OTL hizo entrega de cuaderno de laboratorio para fomentar el buen hábito en los investigadores

Con la finalidad de fomentar las buenas prácticas dentro de los investigadores de la Universidad del Bío-Bío la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) dependiente de la Dirección de Desarrollo y Transferencia Tecnológica realizó el seminario “Uso del cuaderno de laboratorio” en los campus de Concepción y Chillán.

Al respecto el jefe OTL de la sede Chillán, Domingo Sáez, manifestó, “para nadie es un misterio que los temas de investigación, propiedad intelectual y emprendimiento, propios de las Universidades, se hace necesario institucionalizar algunas prácticas que son necesaria para la protección, como lo es el uso del cuaderno de laboratorio, lo cual es un paso más que da la OTL en su contribución a normalizar procesos de gran relevancia para asegurar que la información que se tenga no se pierda, por tanto que esperamos que sea de la utilidad necesaria para nuestros investigadores”.

Por su parte la encargada de la OTL, Andrea Bustos, expuso que “esto nace como la idea de buscar las buenas prácticas internacionales, para instaurar este buen habito en la investigación, para que cada investigador pueda contar con este producto que le pueda servir en un futuro cuando comience sus procesos de protección. El uso del cuaderno por una parte sirve para resguardarse de posibles demandas, pero también para que al momento de redactar la declaración de invención o patente sea más fácil. La idea es seguir potenciando la cultura de la propiedad intelectual, mejorar los indicadores, para resguardar además los resultados de la Universidad, pues tenemos una curva de patentes interesantes que se están generando y se van transfiriendo”.

Según el estudio que realizó la OTL la Universidad cuenta con 244 investigadores, vinculados a una unidad para el desarrollo de investigación.

En la oportunidad el director Científico UC Davis Chile, Pablo Zamora, explicó a través de su experiencia el correcto uso del cuaderno de laboratorio, “implementar esto me parece necesario, valioso que se incorporen a estas prácticas a nivel internacional, pues hoy en día no estar puede llevar a la obsolescencia, por tanto es interesante que vinculen las diferentes unidades, además es importante que desarrollen estímulos para que los investigadores se embarquen en esto, hay investigadores que por temas generacionales no están muy de acuerdo, pero la institución debe ser capaz de guiarlos para que puedan transitar de manera amistosa a esta innovación. El principal beneficio de usar el cuaderno, garantiza que el proceso de innovación ocurra, facilitando el trabajo de entidades como la OTL, para culminar los procesos de buena forma”.

La actividad culminó con la entrega de reconocimiento al Centro de Nanotecnología y Biomateriales (CNB) y al Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción (Citec) que del campus Concepción son los con mayor producción de investigaciones, propiedad intelectual y transferencia tecnológica y al Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias y Tecnologías en Alimentos (Cidecyta).

El director del CNB, William Gacitúa, manifestó que iniciativas como estas son buenas para aquellos que están ligados al área de la investigación, especialmente los equipos “el Centro lo conforma un equipo de más de treinta investigadores, por tanto este reconocimiento es para todos ellos para el equipo, pues llevamos años tratando de nuclear capacidades y esto va en la línea de lo que perseguíamos, que empiecen a notarse productos, aparecer en varias publicaciones y proyectos todos los años, ya que estamos haciendo todos los esfuerzos para seguir en esa línea. En el Centro tenemos cuatro premios municipales en investigación aplicada, en los últimos diez años, por tanto el nivel de investigadores es alto y bajo de ellos muchos estudiantes también nos apoya”.

Por su parte el jefe del área de Eficiencia Energética del Citec, Roberto Arriagada, agradeció el reconocimiento, pues “cualquier distinción es positiva y motiva a seguir desarrollando nuestras investigaciones, por tanto esto nos dice además que como Citec estamos haciendo las cosas bien. El uso de este cuaderno además permite generar evidencia de lo que uno está desarrollando y también darle continuidad a las investigaciones que se están desarrollando, con la finalidad de dejar evidencia de aquello, a futuro nuestro objetivo es hacer un plan para lograr la implementación efectiva dentro de la unidad, primero con el personal permanente base, para luego continuar con los investigadores asociados”.

La directora del Centro Cidecyta, Dra. María Pía Gianelli Barra, comentó que la entrega de la distinción implica relevar la trayectoria del Departamento de Ingeniería en Alimentos en la investigación disciplinar, a la vez que supone un reconocimiento a dicho centro al interior de la propia Universidad del Bío-Bío.

“La creación del Cidecyta de la Universidad del Bío-Bío fue gestada el año 2010, bajo la dirección del Dr. Luis Andrés Segura Ponce, y se constituye a partir del trabajo que ha desarrollado un grupo de investigación en ciencia, ingeniería y tecnología de los alimentos del Departamento de Ingeniería en Alimentos, permitiendo con ello que  forme parte del Registro de Centros de Investigación I+D de Corfo (código SR-069), lo que permite que las empresas contratantes de actividades de I+D puedan acceder a beneficios tributarios”, ilustró la investigadora.

La Dra. Gianelli Barra aseveró que las áreas de desarrollo del Centro corresponden a Ingeniería, tecnología y bio-procesos en alimentos, Análisis de Alimentos y Seguridad e inocuidad de Alimentos. “La idea de este centro es potenciar las capacidades del Departamento de Ingeniería en Alimentos y del Laboratorio de Experimentación, Certificación y Control de Calidad, Lecyca”, reflexionó.