Estudio UBB evidencia temor a falta de alimentos en escenario por Covid-19 en Ñuble y Biobío

“Comportamiento de compra y hábitos alimentarios en tiempos de coronavirus (COVID-19)”, se denomina el estudio liderado por la Dra. Jacqueline Araneda Flores, académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública de la Universidad del Bío-Bío. Alrededor del 70% de las personas consultadas expresa temor a no tener alimentos suficientes ante el actual escenario de alerta sanitaria por Covid-19.

La Dra. Jacqueline Araneda explicó que la encuesta, autoaplicada en formato online en la interfaz Google Docs, tiene como objetivo evaluar el comportamiento de compra y hábitos alimentarios en tiempos de coronavirus. En un primer corte fue respondida por 1.423 personas mayores de 18 años, quienes debían responder en representación de su grupo familiar. “Llama la atención que 7 de cada 10 mayores de 18 años de las regiones de Ñuble y Biobío expresan temor a no tener alimentos para comer”, precisó la académica.

El 60,5% de las personas encuestadas son mujeres y el 38,9% hombres. El 82% de los participantes son del área urbana y el 17,8% del área rural.

De los encuestados, el 85% señala que en tiempos de coronavirus no deben faltar en su hogar cereales como el arroz, legumbres, pan, huevo, verduras y agua. Por otro lado, lo que puede faltar, porque le otorgan menos importancia, son productos de pastelería, mariscos, snacks dulces y salados, entre otros. “Las personas están bien educadas respecto de aquello que deben comer, identificando alimentos básicos de antaño. Es decir, ante situaciones críticas o excepcionales los encuestados distinguen aquello que es imprescindible”, aseveró la Dra. Araneda Flores.

En tanto, el 60% de los encuestados señala que como medida de precaución emplea mascarilla al momento de realizar la compra de alimentos, incluso desde antes que su uso fuese obligatorio. Asimismo, un 43% sólo compra alimentos en lugares con baja afluencia de público.

El 74,4%, prácticamente ¾ de los encuestados, señalan que en las últimas semanas no han podido alimentarse normalmente. En consonancia, un 40% señala que han aumentado el consumo de alimentos durante la noche. “No es un dato menor porque esto puede influir en un aumento de peso de la población, porque prácticamente no se está realizando actividad física y además están comiendo durante la noche, lo que no es recomendable”, aseveró la Dra. Jacqueline Araneda.

Otro antecedente relevante dice relación con que sobre el 20% de los encuestados contestó que en su hogar viven adultos mayores.

La Dra. Araneda Flores precisó que a raíz de la situación generada por la pandemia, comenzó a revisar la situación alimentaria nutricional de otros países que ya habían registrado un aumento en el número de casos positivos de Covid-19. “Como académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, me pareció muy necesario conocer lo que ocurría en Ñuble y Biobío para formular recomendaciones a la comunidad e instarlos a mantener una alimentación saludable”, precisó.

Fue así como previa revisión de otras encuestas para medir inseguridad alimentaria y la consulta a diversos especialistas a nivel nacional, elaboró un instrumento para mediar el comportamiento de compra y hábitos alimentarios en tiempos de Covid-19. La encuesta aborda ámbitos como: responsable de las compras de alimentos en el hogar; lugares de compra; medidas higiénicas al momento de la compra de alimentos; preocupación por no tener alimentos en el hogar; percepción de la alimentación familiar; ítem sobre grupos de alimentos ingeridos, tales como frutas, verduras, pescados, legumbres, carnes y alimentos ultraprocesados.

La Dra. Jacqueline Araneda precisó que la Universidad del Desarrollo (Santiago), a través de su Escuela de Nutrición, se mostró interesada en aplicar la encuesta en su comunidad, en tanto que la Universidad de Santiago evalúa realizar la encuesta considerando algunas adecuaciones.




Proyecto FONIS sobre ambientes alimentarios capacita a estudiantes UBB

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, quien lidera el proyecto denominado “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble”, precisó que la capacitación se orientó a estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética, quienes deberán aplicar la Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios, Encuestas Alimentarias y Mediciones Antropométricas.

La investigación, según consignó la Dra. Jacqueline Araneda, pretende “evaluar la exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta, en escolares obesos y eutróficos de la Región de Ñuble”. Para ello, se considera una muestra de alrededor de 250 escolares de tercero a quinto básico de 9 establecimientos educacionales de Chillán: escuelas Reyes de España, Marta Colvin, Palestina, La Castilla, Rosita O´Higgins, Quilamapu, Las Canoas, Juan Madrid Azolas, y del Liceo República de Italia.

“En el marco del proyecto resulta fundamental capacitar a estudiantes, quienes serán las personas que deberán aplicar una serie de encuestas e instrumentos de medición. Por ejemplo, es necesario estandarizar el procedimiento de mediciones antropométricas. Igualmente, se dispone de una Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios para lo que se han definido 5 tipos: doméstico, institucionalizado, vía pública, abastecimiento y restauración. En Chile no existía una pauta validada que permitiera realizar este tipo de medición. Asimismo, nuestros estudiantes serán capacitados en aplicación de encuestas alimentarias, evaluaciones nutricionales, medición de actividad física y de sueño”, describió la investigadora.

En la oportunidad expuso el subdirector de Postgrado Dr. Patricio Oliva Moresco; la Dra. Jacqueline Araneda Flores, quien se refirió a Pauta de Observación de Ambientes Alimentarios; la académica Mg Luz Lobos Fernández expuso sobre Encuestas Alimentarias; en tanto que la directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, Mg Gladys Quezada Figueroa, abordó Encuesta de Actividad Física y Mediciones Antropométricas.

La Dra. Araneda Flores destacó que los estudiantes, quienes se aprontan a iniciar sus trabajos de tesis de grado, adquirirán una valiosa experiencia, más aún cuando deben emprender sus propios proyectos conducentes al grado y título profesional.

El proyecto también contempla el aporte de trabajadores/as sociales de los 9 establecimientos educacionales seleccionados para el estudio, en virtud del conocimiento que éstos poseen del territorio y de la población adscrita a dichas escuelas y liceos.

La investigadora UBB recalcó que la Obesidades es considerada una epidemia mundial. En Chile, la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, evidenció que el 74% de la población mayor de 15 años presenta malnutrición por exceso. Del mismo modo, estudios de la JUNAEB, muestran que la prevalencia de obesidad se ha mantenido en proporciones que alcanzan el 25%.

El Dr. Patricio Oliva expresó que la investigación en conducta alimentaria es una tarea compleja, ya que se involucran diversas variables que determinan e influyen en las direcciones de los individuos en diversos contextos. “Por muchos años las acciones sociosanitarias -dirigidas a intervenciones alimentarias- se han orientado a modificar la práctica individual, pero lo cierto es que se debe considerar un abordaje colectivo”, reflexionó.




I Jornada de Innovación, Emprendimiento y Nutrición en la UBB

El Centro de Titulados/as de la carrera de Nutrición y Dietética, presidido por la académica Marcela Vera Cabalín, organizó la jornada que llevó por lema “Oportunidades y desafíos en el Chile de hoy”. El encuentro tuvo como propósito estimular desarrollos paralelos al tradicional enfoque del ejercicio profesional, donde la capacidad de innovar y emprender resultan fundamentales.

La jornada fue presidida por el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dr. Jorge Moreno Cuevas, junto con la participación de académicas y académicos, y profesionales egresados de la UBB.

El programa consideró la participación del subdirector de Innovación UBB, Domingo Sáez Beltrán; el director de Sercotec, Karim Vidal Mufdi; el fundador de Cowork Chillán, Stephan Elgart Foster; la presidenta del Colegio de Nutricionistas filial Ñuble, Gloria Sánchez Sandoval; la nutricionista UBB propietaria de “Canasta Nativa”, Valentina Díaz Montecinos; y la nutricionista Javiera Cañumir Contreras, propietaria de “Nutrinativo”.

La directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, académica Gladys Quezada Figueroa, destacó que la jornada permitió visualizar la necesidad de incorporar nuevas formas de innovar y emprender en el ámbito de la disciplina profesional. En esta línea, comentó que la UBB imparte el Diplomado de Emprendimiento y Liderazgo, que otorga una serie de habilidades y conocimientos a los alumnos, pero aún así, es necesario brindar mayores oportunidades a las/os estudiantes y egresados/as. “Nos hemos propuesto aportar ideas y herramientas mínimas que permitan actuar e innovar en el mundo del emprendimiento en nutrición y salud, facilitando a nuestras/os egresadas/os y titulada/os insertarse de manera eficiente e innovadora en el mundo del trabajo, que cada día se torna más exigente, desafiante y competitivo”, ilustró.

La presidenta del Centro de Titulados/as de la carrera, académica Marcela Vera Cabalín, comentó que el profesional Nutricionista debe asumir las demandas y tendencias de sociedades cada vez más complejas. “Debemos enriquecer nuestra mirada y responder a los cambios y tendencias sociales. Hoy no sólo debemos orientarnos a planes de alimentación tradicional porque hay mayor diversidad, y claramente se requiere la orientación profesional que sólo los nutricionistas podemos dar. Desde nuestra formación podemos aportar, por ejemplo, por medio de un nutri emprendimiento que resuelva algunas necesidades específicas de la comunidad”, manifestó.

La Nutricionista UBB Valentina Díaz Montecinos, propietaria del nutri-emprendimiento “Canasta Nativa” de Chillán, dio cuenta de su experiencia que ya suma 7 años. “Quería hacer algo diferente vinculado con la alimentación saludable, la ecología, el medioambiente y así surgió la idea de crear una tienda como “Canasta Nativa”; una alternativa para las personas que buscan una alimentación más integral”, comentó.

Valentina Díaz también dio vida a “Punto Granel”, que como indica su nombre, permite la compra de productos según la necesidad del cliente. “La idea es hacer más accesible la alimentación saludable a los distintos grupos de personas. Aquí se eliminan las bolsas plásticas de envasado y se vende alimentación según la cantidad que se requiera. La gente puede probar diferentes tipos de productos como semillas, cereales, hierbas medicinales, aceite, entre otros”, aseveró.

La nutricionista UBB destacó que a través de ambos emprendimientos ha logrado integrarse y generar múltiples redes, contribuyendo al fortalecimiento de comercios locales, así como a la agricultura familiar campesina, la agroecología, entre otros. “No hay que tener miedo a emprender; los fracasos suelen ser aprendizajes. Continuamente ensayas, cometes errores, aprendes y corriges. La idea es probar durante el camino”, reflexionó.




Magíster en Salud Pública UBB y Seremi de Salud de Ñuble realizaron exitosa jornada

La Jornada de Salud Pública convocada por la UBB y por la seremi del ramo tuvo como propósito generar un espacio de análisis y diálogo sobre distintos temas de salud de relevancia nacional, desde una perspectiva regional.

La Jornada fue presidida por el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA), Dr. Jorge Moreno Cuevas y la seremi de Salud de la Región de Ñuble, Dra. Marta Bravo Salinas.

La directora del programa de Magíster en Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores, destacó el constante apoyo de la seremi de Salud de la Región de Ñuble, Dra. Marta Bravo Salinas, a las distintas actividades que emprende la UBB y que implican un importante insumo para la adopción de políticas públicas a nivel regional, así como evidencia científica que contribuye a evaluar los desafíos de salud pública asociados.

“La Jornada implicó un importante trabajo de coordinación entre el Departamento de Salud Pública y Planificación Sanitaria de la Seremi y el programa de Magíster en Salud Pública de nuestra Universidad. En la oportunidad se abordaron temas relevantes tales como Determinantes sociales en salud, Envejecimiento y fragilidad, Ambientes alimentarios, Estudio de comportamiento de salud sexual, Importancia de la promoción en la salud pública, entre otros”, precisó la Dra. Araneda Flores.

El encuentro también fue propicio para la exposición de dos conferencias de alumnas egresadas del programa de Magíster en Salud Pública UBB. La médico veterinario Elizabeth Contreras Matamala de la Seremi de Salud del Biobío, expuso “Relación entre factores ambientales y el Síndrome cardiopulmonar por virus Hanta en Chile, durante los años 2015 a 2017”. En tanto, la enfermera Paula Cifuentes Martínez, del Cesfam Dr. Federico Puga de Chillán Viejo se refirió a “Contaminación atmosférica por MP 2,5 y consultas por enfermedades respiratorias en Servicios de Atención Primaria de Urgencias en las comunas de Chillán y Chillán Viejo.

“Como Programa de Magíster en Salud Pública nos interesa que nuestras alumnas y alumnos generen investigaciones científicas relevantes que supongan un aporte a los territorios en donde se desempeñan. Como vemos, tanto el síndrome cardiopulmonar por virus Hanta, como la contaminación atmosférica por MP 2,5 y consultas por enfermedades respiratorias en Servicios de Atención Primaria de Urgencias son temas del todo pertinente, y ciertamente estas investigaciones aportan orientaciones que debemos tener en cuenta”, precisó la Dra. Jacqueline Araneda.

Durante la jornada, la directora del programa de Magíster, Dra. Jacqueline Araneda Flores expuso sobre “Ambientes alimentarios, en tanto que la Dra. Carmen Luz Muñoz Mendoza se refirió a “Envejecimiento y fragilidad”.

La Jornada congregó a académicas y académicos, directores/as de Centros de Salud Familiar, encargados/as de programas de salud, directores/as de centros hospitalarios y estudiantes de educación superior de la Región de Ñuble.




Proyecto FONIS evalúa Pautas de Observación de Ambientes Alimentarios

  Expertos profesionales, académicos e investigadores de todo el país, participaron en la Primera Jornada de Validación de Pautas de Observación de Ambientes Alimentarios (POAA), actividad enmarcada en el proyecto FONIS de CONICYT denominado “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble”, que lidera la académica Dra. Jacqueline Araneda Flores.

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. Luz Lobos Fernández, integrante del equipo que lleva adelante la investigación, explicó que la jornada de evaluación de las pautas consideró a representantes del Ministerio de Salud, JUNAEB, INTA, Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, académicos de la Universidad de Antofagasta, Universidad de Magallanes y de la Universidad del Desarrollo, entre otros especialistas del ámbito alimentario y nutricional del país.

La académica Lobos Fernández precisó que en Chile no existen Pautas de Observación de Ambientes Alimentarios, las que precisamente, permitirían evaluar los ambientes alimentarios de las niñas y niños escolares de la Región de Ñuble, uno de los objetivos propuestos en el proyecto.

“El propósito es que dichas evaluaciones se realicen con pautas que puedan ser aplicadas desde cualquier ámbito, con el propósito de aportar información relevante para la generación de políticas a nivel local. Por ejemplo, desde un municipio se podría impulsar la generación de ferias libres en algunos puntos de la comuna que no cuentan con acceso a frutas y verduras, o bien se podría restringir la venta de alimentos poco saludables en escuelas y liceos, mejorar los entornos de las comunidades, entre otras acciones”, ilustró.

En el marco de la investigación, considerando la experiencia internacional de países que ya han abordado esta realidad, como Nueva Zelanda, Brasil y EE.UU., se definieron pautas de evaluación en 5 ambientes alimentarios: doméstico, institucionalizado, vía pública, abastecimiento y restauración, según describió la académica Luz Lobos. “El proceso de evaluación fue dirigido por una antropóloga y un observador, quienes moderaron el proceso de validación de las pautas de observación de ambientes alimentarios”, acotó.

La Dra. Jacqueline Araneda manifestó que países desarrollados han comprobado que la exposición a ambientes alimentarios no saludables, aumenta la probabilidad de tener una mala calidad de la dieta y generar obesidad.

“Los Ambientes Alimentarios influyen directamente en la calidad de los alimentos que consumen los niños y niñas. Los Ambientes Alimentarios se definen como los puntos de venta en los que las personas pueden comprar alimentos, incluyendo las tiendas de conveniencia y los restaurantes, así como los ambientes en los que la gente adquiere alimentos de forma tradicional”, manifestó.

La investigadora UBB advirtió que la Obesidad es una epidemia mundial. Es así como en Chile, la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, arrojó que el 74% de la población mayor de 15 años presenta malnutrición por exceso. Igualmente, estudios de la JUNAEB, muestran que la prevalencia de obesidad se ha mantenido en proporciones que alcanzan el 25%.




Académico de Nutrición UBB destacó en jornadas en Argentina

El académico del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. Eduard Maury-Sintjago, participó en las 4tas Jornadas de Auxología y 1era Jornada de Crecimiento y Desarrollo realizadas en Buenos Aires, Argentina, oportunidad en que expuso los trabajos “Prevalencia de partos prematuros y su asociación con edad materna en chilenos nacidos entre 2012-2016” y “Prevalencia de fenotipos carenciales en grandes regiones chilenas”, este último en coautoría con académicos del Instituto de Biología de la Altura (INBIAL) de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJU).

“La participación en estas jornadas permitió difundir las investigaciones que desde el Departamento de Nutrición y Salud Pública se llevan a cabo. Además, derivó en una invitación a que participe como panelista en el Simposio “Antropometría neonatal: progresos y discusiones” de las XIV Jornadas Nacionales de Antropología Biológica que se desarrollarán en la ciudad de San Salvador de Jujuy (Argentina) el próximo mes de octubre”, aseveró el investigador.

El Mg. Eduard Maury-Sintjago también realizó una visita académica al Laboratorio de Investigación en Ontogenia y Adaptación (LINOA) de la Universidad Nacional de La Plata y al Grupo de Investigación Epigenética: Análisis del Crecimiento y los Factores que lo modifican mediante el empleo de la metodología experimental y descriptiva-comparativa, del Instituto de Genética Veterinaria (IGEVET) de la misma casa de estudios.

“La visita fue patrocinada por la Bioantropóloga Dra. Evelia Oyhenart, destacada investigadora del área de nutrición y crecimiento en Iberoamérica. Esta visita académica tuvo varios propósitos; por un lado aunar esfuerzos para realizar trabajos de investigación en conjunto, para tener análisis multicéntricos y enriquecer el cuerpo teórico-empírico de los académicos involucrados. Además, la visita permitió difundir las investigaciones que realizo sobre evaluación antropométrica con medidas no convencionales y grupos migrantes. También se establecieron redes internacionales para fortalecer la propuesta del denominado Grupo de Investigación de Auxología, Bioantropología y Ontogenia (GABO), que un grupo de académicos y académicas de la UBB estamos proyectando”, describió el académico.

El académico Maury-Sintjago destacó el apoyo de la Decanatura de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA) y de la Dirección del Departamento de Nutrición y Salud Pública, que facilitaron las condiciones para el óptimo desarrollo de la tarea académica-investigativa.




Nutricionistas UBB celebraron día profesional relevando logros y desafíos

La conferencia sobre “Situación actual en la portación de Staphylococus aureus” dictada por la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. María Paula Alarcón Lavín, fue el eje de la celebración del día profesional realizada en la Universidad.

La académica María Paula Alarcón, expuso que de acuerdo a resultados de investigaciones realizadas a nivel local, el 38% de los manipuladores de alimentos estudiados, son portadores de alimentos Staphylococus aureus, y un 23% produce alguna enterotoxina clásica (A-B o C), responsables de las intoxicaciones alimentarias por transmisión del manipulador de alimentos. Esto dado principalmente por su termorresistencia, provocando los primeros síntomas de intoxicación incluso entre 2 a 3 horas posteriores al consumo de alimentos.

La decana (s) de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Dra. Mónica Cardona Valencia, expresó que los profesionales nutricionistas lideran con propiedad los temas de alimentación y nutrición pues poseen las competencias académicas y profesionales para ello.

“La situación social y epidemiológica del país y especialmente de la región, que posee una de las cifras de pobreza más altas del país, como asimismo de malnutrición por exceso, vale decir, sobrepeso y obesidad, nos ubica en situaciones de riesgo. Se debe abordar la alimentación colectiva e institucional, el desarrollo social y comunitario, la formulación y difusión de proyectos sociales, el fortalecimiento del desarrollo local desde las perspectivas de la soberanía alimentaria e inocuidad alimentaria en la producción de alimentos”, manifestó.

La directora del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. Marcela Ruiz de la Fuente, señaló que el profesional Nutricionista es imprescindible y debe estar siempre presente en todo equipo de salud, porque sólo él posee las competencias profesionales para un óptimo abordaje en temas alimentarios nutricionales. “El Departamento de Nutrición y Salud Pública cultiva la disciplina guiando su ruta de acción según el plan de desarrollo del departamento y las cinco líneas de investigación establecidas: epidemiología alimentaria nutricional, valoración nutricional en el ciclo vital, nutrición aplicada, seguridad alimentaria y alimentación y salud pública”, ilustró.

El presidente del Centro de Estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética, Diego Espinoza Traslaviña, expresó que a partir de la importancia de la profesión a nivel social, surge la función primordial de las instituciones formadoras, “que es el educar a las nuevas generaciones apuntando a fomentar la capacidad crítica y constructiva, que vaya de la mano de los nuevos avances científicos y tecnológicos que rodean al ámbito nutricional (…) El sobrepeso y la obesidad representan algunos de los principales desafíos de la profesión. Los últimos resultados de la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, reflejan que el 71% de la población chilena presenta malnutrición por exceso, y sólo un 15% consume frutas y verduras”, acotó.

La directora de la Escuela de Nutrición y Dietética, Mg. Gladys Quezada Figueroa, aseveró que los profesionales nutricionistas tienen la obligación de ser agentes activos de cambio, transformando hábitos y generando nuevas políticas públicas. “La Escuela está comprometida con la formación de profesionales que puedan contribuir de manera efectiva, eficaz y concreta al desarrollo de nutricionistas para Chile (…) El año 2015 nuestra escuela logró una acreditación por 7 años, lo que nos permite entregar y asegurar excelencia y calidad a nuestros estudiantes, posicionando y destacando al profesional nutricionista de la UBB en el equipo multidisciplinario de salud y en la sociedad en general”, enfatizó.

En la oportunidad, el Colegio de Nutricionistas Filial Ñuble, a través de su presidenta, Gloria Sánchez Sandoval, hizo entrega de un galvano de reconocimiento a la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Mg. María Angélica González Stäger.




Especialista del INSP de México colabora en investigación de académica UBB

La investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública de México, Lizbeth Tolentino Mayo, quien se desempeña en el Centro de Investigación en Nutrición y Salud de dicha institución, colabora con el proyecto “Exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta en escolares obesos y eutróficos de la región de Ñuble” que lidera la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores.

La iniciativa fue seleccionada en el XVº Concurso Nacional de Proyectos de Investigación y Desarrollo en Salud FONIS 2018, FONDEF de CONICYT, y tiene como objetivo “Evaluar la exposición a ambientes alimentarios no saludables y calidad de la dieta, en escolares obesos y eutróficos de la Región de Ñuble”.

La Dra. Jacqueline Araneda precisó que se busca generar una pauta que permita medir ambientes alimentarios y que pueda ser utilizada en diferentes ámbitos. “Esta pauta puede ser de utilidad para académicos e investigadores, así como para personal del área de salud que quiera determinar el estado del ambiente alimentario de su zona geográfica de referencia. También puede ser un insumo relevante para determinar o decidir aquellos lugares en que es necesario generar centros de alimentación saludables que permitan a las personas una mayor disponibilidad de este tipo de alimentos”, aseveró.

La investigadora UBB señaló que si bien a nivel internacional existen pautas de este tipo, lo aconsejable es contar con una que se adapte a la realidad chilena considerando el contexto nacional socio-cultural y político.

La nutrióloga Lizbeth Tolentino Mayo posee una Maestría en Ciencias en el Área de Nutrición y estudios de doctorado en el área de Demografía y cuenta con amplia experiencia en este tipo de investigaciones.

“Desde 2011 hemos desarrollado una línea de investigación para evaluar entornos saludables. En estas evaluaciones hemos medido diferentes aspectos relacionados con la alimentación y el estado de salud y nutrición de la población, entre ellos, etiquetado, publicidad y actividad física. En mi caso me he especializados en Publicidad, Etiquetado y Evaluación de entornos internos y externos de Escuelas”, reseñó.

A partir de estas investigaciones es posible identificar algunas estrategias empleadas por la industria alimentaria para promocionar alimentos que no siempre pueden considerarse saludables. “Advertimos que los productos que van dirigidos a los escolares utilizan frecuentemente a personajes que son reconocidos por estar en películas de moda o personajes que ya son de referencia para la población infantil en general”, ilustró.

La investigadora Lizbeth Tolentino Mayo comentó que entre los ámbitos que debe considerar una pauta para evaluar entornos saludables se debe considerar: el acceso a los alimentos (si se puede o no comprar), la disponibilidad (si hay o no), el costo, la calidad y las estrategias de publicidad que se utilizan en diferentes ambientes en los cuales se desarrollan los escolares. Entre estos últimos se identifican el hogar, la institución (escuela), los restaurantes y los alimentos y bebidas que se expenden en la vía pública.

Para mayor información de las investigaciones y programas de estudio del INSP, visitar https://www.insp.mx




Académicos UBB participan en V Congreso Chileno de Salud Pública

El Dr. Patricio Oliva Moresco, la Dra. Jacqueline Araneda Flores, la Mg. Gloria Cárcamo Vargas y la Mg. Gladys Quezada, académicas del Departamento de Nutrición y Salud Pública participaron en el V Congreso Chileno de Salud Pública y VII Congreso Chileno de Epidemiología realizado en la Universidad de Concepción, que tuvieron como lema “Ciudadanía construyendo salud. Salud en todas”.

El Dr. Patricio Oliva Moresco fue parte del equipo organizador, evaluador de trabajos y moderador de diversas mesas temáticas. El académico UBB también es representante de la Universidad ante la Red Chilena de Instituciones Formadoras en Salud Pública, uno de los entes convocantes.

Según explicó la académica Gloria Cárcamo, en esta oportunidad el foco se orientó a analizar las opciones o alternativas para generar espacios para la expresión y cuidado de las diversas culturas, considerando la promoción de la salud y la prevención y tratamiento de la enfermedad. Asimismo, se buscó responder a desafíos e interrogantes referidos a cómo hacer más inclusivos a los sistemas de salud y de qué manera se incorpora a la ciudadanía en el diseño de sistemas y políticas públicas en el área.

“El Congreso fue verdaderamente un espacio de diálogo que consideró a diversos actores. Es importante debatir sobre estos temas, más aún cuando se debe incorporar más activamente a la comunidad para que ésta se empodere y actúe de acuerdo a la salud que quieren para su vida”, explicó la académica Cárcamo Vargas.

Según se ilustró, durante el congreso se dictaron numerosas conferencias sobre migración, movilidad y refugio; interculturalidad y pueblos originarios; salud ambiental; salud bucodental; salud mental; salud ocupacional; servicios y sistemas de salud; coordinación y modelo de atención; sistemas y servicios de salud; equidad y determinantes sociales; participación social, ciudadanía y salud; medicina alternativa y complementaria; envejecimiento y discapacidad; enfermedades crónicas y factores de riesgo, entre otros temas de primer orden.

El V Congreso de Salud Pública y VII Congreso de Epidemiología fue organizado por la Sociedad Chilena de Salubridad SOCHISAL; la Sociedad Chilena de Epidemiología SOCHEPI; la Red de Instituciones Formadoras en Salud Pública y la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.




Colegio Enrique Salinas acogió Taller de Salud Vascular de estudiantes UBB

El académico del Departamento de Ciencias Básicas e impulsor de la iniciativa, Dr. Andrés Rodríguez Morales, explicó que el Taller Integral de Salud Vascular corresponde a un proyecto de Vinculación Bidireccional con el Medio y permite a estudiantes de Enfermería y de Nutrición y Dietética presentar a estudiantes de tercero medio los conceptos fisiológicos del sistema vascular de manera teórica y práctica, junto con promover estilos de vida y de alimentación saludable para preservar la salud cardiovascular.

El Dr. Andrés Rodríguez precisó que fueron los propios estudiantes de primer año de Enfermería y de Nutrición y Dietética quienes orientaron a los estudiantes del Colegio Enrique Salinas Buscovich de Chillán.

“Fueron semanas de arduo trabajo y creo que el resultado ha sido fructífero para ambas partes. Por un lado, la Universidad aporta conocimientos y al mismo tiempo, los alumnos de primer año de Enfermería se capacitan sobre cómo entregar ese conocimiento de manera clara y sencilla a la comunidad. Igualmente, el Colegio nos orienta y enseña sobre cómo debemos realizar esa enseñanza y cómo plantear los problemas. A diferencia del año anterior, y gracias a la colaboración de la académica perteneciente al departamento de Nutrición y Salud Pública, Gladys Quezada, se incluyó a estudiantes de tercer y cuarto año de Nutrición y Dietética con el objeto de ampliar las áreas de conocimiento”, ilustró.

La rectora del Colegio Enrique Salinas Buscovich, profesora Paulina González Muñoz, destacó que la vinculación entre colegios e instituciones de educación superior es necesaria y supone procesos de retroalimentación recíproca en beneficio de los propios estudiantes. “Esta actividad en particular es muy relevante, porque permite a nuestros estudiantes conocer y comprender conceptos muy importantes para su salud y la de sus familias. Gracias por hacer este taller teórico-práctico; precisamente, el currículum nos insta a realizar este tipo de actividades. Sería muy oportuno replicar este taller con nuestros profesores”, señaló.

La estudiante de tercero medio A Belén Espinoza, comentó que la experiencia fue muy positiva, y valoró el método de enseñanza escogido. “Fue interesante porque había distintas salas con temas diferentes. Me llamó la atención el taller de reanimación (RCP), los consejos de nutrición para alimentarse bien, y también el taller de toma de presión. Uno no sabe estas cosas y es útil saberlas porque si ocurre algo en la casa o en otro lugar, ya sabemos cómo actuar”, expresó.

La estudiante de tercer año de Enfermería, Judith Valenzuela, quien ofició como una de las coordinadoras del taller, agradeció al colegio por la gestión de los espacios y la disposición para llevar adelante la experiencia. “Los temas abordados son muy relevantes porque cada vez tenemos tasas más altas de obesidad en Chile. Es importante educar sobre estos temas para que en el futuro tengamos una población adulta mucho más sana”, aseveró.

En tanto, el estudiante de primer año de Enfermería, Emanuel Morales, destacó que los talleres realizados en el colegio son la primera experiencia de intervención educativa en salud a un grupo más amplio de personas, lo que les permitió expresar habilidades de comunicación, fundamentales, para el trabajo con usuarios y usuarias de los sistemas de salud.