Académicos UBB contribuirán al desarrollo de escuelas rurales multigrado de la comuna de San Ignacio

Reflexionar acerca de las acciones pedagógicas que se realizan en el aula multigrado de la ruralidad, y generar evidencia científica e insumos para futuras investigaciones, es el principal propósito del denominado Grupo de Estudio e Investigaciones Pedagógicas del Departamento de Ciencias de la Educación (GEIPDE), equipo multidisciplinario conformado por los académicos Dr. Luis Linzmayer Gutiérrez, David Rivera Parra, Lucía Navarrete Troncoso y Dra. Maritza Palma Luengo.

En dicho marco, según explicó la Dra. Maritza Palma, el GEIPDE suscribió una carta de intenciones con el Departamento de Educación de la Municipalidad de San Ignacio, cuyo objetivo apunta a realizar una serie de acciones conjuntas y reflexionar respecto de los saberes pedagógicos de la comuna de cara a lograr impactos positivos en el quehacer profesional y educativo de los microcentros de escuelas rurales multigrado. La idea es generar conocimiento desde las propias experiencias de los centros educativos. “Pretendemos propiciar el levantamiento de líneas de investigación pedagógica, desde el contexto rural multigrado”, recalcó la académica UBB.

La Dra. Maritza Palma Luengo, académica del Departamento de Ciencias de la Educación, precisó que el grupo de estudio se vinculó con la dirección del DAEM de San Ignacio a través de la Escuela de Pedagogía en Educación General Básica de la UBB, específicamente a través de las prácticas pedagógicas.

“Buscamos generar una vinculación de carácter bidireccional, es decir, en beneficio de ambas instituciones. Es así como vislumbramos que los profesores de microcentros de escuelas rurales multigrado, concurran a la UBB para compartir sus experiencias y colaboren en asignaturas de Pedagogía en Educación General Básica. Igualmente, nosotros podremos generar investigación al respecto. Hemos definido una suerte de programación del trabajo en función de lo que queremos lograr en esta primera etapa”, aseveró la académica del Departamento de Ciencias de la Educación.

La Dra. Maritza Palma explicó además que el grupo de investigación se focalizará en la acción pedagógica. “Mucho tiempo se ha hablado de la educación y de la pedagogía, pero como grupo queremos definir lo que nosotros consideramos que es pedagogía a nivel de Facultad, o cómo nosotros trabajamos la pedagogía a nivel de Facultad. Queremos generar un sello en la acción pedagógica. Nuestra metodología se ha basado en la reflexión. Estamos reflexionando acerca de lo que nosotros pensamos, en lo que creemos y ciertamente considerando el contexto”, argumentó.

La comuna de San Ignacio cuenta con 14 centros educativos; 4 de ellos corresponden a establecimientos Multigrado; 8 son escuelas de Enseñanza Básica y 2 liceos de Enseñanza Media.

La profesora Jélica Fuentevilla Isla, encargada de la Subvención Escolar Preferencial (SEP) de la comuna de San Ignacio, quien suscribió la carta de intención junto a los académicos de la Universidad del Bío-Bío, convocó a participar a los profesores del Microcentro de Escuelas Rurales Multigrado, quienes consideran la instancia como una oportunidad única, no solo por la actualización de conocimientos que supone, sino además porque podrán mejorar sus prácticas docentes.

“Muchas veces, los profesores carecen de mecanismos que otorguen espacios de reflexión para afrontar procesos que favorezcan el desarrollo de buenas prácticas pedagógicas rurales multigrado. La educación en la ruralidad es una tarea compleja, porque escapa a la actualización del currículo vigente, que prepara esencialmente docentes para un sistema educacional urbano. Por consiguiente, la propuesta intenta crear espacios de reflexión desde las experiencias de los profesores en ejercicio y el apoyo de los académicos de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío, generando un importante precedente, que dará lugar a proyectos futuros que expliciten la articulación académica con el sistema educativo, permitiendo aunar esfuerzos formativos en las instituciones involucradas”, concluyó la Dra. Maritza Palma Luengo.