Corporación de Mujeres por el Arte homenajea a la UBB a través de simbólico cuadro de Marta Colvin

La Corporación de Mujeres por el Arte, CORMUART, realizó un simbólico homenaje a la Universidad del Bío-Bío en el marco del septuagésimo aniversario institucional. En visita realizada a la Prorrectora, CORMUART, hizo entrega de un óleo en que se representa a la escultora chillaneja Marta Colvin Andrade, mientras da vida a una de sus obras en su taller.

La delegación de la Corporación de Mujeres por el Arte estuvo encabezada por su presidenta, Haydée Concha Sanhueza, junto a las socias María Teresa Caridi Vásquez, Rosa Rodríguez y Patricia Muñoz, quienes fueron recibidas por la Prorrectora.

Haydée Concha Sanhueza, presidenta de CORMUART y autora de la obra, explicó que dicha creación es parte de una serie elaborada durante el año 2016, que tuvo como concepto central a la mujer, en sus diversas facetas y actividades. En ese contexto emergió la figura de Marta Colvin, una mujer de vanguardia en su época.

“Elegí a Marta Colvin porque siempre me ha motivado y me parece una figura muy interesante. Tuve la oportunidad de ver el libro “Marta Colvin, Escultora” (editado por Jorge Colvin Etchevers), indagué sobre ella y así fue como se generó este cuadro. Ahora, en el marco del 70º aniversario de la Universidad quisimos traerlo como regalo, y especialmente a la prorrectora Gloria Gómez, quien nos ha apoyado desde nuestros inicios, trabajando al alero de la UBB, en dependencias del Centro de Extensión, hasta hace poco tiempo, expresó Haydée Concha.

La prorrectora, Gloria Gómez Vera, agradeció en nombre de la institución el simbólico presente de la Corporación, destacando la valía de sus integrantes, quienes contribuyen al desarrollo del arte y también proyectan su quehacer en diversos ámbitos sociales.

“Deseo expresar un profundo agradecimiento a la Corporación de Mujeres por el Arte, por este gesto que nos conmueve. Podemos decir con toda certeza, que sentimos a  CORMUART como parte de nuestra Universidad. Valoramos profundamente el hecho que Haydée Concha, presidenta de la Corporación, haya escogido a Marta Colvin como concepto de su obra, puesto que ella es parte de nuestra identidad, desde el momento en que estamos en este campus que fuera donado por don Fernando May Didier. Como Universidad sentimos un profundo agradecimiento por esta familia, que ha proyectado su vínculo con don Fernando May Colvin, quien fuera miembro de nuestra Honorable Junta Directiva, y también hemos relevado esta relación con la creación del Museo Marta Colvin”, aseveró la prorrectora.

Gloria Gómez Vera destacó que para una artista, desprenderse de una creación propia no es un hecho menor, sino que implica un significativo gesto de generosidad, y por ello el presente de CORMUART y de la autora, Haydée Concha Sanhueza, adquiere un sentido aún más trascendente.

Durante el año 2017, la Corporación de Mujeres por el Arte ha escogido como concepto temático de sus obras a Violeta Parra, en atención a que se celebra el centenario de su natalicio, y la futura Región de Ñuble. De este modo se pretende plasmar la senda de Violeta Parra en Ñuble a través de San Fabián, San Carlos, Chillán, los diversos parajes recorridos, así como se buscará plasmar en la plástica el sentido de sus canciones.

El resultado de este proceso creativo que aúna a las socias de CORMUART, podrá ser apreciado en el mes de noviembre, con ocasión de su decimosexto aniversario.

La presidenta Haydée Concha manifestó que las diversas obras serán incluidas en un nuevo número de la revista Mujeres por el Arte, pues la idea es que dicho medio se convierta en el registro histórico del quehacer de la Corporación.

Durante el encuentro con la Prorrectora Gloria Gómez Vera, las socias de CORMUART también dieron cuenta del trabajo de proyección y vinculación con la comunidad que realizan periódicamente. En este ámbito destacan diversos talleres de artesanía y manualidades brindados a mujeres de juntas de vecinos de la ciudad, así como a dirigentes sociales.

Mención especial merece el trabajo realizado junto a las internas del Centro Penitenciario Femenino de Chillán, a quienes entregan herramientas que les permiten aprender un oficio y así generar recursos. Los talleres de telar, pintura en acrílico, o confección de cajitas navideñas, son muy esperadas y valoradas por las mujeres privadas de libertad, según consignaron.

“Hace ya seis años que trabajamos con el Centro Penitenciario, y además de enseñarles estas técnicas, también conversamos con ellas, tratamos de orientarlas, y es muy gratificante ver cómo ellas se entusiasman y crean cosas tan hermosas como los tejidos en telar, o las cajitas navideñas que luego regalan a su madres, hijas o parejas. Creemos que esta labor tiene un trasfondo social muy importante, porque ayuda a cambiar la perspectiva de las mujeres”, aseveraron la socias de CORMUART.