UBB expuso fortalezas del proyecto de Polo de Salud ante el CORE de Ñuble

“Proyecto Integral en Salud para Ñuble: Formando Profesionales para la Región”, se denomina la iniciativa presentada ante la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología e Infraestructura del CORE de la Región de Ñuble, presidida por el consejero Jezer Sepúlveda Domínguez, e integrada por los consejeros Hernán Álvarez Román, Javier Ávila Parada, Arnoldo Jiménez Venegas y Rodrigo Dinamarca Muñoz.  

La delegación UBB fue recibida en modalidad telemática el martes 19 de mayo, y estuvo conformada por el rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves; el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel; el vicerrector de asuntos económicos, Dr. Reinier Hollander Sanhueza; el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos (FACSA), Dr. Jorge Moreno Cuevas; la secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona Valencia; y el académico de la Facultad de Ciencias Empresariales (FACE), Dr. Alex Medina Giacomozzi.

El rector Dr. Mauricio Cataldo Monsalves precisó que la Universidad es consciente de la relevancia y sentido estratégico del “Proyecto Integral en Salud para Ñuble”, dado su carácter estatal y público. En este sentido, se busca generar un trabajo colaborativo con el CORE de Ñuble que permita asegurar la concreción de este anhelo en forma gradual, y en un horizonte de 10 años.

En tanto, el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, expresó que la UBB pretende responder a los retos y necesidades de la naciente región de Ñuble, razón por la que ha proyectado el fortalecimiento de la formación disciplinaria de la salud, con objetivos de mediano y largo plazo, que permitan potenciar y responder a los crecientes requerimientos de la población de la región y a las políticas públicas en salud a nivel regional.

“Nuestra Universidad se ha propuesto fortalecer el área disciplinaria de la salud en nuestra sede Chillán, tanto médica como no médica, considerando seis pilares fundamentales, en un plan de desarrollo integral, cuyo cumplimiento será proyectado en etapas”, comentó.

Carrera de Medicina

En la oportunidad, el decano de FACSA, Dr. Jorge Moreno Cuevas, junto con la secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona Valencia, y el académico de FACE, Dr. Álex Medina Giacomozzi, dieron cuenta de los propósitos y pilares sobre los que se levanta la propuesta.

“Probablemente, el pilar que más llama la atención es la creación de la carrera de Medicina en la sede Chillán, con el objetivo de formar médicos para la región (…) Esto contribuirá a contar con mayor capital humano en salud, acorde a los requerimientos de las políticas públicas y al incremento de la infraestructura asociada a salud, lo que quedará a disposición de la comunidad, tributando al desarrollo de la sociedad y a la mejora de los indicadores en el bienestar de las personas en la región”, destacó el decano Dr. Jorge Moreno Cuevas.

“Esta gran propuesta implica una inversión muy significativa que ya hemos detallado. La Universidad, corresponsablemente, está analizando todos los aspectos, y es por ello que busca estrategias colaborativas en términos de una alianza, para así lograr concretar un proyecto tan necesario y con tantos efectos positivos para la Región de Ñuble”, reflexionó el Dr. Álex Medina Giacomozzi.

Centro de Simulación Clínica

La secretaria académica de FACSA, Dra. Mónica Cardona, explicó que el proyecto UBB es de carácter integral y supone la concreción de otros 5 pilares.

“Ligado a la creación de la carrera se considera un Centro de Simulación en Salud, cuyo fin será desarrollar tecnologías educativas en simulación y metodologías activas e innovadoras de evaluación y capacidades clínicas. También contribuirá al desarrollo de la educación en salud regional a través de la implementación de un proceso gradual, progresivo y continuo de capacitación en Simulación Clínica de Alta Fidelidad para los profesionales de la red asistencial-docente, fortaleciendo igualmente las carreras no médicas existentes tales como Enfermería, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología y aquellas que se puedan prospectar y sean necesarias para la región”.

CIACS en las provincias 

La propuesta UBB también contempla la creación de un Centro Integral de Atención Comunitaria en Salud (CIACS), como una forma de responder a la necesidad de desconcentración de la atención primaria de salud, pues se instalaría en la capital regional, y luego en las provincias de Itata, Punilla y Diguillín.

Los centros, según se indicó, tendrán una oferta de servicios similar a un Centro Comunitario de Salud Familiar (CECOSF), es decir, siguiendo el Modelo de Salud Familiar y Comunitario, buscando generar respuestas participativas e inclusivas, de acuerdo a las necesidades que puedan ser sentidas por las personas en su comunidad. En términos generales los CIACS brindarían atención médica general, psicológica, de enfermería, fonoaudiológica, nutricional, social, de urgencia, salas de rehabilitación y estimulación, y tele asistencia en aquellos casos que lo amerite.

También se vislumbra incorporar nuevas carreras en forma gradual, considerando los requerimientos proyectados de la región, a partir de su realidad epidemiológica y de las brechas existentes. Inicialmente, se considera la carrera de Química y Farmacia, y posteriormente Tecnología Médica Mención mención Imagenología y Física Médica.

Especialidades Médicas 

La Dra. Cardona Valencia explicó que a partir de la realidad epidemiológica de la región y al alero de la carrera de Medicina, “se desarrollarán dos especialidades médicas que permitan cubrir el déficit de especialistas en áreas prioritarias para la región (…) Se evalúa una especialidad orientada a la tercera edad y otra hacia medicina interna, que permitan enfrentar las enfermedades crónicas más prevalentes, cómo es el cáncer (responsable del 26% de las muertes anuales de Ñuble) y el Accidente Cerebro Vascular (ACV), toda vez que la región presenta una prevalencia del doble que el nivel nacional”.

Observatorio de Salud Ñuble

Del mismo modo, como una forma de aportar a la toma de decisiones de política pública de salud, se proyecta el Observatorio de Salud Ñuble. Académicos/as y profesionales especializados a nivel institucional, podrán analizar la información suministrada por el Servicio de Salud Ñuble y la Secretaría Regional Ministerial de Salud, de manera de lograr determinar aquellos factores relevantes, que pueden poner en riesgo la salud de la población, y así adoptar medidas y estrategias de manera oportuna.

El Dr. Renato Arriaga Hadi, quien lidera un importante grupo de médicos del Hospital Clínico Herminda Martín que apoyan la iniciativa, precisó que Chile tiene 1.6 médicos por cada 1000 habitantes, en tanto que la OCDE registra un promedio de 3.2 médicos por 1000 habitantes. Asimismo, se da un fenómeno de distribución concentrada en dos o tres centros geográficos a expensas de las regiones, en especial de aquellas más distantes y menos pobladas, coincidentes además, con aquellas que carecen de una facultad de Medicina. Es así como Ñuble posee alrededor de 1 médico por cada 1000 habitantes. Se estima que el déficit en Chile es aproximado a 30.000 médicos.

“Contar en Ñuble con una carrera de Medicina de una Universidad Pública tiene varios componentes favorables. Entre ellos, contar con un alto porcentaje de alumnos de la región significa multiplicar raíces y vínculos, lo que implica permanencia en el territorio potenciando la salud y la experiencia, desarrollando especialidades en beneficio de nuestra población. Del mismo modo, jóvenes que hoy no pueden siquiera postular, tendrán la gran oportunidad de hacerlo independiente de su estatus económico. La comunidad en su conjunto recibiría con mucha alegría una iniciativa de esta envergadura, con el reconocimiento consecuente”, reflexionó.




Estudiantes UBB expresan voluntad de apoyar a la red de salud pública de Ñuble

El Servicio de Salud Ñuble solicitó a la UBB realizar un catastro de estudiantes voluntarios de Enfermería y Psicología, dispuestos a colaborar en la red de salud en caso que las circunstancias lo requieran. Alrededor de 50 jóvenes manifestaron su pretensión de aportar en el marco de la situación de pandemia por covid 19.  

El prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Fernando Toledo Montiel, valoró la respuesta de la comunidad estudiantil ante la solicitud de la directora (s) del Servicio de Salud Ñuble, Elizabeth Abarca Triviño, derivada de la alerta sanitaria dispuesta por el Ministerio de Salud el 20 de marzo pasado, que estableció la posibilidad de incorporar alumnos que cursen carreras de la salud desde el séptimo semestre.

“La comunidad UBB está aportando activamente para hacer frente a la pandemia de covid 19. Es así como nuestros/as estudiantes dan cuenta de su desarrollo integral considerando las dimensiones intelectuales, psicológicas y ético-morales. La educación trasciende por mucho el ámbito disciplinar porque nos interesa formar no sólo profesionales competentes, sino también ciudadanos/as comprometidos con la comunidad y los territorios en donde deberán desempeñar sus labores”, ilustró el prorrector.

Compromiso ineludible

Ariel Alexis Arévalo Rivera (23) cursa quinto año de Enfermería y decidió expresar su disposición a trabajar en la red de salud pública de Ñuble en forma voluntaria, conmovido por el esfuerzo que miles de personas realizan al cuidar y atender a pacientes enfermos de covid-19. “Creo que puedo contribuir con un granito de arena para combatir este virus en mi país, mi ciudad, y es un honor. Somos muchos los motivados, lamentablemente, por razones geográficas varios de mis compañeros no pudieron acogerse a la convocatoria”, comentó.

Ariel Arévalo enfatizó en el sentido de compromiso social que anima a muchos de sus compañeros y compañeras al expresar su disposición a colaborar con la red de salud pública. “Como estudiantes de Enfermería de la UBB tenemos una responsabilidad tremenda con la Región, una responsabilidad con nuestra gente, una prueba más de la vocación y el llamado que tenemos de servir cuando más se necesita (…) Chillán y la Región viven días cruciales, es momento de que todos aportemos, de no abusar de los permisos y salvoconductos, de cuidar a nuestras familias. Hago un llamado a los jóvenes a pensar en sus abuelos, en su entorno, es el momento de actuar y quedarse en casa”, reflexionó.

Salud mental, una necesidad

En tanto, Camila Paz Navarrete Valladares (21) de cuarto año de Psicología, debió pasar buena parte de su tiempo en el Hospital de Chillán durante los meses de diciembre y enero, compartiendo con pacientes y personal del servicio de salud. “Pude vivenciar todo lo que ahí sucedía, ante lo cual estoy agradecida y ésta es una forma de devolver la mano y ayudar desde lo que puedo saber (…) Las cuarentenas, voluntarias u obligatorias, han cambiado nuestras rutinas, lo que ha generado mayor ansiedad y estrés en la población. La salud mental, hasta ahora, no ha sido tan considerada por la mayoría, y claramente puede ayudarnos a tomar conciencia y generar un mayor bienestar. Entonces, si puedo hacer algo junto a mis compañeros y compañeras, ¿por qué no hacerlo?”, manifestó.

Camila Navarrete también advirtió sobre la necesidad de tomar conciencia respecto del momento que vive el país y adoptar una actitud empática ante las personas con las que nos relacionamos. “Siempre se dice que las personas necesitan de alguien más, y hoy es cuando esto cobra más sentido, hoy nos necesitamos todos. Es claro que muchos pueden estar aburridos en sus hogares y pueden existir problemas económicos, pero debemos cuidarnos y cuidar a la población de riesgo. Más adelante podremos hacer todo lo que queramos, pero hoy el llamado es a quedarnos en casa, por último, hacerlo por los que hoy no pueden”, precisó.

Protección y autocuidado

Bárbara Lissa Sepúlveda Fontealba (23) de quinto año de Enfermería, señaló que sumarse en calidad de voluntaria es una oportunidad de aprendizaje y también de ayudar. “No sólo debemos quedarnos opinando de que las cosas están mal. Pienso que si uno puede, ayudar es un deber (…) Para mí es un compromiso personal y moral. Estimo que la Universidad está al debe en relación al trabajo de voluntariado y de programas de vinculación con el medio, porque tiene una amplia gama de carreras, particularmente en el área de la salud, que pueden generar ayuda y expresar un compromiso con quienes no son tan afortunados y el sistema público los deja de lado”, comentó.

Bárbara Sepúlveda también llamó a la comunidad a adoptar medidas de protección y autocuidado. “Hay que recalcar a la población que se quede en su casa. Y si deben salir, que usen medidas de protección personal como guantes o mascarillas.  Asimismo, hay que informarse sobre el uso  correcto de esos implementos porque de otro modo se convierten en un foco de infección mucho mayor”, advirtió.

La oportunidad de replantearnos

Luis Felipe Pérez Valenzuela (24) de quinto año de Psicología, aceptó la solicitud porque ve una oportunidad de ayudar a la región y su gente a partir del conocimiento adquirido en su formación. “Esta crisis humanitaria no está afectando sólo la salud física de las personas, sino también la salud mental. Es aquí donde profesionales y futuros profesionales del área de la psicología encuentran un gran desafío. Una de las cosas que destaco de los y las estudiantes de Psicología UBB es que tenemos sensibilidad social, nunca hemos estado ajenos a lo que sucede en nuestra sociedad y esta vez  no será la excepción”, aseguró.

Si bien desconoce las labores que deberá realizar ante un posible llamado, Luis Felipe manifestó sentirse preparado para asumir cualquier escenario. “La crisis nos invita y desafía a una búsqueda constante de cómo ayudar a la sociedad desde las distintas áreas del conocimiento. En el caso de mi carrera algunos colaboran haciendo psicoeducación, otros ayudando a contener emocionalmente a sus familiares o cercanos; otros realizando psicoterapia por videollamada, entre otras cosas. El más mínimo conocimiento hay que colocarlo a disposición de aquellos que lo necesitan”, señaló.

“Me gustaría decir que cada crisis es una oportunidad de aprendizaje y de replantearnos algunas ideas, pero lo importante es darle un sentido ¿Seré la misma persona después de esta crisis? ¿Qué cosas valoro ahora, que antes no? Ya llegará el momentos de abrazarnos,  pero por ahora  hay que ser responsables con aquellos que amamos. Estoy seguro que este escenario nos dejará muchas enseñanzas que nos servirán como futuros profesionales. Y por último quiero honrar el trabajo que está realizando el personal de Salud, muchas gracias por todo el esfuerzo desplegado”, reflexionó.




UBB aporta PCR en tiempo real para la detección del Covid 19 a la Red de Salud de Ñuble

El decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Juan Carlos Marín Contreras, precisó que esta contribución permitirá al menos duplicar la cantidad de test diagnósticos en la región. La contribución de la UBB permitirá aumentar la capacidad del Hospital Clínico Herminda Martín, en el diagnóstico de COVID-19 a través de la técnica de RT-qPCR, conocido como test PCR, que se realiza en un PCR en tiempo real. Asimismo, se entregó equipamiento para implementar una estación de trabajo para la extracción de muestras. El moderno instrumental es parte del Laboratorio en Genómica y Biodiversidad de la UBB, que dirige el Dr. Marín.

El prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Fernando Toledo Montiel, expresó que la Universidad ha manifestado su total compromiso con las autoridades locales para contribuir a enfrentar la emergencia sanitaria que afecta al país y particularmente a la región de Ñuble. “Como Universidad estatal y pública consideramos un deber aportar con medidas concretas a la Red Pública de Salud de Ñuble. Esta es una muestra más del trascendente rol que desempeñan instituciones como la UBB y el Hospital Clínico Herminda Martín en la tarea de responder a las necesidades de las personas de nuestra región”, aseveró.

El Dr. Juan Carlos Marín explicó que la principal ventaja en el aumento de la capacidad diagnóstica de nuestra región, es la posibilidad de aumentar el número de test diarios y con ello disminuir el tiempo de respuesta cuando la demanda de la región aumente, y por qué no, avanzar hacia la posibilidad de testear la presencia del virus en personas que no muestran síntomas, pero que han estado en contacto con personas que han resultado positivo, focalizando así las cuarentenas.

“Junto al Termociclador PCR en tiempo real, la Facultad de Ciencias de la UBB también entregó el equipamiento necesario para habilitar una estación de trabajo para la extracción de muestras, lo que también permitirá aumentar el número de exámenes que se realizan en la red”, señaló el Dr. Marín Contreras.

La Tecnóloga Médica Marlene Barrientos, Jefa (s) del Laboratorio del Hospital Clínico Herminda Martín destacó el aporte de la UBB.  “Entre el 28 de marzo y el 4 de abril, correspondiente a la semana epidemiológica 14, hemos analizado 954 muestras para detectar COVID-19. Actualmente nuestro Hospital tiene una capacidad técnica para  analizar 200 muestras al día y gracias al préstamo de la institución educativa, ésta debiera aumentar al doble y disminuir con ello los tiempos de respuesta de la entrega de resultados;  por eso agradecemos a la Universidad del Bío-Bío y especialmente al decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Juan Carlos Marín por su apoyo en esta situación de pandemia”.




Estudiantes UBB proyectan Huerta Comunitaria Universitaria

Crear un espacio social para el aprendizaje práctico del trabajo agrícola, junto con generar un lugar para el abastecimiento de alimentos y bosque nativo, asegurando las buenas prácticas agrícolas y forestales, además de propiciar un punto de encuentro para la comunidad universitaria y aledaña a los campus de Chillán, son los principales objetivos de la Huerta Comunitaria Universitaria. El proyecto es impulsado por la Federación de Estudiantes UBB, la Vocalía de Medio Ambiente, el Centro de Estudiantes de Ingeniería en Recursos Naturales y el Centro de Estudiantes de Nutrición y Dietética.

“Cultivamos la esperanza y cosechamos el futuro” es el lema que inspira el proyecto de Huerta Comunitaria Universitaria, iniciativa presentada a la Prorrectoría por la presidenta de la FEUBB Catalina Crisóstomo Henríquez; y el equipo gestor que considera a la Vocalía de Medio ambiente FEUBB, representada por Bastián Díaz; el Centro de Estudiantes de Nutrición y Dietética a través de Daniel Espinoza; el Centro de Estudiantes de Ingeniería en Recursos Naturales por medio de Marco Torres, y Roberto Morales de Pedagogía en Educación General Básica.

La reunión de presentación del proyecto fue presidida por el prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, junto con la participación de la directora de Administración y Presupuesto, Karina Villarroel Álvarez, la subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez y el profesional del Departamento de Bienes y Servicios, José Antonio Velozo Varela.

El equipo gestor explicó que la huerta considera la construcción de una estructura liviana desmontable tipo domo o cúpula, con materiales ligeros tales como PVC y Nylon, considerando dimensiones de 3,5 x 7 metros. Se trata de materiales asequibles y de bajo costo.

“Construiremos el domo entre todas y todos. Daniel Espinoza, uno de nuestros integrantes, realizó un curso de construcción de este tipo de estructuras, de manera que orientará buena parte del trabajo. Nuestro propósito es generar una dinámica que le otorgue continuidad en el tiempo y perviva más allá de nuestro paso por la Universidad”, aseveraron.

El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel valoró la visión y sentido del proyecto impulsado por los estudiantes, junto con afirmar que el emplazamiento de las estructuras es plenamente factible. “Es una oportunidad de formación y aprendizaje para todas y todos nuestros estudiantes. Asimismo, nos permite como Universidad, extender nuestro quehacer a la comunidad que circunda nuestros campus. Creemos que el proyecto también facilitará generar mayor conciencia sobre la necesidad de adoptar estilos de vida más saludables y también hará reflexionar sobre la relevancia del medio ambiente como sustento de la vida”, manifestó.

El equipo gestor explicó que se optó por una huerta dado que “el estilo de vida de las personas en las ciudades se ve afectado por la falta de acceso a puntos de expendio de alimentos sanos y seguros, lo que se evidencia en los índices de obesidad en Chile, ya que cerca del 60% de los habitantes tiene algún grado de sobrepeso”, precisaron.

La huerta, además, permitirá generar espacios de interacción, diálogo y aprendizaje en torno a la naturaleza, implicando con ello educación medio ambiental. “Esperamos contribuir a enriquecer la vida universitaria, en torno al cuidado y la conexión con la naturaleza; fomentar lazos con las comunidades y organización locales; y mejorar la calidad de vida de toda la comunidad universitaria, mediante la práctica de la agricultura responsable”, reflexionaron.




Reconocen trayectorias de funcionarias UBB acogidas a retiro

Las ahora exfuncionarias Judith Suárez Vera y Emperatriz Nova Bustos fueron reconocidas en el marco de su reciente acogida a retiro. El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, destacó el sentido de responsabilidad y el compromiso institucional evidenciado en casi 40 años de servicio.

El desayuno de reconocimiento realizado en la Prorrectoría consideró la participación de la directora de Administración y Presupuesto, Karina Villarroel Álvarez; la coordinadora de Personal de la sede, Yenniffer Contreras Canto y la directora de Bibliotecas UBB, Mónica Erazo Alcayala

El prorrector Dr. Fernando Toledo señaló que Judith Suárez Vera y Emperatriz Nova Bustos dejan el mejor recuerdo en la institución, lo que se grafica en las múltiples invitaciones de despedida que distintas unidades les han formulado. “Les expresamos nuestro cariño y reconocimiento porque ustedes desarrollaron su labor con absoluta responsabilidad y entrega. Por nuestra Universidad han pasado excelentes personas y entre ellas sin duda se encuentran ustedes. Mi cariño y un gran abrazo. Queremos que se sientan cerca de la institución y desearles lo mejor junto a sus familias”, acotó.

Judith Suárez Vera ingresó al entonces Instituto Profesional de Chillán (IPROCH) en diciembre de 1981 para desempeñarse como auxiliar de párvulo de la Sala Cuna Tuttito durante 35 años. A contar de febrero de 2016 integra el equipo de la Escuela de Graduados y posteriormente en la Biblioteca del Campus Fernando May, donde culmina su etapa laboral con 37 años de servicios.

“La Universidad me ha dado todo, me ha abierto muchas puertas. Pude salir adelante con mi familia y en lo laboral me siento realizada. Quizás me faltó mucho por aprender pero en este espacio me he sentido muy a gusto. Llegué a la biblioteca y tuve que aprender un trabajo nuevo. Mi hija es egresada de Pedagogía en Inglés de la UBB de manera que los vínculos y sentimientos son grandes con la institución”, precisó.

En tanto, Emperatriz Nova Bustos, arribó al IPROCH en agosto de 1981 alcanzando una trayectoria de 38 años. Se desempeñó en el área de Administración y Finanzas, en la Biblioteca del IPROCH, Biblioteca de La Castilla, y luego como encargada de la Biblioteca Marta Colvin del Campus Fernando May.

“Tengo una eterna gratitud con la Universidad porque me permitió desarrollarme como persona y adquirir nuevos conocimientos. Formé una familia y pude tener una vida digna. Ahora espero descansar y luego visualizar lo que será el futuro. De mis cuatro hijos, 2 son egresadas de Enfermería y de Pedagogía en Inglés de la UBB”, comentó.

Ambas funcionarias enfatizaron en el espíritu de colaboración existente en la sede Chillán, advirtiendo que siempre se sintieron valoradas y consideradas.




Gobernador de la Provincia de Diguillín destacó relación con la UBB

El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel recibió la visita del nuevo gobernador de la Provincia de Diguillín, Enrique Rivas Rivas, exalumno de Ingeniería Civil de la Universidad del Bío-Bío. En la oportunidad, el gobernador expresó su interés en trabajar más estrechamente con la Universidad, consciente de las fortalezas que tiene la UBB y que pueden contribuir al progreso y calidad de vida de las comunidades de la provincia.

El prorrector Dr. Fernando Toledo manifestó el permanente compromiso de la Universidad con el desarrollo de la Región de Ñuble, lo que se traduce en la formación de personas integrales a través de la docencia de pregrado y postgrado de calidad, así como por medio de la generación y transferencia de conocimiento avanzado, mediante la investigación fundamental, aplicada y de desarrollo, la vinculación bidireccional con el medio, la formación continua y la extensión.

“La Universidad contribuye a la movilidad y a la integración social basada en una cultura participativa centrada en el respeto a las personas. Nos alegra enormemente que un exalumno se desempeñe como Gobernador, así es que expresamos nuestra voluntad de cooperar en lo que la Provincia de Diguillín requiera. La Universidad puede colaborar en materia de asistencia, planes o programas que ustedes consideren necesarios de implementar. Lo vemos como un compromiso porque somos la Universidad estatal y pública de Ñuble”, aseveró.

El gobernador de la Provincia de Diguillín, Enrique Rivas Rivas, se desempeñó anteriormente como Delegado del Serviu y como Seremi de Energía en la Región de Ñuble. Posee estudios de Magíster en Gestión de Gobierno de la Universidad Autónoma de Chile, y ha cursado diplomados en Ingeniería Sanitaria Ambiental y en Tecnología y Gestión ambiental en la UBB. También ha ejercido como docente en la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

“En esta primera etapa me he abocado a reunirme con los alcaldes, gobierno regional, juntas de vecinos, organizaciones, y esta es la primera visita a una Universidad. Cuenten con nosotros porque podemos hacer muchas vinculaciones con la UBB. Vivimos tiempos complejos, pero tenemos que salir adelante y no podemos dejar de trabajar”, manifestó.

El prorrector Toledo Montiel también dio cuenta del interés de la UBB por desarrollar un polo de salud en la región, aprovechando la experiencia adquirida a través de carreras como Enfermería, Nutrición y Dietética, Fonoaudiología y Psicología. “Queremos contribuir a la calidad de vida y de la salud en nuestra región. También trabajamos por encontrar los caminos que permitan generar la carrera de Medicina, que estimamos, se convertiría en una opción de desarrollo para toda la región”, comentó.

El prorrector también destacó el logro de la última acreditación institucional por 5 años en todas las áreas: Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Docencia de Postgrado, Investigación y Vinculación con el medio, lo que da cuenta del nivel de complejidad que ha alcanzado la UBB y que la dejan expectante ante nuevos desafíos.




UBB e Instituto Nacional del Deporte proyectan infraestructura deportiva en Ñuble

El prorrector Fernando Toledo Montiel y el director regional del IND en Ñuble, José Vicente Mendoza, acordaron evaluar la generación de una propuesta para ampliar la oferta de infraestructura deportiva en la región, armonizando las necesidades de la Universidad, las políticas y prioridades del IND y de la propia comunidad.

La reunión de trabajo consideró igualmente la participación del vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander Sanhueza; la subdirectora de Desarrollo Estudiantil Andrea Fuentes Méndez; el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación, Pedro Pablo Campo; el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, Jaime Pacheco Carrillo, y los profesionales del IND Nicolás Sandoval y Álex Salazar.

El prorrector Fernando Toledo manifestó que la UBB posee características diferenciadoras que pueden potenciar y agregar valor a la infraestructura deportiva al vincular la práctica de la actividad física con la investigación científica y la academia a través de carreras como Nutrición y Dietética, Enfermería, Pedagogía en Educación Física y Psicología, entre otras.

El director regional del IND, José Vicente Mendoza, comentó que la UBB es un socio estratégico del Instituto en la región de Ñuble, razón por la que los académicos Jaime Pacheco Carrillo y Pedro Pablo Campo forman parte del consejo consultivo de dicha institución. Esta relación también permitió organizar con éxito el primer Festival Paralímpico en dependencias del Campus Fernando May, lo que es considerado un hito en el desarrollo deportivo local.

“Debemos concordar en una mesa de trabajo lo que queremos y podemos hacer. Es una realidad que la infraestructura deportiva en la región no es de la mejor calidad y los recursos son acotados. Como IND también debemos ser precisos respecto de aquellas acciones más factibles de realizar en una perspectiva comunal-regional”, expresó.

El vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander, recalcó que la Universidad no solo pretende formar profesionales competentes en sus respectivas disciplinas sino que también apuesta por el desarrollo integral de las personas, y en ese contexto el fomento del deporte y la actividad física desempeñan un rol preponderante.

El profesional del IND Álex Salazar, expresó que en el marco de la mesa de trabajo será clave definir la problemática que se desea abordar y en función de ello levantar las propuestas más pertinentes y factibles de realizar. “La propuesta de infraestructura deportiva debe planificarse estratégicamente, detectando la demanda insatisfecha en la comunidad y luego avanzar en las etapas de diseño y ejecución”, reflexionó.

El director de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, Jaime Pacheco Carrillo, así como el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación, Pedro Pablo Campo, aludieron al compromiso de la UBB con el fomento del deporte y de los estilos de vida saludable, lo que se evidencia a través de diversos estímulos y facilidades orientadas a las y los jóvenes que practican disciplinas en nivel de alto rendimiento, representando a la UBB y a Ñuble en torneos de la Liga de Educación Superior, FENAUDE e incluso en el extranjero.

Asimismo, el académico Jaime Pacheco valoró los espacios generados en la Universidad para el desarrollo del deporte adaptado y paralímpico.




Centro de Estudios de Ñuble UBB formalizó adjudicación de inédito proyecto Innova FOSIS

El prorrector Fernando Toledo Montiel junto a la directora del Centro de Estudios de Ñuble UBB, Julia Fawaz Yissi, participaron en el acto de formalización de la adjudicación del proyecto “Comunas sin violencia hacia las mujeres: Una propuesta integral desde la prevención, sensibilización y reeducación de hombres, mujeres, jóvenes y comunidad en 4 comunas de Ñuble”. Se trata de una de las 20 iniciativas seleccionadas a nivel nacional, de un total de 170 participantes.

La iniciativa tiene como objetivo proponer una solución integral a mujeres que han sido víctimas de violencia intrafamiliar (VIF) en las comunas de San Ignacio, El Carmen, Pemuco y Yungay.

En la oportunidad, la seremi de Desarrollo Social, Doris Osses; la directora regional de FOSIS, Catherine González; y la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Bárbara Hennig, relevaron el carácter inédito del concurso Innova FOSIS al integrar conceptos de innovación en el área social, así como el carácter integral de la propuesta presentada por el Centro de Estudios de Ñuble de la Universidad del Bío-Bío.

El prorrector Fernando Toledo Montiel expresó que iniciativas como la emprendida por el Centro de Estudios evidencian el compromiso de la Universidad con la Región de Ñuble y sus comunidades, que exigen mayores oportunidades, equidad y justicia social. “La Universidad del Bío-Bío, en su calidad de universidad pública, estatal y birregional, es consciente del rol social que desempeña en estos territorios y asume que su aporte trasciende por mucho la exclusiva formación disciplinar de pregrado y postgrado. Somos actores protagónicos del entorno social, político, cultural y productivo, y así lo demuestra el desempeño y desarrollo de nuestras académicas y académicos, de nuestros funcionarios y estudiantes”, aseveró.

La académica Julia Fawaz explicó que la propuesta del Centro considera 3 ámbitos de acción. En prevención y sensibilización se contemplan charlas a alrededor de 240 estudiantes de liceos municipales de cada comuna, cuatro ferias comunales de promoción, un seminario intercomunal y talleres con funcionarios municipales vinculados a violencia intrafamiliar. En el ámbito de trabajo con mujeres en situación de violencia intrafamiliar, se propone abordar el fortalecimiento de autoestima y desarrollo personal; orientación legal y capacitación laboral con incentivo económico de emprendimiento. También se vislumbra articulación público privada mediante la conformación de una mesa local en cada comuna, incorporando empresas, unidades de fomento productivo y empleo de municipalidades, y seremías de Economía y del Trabajo.

La directora del Centro de Estudios Ñuble precisó que las comunas de El Carmen, San Ignacio, Pemuco y Yungay presentan una ruralidad promedio superior al 50%, lo que conlleva como riesgo factores culturales, territoriales y educacionales, que favorecen altas y crecientes tasas de violencia intrafamiliar, de manera que el proyecto UBB se hace cargo de una realidad de manera integral y multidisciplinariamente.

El equipo UBB es conformado por la directora del Centro de Estudios de Ñuble, Julia Fawaz Yissi; la académica del Departamento de Ciencias Sociales Soledad Martínez Labrín; la jefa de carrera de Trabajo Social de la sede Concepción Soledad Reyes Pérez; la trabajadora social del Centro de Estudios Ñuble Alejandra Martínez Jeldres y el abogado del Proyecto DIRGEGEN Alen Alegría Vásquez.




CORE de Ñuble valoró propuesta UBB sobre proyección de un polo de salud

La Comisión de Ciencia y Tecnología del CORE de Ñuble, presidida por el consejero regional Jezer Sepúlveda, destacó la presentación realizada por la Universidad, referida a la generación de un polo de salud, que implicaría la creación de la carrera de Medicina –entre otras-, así como la generación de programas de formación en especialidades, considerando las características de la realidad epidemiológica de la región.

Programar la calendarización de reuniones de trabajo y mantener un vínculo de información y consultas fluido, entre los consejeros regionales de Ñuble y el comité responsable del proyecto integral de salud UBB, fueron los principales acuerdos logrados durante el encuentro sostenido entre la Comisión de Ciencia y Tecnología del CORE de Ñuble y la comitiva universitaria.

La delegación UBB fue presidida por el prorrector Fernando Toledo Montiel junto con el vicerrector Académico Peter Backhouse Erazo; el vicerrector de Asuntos Económicos Reinier Hollander Sanhueza; el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Jorge Moreno Cuevas, el decano de la Facultad de Ciencias, Juan Carlos Marín Contreras; la secretaria académica de FACSA, Mónica Cardona Valencia; el académicos del Departamento de Gestión Empresarial, Álex Medina Giacomozzi; la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres; los académicos del Departamento de Ciencias Básicas Carlos Escudero Orozco y Andrés Rodríguez Morales; y el jefe de Gabinete de Rectoría Juan Saavedra Vásquez.

El prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Fernando Toledo Montiel, explicó que el proyecto se plantea en etapas y en un horizonte de 10 años. La propuesta UBB -se indicó- recoge estudios técnicos y experiencias exitosas desarrolladas por universidades y gobiernos regionales de otros puntos del país, lo que da cuenta de la factibilidad de emprender el desafío de generar un proyecto integral de salud para Ñuble.

“Somos conscientes que esto implicará esfuerzos importantes. Lo que pudimos observar en el caso de otras universidades que han creado la carrera de Medicina, es que el éxito se basó en el estrecho vínculo y colaboración entre dichas casas de estudios superiores y los respectivos gobiernos regionales, tal como ocurrió en la Universidad de Atacama. De ese caso, así como de la Universidad de O’Higgins y de la Universidad de Valparaíso, que abrió la carrera en San Felipe, obtuvimos valiosa información”, manifestó.

El presidente de la comisión Ciencia y Tecnología del Consejo Regional, Jezer Sepúlveda, expresó la necesidad de desarrollar un plan de trabajo junto a la UBB para despejar distintas dudas e inquietudes. “Es un trabajo muy interesante y ciertamente le daría un plus a la región. Debemos avanzar paulatinamente para evaluar las posibilidades”, comentó.

En tanto, el consejero Arnoldo Jiménez advirtió que la propuesta es un claro aporte al territorio. “El desafío que plantea la UBB es tremendamente interesante. Se trata de un proyecto muy relevante en materia de formación de profesionales para la región de Ñuble. Las comunas rurales requieren médicos con una vocación particular y con un enfoque de salud familiar y comunitaria, de manera que sería muy apropiado que la Universidad considerara ese propósito”, señaló.

El consejero Rodrigo Dinamarca enfatizó el compromiso con el desarrollo regional que muestra la Universidad. “La UBB es una gran universidad. Desarrollar un polo de salud podría implicar múltiples beneficios para la región. Sabemos que muchos adultos mayores valoran la calidad de vida de Ñuble, y si podemos ofrecer servicios de salud apropiados, sobre todo en el área geriátrica, es posible que muchos más se sientan atraídos por esta zona. Veo con buenos ojos este proyecto”, refrendó.

A su vez, el consejero Javier Ávila, hizo ver la necesidad de estudiar y evaluar las implicancias de la iniciativa. “Felicito a la Universidad. Es un trabajo serio y riguroso, con un objetivo que aporta a la consolidación de la región de Ñuble. Debemos trabajar para profundizar en algunos temas, y por eso debemos consultar distintas fuentes de información. Estimo necesario manejar más antecedentes para realizar las consultas más pertinentes porque debemos ser muy responsables con los recursos de la región”, comentó.

Fotografías: Felipe Muñoz Aedo




Reconocen trayectorias de funcionarios UBB acogidos a retiro

El rector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, compartió un desayuno de camaradería con funcionarios recién acogidos a retiro de la sede Chillán: Manuel Millar Castillo, Manuel Donoso Herrera, Luis Garrido San Martín y Héctor Caamaño Riquelme, quienes se desempeñaban como auxiliares de distintas reparticiones. Junto al prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, la directora de Administración y Presupuesto, Karina Villarroel Álvarez y la coordinadora de Personal de la sede, Yenniffer Contreras Canto, se valoró el aporte de toda una vida de trabajo.

El rector Dr. Mauricio Cataldo instó a los ahora exfuncionarios a perpetuar su lazo con la Universidad, que les deja las puertas abiertas y reconoce el compromiso y la dedicación demostrada. “Les deseamos mucha suerte en esta nueva etapa que podrán apreciar más junto a sus familias. Como lo hemos dicho en otras oportunidades, la Universidad debe ser el soporte de las trayectorias de nuestros funcionarios y funcionarias, reconociendo y dando valor a las capacidades, saberes, diversidades y experiencias de cada integrante de la comunidad”, comentó.

Manuel Román Millar Castillo ingresó a la Universidad en 1982. Desempeñó funciones en el Campus Fernando May, en el antiguo edificio de calle Constitución, donde se emplazó la rectoría del IPROCH y la biblioteca, y en el actual Centro de Extensión. “Comencé a trabajar a los 15 años en una casa patronal cercana a San Carlos. Ahora quiero descansar un tiempo. La Universidad me sirvió para aprender el trabajo de la construcción y así fue como construí mi casa prácticamente solo. También aprendí de gasfitería y electricidad, cosas muy útiles, y quizás ahora también trabaje en algo de eso. Me voy muy agradecido”, precisó.

Manuel Alberto Donoso Herrera se incorporó en 1981. Inicialmente trabajó en las carreras de Enfermería y Nutrición y Dietética, en distintos espacios físicos como en la Casa del Deporte y en el Campus Fernando May. “Tengo recuerdos muy bonitos de la Universidad, de fiestas y aniversarios. Lo he pasado bien. Yo estudié para agente vendedor, así es que a lo mejor ahora comenzaré a vender algunas cosas y vendré a visitar a mis amigos y amigas de la Universidad. También aprovecharé el tiempo en mi casa, junto a mi hermana y mi hermano ya jubilados, quienes viven conmigo”, compartió.

Luis Bartolomé Garrido San Martín ingresó formalmente a la Universidad en 1982, aun cuando estuvo ligado al Fundo El Mono desde su infancia. Se desempeñó en la mantención de jardines de la Universidad, en el estadio atlético, como guardia en el Campus La Castilla, para volver finalmente al Campus Fernando May. “Don Fernando May nos trajo del Fundo las Pataguas el año 1962; tenía como 8 años. Entré a trabajar como a los 13 años en labores agrícolas. A los 14 años aprendí a trabajar con tractores y cosecheras… Eso sí, no fui más a la escuela”, señaló.

Héctor Caamaño Riquelme tenía 31 años cuando ingresó a la Universidad en 1982. Se declara un agradecido de la vida y de la Universidad. “Por ahora no me he planteado ninguna expectativa. Quiero estar tranquilo y hacer las cosas que antes no he podido. Descansaré tranquilamente un tiempo y después veremos. En la Universidad tuve muy buenos jefes y en general tengo buenos recuerdos porque pude formar una familia; incluso una hija es egresada de Enfermería de la UBB. Ahora comienzo una nueva etapa”, aseveró.

El prorrector Dr. Fernando Toledo Montiel, también manifestó su satisfacción por haber compartido muchos años con los exfuncionarios. “Con algunos de ustedes jugábamos fútbol acá. Les deseo lo mejor a ustedes y a sus familias. Han contribuido mucho a la generación de identidad de nuestra Universidad, al igual que los funcionarios y funcionarias que ya se han ido. Que sean muy buenos tiempos para todos”, compartió.