Académicos UBB comparten experiencias en Primer Encuentro de Innovación y Buenas Prácticas Pedagógicas

IMG_5773

Prorrectora Gloria Gómez Vera.

Actividad convocada por la Dirección de Docencia a través del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico, se enmarca en el proyecto de Convenio de Desempeño de Armonización Curricular de la oferta académica de pregrado de la Universidad del Bío-Bío.

La ponencia “Investigación-Acción: herramientas para innovar y mejorar la práctica docente”, a cargo del académico Gonzalo Fonseca Grandón de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, dio inicio al Primer Encuentro de Innovación y Buenas Prácticas Pedagógicas de la UBB. La actividad se desarrolló en distintas dependencias del Centro de Extensión de la sede Chillán.

Durante el acto inaugural, la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera, recalcó que la innovación y las buenas prácticas pedagógicas son temas de primer orden en la institución, y recordó que el encuentro sintoniza con el Convenio de Desempeño de Armonización Curricular de la oferta académica de pregrado, en consonancia con el Modelo Educativo, que pretende responder a las demandas del mundo laboral para favorecer el tránsito académico del estudiante a lo largo de toda su trayectoria formativa, y así lograr una titulación oportuna y una empleabilidad pertinente.IMG_5775

IMG_5779

Director de Docencia, Flavio Valassina Simonetta

“Nuestro Modelo Educativo nos urge a ser innovadores. Es más, nuestros propios estudiantes demandan mejores prácticas docentes. Se trata de un escenario y de un desafío que debemos abordar para saber responder a las complejidades del presente y del mañana. Estamos seguros que será así, pues nuestros docentes se comprometen responsablemente con la actualización permanente de la disciplina, incorporando los cambios sociales, científicos y tecnológicos, con el fin de formar profesionales ajustados al perfil de egreso de los estudiantes de la UBB. Una mejor docencia redundará directamente en la disminución de los índices de deserción, que en nuestra Universidad, en todo caso, se sitúan entre los más bajos del sistema. Si las sociedades cambian, si sus actores transmutan, es de toda lógica que interroguemos y cuestionemos nuestras prácticas pedagógicas habituales, su necesidad y pertinencia”, aseveró la prorrectora.

Durante la conferencia, el académico Gonzalo Fonseca precisó que el vínculo existente entre docencia e investigación, tal como lo propone la Investigación-Acción, es bastante fuerte y puede favorecer la mejora de la docencia y también la investigación sobre la docencia. “Eso hace que dos actividades que tradicionalmente han estado siempre separadas, puedan establecer un vínculo fuerte, de modo que el docente, en este contexto de innovación que ha surgido desde la década del 2000, pueda tener espacio para investigar sobre esas innovaciones y generar conocimiento desde la práctica”, explicó.

En esta línea, el expositor recalcó diversos beneficios que supone el método de Investigación-Acción. “Permite que la docencia en la universidad o el docente universitario se cuestione permanentemente en torno a sus prácticas, respecto de cómo lo está haciendo, qué considera que puede mejorar, qué aciertos ha tenido, qué desaciertos, etc. Si hay una buena implementación de esta herramienta, puede generar una mejora continua, cíclica y recursiva, y eso hace que el docente universitario mejore permanentemente”, aseveró.IMG_5778

IMG_5784

Expositor Gonzalo Fonseca.

En tanto, el director de Docencia de la UBB, académico Flavio Valassina Simonetta, destacó la centralidad del rol del profesor en los procesos de renovación curricular. “Cuando hablamos de renovación curricular, habitualmente tendemos a pensar que esta renovación es el trabajo que se hace para reformular los planes de estudios, las mallas curriculares, que obviamente son elementos fundamentales e importantes. Pero la verdadera renovación curricular es la que se hace en el aula. En esto resulta clave el profesor, porque nosotros podemos tener mallas curriculares y planes de estudios muy buenos, pero si el profesor no es capaz de desarrollar el cambio en el aula, todo queda en el papel. Por eso hemos focalizado fuertemente el tema de la capacitación, de innovar en la práctica docente, en la utilización de nuevas metodologías de trabajo en el aula, hemos focalizado los programas de capacitación justamente en este ámbito”, describió.

El director de Docencia destacó que el Convenio de Desempeño de Armonización Curricular de la UBB, se vincula con la renovación de los planes de estudio, pero también con el área de capacitación a los docentes para inducirlos a incorporar cambios de cara a lograr una participación más activa de sus estudiantes. Asimismo,  una tercera arista del Convenio apunta al aseguramiento de la calidad. “Somos académicos de distintas disciplinas, no todos hemos tenido una formación pedagógica, un desarrollo metodológico pedagógico para abordar nuestro trabajo en el aula, y justamente la capacitación y el intercambio de las experiencias nos permiten compartir y tomar buenas ideas que podemos aplicar en nuestros cursos y asignaturas”, ilustró.

El encuentro propiamente tal, se estructuró a partir de paneles sobre Diseño Didáctico con Metodologías Activas; Implementación de estrategias de enseñanza-aprendizaje innovadoras; e Implementación de innovaciones con TIC. Entre los académicos participantes compartieron sus experiencias: Marcela Concha Toro, Soledad Martínez Labrín, Cecilia Pinto Santuber, Patricia Arteaga González, Mauricio Alfaro Calfullan, Hugo Cáceres Jara, Mónica Cardona Valencia, Julio Junod Montano, Álvaro Suazo Schwencke, Clemente Rubio Manzano, Lorena Larrea Sáez, Fancy Castro Rubilar, Aníbal Coronel Pérez, Aurora Henríquez Melgarejo, Yuri Vega Rodríguez, Jimena Alarcón Castro, Claudia Espinoza Lizama, Mario Bravo Molina, Luis Linzmayer Gutiérrez y Soledad Reyes Pérez.

También se consideró el desarrollo de los talleres “Creando recursos de aprendizaje en infografía” por Francisco Kroff Trujillo de la Universidad de Los Lagos; “Cómo evaluar resultados de aprendizaje desde una evaluación auténtica”, a cargo de Rodrigo Ruay Garcés de la Universidad Católica del Maule; y “Modelación de actividades para el trabajo autónomo del estudiante con uso de TIC”, del académico Arnoldo Vidal Muñoz de la Universidad de La Frontera.