proyecto Adapto-Chile, Hernán Ascui, dio a conocer el trabajo realizado para y con la comunidad del sector, destacando los lazos de colaboración y amistad con las personas y la organización social de quienes integran el territorio.

La actividad consideró la presentación del arquitecto Ignacio Bisbal, quien entregó una visión del trabajo realizado en la Universidad y cómo éste se ha aproximado al barrio, enfatizando en la metodología y objetivos del mismo.

La presidenta del Comité de Adelanto La Araucana de Valle Nonguén, Leslie Constanzo, afirmó que se ha consolidado la alianza entre universidad, comunidad y gobierno y manifestó que “ha sido una experiencia increíble que calificaría con nota máxima, porque desde el primer día hemos sentido la cercanía, el compromiso y motivación de estudiantes y académicos de ambas carreras. Esto nos ha ayudado a fortalecernos como comunidad y sentirnos partícipes de los avances que hemos tenido. Las presentaciones de los proyectos de los alumnos dan cuenta de ello, de un trabajo pensado en las personas y en la comunidad, como un todo que debe integrarse a lo que queremos como territorio”.

Para el académico Claudio Araneda, el Taller de Barrios es una iniciativa pionera en Chile que marca un antes y un después de la Escuela de Arquitectura de la UBB, donde destaca la alianza tripartita que es su fundamento. “Para mi tiene una trascendencia impresionante, pues con esto estamos contribuyendo a actualizar la formación recuperando esa dimensión práctica que nunca debe perderse, lo que fue valorado por la Universidad de Montreal que conoció el trabajo que veníamos desarrollando con el Taller de Barrios”.

Al dirigirse a los vecinos aseveró: “Hemos ido conociendo el Valle Nonguén, detectando sus fortalezas y debilidades. Una de las grandes fortalezas ha sido la tremenda organización social de ustedes que desde nuestra percepción es muy impactante constatarla. Sin embargo, también hemos observado una ausencia del espacio público, desde mi perspectiva falta una plaza del barrio, pero tal vez lo que más impacta es el abandono del estero que es el alma del Valle, por eso hay que continuar trabajando en conjunto para revertir esas cosas”.

Así también lo consignó la jefa de carrera de Trabajo Social, Soledad Reyes, quien manifestó que es la primera vez que se realiza un trabajo interdisciplinario como este. “Eso tiene un valor enorme, porque en el mundo laboral estas disciplinas se juntan, pero en el pregrado eso no se intenciona. La perspectiva social permite considerar aspectos relevantes para un acercamiento efectivo e integración de la comunidad”.

La académica destacó el aporte y aprendizaje que han tenido los estudiantes de las asignaturas de Políticas Públicas, de segundo año; e Intervención Territorial, de tercer año, a través del levantamiento de información y acercamiento al territorio. Para los académicos de la carrera, agregó, “ha sido una experiencia espectacular donde hemos visto los trabajos que han presentado los estudiantes de ambas carreras, luego de participar proactivamente, comprometidos, adquiriendo vocabulario de la otra carrera, por ejemplo, entonces es una experiencia de aprendizaje muy positiva para todos”.




Comunidad local vibró con Jornadas Artísticas de Verano organizadas por Extensión UBB

Con un marco de público que superó las 650 personas finalizaron las VIII Jornadas Artísticas de Verano, organizadas por la Dirección de Extensión de la Universidad del Bío-Bío, del 16 al 25 de enero.

La comunidad pudo disfrutar de la Gala Folclórica a cargo del Conjunto de Cantos y Danzas Tradicionales de la UBB; del Recital de piano que brindaron los estudiantes del Conservatorio de Música Laurencia Contreras, en el Colegio Médico; la Gala Coral en la que el Coro de Cámara Laurencia Contreras interpretó Romancero Gitano y canciones populares latinoamericanas, en la Biblioteca Hilario Hernández; y el Recital de Trombón que realizó el Ensamble de Trombones del Conservatorio, en el Paraninfo.

Para el encargado de Grupos artísticos de la UBB, Héctor Campos, los artistas y agrupaciones participante en estas actividades de verano demostraron su solvencia en el escenario donde presentaron una selección de lo más destacado.

Asimismo, agradeció el interés de los vecinos por asistir a las Jornadas. “En cada presentación vimos vecinos de la Universidad, de la intercomuna, funcionarios y muchos jóvenes. Creemos que todos se fueron muy satisfechos con el programa en que fueron parte”.

Por su parte, el director del Conservatorio de Música Laurencia Contreras, Igor Concha, valoró el compromiso de los artistas y enfatizó que “pianistas, coristas y trombonistas demostraron que el nivel de sus intervenciones estuvo a la altura de un trabajo serio y entusiasta, muestra de ello fue la respuesta del público que los obligó a salir al escenario más veces de lo programado”.

Destacó que las Jornadas contaron con nuevas intervenciones que confirma el variado trabajo artístico del Conservatorio. “Contamos con una emotiva participación de los pianistas, alumnos de la profesora Giselle Mainet. También con la iniciativa del profesor Eduardo Espinoza con el Ensamble de trombones, quien preparó con sus alumnos el concierto de cierre”.

 




Exitosa Jornada de Construcción Impresa 3D en la UBB

En el marco de la primera Jornada de Construcción Impresa en 3D organizado por la Universidad del Bío-Bío, se presentaron José Guillermo Muñoz y Joaquín Martín Rodríguez, ambos, creadores de la empresa Be More 3D de Valencia, España, quienes se han destacado por haber levantado la primera vivienda impresa de Hispanoamérica. Esta actividad se llevó a cabo este jueves 24 de enero en las dependencias de la UBB, sede Concepción.

Por Dagoberto Pérez

José Guillermo Muñoz y Joaquín Martín Rodríguez, cuentan que la creación de su empresa Be More 3D, no fue fácil, nacieron alrededor del año 2014, en plena crisis financiera en España, mientras estudiaban en la Universidad Politécnica de Valencia. Junto a dos socios más, cuatro en total, y con un capital de 2000 euros (500 cada uno). Lo primero que hicieron fue comprar una pequeña impresora 3D de plástico, la que les permitió comenzar a hacer prototipos para ingenieros, maquetas para arquitectos, objetos como llaveros y productos de merchandising, como una forma de ganarse la vida, indican.

Luego de un año y medio de estar acogido en la Universidad Politécnica de Valencia pudieron contar con apoyo de profesores e infraestructura adecuada más una adjudicación de un concurso para apoyo de emprendimiento por 20.000 euros lo que permitió la puesta en marcha de la maquinaria y las pruebas de factibilidad y comercialización. Así lograron patentar su modelo de máquina de impresión 3D, con la que pudieron construir la primera casa en impresión 3D en España.

“Si no hubiésemos contado con el apoyo que nos entregó la Universidad difícilmente podríamos haber logrado lo que hemos alcanzado”, afirma José Guillermo Muñoz.

Por su parte, Joaquín Martín Rodríguez, encargado de la electrónica y la programación en su empresa, explica que la maquinaria con la que están trabajando consiste en una manga pastelera gigante que imprime hormigón diseñado y seleccionada en el computador. En tan solo 15 horas lograron construir una vivienda, significando un hito relevante para ellos como responsables de esta iniciativa y un beneficio para los usuarios, quienes se verán favorecidos con la versatilidad en el diseño.

Desde la academia, el Dr. Rodrigo García, Investigador UBB e integrante del proyecto Nodo Sur de CIPYCS, y uno de los impulsores de la visita de los españoles a Chile para conocer esta relevante experiencia en construcción en 3D, subrayó la trascendencia de este encuentro.

Adicionalmente, la Jornada de Construcción Impresa 3D contó con la participación del Dr. Ariel Bobadilla, Director de CITEC UBB, y director del Nodo Sur del proyecto Centro Interdisciplinario para la Productividad y Construcción Sustentable (CIPYCS), con apoyo de universidades y Corfo; y la participación de los investigadores Dra. Claudia Muñoz y Dr. Rodrigo García; quienes presentaron desarrollos arquitectónicos y pruebas experimentales en impresión 3D realizadas en la Universidad en conjunto con las empresas Cementos Bío-Bío, Ready Mix y Sika Chile, en las que lograron junto a sus alumnos construir el primer muro de impresión 3D del país.

Ver nota completa: www.vrip.ubiobio.cl




Web of Science visualiza a revista Urbano como publicación de interés internacional

La revista Urbano que edita el Departamento de Planificación y Diseño Urbano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra Universidad fue recientemente incorporada al índice Emerging Sources Citation Index de la Web of Science. La publicación fue evaluada por Clarivate Analytics para considerar su posterior indexación en el Social Sciencie Citation Index.

La directora del equipo editorial, Ana Zazo, explicó que el acceso a este índice “supone un gran reconocimiento de la revista en el ámbito internacional e implica la verificación del cumplimiento de determinados estándares de calidad académicos y formales, pero sobre todo significa que Clarivate Analytics visualiza a Urbano como una revista de interés en el ámbito del urbanismo con proyección internacional”.

Desde el año 2017 la revista ha ido consolidando el trabajo comenzado por el anterior equipo editorial, ampliando la visibilización internacional a escala latinoamericana e internacional y potenciando la paridad de género en el equipo científico de la revista.

El equipo de trabajo está compuesto por la productora editorial, Jocelyn Vidal; la desarrolladora informática, Karina Leiva; la correctora de estilo, Olga Ostria; y el director de arte, Ignacio Sáez.

Cabe destacar que revista Urbano publica semestralmente resultados de investigación en formato de artículo científico. Durante el año 2017 se recibieron 70 manuscritos de 11 países, su panel de evaluadores expertos está compuesto por un equipo de casi 90 personas y en ese periodo se publicaron un 30% de los artículos recibidos. Actualmente, la revista se prepara para afrontar nuevos retos y postular a otras reconocidas indexaciones internacionales.

Revista Urbano

Urbano comenzó su camino en 1994 como el Boletín Urbano dirigido por el arquitecto Roberto Lira. En su momento, surgió como un instrumento de vinculación de la universidad con el medio, principalmente con instituciones nacionales, regionales y municipalidades vinculadas con el área del urbanismo. En 1997 se transforma en revista y se incorpora al equipo como editor el académico Alfredo Palacios. Este nuevo formato la reorientó hacia un ámbito más académico, posicionándola como revista de corriente principal tanto en el ámbito nacional como latinoamericano.

A partir de 2014, el Departamento de Planificación y Diseño Urbano decidió darle una imagen renovada y puso en manos del equipo dirigido por Ignacio Bisbal este proyecto. El trabajo significó la adaptación formal a los estándares de indexación latinoamericana e internacional, la renovación de formato de la revista, su inclusión en un sistema de Open Journal System y el comienzo de una nueva época en la que afrontar muchos nuevos retos formando ya parte de la Red de Revistas de Arquitectura (ARLA).

 

 

 

 




Premian investigación de académica UBB en conferencia internacional realizada en Inglaterra

El Premio al Mejor Paper con su trabajo Un enfoque exploratorio de la transformación del espacio urbano de los migrantes latinoamericanos de la ciudad de Antofagasta, Chile, obtuvo la académica y alumna del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo de la Universidad del Bío-Bío, Carolina Arriagada Sikinger, tras participar como expositora en la Conferencia Internacional de Migración, Desarrollo y Seguridad Humana, organizada por la Academia Mundial de Ciencias, Ingeniería y Tecnología (WASET, en su sigla en inglés), el 21 y 22 de enero, en  Wembley, Londres, Inglaterra.

El trabajo, realizado en conjunto con la geógrafa de la Universidad de Chile, Dra. Yasna Contreras, fue seleccionado entre varias decenas de estudios presentados. La Dra © Carolina Arriagada explicó que este reconocimiento significa “colocar en conocimiento de la comunidad científica internacional el estudio que estoy realizando como doctorante en la ciudad de Antofagasta, en relación a la migración, y que pone en reflexión y discusión el derecho a la ciudad, como valor fundamental que toda sociedad democrática debe velar esté incorporado como política pública urbana, amparada en la Constitución”.

La arquitecta informó que el artículo aborda como el migrante trasforma y se apropia del espacio urbano en la ciudad de Antofagasta, en un anhelo de ser incorporado en esta sociedad que lo discrimina y segrega, para lo cual va generando estrategias socio-espaciales.

Entre los principales hallazgos presentados en la investigación, aseveró, se constata “la reproducción de abusivas prácticas desarrolladas en las ciudades minero extractivas, develadas en el valor del suelo, tipo de subarriendo y negociación chileno migrante, que han fortalecido procesos de tugurización y precarización residencial, expulsando a los migrantes a vivir en las zonas marginales de la ciudad, convirtiéndose estos espacios, los marginales, en la cuna de una vida mejor”.

 




Escuela de Diseño Industrial finalizó con éxito primer Taller Rural en Parral

Una emotiva ceremonia de clausura del Taller Rural 2018 realizó la Escuela de Diseño Industrial y la Unidad de Fomento Productivo de la Municipalidad de Parral, el jueves 17 de enero, en el Teatro Municipal de la comuna, oportunidad en que 35 estudiantes hicieron entrega oficial de los trabajos que llevaron a cabo con siete artesanos.

La actividad contó con la presencia de la alcaldesa de Parral, Paula Retamal; del decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles; autoridades comunales, estudiantes y académicos de nuestra Universidad y contempló la exposición de los siete proyectos a través de láminas, videos promocionales de cada propuesta y la fabricación de pequeñas series objetuales, con la intervención oral del equipo docente explicando los alcances de cada proyecto a los asistentes.

Durante 11 días los estudiantes de la UBB  tuvieron que aprender un oficio y presentar un proyecto que aportara al trabajo de los artesanos mediante un nuevo producto, guiados por los profesores Paola Silvestre, Gino Ormeño e Izaúl Parra. El proceso del Taller Rural permitió que los jóvenes intercambiaran saberes con los artesanos de Parral y que desarrollan diversos oficios propios del territorio como talabartería, tejido en lana, orfebrería, tallado en piedras, artesanía en madera y metales.

En representación de los académicos de la Escuela de Diseño Industrial, Izaúl Parra, expresó que el Taller Rural se ha realizado en 23 oportunidades en comunas del norte, centro y sur de nuestro país. “El Taller Rural hace un rescate de la identidad territorial de cada localidad intervenida, siendo la primera vez que se desarrolla en Parral, lo que es muy valioso y significativo, por la vinculación territorial pero también profesional, con un fuerte componente emotivo que se genera como parte de la experiencia y que es muy valioso para la formación valórica de nuestros estudiantes”, indicó.

La alcaldesa de Parral, Paula Retamal, señaló que esta es una oportunidad para concretar el trabajo en conjunto que le hace bien a los jóvenes y a los artesanos. “El trabajo fue muy riguroso, nuestros artesanos son exigentes pero lo principal es que la Universidad del Bío-Bío se haya preocupado de Parral, de nuestros artesanos y el producto es el resultado de un trabajo que refleja el compromiso que tiene la Universidad con el área social, donde se vinculan con la vida de las personas y eso para nosotros es relevante, la calidad de ser humano que ustedes están formando es enorme, los felicito”.

La diseñadora gráfica y artesana, Lorena Falcone, destacó la buena convivencia, el respeto e interés mostrado por los estudiantes.  “Nosotros exigimos con altura de miras para dejar bien puesto el nombre de Parral, de sus artesanos. Tuvimos la oportunidad de conocernos como personas, lo que fue gratificante porque son futuros profesionales y los artesanos de Parral fuimos parte de su formación”.

La alumna de segundo año de Diseño Industrial, María José Díaz, afirmó que el Taller Rural significó un “largo proceso en que aprendimos distintas técnicas y oficios que son trascendentales para el patrimonio cultural y para nosotros. Agradezco la confianza depositada en nosotros y en nuestras ideas que hoy materializamos, estoy muy agradecida y orgullosa de lo que hemos logrado juntos, siento que esto nos llena de energía”.

 

 




Universidades regionales analizaron rol y desafíos en vinculación con el medio


El desafío de continuar trabajando colaborativamente e incrementar espacios y acciones orientadas a la vinculación con el medio manifestaron representantes de las universidades y de los sectores público y privado tras participar en el seminario-taller Una mirada integral de la vinculación con el medio desde la perspectiva de las universidades regionales, organizado por la Agrupación de Universidades Regionales (Aur) y la Universidad del Bío-Bío.

La actividad, que tuvo lugar el viernes 18 de enero, en el Aula Magna de la sede Concepción de la UBB, fue inaugurada por el rector de esa casa de estudios, Mauricio Cataldo, quien expresó que es necesaria una efectiva descentralización en el país y sostuvo que la “tarea principal como universidades es preparar a los mejores profesionales, porque a través de ellos nosotros generamos el bienestar que requiere nuestras regiones y el país”.

Similar opinión tuvo el vicepresidente de la Aur y rector de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Christian Schmitz, al manifestar que la organización reúne a 22 casas de estudios, concitando el interés regional y descentralizador de Chile. “Nosotros estamos generando una conciencia en la región que la vinculación es relevante para que se genere un vínculo estable de beneficio mutuo y bidireccional entre las comunidades y las universidades”.

El seminario taller contó con las exposiciones del presidente nacional de la Fundación Chile Descentralizado, Heinrich von Baer; el exintendente del Biobío y gerente de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad en Buses Hualpén, Rodrigo Díaz; y el editor general de Diario Concepción, Francisco Bañados.

Asimismo, se dieron a conocer las experiencias en vinculación con el medio de las universidades Arturo Prat, de Antofagasta, de La Serena, de Playa Ancha, de Valparaíso, de O´Higgins, Metropolitana de Ciencias de la Educación, Católica del Maule, Técnica Federico Santa María, de Concepción, Católica de la Santísima Concepción, Católica de Temuco, Austral de Chile y de Los Lagos.

En representación de la Universidad de Concepción, la directora de Vinculación Social, María Inés Picazo, aseveró que el desarrollo de las regiones se basa en la articulación del capital humano, del conocimiento, de las capacidades tecnológicas de las universidades y su vinculación con los sectores público y privado, generando sinergias e instrumentos concretos que permitan fortalecer el trabajo conjunto. Para ello, dijo, es necesario un mapa de ruta común, poder empezar a implementar acciones que contribuyan al desarrollo humano, económico, productivo, de la ciencia y la tecnología y de la innovación en nuestra región.

Para el director general de Relaciones Institucionales de la Universidad del Bío-Bío, Eric Forcael, el trabajo mancomunado en áreas como docencia, investigación y posgrado debe extenderse a una efectiva vinculación con el medio, donde exista la capacidad de comunicarse con el entorno. “Hacemos grandes cosas con mirada de mediano o largo plazo pensando la ciudad, la región, el país y el mundo que queremos, en eso están los investigadores, nuestra universidad, pero nos quedamos cortos en comunicar eso. Las buenas instituciones son las que saben comunicar lo que saben, ese es el desafío”, afirmó.




Especialista colombiana valoró organización social para enfrentar desastres naturales

Reuniones con dirigentes sociales e investigadores sostuvo la coordinadora social de la Corporación Antioquia Presente, de Medellín, Colombia, Elsa Monsalve, quien visitó la Universidad del Bío-Bío, con el fin compartir herramientas de gestión social orientadas a restablecer las condiciones de vida de poblaciones afectadas por el cambio climático y desastres naturales e interiorizarse sobre de la realidad local de las comunidades en esta materia.

La actividad se enmarcó en el proyecto de Adaptación al cambio climático en asentamientos informales: análisis y fortalecimiento de iniciativas locales en Latinoamérica y el Caribe (Adapto), financiado por el IDRC de Canadá; además de ser una de las iniciativas que impulsa el Laboratorio de Gobierno Local de la región del Biobío (Lab UBB).

El coordinador del proyecto Adapto-Chile, Hernán Ascui, afirmó que la organización “realiza un trabajo en la construcción en conjunto con las personas de un camino hacia la rehabilitación de la comunidad, por eso es relevante transferir este conocimiento adquirido por la ONG a los habitantes de Nonguén que han vivido inundaciones, por ejemplo.  Asimismo, valoró el aporte de  Antioquia Presente  a la investigación del proyecto, “con su experiencia en la realidad directa, con el trabajo que han desarrollado para recomponer los liderazgos y la forma de organizarse”.

Durante su conferencia “El caso Salgar: una experiencia de resiliencia ante desastres naturales”, Elsa Monsalve dio a conocer la realidad de esa localidad colombiana donde la lluvia intensa tuvo como consecuencia 450 familias afectadas, 93 personas fallecidas y 11 desaparecidas, en una de las tragedias más recordadas de 2015 y donde la ONG Antioquia Presente tuvo una gran labor en la reconstrucción y el fortalecimiento de las comunidades, articulándose con el Estado.

Tanto en éste como en todos los casos, aseveró, es fundamental entender al ser humano en su visión biopsicosocial, es decir, tener un acompañamiento psicológico, social y promover la convivencia para contribuir a su bienestar emocional y así facilitar la adaptación a su nueva realidad socio familiar.

Estos aspectos fueron destacados por la profesional durante las visitas en terreno que realizó con los académicos de las carreras de Arquitectura y Trabajo Social de nuestra Universidad a Valle Nonguén y Tomé, donde compartió con dirigentes y líderes locales.

Tras diversas reuniones, Elsa Monsalve agradeció la invitación de la Universidad del Bío-Bío que le permitió compartir algunas herramientas de gestión social para capacitar de alguna manera a los líderes locales. “El conocimiento no está en nosotros, está en ellos que viven en el territorio, lo conocen y tienen identificadas las dificultades y las respuestas”.

Agregó que la capacitación es clave como parte del proceso. “Es importante que estas personas se capaciten, se empoderen, se movilicen como organizaciones sociales o vecinales para sacar adelante sus comunidades”.

Asimismo, durante su estada enfatizó que es necesario innovar, pero “la gente se imagina que es inventar cosas que no existen en el mundo y si tenemos esa concepción, esa mirada, entonces nadie se va a atrever, pero hay pequeñas iniciativas locales de las mismas comunidades que pueden apuntar a reducir los riesgos, a minimizar los impactos, a mejorar la convivencia. Son pequeñas iniciativas locales que faltan que sean apoyadas, escuchadas, comprendidas. La innovación está en escuchar a la comunidad que vive, siente, habita, se relaciona y ha creado una relación con ese territorio. En la medida que a los dirigentes los fortalezcamos, los capacitemos, los empoderemos vamos a tener con certeza unas comunidades con mayor capacidad de resiliencia y afrontamiento de las situaciones adversas”, concluyó.




Simposio chileno-japonés abordó arquitectura sustentable y resiliente frente a desastres naturales


Arquitectura sustentable y resiliente frente a desastres naturales fue el tema central del Simposio chileno-japonés que dio a conocer la colaboración mutua entre ambos países y contó con las exposiciones de expertos provenientes de Australia, España, Bélgica, Chile y Japón.

La actividad científica consideró visitas a las comunas de Talcahuano, Tomé, Dichato y Lota, además de conferencias que abordaron el tema en cinco ejes temáticos: eficiencia energética, patrimonio, innovación y nuevas tecnologías, política pública, terremoto y resiliencia.

El coordinador del Simposio y académico del Departamento de Ciencias de la Construcción de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño (Farcodi) de la UBB, Jesús Pulido, destacó el trabajo en equipo realizado por las autoridades e investigadores de la Universidad que fue reconocido por la Fundación Japón, al seleccionar la iniciativa chilena y financiarla. Asimismo, manifestó estar contento por el gran nivel de las ponencias y la participación de asistentes.  “Estamos muy contentos por compartir experiencias con expertos internacionales en estos temas para contribuir a la arquitectura sustentable y resiliente y así mejorar la vida de las personas ante desastres naturales similares que enfrentan países como Japón y Chile”, expresó.

El decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles, enfatizó que la importancia de la actividad es que “viene a refrendar el desarrollo sistemático que la Facultad y la Universidad ha venido sosteniendo durante los últimos 25 años, con la creación de un programa de Hábitat Sustentable y la participación directa en todo lo que fueron los programas de reconstrucción del borde costero, luego de los efectos del desastre del 27F”.

“Las edificaciones sustentables son aquellas que entregan un buen nivel de habitabilidad y confort para los ocupantes, que tienen un buen estándar y un mínimo de impacto sobre el medioambiente y en eso las realidades de estos dos países son distintas, por temas de niveles socioecómicos y recursos”, explicó la arquitecta y académica del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura de la UBB, Maureen Trebilcock.

La especialista precisó que en Chile tenemos “una pobreza energética y de calidad del ambiente interior que es bastante más bajo, entonces para nosotros es muy fuerte el desafío de focalizarnos más en el ocupante, en su calidad de vida y en mejorar esas condiciones, que, en países más desarrollados como Japón o Bélgica, por ejemplo, es tema resuelto. Ellos están abocados a disminuir los consumos y el uso de energías renovables, nosotros todavía tenemos una agenda importante para mejorar la calidad de vida”, sostuvo.

Así también lo destacó el académico del Departamento de Diseño de la Arquitectura de la Universidad de la Prefectura de Shiga, en Japón, Naoshi Kaneko, al señalar que ambos países “tienen muchos desastres naturales, pero un paisaje natural precioso. El objetivo es comprender cómo la naturaleza puede ser bella y a la vez peligrosa”.

Durante su exposición, explicó la importancia del diseño arquitectónico pasivo a través del uso del medioambiente. “Tanto Chile como Japón deberían realizar este tipo de diseño, porque el medioambiente es un patrimonio que hay que conservar, entonces para comprender y usar bien ese diseño medioambiental hay que ver cómo diseñar con el clima y con el medioambiente”.

Los expertos japoneses realizaron una visita protocolar a Rectoría, donde se reunieron con el director de Relaciones institucionales, Eric Forcael y el decano de la Farcodi, Roberto Burdiles.




UBB y Cuech realizaron taller de formación de cineclub regional

Acercar el cine a la ciudadanía formando a públicos activos, participativos y críticos fue el objetivo del Taller de Formación de Cineclub que llevó a cabo la Red de Artes, Culturas y Patrimonio del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) con la colaboración de la Dirección de Extensión de la Universidad del Bío-Bío, en el Paraninfo de la sede Concepción.

La iniciativa buscó incentivar la generación de un Cineclub abierto a la comunidad, para promover la reflexión en torno al cine y poner en valor el patrimonio cultural audiovisual público mediante el trabajo de las universidades estatales.

Para ello se desarrollaron talleres sobre implementación, aplicaciones metodológicas y alcances pedagógicos del Cineclub, además de la exhibición del documental “Pipeño: Una historia que porfía” y el conversatorio sobre “Proyección del Cineclub en la universidad estatal”, con un panel integrado por el director de la Cineteca de la Universidad de Chile, Luis Horta; el coordinador de Creación Artística de la Universidad de Chile, Guillermo Jarpa; el cineasta Ricardo Monserrat; el director del Festival de Cine Frontera-Sur, Cristian Saldía; y el periodista de Extensión UBB, Miguel Lagos.

El director de la Cineteca de la Universidad de Chile, Luis Horta, afirmó que “en regiones hay una deficiencia muy fuerte en el acceso a un cine que no está en las pantallas, por eso es necesario abrir estos espacios con fines educativos. Las universidades del Estado tenemos como misión establecer esta red para que los contenidos de calidad salgan de las universidades como históricamente ha sido en nuestro país”.

El cineclubismo, aseveró, abre las posibilidades del cine para generar sujetos críticos frente a sus propias realidades. “Es un espacio abierto a la comunidad, muchas veces gratuito, pero también entregando contenido al que en otras partes es muy difícil acceder y también desde la perspectiva de lo colectivo”.

El coordinador de Creación Artística de la Universidad de Chile, Guillermo Jarpa, expresó que realizar este tipo de talleres es relevante pues “se entregan algunas claves teóricas y metodológicas para generar, incentivar y fortalecer posibles cineclubes en formación desde el amparo de la Universidad del Bío-Bío, pero también para promover la idea desde la Universidad hacia afuera”.

Por su parte, el director de Extensión de la UBB, Leonardo Seguel, manifestó que “la actividad fue trascendental para la conformación de un cineclub universitario, pues en este espacio de difusión artística se desarrollan competencias espectatoriales, de goce estético, y de comunión entre el alumnado, el profesorado y el barrio donde se emplaza la Universidad”.

Agregó que el taller superó las expectativas de lo inicialmente proyectado tanto en niveles de participación como en la calidad de los contenidos entregados por los profesores e integrantes del conversatorio y proyección de película. “Esto nos alienta a presentar la propuesta para organizar este 2019 un encuentro nacional de cineclubes universitarios del Cuech”, indicó.

La jornada formativa también se realizará durante enero en las universidades de La Serena y de Los Lagos.