Especialista en publicaciones científicas dictó seminario para investigadores

Productividad e impacto en publicaciones científicas se tituló el seminario que dictó el director ejecutivo de Journal Revisions y experto en análisis editorial de manuscritos, Ian Scott, en los tres campus de la Universidad del Bío-Bío, del 6 al 8 de septiembre, con el fin de instar a los investigadores a perfeccionar y aumentar la cantidad de publicaciones científicas a nivel institucional. 

Al respecto el director de Postgrado, Sergio Vargas, comentó que el objetivo de los seminarios fue poder entregar claves para mejorar la productividad de los académicos tanto en la cantidad como el impacto que tienen las publicaciones científicas, “con esto los académicos pudieron recibir tips para mejorar las investigaciones científica que ellos están desarrollando”, aseveró.

Agregó que se está evaluando el generar un convenio con la empresa encargada del seminario, el cual estuvo pensado para investigadores y académicos, más algunos estudiantes de posgrado. “Esto impacta directamente a nivel institucional, pues en los procesos de acreditación, tanto en investigación como en el fortalecimiento y la docencia de posgrado, la Universidad debe mostrar el producto que los investigadores realizan, lo cual nos posiciona y fortalece como Universidad, por aportar a la investigación y el posgrado”, sentenció.

El experto en análisis editorial de manuscritos manifestó que espera que el seminario tenga un impacto en la comunidad de investigadores de la institución, “pues con esto la Universidad del Bío-Bío está demostrando su énfasis en la producción científica, por tanto los investigadores ojalá puedan acceder a los distintos mecanismos de apoyo que nosotros crearemos con la institución”.

Explicó también que el objetivo fue hacer una transferencia tecnológica de las herramientas que se utilizan en la edición científica y en el análisis de la información para posicionar los estudios en el espacio digital y las bases de datos indexados internacionales. “Nosotros recibimos paper y los perfeccionamos, sugerimos una serie de mejoramientos basados en las tecnologías de la información y con eso agilizamos bastante todo el proceso de publicación en revistas científicas”, explicó.

A fin de presentar mejor una investigación, Ian Scott aconsejó que es necesario orientarse íntimamente con la literatura del área de investigación, poner en relevancia las palabras claves, la bibliografía y la presentación de los resultados en el marco de la relevancia global que tienen.




Académico de Diseño Gráfico UBB expuso en IV Congreso Nacional de la Asociación Chilena de Investigadores en Comunicación

El académico del Departamento de Comunicación Visual, Rodolfo Quezada Cofré, expuso en el IV Congreso Nacional de la Asociación Chilena de Investigadores en Comunicación, INCOM, que en esta versión tuvo como lema “Integración y diversidad en la investigación de la Comunicación. Miradas desde el sur”. El Congreso se realizó en dependencias de la Universidad del Desarrollo en Santiago de Chile, y congregó a un centenar de académicos de las principales casas de estudios superiores del país.

El profesor Quezada Cofré participó con el tema “Comunicación y competencia intercultural en didáctica del diseño”, materia que corresponde a la frecuencia de estudio que ha sostenido en el ámbito de las estrategias innovadoras en el Aula, específicamente en la asignatura Taller de Diseño Intercultural, curso que forma parte de un  programa de vinculación docente denominado “Nexodiseño”, y que se ha dictado en 6 carreras de Diseño de universidades de Latinoamérica.

Con el  estudio, el académico Rodolfo Cofré se hace cargo de la necesidad de reconocer, primeramente, “la dificultad pedagógica que representa la interculturalidad en las asignaturas Talleres, donde se reúnen alumnos de contextos semánticos diferentes y se desarrollan actividades creativas de solución a problemas -generalmente desde una perspectiva global, pero con un objetivo de intervención local- en que la tarea del profesor se complejiza, reclama nuevas estrategias didácticas y conceptos, lo que implica una adaptación profesional constante”, ilustró.

La investigación también asume la necesidad de reconocer el Diseño como  actividad intelectual, cultural y social. Asimismo, abundó el académico UBB, se da cuenta de la baja formación del Diseñador en competencias interculturales, en circunstancias que ya estudia en una sociedad multicultural, y deberá ejercer profesionalmente en el campo de la innovación y producción de productos culturales, todo ello en el contexto de un mercado del trabajo y de empresas multiculturales.

“El objetivo general al que apunta el estudio, es explorar las variables socioculturales y conductuales de mayor injerencia en la comunicación bicultural y de interés en  el proceso de construcción de la competencia intercultural, específicamente, de las capacidades transversales de la empatía y asertividad”, aseveró.

La relevancia del tema, ilustró Rodolfo Cofré  “está dada por las tendencias y aspiraciones positivas que se manifiestan en el contexto sociocultural actual, que demandan la formación profesional por competencias interculturales, como por ejemplo, el aumento creciente de la movilidad espacial a nivel planetario, dentro de la cual se destaca la movilidad estudiantil, y por otro lado, en el ámbito de las  ofertas globales de trabajo en internet; y la tendencia de las empresas por conformar equipos con un mayor valor agregado”.

Rodolfo Quezada expresó que lo anterior implica que las empresas ya no solo consideran los conocimientos técnicos, ni los títulos o diplomas de especialización expresados en el currículum.

“La nueva tendencia incluye contratar personas, con todas las habilidades y destrezas necesarias para el cargo,  constituyéndose estos últimos años  en prioridad, que  los postulantes tengan desarrolladas habilidades sociales e incluso, participen en causas humanitarias. Estas son tendencias que están vinculadas al concepto moderno de la inteligencia emocional, del que forman parte las capacidades de empatía y asertividad, las cuales hoy, en el mundo global de la diversidad, deben ponerse en práctica en el aula universitaria”, reflexionó el académico UBB.

Entre los resultados del estudio preliminar que el profesor Quezada Cofré expuso en el evento, se encuentran el documento sobre diagnóstico inicial; la conformación de un equipo investigador sobre el tema; la presentación de trabajos en congresos internacionales; y la formulación de un proyecto de investigación en docencia al concurso 2016 de la Vicerrectoría Académica y de la Dirección General de Investigación, Desarrollo e Innovación (DGI) de la Universidad del Bío-Bío, con la participación de académicos de 5 instituciones universitarias de Latinoamérica, el cual se encuentra en la etapa de aplicación de la metodología, ilustró el académico del Departamento de Comunicación Visual.




Magíster en Salud Pública UBB dio el vamos a proceso de autoevaluación de cara a primera acreditación

La firma del protocolo de compromiso de Acreditación entre el director del Programa de Magíster en Salud Pública, Dr. Julio Parra Flores; la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, y el Jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, Sergio Araya Guzmán, dio el vamos al proceso de autoevaluación de cara a obtener la primera acreditación de este programa de postgrado.

El acto oficial consideró la participación de integrantes del claustro académico, alumnos y graduados.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz, destacó que se trata del primer programa de postgrado de la Universidad del Bío-Bío que implementa un Lanzamiento del proceso de autoevaluación de cara al proceso de acreditación, tal como fue pionero en crear un Consejo Asesor.

“Debemos relevar que el Programa de Magíster en Salud Pública, al igual que el Programa de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos, son los únicos a nivel institucional que han implementado la renovación curricular de acuerdo al Modelo Educativo UBB, considerando créditos SCT y articulación con las carreras de pregrado”, enfatizó la decana.

Al respecto valoró el aporte de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo en lo concerniente a la implementación de la renovación curricular, y de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad en lo referido al proceso de acreditación.

“Al concretarse este proceso la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos contará con todos los programas de pre y postgrado acreditados. En pregrado nuestra media de acreditación es de 6 años, en tanto que la media institucional alcanza los 5.2 años”, comentó la decana.

El documento de Compromiso de Acreditación, según explicó el Dr. Julio Parra Flores, consigna que el programa de Magíster en Salud Pública se compromete a llevar a cabo su proceso de autoevaluación con el propósito de presentarse a una primera acreditación, según las políticas establecidas institucionalmente y bajo las consideraciones definidas por la Comisión Nacional de Acreditación. “El programa efectuará todas las etapas y actividades consideradas en el proceso de autoevaluación, haciendo partícipe a estudiantes, académicos, administrativos y directivos asociados al programa, así como a graduados y empleadores correspondientes”, precisó.

En tanto, la institución se compromete a brindar el apoyo necesario para que este proceso de autoevaluación con fines de acreditación se desarrolle en forma normal, de manera de cumplir con el objetivo propuesto.

El jefe de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad, Sergio Araya Guzmán, realizó una presentación donde dio cuenta del significado de la Acreditación, el contexto en que se da y los beneficios que supone, así como describió las etapas y fases que implica. Del mismo modo, llamó a la comunidad que integra el Programa de Magíster en Salud Pública, a ver el proceso como una oportunidad para revisar, actualizar y mejorar su pertinencia.

De igual forma, Sergio Araya destacó que este es el primer programa de postgrado que efectúa un acto de lanzamiento de su proceso de autoevaluación con fines de acreditación, actividad que se comenzará a realizar con los demás programas que lleven a cabo estos procesos, tal como ocurre a nivel de carreras, con el objeto de aportar al fortalecimiento de la cultura de autoevaluación y acreditación de nuestra Institución.

Fotografías: Víctor Figueroa




Alumnos de Arquitectura exhiben proyectos de lugares donde se calma el dolor

Lugares donde se calma el dolor, imaginarios, luz y materia” se denomina la exhibición organizada por alumnos de la carrera de Arquitectura UBB, la cual reúne seis de los mejores trabajos del Taller de Proyectos III, dictado por los académicos del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura, Rubén Muñoz y Giuliano Pastorelli, y que estará en la sala de exposiciones de la Parroquia Universitaria en Concepción hasta el 30 de septiembre.

En la inauguración, llena de compañeros y futuros colegas, los organizadores Leonor Ríos y Emilio Palacios, junto a sus compañeros Matías Ramírez (quien no estuvo presente por estar de intercambio estudiantil), Esteban Pérez, Franklyn Uribe y Javier Verdugo, lograron mostrar sus trabajos finales donde se incluyen propuestas de oratorios para distintas comunidades religiosas o espirituales.

Según explicó el académico Rubén Muñoz, la idea principal del taller realizado en el segundo semestre del año pasado, consistió en “tratar de buscar una arquitectura que corresponda con lo que todos encontramos en algún sitio, paisaje o arquitectura donde se siente una conexión. Un espacio donde perteneces y te genera alegría, serenidad o un sentido de pertenencia”.

Los jóvenes debieron adentrarse en diferentes comunidades religiosas y entrevistar a sus representantes, quienes entregaron detalles sobre las necesidades del lugar. Así, los estudiantes lograron tener un equilibrio entre las solicitudes de dicha congregación y su idea de proyecto.

Por su parte, el profesor Giuliano Pastorelli, destacó el resultado tan diligente y profesional de los alumnos. “Una de las intenciones de hacer esta exhibición era justamente mostrar el nivel sobresaliente de los proyectos seleccionados, ya que los objetivos que nos habíamos propuesto inicialmente en el taller fueron logrados de manera exitosa y notable”, agregó.

Alumna de Arquitectura, Leonor Rios.

Respecto a la experiencia obtenida, la estudiante de cuarto año en la carrera, Leonor Ríos, comentó que su trabajo lo centró en una gruta para la Inmaculada Concepción de una comunidad católica en San Pedro de la Paz, donde anteriormente había participado. “A la persona encargada de la parroquia le mostré el libro del proyecto antes de entregar el final y le gustó, la imagen del interior era algo que le agradó bastante. Mi proyecto fue una gruta, pero tallada de forma paramétrica.”, explicó la joven.

Alumno de Arquitectura, Emilio Palacios.

En tanto, el también alumno de cuarto año, Emilio Palacios, creó una gompa budista, que es un lugar de meditación. “Amigos de la familia tienen un conjunto budista y les faltaba un espacio físico ideal para la meditación. Fue entretenido, además este tipo de proyectos y también las presentaciones como esta presentación quedan para el portafolio, pensando más a futuro”, manifestó Emilio.